Tag

tecnologia

Browsing

Parece que la NASA lo tiene claro: su próximo objetivo es poner una misión para que los humanos puedan llegar a Marte. Aunque por el momento no está muy claro cuándo ocurrirá, lo cierto es que la agencia espacial ya está preparándolo todo. Uno de los principales desafíos que debe afrontar es la duración del viaje hasta Marte.

Por esta razón, la NASA está buscando a personas que quieran pasar 8 meses encerradas en una nave espacial. Una especie de experimento que se desarrollara en la ciudad de Moscú. La agencia especial quiere estudiar cuáles son los efectos tanto a nivel físico como mental de un confinamiento tan largo.

¿Cuáles son los requisitos? En primer lugar, ser ciudadano estadounidense. En segundo lugar, tener entre 30 y 55 años. Y, en tercer lugar, dominar dos idiomas: inglés y ruso. Además, los candidatos deben completar de manera previa al encierro un entrenamiento de oficial militar.

Respecto a la compensación que ofrece la NASA, la agencia espacial no da demasiados detalles, pero sí promete distintos niveles de compensación en función de si los candidatos están asociados con la NASA o son empleados de la agencia.

¿Realmente es necesario este tipo de experimento? Pues bien, aunque la NASA u otras agencias espaciales envían a astronautas a la Estación Espacial Internacional todos los años, lo cierto es que sí. Y es que, una de las principales diferencias con respecto a la misión a Marte, es que en este último caso las naves tendrán un tamaño mucho más reducido, señaló Ok Diario.

Tiene capacidad para 50 participantes. Se accede mediante la última versión de la aplicación para iOS y Android. Su funcionamiento es similar al de WhatsApp, creamos el espacio, enviamos el enlace a nuestros contactos y comenzamos el diálogo.

Cuando Facebook lanzó Messenger Rooms fue meridianamente claro su plan era integrar estas videollamadas hasta 50 personas en su ecosistema de aplicaciones, WhatsApp e Instagram. A WhatsApp empezó a llegar en la versión beta de la app y ahora le toca el turno a Instagram, que acaba de actualizarse con esta integración.

Quienes experimentaron accedieron mediante la última versión de Instagram para iOS y para Android, de manera que si aún no aparece en todos los móviles será cuestión de tiempo. Por lo visto su funcionamiento es similar al de WhatsApp, es decir, creamos la sala, enviamos el enlace a nuestros contactos y comenzamos la videollamada.

Ahora revisemos cómo funciona. Cierto es que está algo escondida, pero será cuestión de saber cómo llegar. Para iniciar una sala de chat mediante Messenger Rooms solo tenemos que hacer lo siguiente:

Abrimos Instagram y vamos a los mensajes directos. Allí pulsamos en el icono de la cámara, el que pulsaríamos normalmente para hacer una videollamada.

En la parte superior habrá aparecido un módulo que dice “Crear sala” con el icono de Messenger Rooms. Lo pulsamos. Si no lo hicimos antes, iniciamos sesión con nuestra cuenta de Facebook. Creamos la sala y elegimos los contactos de Instagram a los que queremos invitar. Luego solo habrá que enviarle el link a nuestros contactos.

Al hacerlo, Instagram les mandará el enlace por mensaje directo y podrá unirse a la sala.

Vale destacar que para proceder con la videollamada desde el móvil es necesario tener instalada la app de Facebook Messenger, tanto nosotros como nuestros amigos. Si acceden a Instagram desde el ordenador, podrán unirse a la sala directamente desde el navegador.

Por otro lado, cuando creamos la sala en Instagram se nos da la opción de copiar el enlace. Para enviarlo a través de otros canales. Por ejemplo, podemos iniciar la sala en Instagram, copiar el enlace y mandarlo por algún grupo de WhatsApp o Telegram hasta rellenar los 50 huecos disponibles, Urgente 24.

Se podrán utilizar como unas gafas graduadas.

Apple está trabajando en un dispositivo que revolucionará el mundo en el momento de su lanzamiento: las gafas de realidad aumentada Apple Glass. Jon Prosser, un youtuber especializado en información sobre la compañía estadounidense, ha filtrado algunas de las características del dispositivo.

Sobre el diseño de las gafas, el youtuber afirma que ha visto un prototipo fabricado en plástico. Sin embargo, es posible que la versión final, la que llegue a las tiendas, sea de otro material. Para poder disfrutar de todas sus prestaciones los usuarios deberán tener un iPhone.

