Tag

volverán

Browsing

Las clases presenciales en las escuelas volverán en forma progresiva y con uso de tapabocas en aquellas localidades que tengan un nivel bajo de circulación de coronavirus, mientras que las que tengan un nivel medio los estudiantes podrán realizar actividades educativas no escolares en espacios abiertos y con un máximo de 10 personas.

Así lo resolvieron los ministros de las 24 provincias durante una reunión del Consejo Federal de Educación que encabezó el ministro Nicolás Trotta en el que se debatieron los nuevos índices epidemiológicos para la vuelta a las clases presenciales en aquellas urbes de más de 500.000 habitantes.

«Se aprobaron por unanimidad estos indicadores que permiten establecer ciertas consignas para lograr el regreso seguro a las escuelas de acuerdo a niveles de riesgo de contagiosidad», dijo el ministro de Educación, Nicolás Trotta, en declaraciones a la prensa al término de la reunión.

Trotta explicó que los alumnos de todos los niveles educativos en cuyas localidades haya riesgo bajo de contagio de coronavirus podrán volver a las escuelas en forma progresiva mientras que las que tienen nivel medio de contagiosidad solo realizarán actividades no escolares.

Las actividades no escolares previstas en espacios abiertos con un máximo de 10 personas son acciones de revinculación, lúdicas, recreativas, física o artísticas y de apoyo escolar «preferentemente al aire libre» y de «cierre del año» para estudiantes del último año de nivel primario y de nivel secundario».

La Ciudad de Buenos Aires fue calificada con un nivel medio de contagiosidad por lo que ingresará en esta categoría y esta previsto que den comienzo a estas actividades no escolares a partir del 13 de octubre.

«Hay tres provincias en la que las clases ya empezaron y otras tres que tuvieron que volver atrás, con este nuevo índice se establece un nivel de riesgo leve con indicadores `èn verde` para dar el paso en el momento adecuado», indicó el ministro.

Precisó además que los de nivel medio, en el cual se encuentra la Ciudad de Buenos Aires, «podrán realizar actividades de revinculación educativa en espacios abiertos. Ahora a partir de estos indicadores cada jurisdicción podrá decidir de qué forma vuelve o no a las clases».

Trotta destacó que esta resolución «es un paso importante, da tranquilidad y previsibilidad a las familias para saber en cada caso cómo se vuelven a las clases presenciales» y aclaró que «la decisión final la toma cada gobernador tomando en cuenta esta resolución».

La decisión de elaborar nuevos índices epidemiológicos para que los alumnos que terminan un ciclo y los que no tuvieron contacto con la escuela puedan volver a las clases se tomó en base al indice CDC de los Estados Unidos, que estableció los colores rojo, verde y amarillo para determinar los niveles de contagio.

El 2 de julio pasado se había elaborado un protocolo marco general para la vuelta progresiva a clases y se había establecido que podían regresar aquellas jurisdicciones con niveles bajos o nulos de circulación, pero la propia dinámica de la enfermedad hizo que esa meta se volviera imposible de alcanzar en las grandes urbes.

Los ministros, tras haber mantenido reuniones con equipos de epidemiólogos y haber cotejado la realidad de cada una de sus provincias, resolvieron que para determinar un nivel bajo de circulación se tomará en cuenta zonas sin casos o con casos importados, que no haya circulación comunitaria o la misma esté en descenso y que el nivel de ocupación de camas de terapia intensiva sea inferior a 60 por ciento.

Para determinar un nivel medio de circulación se tomó en cuenta que haya zonas con casos esporádicos con transmisión comunitaria por conglomerados y brotes controlados. También que la velocidad de contagio este entre 0,81 y 1,20 y que el nivel de ocupación de camas de terapia intensiva sea entre 60 y 80% .

Los niveles altos son aquellos en zonas de transmisión local con predominio de conglomerados y casos confirmados de posible transmisión comunitaria o zonas de transmisión sostenida. Además que la velocidad de contagios esté entre 1,21 y en aumento y que el nivel de ocupación de camas sea superior al 80%.

