fbpx
Tag

venezuela

Browsing

El Presidente de Estados Unidos, quien volvió a advertir sobre la intervención militar en Venezuela este lunes, hizo su campaña en base a políticas antimigratorias y desistió de firmar el Acuerdo de Paris por el cambio climático, podría ser el Nobel de la Paz 2019. Donald Trump fue nominado por dos legisladores conservadores de Noruega, por su labor en la distensión y la paz en la Península Coreana.

El viernes pasado, durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca, el norteamericano había anunciado que el primer ministro japonés, Shinzo Abe, le había regalado un “hermoso ejemplar” de su nominación a Nobel de la Paz. Aunque Abe no confirmó ni desmintió esta información, dos parlamentarios noruegos, Willy Amundsen y Christian Tybring-Gjedde, aseguraron que enviaron la carta de nominación al Parlamento Noruego en junio, después de la reunión de Trump y el líder norcoreano, Kim Jong Un.

Este lunes, el Presidente norteamericano volvió a advertir que “todas las opciones están sobre la mesa” en Venezuela, en el marco de una conferencia en Miami. Trump prometió un futuro “libre” en Latinoamérica, que comenzaría con la muerte del socialismo en Venezuela, Cuba y Nicaragua. Además, determinó: “Estados Unidos jamás será un país socialista”.

Frente a cientos de oyentes, afirmó que llegará un nuevo día donde toda América será “libre por primera vez en la historia”, con la derrota de las “tiranías” latinoamericanas y llamó a los militares venezolanos a que se rindan o “lo perderán todo”. Mencionó al senador Marco Rubio, quien viajó a Venezuela en apoyo a la oposición. Cuando fue consultado por una acción militar, Rubio respondió a la prensa, a la salida de la conferencia, que el mundo “notará” si Estados Unidos decide actuar.

El mismo día, el gobierno presidido por Nicolás Maduro emitió un comunicado donde denuncia a la comunidad internacional la amenaza de Estados Unidos, que se extendió a Cuba y Nicaragua, apelando a la Carta de Organización de las Naciones Unidas: “Venezuela exige el cese inmediato de todas las medidas en su contra, que configuran un ilegal y criminal bloqueo contra el Pueblo venezolano”, dicta el documento.

El reciente líder de la oposición, Juan Guiadó, Presidente de la Asamblea Nacional Venezolana, estuvo presente mediante videoconferencia en el acto, y agradeció a Estados Unidos por su “ayuda para conquistar la libertad”, desde Caracas. “Venezuela será un país libre y amigo de la región”, dijo.

En Twitter, Trump destacó algunas de sus declaraciones en la conferencia de ayer: “La gente de Venezuela está manifestándose por la libertad y la democracia. Estados Unidos estará de su parte”.

La Unión Europea, el bloque conciliador. Los parlamentarios de la UE han solicitado a Venezuela elecciones libres, aunque algunos miembros se expresaron en contra del Presidente venezolano. La temperatura diplomática ha estado subiendo, especialmente después de que el gobierno de Caracas negó el ingreso de parlamentarios europeos invitados por Guiadó a Venezuela. “Esto es una prueba de que el presidente Nicolás Maduro es un dictador”, dijo en un video el Presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani.

En paralelo, el bloque europeo llama a evitar una intervención militar. “Nos preocupan las noticias sobre un despliegue de tropas estadounideses, hay que evitar una escalada militar”, dijo a medios locales el canciller español Josep Borrell y agregó: “La Unión Europea es una fuerza de moderación y progreso, la situación no se puede resolver con una intervención militar extranjera”.

“La gran diferencia de este momento, en comparación con otras acciones de la oposición, es que Estados Unidos y la comunidad internacional entraron en la ecuación”, dijo Daniel Pardo, quien fue corresponsal en Venezuela durante tres años, y es actual corresponsal de BBC Mundo en Argentina. El periodista afirmó en un video del medio que el posicionamiento de la comunidad internacional, demostrará si un acto simbólico es suficiente para autorizar un embargo petrolero o para allanar el camino hacia una intervención militar externa.

