Tag

violación

Browsing

El fiscal requirió que se lo declare penalmente responsable a A.E.O. como autor del delito de “lesiones graves agravadas por haber sido cometidas con alevosía y abuso sexual con acceso carnal, agravado por el vínculo, ambos en concurso real”, mientras que el defensor solicitó la absolución en base al beneficio de la duda ya que “no se ha logrado probar con la certeza necesaria que fue el autor del hecho”.

Este  martes se concretaron los alegatos finales de las partes en el juicio porlesiones graves agravadas y abuso sexual agravadocometidos en perjuicio de un bebé de 7 meses en el barrio LU4 y que tienen como imputado a A.E.O. 

En su alegato, el fiscal aseguró que se ha probado en el debate la responsabilidad penal del traído a proceso en base a la declaración de la forense, quien describió lesiones en órganos genitales del menor y observó un “eritema en el periné alrededor del orificio anal, con borramiento de pliegues, con dilatación menor a dos centímetros” al momento de ser analizado.

“Presentaba una pequeña solución de continuidad entre hora cinco y hora seis, que se describió como fisura y un hematoma en hora dos”, concluyó la forense.

Asimismo, el neurocirujano que lo operó sostuvo que que recibe el menor-victima con un riesgo quirúrgico grave, por traumatismo de cráneo, en el quirófano del Hospital. Se le practicó una cirugía de urgencia para evacuación de hematoma cerebral. «Se evacúa hematoma subdural agudo, se constata buen latido cerebral, se cierra y se coloca fistula para controlar la presión craneal», dijo y recordó que luego «se reposiciona plaqueta y que la intervención duró una hora y media. Este tipo de lesiones están ampliamente descriptas en la literatura médica como maltrato infantil. Se ha alcanzado el estado de certeza necesaria que se requiere para este momento del proceso», enfatizó el fiscal.

«Fueron múltiples y concordantes los testimonios acerca de los momentos previos y posteriores a la agresión. En su declaración el imputado confirma que ese día el menor víctima se encontraba bajo su cuidado. También una pediatra que lo atiende confirmó que el estado del menor, previo a la agresión, era bueno. Hay indicios de presencia y participación del imputado A.E.O. en los hechos», dijo y aseguró el fiscal que «de no haber recibido asistencia médica inmediata el desenlace hubiera sido fatal».

Descartó que la madre haya participado en el momento en que sucedió el hecho porque estaba en otro lugar, y contrariamente «se preocupó por socorrerlo», solicitando en base a la prueba que se declare a A.E.O. como autor penalmente responsable del delito de “lesiones graves agravadas por haber sido cometidas con alevosía y abuso sexual con acceso carnal, agravado por el vínculo, ambos en concurso real”.

En contraposición, el defensor pidió la absolución del imputado por el beneficio de la duda ya que a su entender no se ha podido probar en el debate que él haya sido el autor del hecho, existe una duda razonable. Sostuvo que la autora del hecho pudo ser la madre del niño. Dijo que «la duda que al comienzo del proceso no tiene importancia a medida que va avanzando, tiene que ser superada» y que «tiene que existir certeza al momento de condenar».

Consideró que «el Ministerio Público Fiscal no logró destruir el principio de inocencia de mis asistido”. Planteó que una testigo aseguró que su madre tenía un gran desamor por el bebé, que decía que “era un negro como su padre”; manifestando que su asistido «era un buen padre, responsable y cuidadoso de su hijo», concluyó el defensor.

Finalmente, el tribunal pasó a deliberar y el próximo viernes 13 de septiembre, a las 12 horas dará a conocer su veredicto de responsabilidad penal.

El tribunal de debate estuvo conformado por los jueces Daniela Arcuri, Miguel Caviglia y Gladys Olavarría; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Martín Cárcamo, fiscal general y Lorena Garate, funcionaria de fiscalía; el menor víctima fue representado también por Andrea Mac Garva, asesora de menores; en tanto que la defensa de A.E.O. fue ejercida por Esteban Mantecón, defensor público.

