Tag

tentativa

Browsing

En la ciudad portuaria se llevó a cabo un allanamiento en el que lograron capturar al hombre sospechado de atacar a otro con un arma blanca.

En horas de la mañana del viernes personal de la División policial de Investigaciones de Puerto Madryn realizó un allanamiento, en el marco de una investigación que fue llevada a cabo por un hecho de sangre ocurrido días atrás en la intersección de las calles Periodistas Chubutenses y Rivadavia.

El ataque sucedió pasadas las 23 horas del viernes 1 de mayo, cuando, tras una gresca entre varias personas, un joven resultó herido de arma blanca.

La diligencia policial, de la que también participó la Guardia de Infantería de Puerto Madryn, se llevó a cabo en un domicilio de la calle Periodistas Chubutenses al 1000, habitado por el sospechado de haber efectuado el ataque, procediendo a la detención del sujeto como presunto autor material del delito de tentativa de homicidio, publicó Diario Jornada.

El jefe de la Seccional Primera de Policía, comisario Marcelo Ponce, brindó detalles en diálogo con Actualidad 2.0, sobre la pelea entre dos mujeres en pleno centro de Comodoro en la que una de ellas resultó apuñalada. Dijo que por el momento se desconocen las razones de la agresión entre las dos mujeres. «Son motivo de investigación».

Contó que las mujeres «se agredían entre sí y una le asestó dos puñaladas en el abdomen y en el cuello» a la víctima, por lo que «se procedió a la aprehensión de la agresora, se solicitó una ambulancia» y la mujer herida «ingresó directo al quirófano (en el Hospital Regional) por la gravedad de las lesiones» que sufrió.

«Su salud es «delicada», remarcó Ponce y aclaró que la mujer herida no estaba armada sino que fue la agresora quien extrajo el cuchillo.

Confirmó que fue puesta a disposición de la justicia e interviene el Ministerio Público Fiscal.

En cuanto a los cargos que se le imputan, mencionó la «tentativa de homicidio».

Confirmó que son las dos «dominicanas» y que los investigadores «están analizando las cámaras» para determinar con precisión lo ocurrido, informó ADNSur.

En la mañana del martes se conoció que la decisión de los jueces respecto al caso del ciudadano coreano detenido en el barrio Solanas. El tribunal condenó al detenido por femicidio en grado de tentativa a Hwan Doo Jin. La próxima semana se pedirá la pena, prevista entre 10 y 15 años de cárcel.  El caso también fue conocido porque al acusado no le gustaba la comida de la comisaría, entonces bajó 14 kilos, hasta que consiguió que le brindaran una dieta especial.

Este ciudadano coreano de 63 años, que trabajaba como acupunturista pese a no contar con título habilitante, y también fue pastor.

Durante los alegatos la  fiscal María Alejandra Hernández lo acusó por “intento de homicidio doblemente agravado, por el vínculo y por ser cometido mediante violencia de género”. En caso de ser condenado, la pena prevista es entre 10 y 15 años de prisión. Los querellantes Rafael Saliva y Fabián Gabalachis adhirieron a la acusación fiscal, así lo reseñó Noticias PMY.

Los hombres intentaban sustraer elementos de un vehículo estacionado en pleno centro de Trelew, tras romper los cristales con algún elemento contundente, ayer alrededor de las 23:15 horas.

La policía actuó rápidamente y pudo realizar la detención de los hombres, quienes ya fueron puestos a disposición del Ministerio Público Fiscal de Trelew, así lo informó El Chubut.

Por unanimidad,   el tribunal, integrado por los jueces Daniel Pérez, Jorge Novarino y María Tolemei, dictaron  veredicto de culpabilidad, en el marco del juicio realizado contra Martin Napal, acusado por la fiscalía, por los delitos de homicidio, en grado de tentativa y hurto.

En este contexto, luego de haber concluido la deliberación y analizada la prueba incorporada al debate, los magistrados,  resolvieron condenar al acusado,  como autor penalmente responsable del delito de tentativa de homicidio,  doblemente agravado,  por haber mantenido una relación de pareja con la víctima y por alevosía, en concurso ideal, con aborto preterintencional.

En tanto, el acusado,  resulto absuelto,  por aplicación del beneficio de la duda, respecto de la imputación por hurto simple.

