Tag

ZO

Browsing

El secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Esquel y Zona Oeste, Antonio Osorio, junto al secretario gremial Angel Ramírez y el secretario del Interior, Daniel Luque, mantuvieron una reunión con el intendente de Lago Puelo, Augusto Sánchez, para hacerle entrega del proyecto de un nuevo estatuto para los empleados municipales. También se presentó una copia a los concejales y en los próximos días se trabajará en este mismo sentido con los intendentes de las otras localidades de la Comarca.

“Consideramos que es un puntapié inicial para empezar a cambiar la realidad de los compañeros y las compañeras municipales, sobre todo en todo lo relativo a la carrera administrativa”, aseguró Osorio, quien agregó que el estatuto “es moderno y actualizado”.

Asimismo el dirigente sindical comentó que también se hizo entrega de una copia del nuevo estatuto a los concejales de Lago Puelo a la espera de que en los próximos días los convoquen para empezar a debatir cada artículo.

Osorio también manifestó que la intención del Sindicato es avanzar en los próximos días en el mismo sentido con el resto de los intendentes de la Comarca. “La idea es que en esta pandemia donde se nos imposibilita avanzar en otras cuestiones, podamos hacerlo en cuestiones de fondo como son las reglas de juego con todo lo que tiene que ver con los derechos y obligaciones por un lado y el escalafón por otro”, planteó.

Por último Osorio sostuvo que “dimos el puntapié inicial en Lago Puelo y en los próximos días estaremos poniéndonos de acuerdo con cada uno de los intendentes de la Comarca para ver cuándo se puede empezar a trabajar en las otras localidades”.

Ante la incertidumbre que genera la actual contingencia en los trabajadores y sus familias, el Consejo Directivo del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Esquel y Zona Oeste exige un mayor esfuerzo y compromiso de la clase política tanto a nivel municipal como provincial. Es imperdonable que ante tanta incertidumbre no podamos contar con el esfuerzo de quienes se suponen deberían darnos tranquilidad.

Necesitamos que haya información, que haya claridad en los mensajes, queremos verlos tomando decisiones y trabajando en función del bien común y no adelantando una interna partidaria en función de una campaña política futura.

La ociosidad y la falta de vocación pública pueden pasar desapercibidas en tiempo de prosperidad, no así en tiempos de crisis. Vemos como a algunos no se les cae una idea, no saben, no quieren gestionar nada o son incapaces de proponer alternativas, y ante ese oscuro panorama, permanecen inactivos, en silencio, viendo cómo zafar de toda responsabilidad.

Vemos como tímidamente proponen sacar plata a unos pobres para dársela a otros. Pareciera que la solidaridad fuese un ejercicio solamente obligatorio entre los que menos tienen. Pero esa no es una solución de nada y a nuestro escaso poder adquisitivo, a la situación de los empleados provinciales, hay que sumar como efecto y como parte del círculo vicioso la baja en las ventas del sector comercial.

Romper con ésta inercia supone algo diferente a observar y describir la tragedia, dejando que los de abajo sigamos perdiendo, a la espera de que el azar nos ponga en el camino una salida; eso es inaceptable.

Podemos entender que haya dificultades, que ésta coyuntura puede llevar un tiempo y que requerirá el compromiso de todos, pero consideramos que el futuro no será esperanzador si quienes deben conducir siguen con la postura actual.

Asimismo, y ante una situación tan preocupante, creemos que no suman las idas y vueltas del Ejecutivo Municipal, que un día anuncia algo para dejarlo sin efecto en menos de 24 horas.

Por este motivo exigimos a la clase política que evite las salidas fáciles y cómodas, que perjudican a los trabajadores y a quienes dependen de ellos.

La Seccional Esquel realizó ayer por la tarde una reunión con trabajadores contratados del municipio y delegados de cada área para responder inquietudes, escuchar reclamos y manifestarles el compromiso que tiene el gremio de combatir la precariedad laboral.

El Secretario General del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Esquel y Zona Oeste, Antonio Osorio, contó que “desde el año pasado hay muchas inquietudes de parte de los contratados, vienen a hablar en forma individual, entonces decidimos armar una reunión para que nos planteen en forma colectiva sobre qué cuestiones consideran que tenemos que trabajar”.

