Tag

UVA

Browsing

El mandatario confirmó que entre este jueves y viernes harán el anuncio. También comunicó que habrá cambios en el sistema de los créditos UVA.

El presidente Alberto Fernández confirmó que entre este jueves y el viernes anunciarán el monto del bono que las empresas deberán pagar a sus trabajadores como anticipo de las negociaciones salariales, y si bien insistió con la advertencia para que los empresarios «no se abusen», aprovechó para advertirle a la CGT de que no haga «pedidos desmedidos».

Además, entre otras definiciones políticas y económicas, el mandatario confirmó que el Gobierno trabaja en un cambio en el sistema de los créditos hipotecarios UVA, el mismo día que se oficializó el congelamiento del monto de las cuotas por 30 días.

«Queremos que las paritarias funcionen, pero queremos garantizar un aumento mínimo, para que los empresarios no se abusen. Y también, a los que trabajan, que tengamos en cuenta la situación y no hagamos pedidos desmedidos», sostuvo.

En declaraciones a Radio 10, Fernández aseguró que «todo repercute finalmente sobre el resultado de la economía», he insistió con que «todos tenemos que ser cuidados».

El adelanto paritario, que saldrá por decreto, oscilaría entre 6 y 9 mil pesos, según confirmaron fuentes oficiales a Clarín. El incremento, se especula, quedaría eximido del pago de aportes y contribuciones patronales, pero sí aportaría a ítems como aguinaldo, indemnizaciones y vacaciones.

El miércoles, Carlos Acuña, uno de los jefes de la central obrera, había pedido que los próximos aumentos salariales superaran el salto de los precios. «Gradualmente, que el salario vaya recuperando por encima de lo que es la inflación», remarcó el dirigente sindical en declaraciones radiales.

Respecto del sistema de créditos UVA, el mandatario aseguró que se «está trabajando en el tema y por eso se volvió a postergar el aumento por un mes».

«Me hace acordar mucho a lo que pasó en salida de la convertibilidad, con gente que quedó enganchada en deuda en dólares. En aquel momento el tema llegó a la Corte Suprema, que planteó el principio del esfuerzo compartido. Es decir: pasó algo que ni el acreedor ni el deudor habían previsto. Entonces los dos tienen que hacer un esfuerzo. Con el tema de los UVA estamos trabajando bajo esa lógica, buscando que los mecanismos de incrementos sean sensatos», explicó Fernández.

Y agregó: «Como no tenemos todavía la solución para el tema, decidimos prorrogar un mes más el congelamiento. Pero estén seguros de que el sistema tal como estaba funcionando no va a volver».

Más definiciones

Acuerdo con supermercadistas: «Tenemos detectado un aumento de precios no justificado económicamente en los últimos meses. Como aumentaron los precios sin ton ni son, les pedimos que absorbieran ellos ese 21 por ciento.

Gracias a Dios se pusieron de acuerdo y logramos esto: por ejemplo, que la leche tenga cero aumento. Los demás alimentos tendrán aumentos promedios de entre el 7 y 10 por ciento. Esta política hay que seguirla, porque en la Argentina se construye inflación por expectativas de un modo peligrosísimo. Como el Gobierno anterior dijo que si ganábamos nosotros era el caos, muchos empezaron a aumentar. Son aumentos que tienen muy poca razón de ser.

¿Por qué si el consumo cae los precios aumentan? ¿Porque aumentó el dólar? Si en los alimentos insumos en dólares prácticamente no existen. Los empresarios tienen una tendencia a construir inflación solamente por expectativas. Es la inflación psicológica».

