Tag

UTN

Browsing

La comunidad educativa de la Universidad Nacional de la Patagonia “San Juan Bosco” y la Universidad Tecnológica Nacional, se movilizaron ayer en Puerto Madryn, en repudio a la situación que atraviesa el sector por el recorte que aplica el Gobierno nacional. En 57 universidades públicas de todo el país no comenzaron las clases del segundo cuatrimestre. Docentes y estudiantes marcharon bajo la consigna de defensa del salario y el presupuesto universitario.

De la movilización también participaron otras instituciones y espacios políticos, además de los gremios nucleados en la CGT del Valle Inferior del Río Chubut. En tanto, las autoridades de ambas instituciones también se reunieron con el intendente Ricardo Sastre, por la mañana, en pos de unificar posturas y analizar el complejo escenario que tiene como ejes la falta de fondos, la demora en la bajada de partidas presupuestarias a nivel nacional y, además, la negociación salarial perseguida por los gremios que nuclean a los docentes de la enseñanza superior pública.

Colaboración del Municipio

Ayer, la decana y el vicedecano de la UTN, Liliana Vázquez y Luis Novoa, acompañados del secretario de Asuntos Estudiantiles, Eloy López, el secretario de Ciencia, Técnica y Posgrado, Santiago Raynoldi y el contador Claudio Expósito, todos de la UTN, participaron de la reunión con el intendente Ricardo Sastre, el titular de la Secretaría de Hacienda, Carlos Tapia y la secretaria de Ciencia, Educación y Cultura del Municipio, Milagros Badaloni.

Durante la reunión, trazaron un análisis detallado de la situación que atraviesa la facultad regional con sede en Puerto Madryn, “tras el desfinanciamiento por parte del Gobierno Nacional”, según indicaron desde la Casa de Altos Estudios”.

En este sentido, también mencionaron que el Jefe Municipal “enfatizó su preocupación por la situación de las universidades, manifestó su apoyo a la marcha del jueves por la tarde y se comprometió a colaborar en la construcción de un Taller, vital para las prácticas de Ingeniería Electromecánica”.

Subejecución presupuestaria

Por otro lado, el Concejo Deliberante de Puerto Madryn se hizo eco del reclamo, habida cuenta de que el mismo ha tenido su correlato a nivel local, a través de la Universidad Nacional de la Patagonia “San Juan Bosco” y la UTN.

En este sentido, una Comunicación elaborada por la edil Claudia Bard (FPV-PJ) se refirió a la “subejecución del Presupuesto Nacional” y planteó que “existen en nuestra ciudad dos universidades nacionales que manifiestan la grave situación por la que están atravesando actualmente a partir de la subejecución presupuestaria del Estado Nacional en lo que refiere a partidas para funcionamiento”.

En la misma línea, el documento, que fue aprobado por la mayoría de los concejales, expuso que “las partidas presupuestarias para funcionamiento son las que le permiten a las Universidades Nacionales hacer frente al pago de los servicios públicos y los gastos operativos” y que “el Estado Nacional está liquidando dichas partidas con mucha demora, y sin dar la certeza de que las partidas adeudadas al momento serán recibidas en el futuro”.

Prioridades

A su vez, “en muchos casos, quienes asisten a las universidades en nuestra ciudad, son primera generación de estudiantes universitarios en sus familias”, expresaron a través de la Comunicación, agregando que “el nivel de desfinanciamiento y la subejecución del presupuesto universitario aumentaron progresivamente desde el inicio de la gestión del presidente Mauricio Macri” y que “las políticas aplicadas por el Gobierno Central generaron la paralización de programas necesarios para asegurar el derecho a la educación y la democratización del sistema universitario”.

Sobre este punto, expusieron que “estas medidas dejan entrever el nivel de prioridad que este Gobierno Nacional le da a la Educación Universitaria Pública”, por lo que resolvieron “comunicar a la Presidencia de la Nación, al Ministro de Educación de la Nación y a la Secretaría de Políticas Universitarias que el Concejo Deliberante de la ciudad de Puerto Madryn considera muy grave la situación por la que están atravesando las Universidades de la ciudad y solicita la inmediata normalización respecto a la liquidación de las partidas presupuestarias de la Universidad Tecnológica Nacional – Facultad Regional Chubut y de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco”.

