Tag

Tokio

Browsing

Los organizadores de los Juegos Olímpicos y Paralimpicos de Tokio 2020, postergados para 2021, analizan la posibilidades de reducir gastos para la cita olímpica, a causa de la crisis económica, derivada de la pandemia de coronavirus, según consignó hoy la prensa.

La reducción de gastos no alcanzará a medidas que puedan afectar la presencia de deportistas (se estima que competirán unos 15.400) entre los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, ni a las ceremonias oficiales de apertura y clausura, informaron desde Tokio.

Los cambios propuestos en unas 50 áreas, estarían dirigidos a recortar gastos en decoración, la contratación de menos intérpretes y de ómnibus para los desplazamientos.

También los organizadores analizan, entre otros cambios, recortes en los equipos de bienvenida y hasta en la compra de las tradicionales mascotas de los Juegos, pero nada que pueda afectar directamente a los atletas, señaló Télam.

Japón registró 1.240 nuevos contagios y seis muertes por coronavirus, mientras las autoridades enfrentan un aumento de las infecciones con epicentro en la capital Tokio.

Las cifras oficiales elevan el total nacional a 41.841 casos y 1.035 muertes.

De los nuevos casos registrados, una cuarta parte provino de la capital del país, Tokio, que durante ocho días consecutivos registra más de 200 nuevos casos diarios.

El 66% de los casos en la metrópolis no se pudieron rastrear, lo que significa que las autoridades no pudieron encontrar la fuente de infección, informó el gobierno local, según el servicio de radiodifusión pública NHK.

Otras ciudades importantes como Osaka también registraron un gran número de casos nuevos, lo que generó preocupación entre las autoridades locales.

El gobernador de la prefectura de Kanagawa, vecina de Tokio, dijo que esperaba que el aumento de los casos de la capital también se extendiera a su distrito.

Durante meses Japón pareció tener el virus bajo control y durante la mayor parte de mayo y junio, los números no superaron los 60 casos diarios, pero en junio estos valores crecieron a 100 y desde entonces han aumentado saltando a varios cientos cientos en cuestión de semanas.

Desde ayer, las autoridades de salud pública del distrito tokiota de Edogawa empezaron a inspeccionar establecimientos nocturnos y locales de entretenimiento para comprobar si están tomando medidas sanitarias obligatorias.

En varios locales de música en vivo se instalaron mamparas transparentes entre el escenario y los asientos del público para evitar la transmisión a través de las gotículas.

Las autoridades sanitarias controlan si la gente llevaba mascarillas, si utiliza desinfectantes con alcohol y si guardaban la seguridad física estipulada.

La cifra de este jueves está por encima de los 206 casos anotados el 17 de abril, la más alta hasta entonces.

5eff4410bf04c_1004x565.jpg

Los intentos de Japón por recuperar la normalidad tras el primer impacto de la Covid-19 tuvieron un serio revés al conocerse que en Tokio se registraron hoy 224 contagios, la mayor cifra diaria desde el comienzo de la pandemia de coronavirus.

La cifra de este jueves está por encima de los 206 casos anotados el 17 de abril, la más alta hasta entonces, cuando Japón se encontraba en estado de emergencia sanitaria por la propagación del virus.

El número de positivos diarios en la capital había caído por debajo del centenar en la víspera, tras seis días de tres dígitos. La metrópolis japonesa lleva registrados 980 casos desde el 2 de julio.

El aumento de la cifra de positivos en Tokio se produce en plena desescalada en Japón, cuya alerta sanitaria se prolongó del 7 de abril al 25 de mayo, y con la inminente relajación en las restricciones de asistencia de público a grandes eventos.

A partir de mañana, las autoridades permitirán que se celebren actos deportivos y culturales con la mitad de ocupación de las instalaciones, hasta un total de 5.000 asistentes.

La liga profesional de béisbol permitirá este mismo viernes la entrada de los aficionados al estadio, mientras que la liga profesional de fútbol, la J-League, hará lo propio con los encuentros de la primera división programados para el sábado.

5eff215e5d889_1004x565.jpg

La gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, que informó de la cifra en una reunión sobre la gestión de la epidemia, argumentó que se debe a un incremento en el número de ciudadanos sometidos al test y aseguró que el sistema sanitario capitalino tiene la capacidad suficiente para gestionarlos.

El colapso hospitalario es una de las mayores preocupaciones a nivel global, también en Japón y especialmente en Tokio, donde se ha registrado la mayor parte de los contagios del país.

La capital, con una población de unos 14 millones de habitantes, ha contabilizado con los de hoy cerca de 7.300 casos de Covid-19, más de una tercera parte de los casos del país, que hasta el martes ascendían a 20.371.