Precios cuidados: «Empieza hoy (jueves). Vamos a cuidar a fondo que eso no se rompa, porque parte del éxito que queremos es lo que Martín Guzmán llama ‘que se tranquilice’ la economía: salir de esta zozobra de no saber a dónde se van a ir los precios. Es imposible vivir así, más aún cuando no hay causas que lo justifiquen. Si la demanda cae, los precios tienen a bajar. Bueno, en la Argentina pasa lo contrario. Hay algo que está funcionando mal. Lo que más quiero es que los supermercados, los minimercados, los chinos y el almacén vendan y ganen mucho, pero para lograr eso necesitamos gente que pueda comprar alimentos».

Pacto social: «Hicimos algo muy importante que mediáticamente pasó desapercibido. Fue inédito: es la primera vez que empresarios, trabajadores y el Estado se juntan para decirles a los acreedores que creemos que la fórmula para pagar no pasa por seguir ajustando la economía argentina, sino hacer que la Argentina crezca. Fue un mensaje muy contundente para el Fondo y los acreedores, que tomaron nota. Fue casi fundacional en una lógica de cómo encarar nuestras obligaciones. Sirvió de mucho».

Mesa de Enlace: «No participaron (del pacto). Dijeron que iban a necesitar más tiempo para analizarlo institucionalmente. Confío en que lo analicen y se sumen. No quiero que queden excluidos porque ellos también tienen que ver con la suerte de la Argentina. Siempre tienen las puertas abiertas. También es justo decir que Coninagro y Federación Agraria, que son parte de la Mesa de Enlace, enviaron notas adhiriendo al encuentro. Creo que de su parte hay una suerte de prevención a partir de la experiencia de la 125. Sienten que el Gobierno quiere agredirlos, pero el Gobierno quiere sumarlos. El campo es muy importante para el crecimiento. También creo que, como todos los que exportan, tienen mayores posibilidades de ayudarnos a salir».

Ajuste fiscal: «Si ajuste es poner orden en las cuentas públicas, entonces hay ajuste. Pero lo que hay que discutir quién paga este ajuste. Históricamente lo pagaron los que menos tienen, los que trabajaban. Mientras tanto, la minería, el petróleo y el campo no pagaban retenciones. ¿Ahora, quiénes están en mejor situación para pagar? Los que exportan. Los enojados son los que pagan más bienes personales. Los que tienen bienes en el exterior pagan doble, porque es una expresión de riqueza mayor. No es lo mismo tener un departamento en Caballito que en Miami. El de Miami, que posiblemente saque una renta, tienen que hacer un esfuerzo mayor. Soy un obsesivo de las cuentas públicas, algo que heredé de Néstor Kirchner. Todos los días pregunto si estamos mejorando en este tema.

No esperen otra cosa de mí; pero tampoco esperen que esto lo paguen los sectores que están al borde de la pobreza».

Economía: «Tenemos, por estadística, un arrastre de caída importante (previsto para este año). Pero estamos trabajando para que pare de caer. Estoy trabajando para recuperar los superávit gemelos. Sería una primera tranquilidad que el Estado no gaste lo que no tiene. Pero para llegar a eso hay que hacer lo que estoy haciendo porque sino es imposible. Tenemos que inducir a la gente a que consuma».

Relación con el FMI: «El Fondo tiene mucha responsabilidad en lo que pasó. Ni siquiera les pido un mea culpa, sino que tengan en cuenta lo que pasó. Le prestaron plata a alguien que sabían que no iba a poder devolverla para que pudiera ganar una elección y ocultar el problema. Es casi una desvergüenza. No pueden pretender cobrar en los términos que habían planteado. Macri pidió 57 mil millones en un país en recesión, con actividad industrial para atrás, inflación galopante… la única explicación es que fueron cómplices de su gestión. Por eso insisto en que deben revisar lo que han hecho. Fueron consecuencias esperables. Sabían que estaban financiando una fuga, algo que está expresamente prohibido por su carta orgánica. Que se vayan silbando bajito y nos dejen hacer lo que tenemos que hacer. Ahora la relación está bien. Hay otra conducción y me da la impresión de que hay otra mirada. No quiero cargarles las tintas a ellos (las nuevas autoridades). Creo que estamos bien encaminados».