El Consejo Federal de Educación también enumeró nueve puntos que los gobernadores deben tener en cuenta a la hora de evaluar la vuelta a las clases presenciales.

Contar con representantes de Educación en el Comité Operativo de Emergencia (COE) para la toma de decisión del reinicio de actividades y evaluar la forma de traslado que utilizarán los niños, las niñas, docentes y no docentes, para asistir a los establecimientos.

También se deberá contemplar la situación habitacional o niveles de hacinamiento de los niños, niñas y docentes y planificación de acciones preventivas e instruir adecuadamente al personal docente y no docente acerca de los protocolos que deben seguirse para minimizar los riesgos de transmisión.

Además se deberán tener los procedimientos detallados sobre cómo actuar ante la aparición de un caso sospechoso y/o confirmado de Covid-19 en la escuela y articular entre las carteras de Salud y Educación local para la detección de casos sospechosos.

Las provincias deberán tener además un sistema integrado de trabajo intersectorial que permita identificar y dar seguimiento a problemáticas complejas como violencia, patologías de la salud mental, trabajo infantil, dificultades de los hogares para realizar aislamientos en caso de ser necesarios, entre otras.

También deberán considerar estrategias para aquellos niños y niñas con factores de riesgo que no puedan asistir de manera presencial y abordar estrategias para aquellos niños y niñas convivientes de personas con factores de riesgo.

Ambas empresas volverán a trabajar en el desarrollo del programa, después de que el gobierno de Mauricio Macri discontinuase el Sistema Aéreo Robótico Argentino en 2016. «La propuesta es avanzar en el desarrollo de un VANT clase II, aunque este proyecto no tiene un cliente o un presupuesto asignado», indicó la presidenta de FAdeA, Mirta Iriondo.

La Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA) y la empresa estatal rionegrina INVAP volverán a trabajar en el desarrollo de Vehículos Aéreos No Tripulados (VANT), después de que el gobierno de Mauricio Macri discontinuase el programa Sistema Aéreo Robótico Argentino (SARA) en 2016.

Así lo confirmó la presidenta de FAdeA, Mirta Iriondo, quien dijo a Télam que «la propuesta es avanzar en el desarrollo de un VANT clase II, aunque este proyecto no tiene un cliente o un presupuesto asignado».

«La idea es desarrollar nuevas oportunidades de negocio presentando una propuesta formal el año que viene en una escala más chica que lo que planteaba aquel programa SARA y que pueda atraer a la Fuerza Aérea y a la Armada», destacó Iriondo.

Indicó que INVAP «quiere integrar un radar de apertura sintética en el VANT porque ellos están trabajando sobre esa tecnología, pero si se pierde uno de esos en un accidente se pierden miles de dólares, por eso sugerimos empezar con pods ópticos que requieren el desarrollo de VANT de menor envergadura y de operación más económica».

«En este tipo de empresas los proyectos son de largo plazo, y va a ser importante contar el año que viene con el Fondo Nacional de la Defensa (Fondef) para poder financiar proyectos como este», añadió.

El proyecto SARA había sido aprobado en 2010, y el primer Modelo de Evaluación Tecnológica había volado en agosto de 2014 en las afueras de la ciudad de Córdoba.

En 2015 se había aprobado un contrato por más de dos mil millones de pesos en un plazo de unos seis años para la construcción de los prototipos y la transferencia de tecnología necesaria para la producción de VANT clase II y III que se integrarían al Sistema Nacional de Vigilancia y Control Aeroespacial, pero el programa fue discontinuado por el gobierno de Mauricio Macri.

Los VANT clase II suelen ser considerados de tamaño mediano, tienen una capacidad de carga de entre 50 y 100 kilos y pueden volar hasta los 5.000 metros de altura. En general disponen de una autonomía de vuelo de hasta 12 horas y un rango operacional de hasta 200 kilómetros.

Los VANT clase III, por su parte, tienen una capacidad de carga de entre 250 y 500 kilos, pueden elevarse hasta los 10.000 metros, tienen una autonomía de vuelo de más de 20 horas y cuentan con un rango operacional de entre 500 y 1.200 kilómetros.

