Tag

UNICEF

Browsing

Fernando Sigman, especialista de salud de Unicef Argentina, ponderó hoy el trabajo conjunto realizado por esa institución y por el Ministerio de Salud de la Nación para llevar adelante tareas de contención de la salud mental de niños, niñas y adolescentes en el contexto de la pandemia de coronavirus, ya que son individuos que están sujetos a «presiones y violencias con menos posibilidades de ser atendidos».

Al participar del reporte que emite la cartera sanitaria, el representante del organismo internacional que trabaja para la protección de los derechos de la niñez afirmó que «la contención de la salud mental es fundamental» por esto días ya que la pandemia afecta «a todos y a todas, particularmente a niños y adolescentes que tienen que estar aislados, que no concurren a sus actividades habituales y están sujetos a distintos tipos de afecciones de salud mental».

En ese sentido, comentó que Unicef en Argentina canaliza el esfuerzo de miles de donantes para «minimizar la transmisión del virus y los efectos de una enfermedad que sabemos que afecta menos a niños y adolescentes» pero que tiene «efectos secundarios sobre los sistemas de salud y sobre los servicios esenciales» que esa población tiene derecho a recibir. 

Entre otros puntos, destacó la capacitación de «miles de personas del equipo de salud que trabajan y que están en la primera línea de atención a las familias y niños» y puso como ejemplo la preparación destinada a los más de 700 agentes sanitarios indígenas con herramientas para contener situaciones de salud mental. 

«Además estamos desarrollando un plan nacional para afrontar las situaciones de emergencia y desastres en aspectos de salud mental», comentó Sigman.

Unicef también colaboró con la facilitación de elementos de protección personal y para fortalecer servicios de neonatología, como bombas saca leche, cánulas de alto flujo para los niños que requieren tratamiento con oxigeno y concentradores de oxigeno para niños y adultos.

«Trabajamos muy en conjunto con el Ministerio no solo para dar respuesta a la emergencia sino para ayudar a la recuperación posterior», señaló Télam.

La pandemia de covid-19 parece haber llevado a un aumento del 15% en la cantidad de niños a nivel mundial que viven en la pobreza, según un nuevo informe de Unicef, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia y la organización sin fines de lucro Save the Children. El informe se basa en datos de casi 80 países.

Las organizaciones señalaron este jueves que el aumento de la pobreza representa que 150 millones de niños más no tienen acceso adecuado a educación, vivienda, nutrición, servicios de salud, saneamiento o el agua, lo que hace que el número mundial de niños en situación de pobreza sea ahora de casi 1.200 millones.

«El covid-19 y las medidas de bloqueo impuestas para evitar su propagación han empujado a millones de niños a una pobreza más profunda», dijo Henrietta Fore, directora ejecutiva de Unicef en un comunicado de prensa. «Las familias que estaban al borde de escapar de la pobreza han vuelto a entrar, mientras que otras están experimentando niveles de privación que nunca antes habían visto. Lo más preocupante es que estamos más cerca del comienzo de esta crisis que de su final», añadió.

Por su parte, Inger Ashing, presidenta ejecutiva de Save the Children, señaló en un pronunciamiento que «esta pandemia ya ha causado la mayor emergencia educativa mundial de la historia, y el aumento de la pobreza hará que sea muy difícil para los niños más vulnerables y sus familias compensar la pérdida».

«Los niños que pierden educación tienen más probabilidades de ser forzados al trabajo infantil o al matrimonio precoz y a quedar atrapados en un ciclo de pobreza en los próximos años. No podemos permitirnos que toda una generación de niños se convierta en víctimas de esta pandemia», dijo Ashing.

Además, la pobreza puede tener un impacto significativo en el bienestar y la seguridad de mujeres y niños.