Caso Nisman: «Sobre este tema he dicho toda mi vida lo mismo. Yo lo conocía a (Alberto) Nisman y hablé con él dos días antes de su muerte. Dije que, viendo su conducta, la de un hombre exultante por lo que estaba haciendo, me cuesta creer pueda terminar suicidándose. Me permito dudar por eso que he visto, pero también he dicho que en su caso hay que aplicar la regla de la novela policial inglesa: ¿quién se beneficia con el crimen? Ese será el asesino. Y acá la única perjudicada era Cristina, por eso también dije que no tenía ninguna duda (de su inocencia). También ocurrió que de 2017 en adelante no apareció ni una sola prueba que diga que a Nisman lo mataron, sólo una pericia absurda que no cumple con los más elementales de la criminología, hecha sobre un escenario montado».

El segundo debate presidencial del domingo 20 de octubrea las 21 horas enfrentará nuevamente a los seis candidatos a ocupar la presidencia, de cara a las elecciones del 27 de octubre.

El escenario del evento será la Facultad de Derechode la UBA y, en esta oportunidad y por elección de la Cámara Nacional Electoral, los dos periodistas que cumplirán el rol de moderadores serán diferentes a los que condujeron el debate pasado.

Consulta el padrón electoral definitivo para las elecciones 2019

Los candidatos que participarán del debate presidencial son: Alberto Fernández, del Frente de Todos; Mauricio Macri, de Juntos por el Cambio; Roberto Lavagna, de Consenso Federal; Nicolás del Caño, del FIT-Unidad; Juan José Gómez Centurión, de NOS y José Luis Espert, de Unite.

Los temas que se discutirán en el segundo debate:

A diferencia de los temas abordados la semana pasada, los tópicos de este encuentroserán: Seguridad, Empleo, Producción e Infraestructura, Federalismo, Calidad Institucional y Rol del Estado, Desarrollo Social, Ambiente y Vivienda.

El corte de tránsito en los alrededores de la Facultad de Derecho:

A partir de la tarde del domingo estará restringido el accesoa la Facultad de Derecho sobre Avenida Figueroa Alcorta y el perímetro circundante por la llegada de los asistentes al evento. Además, se montará un operativo de seguridadespecial para el ingreso de los candidatos, que se sumará a la habitual custodia presidencial que acompaña a Mauricio Macri.

Los moderadores del debate del 20 de octubre:

  • María O’Donnell
  • Marcelo Bonelli
  • Mónica Gutiérrez
  • Claudio Rígoli

Cómo ver el segundo debate presidencial:

El debate del 20 de octubre será transmitido por todos los medios pertenecientes a Radio y Televisión Argentina y todos los canales que deseen tomar la señal podrán hacerlo.

El canal LN+ transmitirá en vivoel segundo debate presidencial acompañado del análisis de sus columnistas. También se podrá ver el evento a través de la plataforma de Youtube, informó La Nación.

Sergio Villanueva, gerente de la UVA y director del Fondo Vitivinícola Mendoza, confirmó este miércoles en Radio Nihuil que en noviembre se comenzará a comercializar el vino en lata en Argentina, ya que por el momento bodegas locales sólo lo venden en Estados Unidos.

«Creo que en noviembre una marca va a lanzar el vino en lata, que es Zuccardi, pero está Bianchi con Frizzé y Peñaflor. Está pasando en el mundo y en el nuevo consumidor», explicó.

Villanueva explicó en la entrevista por qué el vino ahora se comercializa en este envase y los beneficios que tiene ese nuevo producto.

«Zuccardi tiene experiencia en Estados Unidos y verá si eso se replica en el público local. La lata tiene vencimiento y eso implicará una rotación determinada, pero lo importante es que no altera el sabor del vino», explicó.

