Tag

Tucuman

Browsing

Durante la pandemia por coronavirus hubo muchas situaciones escandalosas en la Argentina, sin embargo ninguna tan grande como el beneficio de la prisión domiciliaria para criminales con el fin de resguardar su salud. En esta oportunidad un preso, Tucumán, condenado por abuso con dicho beneficio acosó sexualmente a una nena de 12 años. La situación fue advertida por la madre de la menor quien denunció ante la justicia la situación.

El hecho tuvo lugar en la provincia de Tucumán, en la localidad tucumana de Alderetes. El hombre señalado por la mujer es un violador que se encontraba cumpliendo la condena en su domicilio, ya que se encontraba dentro del grupo de riesgo del covid-19.

Ante el hostigamiento, la Fiscalía solicitó que se le revoque el beneficio al abusador y que regrese a la prisión. También se ordenó que la familia de la menor reciba contención.

El acusado fue condenado en 2017 por cometer el aberrante delito de abusar sexualmente a su propia hija y dejarla embarazada. Debido a tal antecedente fue que la Justicia decidió realizar dicha solicitud.

La noticia tuvo gran repercusión en las redes sociales y fueron muchos los que demostraron su cólera por el abusador y la Justicia. «Un violador no debería tener ningún beneficio», «Nunca debería haber salido», «Tendrían que condenar al violador y al juez que lo soltó», «Que el juez que lo liberó lo hospede en su casa», fueron algunos de los comentarios menos violentos de parte de los internautas.

También hubo quienes sacaron a la luz la realidad de las cárceles argentinas, que no cumplen su función de reinsertar a los criminales a la sociedad, sino que salen peor. Según algunas investigaciones, el 43% de los presos vuelven a delinquir. Algunas de las causas son volver a hacer amistad con malas influencias o por la falta de oportunidad de trabajo que tienen los ex presidiarios.

El Salón de la Jura de la Independencia, el único recinto original que se salvó de la demolición de 1903, registra actividad paranormal, según la directora del Museo, se oyen ruidos, voces y hay movimientos inexplicables, asegura.

Los argentinos no damos para sustos. La casa más famosa del país, la que todos dibujamos, esculpimos y recreamos con fósforos, panes de jabón y maquetas de cartón, estaría embrujada o al menos existe constantemente una actividad paranormal.

Al menos eso opinó la historiadora, María Cecilia Guerra Orozco, actual directora del Museo Casa Histórica de la Independencia en Tucumán.
Ubicada en la calle Congreso 141, en el Jardín de la República, solía recibir un desfile de niños curiosos y adultos nostálgicos, pero el confinamiento preventivo nacional y obligatorio la obligó a cerró sus puertas el 13 de marzo de este año. Aún así, el sitio histórico no pierde su encanto, energía, ni misterios.

La máxima autoridad señaló que ”el lugar está impregnado de una energía particular que no pasa desapercibida para los visitantes ni para el personal que trabaja allí. Nunca es indiferente pasar por la puerta del Salón de la Jura porque la energía de ese espacio es distinta, es emocionante”, dijo Guerra Orozco.

“Algo se siente, como una mística muy particular que no tienen otros espacios. Cuando pasamos por el salón, nunca quedamos del mismo modo, o te emocionás o te dan escalofríos. En ocasiones se observa alguna que otra sombra, alguna puerta que se abre sola, alguna ventana que se abre sola… se escuchan ruidos, pasos, sin explicación racional posible”, detalló la directora.

Comentó incluso que –en los días en que se podía ingresar como turista al recinto- “muchos visitantes lloran y otros cantan el himno” cuando están ahí.

Para la directora del Museo, “es nuestra historia y seguramente estos ruidos y cosas con las que convivimos forman parte de la historia de esta casa”.

La vivienda original fue construida durante la década de 1760 por el comerciante Diego Bazán y Figueroa, para ser otorgada como dote al matrimonio de su hija Francisca Bazán con el español Miguel Laguna, y como la familia creció fuera de lo previsto, en algún momento llegaron a vivir en la casa más de quince personas.