 

noticias.perfil.com

Nicolás Maduro solicitó al Sumo Pontífice su mediación para abrir “un proceso de facilitación y de reforzamiento del diálogo”, mientras que el país vecino y la UE buscarán abrir una nueva línea de negociación con el régimen. Los países del bloque consideraron en Ottawa que se trata de “maniobras dilatorias” avaladas por el dictador “para perpetuarse en el poder”.

La crisis en Venezuela ha causado una implosión geopolítica en el sistema internacional que coloca a Donald Trump como líder de una coalición de países que rompe bloques regionales y obliga a forzar maniobras diplomáticas que pretenden balancear el poder de la Casa Blanca y sólo favorecen a la permanencia de Nicolás Maduro en el poder.

El presidente de los Estados Unidos arrincona a Maduro y causa un efecto dominó en el orden global que no tiene antecedentes. La situación en Venezuela ya es un laberinto y no hay una hoja de ruta que permita desembocar sin conflicto en una transición democrática.

Trump quebró los consensos en el Mercosur y la Unión Europea, mientras que Maduro se apoya en China y Rusia, cuenta con las gestiones diplomáticas de Uruguay y México, y es respaldado por Cuba, Italia, Turquía e Irán. Este desbarajuste en el sistema internacional quedó al descubierto con la declaración del Grupo de Lima en Ottawa (Canadá).

Frente a la convocatoria al diálogo emprendida por Uruguay y la UE, así como la carta que Maduro remitió al Vaticano solicitando la intervención de Francisco, los representantes del Grupo de Lima (Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú), consideraron esos movimientos como un simple ardid diplomático que beneficia únicamente al líder populista venezolano.

“(…) Las iniciativas de diálogo propiciadas por diversos actores internacionales fueron manipuladas por el régimen de Maduro, transformándolas en maniobras dilatorias para perpetuarse en el poder y, por lo tanto, consideran que toda iniciativa política o diplomática que se desarrolle debe tener por objeto apoyar la hoja de ruta constitucional presentada por la Asamblea Nacional y por el Presidente Encargado, Juan Guaidó, que busque una transición pacífica entre los venezolanos, que logre la salida del régimen dictatorial de Maduro, permita la convocatoria a elecciones y el restablecimiento de la democracia en Venezuela”, sostiene el punto 4 de la declaración de Ottawa del Grupo de Lima.

Este documento no sólo frena en seco las propuestas de diálogo de Uruguay y la UE –convocaron a una cumbre para el jueves próximo-, sino que le adelanta a Francisco que no tiene chance de mediar si no reconoce que el presidente de Venezuela es Guaidó y que Maduro representa un “régimen dictatorial” en América Latina.

Aún más: en Ottawa había representantes de Unión Europea (UE), Francia, Alemania, Holanda, Portugal, España y el Reino Unido, que no se retiraron de las deliberaciones ni exigieron otro lenguaje diplomático para exhibir la reticencia del Grupo de Lima frente a las alternativas que plantea el gobierno uruguayo y Francisco en Santa Marta.

La persistencia de Trump respecto a Maduro implica un triunfo diplomático de la Casa Blanca. El secretario de Estado Michael Pompeo, el consejero de Seguridad John Bolton y el director de seguridad nacional Mauricio Claver son piezas claves de una maquinaria política que puso contra las cuerdas al líder populista. Trump logró unir a países de América Latina, Europa, Asia y Medio Oriente en una cruzada que recién empieza y tiene final abierto.

Con todo, ese bloque interregional ha provocado silenciosos sismos en unidades geopolíticas que ya atraviesan crisis recurrentes. El Mercosur busca su propia flexibilidad institucional, y con la situación de Venezuela aparecieron dos posiciones diferentes: Argentina, Brasil y Paraguay apoyando a Guaidó, mientras que Uruguay exhibe una visión más neutra.