De acuerdo a Villanueva, «las empresas que están más ligadas a la innovación se dieron cuenta que la lata te elimina la necesidad de llevar cualquier envase grande, hay mayor variedad de marcas y sabores porque el envase te lo permite. Hay un tema central: cuando hay crisis el billetito vale. O sea, no es lo mismo gastarse 200, que 50 o 100. Después hay ofertas de los packs de latas. La lata sobrevivió a la crisis».

«La cerveza es un buen ejemplo de lo que pasó con la lata. Nosotros hicimos un estudio que se llama Kantar Worldpanel, que releva como a 5 mil hogares y les pone como un lector de barras a cada casa y todo lo que comen o dejan de comer o lo que toman pasa por ahí. Lo primero que revela el estudio es el fenómeno de la lata», admitió.

«Acá tengo enfrente de la compu una placa con la frase la revolución de la lata. Tiro algunas cifras, el 43% de todo el volumen de cerveza es en latas, el 35% más que en los últimos 12 meses. Para la gente el envase retornable comenzó a ser un tema porque es pesado andarlo llevando», añadió.

«El fenómeno de la lata es muy americano. Estados Unidos es el primer consumidor en volumen de vino, no Per cápita. Hay un libro que nos recomendó Guillermo Oliveto (es un consultor de consumo) que se llama Los Bárbaros y dice que los americanos empezaron a conocer el vino después de la segunda guerra mundial. De pronto comenzaron a cambiar reglas y no le dieron bola a los orígenes, los varietales», confió.

«Los estadounidenses tienen su propia cultura y esta innovación está pegando fuerte, de hecho la primeras latas de vinos argentinos se vendieron en Estados Unidos», señaló.

Por último, dijo: «El 40% de los hogares argentinos son unipersonales o de dos personas, con lo cual el envase es central. La mitad de los hogares no te va a comprar un envase de 750 centímetros cúbicos para tomarlo en una ocasión especial. La gente que hace estudios nos dice que el consumidor no puso al vino en un sector elitista o de consumo ocasional, las ventajas del vino lo puso ahí».

Los bancos firmaron la semana pasada el convenio para dejar fija la mensualidad de los créditos hipotecarios. Qué pasará desde enero.

Los bancos públicos y privados firmaron ante el Gobierno nacional el convenio para congelar la cuota de los créditos hipotecarios UVA y desde este lunes los deudores comenzarán a pagar cada mes el mismo monto que en agosto. Esa situación se mantendrá hasta fin de año.

El congelamiento de las cuotas UVA fue una de las medidas anunciadas por el Gobierno tras el sacudón financiero luego de las PASO, para amortiguar el impacto en los salarios de la suba del dólar y la aceleración de la inflación. Para evitar que la mensualidad que pagan los deudores hipotecarios se haga más pesada en el ingreso familiar durante los próximos meses, el Poder Ejecutivo decidió entonces suspender temporalmente la indexación de las cuotas.

El impacto de la medida comenzará a verse desde este lunes cuando los montos debitados a los tenedores de un crédito UVA sean los mismos que en agosto. Según comentaron a TN.com.ar fuentes oficiales, los bancos ya trabajaban desde los últimos días de la semana pasada para tener sus sistemas adecuados a las nuevas condiciones.

El nuevo esquema en que las cuotas dejarán de actualizarse mes a mes tendrá un costo que será absorbido con subsidios. El Estado girará directamente a los bancos la diferencia entre el valor de la cuota sin subsidio y la que finalmente termine pagando el deudor hipotecario.

El beneficio no incluirá a todos los préstamos sino solo a aquellas personas que hayan tomado créditos hipotecarios para comprar viviendas valuadas en 140.000 UVA. Estarán excluidos quienes tengan más de una propiedad, ya sea por haber utilizado el préstamo para comprar un segundo inmueble o hayan adquirido una primera casa, pero luego hayan heredado (por ejemplo) una segunda.