El hecho ventilado en el debate:

El ilícito ventilado en debate acontece el pasado 17 de marzo de 2018, entre las 19 y las 20 hs., cuando el menor víctima, de 7 meses de edad, se encontraba recostado llorando en la cama de dos plazas del dormitorio de su madre al cuidado del imputado A.E.O.. En el barrio LU4 de nuestra ciudad. Así en el momento en que la madre del menor se retira a comprar, el imputado a sabiendas que la madre no podía ingresar porque no tenía llaves, provocó diversas lesiones al menor, calificadas como graves ya que pusieron en riesgo la vida del niño. Seguidamente, entre el 21 y 25 de marzo de 2018, se produce un hecho de abuso sexual con los mismos protagonistas. Calificándose el hecho como “lesiones graves, agravadas por haber sido cometidas con alevosía, en concurso real con abuso sexual con acceso carnal, agravado por ser cometido contra un menor de 18 años y por la situación de convivencia preexistente”, en calidad de “autor” para A.E.O., informó ADN SUR.

Durante los alegatos en el juicio al periodista Lucas Carrasco, acusado por dos casos de violación, la querella le pidió a la jueza Ana Dieta De Herrero la pena de 9 años de prisión. Los abogados que defienden a las dos víctimas, Sofía Otero y una joven que pidió reserva de identidad, reclamaron que la condena sea de carácter efectiva. Según adelantaron fuentes allegadas al caso, el proceso judicial continuará el 11 de septiembre, donde se conocerá la sentencia.

El ex panelista de 678 está siendo juzgado en el Tribunal Oral y Correccional N°9 por dos casos de «abuso sexual agravado por acceso carnal», un delito que prevé penas de entre 6 y 15 años de prisión.

Un día antes de la primera audiencia, el abogado Matías Busso, que defiende a Sofía, había adelantado en TN que no buscaban la condena máxima, más allá de que el caso lo amerite, sino que querían focalizarse en una pena efectiva. Este miércoles, la querella mantuvo este planteo y solicitó los 9 años de prisión.

Durante el juicio, que comenzó a las 9 de la mañana, el primero en tomar la palabra fue el propio Carrasco, que reiteró su inocencia. Nervioso, se levantó de su silla y aseguró que nunca «había tenido un problema» con las denunciantes. En esa misma línea, argumentó: «No soy un violador, la mera cuestión de la palabra me da vergüenza. Pude haber destratado a alguien, ser irrespetuoso, pero de ahí a cometer un delito. No soy una persona violenta, no he recibido en toda mi vida una denuncia por violencia y he convivido con cuatro chicas».

Ante el tribunal – encabezado por la jueza que había pedido la pena máxima para el cantante Cristian Aldana- el expanelista aclaró que no iba a responder preguntas. En su descargo, disparó que este proceso judicial se enmarcaba dentro de una «persecución política». Según su explicación, al alejarse del kirchnerismo, lo habían considerado un «traidor». Antes de retirarse a una sala contigua, por pedido de la querella, concluyó: «No fue mi intención engañar a nadie».

Una vez que Carrasco fue apartado a otro lugar, fue el turno de Sofía de hablar. La joven, de 27 años, volvió a contar la pesadilla que sufrió en el departamento del acusado en febrero de 2013, cuando ambos habían acordado encontrarse para tener sexo. Sin embargo, ese encuentro lejos estuvo de ser una relación consentida. La víctima relató que el periodista la penetró analmente sin su consentimiento y que la ignoró cuando empezó a gritarle y llorar del dolor. La víctima también detalló que, minutos más tarde, la obligó a practicarle sexo oral y para que no frenara le puso cocaína en la boca.

En esa parte de su declaración, Carrasco intentó salir de la sala contigua y entrar a la principal. La jueza le pidió a su abogado, Guillermo Vartorelli, que lo calmara y que «le explicara cómo son las cosas». Esta no sería la única vez que la magistrada le llamó la atención. Cuando el letrado intentó mostrar contradicciones en el testimonio de Sofía, Dieta De Herrero le pidió que «preguntara bien».

Después de Sofía, la segunda víctima -que pidió reserva de identidad-, declaró a solas: pidió que tanto el público como los periodistas salieran de la sala. Según consta en el expediente, la joven había denunciado una situación similar a la de Sofía: el expanelista la había obligado a practicarle sexo oral mientras estaban en su departamento de Palermo, en febrero de 2015.

El juicio continuó con las declaraciones de dos miembros del Cuerpo Médico Forense. La psicóloga Adela Orgatti confirmó que en Sofía había encontrado «un trastorno psicotraumático». Este análisis también lo compartió el doctor José Luis Covelli, que habló de «trastorno postraumático de estrés crónico». Los peritos habían detallado en sus informes que las dos víctimas no presentaban signos de fabulación en sus denuncias.