Por último, las autoridades judiciales,  convocaron a las partes,  a la audiencia de debate de la pena. Este acto judicial, tendrá lugar el miércoles 5 de junio, a las 09:00, en la sala de audiencias de la oficina judicial.

El veredicto

En la sala de audiencias de la oficina judicial,  se realizo una audiencia de lectura del veredicto. La fiscalía, estuvo representada por la fiscal Andrea Vázquez y la funcionaria Rita Barrionuevo. El tribuna, l fue integrado por los jueces Daniel Pérez, Jorge Novarino y María Tolomei (participo por videoconferencia desde la oficina judicial de Trelew). El acusado, en tanto, recibió el asesoramiento legal del abogado de la defensa pública, Marcelo Catalano.

En la ocasión, Pérez, explico los fundamentos y la parte resolutiva del fallo. En este sentido, el tribunal,  considero debidamente acreditada la materialidad del hecho.

Con respecto a la autoría, luego de deliberar,  los jueces,  arribaron al veredicto unánime de culpabilidad,  en cabeza de Martin Napal.

En este sentido, señalaron,  que realizaron una valoración integral,  del material probatorio en su conjunto.

A ello, agregaron,  que tienen por probado,  el indicio de la huella  dactilar del imputado, hallada en el panel de la ventana del living de la casa de la víctima. Otro de los indicios de presencia, que valoro el  tribunal,  fue el hallazgo de los rastros del calzado de Napal, que iban desde la casa de Yoahana Terán a la vivienda del acusado.

También, coincidieron con los investigadores,  sobre el conocimiento acabado, que el procesado tenia del lugar del hecho. Esta experiencia, le permitió desplegarse ,pese a la ausencia del factor lumínico, concluyeron los magistrados.

En tanto, sobre el teléfono celular de la víctima, el fallo,  establece que las pericias efectuadas, confirman que el aparato registro movimientos el sábado 19 de mayo del 2018, durante el franja horaria-07:46 y 08:06- en la que se registraron los hechos. Asimismo, expresaron,  que se acredito,  que la ex pareja de la víctima,  recibió los mensajes agraviantes y que  la clave del patrón del celular,  solo era conocida por Yohana Terán, su hijo de cinco años-que no sabe escribir- y Martin Napal.

En otro orden, se expresaron sobre la pericia científica- efectuada por los profesionales del laboratorio regional forense- en el hisopado al mango del cuchillo,  utilizado para atacar a la mujer. Allí, se constato la presencia de perfil de A.D.N,  de la línea paterna del acusado.

Por otra parte, el tribunal,  sostuvo que el delito de hurto quedo desvirtuado, y en consecuencia aplicaron el beneficio de la duda,  a favor del procesado.

Los agravantes

Con respecto a las agravantes, presentadas por el Ministerio Publico Fiscal, la sentencia,  indica que la alevosía, se configuro al comprobar que la víctima, no presento lesiones defensivas. Asimismo, consideraron,  que el hecho resulto incompleto, por razones ajenas, a las intenciones del autor.

Para los jueces, Martin Napal, pergeño toda la maniobra,  para inculpar al padre de los hijos de la víctima.  Los motivos del  imputado,  fueron los celos y las reacciones agresivas que desplegaba, cuando advertía la finalización de una relación afectiva con una mujer.

En este contexto, también sostuvieron que el imputado, aprovecho una serie circunstancias que conocía, por la relación de pareja,  que había mantenido con  Terán.

En cuanto, a otros elementos de prueba sobre la autoría, los magistrados, sostuvieron que la fiscalía,  pudo acreditar  el desarrollo de distintas acciones de Martin Napal,  que caracterizan a la violencia de género.

En función de ello, tuvieron por acreditado,   que el imputado ejerció violencia psicológica, física y simbólica, en  sus relaciones de pareja anteriores, incluida la que mantuvo con Yohana Terán.

En suma, el menosprecio hacia el género femenino, su libertad e intimidad, fueron consideradas como parte del contexto, en el que se produjo el ataque mortal que sufrió la joven.

Finalmente, la funcionaria Rita Barrionuevo, peticiono el mantenimiento de la prisión preventiva de Napal, hasta que la sentencia, adquiera el grado de firmeza requerido. Por su parte, Catalano no formulo oposición al pedido de los acusadores. En tanto, solicito, que su asistido sea trasladado al pabellón n° 9 de la alcaldía policial de Comodoro Rivadavia.