Cada una de las lentes de las gafas de realidad aumentada de Apple tendrá una pantalla. La interfaz que verán los usuarios cuando las utilicen ha sido bautizada por la compañía como «Starboard».

En cuanto a la carga del dispositivo, todo apunta a que será como la de los AirPods: en una caja de forma inalámbrica.

Una de las características más destacadas de las Apple Glass es el sensor LiDAR, capaz de calcular la profundidad del espacio y así realizar un mapa en 3D del entorno en tiempo real.

El youtuber destaca que las gafas serán muy fáciles de controlar, lo cual es un gran punto a favor. Los usuarios simplemente tendrán que realizar una serie de gestos para darle las órdenes al dispositivo.

En cuanto al precio del dispositivo, será de 499 euros, más lo que cueste graduar las gafas. En un principio no se podrán utilizar como gafas de sol, aunque no se descarta que en un futuro se añada esta funcionalidad con una actualización del sistema, señaló Ok Diario.

La mascarilla es transparente.

Durante la crisis del coronavirus la tecnología se ha convertido en nuestra mejor aliada. Ahora la compañía china Xiaomi ha dado un paso más y ha inventado una mascarilla que se desinfecta sola, sin que tengamos que lavarla. Una de las características más llamativas de la mascarilla transparente de Xiaomi es que la mayor parte del rostro queda visible.

Se trata de un proyecto desarrollado por Huami, la empresa de wearables de Xiaomi. La mascarilla es de categoría N95 y es apta para utilizar con el desbloqueo facial del teléfono móvil. Cuenta con una serie de filtros reemplazables a ambos lados, los cuales se encargan de suministrar el aire.

Mantener el flujo de aire es esencial para evitar que la mascarilla se empañe, lo que impediría el desbloqueo mediante el reconocimiento facial. El principal objetivo es que la cara permanezca visible en todo momento para que así la persona pueda comunicarse mediante el lenguaje no verbal, y para que la autentificación biométrica del teléfono móvil funcione.

¿Cómo puede desinfectarse sola? Es la pregunta que todo el mundo se hace. Pues bien, utiliza un emisor de luz ultravioleta. Este emisor se activa de forma automática cuando la mascarilla no está en uso. Para recargar la batería tan sólo hay que conectarla a una fuente de alimentación mediante un puerto USB-C.

La mascarilla transparente de Xiaomi resulta muy cómoda porque está fabricada con materiales que se adaptan de maravilla a la forma del rostro, y que son suaves para la piel.

Por el momento nada se sabe sobre el precio de la mascarilla de la compañía china, ni de cuándo saldrá a la venta, señaló Télam.

La infraestructura de internet en la Argentina respondió “con solidez” al mayor tráfico por el aislamiento social obligatorio en el marco de la pandemia de coronavirus: subió un 35% entre la media de marzo y abril y la de febrero, según datos de la Cámara del sector (Cabase).

«El tráfico en las redes ha respondido más que suficiente», afirmó el titular del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom​), Claudio Ambrosini, al participar en el seminario internacional Latam Digital Now, en vísperas del Día Mundial de internet que se celebra mañana.

El funcionario remarcó la buena articulación entre lo «público y lo privado» para responder a la necesidad de conectividad de la sociedad en el marco de la pandemia, que «aceleró la transformación digital», como sostuvieron diferentes panelistas.

«En estos tiempos de pandemia, la presencia del Estado fue más que importante, ya que las comunicaciones en la Argentina son un servicio esencial pero no público», agregó Ambrosini.

Netflix, Spotify, Whatsapp y Google: los servicios más usados en cuarentena. (AP)

En este encuentro con reguladores y expertos en telecomunicaciones, dijo que «el tráfico en las redes ha respondido más que suficiente; la gente tomó muy en serio las recomendaciones de un uso responsable; hubo picos pero no llegaron a colapsar la red; fundamentalmente se debe al despliegue, a la inversión privada», agregó.

Ambrosini remarcó que «al no ser un servicio público, no tenemos mucha injerencia»; aunque destacó: «Hemos logrado una buena relación en cuanto al tema precios».

A su vez, subrayó que se logró «entre el Estado, a través de Arsat, y las empresas privadas un acuerdo de ayuda mutua, de modo tal que una compañía asiste a otra en caso de tener problemas para sostener el tráfico».

