Tag

tarjeta

Browsing

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, aseguró hoy que “hay mucha gente sin ingresos y tiene que ser acompañada” al ser consultado sobre la continuidad, o no, del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) o su reemplazo por el Ingreso Universal.

“No quiero adelantarme porque se están evaluando distintas alternativas, pero está claro que hay gente sin ingresos o bajos ingresos que tiene que ser acompañada”, dijo.

En este sentido, recordó que, “antes de la pandemia, había 8 millones de personas que recibían asistencia alimentaria» y ahora están en «11 millones”.

El funcionario explicó que a este número se llegó porque, como consecuencia de la pandemia, se agregó a la demanda de alimentos gente que vivía de changas y que, por las medidas de prevención de contagios, no pudo continuar con ellas.

“A los que ya estaban en los comedores y centros comunitarios se agregaron quienes hacían changas e iban a un comedor muy eventualmente; el que nunca había estado en un comedor e incluso el que tiene un trabajo formal pero sus ingresos no le alcanzan”, enumeró Arroyo.

El ministro indicó que esas 11 millones de personas que recibe asistencia de alimentos «va fluctuando cuando se recarga la tarjeta alimentaria, pero permanece estable en 11 millones de personas, y marca el nivel de ayuda del Estado pero también el nivel de deterioro social”.

Arroyo precisó que los datos actualizados al 31 de julio indican que el Estado invirtió “70.000 millones de pesos en alimentos, en sólo siete meses, comparados con los 28.000 millones durante todo el año pasado”.

“De este total de 70.000 millones -precisó- unos 52.000 millones fueron a través de la tarjeta alimentaria y el resto compra de alimentos y dinero derivados a comedores y comedores comunitarios, unos 3000 centros a los que transferimos fondos”.

Arroyo aseguró que “lo positivo» es que se logró cubrir la necesidad», pero asumió que aún es necesario «mejorar la calidad nutricional”.

Sobre la compra de alimentos, en tanto, dijo que el ministerio se rige “por los precios máximos que fija la Secretaría de Comercio» y que compran «por debajo de estos precios máximos”, señaló Télam.

El consumo con tarjetas de crédito y débito se estabilizó en agosto, con una caída real interanual cercana al 10%, luego de que el repunte de gastos en rubros no esenciales de las últimas semanas no alcanzara a compensar la contracción del consumo en supermercados, según un informe del sector financiero.

«El consumo total realizado con tarjetas, medido en términos reales, muestra desde principios de julio un estancamiento en su recuperación, sin contar el evento del Hot Sale, en valores que rondan una baja del 10% interanual», aseguró a Télam Juan Manuel Manias, Economista Principal de BBVA Argentina.

Puntualmente, las compras con tarjetas crecieron un 29% interanual en agosto, algo por debajo del 32% que mostraba antes del Hot Sale de fines de julio, que había logrado que el consumo con tarjetas creciera al 75% interanual, impulsado por rubros mas relegados hasta entonces como gastos en Hogar o Viajes.

Sin embargo, pasados los días de promociones, el ritmo de compras electrónicas retornó al que había mostrado tras los primeros meses de aislamiento, según el último informe semanal de consumo del Banco BBVA, que utiliza datos en tiempo real de clientes de todo el país.

En comparación a otros países de la región, el informe destaca que la tendencia del consumo global indica «un progresivo rebote hacia niveles prepandemia», pero en países como la Argentina y Colombia «el efecto de las medidas de aislamiento resienten la dinámica del gasto».

En las últimas semanas, rubros como Deportes y Juguetes, Cuidados y Belleza, Moda o Libros, prensa y revistas empezaron a delinear una «calma aunque progresiva tendencia alcista» mientras que, al ritmo de la flexibilización de las medidas de aislamiento, los gastos en Combustibles y Automoción evidencian también un desempeño creciente.

Al mismo tiempo, desde finales de abril la Construcción registra un aumento en el volumen de compras superior incluso al rubro de Alimentación.

Sin embargo, pasado el pico de consumo en supermercados de marzo, la compra de Alimentos moderó su incremento y se «amesetó» en las últimas semanas.

Según el informe del BBVA, uno de los factores determinantes del consumo en este último tiempo fue el protagonismo que tomaron los sistemas de pago online que, en el caso de la compras en supermercados, incrementó su uso en alrededor de 350% interanual.

La última encuesta de ventas de Supermercados publicada por el Indec informó el aumento del e-commerce y de las herramientas de pago electrónico, con un crecimiento de más de 300% contra el mismo período del año pasado, en ventas vía canal online contra consumos en salones de venta

«Sin e-commerce la caída de actividad hubiese sido sustancialmente más profunda -aseguró Manias-. La pandemia ha acelerado notoriamente muchos cambios que ya se venían procesando de manera más lenta en la sociedad. El comercio electrónico fue uno de los más visibles».