Asimismo sostuvo que “nosotros entendemos que el tema de la contratación o la precariedad laboral hay que eliminarla, no podemos normalizar o resignarnos a una situación que sabemos que está mal pero también tenemos que ser los primeros en darnos cuenta de esto y proponer al Ejecutivo modificarlo”.

Si bien reconoció que “muchas veces por una cuestión presupuestaria es muy difícil solucionar esto de un día para el otro, necesitamos conocer de parte del Ejecutivo si hay voluntad y un proyecto serio para que en los próximos años esto se pueda revertir”. Sin embargo dijo que “pasan las diferentes gestiones, se habla mucho sobre el tema pero finalmente no se termina de solucionar esto”.

Osorio explicó que “nosotros queríamos hablar con los contratados y decirles que tenemos un compromiso desde el gremio y que es uno de los problemas que está en nuestra agenda”. Además señaló que “queríamos escucharlos porque hay cuestiones que no solamente tienen que ver con pases a planta, sino con el día a día, las licencias, conocer los marcos legales, qué corresponde y qué no”.

El dirigente sindical reflexionó que “nosotros entendemos que no tenemos que aceptar esto de trabajadores de primera y de segunda, si por una cuestión presupuestaria no pueden pasar a planta, el resto de los derechos deberían por lo menos respetarse como, por ejemplo, las licencias, los certificados por enfermedad o la posibilidad de estudiar”.

En este sentido planteó que “el Estado da un mal ejemplo al tener precariedad laboral y no lo digo sólo por el municipio de Esquel, porque pasa en toda la comarca, la provincia y la Argentina”. Sin embargo Osorio destacó que “nosotros tenemos la responsabilidad acá y este problema lo vamos a poner este año en agenda porque es una de las prioridades. No queremos seguir normalizando esta situación que es ilegal, anormal e injusta”.

En tanto aseguró que “el compromiso de los compañeros es acompañar este proceso porque los primeros indignados deberían ser ellos y nosotros como gremio vamos a respaldarlos”.

Informó que hoy el municipio tiene alrededor de 200 contratados aunque advirtió que esta cifra va fluctuando de acuerdo a la alta o baja de contratos. “Hay compañeros que hace muchísimos años que están contratados, algunos hace 14 y 12 años, así que vamos a empezar a trabajar conjuntamente con los delegados y proponer alguna solución específica. Se va hablar de pases a planta pero también de otras cuestiones que nos plantearon los compañeros y compañeras”, expuso.

Osorio aclaró que “hoy es la primera reunión pero la idea es seguir trabajando en los próximos meses sobre esta temática en forma separada. No queremos mezclar este tema con la negociación salarial porque por ahí sería embarrar la cancha. La idea es trabajarlo en la Junta de Admisión, Reclamo y Disciplina”.

Por último, el secretario general expresó que “ninguna gestión tiene en su agenda revertir esta situación, esto tiene que nacer de nosotros y nosotros tenemos que luchar para que eso se revierta. Los compañeros también tienen que saber que en esto hay que poner el cuerpo, que hay que acompañar con propuestas y que si llegado el momento tienen que salir a visibilizar esta problemática, lo tienen que hacer, y nosotros desde el gremio los vamos a estar acompañando. Para nosotros esto es importante que se revierta porque tenemos una vocación sindical y no podemos seguir tolerando esta situación”.

El Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Esquel y Zona Oeste mantuvo esta mañana una reunión con el Intendente Sergio Ongarato y el Secretario de Coordinación y Finanzas, Matías Taccetta, para acercarles la contrapropuesta salarial elaborada por los trabajadores en asamblea. La misma consiste en un 10% retroactivo a enero que quedó pendiente de la paritaria 2019 y un 30% en dos cuotas hasta el mes de agosto por la paritaria 2020 con el compromiso de volver a reunirse en septiembre. El Ejecutivo Municipal quedó en analizar los números y dar una respuesta en los próximos días.

Por SOEME y ZO participaron de la reunión el Secretario General, Antonio Osorio; el Secretario de Seccional Esquel, Tomás Ulloga; el Subsecretario de Seccional, Hugo Carriman; y la Secretaria de Actas de Seccional, Graciela Avilés.