De los 114 mil créditos UVA adjudicados hasta el momento, el 70% corresponde a los bancos públicos. El 45% del total, además, está concentrado en el Banco Nación.

La cuestión es cómo volverán a actualizarse las cuotas mensuales una vez que termine el congelamiento a fin de año. Según comentó el secretario de Vivienda, Iván Kerr, «estamos trabajando para presentar un proyecto de ley en el Congreso donde la actualización de las cuotas de los créditos se haga en base al índice de variación de salarios (CVS) en lugar de tomar la variación de la inflación que mide el Indec».

El índice salarial aumentó, en el último año, en menor medida que la suba de precios. Según datos oficiales, hasta junio de este año el incremento interanual de las remuneraciones había sido de 40%. En el mismo período, la inflación fue de 55%.

Este jueves finalmente se confirmó que las cuotas de los créditos hipotecarios UVA permanecerán congeladas hasta fin de año. Los deudores pagarán en los meses de septiembre, octubre, noviembre y diciembre el mismo monto en pesos correspondiente a agosto, adelantaron fuentes a TN. El Estado cubrirá la diferencia con subsidios.

La medida alcanzará a aquellas personas que hayan tomado créditos hipotecarios para comprar viviendas valuadas en 140.000 UVA. Estarán excluidos quienes tengan más de una propiedad, ya sea por haber utilizado el préstamo para comprar un segundo inmueble o hayan adquirido una primera casa, pero luego hayan heredado (por ejemplo) una segunda.

El ministro de Interior, Rogelio Frigerio, había adelantado que el Gobierno trabajaba en un alivio para los hipotecarios UVA, teniendo en cuenta que aunque la inflación venía desacelerando en los últimos meses, se espera un nuevo salto en el índice de precios a partir de agosto, producto de la devaluación de esta semana, tras las PASO del domingo.

Por estas horas, el Gobierno termina de definir la manera en que se hará el empalme con la cuota actualizada por inflación a partir de enero, con la idea de que el salto en el valor sea gradual. Una de las opciones contempladas es que la primera cuota del año entrante sea con tope Coeficiente de Variación Salarial (CVS) más 10 puntos, el techo que rige para los préstamos Procrear desde hace un mes y que termina de ajustarse para el resto de los créditos con los bancos.

Al usar CVS más 10 puntos porcentuales como tope, el salto no sería tan fuerte, porque las cuotas ya se encuentran por encima de ese techo en la actualidad. A mayo -último dato disponible- el promedio de los tomadores de créditos pagaban una cuota equivalente a CVS más 12 o 13 puntos.

La medida beneficiaría a unos 81.000 tomadores de préstamos hipotecarios, de los cuales unos 34.500 están dentro del programa Procrear, informó TN.

La oposición intentará avanzar a fines de este mes con un proyecto de ley en el Congreso para atenuar la situación de los deudores que tomaron créditos UVA, a quienes se les dispararon las cuotas por la inflación récord de los últimos dos años, mientras se multiplica el capital adeudado.

La Comisión de Vivienda y Ordenamiento Urbano de la Cámara de Diputados, presidida por Felipe Solá, se reunió para tratar diversos proyectos de ley que proponen modificar el sistema de créditos en Unidades de Valor Adquisitiva (UVA).

Los bloques opositores acordaron un texto unificado y se firmó un dictamen que será enviado a la Comisión de Finanzas: la intención es que esta comisión se reúna para tratar este dictamen, aunque en la oposición estiman que puede haber resistencia del oficialista Eduardo Amadeo debido a que el proyecto busca «salvar» a los deudores hipotecarios que tomaron un crédito ajustado por inflación durante la gestión de Mauricio Macri.

Ocurre que los deudores confiaron en las metas de inflación de un dígito para 2019 que habían prometido Macri y el entonces presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, y la inflación no sólo que no bajó sino que se disparó hasta un récord histórico en 27 años.