El incremento de los casos desde fines de junio derivó también en un aumento de las hospitalizaciones, que se mantenían planas tras una fuerte caída en mayo.

Japón tiene una población de unos 126 millones de habitantes y uno de los índices de mortandad por habitante más bajos, con 981 fallecimientos por Covid-19 confirmados en el archipiélago.

No obstante, epidemiólogos y virólogos vienen expresando su preocupación por el aumento de casos en el país y riesgo que puede suponer la propagación en áreas rurales con menos medios materiales, señaló Télam.

El comité organizador de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 informó hoy que el alerta sanitaria declarada en Japón por la pandemia de coronavirus no alterará los preparativos del evento, que fue pospuesto en marzo último y se jugará a mediados de 2021.

La medida implica la recomendación a los ciudadanos de trabajar desde casa y de evitar salir dentro de lo posible, así como el cierre de numerosos comercios y espacios públicos.

Desde que se anunció el retraso de los juegos en marzo pasado, los responsables de Tokio 2020 procuran reorganizar los presupuestos, sedes deportivas y otros aspectos logísticos, a lo que se añade el alerta sanitario.

«Lo que estamos haciendo supone un desafío sin precedentes. Pero estamos haciéndolo del mejor modo posible, para que no tenga ningún impacto en los preparativos para los Juegos», dijo hoy en una rueda de prensa por videoconferencia el vocero del comité organizador de Tokio 2020, Masa Takaya.

Por el momento la organización no logró avances visibles en dos temas principales, como garantizar la disponibilidad de las sedes y definir los costos que tendrá el retraso de un año, consignó EFE.

En cuanto a la disponibilidad de las sedes, Takaya dijo: «Se están manteniendo negociaciones en estos momentos y esperamos concluirlas lo antes posible».

La mayoría de las instalaciones deportivas que se iban a usar para Tokio 2020 estaban reservadas únicamente para junio de este año, así como la Villa Olímpica, construida para servir como alojamiento para los atletas pero que iba a ser destinada a fines residenciales particulares desde septiembre venidero.

Esta situación dejó en suspenso el uso de las mismas para las nuevas fechas de los Juegos Olímpicos (del 23 de julio al 8 de agosto de 2021) y los Paralímpicos (del 24 de agosto al 5 de septiembre del mismo año), aunque los organizadores confían en mantener la mayor parte de las sedes programadas originalmente, señaló EFE.

El gobierno de Tokio instó a los residentes a no salir de sus casas durante los próximos 13 días para frenar el ritmo de contagios de coronavirus durante la llamada «semana dorada» de la primavera japonesa, que comienza hoy.

La gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, explicó que la pausa representa un período «crucial» para alcanzar el objetivo del Gobierno nacional de reducir en un 80% los contactos entre personas.

Según el gobierno del primer ministro Shinzo Abe, las aglomeraciones se han reducido en las áreas comerciales más céntricas, pero en zonas del extrarradio la población sigue ignorando las medidas de cautela.

Como incentivo, las autoridades metropolitanas ofrecen subsidios en efectivo de hasta 37.000 dólares a las calles comerciales cuyas tiendas cierren voluntariamente los fines de semana y en días festivos nacionales durante este período, informó la agencia de noticias Europa Press.

Según el balance publicado hoy por las autoridades, el número de casos confirmados de coronavirus en Japón ha aumentado a 12.868, con la aparición de 434 nuevos casos.

Esto no incluye a los 712 contagiados del crucero Diamond Princess, uno de los primeros focos marítimos de la enfermedad, anclado en el puerto de Yokohama.

La cifra de muertos ha alcanzado ya los 358, entre ellos 13 ocupantes del navío, según el balance oficial.

También hoy, la cadena de noticias japonesa NHK informó que el ministro de Recuperación Económica, Yasutoshi Nishimura, se encuentra aislado después de que uno de sus colaboradores contrajera coronavirus.

Nishimura había tenido contacto con su asesor dos días antes de que el hombre se realizara, el martes, un test de coronavirus al presentar temperatura alta.

Pese a que el ministro no mantuvo contacto directo con la persona infectada, decidió guardar la cuarentena y canceló una rueda de prensa prevista para hoy, informó Télam.

Las autoridades de la ciudad buscan alcanzar el objetivo marcado por el gobierno y reducir en un 80% los contactos entre personas.