Alrededor de las 14, comenzaron los alegatos. En el turno de la querella, se conoció el pedido de los nueve años de prisión. Luego, tomó la palabra el fiscal Ariel Yapur, conocido por su rol en el juicio por el crimen de la activista Diana Sacayán, donde pidió que se lo llamara «travesticidio» para visibilizar los crímenes de odio. Este último pidió siete años de cárcel por el caso de Sofía y la absolución por el segundo hecho, así lo informó ADN Sur.

La privacidad en la era digital esta cada vez más comprometida. El robo de datos, estafas y aplicaciones maliciosas, son cada vez más frecuentes, por eso, es fundamental saber cómo protegernos.

Lo cierto es que ahora aparecieron una serie de nuevas aplicaciones llamadas “Stalkerware” (virus del acosador) que permiten a otra persona manejar  y espiar todo lo que hacemos y decimos con nuestro celular.

Estas apps permiten ver en qué páginas navegamos, escuchar los audios de Whatsapp e incluso entrar en nuestras redes sociales y utilizarlas como si fuésemos nosotros.

Las Stalkerwarefuncionan de manera parecida a los malwares, pero con una diferencia fundamental, y es que éstas deben ser instaladas por una persona en nuestro dispositivo, es decir que no se instalan de forma masiva.

Cuando este tipo de aplicaciones ya se instalaron van a espiar toda actividad del dispositivo y la información será enviada a un servidor al que tendrá acceso el espía.

El que sufra el ataque no tendrá idea de que sus archivos están siendo revisados por alguien más, pero hay algunas maneras en las que podremos darnos cuenta si nos esta afectando un Stalkerware.

La  aparición de varias ventanas emergentes en el navegador del celular, el incremento en el buzón de mails no deseados o spam, si el teléfono celular desapareció por un tiempo debemos chequearlo, si la batería del celular dura menos de lo habitual también puede ser otro de los signos. Ademas, la temperatura del aparato podría ser un indicio de que algo anda mal.

Según la empresa de ciberseguridad “Kaspersky” en el segundo trimestre del 2019 más de 200 mil usuarios sufrieron ataques de de troyanos “ransomware” en todo el mundo. Estos infectan y toman el control de nuestro dispositivo para pedir un rescate.

La empresa agregó en el informe que esta cifra denota un aumento del 46% de ciberataques con respecto al mismo periodo del 2018, pero que significa una disminución con respecto al primer trimestre de este año con una diferencia de 50 mil casos.

Para evitarnos problemas debemos siempre instalar las aplicaciones de las paginas oficiales de Google o Apple y nunca instalar algo que no sea oficial, ya que podremos tener más de un dolor de cabeza, informó ExperienciaTecno.

 

Cinco jóvenes franceses que se encontraban de vacaciones en España fueron detenidos como presuntos responsables de la violación grupal de una chica noruega en Benidorm, un popular destino turístico del país, informó la Guardia civil española.

Los arrestados, de entre 18 y 19 años, habían conocido a la víctima, de 20 años, y a una amiga de ella en la red social Instagram, y juntos acudieron a un departamento, donde se produjo la agresión sexual.

Una vez en el lugar, una de las jóvenes no quiso quedarse, la otra sí lo hizo y fue violada por los cinco hombres.

Tras la agresión, la víctima y su amiga, también de nacionalidad noruega, acudieron a un centro médico cercano, donde avisaron a la policía de la violación grupal.

Las dos mujeres facilitaron los datos y fotografías de los perfiles de las redes sociales de los cinco supuestos autores de la agresión, y advirtieron a la Guardia Civil que los jóvenes tenían intensiones de regresar a Francia hoy mismo.

Fue así que se activó un operativo policial para cercar a los agresores y se logró detener a todos ellos en un lapso de unas cuatro horas.

Los agentes investigan ahora la participación que tuvo cada uno de los detenidos en relación con la agresión sexual.

Tras la reciente sentencia del Tribunal Supremo español contra «La Manada» de San Fermín que agredió en 2016 a una chica en la popular fiesta taurina de Pamplona, luego de una gran movilización ciudadana que elevó la conciencia respecto a este tipo de casos, en España se registraron nuevas violaciones grupales que desataron una gran preocupación.

La semana pasada, en la ciudad de Bilbao, en el País Vasco, seis hombres de entre 18 y 36 años fueron detenidos -cuatro luego quedaron en libertad- por su supuesta participación en la agresión sexual a una joven de 18 años en un parque local.