«No debemos apresurarnos a pensar que solo las personas pobres enfrentan la violencia de género. Eso ha sido refutado una y otra vez. Pero lo que es cierto es la disponibilidad de servicios y la disponibilidad de espacio», dijo la Dra. Natalia Kanem, directora ejecutiva del Fondo de Población de las Naciones Unidas, durante una reunión virtual.

«A veces la situación se vuelve volátil, porque todos estamos encerrados juntos», apuntó Kanem. «La idea de que una mujer se encuentre en una situación estresante: puede haber perdido su empleo, su pareja, lo que sea. Los niños también pueden ser víctimas de ese tipo de situación. Esa es la verdadera preocupación».

La Unicef teme un repunte de mortalidad infantil. El número de muertes de menores de 5 años cayó a un mínimo histórico en 2019, hasta 5,2 millones en todo el mundo, según cifras de Unicef, que advierte del peligro de un repunte como consecuencia de la pandemia.

La tasa de mortalidad infantil continuó el pasado año su tendencia a la baja hasta los 38 fallecimientos por cada 1.000 nacimientos, un descenso del 50 % desde el año 2000 y de casi un 60 % desde 1990, según un informe anual que elaboran la Agencia de la ONU para la Infancia y otros organismos internacionales.

El Fondo para la Infancia de Naciones Unidas (Unicef) anunció hoy que coordinará la compra y la distribución de vacunas contra el nuevo coronavirus y que cantidades «sin precedentes» podrían producirse durante los próximos dos años.

Se trata de la operación «más rápida y de mayor envergadura jamás realizada en materia de adquisición y suministro de vacunas», y está enmarcada en el plan del Mecanismo de Acceso Mundial a las Vacunas contra la Covid-19 (Mecanismo COVAX).

Los plazos comunicados a Unicef por 28 fabricantes con centros de producción en diez países reportaron que el periodo comprendido entre el desarrollo y la producción de las vacunas podría constituir «uno de los avances científicos y de fabricación más rápidos de la historia».

Las inversiones para afrontar la producción de dosis a gran escala dependerán del éxito de los ensayos clínicos, la disponibilidad de acuerdos de adquisición anticipados, la confirmación de los fondos y la mejora de las vías de registro y regulación, de acuerdo con los fabricantes.

Unicef coordinará los esfuerzos para obtener y distribuir dosis para 92 países de ingresos bajos y mediano bajos en colaboración con el Fondo Rotatorio de la Organización Panamericana de Salud (OPS), con el apoyo del compromiso anticipado de mercado del COVAX y las reservas para emergencias humanitarias.

El Fondo para la Infancia de la ONU ayudará también a obtener vacunas a ochenta países de ingresos más altos que informaron su intención de participar en el Mecanismo COVAX de la Alianza Mundial para las Vacunas (GAVI), financiando las dosis con sus presupuestos públicos.

“Se trata de una alianza entre los gobiernos, los fabricantes y los asociados multilaterales en la que todos debemos poner de nuestra parte para continuar la batalla decisiva contra la pandemia de COVID-19”, aseguró Henrietta Fore, directora ejecutiva de Unicef.

El siguiente paso será asegurar que los países que financiarán la vacuna por sí mismos confirmen su participación en el Mecanismo COVAX antes del 18 de septiembre, lo que permitirá promover inversiones tempranas para aumentar las capacidades de fabricación a gran escala a través de acuerdos de adquisición anticipados, señaló Télam.

Al finalizar 2020, habrá 1,2 millones pobres más entre los niños, niñas y adolescentes de Argentina en relación al año anterior, según un informe presentado hoy por UNICEF que actualiza las estimaciones realizadas en mayo, cuando la organización pronosticaba que 750 mil niños, niñas y adolescentes (NNYA) caerían en esa situación para la misma época, por la pandemia de coronavirus.

Las nuevas proyecciones alertan que, entre diciembre de 2019 y diciembre de 2020, la cantidad de chicas y chicos pobres pasará de 7 a 8,3 millones, lo que en términos porcentuales implica que casi el 63% de los NNYA estará en esa condición a fin de año, muy por encima de la estimación del 58.6% realizada en mayo.