Tras finalizar el encuentro, Osorio manifestó en diálogo con la prensa que “nosotros les acercamos la contrapropuesta que se definió ayer en la asamblea en el SOEME y quedaron con el compromiso de analizar los números para ver si avanzamos o si hay una diferencia que la seguiremos discutiendo”.

En este sentido señaló que “nosotros entendemos que la negociación recién comenzó y tenemos la obligación como representantes de los trabajadores de ponerlos al tanto de las necesidades y la situación de los municipales, lo que nosotros consideramos que es justo, y por supuesto que sabemos que el contexto en el que estamos dando este debate es complicado”.

Osorio remarcó que “siempre que los trabajadores ponemos nuestras necesidades sobre la mesa, parece que estuviéramos en emergencia; esto es histórico. Hubo tiempos buenos en los que no éramos prioridad y parece que nunca lo fuéramos”.

Asimismo sostuvo que “se ha hecho un esfuerzo de parte del ejecutivo como también nuestro en estos años para no hablar de aumento sino solamente de actualización de sueldos conforme a la inflación”, y recordó que “en el mes de enero habíamos quedado en eso, la diferencia para nosotros es el 10% y acá se está planteando cerrar el primer semestre para que sea previsible y que sería largo porque nos piden volver a juntarnos en septiembre”.

Sin embargo resaltó que “nuestra contrapropuesta es aguantarlos hasta agosto y un 10% más de lo que ofreció el Ejecutivo, así que quedaron en analizar los números”.

El dirigente sindical manifestó que “todos estamos apostando para que se solucione lo de provincia y también para que Esquel pueda crecer porque nos preocupan los compañeros de la UOCRA, que están haciendo un reclamo legítimo, pero me parece que tiene que haber voluntad tanto de los que dirigen un sindicato como también de los funcionarios políticos y los vecinos para cambiar esta realidad”.

En esta línea opinó que “tenemos que seguir trabajando con vocación de servicio y un poco de empatía para hacer de Esquel un lugar donde todos podamos vivir bien, con trabajo y dignidad. Tenemos la oportunidad de poner estos debates políticos sobre la mesa y ver de qué forma empezamos a transformar esta ciudad y no pasar a la historia haciendo lo que siempre se hizo. La emergencia no nos puede tapar la discusión de lo que es importante”.

De esta manera planteó que “queremos empezar a trabajar este año en la problemática de los trabajadores municipales y los demás trabajadores de la ciudad, en el sector privado también, porque entendemos que es un ida y vuelta. Ellos pagan un impuesto pero también nosotros les compramos, así que es una falsa discusión poner a vecinos en contra de vecinos porque si a uno le va bien, al otro también”.

Por último Osorio expresó que “nosotros dejamos el planteo sobre la mesa con toda la firmeza que los compañeros esperan y vamos a esperar una respuesta favorable”.

La Seccional Esquel del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Esquel y Zona Oeste realizó esta tarde una asamblea con afiliados y no afiliados en la sede del gremio para discutir las ofertas del Ejecutivo Municipal por la paritaria 2019. Por mayoría se resolvió presentar una contrapropuesta con el fin de no perder ante la inflación.

La asamblea estuvo dirigida por el Secretario General, Antonio Osorio; el Secretario Gremial, Angel Ramírez; el Secretario de Seccional Esquel, Tomás Ulloga; el Subsecretario de Seccional, Hugo Carriman; y la Secretaria de Actas de la Seccional, Graciela Avilés.

Al finalizar el encuentro, Osorio manifestó que “la asamblea resolvió por mayoría negociar para el primer semestre pero entendemos que es poco lo que ofrece el Ejecutivo porque hay un 10% que no se debería discutir, que corresponde a la paritaria del año pasado para no quedar por debajo de la inflación y que es la voluntad que expresó el municipio en el acta acuerdo que firmamos en diciembre”.

Asimismo sostuvo que “los trabajadores municipales consideraron que el 20% para el primer semestre es poco, teniendo en cuenta que será hasta agosto, por lo tanto lo que proponen es que sea un 30% en dos cuotas y que el 10% sea retroactivo a enero porque corresponde al año pasado”.