Durante los días de la Revolución de Mayo, la casa pertenecía a los descendientes de Francisca Bazán, pero en alguna fecha que no se puede precisar por falta de registros, el gobierno revolucionario la alquiló para convertirla en cuartel de oficiales y tropa, durante los meses agitados que sobrevivieron luego de la Batalla de Tucumán.

Entre marzo de 1816 y enero de 1817, todavía era una propiedad arrendada por el estado, por lo cual durante los agitados días del Congreso de Tucumán era un espacio oficial.

Para acoger a los congresistas, en 1816 se derribó una de las paredes interiores que dividían dos de las tres salas emplazadas entre el primer y segundo patio.

Así, en esa nueva amplitud se decidió la declaración de Independencia el 9 de julio. Tiempo después, se venció el alquiler y la propiedad volvió a manos privadas, aunque el descuido y el deterioro le fueron restando valor inmobiliario.

Sesenta años más tarde, en 1874, el solar fue definitivamente adquirido por el Estado nacional, que la destinó a edificio de Correos. Aún así, por temor a un derrumbe, en 1903 se demolió casi por completo. El único sector del edificio que se salvó de los picos y la topadora fue precisamente el Salón de la Jura de la Independencia, en donde se concentraría la “actividad paranormal” señalada por la directora del Museo.

“Creemos –sostuvo la funcionaria- que esta energía particular, llámese como se quiera llamar, convive con nosotros y somos muy respetuosos porque esta casa no es nuestra sino de todos los que estuvieron antes y quienes estarán después”.

El gobernador de Tucumán, Juan Manzur, fue denunciado penalmente junto a funcionarios de los tres poderes del Estado provincial, entre ellos un vocal de la Corte Suprema de Justicia, por haber violado la cuarentena obligatoria por el coronavirus para juntarse a comer un asado.

La presentación, que fue realizada este martes ante la Justicia Federal con asiento en Tucumán, lleva las firmas de la referente local de la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación, Alejandra Martínez Romero, y del abogado Gustavo Morales, informó La Nación.

Además de Manzur, la denuncia apunta contra el vocal de la Corte Suprema local, Daniel Leiva; el vicegobernador Osvaldo Jaldo; la diputada nacional del Frente de Todos, Gladys del Valle Medina; los intendentes peronistas Darío Monteros (Banda del Río Salí), Carlos Najar (Las Talitas), Javier Noguera (Tafí Viejo) y Aldo Salomón (Alderetes); y el vicepresidente primero de la Legislatura provincial, Gerónimo Vargas Aignasse . El planteo también alcanza a los ministros del Interior, Miguel Acevedo, de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin y de Salud, Rossana Chahla.

En la denuncia se adjuntó una copia de una nota publicada el pasado sábado en el diario local La Gaceta en la que se brindaron detalles sobre el asado que compartieron Manzur y las demás autoridades en la casa de la diputada Medina y su esposo, el intendente Monteros, en la ciudad de Banda del Río Salí, distante 8 kilómetros al este de la capital tucumana.

En su planteo judicial, Martínez y Morales advirtieron que, al participar de un asado en plena cuarentena, los funcionarios mencionados «violaron lo ordenado por el Poder Ejecutivo Nacional en el decreto 297/2020, en particular el artículo 4, donde se establece que ante un supuesto de infracción al aislamiento social preventivo y obligatorio corresponde la inmediata intervención de la Justicia Penal».

Según los denunciantes, la actitud asumida por los funcionarios provinciales califica en el tipo delictivo contemplado en el artículo 205 del Código Penal. «Es un delito doloso. El autor debe conocer el deber impuesto por las medidas sanitarias, la situación de riesgo de epidemia y la obligación de cumplir con dichas medidas en el caso concreto», señalaron. Además, advirtieron que «se trata de un delito de mera actividad que se consuma con la mera infracción del mandato o prohibición emanada de la fuente jurídica».

