Tag

tripulantes

Browsing

Lo confirmó Carlos, el capitán del barco pesquero Atlántico I que permanece en la rada del Golfo Nuevo. “Estamos todos bien, con síntomas leves de gripe y con cinco o seis que han perdido el olfato”, contó a Radio 3 el marinero de 44 años. “Vamos esperar que todos los testeos den negativo”, recalcó. El congelador tiene a bordo 104 toneladas de langostino.

«Somos 38 a bordo y nos pasaron el informe de que todos estamos contagiados de Covid-19. No sabemos cómo nos contagiamos, porque llevábamos 30 días navegando, esta es la segunda marea. Salimos de Puerto Deseado y tuvimos una sola entrada hace 15 días a Madryn, pero nadie de a bordo bajó del buque», reveló el capitán del Atlántico I en diálogo telefónico.

«Gracias a Dios estamos todos bien, solamente tenemos síntomas de gripe leve, en ningún momento hubo alguien grave, pero cuando cinco o seis perdieron el olfato en un día nos pareció raro y nos acercamos», explicó.

«Se están recuperando los que tenían síntomas de gripe, a otros les está agarrando, con un poco dolor de cuerpo, pero nadie con fiebre, todos estamos bien», aseguró sobre el estado clínico de la tripulación.

«Hay de todas las edades; 23, 25, 30, más de 30 y dos o tres que superan los 50 años, pero no tenemos pacientes de riesgo», precisó ante una consulta puntual.

«Hay de Puerto Deseado, otros dos de Madryn, yo soy de Necochea, hay de Buenos Aires, Corrientes, somos de diferentes puntos de la Argentina», remarcó sobre el origen de los marineros.

«Uno no lo quiere pensar, pero hay que salir a trabajar, es lo que hicimos toda la vida», dijo sobre los temores y los riesgos.

«Nos han atendido muy bien, el miércoles coordinamos la atención médica y a la hora que fondeamos vino un bioquímico, nos hisopó a todos, nos sacó sangre y al otro día ya teníamos los resultados», contó sobre el operativo sanitario.

«Tenemos 104 toneladas de langostino a bordo, pero como es un buque congelado se conserva tranquilamente», recalcó el capitán.

«Debemos esperar, nos harán varios testeos y hasta que demos todos negativos vamos a seguir en rada», señaló.

«También tenemos viveres, nos han llamado de Prefectura, el médico y además estamos en contacto por video llamada con nuestros familiares. Esperamos seguir así, pasar la enfermedad», remarcó con optimismo.

«Yo tengo 44 años y cuatro hijos, todavía la vida viví en Necochea», agregó Carlos en el final.

Este sábado por la noche llegó al muelle Storni de Puerto Madryn una embarcación pesquera con uno de sus tripulantes sin vida.

Se trata de un trabajador de 61 años, cuyo deceso fue calificado por las autoridades como “muerte dudosa”, por lo que se ordenó que su cuerpo sea trasladado a la morgue local a fin de practicar una autopsia.

El hombre se encontraba embarcado en el pesquero “Porto Belo II” y el resto de la tripulación permanece en el buque ya que debido al protocolo vigente establece que los tripulantes de los barcos que llegan a descargar no pueden descender del mismo.

Por el caso tomó intervención la Justicia Federal de Rawson que investiga las causas del fallecimiento mientras que Prefectura y Policía Científica realizaron tareas en la embarcación.

El pesquero quedó a disposición de la Justicia por lo que, hasta tanto sea liberado y pueda volver a la zona de captura, permanecerá surto al muelle Storni de Puerto Madryn.

Lo confirmó el director general de Defensa Civil, José Mazzei. Una vez finalizadas las actuaciones de rigor, de acuerdo a los protocolos establecidos de coronavirus, se habilitaba a los forenses a realizar las autopsias a los cuerpos del médico y el enfermero fallecidos en el accidente aéreo.

De acuerdo con los protocolos establecidos por el coronavirus, les realizaron el test del Covid-19 a los cuerpos de los fallecidos en la tragedia aérea y al piloto y copiloto de la aeronave en las últimas horas, según confirmó el director general de Defensa Civil, José Mazzei.