Por su parte, Mario Iparraguirre, economista del BBVA, sostuvo que estos «son hábitos que han llegado para quedarse» ya que la posibilidad de comprar sin presencia física «encajó perfectamente» con las necesidades de la «nueva normalidad» impuesta por cuestiones sanitarias.

«La tecnología, además, permitió una rápida adaptación de sectores que no contaban con ventas por canales digitales, de manera que pudieron amortiguar la caída de ingresos», afirmó Iparraguirre.

El dinero estará disponible a partir de este miércoles 26.

El Ministerio de Desarrollo Social, Familia, Mujer y Juventud del Chubut, a cargo de Gustavo Hermida, a través del Ministerio de Economía y Crédito Público transfirió este martes los fondos correspondientes al mes de agosto a los beneficiarios de la Tarjeta Social Provincial.

El dinero estará disponible este miércoles 26 y se trata de una erogación de $10.403.433 correspondiente a un total de 10.753 beneficiarios, señaló El Comodorense.

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo y la titular de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), Fernanda Raverta firmaron un acuerdo para intercambiar datos y actualizar el padrón de los beneficiarios de la Tarjeta Alimentar. El objetivo es que puedan abarcar a más personas que precisan del beneficio.

Con este cruce de información, ambas entidades definirán el alcance de esta herramienta que forma parte del Plan Argentina contra el Hambre que comenzó a entregarse desde noviembre del año pasado. Desde el Ministerio de Desarrollo Social, indicaron: “Con el fin de garantizar la compra de alimentos en los hogares que más lo necesitan, firmamos con ANSES un convenio para profundizar la implementación de la #tarjetaAlimentar”.

La intención es que con la modificación del padrón, sea mayor el número de personas que cuenten con la Tarjeta Alimentar. Sobre todo, teniendo en cuenta el contexto de encierro y menor actividad económica generados por la cuarentena.

Aquellas personas que quieran conocer si acceden a la tarjeta, deberán consultar en el padrón de la Tarjeta Alimentar ingresando al sitio oficial con su número de DNI.

La Tarjeta Alimentar está destinada a quienes tengan hijos de hasta seis años que reciben Asignación Universal por Hijo (AUH), embarazadas a partir de los tres meses que cobran la asignación por embarazo y personas con discapacidad que reciben la AUH.

Uno de los objetivos de este programa es aminorar las dificultades de los sectores más vulnerables para que puedan acceder a los alimentos básicos de la canasta. El tope es de $4000 para las familias que tengan un hijo y hasta $6000 para quienes tengan dos o más menores a cargo.

No se pueden realizar extracciones de dinero por cajero automático. Solo sirve para la compra de alimentos, con excepción de bebidas alcohólicas.

No es necesario realizar ningún trámite ya que el cruzamiento de datos es automático entre Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) y AUH.

Lo anunció el intendente Juan Pablo Luque, quien había gestionado la llegada de esta ayuda ante los funcionarios nacionales. Desde este jueves comenzaron a acreditarse los fondos del plan Nacional Argentina Contra El Hambre en las cuentas de AUH de los comodorenses. El depósito continuará hasta el 23 de abril según la terminación del dni del 0 al 9 en forma consecutiva durante los días hábiles.

La Tarjeta Alimentar iba a entregarse en Comodoro en forma directa a cada beneficiario a fines de marzo, pero la propagación del coronavirus y la determinación del gobierno central de cuarentena preventiva obligatoria motivó el cambio de modalidad.

“La idea era hacer una entrega personal de la tarjeta a cada uno de los beneficiarios pero la pandemia obligó a cambiar la modalidad. Lo positivo es que llega en un momento en que representa un verdadero respiro para los beneficiarios que son sectores que están sufriendo las consecuencias de esta situación sanitaria”, expresó el intendente Juan Pablo Luque.

El mandatario se reunió en varias oportunidades con los funcionarios nacionales, y una de las gestiones más importantes fue justamente la llegada de ayuda alimentaria para los sectores más vulnerables.

De esta manera, luego de que se reorganizaran desde el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación comenzaron a realizar los depósitos en las cuentas de los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo, a partir del jueves 9 con los dni terminados en cero. El lunes lo recibirán los terminados en 1; el martes en 2; el miércoles en 3; jueves en 4; y viernes en 5. A partir del lunes 20 y hasta el viernes 23 de abril lo recibirán quienes tengan documento terminado en 6, 7, 8 y 9 respectivamente.

Tarjeta Alimentar: una ayuda para los más vulnerables

La tarjeta del Plan Argentina Contra el Hambre, es un instrumento para que todos accedan a la canasta básica alimentaria. Permite comprar todo tipo de alimentos, a excepción de bebidas alcohólicas.
Para Comodoro serán destinadas más de 4 mil Tarjetas Alimentar. Al acreditarse mediante la Asignación Universal por Hijo, se garantiza que el dinero llegue a las madres y padres con hijas e hijos de hasta 6 años que al momento están percibiendo la AUH; embarazadas a partir de los 3 meses que actualmente perciben la asignación por embarazo; y personas con discapacidad.