El caso

El hecho que investigo la fiscalía,  ocurrió  el sábado 19 de mayo del año pasado,  a las 8:00, en la vivienda ubicada  en la calle Rafael De La Fuente, casa n° 2, de la localidad de Rio Mayo.

En esa ocasión,  Yohana Teran -embarazada de aproximadamente veinticinco semanas- se encontraba  durmiendo junto a su hija  de 2 años, en la cama de abajo, de una cucheta. En la habitación,  también se encontraba  su otro hijo,  de 5 años.

En este marco,  los investigadores,  señalan  que Napal aprovecho esa situación de indefensión e intento matar a Yohana Teran.  La apuñalo por la espalada,  entre el tórax y el abdomen, del lado izquierdo. Para concretar el ataque, utilizo un cuchillo de 33 centímetros de largo.

Asimismo, informaron que la víctima, logro despertarse  y comenzó a gritar “mamá, mamá sácame el chuchillo, sácame el cuchillo”. La  madre de Yohana,  llego de forma inmediata y le quito el puñal que tenía clavado en la espalda.

Para los investigadores,  Napal,  se escapo por la misma ventana,  que abrió para ingresar a la casa de su ex novia.

Como consecuencia del brutal ataque,  la víctima,  fue llevada  de urgencia al Hospital Regional de Comodoro Rivadavia. Allí, los médicos,  le realizaron intervenciones quirúrgicas,  para   realizarle  una cesárea -el feto estaba sin vida-   extirparle el útero y el bazo.

A raíz de estas operaciones, Yoahana,  perdió la capacidad de engendrar. Quedo hospitalizada en terapia intensiva, en grave estado,  y con riesgo de vida.

En otro tramo de la pieza de investigación, aseguran que Martin Napal, conocía el estado de embarazo de Yohana Teran. Ella,  se lo había comunicado. También se supo que la pareja se había distanciado,  y se veían esporádicamente.

Con respecto a las características de la relación, se indico que el  acusado,  tenía una personalidad celotipica. También, se señalo que Napal, sospechaba que la niña que esperaba la víctima, no era su hija biológica.

En este marco, los acusadores,  mencionaron que en los años 2016 y 2017, otras dos mujeres, presentaron denuncias contra el acusado. En esos casos, las victimas, manifestaron que Napal no aceptaba la finalización de esas relaciones afectivas. En consecuencia, desobedecía las órdenes judiciales de prohibición de contacto, emitidas por el Juez civil de Sarmiento.  Asimismo, la fiscal Vázquez,  confirmo que un informe del Equipo Técnico Multidisciplinario (ETM),  diagnostico al procesado,  como una persona de conducta transgresora.

A  todo esto, la parte acusadora,  agrego que el imputado sustrajo 500 pesos de una billetera. También se habría llevado  una radio y un  pen drive. Todos los elementos,  eran propiedad de la madre de la víctima. Los policías,  encontraron la radio y el pen drive,   afuera de la casa de la familia de Yohana Teran. Estaban tirados en la vereda. En tanto, el dinero,  nunca  fue hallado.

Por pedido de la funcionaria de fiscalía Rita Barrionuevo, el  juez Alejandro Rosales  resolvió mantener la medida de prisión preventiva de Martin Edgardo Napal (31), acusado por el Ministerio Publico Fiscal como presunto autor del delito de tentativa de homicidio doblemente agravado.  Asimismo, confirmo que desde  el 27 al 29 de mayo,  se celebraran las audiencias de debate oral y público. La primera jornada se desarrollara en la localidad de Rio Mayo.

En la sala de audiencias de la oficina judicial se realizo una audiencia de revisión de la medida de coerción. El acto judicial fue presidido por el magistrado Alejandro Rosales. La fiscalía estuvo representada por la funcionaria Rita Barrionuevo. Por la defensa pública, asistieron los abogados adjuntos Marcelo Catalano y Gustavo Oyarzun.

El acusado, participo mediante el sistema de video conferencia desde la oficina judicial de Comodoro Rivadavia. Se encuentra alojado en el pabellón 9 de la alcaidía policial de esa ciudad.