El Gobierno Metropolitano de Tokio ha instado a sus residentes a no salir de casa entre hoy sábado y el miércoles 6 de mayo para cortar de raíz el actual ritmo de propagación del coronavirus con el inicio de lo que llaman «la semana de quedarse en casa», y que incluye las vacaciones de primavera, la «semana dorada».

La gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, ha descrito este periodo como «crucial» para alcanzar el objetivo marcado por el Gobierno nipón: reducir en un 80 por ciento los contactos entre personas.

Según el Gobierno, las aglomeraciones se han reducido en las áreas comerciales más céntricas, pero en zonas del extrarradio la población sigue ignorando las medidas de cautela.

Según el último balance publicado por las autoridades, el número de casos confirmados de coronavirus en Japón ha aumentado a 12.868. /EFE/EPA/FRANCK ROBICHON/

Como incentivo, las autoridades metropolitanas ofrecen subsidios en efectivo de hasta 37.000 dólares (unos 35.000 euros) a las calles comerciales cuyas tiendas cierren voluntariamente los fines de semana y en días festivos nacionales durante este período.

Según el último balance publicado por las autoridades este sábado, el número de casos confirmados de coronavirus en Japón ha aumentado a 12.868, con la aparición de 434 nuevos casos, y sin incluir a los 712 contagiados del crucero ‘Diamond Princess’, uno de los primeros focos marítimos de la enfermedad, anclado en el puerto de Yokohama.

La cifra de muertos ha alcanzado ya los 358, entre ellos 13 ocupantes del navío, según el balance publicado por la cadena NHK.

Por prefecturas, Tokio encabeza la lista con 3.733 infecciones, le siguen Osaka, con 1.446; Kanagawa, con 907; Chiba, con 789; Saitama, con 777; Hyogo, con 605 y Fukuoka, con 590.

El presidente del comité de organización estimó que no existen posibilidades de que los Juegos Olímpicos y Paralímpicos puedan ser aplazados más allá del 23 de julio de 2021.

Los Juegos Olímpicos de Tokio, que debían celebrarse este año y fueron aplazados para julio y agosto de 2021 debido a la pandemia de coronavirus, no podrán ser postergados otra vez señaló hoy el presidente del comité de organización.

El presidente Yoshiro Mori estimó que no existen posibilidades de que los Juegos Olímpicos y Paralímpicos puedan ser aplazados más allá del 23 de julio de 2021, según las palabras recogidas por la agencia de prensa japonesa Kyodo News.

Es técnicamente muy difícil aplazar los Juegos dos años ”

Yoshiro Mori

Mori dijo: «Pensando en los atletas como en los problemas para la organización, es técnicamente muy difícil aplazar los Juegos dos años», señaló Mori, pese a que el primer ministro japonés, Shinzo Abe sugirió una postergación de dos años.

Tras haber asegurado durante varias semanas que los Juegos de Tokio se desarrollarían en las fechas programadas, Japón y el Comité Olímpico Internacional (COI) decidieron el mes pasado aplazar un año el evento debido a la presión de los atletas y de las asociaciones deportivas.

La cuestión de un mayor aplazamiento se está haciendo presente y un experto japonés afirmó ser «pesimista» en cuanto a la celebración de los Juegos en 2021.

«Honestamente, no pienso que sea probable que los Juegos Olímpicos tengan lugar el año próximo», declarado hace 48 horas Kentaro Iwata, profesor del departamento de enfermedades infecciosas de la Universidad de Kobe, señaló Télam.

Un vocero de la organización desvirtuó un artículo explicativo publicado por el COI sobre el retraso de los Juegos, que hacía referencia a una resolución en la cual «Japón continúa cubriendo los costos previstos bajo los términos del acuerdo existente».

El comité organizador de Tokio 2020 anunció que no llegó a un acuerdo con el Comité Olímpico Internacional (COI) sobre cómo repartir los gastos adicionales que provocará la postergación de los Juegos hasta 2021, desmintiendo así una información que había publicado el organismo con sede en Lausana, Suiza.

Un vocero de la organización de Tokio 2020 desvirtuó un artículo explicativo publicado por el COI sobre el retraso de los Juegos, que hacía referencia a una resolución tomada con el primer ministro nipón, Shinzo Abe, en la cual «Japón continúa cubriendo los costos previstos bajo los términos del acuerdo existente».

La nota añadía que el COI continuaría siendo responsable de su parte correspondiente de los gastos y que el gasto adicional derivado de retrasar los Juegos ascenderá a varios miles de millones de dólares.

Los organizadores japoneses dijeron al respecto que: «La cuestión de quién asumirá los gastos no fue discutida entre Abe y el presidente del COI, Thomas Bach y por ahora sólo acordaron posponer los Juegos».