Ambrosini adelantó también que el gobierno argentino está «a poco de firmar un convenio importante, en materia de telemedicina, que va a permitir tener una mayor cercanía con los pacientes, en este contexto de situación no presencial».

En la misma línea, el titular de la Cámara Argentina de Internet (Cabase), Ariel Grazier, recordó que «al inicio de la crisis sanitaria y la cuarentena muchos pusieron en duda la capacidad de las redes y temían por una caída del servicio o la degradación de la conectividad».

Desde la entidad, aseguran que confiaban en poder afrontar un aumento del tráfico porque cuentan «con una infraestructura distribuida federalmente en los 30 IXP (punto de encuentro de redes) que Cabase tiene a lo largo y ancho del país».

En diálogo con Télam, Graizer señaló que el acceso a internet es «un servicio en competencia» por lo que «no debería ser un servicio público», aún cuando «es un derecho humano el acceso a la información».

Telemedicina, uno de los rubros que más crece. (Rubén Digilio)

Según datos del Indec, a diciembre pasado el 60,9% de los hogares argentinos tenía acceso a una computadora, el 82,9% a internet, 84 de cada 100 usaban teléfonos móviles y 80 de cada 100 utilizaban internet en ese dispositivo.

En el país se contaban a diciembre pasado más de 7,5 millones de conexiones fijas a internet, lo que arrojó un incremento interanual del 0,8%, sostenido por el aumento en los accesos residenciales (subieron 1,2%) ya que las conexiones corporativas bajaron 4,7%.

En cuanto a los accesos a internet móvil, en último trimestre del año pasado se contabilizaron más de 31,8 millones, con una suba del 2% respecto del mismo trimestre del 2018.

El 17 de mayo es el Día Mundial de internet debido a la fundación de la Unión Internacional de Telecomunicaciones, por lo cual el secretario general de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Gutierres, instó a una «década de acción» para lograr los objetivos de desarrollo sustentable para las TICS (tecnologías de la información y las comunicaciones).

Funciona con un pulsera con geolocalización que que emite alertas por signos vitales, fiebre y presión arterial. Es clave para casos que no requieren internación en centros de salud.

El 18 de marzo, a través de una videoconferencia, el presidente Alberto Fernández había invitado a toda la industria a trabajar en soluciones habilitadas por la tecnología con el fin de ayudar a la población y al Gobierno a combatir la pandemia de coronavirus y a atravesar el aislamiento social.

Se estima que en el país hay 5.000 empresas que tienen aplicaciones y pueden colaborar con el Gobierno en herramientas y soluciones.

Alberto Fernández en video conferencia con 21 empresas tecnológicas que funcionan en el país.

Conviven las “gigantes” como Microsoft, Mercado Libre, Google y Facebook y las más chicas locales. Una de ellas, la empresa nacional de soluciones y servicios informáticos DataWise, fue una fue una de las 21 compañías tecnológicas convocadas en aquella reunión con el Presidente.

La empresa -creadora de DataCloud, la primera nube 100% local con base en Buenos Aires -desarrolló la herramienta E-Care Solution diseñada para dar servicio a los centros de salud, tanto públicos, como privados con el monitoreo centralizado de pacientes en forma remota; permitiendo hacer un uso más efectivo de las camas de atención.

“Uno de los puntos principales del encuentro fue el pedido del Presidente para empezar a trabajar con herramientas concretas y rápidas que sean útiles ante la situación de aislamiento que estamos viviendo”, explica Cristian Malaspina, CEO de DataWise. Y agrega: “La solución que presentamos es útil tanto en situaciones críticas como en aquellas donde la salud del paciente no requiere internación en un centro hospitalario, optimizando así, costos por paciente”.

La herramienta le brinda a cada paciente un dispositivo pulsera que permite monitorear los signos vitales, medir la presión arterial, crear alertas a través de un botón antipánico y ubicar a los usuarios por geolocalización. Además, posee comunicación bidireccional por voz ya que incorpora una línea 4G para telefonía y datos.

Todo la actividad se controla a través de una consola digital de administración, en la que se definen las alertas, mediciones y el tipo de integración necesitada para luego realizar la customización de cada centro de salud en relación a sus protocolos de atención. La herramienta se puede aplicar desde un call center o desde un centro de monitoreo propio de cada centro de salud.