Hoy continúa el paro nacional

A nivel nacional, la huelga de docentes universitarios ya lleva su tercera semana, y se extendería hasta este viernes del Gobierno Nacional, rechazada por las federaciones Conadu y ADU (Conadu Histórica) era de un 15 por ciento.

Desde Conadu indicaron que “el mismo gobierno admite ante el FMI que la inflación este año será de entre 27 y 32 por ciento, y la propuesta está muy por detrás”.

La medida de fuerza comenzó el pasado 6 de agosto, sustentada en el reclamo de cientos de miles de estudiantes universitarios de 57 establecimientos en todo el país; algunas de las universidades no arrancaron el secundo cuatrimestre, al tiempo que un sector de los docentes adhirió a la modalidad de “clases públicas”.

Piden “cláusula gatillo”

El pasado lunes, cuando el paro a nivel nacional alcanzó su segunda semana, el Gobierno Nacional reiteró la oferta y aplicó un aumento “a cuenta” del 10,8 por ciento, decisión que endureció la posición docente. Los educadores de las universidades públicas venían cobrando un 5 por ciento de incremento desde el mes de mayo, al cual se le sumó un 5,8 por ciento en agosto; sin embargo, los gremios rechazaron de oferta y ratificaron el pedido del 30 por ciento con una “cláusula gatillo” que actualice los haberes, en caso de que el alza de precios se ubique por encima de dicho porcentaje.

De acuerdo a los cálculos de los docentes, el salario de un cargo inicial de profesor universitario, con 40 horas semanales, oscila en los 22 mil pesos.

Ciencia y Técnica, sin sustento económico

En este contexto, el Conicet, mayor órgano de investigación científica a nivel nacional aún no tiene su presupuesto aprobado para el ejercicio del año en curso, sobre lo cual referentes del Cenpat advirtieron que “fuimos los primeros en denunciarlo”.

En este contexto, también plantearon que se realizan, con frecuencia, “pequeños parches para funcionar”, como la liberación de fracciones de partidas presupuestarias.

Desde hace tiempo, autoridades e investigadores del CCT Conicet-Cenpat manifestaron su preocupación respecto de la situación económica de la institución, ya que “estamos en agosto y todavía no se aprobó el presupuesto de la entidad”, según lo indicó el titular del Instituto Patagónico de Ciencias Sociales y Humanas (IPCSH), Rolando González José.

“No estamos poniendo satélites en órbita”

A su vez, el científico recalcó que “desde nuestro instituto fuimos los primeros en denunciar esto, ya que además te zambulle en enchastres administrativos” y recordó, en esta línea, que “al principio se nos dijo que era un mero retraso burocrático administrativo, pero estamos casi pisando septiembre y todavía no tenemos presupuestos aprobados por resolución del directorio”.

Consecuentemente, “les están mandando pequeños balones de oxígeno a medida que la institución necesita para funcionar, no estamos hablando de poner satélites en órbita”, ironizó.

 

El Diario de Madryn

Lo dijo la decana de la facultad regional sede Chubut de la Universidad Tecnológica Nacional, Liliana Vázquez.

En diálogo con Radio Chubut, se refirió a la situación que está atravesando esa casa de estudios que padece por la demora en el envío de los fondos necesarios para su normal funcionamiento

Explicó que el presupuesto está dividido en dos partes, una de ellas destinada a servicios, y que incluye la compra de materiales, que es la que no se está remitiendo y la segunda, destinada al pago de sueldos.

Sobre este último punto señaló que la semana pasada hubo reuniones paritarias que no tuvieron resultado.

Vázquez, se quejó además porque las autoridades del Ministerio de Educación nacional no dan respuesta sobre la falta de fondos.

Sostuvo que de esta manera se hace imposible la planificación porque las autoridades desconocen en qué momento se enviarán las partidas correspondientes.

La UTN cuenta actualmente con 500 alumnos y se dictan tres carreras de grado, dos tecnicaturas y una licenciatura, describió la decana quien remarcó que se trabaja más en resolver los problemas económicos cuando deberían estar pensando en la parte académica.

Una situación similar está atravesando la Universidad Nacional San Juan Bosco, según describió Carlos Buckle, consejero zonal de la sede Puerto Madryn de esa institución.

En ese marco, precisó que la partida que se utilizaba para un mes y medio de funcionamiento debió extenderse para todo el primer semestre de actividad académica.