Y la Unión Europea, flanqueada por ciertos nacionalismos y complicada por la salida del Brexit, ahora enfrenta una posición que exhibe su personalidad ambivalente: sus principales miembros reconocieron a Guaidó (Francia, España, Alemania), en tanto que su representación institucional (UE) aún se resiste a dar ese paso diplomático.

El ruido geopolítico que causa la ofensiva de Trump, contrasta con el silencio de Rusia y China, los dos aliados internacionales más poderosos de Maduro. Vladimir Putin y Xi Jinping invirtieron millones de dólares en Venezuela y no aceptarán una transición democrática liderada por Guaidó, si Estados Unidos no respeta sus inversiones. Washington escucha los planteos de Moscú y Beijing, pero aún no dio señales favorables. Esta ausencia de respuesta beneficia a Maduro, que juega sus cartas para evitar que su cúpula de generales repita la parábola de Julio César y Marco Bruto.

Infobae

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, le envió una carta al papa Francisco para pedirle “su mejor esfuerzo, su voluntad” para intentar abrir una ruta de diálogo con la oposición de su país, según una entrevista difundida este lunes por el canal italiano SkyTG24.

“Le envié una carta al papa Francisco”, señaló Maduro en este reportaje filmado en Caracas. En la carta, Maduro dice que “está al servicio de Cristo y en ese espíritu le he pedido que nos ayude en un proceso de facilitación, de fortalecimiento del diálogo”. Maduro insistió con que le pedirá al papa “que ponga sus mayores esfuerzos y voluntad para ayudarnos en ese camino del diálogo. Y ojalá tengamos una respuesta positiva”.

“Los gobierno de México y de Uruguay, todos los gobiernos del Caribe, el CARICOM, y el de Bolivia, han llamado a una conferencia por el diálogo y la paz en Venezuela, el 7 de febrero en Montevideo”.

“Le digo al mundo entero: necesitamos de la solidaridad, la consciencia para que no vaya a haber una locura guerrerista y no vayan a convertir a Venezuela en un nuevo Vietnam”.

Qué dicen en Europa.

En tanto, una decena de países de la UE reconoció en las últimas horas al líder opositor venezolano Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela para que organice unas elecciones presidenciales.

A24

El asesor de Seguridad Nacional del presidente Donald Trump, John Bolton, afirmó que Washington está priorizando las sanciones y la “presión política” y descartó una intervención militar inminente en el país bolivariano.

El asesor de Seguridad Nacional del presidente Donald Trump, John Bolton, advirtió este viernes al mandatario Nicolás Maduro de que si no acepta una transición en Venezuela podría terminar en “Guantánamo” (Cuba), donde Estados Unidos tiene una prisión para sospechosos de terrorismo.

“Ayer tuiteé que le deseo un retiro largo y tranquilo en una linda playa lejos de Venezuela”, aseguró Bolton.”Y cuanto antes aproveche esa oportunidad, más probable será que pueda tener un retiro agradable y tranquilo en una playa bonita en lugar de estar en otra zona playera como la de Guantánamo”, agregó.

Bolton afirmó que Washington tiene como objetivo lograr una “transición pacífica del poder” en Venezuela, para lo cual está priorizando las sanciones y la “presión política” y descartó una intervención militar inminente de Estados Unidos, Brasil o Colombia en el país bolivariano.

Sin embargo, admitió que el presidente Trump mantiene “todas las opciones sobre la mesa” para presionar a Maduro ante la crisis en el país caribeño.

El 28 de enero, Bolton fue fotografiado en una conferencia de prensa con un block de notas en el que se alcanzaba a leer “5.000 militares a Colombia”.

Esto generó especulaciones sobre la presunta intención de Estados Unidos de enviar militares a Colombia para atacar a la vecina Venezuela, a lo que el secretario de Seguridad nacional respondió con la misma frase que este viernes: “Todas las opciones está sobre la mesa”.