Las autoridades de Tucumán, San Juan, Santiago del Estero, Catamarca, Formosa, Santa Fe, San Luis, Misiones y Corrientes dieron detalles esta tarde a Télam sobre los protocolos que implementarán para garantizar el regreso escalonado a las aulas a partir de agosto, luego del anuncio del ministro Nicolás Trotta y de la aprobación de esas medidas sanitarias por parte del Consejo Federal de Educación.

En Santiago del Estero, el gobernador, Gerardo Zamora, participó esta mañana de la videoconferencia con Trotta, a quien le expuso la propuesta de regreso a clases a partir del 18 de agosto de los alumnos de 5° y 6° año de las escuelas secundarias, de 7° grado del nivel primario y el nivel superior según el plan que elabore este último, en toda la provincia.

Será en forma escalonada, empezando por las localidades del interior que están en fase cinco y siguiendo con los grandes conglomerados»”

NICOLÁS TROTTA

Por su parte, la ministra de Educación santiagueña, Mariela Nassif, en diálogo con Télam remarcó que solo por el momento regresarán los alumnos de los últimos años de los diferentes niveles: «Aún no se ha pensado la vuelta de los alumnos de los demás grados, dependerá del análisis que se vaya haciendo en el Comité Epidemiológico y la evolución del coronavirus en la provincia», puntualizó Nassif.

También el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, dijo hoy que el reinicio de las clases en esta provincia se producirá en escuelas rurales y «pueblos más alejados de los centros urbanos» que carecen de conectividad, mientras que en el resto de las ciudades no se retomarán «hasta que no esté totalmente garantizada las condiciones de salud para los alumnos y los docentes».

Aunque sin brindar precisiones acerca de la fecha del reinicio del ciclo lectivo, Perotti explicó que esa experiencia inicial «nos servirá como testeo» de la puesta en marcha del sistema educativo, y que el resto de los alumnos de las ciudades más pobladas, volverán a la escuela «cuando se pueda garantizar plenamente la salud de todos».

En San Luis, el gobernador Alberto Rodríguez Saá, junto al ministro de Educación puntano, Andrés Dermechkoff, participaron del encuentro virtual con Trotta y, si bien no precisaron la fecha en que volverán de acuerdo al calendario acordado, el mandatario provincial en el mes de junio, ya había precisado que el regreso sería para «mediados o fines de agosto», si se mantenía el estatus sanitario alcanzado.

También el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, dijo hoy que «es muy difícil que las clases comiencen tanto en Capital como en conglomerados urbano en agosto, para todos los niveles. Estamos evaluando y consideramos que de darse un regreso, sería en primer lugar, en las zonas rurales», aseveró, mientras la ministra de Educación, Susana Benítez, remarcó que «no hay fecha de regreso a clases».

En Misiones, el gobernador Oscar Herrera Ahuad aclaró que la provincia aún no definió una fecha de vuelta a las clases presenciales y que eso dependerá de la evaluación que haga el comité de expertos epidemiológicos que asesora a la Provincia: «No nos vamos a apurar. La epidemiología no es un mero número matemático de casos sino de un contexto que se debe evaluar para tener más claro el panorama», sostuvo el gobernador.

También fue prudente el gobernador tucumano Juan Manzur cuando sostuvo hoy que la vuelta a las aulas «debe ser con mucha prudencia», por lo que la fecha se determinará «teniendo en cuenta la curva epidemiológica».

Por su parte, el ministro de Educación, Juan Pablo Lichtmajer, agregó: «Nos reunimos para empezar a pensar en distintos protocolos en forma conjunta para que en una fecha a determinar se pueden dar inicio al ciclo lectivo», al tiempo que fuentes del ministerio reconocieron que una fecha posible es el 10 de agosto.

En Catamarca, el gobernador Raúl Jalil advirtió que el regreso a clases depende de la situación epidemiológica del momento: «Hemos charlado con el ministro Trotta y se irán tomando las decisiones según la situación epidemiológica de cada momento, porque está visto que esto varía de un momento a otro», dijo hoy el mandatario en diálogo con la prensa.