El abogado Gustavo Morales opinó que «con esta impudicia concretada por parte de las principales autoridades de los tres poderes del Estado, queda demostrado que en Tucumán no existe la división de poderes y hace recordar a la letra del tango Cambalache».

Según el letrado, «por este tipo de episodios, Tucumán está lejos de volver a ser considerada como el Jardín de la República, como lo soñaron en 1816 los próceres que juraron en esta provincia la Independencia nacional».

Las críticas al asado que compartieron las autoridades tucumanas también llegaron desde el Colegio de Abogados de Tucumán. El titular de la entidad, Marcelo Billone , cuestionó a Leiva por haber participado de la reunión, violando el aislamiento preventivo y obligatorio dispuesto por el Gobierno nacional para frenar el avance del coronavirus. «El asado supone una franca violación al artículo 205 del Código Penal. Es indudable que las restricciones a las libertades impuestas por el Presidente de la Nación deben ser cumplidas por todos y que los funcionarios debieran predicar con el ejemplo», dijo Billone.

La obra privada retomará sus actividades el próximo lunes, en forma paulatina y cumpliendo los protocolos sanitarios exigidos por las autoridades locales, con un horario establecido de 7 a 16 para evitar aglomeraciones.

Los detalles los brindó el subsecretario de la Gobernación de Tucumán, Pedro Sandilli, luego de reunirse ayer con representantes de la actividad.

Las empresas constructoras deberán enviar un mail al Comité Operativo de Emergencias (COE) de la provincia, especificando la dirección de cada obra, los empleados afectados y los responsables de esa construcción, y luego deberán esperar una respuesta con el permiso de habilitación.

Por su parte, Edgardo Lichtmajer de la Cámara de Empresas de la Construcción Privada de Tucumán, señaló que uno de los horarios posibles para comenzar con la actividad será de 7 a 16 horas, “para no incidir con el flujo de gente”.

En tanto, el representante de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina, David Acosta, dijo que “es un alivio” poder reanudar la obra privada que en la provincia incluye alrededor “de 3.000 compañeros, que gradualmente van a ir volviendo a sus trabajos”, señaló Télam.

El equipo tucumano se impuso 2 a 0 en los 90 minutos y con remates desde el punto del penal, fue más efectivo y avanzó a la fase 3.

Atlético Tucumán se clasificó anoche para jugar la fase 3 de la Copa Libertadores luego de ganarle como local a The Strongest de Bolivia por 6 a 5, en una dramática definición por remates desde el punto del penal y será el próximo rival de Independiente de Medellín en la instancia que definirá un cupo en la fase de grupos.

El equipo tucumano se impuso 2 a 0 en los 90 minutos con goles anotados por Marcelo Ortiz y Leonardo Heredia, y de esa forma se equilibró la serie ya que The Strongest se impuso por el mismo marcador en el partido de ida jugado hace una semana en La Paz.

En la fase 3 de la competencia internacional, Atlético Tucumán enfrentará a Independiente Medellín, que el martes eliminó a Deportivo Táchira en Venezuela (4 a 2 el global), y el primer partido de esa instancia se disputará el próximo miércoles, en Colombia.

De ese duelo saldrá el equipo que complete la zona H en la fase de grupos, donde tendrá que enfrentar a Boca Juniors, Caracas FC y Libertad de Paraguay.

La necesidad de ganar para revertir el 0-2 en La Paz obligó a Ricardo Zielinski a poner en el campo de juego un equipo con clara mentalidad ofensiva, aunque las intenciones del entrenador no se reflejaron al menos en cantidad de chances generadas en el arco visitante.

Los centros se convirtieron en la principal arma de ataque de los tucumanos y por esa vía llegaron las conquistas de Ortiz, en el primer tiempo, y Heredia, en el segundo.

Después que la serie quedara equilibrada, los dos equipos tuvieron chances de inclinar la balanza pero ninguno pudo evitar la definición con remates desde el punto del penal, donde fue más efectivo el local y avanzó a la fase 3.