El fenómeno de las violaciones grupales que se está visibilizando en España no conoce de nacionalidades, ya que en julio cuatro turistas alemanes fueron detenidos en Palma de Mallorca en relación con la agresión sexual a una joven, también alemana.

La sala en lo penal del Superior Tribunal de Justicia presidida por el ministro Miguel Angel Donnet e integrada con los ministros Mario Luis Vivas y Natalia Isabel Spoturno resolvió el reenvío de una causa por violación a la cámara penal de Trelew para que con otra integración lleve a cabo una nueva revisión ordinaria de la sentencia condenatoria, luego que la última cámara mencionada resolviera la absolución del pastor evangélico José Genaro Catalán.

El proceso

En fecha 28 de agosto de 2012 el tribunal colegiado integrado por los doctores José García, Fabio Monti y Ana Laura Servent condenó al acusado a una pena de ocho años de prisión de cumplimiento efectivo debido al delito de abuso sexual agravado en perjuicio de una menor, en el marco del legajo fiscal 33373. Pero el 4 de diciembre del mismo año, la cámara en lo penal de Trelew conformada por Mónica Rodríguez, Florencio Minatta y Martín Montenovo, revocó la sentencia de mérito y dispuso absolver a Catalán haciendo cesar además la privación de libertad en forma inmediata.

Posteriormente, con fecha 21 de octubre de 2014 el Superior Tribunal en las personas de sus miembros Jorge Pfleger, Alejandro Panizzi y Daniel Rebagliatti Russel confirmó la sentencia emitida por la cámara penal, tras lo cuál el Procurador General de la provincia Jorge Miquelarena decidió interponer un recurso de queja ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, el que fue presentado el 6 de febrero de 2015.

Así, el 27 de febrero de 2018 los miembros de la Corte Suprema hicieron lugar a la queja y declararon procedente el recurso extraordinario dejando sin efecto el pronunciamiento apelado y ordenando que vuelva todo lo actuado al tribunal de origen a fin que, por medio de quien corresponda se proceda a dictar una nueva resolución. En atención a esto, el 25 de abril de 2018 se conformó la sala en lo penal con los ministros Vivas, Donnet y Spoturno, quienes desde el 2 de mayo de aquel año cursaron reiteradas citaciones a José Genaro Catalán que jamás respondió a las mismas pese a los esfuerzos de las fuerzas de seguridad y el Ministerio de la defensa para dar con su paradero. Finalmente, el acusado fue detectado y detenido en la localidad de Zapala, provincia de Neuquén y trasladado a nuestra ciudad en el mes de noviembre de 2018.

Resolución de la sala penal

Es así que luego de las deliberaciones respectivas, el 4 de julio de este año la sala en lo penal del Superior Tribunal consideró que en su anterior intervención la sala se limitó a rememorar de modo acrítico los aspectos centrales de la sentencia de impugnación ordinaria, sin considerar las cuestiones planteadas por el Ministerio Fiscal en su recurso: el exceso de jurisdicción en el que habría incurrido el tribunal de segunda

El Tribunal presidido por Martín Zacchino e integrado por Fernanda Révori y José Luis Ennis, declaró penalmente responsable de abuso sexual con acceso carnal a Omar Carlos Sobiers. El debate sobre la pena se realizará en julio.

El hecho ocurrió el 11 de mayo del año pasado en el interior del comercio del imputado, ubicado en cercanías al barrio Sargento Cabral de Esquel. Los jueces fueron unánimes en su decisión. Encontraron creíble el testimonio de la mujer víctima y valoraron especialmente el rol y testimonio de la Dra. Verónica Butinof, de las enfermeras del Hospital Zonal Esquel, de las profesionales del SAVD y de las empleadas de la Comisaría de la Mujer. Esas declaraciones dieron cuenta del estado de shock que presentaba la víctima luego del hecho, su angustia, la vergüenza, su intento por ocultarlo y las evidencias de una experiencia traumática.

EL TESTIMONIO DE LA VICTIMA Y LA PRUEBA CIENTIFICA
Al iniciar la explicación argumental del veredicto, el juez Zacchino hizo referencia a la valoración especial que debe darse a la prueba en este tipo de hechos, de acuerdo a las disposiciones legales específicas. El Código Procesal Penal de Chubut permite libertad probatoria, sin embargo en el caso de delitos como los cometidos contra la integridad sexual, el análisis de mérito sobre la prueba debe hacerse desde una óptica específica.