Una vez finalizadas las actuaciones de rigor, de acuerdo a los protocolos establecidos de coronavirus, se habilitaba a los forenses a realizar las autopsias a los cuerpos del médico Federico Bassi y el enfermero Patricio Walmsley, quienes perdieron la vida en el accidente ocurrido este martes por la noche cerca del aeropuerto de Esquel.

«Más allá de la tragedia que nos golpea a todos, no se pueden romper los protocolos; incluso hay que hacerle los test tanto a los cuerpos de los fallecidos como a los dos sobrevivientes», detalló Mazzei a Radio 3.

«Una vez que se hagan los análisis de coronavirus, los médicos forenses quedarán habilitados para hacer las autopsias. Hoy hay una situación de salud pública que está por encima de cualquier otra situación», precisó el funcionario.

La Armada de EE.UU. ha comunicado que toda la tripulación del portaviones USS Theodore Roosevelt fue sometida a análisis médicos de covid-19 y aproximadamente el 18 % de ellos dieron positivo.

El buque permanece atracado en la base naval estadounidense de la isla de Guam, en el Pacífico, desde el pasado 27 de marzo. Las pruebas revelaron que un total de 840 tripulantes son portadores del nuevo coronavirus. De ellos, 88 se han recuperado y 4 siguen ingresados en el Hospital Naval de Guam, pero ninguno está en cuidados intensivos, dio parte este jueves la Armada.

Al mismo tiempo, los análisis de 4.098 marinos del portaviones han resultado negativos, mientras aún está pendiente por conocerse los resultados de una «pequeña cantidad» de pruebas. De momento, un tripulante ha muerto a causa de una enfermedad relacionada con el virus.

De los casi 5.000 miembros de la tripulación, 4.234 han sido trasladados a tierra, mientras que unos 700 permanecen a bordo del portaviones para mantener sus funciones vitales.

Coronavirus a bordo

El brote de la enfermedad a bordo del USS Theodore Roosevelt se desató a finales de marzo, generando controversias en las altas esferas de la Armada. El capitán del portaviones, Brett Crozier, que también acabó dando positivo, fue destituido de su cargo después de que se filtrara una carta en la que pedía a sus superiores que tomaran acciones inmediatas para ayudar a su tripulación tras registrarse varios casos de covid-19 en la nave.

A esa misiva reaccionó el secretario interino de la Armada de EE.UU., Thomas Modly, que en un discurso dirigido a la tripulación del barco llamó a Crozier «ingenuo» y «estúpido». Sin embargo, tras recibir duras críticas por parte de varios políticos, Modly se disculpó públicamente el 6 de abril, y un día después renunció a su cargo.

En el segundo aniversario de la tragedia que conmocionó al país, se descubrió en el Puerto de Comodoro una placa en honor a los 44 marinos fallecidos.

Familiares, funcionarios y vecinos de Comodoro Rivadavia encabezaron este viernes en el puerto de la ciudad un emotivo acto en homenaje a los 44 tripulantes que en 2017 perdieron su vida a bordo del submarino ARA San Juan.

La ceremonia se desarrolló este mediodía frente al edificio de la Armada Argentina por iniciativa del Gobierno del Chubut y la Honorable Legislatura de la Provincia, a poco más de dos años de la tragedia que conmocionó al país y el mundo.

En un acto donde primaron muestras de agradecimiento hacia organismos, instituciones y trabajadores que voluntariamente se acercaron a colaborar en las tareas de búsqueda y rescate, también se realizó un minuto de silencio y se colocó una placa en honor a los submarinistas fallecidos.

En representación del Gobierno provincial, el administrador del Puerto de Comodoro Rivadavia, Favio Cambareri, señaló que la “pérdida de los marinos nos tocó muy cerca, a nosotros y a todo el país”, y recordó que desde “esta ciudad tuvimos la oportunidad de trabajar en la organización de la búsqueda en conjunto con distintos países del mundo que acudieron a la emergencia”.

Luego, el funcionario provincial agradeció “la solidaridad de muchas personas e instituciones que nos acompañaron en aquella oportunidad, que se acercaron voluntariamente”, y agregó que no se trata de un homenaje más, sino de “una demostración de nuestro sentimiento, de nuestro afecto que va a quedar marcado en la historia de este puerto y de esta ciudad”.

