Tag

utiles escolares

Browsing

El Ministerio de Agricultura, Ganadería, Industria y Comercio, a cargo de Leandro Cavaco, rubricó el acuerdo de precios sobre útiles escolares y productos básicos para el inicio del ciclo lectivo 2020 con más de 17 librerías de Rawson, Comodoro Rivadavia, Trelew, Esquel, Puerto Madryn, Sarmiento, Rada Tilly y Cholila.

El acuerdo incluye más de 20 productos y se extiende hasta el 20 de Marzo. “Estamos celebrando un nuevo acuerdo por la vuelta al cole, es un gran esfuerzo que se realiza desde el sector mancomunado con el aporte del Estado. Es uno más de los acuerdos que venimos celebrando para cada fecha que lo amerita”, indicó el ministro.

“El objetivo es hacer más llevadera la vuelta al colegio, tener un precio más accesible para llegar a la mayor población posible”, añadió. Se trata de 21 productos básicos de la canasta escolar que costará en promedio $1.200.

En este sentido, Cavaco destacó el programa vigente de 15% de descuentos en supermercados para jubilados, pensionados, beneficiarios de tarjetas sociales y agentes estatales.

Controles

En tanto, la Secretaría de Trabajo, a través de la Dirección de Defensa del Consumidor, se encarga de auditar estos convenios y los precios cuidados.

“Es un trabajo en conjunto. Desde el Ministerio cuando se reciben denuncias se actúa para poder solucionarlo” y agregó que “estos convenios a pesar que terminan en el compromiso con la provincia, continúan porque beneficia al sector y aporta al cuidado del bolsillo del consumidor”.

Asimismo, adelantó que los próximos acuerdos serán con pescaderías, en Semana Santa y la renovación del programa del 15% de descuento en compras de supermercados para agentes estatales.

La Coordinación de Reinas del Chubut dio a conocer que por 33 años consecutivos ha lanzado la campaña de recolección de útiles escolares que tiene como objetivo apoyar a estudiantes primarios y secundarios de familias vulnerables.

Para hacer llegar el aporte en útiles escolares, se puede hacer a través de la redes sociales: en el Facebook de las Fiestas de las provincias y de sus Reinas, Embajadoras y Misses o bien al correo: reinas-delchubut@live.com.ar

Los precios no dan respiro. La canasta escolar registró una suba de 54 por ciento para los alumnos de primaria. Así lo registró un informe del centro de análisis económico CEPA. El documento precisó que el incremento de precios de la canasta escolar en el acumulado de los últimos tres años asciende al 229 por ciento. El Gobierno, cuando asumió, dijo que el problema de la inflación era lo más fácil de resolver. En el inicio del cuarto año de mandato las promesas quedaron lejos de cumplirse. La principal consecuencia fue la pérdida de poder adquisitivo. El salario mínimo subió un 106 por ciento desde 2016 y la Asignación Universal por Hijo 174 por ciento. La canasta escolar lo hizo en casi 230 por ciento.

El informe del CEPA (realizado por Eva Sacco, Félix Schmidt y Marcelo Galvano) precisó que la canasta para alumnos de primaria asciende a 1007 pesos. “Si se consideran el resto de los gastos que debe afrontar una familia para enviar a los hijos al colegio, tales como la indumentaria escolar, cuotas y matrículas (en el caso de colegios privados) y textos escolares se requieren 18.531 pesos para escuelas privadas. En el caso de las públicas, la cifra se ubica en los 7868 pesos”, detalló el centro de estudios que dirige Hernán Letcher.

La canasta total para enviar a los niños a la escuela aumentó a ritmos mayores respecto de lo que subieron los salarios. “En 2019 se pueden adquirir 1,59 canastas con el salario mínimo, mientras que en 2018 la cifra era de 1,68 canastas, en 2017 de 2,22 canastas y en 2016, 2,53. Esto implica que se perdió 5 por ciento de poder de compra contra 2018 y 37 por ciento respecto de 2016”, dijo el CEPA en un documento con la firma de los investigadores Eva Sacco, Félix Schmidt y Marcelo Galvano.