Los beneficios principales de la herramienta son por un lado que deja mayor disponibilidad de cámaras en los centros de salud, porque E-Care permite controlar a aquellos pacientes que no requieran internación, utilizando las alertas emitidas por el software para monitorearlos y asistirlos en sus domicilios o donde se disponga. Y por el otro, los pacientes, al no estar en los centros de salud, corren menos riesgo de contraer otras enfermedades.

Además, en el caso de personas que se hayan dado de alta de Covid-19 u otro tipo de afección y que requieran una cuarentena, E-Care permite control por geolocalización y monitoreo de signos vitales, fiebre y/o presión.

“Es una herramienta amigable y fácil de utilizar, algo imprescindible en estos momentos en que la tecnología tomó mayor protagonismo y resulta esencial para sobrellevar los días de crisis”, agrega Malaspina .

Luego de la reunión virtual con Alberto Fernández, E-Care llegó como propuesta a jefatura de Gabinete y ya está realizándose la coordinación para implementar una prueba piloto con los especialistas del gobierno.Mientras, está siendo utilizada por algunos privados como empresas de medicina integral domiciliaria, señaló Clarín.

WhatsApp es la aplicación de mensajería instantánea más utilizada a nivel global, con más de 2.000 millones de usuarios en todo el mundo. Uno de los principales motivos por los que ocupa la primera posición en el ranking es por la continua introducción de novedades, algo que gusta mucho a los usuarios actuales.

Hace sólo unos días os contamos que WhatsApp permitirá hacer videollamadas de hasta 50 personas, nada más y nada menos. Pues bien, ahora la app también permite incorporar música en las historias, del mismo modo que en Instagram y Facebook.

Música en las historias de WhatsApp

Lo primero a destacar es que puedes añadir un fragmento de 15 segundos de la canción que más te guste, esté o no en el catálogo de WhatsApp. Recordemos que en Instagram y Facebook sólo se puede añadir a las historias música que se encuentra en el listado oficial.

1. Lo primero es colocar el móvil sobre una superficie completamente plana, como una mesa.

2. A continuación, abre la aplicación de WhatsApp

3. Ahora es el momento de abrir el reproductor del teléfono y reproducir tu canción favorita.

4. Vuelve a WhatsApp, ve a «Estado», pulsa sobre el icono de la cámara, situada en la esquina inferior derecha, y mantén pulsado el botón que hay en el centro para empiece a grabar el vídeo.

5. Cuando quieras deja de presionar, ¡y listo! De esta manera, se grabará un video con la pantalla en negro y la canción que has elegido de fondo.

6. Puedes decorar la historia con algún emoji o texto.

7. Ahora ya sólo queda pulsar sobre el botón de enviar, y ya tienes tu historia con música en WhastApp.

Como puedes comprobar, el proceso es muy sencillo, y no te llevará más de unos pocos minutos, señaló Ok Diario.

Uber está implementando la app entre sus conductores.

Todo apunta a que la mascarilla nos acompañará durante mucho tiempo a todos nosotros. Actualmente su uso ya es obligatorio en el transporte público, y en Madrid se está estudiante que también lo sea en cualquier espacio público. Sin embargo, a pesar de las recomendaciones de las autoridades sanitarias, todavía hay quienes no se la ponen, incluso trabajando de cara al público.

Pues bien, una vez más la tecnología acude en nuestra ayuda para hacernos la vida un poco más fácil. Un equipo de desarrolladores han creado una aplicación que te avisa si te has olvidado de ponerte la mascarilla. Una app en la que ya confían algunas compañías como Uber, que está implementándola entre sus conductores.

Uber y su compromiso con la normativa

Uber quiere saber si sus trabajadores están cumpliendo con la normativa, y para ello se vale de esta aplicación. Cuando los conductores comienzan el servicio deben hacerse un selfie para confirmar que realmente llevan la mascarilla puesta. De no ser así, no pueden trabajar. La aplicación se basa en una tecnología revolucionaria, la de reconocimiento de objetos.

Además, la compañía utiliza otros métodos para asegurarse de que los empleados cumplen las normas. La función «Checklist» les obliga a confirmar paso a paso si han seguido el protocolo de seguridad antes de comenzar el servicio: uso de guantes y mascarilla, limpieza y desinfección del vehículo…

Si un conductor llega sin mascarilla, el pasajero tiene derecho a cancelar el trayecto sin tener que pagar ninguna tarifa adicional. Además, los empleados que incumplan la normativa en repetidas ocasiones perderán el acceso a Uber.

Las autoridades sanitarias recomiendan el uso de la mascarilla en personas de todas las edades, sobre todo en espacios cerrados, señaló Ok Diario.