El testimonio de la víctima fue considerado por el tribunal no solo en su contenido verbal, sino también en aspectos analógicos, así como su salud, su estado anímico y las condiciones particulares de su edad, su fragilidad y su formación, además de su coherencia. A este cuadro probatorio se sumó la prueba científica de ADN.

LA RELACION DEL AGRESOR Y LA VICTIMA
El condenado Omar Sobiers sostuvo en el juicio que mantenía una relación sentimental con la víctima, sin embargo esta versión no pudo ser corroborada y a criterio de los juzgadores no ofrece una explicación lógica a las demás evidencias reunidas.

Zacchino explicó que el hecho no necesariamente debe dejar una marca, huella o lesión en los brazos, manos u otras zonas del cuerpo de la víctima, como sugirió la defensa. “Esta violencia que exige el tipo penal del abuso sexual, no es aquella que puede creerse que habla de un poder físico muy superior, que demande cierta resistencia de la víctima, ni mucho menos.

Esta violencia de la que ha hablado la Fiscalía, da cuenta de una actividad por parte del agresor que contenga este concepto de violencia y fundamentalmente la sorpresa. Lo sorpresivo también implica violencia, esta permite el aprovechamiento de la vulnerabilidad de la víctima para impedir o resistir el episodio violento”.

El Chubut

 

Trump reaccionó en un comunicado afirmando que jamás tuvo contacto con Carroll, y que el incidente «nunca se produjo». El relato de la mujer.

Un columnista de la revista de moda Elle dijo en una crónica de este viernes que Donald Trump la agredió sexualmente en el probador de una tienda en Nueva York , a mediados de la década de 1990, una acusación que negó el presidente estadounidense.

E. Jean Carroll , responsable de la columna de consejos. «Pregunte a E. Jean» de la revista Elle durante 26 años, dijo que el incidente ocurrió en 1995 o 1996, cuando Trump era un promotor prominente de la propiedad y ella es una periodista y conductora de televisión.

Trump reaccionó en un comunicado afirmando que nunca había tenido contacto con Carroll, y que el incidente «nunca se ha producido».

La descripción del hecho aparece en un fragmento de su libro, de próxima edición, que fue publicado el viernes como adelanto en la revista New York. Con ella, al menos 16 mujeres que acusan al actual presidente de Estados Unidos de haber incurrido en conductas de carácter sexual inapropiadas antes de su investidura.

Carroll, de 75 años , narra en su libro que un día se encontró por casualidad con Trump en la tienda Bergdorf Goodman sobre la Quinta Avenida de Manhattan, en Nueva York, mientras que ambos estaban de compras.

Durante la conversación, de tono amistoso, Trump le pidió que le ayudara a comprar un regalo para una mujer que no dio ningún detalle.

Después de manejar las opciones como una cartera o un sombrero, Trump resolvió que el regalo sería ropa interior femenina.

Según el relato de Caroll, subieron por las escaleras mecánicas y llegaron a la sección de lencería, donde no había ningún otro empleado de la tienda a la vista.

La escritora cuenta en el momento en que sería «hilarante» en Trump probarse ropa interior de woman por encima de sus pantalones. Pero no fue así.

«En el instante en que la puerta del probador se cerró él se abalanzó sobre mí , presionando contra la pared y golpeó la cabeza gravemente, y puso su boca contra mis labios», escribió Carroll.

Mientras tanto estaba inmovilizada, Trump procedió a bajar las medias , abrió la bragueta de su pantalón y la penetración, hasta que ella no tiene la responsabilidad de hacerlo.

Según Caroll, la situación no duró «más de tres minutos».

En su comunicado Trump asegura que: «Nunca se ha en mi vida, se ha reunido con esta persona. Se trata de vender un nuevo libro (…) que debería ser ofrecido en la sección de ficción»

La Revista de Nueva York, que publica la crónica de Carroll como nota de tapa, incluye en la misma edición otra nota en la cita de un oficial de la Casa Blanca, que calificó a la historia como «completamente falsa e irreal».

Esta acusación aparece «25 años después de que supuestamente ocurrió» y fue creado «simplemente para hacer daño al presidente», dijo el oficial.

Telefe Noticias

La Justicia analiza si traslada a la joven a otra cárcel.