 

ambito.com

“Mi consejo a los banqueros, brókeres, operadores bursátiles, intermediarios y otras empresas es que no traten con la mafia de Maduro”, afirmó John Bolton, asesor de Seguridad Nacional del presidente Donald Trump

John Bolton, asesor de Seguridad Nacional del presidente Donald Trump, advirtió este miércoles de que EEUU está preparado para actuar contra aquellos que hagan negocios relacionados con el oro o el petróleo de Venezuela, dos días después de imponer sanciones a la petrolera estatal Pdvsa.

“Mi consejo a los banqueros, brókeres, operadores (bursátiles), intermediarios y otras empresas: no negocien en oro, petróleo u otras materias primas venezolanas que la mafia de (Nicolás) Maduro está robando al pueblo venezolano. Estamos preparados para seguir tomando medidas”, escribió Bolton en su cuenta oficial de Twitter.

La advertencia de Bolton llega después de que el presidente de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), Manuel Quevedo, anunciara que la petrolera estatal modificará sus operaciones y evalúa declarar “fuerza mayor” ante las sanciones impuestas en su contra por Estados Unidos.

Junto al petróleo, el Gobierno de Trump cree que el comercio de oro es uno de los principales apoyos de Maduro para mantenerse en el poder, y el Tesoro señaló en particular el año pasado a Turquía por su compra de varias toneladas métricas de ese metal precioso.

En noviembre, el Gobierno del presidente Trump ya anunció sanciones a aquellos ciudadanos y empresas estadounidenses que hagan “transacciones fraudulentas y corruptas” con oro venezolano, aunque no ha impuesto restricciones hasta ahora a los negocios lícitos con ese sector.

 

INFOBAE

El diputado opositor informó a través de redes sociales que comenzó “la toma del control progresivo y ordenado de los activos” del país en el exterior. No informó mediante qué mecanismo llevó a cabo el traspaso forzado. Ocurre luego de que EEUU impusiera nuevas sanciones a Venezuela.

El presidente interino de Venezuela designado por el parlamento, Juan Guaidó, afirmó este lunes que inició “la toma del control progresivo y ordenado de los activos” del país en el exterior para “impedir” que el gobierno de Nicolás Maduro “siga robándose el dinero de los venezolanos”, en un comunicado publicado en su cuenta oficial en Twitter. Ocurre en sintonía con las nuevas sanciones impuestas por el Gobierno de EEUU a PDVSA.

“A partir de este momento iniciamos la toma del control progresivo y ordenado de los activos de nuestra República en el exterior, para impedir que en su etapa de salida y no conforme con todo lo que le han robado a Venezuela, el usurpador y su banda busque raspar la olla y siga robándose el dinero de los venezolanos”, dice la nota.

Así se procura evitar que el gobierno chavista continúe “financiando delitos a nivel internacional y usando este dinero para torturar a nuestro pueblo, privándolos de alimentos y medicinas, y asesinando a quienes salen a protestar por sus derechos”, agrega.

El mandatario encargado explicó que para ello ordenó “el traspaso de las cuentas de la República al control del Estado venezolano y de sus autoridades legítimas, para evitar que continúe el saqueo, y destinarlas a satisfacer los problemas de los venezolanos” bajo supervisión parlamentaria.

Guaidó aseguró que denunció “ante la comunidad internacional la corrupción de (la petrolera estatal) Pdvsa y cómo la convirtieron en red de financiamiento de delitos”.

PDVSA es el monopolio estatal que administra el negocio que provee a Venezuela de más de 95% de sus ingresos. El chavismo la puso bajo control militar y le asignó otras funciones, tales como la distribución de alimentos.

Asimismo, el presidente interino dijo que comenzará “el proceso de nombramiento de las juntas directivas” de Pdvsa y de su filial en Estados Unidos, Citgo, para “iniciar la recuperación” de la industria petrolera venezolana que, a su juicio, atraviesa un “oscuro momento”.

Por el momento, no queda claro el alcance de la decisión de los Estados Unidos de cederle a Guaidó el control de las cuentas venezolanas en suelo norteamericano ya que en algunos casos quedaron sujetos a sanciones económicas de Washington.