Sostuvo que el incremento en los servicios es una de las facetas que más complica la economía educativa en la que “uno está pensando en cómo resolver los problemas cotidianos y no en cómo llevar adelante muchos de los proyectos que la Universidad de la Patagonia tiene, como carreras nuevas”.

Agregó que el Gobierno Nacional decidió suspender 3 mil millones de pesos destinados a obras de infraestructura en universidades nacionales, que entre otras, afecta la universidad San Juan Bosco.

Manifestó al respecto que esa casa de estudios tiene obras licitadas e incluso pre adjudicadas desde hace más de un año sin que se pueda avanzar en ellas.

 

 

Radio Chubut

Tanto la delegación de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), y de la Universidad San Juan Bosco (UNPSJB), sufren la falta de los giros de fondos nacionales y el recorte presupuestario dispuestos desde el Gobierno Nacional.

Según Damián Barry, la sede no puede soportar 6 meses sin partidas de Nación. Ahora la salvó un envío de dos meses a último momento. “Estamos en situación similar a la UTN”.

El sistema universitario está plantando bandera en una lucha a brazo partido para poder salir de esta situación y recuperar la salida del país desde el punto de vista del desarrollo”. Lo dijo Damián Barry, delegado zonal de la Universidad Nacional de la Patagonia “San Juan Bosco” sede Puerto Madryn.

En la última semana, la comunidad educativa de la UNPSJB evidenció el ahogo financiero que entorpece el funcionamiento. “Estamos sufriendo entre 3 y 5 meses de gastos operativos que no bajan de Nación. Es muchísimo para las universidades nacionales”. En el caso de la Universidad Tecnológica Nacional “llegaron a no poder pagar la luz, nosotros estamos en una situación similar, al borde”.

El delegado fue categórico: “Ya tenemos estimado que el límite son cinco meses, al sexto mes tenemos que cerrar la Universidad”, advirtiendo que “estuvimos a punto de cerrar la Universidad y no abrir el segundo cuatrimestre”. No sucedió porque “Nación bajó un par de meses”. Eso otorgó oxígeno pero “no nos permite planificar. No sabemos cuándo van a bajar los fondos. Se agrava porque nuestro rector cada 15 días viaja a la Secretaría de Políticas Universitarias para ver cómo las universidades continúan. Es un desgaste porque en vez de cómo mejoramos la calidad educativa tenemos que estar viajando a Buenos Aires para saber cómo la universidad continúa abierta”.

El delegado sostuvo que “en Nación no hay una vocación de pensar que la educación superior es la salida al desarrollo de nuestro país”.

Sin la posibilidad de cubrir gastos básicos y sin poder planificar, se daña la calidad educativa que afectará el corto y mediano plazo a la Argentina. “Es impresionante el esfuerzo de los docentes y el personal de apoyo para que no se afecte la calidad, porque no la tenemos que resignar. Hacemos un esfuerzo enorme para mantenerlo”.

En Madryn la presencia de las universidades es clave para permitir el ascenso social mediante la educación. “Quienes más tienen mandan a sus hijos fuera de la ciudad. Nosotros educamos a la mitad de la población que queda en la ciudad y no entenderlo es hipotecar el futuro. Tenemos 1.500 alumnos y debemos tener 2.500 para formarse para el futuro”.

Los docentes tratan de revertir el “desaliento que hay en los jóvenes” que se plantean “para qué vas a estudiar. Es el problema más grave en que tenemos que luchar” dijo Barry. En los últimos años la matrícula creció pero “ante el mensaje de que no habrá trabajo y para qué te vas a formar, no habrá futuro. Los chicos lo sufren y debemos revertirlo y convencer a toda la población que la salida es formarse, porque cuanto mas conocimiento le pongamos a la producción mejor vamos a estar como país”.

El delegado descartó el arancelamiento porque hay una cultura muy fuerte en el país de la educación libre y gratuita. No obstante, Barry consideró que hay un mecanismo más sofisticado: “Si vienen empresas multinacionales y nos obligan a los investigadores y docentes universitarios a transmitirles nuestro conocimiento por 2.50 pesos, es una especie de arancelamiento. No debemos caer porque sería canjear nuestra capacidad de conocimiento para llevárselo. No hace falta que se vayan sino que nos pueden tener produciendo conocimiento con sueldos bajos para países extranjeros. Esta ecuación no cierra, debemos recuperar la producción de conocimiento nacional, invertirla en industrias nacionales y apostando a la producción argentina”.

 

 

Diario Jornada