Actualmente, con una inflación anual que ya llega al 53%, está creciendo la cantidad de familias que se ven imposibilitadas de pagar la cuota mientras en paralelo ven como se les multiplica en en pesos la deuda que tienen con el banco, lo que en el futuro podría tornarse impagable y forzar un desalojo.

En caso de que Amadeo no quiera convocar a la comisión, la oposición pedirá una Sesión Especial para ?el miércoles 24 de abril?.

Participaron de la reunión representantes de los tomadores de créditos UVA y de ProCreAr, especialistas en la materia y también varios legisladores que si bien no son integrantes de la Comisión de Vivienda tienen proyectos presentados.

El Secretario de Vivienda de la Nación, Iván Kerr, fue invitado al encuentro para debatir la problemática pero no asistió.

«Esta gente está en una situación desesperante, ya no pueden pagar o lo hacen con un sacrificio enorme, un esfuerzo sobrehumano para que no les arrebaten la casa, el gobierno vive en un globo en esto porque el salario promedio viene bajando, pero la cuota viene subiendo», aseguró Solá.

La propuesta consensuada por los diputados de la Comisión de Vivienda protege la capacidad de pago de los deudores hipotecarios para garantizar el derecho de acceso a la vivienda y declara la emergencia del sistema de créditos UVA por 365 días para quienes compraron vivienda única, familiar y de ocupación permanente.

Durante la vigencia de la emergencia se modifica el criterio para calcular el valor de las cuotas, incorporando el CVS (Coeficiente de Variación Salarial) al CER (Coeficiente de Estabilización de Referencia) que se utiliza actualmente: se tomará el menor de dichos indicadores.

Por último, plantea un período de gracia de seis meses para aquellas personas que perdieron el empleo después de tomar el crédito y se suspenden los desalojos que se encuentren en curso por falta de pago.

 

Jornada

El secretario de Vivienda de la Nación, Ivan Kerr, reconoció que el año pasado fue “muy difícil”, mientras consideró que la devaluación puso “en jaque” a los créditos UVA.

“Esta modalidad de créditos hipotecarios en UVA, a inicios del Gobierno, permitió bajar la barrera de ingreso que existe para el acceso al crédito. Permitió que la cuota fuera mucho más accesible”, destacó el funcionario.

En ese sentido, subrayó: “El 2018 fue muy difícil, con la crisis cambiaria que tuvimos que enfrentar, producto de la devaluación, el sistema se ha puesto en jaque”.

Sin embargo, indicó que “la mora es de 0,17 por ciento”, mientras admitió que “el sistema está diseñado para otra tasa de inflación”.

Según su consideración, “la lógica sería que el salario empiece a recuperarse en 2018”.

Kerr también sostuvo que “el promedio de la relación cuota e ingreso, es decir, cuánto del ingreso estás pagando de cuota, está en un 27,1 por ciento”.

De ese modo insistió: “No está en un nivel impagable”, mientras subrayó que “el límite que fija el Banco Central de cuánto tiene que ser la cuota respecto del ingreso, es de 30 por ciento”.

Además, anticipó que está “trabajando en poder relanzar” programas de préstamos y señaló que “hubo un ´boom´ de créditos hipotecarios”.

“El pico máximo lo tuvimos en marzo de 2018, con cerca de 14 mil millones de pesos en un mes dados en créditos hipotecarios, y cerramos diciembre con 3.500 millones”, puntualizó –según publica Ámbito-.

En diálogo con FM Milenium, aclaró: “No nos satisface, pero es mucho más de lo que se venía dando mensualmente en años anteriores”.

“Estamos trabajando con Anses para ver si podemos licitar fondos del Fondo de Garantía para que los bancos lo utilicen para prestar para la primera vivienda y abaratar un poco el fondeo, que es lo que hoy está haciendo caro de nuevo el acceso”, apuntó el funcionario.

El Comodorense