En tanto, se espera que la pobreza extrema crezca de 1,8 a 2,4 millones, afectando al 18.7% de los NNYA al final del período analizado.

«La pobreza extrema aumenta más en términos relativos, porque se incrementa un 33% mientras que la pobreza general está aumentando un 18%, lo que implica que los más afectados por esta situación son los que están en la indigencia», dijo Sebastián Waisgrais, especialista en Inclusión Social de Unicef.

No obstante «estos valores cambian significativamente» en función del lugar de residencia, el nivel educativo o de ingresos de los padres, evidenciando las «desigualdades».

Estos datos forman parte del informe «Actualización de la estimación de pobreza infantil» que Unicef elabora sobre la base de datos oficiales del Indec y los nuevos pronósticos de evolución del PBI realizados por el FMI, que en el caso de Argentina prevé una caída de la actividad del 9,9%, es decir, «significativamente» más alta que la previsión anterior, que era de sólo el 5,7%; y una recuperación «más lenta» durante el 2021.

La Organización Mundial de la Salud, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y Save the Children, publicaron un cuento gratuito que ayuda a los niños a comprender la pandemia de coronavirus.

El libro de cuentos se llama “Mi heroína eres tú: ¡Cómo pueden los niños luchar contra la COVID-19!” y explica cómo pueden protegerse a sí mismos, a sus familias y a sus amigos del coronavirus. También habla sobre resiliencia y cómo trabajar cuando tienen emociones difíciles de sobrellevar.

Según indicó la Unicef, el libro tiene como principales lectores a niños de entre 6 y 11 años, aunque también recomiendan que los padres se los lean a los más pequeños. El proyecto surge del Grupo de Referencia sobre Salud Mental y Apoyo Psicosocial en Emergencias Humanitarias y Catástrofes del Comité Permanente entre Organismos, una colaboración de organismos de las Naciones Unidas, organizaciones no gubernamentales nacionales e internacionales y organismos internacionales que prestan servicios de salud mental y apoyo psicosocial en situaciones de emergencia.

Para llevarlo a cabo se hicieron preguntas a más de 1700 niños, padres y maestros de todo el mundo. A partir de las respuestas, la escritora e ilustradora, Helen Patuck se encargó de relatar las enseñanzas a través de una aventura entre Sara y su dragón, quienes viajan por el mundo para que todos los chicos aprendan a enfrentar al coronavirus.

Entre diciembre de 2019 y diciembre de 2020, la cantidad chicas y chicos pobres pasará de 7 millones a 8,3 millones en todo el país, según proyecciones de a Unicef. Esto equivale a decir que el 62,9% del total de la población infantil del país (6 de cada 10 niños y adolescentes), viven en condiciones de vulnerabilidad social, una situación que se agravó por el parare económico a causa de la pandemia de coronavirus.

El duro diagnóstico que dio a conocer este miércoles Unicef empeoró respecto del difundido en mayo. En ese mes, la organización que está bajo la órbita de la OMS había calculado que para diciembre de 2020 habría 7 millones de niños pobres en Argentina, es decir, el 57,2% del total de chicos. Ahora, subió 5 puntos porcentuales ese dramático panorama.

Unicef volvió a remarcar que pese a la gran cantidad de programas destinados a evitarlo, Argentina nunca logra reducir este indicador y advierte que en los últimos años, la cifra empeoró y ahora se recrudeció con la crisis sanitaria por el covid-19 que afecta a todo el mundo.

Respecto de los chicos que están en situación de pobreza extrema, es decir, indigencia, las proyecciones también son igual de preocupantes. Se pasó de estimar 1,8 millones de niños indigentes (16,3%) a 2,4 millones (18,7%) que prevés caerán en esta situación a fin de año.