Calidad humana

En un sentido discurso, el padre de uno de los tripulantes fallecidos, Luis Tagliapietra, retrocedió en sus palabras hasta el 22 de noviembre de 2017 “cuando desde la Armada nos dijeron que estaba confirmada la explosión, en ese momento se sabía poco, lo cual fue un golpe durísimo para todos”.

Reveló que en “ese profundo dolor, veíamos por televisión cómo el pueblo de Comodoro, la gente del puerto y Favio Cambareri -que hoy nos transformamos en grandes amigos- vinieron y se autoconvocaron a trabajar las 24 horas para poder rescatar a los chicos”.

Tagliapietra recordó “a la gente del Hospital acondicionándolo para esperarlos y esa fue una inyección de esperanza para nosotros y fue un ejemplo de que no hay que bajar nunca los brazos. Lamentablemente ya había pasado lo peor y no se podía solucionar”.

“Fueron días de esperanza que me regalaron todos ustedes”, aseguró emocionado y agregó que “cuando vine por primera vez, ahí me confirmaron la calidad humana de todos, y a dos años todavía me siguen dando fuerza y apoyando”.

Reivindicación

En tanto, la diputada provincial, Gabriela Dufour, señaló que con esta ceremonia “queremos reivindicar el patriotismo” de los 44 tripulantes. Sostuvo que durante los 368 días que duró la búsqueda “hubo angustias, reclamos y desesperación por saber de su existencia”.

Recordó que en ese momento, “este Puerto de Comodoro se convirtió en un punto estratégico para coordinar esa tarea. Aquí se hicieron presentes embarcaciones, transporte, logística, todo para darles el apoyo que necesitaban y se merecían. La ciudad se conmovió, se organizó, se movilizó y creó una red de solidaridad”, destacó.

Se llevó a cabo ayer el descubrimiento de una placa recordatoria en honor a la Tripulación de submarino ARA San Juan al cumplirse dos años de su desaparición y a casi un año del hallazgo del submarino de la Armada Argentina, a unos 400 km de las costas del Chubut, tras una amplia y dificultosa búsqueda .

El emotivo acto tuvo lugar en el Molino Harinero ‘Nant Bach’. Allí Mervin Evans, acompañado por su padre, Vicente, izó la bandera nacional dejándola a media asta mientras se entonó el Himno Nacional Argentino. Del acto también participó Noelia Costantini, familiar de uno de los tripulantes del ARA San Juan, quien descubrió la placa recordatoria junto a Mervin Evans.

También participaron del acto ex combatientes de Malvinas y un nutrido grupo de pobladores, en particular chacareros de la zona del Valle 16 de Octubre y miembros de la colonia galesa.

Cabe recordar que el submarino ARA San Juan desapareció el 15 de noviembre de 2017 con 44 tripulantes a bordo cuando navegaba de regresó desde la zona sur hacia Mar del Plata de donde había partido. Sus restos fueron encontrados un año después, el 17 de noviembre de 2018, a 900 metros de profundidad, a 460 kilómetros de la costa de Chubut, tras una búsqueda que contó con el apoyo de las marinas de cerca de 20 países desde que se reportara la última comunicación, reseñó El Chubut.

A la fecha, los familiares directos de los 44 tripulantes fallecidos mantienen su pedido para conocer qué ocurrió con el buque clase TR-1700, de 66 metros de largo y el por qué perdió contacto con su base y qué hizo que se hundiera en el fondo del mar.
En el ARA San Juan (S-42) de la Armada Argentina iban 38 tripulantes y 6 buzos tácticos a bordo.

 

Un vehículo terminó completamente destruido, volcado sobre su techo, al despistarse en la ruta camino a Playa Magagna, cerca del circuito de motocross.

El accidente ocurrió alrededor de las 18 horas de este sábado. Según precisaron fuentes del lugar, los tripulantes resultaron sin heridas de gravedad, a pesar del estado en que quedó el automóvil, un Volswagen Gacel.

Al lugar llegó personal policial y de Bomberos Voluntarios, que actuaron por una posible fuga de nafta. También lo hicieron dos ambulancias del Hospital Subzonal Santa Teresita de la capital, en las que trasladaron a modo de precaución a los ocupantes del vehículo. Así lo reseñó El Chubut.