Vale mencionar que Guaidó le pidió a los bancos del mundo la “protección” de los activos venezolanos en otros países para que la administración de Nicolás Maduro no pueda disponer de ellos. “Hemos hecha extensiva esta solicitud ante los países del mundo. También a instituciones como el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco de Inglaterra (y) el Banco Internacional de Transacciones”, dijo el ahora autoproclamado presidente de Venezuela a través de sus redes sociales.

ambito.com

El papa Francisco afirmó este lunes que le “asusta un posible derramamiento de sangre en Venezuela” y ofreció su ayuda si ambas partes lo quieren, según dijo durante el vuelo de regreso de Panamá, adonde acudió el pasado miércoles para celebrar la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

Francisco pidió el domingo desde Panamá tras el rezo del Ángelus “una solución justa y pacífica para superar la crisis respetando los Derechos Humanos y deseando el bien de todos los habitantes del país”.

Al ser preguntado en la rueda de prensa de regresó de su viaje sobre si el Vaticano respaldaría como una gran parte de países la autoproclamación de Juan Guaidó como presidente de Venezuela, Francisco respondió que “sería una imprudencia pastoral y haría daño ponerse de la parte de unos países o de otro”.

“Yo apoyo a todo el pueblo venezolano, que está sufriendo. Si yo entrara a decir hagan caso a estos países, o a estos otros me metería en un rol que no conozco. Sería una imprudencia pastoral de mi parte y haría daño”, dijo.

En este contexto Francisco dijo que no le gustaba que se le definiese como “equilibrado”, sino que su comportamiento era el de un pastor”.

Instó además a que “si necesitaban ayuda” para solucionar este problema “que se pongan de acuerdo y la pidan”.

Sobre sus palabras sobre Venezuela en el Ángelus, Francisco reveló que pensó y repensó mucho lo que quería decir, y reiteró su deseo para Venezuela de “una solución justa y pacífica.

Con ese mensaje -explicó – que quiso sobre todo expresar su cercanía al pueblo venezolano porque está “sufriendo mucho por todo esto”.

“Me asusta el derramamiento de sangre. Y en esto pido grandeza a los que pueden ayudar a resolver el problema. El problema de la violencia, a mi me aterra”, afirmó el papa.

Y citó el ejemplo de Colombia que después de todo lo que se había hecho en el pasado en favor de la paz, hace unos días tuvo lugar el ataque a la escuela de cadetes, que causó una veintena de muertos y que definió de “terrorífico”.

 

elsol.com

El equipo de investigación del sitio Runrun.es, del periodista Nelson Bocaranda, reveló el entramado corrupto que utiliza el régimen de Nicolás Maduro.

Con sofisticados esquemas el régimen de Nicolás Maduro participa en la fuga del oro. El hallazgo de un cargamento de lingotes en Aruba expuso una ruta para sacar el oro de Venezuela vía las islas del Caribe neerlandés hacia Europa y Dubai.

El Banco Central de Venezuela, que por ley autoriza su comercialización, quedó en medio de un entramado de corrupción que evidencia el fracaso de la política chavista de nacionalizar este material estratégico y controlar el tráfico ilegal.

Estados Unidos anunció sanciones para bloquear operaciones vinculadas a la cadena de extracción y comercialización en las que participan militares, compañías públicas y privadas, bandas delictivas locales y guerrilla colombiana.

Un enorme andamiaje que ha propiciado masacres y complejas operaciones de lavado de activos que engordan el bolsillo de unos pocos y que produce daños ambientales a un territorio que es Patrimonio de la Humanidad.

Infoabe

Rusia acusó en la ONU a Estados Unidos de querer “orquestar un golpe de Estado” en Venezuela, pero Washington aseguró que el presidente Nicolás Maduro lidera un “Estado mafioso ilegítimo” y llamó a todos los países a unirse “a las fuerzas de la libertad” en apoyo del opositor Juan Guaidó.

“Venezuela no supone una amenaza para la paz y la seguridad. En algún caso lo que representa una amenaza para la paz (…) es el intento de Washington de orquestar un golpe de Estado”, dijo el embajador de Rusia Vassily Nebenzia en una sesión especial del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Venezuela.