Sobre la  discusión en relación al mantenimiento de la medida restrictiva de la libertad,  Barrionuevo, aseguro que no variaron las condiciones, por las cuales se dicto la prisión preventiva.

En consecuencia, repaso los riesgos procesales basados en las características del hecho y el peligro de fuga por la pena en expectativa. En este sentido, recordó que desde el inicio del proceso, diferentes jueces intervinieron en las siete revisiones de la medida de coerción. En todos los casos, los magistrados coincidieron en mantener la detención del sospechoso.

Con respecto al plazo, la parte  acusadora propusieron que se mantenga la medida hasta la finalización del juicio oral y público.

En este marco,  Oyarzun expreso que discrepaba con la reiteración de los criterios que viene utilizando las representantes del Ministerio Publico Fiscal, en esta causa. En este sentido, requirió la libertad inmediata de Napal.

En otro orden, peticiono al juez la  morigeración de la medida de coerción y ofreció que el imputado  permanezca en el domicilio de uno de sus hermanos en Comodoro Rivadavia, hasta que sea convocado a la próxima instancia judicial.

Por otra parte, Napal utilizo su derecho a declarar en esta etapa del proceso. El acusado indico «le digo a la señora fiscal que se quede tranquila porque yo voy a estar en el debate».

Así las cosas, Rosales , resolvió hacer lugar al pedido del Ministerio Publico Fiscal. En consecuencia, el acusado continuara detenido hasta la finalización de la etapa de juicio oral y público.

El caso

El hecho que investigo la fiscalía, ocurrió  el sábado 19 de mayo del año pasado,  a las 8:00, en la vivienda ubicada  en la calle Rafael De La Fuente, casa n° 2, de la localidad de Rio Mayo.

En esa ocasión,  Yohana Teran -embarazada de aproximadamente veinticinco semanas- se encontraba  durmiendo junto a su hija  de 2 años, en la cama de abajo de una cucheta. En la habitación, también se encontraba  su otro hijo, de 5 años.

En este marco,  los investigadores señalan  que Napal aprovecho esa situación de indefensión, e intento matar a Yohana Teran.  La apuñalo por la espalada,  entre el tórax y el abdomen del lado izquierdo. Para concretar el ataque, utilizo un cuchillo de 33 centímetros de largo.

Asimismo, informaron que la victima logro despertarse. Luego comenzó a gritar “mamá, mamá sácame el chuchillo, sácame el cuchillo”. La  madre de Yohana, llego de forma inmediata. Le quito el puñal que su hija tenía clavado en la espalda.

Para los investigadores,  Napal, se escapo por la misma ventana, que abrió para ingresar a la casa de su ex novia.

Como consecuencia del brutal ataque,  la víctima fue llevada  de urgencia al Hospital Regional de Comodoro Rivadavia. Allí, los médicos le realizaron intervenciones quirúrgicas para   realizarle  una cesárea -el feto estaba sin vida-   extirparle el útero y el bazo.

A raíz de estas operaciones, Yoahana, perdió la capacidad de engendrar. Quedo hospitalizada en terapia intensiva, en grave estado y con riesgo de vida.

En otro tramo de la pieza de investigación, aseguran que Martin Napal, conocía el estado de embarazo de Yohana Teran. Ella se lo había comunicado. También se supo que la pareja se había distanciado y se veían esporádicamente.

Con respecto a las características de la relación, se indico que el  acusado tenía una personalidad celotipica. También se señalo que Napal, sospechaba que la niña que esperaba la víctima, no era su hija biológica.

En este marco, los acusadores mencionaron que en los años 2016 y 2017, otras dos mujeres presentaron denuncias contra el acusado. En esos casos, las victimas manifestaron que Napal, no aceptaba la finalización de esas relaciones afectivas y desobedeció órdenes judiciales de prohibición de contacto.  Asimismo, Vázquez, confirmo que un informe del Equipo Técnico Multidisciplinario (ETM) diagnostico al procesado, como una persona de conducta transgresora.

A  todo esto, la parte acusadora, agrego que el imputado sustrajo 500 pesos de una billetera, una radio y un  pen drive. Todos los elementos eran propiedad de la madre de la víctima. Los policías encontraron la radio y el pen drive  afuera de la casa, tirados en la vereda. En tanto, el dinero nunca  fue hallado.