En el trabajo se hizo un relevamiento de los elementos básicos que solicitan los docentes a sus alumnos al momento de comenzar el año escolar. La canasta de productos básicos (ver detalle en cuadro adjunto), que este año se consigue a 1007 pesos, tenía un valor de 655 pesos el año pasado, mientras que se conseguí a 473 pesos en 2017 y a 306 pesos en 2016. Para la canasta de nivel secundario (incluye carpetas y repuestos en lugar de cuadernos y resaltadores), los valores fueron aumentando en proporciones similares. Este año, los productos se compran a 769 pesos, cuando el año pasado se requerían 536 pesos, en 2017 a 428 pesos y en 2016 a 258. Los salarios no subieron a este ritmo y dejan en evidencia la fuerte caída en el poder de compra de la población desde finales de 2015.

Cuando se revisa la evolución por productos, los aumentos resultan notables. Por caso, el mismo lápiz que en 2016 se conseguía a 5 pesos ahora tiene un valor de 22 pesos. La Plasticola pasó de 8,87 a 52 pesos, la tijera de 18 a 60 pesos. Para algunos productos las subas fueron todavía más marcadas. Se destaca el caso del sacapuntas que pasó de costar 4,55 a 42 pesos. Es un aumento de más de 800 por ciento en tres años –según publica Página 12-.

La indumentaria escolar es otro de los rubros con fuertes subas. “Los kits de uniformes para colegios privados (considerando en todos los casos cuotas de colegios subsidiados o parroquiales), un equipo de remera o chomba, pantalón, campera, pollera, short y zapatillas escolares, asciende a alrededor de 5960 pesos mientras que en 2018 el costo era de 3790, es decir, un incremento de 57 por ciento”, detalló el CEPA. Para las escuelas públicas, la indumentaria reglamentaria exige el guardapolvo y debe agregarse un par de zapatillas escolares, que las familias suelen adquirir con las compras de marzo, con las cuales el total asciende a 2180 pesos, con un 46 por ciento de aumento sobre el año pasado.

El documento agregó que “a los costos de la indumentaria, se pueden sumar las mochilas, que suelen adquirirse al comenzar las clases. Las mochilas con carrito de arrastre para los chicos de primaria tienen un costo que arranca en los 1600 pesos y puede llegar hasta los 4000 o 4500 pesos si incluyen los dibujos de los personajes de moda. En el caso de las mochilas de espalda o los bolsos que los chicos más grandes llevan a la escuela secundaria, las mismas arrancan desde 850”.

La matrícula y las cuotas de las escuelas privadas son otro punto relevante en el informe del Centro de Economía Política Argentina. “Entre la matrícula y la cuota, las familias que envían a sus hijos a escuelas privadas deben calcular un total adicional de 6883 pesos por cada hijo si es alumno de escuela primaria y 7867 pesos si asiste a la secundaria o media”. El incremento de las cuotas aprobadas por el oficialismo representa 40 por ciento en el caso de la primaria y 43 por ciento en la secundaria. Paralelamente, el incremento salarial propuesto para los docentes porteños es de 23 por ciento.

 

Comerciantes consultados por El Patagónico coincidieron en que los incrementos que registraron los precios de los útiles escolares, a comparación del inicio de clases del año pasado, los hacen ser alrededor del 50 por ciento más caros, e incluso mucho más en determinados artículos. Una lista de útiles puede costar entre 4.700 y 5.300 pesos sin la mochila y sin considerar tampoco la indumentaria escolar. La mayoría de los padres adquieren los «elementos necesarios para empezar» o recorren comercios con una lista para comparar precios y después analizar dónde conviene comprar.

A menos de un mes para el inicio del ciclo lectivo, programado para el 6 de marzo, María y sus tres hijos, Matías, Federico y Tomás, recorren el centro comodorense en busca de los útiles para la vuela a clases.

Matías, el más pequeño, comenzará primer grado y su emoción es mayor a la de sus hermanos que ya están por ingresar a la secundaria. “Quiero todo de Los Vengadores”, repite Matías mientras su mamá hace cuentas sobre los costos de la lista de útiles que le dieron en la Escuela 204.

Federico y Tomás buscan dos carpetas, un block de hojas rayadas y un par de lapiceras. “Listo. Nosotros ya estamos”, aseguran los adolescentes mientras ven cómo su hermano más pequeño se vuelve loco recorriendo la librería y juguetería El Estanco.