En esta línea, señaló «Yo pienso que lo mejor es el regreso a clases en dos grupos, una semana un grupo y otra semana otro grupo pero hay que ver cómo se van dando las cosas».

En Formosa, por su parte, el ministro de Educación, Alberto Zorrilla, dijo hoy que en esa provincia existe «un Consejo Superior de Educación que es quien va a determinar cuándo volvemos a clases».

En declaraciones a Télam, el funcionario aclaró: «No podemos poner una fecha de vuelta a clases ya que la prioridad es cuidar la vida de los formoseños», al tiempo que valoró las clases que se dictan de manera virtual por la pandemia: «Formosa está alcanzando al cien por ciento el objetivo impuesto».

Por último, en San Juan, las clases presenciales comenzarán el 10 de agosto en la mayoría de los departamentos de la provincia, según anunció este mediodía, el ministro de Educación Felipe De Los Ríos: «Los únicos que no volverán son los departamentos del Gran San Juan, para los que todavía no hay fecha de reinicio. Es decir que las escuelas de Capital, Rivadavia, Chimbas, Santa Lucía y Rawson, no tendrán clases hasta una o dos semanas después», según estimó.

Desde el MInisterio de Transporte explicaron que no tendrán las frecuencias de la normalidad pre pandemia, pero habrá entre 32 y 38 vuelos semanales.

Los vuelos de cabotaje comenzarán a operar a partir de la segunda quincena de julio, con servicios entre provincias y también desde y hacia Buenos Aires y en esa primera etapa todas las operaciones estarán concentradas en el aeropuerto internacional de Ezeiza, debido a que el Aeroparque Jorge Newbery estará cerrado por obras y El Palomar mantiene su situación de indefinición, confirmaron hoy fuentes del Ministerio de Transporte de la Nación.

“Estamos elaborando un cronograma con Aerolíneas Argentinas que procuraremos validar mañana con el Ministerio de Salud para la realización de vuelos regulares semanales, que no tendrán las frecuencias de la normalidad pre pandemia, pero la idea es contar con entre 32 y 38 vuelos semanales”, detallaron las fuentes y aclararon que la apertura será “para todas las compañías”.

Explicaron que “en esta etapa todos los vuelos operarán desde el aeropuerto internacional de Ezeiza, debido a que Aeroparque aún estará cerrado por obras y en El Palomar tenemos una situación aún no resuelta porque por un lado hay un pedido de la concesionaria de trasladar las operaciones a Ezeiza, debido a la escasa actividad y por el otro todavía está pendiente una cuestión judicial”.

En lo que hace a Aeroparque, las fuentes indicaron que “aprovecharemos el parate de la pandemia para realizar obras pendientes, como la ampliación de la zona de posiciones de los aviones y la refacción de la pista de aterrizaje. Estas obras estarán licitadas en 15 días y el tiempo de ejecución será de 120 días, por lo que estimamos que para diciembre estará nuevamente operativo, ya en su condición de regional, como era hasta abril del 2018, pero sumando a Perú”.

Volviendo sobre la situación de El Palomar, argumentaron que en el Ministerio no ven como “razonable” que coexistan tres aeropuertos para Buenos Aires, ya que, si bien admitieron que en cuanto a infraestructura logística es conveniente debido a la conectividad por ferrocarril, en cuanto a lo que tiene que ver con la operación aérea es negativo”.

Sobre la situación de las compañías de bajo costo que estaban operando en El Palomar y la diferencia de costos operativos entre esa estación aérea y Ezeiza, apuntaron que están “estudiando conformar un sector low cost en Ezeiza, con costos operativos similares a los de El Palomar y además, vamos a procurar reforzar la conexión terrestre con el aeropuerto sumando servicios que posibiliten un traslado funcional a las necesidades de los pasajeros”.

Ratificaron las fuentes que habrá “un solo protocolo de seguridad para todas las aerolíneas”, algo sobre lo cual “Aerolíneas Argentinas ya ha avanzado mucho, ya que lo está poniendo en práctica con sus vuelos especiales y que brinda seguridad al pasajero” y señalaron que, dentro de este protocolo, está contemplado que la capacidad de los aviones se ocupe en hasta un 70 por ciento, para lo cual están trabajando con la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), para su implementación.