Pero el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, subrayó en la sede de las Naciones Unidas que Maduro lidera “un Estado mafioso ilegítimo” y “que muchos venezolanos se están muriendo de hambre” debido a “un experimento socialista que provocó un colapso de la economía”.

“Ahora es el momento para que cada nación elija de qué lado está. No más atrasos, no más juegos. O estás con las fuerzas de la libertad, o estás en la liga de Maduro y su caos”, afirmó Pompeo.

“Llegó la hora de apoyar al pueblo venezolano, reconocer al nuevo gobierno liderado por el presidente interino (Juan) Guaidó y terminar con esta pesadilla. No hay excusas”, insistió.

Pompeo también advirtió a Maduro que debe proteger a los diplomáticos estadounidenses en Venezuela, horas antes de que venza el plazo para que partan del país.

“Déjenme ser 100% claro: el presidente (Donald) Trump y yo esperamos que nuestros diplomáticos sigan recibiendo protecciones previstas bajo la Convención de Viena”, dijo Pompeo. “No pongan a prueba a Estados Unidos en su resolución de proteger a nuestra gente”.

Un proyecto estadounidense de declaración del Consejo de Seguridad sobre Venezuela que pedía otorgar “un apoyo pleno” a la Asamblea Nacional dirigida por el opositor Guaidó fue bloqueado por Rusia y China.

Estados Unidos declaró hace tres días a Maduro como “ilegítimo” y reconoció a Guaidó como presidente interino.

 

ÁMBITO

La reacción del gigante norteamericano frente a las actitudes del líder populista afectaría a los demás países de Latinoamérica.

En plena revolución por la situación de Venezuela, un país con dos mandatarios, Mauricio Macri envió al secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, a Estados Unidos para descubrir cuáles son las intenciones de Donald Trump frente a ese problema y el plan a seguir. Según lo trascendido, tanto Macri como el presidente norteamericano están en sintonía.

La visita a Washington fue breve, según consignó Infobae. Pompeo llegó a EE.UU. ayer al mediodía y para la noche, ya se encontraba de regreso en Buenos Aires. Su primer encuentro fue con Mauricio Claver, asistente especial de Trump y quien, además, intervino por Argentina frente al FMI. Ambos compartieron un café en las cercanías de la Casa Blanca, en donde Claver le confesó que desde Estados Unidos apuestan por la remoción de Nicolás Maduro, la transición democrática en Venezuela y la convocatoria a elecciones libres y transparentes.

Pompeo reiteró el apoyo argentino al plan del gobierno de Trump y continuaron conversando sobre temas tratados ya en el G20: China, Brasil y las próximas elecciones en Argentina. La segunda reunión del día fue con Paula Bertol, la embajadora argentina de la Organización de Estados Americanos (OEA), y el secretario general de la OEA, Luis Almagro. En su presencia, se repasó al situación del país venezolano y se ratificó la posición de Macri, similar a la de Trump.

En las afueras del Pentágono, Pompeo se encontró con Sergio de la Peña, secretario adjunto para Asuntos de Latinoamérica, junto con quien analizaron el apoyo que Maduro recibe de Cuba, Rusia y China. Según el funcionario, el régimen de Maduro termina cuando se logre quebrar la corporación militar.

Por último, el funcionario argentino se entrevistó con Kimberly Breier, subsecretaria de Estado para el Hemisferio Occidental, junto con quien conversó sobre la relación bilateral, la reunión de Macri con Bolsonaro y la situación venezolana. Concluida la reunión, el secretario de ASUNTOS Estratégicos regresó a Buenos Aires y le transmitió la información recolectada a Macri.

Esta información ayudará al Presidente a entender los próximos pasos de Estados Unidos, después de que Maduro echara del país a los diplomáticos estadounidenses. Se estima que si el líder populista avanza un paso más y detiene a los funcionarios norteamericanos en su país, se podría iniciar un ciclo inédito de violencia geopolítica.

 

elintransigente.com