El dirigente sindical manifestó que “nosotros venimos hace cuatro años resignando poder adquisitivo, creo que quedó más que claro que si podemos evitar un conflicto, lo hacemos porque no queremos boicotear ninguna gestión, pero necesitamos que también entiendan nuestra realidad”.

En este sentido aseguró que “en estos cuatro años los trabajadores hemos perdido”, y afirmó que “hemos puesto mucha voluntad para no ir a un conflicto porque sabemos que comparar nuestro sueldo con la inflación es un simplismo. Hay otros datos a tener en cuenta, como la realidad de todo un país, que nos ha llevado a ajustar en muchos sentidos y nuestro estilo de vida ha cambiado en estos cuatro años”.

Destacó además que “hay un gremio que tiene que defender los intereses de los trabajadores y ellos nos piden un poquito más de generosidad así que ojalá que haya una oferta superadora”.

Con respecto a los pases a planta, Osorio expresó que “en estos siete años en el gremio siempre que nos sentamos a negociar estamos en una emergencia, lo importante parece que nunca puede ser tratado y la realidad es que está mal que sigamos siendo tolerantes ante la precariedad laboral”.

Remarcó en esa línea que “todo trabajador tiene derecho a tener una obra social, aportes como corresponde, la oportunidad de crecer en la carrera administrativa y en estos últimos cuatro años sólo han habido 25 pases a planta, entonces este año vamos a poner esta discusión sobre la mesa porque queremos empezar a blanquear a los compañeros que vienen hace mucho tiempo trabajando en negro y el Estado tiene que dar el ejemplo”.

Por último aseguró que “nosotros desde la dirigencia vamos a alzar esa bandera y vamos pelear por esos compañeros para que estén en blanco lo antes posible”.

El Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Esquel y Zona Oeste realizó esta tarde una asamblea con afiliados y no afiliados en la sede del gremio para discutir la nueva propuesta del Ejecutivo Municipal que consiste en un bono de 8 mil pesos, no remunerativo, en dos cuotas, la primera a cobrar el 20 de diciembre y la segunda el 20 de enero, para el personal de planta permanente y jubilados. Mientras que para los trabajadores contratados además del bono de 5 mil pesos en diciembre se solicitará un aumento significativo en enero por seis meses más la renovación de los contratos.

Por unanimidad, los trabajadores municipales resolvieron aceptar la propuesta del Municipio de Esquel.

Tras finalizar la asamblea, el Secretario General del SOEME y ZO, Antonio Osorio, manifestó que el bono “nos sirve en este momento por la altura del año en la que estamos y ojalá que en el 2020 la situación sea diferente y podamos recuperar lo que estamos solicitando”.

En este sentido resaltó que “los compañeros entienden el esfuerzo que se está haciendo y el año que viene tenemos un desafío por delante, que es encontrar la forma de recuperar lo que hemos perdido durante estos cuatro años, apostando a que la economía del país también mejore”.

Osorio explicó que “el esquema es el mismo tanto para los trabajadores de planta como para los jubilados, y para el personal contratado son 5 mil pesos, un poquito más, y la idea es que tengan un aumento significativo a partir de enero que lo vamos a estar cerrando la próxima semana”. Al respecto aseguró que “nosotros conocemos la realidad de nuestros contratados, sabemos que va a haber un incremento muy alto del monotributo, que los alquileres subieron, y queremos que se acerquen a lo que cobra un ingresante”.

Recordó en este sentido que el municipio cuenta con alrededor de 200 contratados y si bien no todos están en la misma situación, señaló que un 60% tiene contratos bajos. “Vamos a apuntar en estos cuatro años de gestión a combatir la precariedad laboral, que sigue siendo alta en todos los municipios y en esto tenemos que lograr que los compañeros de planta sean solidarios”, destacó.

Subrayó que “se es solidario entendiendo que hay que hacer un esfuerzo muy grande, que al gremio hay que sostenerlo, así que vamos a plantear que haya más afiliados y gente con más compromiso a la hora de apoyar al gremio porque los beneficios son para todos”.