La gran figura de esa definición fue el veterano arquero Christian Lucchetti, quien desempolvó su vieja costumbre adquirida en tiempos de Banfield, cuando era el pateador designado para los penales del conjunto albiverde.

El arquero mendocino que el 26 de junio próximo cumplirá 42 años se dedicó a desmentir al almanaque y después de anotar el tercer penal de su equipo (al goleador Javier Toledo le habían atajado el primero), atajó «in extremis» el quinto, para pasar a la serie de uno a uno.

Y en esa instancia volvió a lucierse para contener el segundo de su noche gloriosa y responder con creces a la ovación que le dispensó la hinchada del «decano» antes del comienzo de la serie de penales.

«Ahora se nos vendrá un partido muy importante el próximo miércoles con Independiente Medellín, en Colombia, y esperemos volver a estar a la altura de las circunstancias para empezar los dos últimos pasos hacia la fase de grupos», confió el «Laucha» apenas culminado el encuentro, con una tranquilidad de análisis sorprendente para alguien que había vivido semejante emoción un puñado de minutos antes.

-Síntesis-

Atlético Tucumán: Cristian Lucchetti; Guillermo Acosta, Marcelo Ortiz, Yonathan Cabral y José Luis Fernández; Lucas Melano, Cristian Erbes, Ariel Rojas y Leonardo Heredia; Javier Toledo y Cristian Díaz. DT: Ricardo Zielinski.

The Strongest: Daniel Vaca; Gonzalo Godoy, Gabriel Valverde, Gonzalo Castillo y Saúl Torres; Diego Wayar, Raúl Castro, Walter Veizaga y Marvin Bejarano; Jair Reinoso y Harold Reina. DT: Mauricio Soria.

Gol en el primer tiempo: 21m Ortiz (AT).

Gol en el segundo tiempo, 12m Heredia (AT) .

Cambio en el primer tiempo: 32m Willie Barboza por Castro (TS).

Cambios en el segundo tiempo, antes de comenzar, Rolando Blackburn por Reina (TS), 19m Augusto Lotti por Heredia (AT), 27m Ramiro Carreras por Díaz (AT) y 36m Federico Bravo por Erbes (AT).

Definición por penales: para Atlético anotaron Carreras, Lucchetti, Lotti, Bravo, Fernández y Ortiz. Vaca le atajó el remate a Toledo. Para The Strongest convirtieron Reinoso, Veizaga, Valverde, Barboza y Castillo. Luchetti contuvo los disparos de Blackburn y Torres.

Árbitro: Raphael Claus (Brasil).

Estadio: Atlético Tucumán, señaló Télam.

.

Con el objetivo de privilegiar las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el presidente Alberto Fernández canceló el viaje a Tucumán, donde iba a participar de la primera reunión del Consejo de Seguridad Interior.

El primer mandatario iba a viajar hoy a la noche al norte del país, y mañana a las 8:30 iba a encabezar la primera reunión en el Catalinas Park, en la capital tucumana. En el encuentro se presentará el Plan Federal de Seguridad y se firmarán convenios destinados a incrementar la cooperación entre la Nación y las provincias.

En lugar de Fernández, comenta INFOBAE que asistirán al evento los ministros Sabina Frederic (Seguridad), Marcela Losardo (Justicia) y Juan Cabandié (Ambiente y Desarrollo Sostenible), el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa, el secretario de Articulación Federal de Seguridad, Gastón Fucks, los secretarios de Seguridad de todas las provincias y los jefes de Prefectura Naval, Gendarmería, Policía Federal y de Seguridad Aeronáutica.

La decisión de Fernández coincidió con la llegada al país de la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) para auditar las cuentas públicas y mantener reuniones con el Gobierno con el fin de analizar la marcha de la política económica.

Tras mantener contacto informal a lo largo de las últimas semanas con la administración del Frente de Todos, los representantes del organismo permanecerán en el país hasta el 19 de febrero. En estos días se concretarán reuniones de trabajo.