«No vemos apropiado citar a Abe para expresar algo más allá de lo que fue acordado. Por eso, hemos solicitado al COI retirar la frase en cuestión de su página web», dijo el portavoz del comité de organización de Tokio 2020, Masa Takaya, en una videconferencia, consignó el diario ABC de España.

En la misma línea, el jef de gabinete japonés Yoshihide Suga dijo hoy en rueda de prensa que «no es cierto que Abe se haya comprometido a asumir los costos adicionales derivados del retraso de los Juegos».

Asimismo, señaló que por ahora el COI no ha respondido a la petición de retirar la información controvertida de su web, y añadió que los organizadores tomarán las medidas apropiadas en caso de que este asunto siga sin resolverse.

Se calcula que el costo de la postergación ascenderá a 2.800 millones de dólares, pero la organización señala que por el momento no es posible determinar la cantidad total debido a que hay muchas cuestiones por resolver y que se sumará a los 12.570 millones que iban a costar si se realizaban este año, señaló Télam.

El gobierno metropolitano confirmó 197 nuevos infectados en la capital. Hubo 714 contabilizados a nivel nacional.

El gobierno metropolitano de Tokio informó de que el sábado se confirmaron 197 contagios más de coronavirus ​en la capital de Japón, en lo que se trata de la cuarta jornada consecutiva que se registra un récord de casos.

Según el balance oficial, el viernes se contabilizaron 189 casos; el jueves, 178, y 144 el miércoles. Hasta el momento, se confirmaron 1.902 infecciones en la metrópoli, de acuerdo con las cifras, recogidas por la cadena NHK.

Mientras arrecian las críticas a su figura por tardar en declarar el estado de emergencia, el primer ministro del país, Shinzo Abe​, le pidió a la población que se abstenga de hacer vida nocturna a pesar de que los bares y restaurantes todavía están parcialmente abiertos durante el estado de excepción que promulgó el martes.

La gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, llevaba días pidiendo la aplicación de esta medida ante el temor a que Tokio se convirtiera en el epicentro nacional de la enfermedad.

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, es criticado por no haber establecido antes el estado de emergencia. (Kyodo News via AP)

Abe estimó que es necesario «reducir las interacciones interpersonales un 70 % como mínimo, o un 80 % de ser posible; solo así se podrá levantar el estado de emergencia en el plazo de un mes», tal y como espera el primer ministro.

A nivel nacional, se contabilizaron 714 nuevos infectados, sosteniendo la tendencia de los últimos días (entre el martes y el miércoles hubo un salto de 410 a 680 casos, con un récord de 743 el viernes)

El país acumula un total de 6.768 casos, con 98 personas fallecidas, publicó El Clarin.

La medida entrará en vigor el miércoles 8 de abril y permite a los gobernadores instar a la población a permanecer en sus casas.

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, anunció el estado de emergencia en el país, debido al avance de la pandemia del coronavirus.

La medida se aplicará a siete prefecturas, incluida Tokio, y duraría aproximadamente un mes, informa la prensa local.

En una rueda de prensa este martes, Abe informó que la medida entrará en vigor el miércoles 8 de abril y permite a los gobernadores instar a la población a permanecer en sus casas. Asimismo, lleva al cierre de negocios que involucren congestión de personas, pero no supone confinamiento estricto ni multas.

«El Gobierno se enteró de que la rápida propagación del virus en todo el país podría tener un gran impacto negativo en los medios de vida de las personas y en la economía de la nación», argumentó su decisión el mandatario.

Al respecto, el gobernador de Tokio, Koike Yuriko, pidió la colaboración de los ciudadanos para optar por el confinamiento y detalló que se permitirá salir a comprar alimentos, medicinas y visitar hospitales. El transporte público seguirá funcionando, añadió.

La infraestructura básica (electricidad, suministro de agua y gas), así como los supermercados, tiendas, farmacias, bancos y oficinas de correos tampoco se verán afectados por la declaración, recoge The Japan Times.

Los líderes locales también podrán solicitar que las escuelas, universidades, jardines infantiles, cinemas y otras instalaciones públicas cierren temporalmente. Asimismo, podrán solicitar terrenos para construir centros médicos temporales de ser necesario, y ordenar a los proveedores de medicamentos y alimentos vender sus suministros a las autoridades.

No obstante, las prefecturas no tendrán el poder legal para hacer cumplir acciones extremadamente restrictivas o bloquear ciudades.

El estado de emergencia incluye además un paquete de ayudas económicas para combatir los efectos sobre la economía de la pandemia, que incluyen financiación para pequeñas y medianas empresas.