Si la pobreza infantil se mide por la zona donde los chicos viven, en los barrios populares superará este año el 92% mientras que en los otros barrios será del 62%, describe el trabajo de Unicef.

En cuanto al impacto del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), Unicef dijo que alcanza al 47% de los hogares, frente al 22% que lo recibía en abril. “Son 13 millones de personas que habitan en 2,8 millones de hogares donde al menos un miembro recibe el IFE”, señaló la representante de Unicef Argentina, Luisa Brumana, y destacó que la continuidad de los programas de protección social “es clave para evitar que más hogares caigan en la pobreza extrema”.

En tanto, consultado por minutouno.com, Sebastián Waisgrais, especialista en monitoreo e inclusión social de Unicef, sostuvo que las medidas que implementó el Gobierno frente a la pandemia fueron esenciales para mitigar el impacto en la pobreza de los niños y adolescentes. “Especialmente se destacan los refuerzos de la AUH y el Programa Alimentar con impacto directo en los chicos y sus familias”, comentó.

No obstante, puso especial énfasis en la necesidad de “mejorar la focalización de las respuestas identificando carencias que no son resueltas por estas transferencias, generando refuerzos adicionales y dando previsibilidad a los incrementos de la AUH, cuya movilidad automática fue suspendida en diciembre del año pasado”.

El cambio en el diagnóstico de Unicef se debe a la modificación de las proyecciones económicas que hizo el Fondo Monetario Internacional (FMI) para el país. Mientras en abril, el organismo multilareral calculaba una caída del PBI de 5,7%, hace un mes corrigió esa proyección a 9,9% para este año, lo cual traerá aparejado más pobreza, desempleo y deterioro en la calidad de vida de los argentinos.

También los análisis del FMI para el próximo año no son alentadores. Redujo la recuperación que preveía. Ahora estimó que será más lenta en 2021.

Fuente: Minuto Uno.

El Fondo para la Infancia de Naciones Unidas (Unicef) alertó este martes de que al menos 40 millones de niños en todo el mundo se han quedado sin educación preescolar a causa del cierre de los centros de cuidado infantil y educación temprana por la pandemia del coronavirus en una etapa de formación que consideran «esencial».

«La interrupción de los servicios educativos a causa de la pandemia está impidiendo que los niños inicien su educación lo mejor posible», explicó la directora ejecutiva de Unicef, Henrietta Fore, en un comunicado remitido a la prensa con motivo de la publicación de un informe elaborado por Unicef-Innocenti que analiza el estado de la atención infantil y la educación de la primera infancia en todo el mundo.

«El cuidado y la educación durante la primera infancia construyen la base sobre la que reposan todos los aspectos del desarrollo de los niños. La pandemia está amenazando seriamente esa base», subrayó Fore.

CUIDADO INFANTIL EN MEDIO DE LA PANDEMIA

El informe, titulado «Cuidado infantil en una crisis global: el impacto de la COVID-19 en la vida laboral y familiar», incluye un análisis del impacto que ha tenido el cierre generalizado de servicios esenciales para las familias a causa de la pandemia.

En concreto, señala que los confinamientos han hecho que muchos padres hayan tenido que esforzarse por equilibrar el cuidado infantil y el empleo remunerado, y subraya que una carga desproporcionada de esta situación se la han llevado las mujeres que «de media, dedican tres veces más tiempo al cuidado y las tareas domésticas que los hombres», dice el comunicado de Unicef.

Los confinamientos han golpeado con mayor dureza a las familias de niños pequeños, especialmente en países de ingresos bajos y medios, porque muchas de ellas ya no podían acceder antes a servicios de protección social.

«El cuidado de los niños es esencial para proporcionar a los niños servicios integrales, afecto, protección, estimulación y nutrición. Al mismo tiempo, les permite desarrollar habilidades sociales, emocionales y cognitivas», advierte la organización.