La llegada de la directora adjunta del departamento para el Hemisferio Occidental del organismo, Julie Kosack, y del encargado del caso argentino, Luis Cubeddu, coincidió con la jornada de exposición del ministro de Economía, Martín Guzmán, en la Cámara de Diputados sobre los alcances de la renegociación de la deuda externa.

Además de seguir de cerca el proceder de Guzmán ante legisladores, los representantes del FMI también van a mantener encuentros con autoridades del Banco Central y AFIP. La intención de la Argentina es llegar a un acuerdo a finales de marzo por la renegociación de la deuda por USD 44.000 millones con el FMI.

Este miércoles por la mañana, Alberto Fernández recibió en la Casa Rosada al titular del sindicato de Camioneros, Hugo Moyano, con quien dialogó sobre la situación gremial, la negociación paritaria y la renegociación de la deuda externa, entre otros temas, según indicaron fuentes oficiales.

En primer lugar, Moyano se reunió en la Casa de Gobierno con el ministro del Interior, Eduardo ‘Wado’ de Pedro, y, posteriormente, ambos subieron al primer piso, donde se encuentra el despacho presidencial, y allí conversaron por más de una hora y media con Fernández. Tras la reunión, Moyano se retiró sin hablar con la prensa.

En declaraciones que realizó este lunes a radio Continental, el Presidente había adelantado que esta semana iba a comenzar con “una serie de reuniones con sindicalistas” para hablar de las paritarias. Al referirse a los gremios, el Presidente los calificó como “muy importantes” y dijo que su intención era que “sean parte de este tiempo, no solo que se sienten a las mesas paritarias”.

“Antes de que empiece me he ordenado la agenda para hablar con todos ellos”, había dicho el mandatario el lunes en sus declaraciones, en las que puso reparos a las cláusulas gatillo, al considerarlas “un modo implícito de indexación”.

La última vez que Moyano concurrió a la Casa Rosada fue el 27 de diciembre pasado, cuando participó de un encuentro convocado por Fernández para firmar el acta de Compromiso para el Desarrollo y la Solidaridad, en el que estuvieron presentes sindicalistas, empresarios y dirigentes sociales.

Ignacio Arce anotó el 1-1 definitivo contra Instituto en La Ciudadela.

Se terminaba el partido y con él las esperanzas de San Martín de Tucumán de conseguir al menos un punto como local contra Instituto, que ganaba desde los 46 minutos por un tanto de Facundo Silva. Pero entonces apareció lo imprevisto.

Perdido por perdido, Ignacio Arce fue a buscar la pelota en un tiro de esquina en el cuarto minuto de descuento, mientras el público convertía al estadio de la Ciudadela tucumana en una caldera. El arquero se jugaba un partido aparte: hasta el último campeonato, justamente había defendido los colores deLa Gloria.

Acaso superados por la tensión o por el cansancio, los jugadores visitantes no le prestaron la debida atención a su excompañero. Así, después del centro que llegó desde la derecha, el arquero apareció solo para cabecear desde el borde del área chica y mandar al fondo de la red la pelota.

El gol desató el festejo del Santo tucumano, que quedó ahora a cuatro puntos de distancia de su escolta en la zona B, Sarmiento de Junín. A su gran campaña en el campeonato, con 9 victorias, 4 empates y tan solo una derrota, ahora hay que sumarle este episodio que quedará en el recuerdo, informó Clarín.

Una joven tucumana encontró al felino en una cueva y lo cuidó sin saber que era un animal salvaje. «Es juguetón, está domesticado y es muy dócil», destacó el presidente de la Fundación Argentina de Rescate Animal.

Una joven de Tucumán encontró a un cachorro indefenso en una cueva, se lo llevó y crió durante casi tres meses. Pensó que era un gato, pero se trataba de un puma yagouaroundi -nombre científico-. El animal está ahora en una reserva de la zona.

La historia de Florencia y Tito, como bautizó al felino, se dio a conocer a través del diario El Tucumano. Según le contó la joven al medio, un día, mientras pescaba con su hermano Lucas, escuchó ruidos similares a los que emiten los pichones en un árbol del lugar. Cuando fue a investigar, descubrió que en realidad el sonido venía de una cueva.