Nahir Galarza no la pasa bien en la cárcel. La joven está cumpliendo condena a perpetua por el crimen de su novio Fernando Pastorizzo en un hecho que conmocionó a Gualeguaychú.

Ahora, ante la Justicia, Galarza denunció que fue abusada sexualmente por otra reclusa dentro de la cárcel.

Nahir apuntó sus acusaciones contra una de sus compañeras de pabellón, la interna Ludmila Soto. “Durante mucho tiempo estuvo atrás mío, se me tiraba. Al principio yo pensé que estábamos jodiendo porque teníamos una muy buena relación de amigas, hacíamos todo juntas», relató Nahir en una entrevista.

«Ella se empezó a confundir y yo le aclaré que estaba todo bien, me encantaba ser su amiga, pero que a mí me gustan los chicos. Entonces se enojó y se cortó la relación”, contó la joven en el Tribunal.

Tras la denuncia realizada el 14 de marzo, el 5 de junio pasado el fiscal Pablo Zoff empezó a tomar declaración a otras presas que habrían sido testigos del hecho, publicó el sitio entrerriano Ahora.

Ahora, la Justicia analizará el tema y decidirá si Galarza es trasladada a otro pabellón o a otra cárcel para mejorar su seguridad.

Telefe Noticias

«A mi hermano lo fui a ver, no nos dimos un abrazo, pero nos miramos a los ojos y festejamos saber que estamos juntos», dijo ante la compleja situación que atraviesa su familia.

Hace algo más de dos meses que Lautaro Teruel (27) está detenido con prisión preventiva, imputado por los delitos de exhibiciones obscenas agravadas, en dos hechos, y abuso sexual con acceso carnal a una menor que en ese momento tenía 9 años. Por otra parte, el hijo de Mario Teruel, líder de Los Nocheros, sumó una segunda denuncia penal por violación de una mujer que lo acusó por un hecho ocurrido en su casa a sus 19 años.

En este contexto, Álvaro Teruel, hermano de Lautaro y el cantante que ocupó el lugar que dejó vacante Jorge Rojas al separarse del grupo folklórico en 2005, reflexionó sobre la compleja situación que atraviesa su familia tras hacer dos funciones en Mar del Plata: «Yo estoy conmovido, me corre una sangre total por el cuerpo. Pero cada vez que me tocó subir a cantar, dejé de lado cosas que me estaban pasando emocionalmente».

Al final de la nota con Intrusos, Álvaro describió cómo fue el encuentro con su hermano Lautaro Teruel en la cárcel de Salta: «A mi hermano lo fui a ver, no nos dimos un abrazo, pero nos miramos a los ojos y festejamos saber que estamos juntos».

Se realizó la audiencia de formalización de la investigación penal por una serie de hechos protagonizados por un hombre el domingo a la mañana. El imputado será investigado por haber violado los precintos colocados por personal de tránsito en su vehículo, por resistirse a la intervención policial, lesionar a una policía y desobedecer.

Domingo 8:20 hs El imputado rompió los precintos de seguridad colocados en las puertas de su Peugeot 206, las que habían sido colocadas por personal de tránsito del municipio de Esquel. El rodado se encontraba en el playón de estacionamiento del puesto policial 625  sobre ruta n° 259 –acceso a la ciudad-, secuestrado desde las 3:00 hs. Subió al auto y le dio arranque con intención de llevárselo. La empleada policial que de la garita de control lo vio, salió corriendo a la ruta para evitar que se vaya con el coche y el imputado, lejos de detenerse, continuó su marcha lesionándola.

El rodado se dirigió en dirección norte hacia Tecka. El relato del fiscal Fidel González continuó indicando que minutos más tarde, en el ingreso a Tecka, sobre ruta 40 y empalme a la ruta 17, personal policial previamente advertido de lo sucedido, puso un control a los fines de interceptar al imputado, a quien se  le hicieron señas para que se detenga, pero este aceleró el rodado mencionado evadiendo el control.  El acta policial da cuenta de una persecución por las calles de Tecka, durante la que el imputado habría realizado maniobras peligrosas, para ingresar a su domicilio cerrando el portón y dejando el vehículo en el patio. La versión del imputado es que no existió tal persecución y que recién supo que los buscaba la policía cuando ingresaron a detenerlo mientras cocinaba su almuerzo.

El acusado, un comerciante de Tecka, no cuenta con antecedentes penales, ni registra niguna causa penal iniciada en su contra.