Se trata del monto de aquellas tarjetas que no se distribuyeron por la emergencia sanitaria por COVID-19.Se acreditarán por medio de la AUH.

Conforme el cronograma llevado a cabo por el Ministerio de Desarrollo Social de Nación, el Gobierno del Chubut recuerda que se comenzó, este miércoles 8 de abril, con el pago de los fondos de la tarjeta Alimentar en las cuentas de los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) de nuestra provincia.

Se trata del monto de aquellas tarjetas que aún no se distribuyeron por la suspensión de operativos debido a la cuarentena por COVID-19 y que se acreditarán por medio de la AUH, para que las familias puedan disponer del dinero para la compra de alimentos.

De ese modo, se garantizará que el dinero de la tarjeta llegue a las madres y padres con hijas e hijos de hasta 6 años, embarazadas a partir de los 3 meses; y personas con discapacidad que al momento estén percibiendo AUH.

Fechas

La fecha de pago para DNI terminados en 1 el 13 de abril; en 2 el 14 de abril; en 3 el 15 de abril; en 4 el 16 de abril; en 5 el 17 de abril; en 6 el 20 de abril; en 7 el 21 de abril; en 8 el 22 de abril; y en 9 el 23 de abril.

Vale recordar que los DNI terminados en 0 ayer 8 de abril concretaron su pago.

El ministro de Desarrollo Social recordó que, en ese Plan, que consta de tres partes, la primera es la tarjeta alimentaria que ya se puso en marcha.

El ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, destacó hoy que, ante la situación «muy crítica» de pobreza que atraviesa el país, el presidente Alberto Fernández haya puesto «prioridad en el tema del hambre» y aseguró que la tarjeta Alimentar «va a tener plena» vigencia en todo el conurbano bonaerense en las próximas semanas.

Consultado por radio Mitre sobre la reunión que mantuvo esta mañana en Roma Fernández con el director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Qu Dongyu, Arroyo remarcó que el Gobierno nacional viene «trabajando con la FAO hace tiempo» y seguirá «avanzando en los próximos meses», y que el organismo está al tanto del Programa Argentina Contra el Hambre.

El ministro recordó que, en ese Plan, que consta de «tres partes, la primera es la tarjeta alimentaria que ya se puso en marcha», y remarcó que eso «lo hemos conversado mucho con la FAO y muchos países que la han implementado».

«En segundo lugar y donde hay más desarrollo de la FAO aún es el tema de la agricultura familiar, economía popular y ferias, el desarrollo de alimentos en pequeña escala, donde ellos tiene mucha experiencia», puntualizó el funcionario.

En tanto, señaló que otro de los ejes del Argentina Contra el Hambre es «el objetivo de mover la economía desde abajo».

En el conurbano bonaerense, la tarjeta va a estar plena en todos lados en las próximas semanas. Son 1.800 millones de pesos y los tercer viernes de cada mes, la tarjeta se recarga.»

«La situación está muy crítica», dijo Arroyo, quien afirmó que, de hecho, al lanzamiento de la tarjeta Alimentar en principio lo habían pensando para febrero pero, luego, decidieron adelantarlo a diciembre para «acelerar los procesos».

El funcionario también indicó que hay «situaciones críticas como la que viven el norte de Salta con el fallecimiento de niños de la comunidad wichi», con cuadros de desnutrición.

«El presidente Alberto Fernández puso prioridad en el tema del hambre», enfatizó el ministro, quien señaló que «la distinción entre palabra y hechos, es el presupuesto».

«En un contexto de restricción económica, el Ministerio de Desarrollo Social hoy tiene el presupuesto para poner en marcha lo que tiene que ver con la tarjeta social», aseveró Arroyo, así lo señaló Télam.

La tarjeta Alimentar no lleva ni siquiera una semana de circulación por el conurbano bonaerense, pero ese corto lapso de tiempo ya fue suficiente para que se produjeran las primeras irregularidades y abusos, que derivaron en clausuras de comercios.

En Almirante Brown, donde el programa arrancó el lunes, fue clausurado un supermercado que cobraba recargo por usar la tarjeta y obligaba a los beneficiarios a gastar todo el monto en una única compra. También hubo clausuras de comercios en Concordia, la ciudad entrerriana que tiene el mayor índice de pobreza del país y donde se lanzó a nivel nacional la tarjeta, en diciembre del año pasado.