Allí había dos cachorros que estaban amamantándose de su mamá fallecida. La joven los agarró y albergó en su casa. La hembra, Dani, murió a la semana. Tito, en cambio, sobrevivió.

A medida que pasaba el tiempo y la fisonomía del felino cambiaba, empezó a sospechar que no era un gato. Entonces, decidió llamar a la Fundación Argentina de Rescate Animal (FARA) para que se lo llevaran. Según informó Clarín, el presidente de FARA, Hernán Rodriguez Salazar, sostuvo que «afortunadamente, ella nos llamó y, de buena onda y corazón, nos entregó el animal porque se dio cuenta de que no era apto para su casa. Lo enjaulamos y llevamos al veterinario que trabaja con nosotros», explicó Salazar, quien además es el jefe de los Bomberos Voluntarios de Yerba Buena.

El médico le sacó una placa al cachorro, de tres meses de edad. «Tenía una fisura en una de las piernas traseras. Es juguetón, está domesticado. Muy dócil», aclaró el presidente. Después de revisarlo, lo trasladaron a la Reserva Horco Molle de Yerba Buena, un área protegida donde cuidarán a Tito.

«Allí tienen una hembra de la misma especie. Ellos siempre procuran tratar de adaptarlo a su hábitat natural, para que vuelva a ser un animal de caza, que pueda cazar por sus propios medios. Por otro lado, van a seguir tratándole esa fisura en la pata trasera», informó Salazar.

El yagouaroundi, también llamado gato moro, es un mamífero carnívoro que habita en áreas protegidas de Córdoba, San Luis, Entre Ríos, Norte argentino y algunas regiones de Latinoamérica.

Es más grande que un gato doméstico y parecido al puma concolor, aunque más chico. En cuanto a su estado de conservación, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, es una especie bajo «preocupación menor».

Un hombre fue detenido luego de chocar 14 veces con su propio vehículo contra el auto de su ex pareja para impedir que se llevara sus pertenencias y la del hijo de ambos de tres años. Ocurrió en Tucumán.

Todo se inició en a las últimas horas cuando el hombre amenazó a la mujer con un arma de fuego para que no retire sus cosas de la casa que habían compartido.

De todas maneras, ella se retiró del lugar a bordo de su automóvil Chevrolet Meriva, mientras que su expareja la siguió en su Chevrolet Corsa, embistiéndola en varias oportunidades.

Al ver la agresión, según informó el sitio del diario La Gaceta, varios vecinos arrojaron piedras contra el protagonista en la intersección de las calles Ejército del Norte y Marcos Paz.

Finalmente, el conductor del Corsa escapó a toda velocidad y a unas 20 cuadras terminó chocando contra un árbol, tras lo cual fue detenido por la Policía.

El comisario Julio Fernández, jefe de la división Trata de Personas y de Violencia de Género, sostuvo que «no hay registros de un hecho tan violento como este».

El jefe policial remarcó que «es fundamental que las personas que sufrieron algún tipo de problemas continúen con la acción penal. Es la única manera de que puedan conseguir medidas de protección o vigilancia policial si es que hiciera falta».

La querella de los familiares de la víctima había pedido apartar del caso a dos de los tres jueces por impedir que declaren tres testigos nuevos, entre otros pedidos de pruebas.

El Tribunal Oral Federal de Tucumán rechazóuna recusación  de «parcialidad manifiesta» contra dos de sus miembros interpuesta por la familia de Agapito Ledo en el juicio en que se investiga al ex jefe del Ejército general (RE) César Milani por la desaparición de ese soldado.

Se trata de los jueces Gabriel Casas y Carlos Enrique Jiménez Montilla, quienes habían sido objetados por los representantes de la querella antes del inicio de este juicio, en disconformidad por el rechazo de testigos propuestos.

En tanto que el juez Enrique Lilljedahl, quien se desempeña en este debate como subrogante, había quedado al margen de esta presentación.