Investigadores del MIT buscan desarrollar una mascarilla equipada con un sensor que puede identificar al virus de forma automática.

Hace unos años, el laboratorio de bioingeniería del MIT desarrolló un test en un pequeño trozo de papel para detectar la presencia del virus del Zika y el Ébola. En medio de la pandemia de coronavirus, los investigadores ahora planean adaptar este sistema en los barbijos para identificar de forma rápida y segura al virus SARS-CoV-2 .

De esta forma, los investigadores planean incorporar este sensor dentro de las mascarillas protectoras , de forma tal que la respiración o las partículas de saliva identifiquen de forma automática y rápida si la persona está afectada por el coronavirus . Aún en etapa de desarrollo, esta modalidad busca facilitar la identificación de casos para contener el contagio comunitario.

El test utiliza una pequeña parte del material genético del coronavirus , que puede permanecer seco sobre la pieza de papel durante varios meses para asegurar un período de uso bastante amplio. El sistema se activa ante la presencia de pequeñas partículas de saliva , al respirar o toser. Si la detección es positiva, el sensor emite una alerta que no es visible al ojo humano, pero que puede ver bajo una luz fluorescente .

De esta forma, la combinación entre los medidores de fiebre y un escaneo con luz fluorescente permitiría contar con un método más efectivo para detectar a personas asintomáticas o con síntomas leves . «Es un sistema más, que se complementa con otros mecanismos de control y seguridad en espacios públicos. Es de fácil uso, porque todos llevamos un barbijo en plena mandemia. Los hospitales podrían utilizarlo para que los pacientes esperen mientras se realiza un diagnóstico previo», dijo Jim Collins, investigador del laboratorio de Bioingeniería del MIT, al sitio Business Insider .

A su vez, el sensor desarrollado por el MIT, disponible en una pequeña pieza de papel, también se podría adaptar a diversos materiales y superficies. Por ahora, el sistema detección de coronavirus aún está en evaluación, y los investigadores esperan tener un prototipo de barbijo disponible en las próximas semanas, informó La Nación.

La pandemia global de coronavirus genera incertidumbre en miles de millones de personas alrededor del planeta debido a la imposibilidad de conocer cómo funcionarán sus negocios una vez que finalicen las medidas de aislamiento social o por haber perdido sus empleos.

La escena también se repite en todos los países del planeta. No obstante, pese al complicado contexto, y como suele suceder en cada crisis económica, no todos los actores de la sociedad pierden.

Cuando comenzó la pandemia, el índice S&P500, que agrupa a las 500 empresas más importantes de EEUU, cayó en un 33,67%. A fines de marzo, el índice S&P500 repuntó y actualmente se ubica en los 2.873,10 puntos.

Entre esas 500 empresas, muchas son tecnológicas: las compañías tecnológicas se volvieron clave en la pandemia y su importancia invaluable. En los años 90, el valor de las acciones de las empresas tecnológicas en el índice solo representaba el 10%.

Estas maquinas ozonizadoras cotizan al alza por la pandemia de COVID-19 pero están generando una falsa sensación de seguridad: podrían ser sumamente peligrosas para la salud.

Hoy, Facebook, Amazon, Apple, Netflix y Google (o FAANG, como se las conoce técnicamente) junto a Microsoft representan casi un 20% en el índice S&P500.

Sin embargo, el panorama de S&P500 está “nublado” por la evolución de las empresas tecnológicas.

Estas compañías entendieron antes que nadie la importancia de poder desarrollar el trabajo y las ventas a distancia: gracias a esta transformación, están computando un crecimiento exponencial. Empresas como Apple y Amazon reconvirtieron sus negocios “como si” vendieran software, cuando venden gadgets.

El caso argentino

MercadoLibre y Globant fueron las grandes ganadoras en medio de la crisis.Ambas cotizan en bolsa y en dólares que presentaron ganancias para sus accionistas: ML creció en un 37% en la bolsa y Globant de 17%.

En el caso de Mercado Libre, la empresa también llegó a su nivel más alto en las últimas 52 semanas en lo que respecta al valor de sus acciones. El precio subió a US$ 806 con un crecimiento diario de hasta 1,69%.

Además, en este grupo de empresas aparecen firmas como Amazon, Netflix, Walmart o Zoom cuyas acciones también crecieron de forma exponencial en el transcurso de las últimas semanas.