Se trata de Nicolás Silva quién fue imputado por un delito contra la propiedad acontecido el 27 de marzo en una panadería.

En horas del mediodía del martes se concretó la audiencia de revisión de la prisión preventiva de Nicolás Silva por un delito contra la propiedad acontecido el pasado 27 de marzo. El defensor propició la libertad de su pupilo y subsidiariamente su arresto domiciliario; en tanto que la fiscal solicitó se mantenga la medida de coerción que le fuera dictada el pasado lunes por la jueza Tassello, de 30 días de prisión preventiva o bien hasta la audiencia preliminar del caso.

El tribunal de revisión estuvo integrado por los jueces penales Miguel Caviglia y Mónica García; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Andrea Rubio, fiscal general; en tanto que la defensa de Silva fue ejercida por Sergio Romero, abogado de confianza del mismo.

En un primer momento el defensor se refirió a la resolución del pasado lunes de la Dra. Tassello de mantener la prisión preventiva por 30 días de Silva en base a la gravedad del hecho y la pena en expectativa. Asimismo argumentó sobre las circunstancias personales del imputado y que el encierro preventivo no debe ser tomado como un adelantamiento de pena. Recordando que el mínimo en abstracto del delito que se le imputa es de 3 años y cuatro meses de prisión y que ayer lunes fue presentada la acusación y ello aleja el peligro de entorpecimiento. Por último argumentó que presentó un Informe Social y que Silva no posee antecedentes penales computables. En base a esto solicitó su libertad y subsidiariamente su arresto domiciliario.

En contraposición la fiscal hizo referencia al estado de la investigación cuando el pasado 29 de marzo se realizó la audiencia de control y se le dictó el plazo de seis meses de investigación y tres meses de prisión preventiva. Luego el 29 de abril se realizó una audiencia de revisión y el juez Nicosia dictó la preventiva de Silva por 7 días, hasta que la fiscalía presentara la acusación. Ayer la Dra. Tassello fundó su resolución en la gravedad del hecho, y el presente hecho es gravísimo. No es un adelanto de pena la medida de coerción que pesa sobre el imputado, sino que es proporcional a la pena en espera. El hecho fue frente a un jardín en su horario de ingreso y utilizando un arma de fuego; aprovechando que el comercio tenía las persianas bajas, se produce mayor vulnerabilidad en las víctimas ya que no puede verse desde afuera, expresó la fiscal. Asimismo el peligro de entorpecimiento existe ya que testigos pueden ser influenciados por su soltura. Solicitando por estos argumentos que se mantenga la medida de coerción que pesa sobre Silva en los mismos términos que le fuera dictada el pasado lunes, es decir por 30 días, o bien hasta la audiencia preliminar, lo que ocurra primero.

Finalmente luego de un cuarto intermedio los jueces resolvieron mantener la prisión preventiva que viene cumpliendo el imputado hasta la audiencia preliminar ya que la resolución de Tassello fue no arbitraria y fundada en Derecho. También calificaron la medida de coerción como razonable y proporcional ya que existen indicios de peligro de fuga y fuerte peligro de entorpecimiento, concluyeron.

El Tribunal en lo Criminal 2 de Jujuy absolvió a Milagro sala en la causa conocida como la «balacera de Azopardo», ocurrida el 27 de octubre de 2007, en la que la líder de la agrupación Tupac Amaru, estaba acusada por tentativa de homicidio.

Los jueces aplicaron el principio de «in dubio pro reo» y dispusieron la liberación de Sala en lo que se refiere a la causa, aunque continuará detenida por otras investigaciones judiciales.

«Es una pequeña luz de esperanza de que se está haciendo justicia ante la persecución política que están sufriendo muchos compañeros nuestros. No lo esperaba, me sorprende muchísimo», indicó Sala en declaraciones periodísticas formuladas al terminar la audiencia.

Los magistrados condenaron a Fabián Ávila a la pena de seis años y seis meses de prisión como «autor material y responsable de homicidio simple en grado de tentativa y lesiones graves en concurso real».

A su vez, absolvieron a Alberto Cardozo, quien estaba acusado por «homicidio simple en grado de tentativa» y que permaneció preso durante tres años.

El Chubut