«Recusamos a estos jueces por entender que tienen un comportamiento que favorece a Milani. Estos jueces se han negado a incorporar prueba a pedido de las querellas y sumar nuevos testimonios contra los argumentos que presenta en las audiencias», señaló en diálogo con Télam la abogada Viviana Reinoso, integrante del equipo legal que patrocina a los Ledo.

En concreto, la letrada se refiere a las declaraciones que ofrecieron distintos testigos a lo largo de este juicio y al testimonio dela cuñada de Milani, Clara Waite, quien declaró ante el Tribunal que en su familia «se sabía» que el militar habría «matado al soldado Alberto Ledo». En realidad, Milani está acusado de haber cometido el supuesto delito de falsedad ideológica del acta de deserción de Ledo que encubrió su desaparición. El soldado fue secuestrado y asesinado durante el Operativo Tucumán cuando se desempeñaba en un batallón de ingenieros de La Rioja en el que Milani era subteniente. El acta lleva la firma de Milani pero éste lo niega.

En el juicio, Waite contó que su padre, Manuel Alberto Waite Figueroa, quien falleció hace casi 34 años, le contó en su lecho de muerte la supuesta implicación de Milani con este hecho y que el represor Luciano Benjamín Menéndez «intervino para que el entonces joven oficial no compareciera ante la Justicia por este caso» en al arranque de la democracia».

Waite dio el nombre de una persona, teniente coronel retirado Carlos Gaudelia, que de acuerdo a sus dichos tendría conocimiento de la supuesta participación del imputado Milani en la desaparición de Ledo.

Pero esos dos jueces rechazaron llamar a Gaudelia como testigo porque «milita en contra de los juicios por delitos de lesa humanidad y que, en relación a Milani se vio afectado» cuando este en el 2010, como director de Inteligencia del Ejército, dio a conocer la lista de los agentes secretos del arma durante la dictadura.

En cambio, señalaron las querellas que la posición de Casas y Jiménez «contrastacon la clara fundamentación del voto del Dr. Enrique Lilljedahl quien hizo lugar a la citación del testigo en cuestión».

Esos dos jueces, además, «rechazaron al testigo Jorge Yomacon análoga fundamentación; cuando se rechazó la prueba pericial ofrecida por los acusadores, como así también el audio de la entrevista realizada a Milani por parte de los periodistas Raúl Kollmann y Daniel Tognetti en el programa “Siempre en Hoy” de Radio del Plata del 24 de junio de 2016″.

Durante la declaración de Waite, el juez Casas vetó -además- varias preguntas de las querellas por entender que «alteraban la plataforma fáctica del proceso».

Al analizar la recusación, los jueces del tribunal oral de Tucumán afirmaron que «resultan manifiestamente inciertos los hechos que se alegan, conforme una razonable interpretación del artículo 62 del Código Procesal Penal de la Nación, en su texto y semántica, resulta procedente el rechazo in liminede la pretensión de apartamiento de dos magistrados».

La denegatoria de la pretensión en cuestión «también se sustenta en impedir que el planteo recusatorio se convierta más, que en un intento de salvaguardar la imparcialidad del tribunal, en una velada búsqueda de condicionarla«. El rechazo tiene la firma de los tres jueces del tribunal. Ahora la querella de los Ledo debe decidir si la acepta o apela a la Cámara Nacional de Casación Penal.

Ledo, nacido en La Rioja y estudiante de la Carrera de Historia, desapareció en junio de 1976 en la localidad de Monteros, donde se encontraba de comisión con una compañía del Batallón 141, la unidad en la cual cumplía el Servicio Militar Obligatoria.

El conscripto desapareció cuando realizaba un patrullaje a las órdenes del capitán Esteban Sanguinetti, que en este juicio está acusado de ser el presunto responsable del secuestro y el asesinato de Ledo.

Por su parte, Milani, quien al momento de los hechos se desempeñaba como subteniente, está acusado en este juicio de haber falsificado el acta de deserción de Ledo, y por eso se le imputan los delitos de falsedad ideológica y encubrimiento agravado, informó Clarín.