Por último Osorio expresó que “no hay que fijarse quién ocupa un lugar dentro de la organización, sino que la institución nos sirve a todos. Si hacemos un buen trabajo y tenemos buen espíritu, lograremos mejorar la conciencia sindical”.

El Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Esquel y Zona Oeste junto al Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Trevelin firmaron esta mañana con el Ejecutivo Municipal de Trevelin el acuerdo salarial correspondiente al primer semestre del año en curso. El mismo consiste en un aumento del 10% a partir del 1° de marzo, 10% a partir del 1° de abril y 5% a partir del 1° de julio para la planta permanente, jubilados, GIRSU, planta transitoria y planta política. Todos los porcentajes son acumulativos.

Asimismo se acordaron diez pases a planta permanente a partir del 1° de abril de este año (cuatro por SOEMT, cuatro por SOEME y ZO y dos por el Poder Ejecutivo Municipal).

También se comprometieron a acordar un aumento para el personal contratado y jornalizado con un piso del 10% a partir del 1° de julio. En tanto se acordó que las recategorizaciones sean objeto de la negociación del segundo semestre.

En este sentido las partes pactaron de común acuerdo volver a reunirse a partir de la primera semana de septiembre para discutir la negociación salarial del segundo semestre.

Participaron de la firma del acta el Secretario del Interior del SOEME y ZO, Angel Ramírez; la Secretaria General del SOEMT, Gabriela Ríos; y el Intendente de Trevelin, Omar Aleuy.

El delegado de SOEME y ZO en Trevelin, Javier Jones, destacó la buena predisposición del intendente Omar Aleuy en la negociación salarial. “Logramos llegar rápido a un acuerdo entre las partes, cada gremio había realizado una asamblea con sus respectivos afiliados donde se había propuesto un aumento del 30 por ciento y terminamos cerrando un 25% acumulativo en tres etapas con diez pases a planta”, explicó.

En este sentido se mostró conforme con que se hayan podido acordar diez pases a planta a partir del 1° de abril como también un aumento salarial para los empleados contratados y jornalizados a partir de julio. “Esto va a beneficiar a aquellos compañeros que tienen mucha antigüedad en el municipio porque van a tener su obra social y una estabilidad laboral”, concluyó.

El Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Esquel se reunió esta mañana con el Ejecutivo Municipal y logró llegar a un acuerdo consistente en un aumento del 5% en febrero, 10% en mayo y 5% en julio para los trabajadores en planta permanente y la planta política.

En tanto los trabajadores contratados percibirán un aumento del 20% a partir del 1° de julio junto con la renovación de los respectivos contratos.

Asimismo las partes establecieron que los aumentos pactados en la cláusula anterior sean acumulativos y acordaron volver a reunirse en la primera quincena de septiembre de este año para discutir la pauta salarial del segundo semestre de 2019.

También se acordó mantener el aumento del 5,95% ya otorgado por la Municipalidad de Esquel en el mes de enero de 2019.

De esta manera el SOEME y ZO se comprometió a levantar la medida de acción directa a partir de homologar el acuerdo.

Mientras que la Municipalidad de Esquel desistió del pedido de declaración de ilegalidad de la medida de fuerza adoptada por el gremio.

El acta acuerdo fue firmado esta mañana por SOEME y ZO por el Secretario General, Antonio Osorio, y el Secretario Adjunto, Jorge Luis Antipan; por la Municipalidad de Esquel, el secretario de Hacienda, Matías Taccetta; y por la Delegación Regional de Secretaría de Trabajo, Martín Piva.

En el marco de la conciliación obligatoria dictada por la Secretaría de Trabajo, se realizó esta mañana el cuarto encuentro entre el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Esquel y Zona Oeste y el Ejecutivo Municipal donde este último propuso una suma de 1500 pesos por única vez para el mes de febrero correspondiente a la paritaria 2018 y adelantar la discusión salarial de 2019 al 6 de marzo. El gremio se reunirá esta tarde a las 18.30 horas en asamblea para evaluar los pasos a seguir y mañana a las 9.30 habrá una nueva audiencia entre las partes.

Participaron de la reunión por el SOEME y ZO, el Secretario Adjunto Jorge Luis Antipan, el Secretario de Seccional, Tomás Ulloga, y el abogado Juan Esteban Rimoldi; y por el Municipio de Esquel, el secretario de Hacienda, Matías Taccetta.