“De cualquier manera -advirtieron- no consideramos que, en esta primera etapa de la reapertura, los viajeros alcancen ese porcentaje, ya que la gente tendrá que recuperar la confianza en volar y para eso debemos seguir trabajando con las aerolíneas, con los prestatarios de los aeropuertos para asegurar que no haya propagación del virus”.

En ese sentido puntualizaron que “no hemos tenido caso de contagios en los vuelos que se están realizando. El problema no es el viaje en sí, si no desde donde a donde se viaja y las condiciones existentes en ese lugar. Por eso seremos muy cuidadosos en esta reapertura con los destinos para evitar que después tengamos que dar marcha atrás”.

Plantearon su “confianza” en el futuro de Aerolíneas Argentinas, debido a que “cuando esto finalice y se vuelva a la normalidad, la situación del mercado aerocomercial será totalmente diferente a lo que era y estamos trabajando con las autoridades de Aerolíneas para hacerla más eficiente en ese momento”.

“Se está hablando con los empleados para lograr contar con más y mayores frecuencias con el mismo plantel, lo que la haría más eficiente y reduciría los aportes del Estado para su funcionamiento. El año pasado la compañía requirió 500 millones de dólares, cuando la Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA), necesita 100 millones por año para el equipamiento de los aeropuertos”, recalcaron.

Afirmaron que “este período sin operaciones nos ha permitido poner los aviones de la empresa en condiciones, haciéndole el mantenimiento que necesitaban, por lo que Aerolíneas está en condiciones de comenzar a operar ya. Para el futuro se buscará crecer en las operaciones de cabotaje y regional y se analizarán las rutas internacionales en función de la realidad con la que nos encontremos cuando se vuelva a la normalidad total, algo que estimamos recién ocurrirá el año próximo”.

Finalmente, insistieron con la necesidad de ir analizando la situación a medida en que se va avanzando en los pasos previstos, porque “hoy estamos viendo cómo en Europa se está relajando la situación de a poco y suponemos que eso va a llegar también aquí en no mucho tiempo, pero no debemos apresurarnos y dar pasos seguros para evitar complicaciones” y se mostraron “optimistas” para que la propuesta del retorno de los vuelos de cabotaje “prospere y se cristalice en la fecha que tenemos previsto”.

Así lo anunció esta tarde la titular de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), Fernanda Raverta, en una conferencia de prensa en casa de Gobierno.

La directora ejecutiva de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), Fernanda Raverta, confirmó hoy que el gobierno nacional abonará nuevamente los $ 10.000 del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) a los casi 9 millones de personas que lo cobraron la primera vez, con un cronograma de pagos que iniciará el 8 de junio.

En ese sentido sostuvo que los pagos se completarán en un período de entre 4 a 5 semanas a través del cual se buscará también generarles una cuenta bancaria a los beneficiarios que aún no están bancarizados.

«El cronograma del segundo pago del IFE va a tratar de llegar al 100% de los 9 millones de argentinos no solo con los 10.000 pesos, sino también con una cuenta bancaria», aseguró Raverta esta tarde durante una conferencia de prensa en la Casa Rosada, en la que estuvo junto al secretario de Política Económica, Haraldo Montagú, y la directora nacional de Economía, Igualdad y Género, Mercedes D’Alessandro.

La titular de la Anses dijo que la misión del Gobierno es montar «un cronograma prolijo y con el que no se agolpe gente en la calle» y que para quienes no pueden asistir en la fecha asignada por tener Covid-19 u otro motivo «habrá nuevamente una fecha remanente para que reciban el beneficio”.

Los pagos, aseguró Raverta, comenzarán el próximo lunes para los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y quienes declararon una CBU con DNI terminado en cero e irá avanzando a un día por cada DNI, para luego continuar por quienes no tienen cuenta bancaria.

De todas formas los detalles del cronograma de pagos estarán definidos en un decreto presidencial que, según confirmaron a Télam desde la Anses, será publicado en el Boletín Oficial mañana o el miércoles a más tardar.