El informe detalla asimismo que más de 35 millones de niños menores de cinco años a nivel mundial han quedado en algún momento sin la supervisión de un adulto, y que los servicios de educación infantil y de primera infancia que eran inaccesibles, inasequibles o de mala calidad ya antes del coronavirus obligaron a muchos padres a dejar a los niños pequeños «en entornos inseguros y poco estimulantes en un punto crítico de su desarrollo».

«De 166 países, menos de la mitad ofrece programas de educación preescolar sin matrícula de al menos un año, cifra que cae al 15 % cuando se trata de países de bajos ingresos», subraya Unicef, que añade que «en 54 países de bajos y medios ingresos de los que se tienen datos recientes, alrededor del 40 % de los niños de entre 3 y 5 años no disfrutan de estimulación socioemocional y cognitiva por parte de ningún adulto en su hogar».

Revela, además, que 9 de cada 10 mujeres en África y casi 7 de cada 10 en Asia y el Pacífico trabajan en el sector informal y no tienen acceso a ninguna forma de protección social, a la vez que indica que muchos padres quedan atrapados en este tipo de empleo poco fiable y mal pagado, «lo que contribuye a los ciclos intergeneracionales de pobreza».

«La pandemia de la COVID-19 está agudizando la crisis mundial de cuidado infantil», dijo Fore, quien complementó que «las familias necesitan el apoyo de sus Gobiernos y sus empleadores para capear este temporal y salvaguardar el aprendizaje y el desarrollo de sus hijos».

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y Unicef advirtieron hoy sobre la “alarmante disminución” en la vacunación de los niños debido a las interrupciones en la entrega y utilización de los servicios de inmunización causados por la pandemia de coronavirus.

Las interrupciones en la vacunación de los menores amenazan con revertir el “difícil” progreso de llegar a más niños y adolescentes con una gama «más amplia» de vacunas, que ya se ha visto «obstaculizada» por una década de cobertura demorada, informó la agencia de noticias DPA.

Los últimos datos sobre estimaciones de cobertura de vacunas de la OMS y Unicef para 2019 indican que están en peligro de retroceder los logros alcanzados en la expansión de la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) en 106 países y en una mayor protección para los niños contra más enfermedades.

Según la OMS y Unicef «la situación es especialmente preocupante para América Latina y el Caribe, donde la cobertura históricamente alta” se redujo “en la última década””

“En Brasil, Bolivia, Haití y Venezuela, la cobertura de inmunización se desplomó al menos 14 puntos porcentuales desde 2010”, precisaron los organismos y añadieron que “estos países ahora también se enfrentan a interrupciones moderadas a severas relacionadas” con el coronavirus.

Los datos preliminares para los primeros cuatro meses de este año apuntan a una caída sustancial en el número de niños que recibieron tres dosis de la vacuna contra la difteria, el tétanos y la tos ferina (DTP3) cuya reducción se podría ver por primera vez en 28 años”

En 2019, casi 14 millones de niños se perdieron las vacunas que salvan vidas, como el sarampión y el DTP3. La mayoría de estos niños viven en África y es probable que no tengan acceso a otros servicios de salud.

Además, dos tercios de ellos se concentran en 10 países de ingresos medios y bajos: Angola, Brasil, República Democrática del Congo, Etiopía, India, Indonesia, México, Nigeria, Pakistán y Filipinas.

«Las vacunas son una de las herramientas más poderosas en la historia de la salud pública, y ahora se inmuniza como nunca antes a más niños, pero la pandemia del Covid-19 ha puesto en riesgo esas ganancias”, alertó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Añadió que “las vacunas se pueden entregar de manera segura, incluso durante la pandemia, y estamos pidiendo a los países que garanticen estos programas esenciales para salvar vidas».

Debido a la pandemia de Covid-19 al menos 30 campañas de vacunación contra el sarampión estaban o están en riesgo de ser canceladas, lo que podría provocar nuevos brotes en 2020 y en el futuro próximo.