“Ellos ya están grandes y se arreglan con dos cosas, pero ¿Cómo le decís al más chico que no? Subió todo. No hay nada que cueste menos de 15 pesos y una mochila buena te puede llegar a costar más de 2 mil pesos. La verdad es que es un dinero importante comprar los útiles. Lo peor es que si vos pagas en 12 cuotas, lo terminás de pagar el próximo año cuando ya tenés que empezar en volver a gastar”, dimensionaba María mientras terminaba el viernes de realizar la compra y charlaba con El Patagónico.

En total, la familia gastó 4800 pesos, pero solo lograron comprar “lo esencial” como una mochila, cuadernos, lápices, carpetas N°3, repuestos de hojas, dos cartucheras y lapiceras. “Después volveremos por lo de plástica. Esperemos que las cosas no vuelvan a aumentar porque así no se puede seguir viviendo”, lamentaba.

Un 50 % más caro

Entre el inicio del pasado año escolar y este, la canasta de útiles ha aumentado más de un 50% en Comodoro Rivadavia. Así lo aseguraron diferentes comerciantes en un relevamiento que efectuó este diario.

Matías Aguirre, encargado de la sucursal céntrica de El Estanco, graficó que cada vez más la gente se vuelca a las segundas marcas.

“La realidad es que podés hacer una canasta gastando la misma cantidad de plata que el año pasado. El problema es la dispersión de los precios. Tenés artículos como mochila de espalda a mil pesos y otras que arrancan en 600 pesos. Es probable que más cerca del inicio de clases tengamos alguna oferta por lo que los precios arrancarían más abajo”, afirmó.

“Tenés un estuche de lápices de colores de primera calidad de lápices a 115 pesos, o podés elegir los nuestros de fabricación nacional 45 pesos, y otros que son importados a 65 pesos. Básicamente la esencia es la misma. La mayoría subió menos que la inflación y lo que hay es una mutación a las segundas marcas en la listas de las escuelas”, analizó.

En tanto, desde la librería La Única manifestaron que los aumentos se comenzaron a profundizar en junio y se mantuvieron al ritmo de la devaluación y de la inflación que en el caso de la Patagonia fue del 50,6 por ciento a lo largo de 2018.

“Todo aumentó, pero el incremento de precios se empezó a dar en junio y en menos de tres meses se remarcó mucho los precios. Es casi al ritmo de la devaluación. Tuvimos un caso donde los precios se remarcaron tres veces en un solo mes. Diciembre fue el último mes donde se incrementaron los precios y hasta ahora se han mantenido en esa línea pero si los comparamos con el año pasado se puede decir que cuestan hasta casi el doble”, contrastaron.

Una canasta de 4700 pesos

Los incrementos que ha sufrido la canasta escolar han generado que se tenga que contar hasta con entre 4700 y 5300 pesos por estudiante para comprar los útiles esenciales. “Mucha gente viene ahora y como que trata de anticipar la jugada. Piensa que los aumentos van a seguir y por eso puede llegar a gastar hasta 5.300 pesos en una canasta para un colegio privado. Esto incluye todos los elementos para plástica y para todo el año. Pero este precio es sin la mochila”, aclararon desde La Única.

Mientras que desde El Estanco consideraron que se puede armar una canasta escolar desde 1.500 pesos hasta los 10 mil pesos. “Nosotros tratamos de darles todas las opciones posibles a la gente para su comodidad. Es cierto que uno puede hacer un gasto grande, pero también se pueden conseguir los útiles por un valor considerable”, sostuvo Aguirre.

Cambio de hábitos

La disminución en el poder adquisitivo de los trabajadores ha impactado en los hábitos de compra durante los últimos años y la canasta escolar no es ajena a esta tendencia. “Lo que vemos por acá es que los padres de los niños que van a los colegios públicos te compran lo básico. ‘Es para empezar’ te dice la mayoría. También se da que muchos llegan con su lista, sacan cuentas y deciden dónde comprar cada cosa”, describieron en La Única.

En este sentido, el encargado de la sucursal céntrica de El Estanco manifestó que, en reiteradas ocasiones, la gente prefiere gastar más en algunos útiles que en otros.

“Hemos venido observando que por ahí la gente se da el gusto en determinadas cosas. Un ejemplo muy común es que prefiere gastar más en una carpeta, pero achica en el lápiz, en la goma y la lapicera. Lo que más se nota es el cambio de hábito. Estamos en Argentina y sube todo. Nosotros estamos atentos a cómo se va desenvolviendo la gente en las compras. Las marcas por ahí no son tan conocidas y se meten en consideración de los compradores”, graficó.

El Patagónico