Al finalizar la audiencia, el Secretario Adjunto del SOEME y ZO contó en diálogo con la prensa que “el Ejecutivo presentó una propuesta de una suma de 1500 pesos para febrero, que incluye a los jubilados, a fin de paliar el conflicto que tenemos y su idea es juntarnos los primeros días de marzo para hablar del aumento de 2019”.

De esta manera anunció que esta tarde a las 18.30 se reunirán en asamblea con los trabajadores para discutir la propuesta y evaluar los pasos a seguir. “Mañana es el último día de la conciliación así que veremos con los compañeros si se acepta o no esta oferta”, explicó.

Si bien valoró que el Ejecutivo haya hecho un ofrecimiento, Antipán se manifestó disconforme con que la suma sea en negro y por única vez. “No me parece una buena propuesta pero lo hablaremos en asamblea”, agregó.

Por su parte, el secretario de Hacienda, Matías Taccetta, expresó que la propuesta “es una suma para salir del paso, evitar seguir con el conflicto y comenzar a negociar a partir del 6 de marzo la paritaria 2019”.

Aclaró en este sentido que la suma de 1500 pesos sólo será para los trabajadores de planta permanente y jubilados.

Por último, el funcionario reconoció que la cláusula gatillo se malinterpretó y que fue el motivo del conflicto con el gremio.

Las partes volverán a reunirse mañana a las 9.30 horas, día en que finalizarán los plazos de la conciliación obligatoria dictada por la Secretaría de Trabajo.

El Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Esquel y Zona Oeste se presentó esta mañana en la audiencia de conciliación obligatoria, dictada por la Secretaría de Trabajo, con el Municipio de Esquel pero la misma se vio suspendida por el corte de energía eléctrico y pasó a un cuarto intermedio hasta el lunes a las 10 horas. De esta manera también se postergó la asamblea dispuesta para esta tarde con los trabajadores.

Estuvieron presentes por el SOEME y ZO, el Secretario General Antonio Osorio y el secretario Adjunto Jorge Luis Antipan; por el Ejecutivo Municipal, el secretario de Hacienda, Matías Taccetta, y el asesor legal Martín Robertson; y por la Delegación Regional de la Secretaría de Trabajo, Martín Piva.

Tras ser notificado de la postergación de la audiencia de conciliación obligatoria, Osorio lamentó que la reunión haya pasado a cuarto intermedio hasta el lunes a las 10 horas por razones de fuerza mayor y resolvió que la asamblea de esta tarde también pasara para el próximo lunes. “Entendemos que no tenemos motivos para hacer hoy una asamblea cuando no tenemos nada que informarles a los compañeros”, declaró.

El dirigente sindical destacó que siempre se presenta con buenas expectativas a las audiencias porque “no está bueno un conflicto y siempre hay que afianzar los canales de diálogo”. Sin embargo señaló que el Ejecutivo Municipal “se planta en una literalidad que no es tan así porque cuando habla de masa salarial involucra el tema de las asignaciones cuando no es un concepto salarial. El salario es lo que uno cobra por una contraprestación y la asignación es otra cosa”. De esta manera aseguró que hubo “mala fe” por parte del municipio. “Con este cálculo dicen que nos aumentan las asignaciones cuando en realidad nos están sacando del salario”, precisó.

Con respecto al pago de los sueldos con el aumento del 5%, Osorio sostuvo que “lo vamos a tomar como un pago a cuenta para no romper la conciliación porque apostamos al diálogo, pero sí nos preocupa que se hizo sin un instrumento legal que lo avale”. En ese sentido resaltó que los principales perjudicados son los jubilados. “Al no haber un instrumento legal que avale la decisión no se va poder notificar a Seros de esto y no se les va a poder liquidar la jubilación”, indicó.

Por último, el Secretario General manifestó que en Esquel “tenemos los sueldos básicos más bajos de la provincia y quizás de la Argentina. Nosotros siempre hemos trabajado con un formato para ayudar al que menos gana y eso en algún momento nos va a perjudicar porque el valor de las horas extras no vale nada y los adicionales que tenemos se van licuando en el tiempo”.