«El Covid-19 ha convertido la vacunación de rutina previa en un desafío desalentador, debemos evitar un mayor deterioro en la cobertura de la vacuna y reanudar urgentemente los programas de vacunación antes de que la vida de los niños se vea amenazada por otras enfermedades”, señaló la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore, quien agregó: “No podemos cambiar una crisis de salud por otra».

Las organizaciones informaron que la probabilidad de que un recién nacido esté completamente vacunado con todas las vacunas recomendadas a nivel mundial para cuando llegue a los 5 años es inferior al 20 por ciento”

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia y Facebook lanzaron la campaña #EnCasaSinViolencia para difundir durante la pandemia del coronavirus información de concientización y prevención del abuso sexual contra niños y niñas, del que, según Unicef, se registran unos 3.000 casos al año en la Argentina.

Unicef y Facebook señalaron a través de un comunicado que el aislamiento social, preventivo y obligatorio, dispuesto para contener el contagio del virus, aumenta la exposición de los chicos y las chicas a situaciones de violencia en el hogar; y que la convivencia ininterrumpida y la suspensión de clases limitan y dificultan las posibilidades de pedir ayuda o hacer una denuncia.

Según los datos del Fondo de la ONU para la Infancia, en Argentina se registran unos 3.000 casos por año de niños, niñas y adolescentes que sufren algún tipo de situación de abuso sexual.

En el 77 % de los casos el agresor es un familiar directo o alguien de su entorno cercano; y en el 50 por ciento los episodios suceden dentro del propio hogar de la víctima o en el de un familiar.

🤔¿Cómo podemos prevenir el abuso sexual contra chicos y chicas durante el aislamiento debido al #COVID19?🔷 Junto a…

Publicado por UNICEF Argentina en Jueves, 11 de junio de 2020

#EnCasaSinViolencia

Es una incentiva a los adultos referentes para que mantengan un diálogo abierto y una escucha activa con ellos y ellas, para que hablen sobre temas como la privacidad e intimidad; que les enseñen a los chicos y chicas los nombres de sus partes del cuerpo y las diferencias entre las caricias buenas y las que no lo son, así como la diferencia entre secretos buenos y malos.

Unicef señala que es necesario que comprendan que pueden decir que “no” siempre que lo deseen, y que sientan la confianza necesaria para hablar de la situación de abuso con un adulto de confianza.

La campaña interpela a las personas que están al cuidado de niños, niñas y adolescentes, para que estén atentos a sus cambios de comportamiento: la irritación, angustia, incremento de pesadillas, ansiedad, ira, rechazo a alguna persona o depresión pueden ser manifestaciones que podrían indicar posibles situaciones de abuso o de alguna otra vivencia como la violencia física o emocional.

Mundo digital

En el caso de los niños y las niñas más grandes y los y las adolescentes, es clave comprender sus hábitos en el mundo digital, fomentar la búsqueda de contenidos de calidad y evitar que accedan a contenido inapropiado, remarcando lo importante que es que cuiden su privacidad y seguridad en redes sociales para evitar el cyberbullying, grooming, exposición no consentida o experiencias negativas en internet.

Hernán Monath, especialista en Protección de Derechos de Unicef, afirmó que “el abuso sexual contra niñas, niños y adolescentes es una problemática frecuente en el hogar y se estima que los casos superan en número a los detectados y denunciados”.

“Es imprescindible en este contexto que sus entornos familiares y cercanos puedan estar atentos, observarlos y fomentar diálogos y escuchas abiertas para prevenir, detectar y protegerlos frente a estas situaciones de violencia”, completó.

Unicef recordó que la violencia contra niños, niñas y adolescentes es siempre prevenible y que con la colaboración entre todos los sectores se puede apoyar a las familias, a las comunidades y a las instituciones para promover una crianza basada en el buen trato, el respeto, y el diálogo.