En un supermercado de la localidad de Ministro Rivadavia, en el partido de Almirante Brown, se intentaba cobrar «una comisión del 10% por el uso de la tarjeta» y se buscaba obligar a los beneficiarios a «gastar el total del monto de la tarjeta» ($4000, o $6000, según la cantidad de hijos menores de seis años que tenga el titular), informaron a La Nación desde el Ministerio de Desarrollo Social. Ese comercio, ubicado en la esquina de Vucetich y Lahille, fue clausurado por la Dirección General de Inspección local tras denuncias que llegaron a la municipalidad.

En Concordia, las irregularidades y clausuras se dieron en diciembre, mes en el que se puso en marcha el operativo de entrega de tarjetas en la localidad, la primera en tenerlo en funcionamiento. Según pudo saber La Nación de fuentes de la municipalidad, fueron dos clausuras de comercios en los que se pretendía cobrar un recargo del 15% a los usuarios del nuevo beneficio. Esas clausuras hechas por inspectores comunales fueron en diciembre y recayeron sobre «un negocio de barrio y un minimercado», precisó una fuente de la intendencia.

«Por ordenanza municipal, se puso en marcha el Programa de Seguimiento y Control, que dispone clausuras y facilita la posibilidad de denunciar ante la Justicia a comerciantes y particulares por irregularidades en el uso de la tarjeta», destacaron en la información que difundió el Ministerio de Desarrollo Social sobre Concordia.

Después de las clausuras de diciembre, la situación en Concordia se tranquilizó. «El área de Desarrollo Social hace un relevamiento, recorre los comercios para observar el funcionamiento de la tarjeta. Esa idea de acompañamiento y supervisión desalienta las posibles irregularidades», subrayó a La Nación la fuente de la municipalidad concordiense. En la ciudad entrerriana en la que se dio el puntapié inicial del operativo Alimentar ya se hizo la primera recarga de dinero en la tarjeta.

«Ningún comerciante debe cobrar recargo o comisión por la tarjeta Alimentar. No vamos a tolerar abusos ni maniobras especulativas, o irregulares. Esta es una política de Estado, que encabeza el presidente Alberto Fernández, para un país que tiene un problema de hambre y de malnutrición. No puede haber hambre en la Argentina», resaltó Arroyo tras las primeras irregularidades con el nuevo plan del Gobierno. En su cartera recordaron que, ante posibles abusos al usar la nueva tarjeta alimentaría, se «pueden realizar denuncias en las oficinas de Defensa al Consumidor de los municipios, o en las fiscalías de cada lugar».

El pasado jueves 16 de enero, el gobernador de la Provincia, Mariano Arcioni, firmó la adhesión al ´Plan Argentina contra el Hambre´ lanzado por el Gobierno Nacional. El acuerdo, que se realizó por 12 mil tarjetas, tuvo en cuenta los índices de desnutrición y mal nutrición infantil, y de obesidad en niños de 6 a 9 años en el territorio chubutense, entre otros factores.

La Provincia del Chubut recibirá 12 mil tarjetas Alimentar, luego de que el gobernador Mariano Arcioni, acompañado por la ministra de Desarrollo Social, Familia, Mujer y Juventud, Cecilia Torres Otarola, adhiriera el pasado jueves 16 de enero al ´Plan Argentina contra el Hambre’, lanzado por el Gobierno Nacional. El convenio equivale a más de 60 millones de pesos destinados a garantizar a quienes más lo necesiten el acceso a la alimentación.

Plan Argentina contra el Hambre

Según se establece desde el Gobierno Nacional, el ´Plan Argentina contra el Hambre “se apoya en el fortalecimiento de las acciones que lleva adelante el Programa Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional. Implica la promoción y fortalecimiento del Acceso a la Canasta Básica de Alimentos”.

Tarjeta Alimentar en Chubut

En ese sentido, la Tarjeta Alimentar se constituye como el principal instrumento para que quienes más lo necesitan puedan accedan a la canasta básica alimentaria. Se irá implementando por etapas en todo el país como un refuerzo alimentario complementario.

En ese marco, la Tarjeta Alimentar permite comprar todo tipo de alimentos, a excepción de bebidas alcohólicas.

Al momento de adherir a esta política, impulsada por el Gobierno Central a través del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, se tuvo en cuenta que la provincia cuenta con un 14% de desnutrición y mal nutrición infantil, un índice del 51,8% de obesidad en niños en el rango de 6 a 9 años, y que cumple con los datos requeridos de talla, altura y edades de los actores que ingresan dentro del plan.

Beneficiarios

Está destinada a madres y padres con hijos e hijas de hasta 6 años de edad que reciben la Asignación Universal por Hijo (AUH). También a embarazadas a partir de los 3 meses que cobran la Asignación por Embarazo y personas con discapacidad que reciben la AUH.

Implementación sin trámites

Su implementación será automática a partir del cruce de datos entre ANSES y AUH, por lo que no hace falta realizar ningún trámite. Cuando una mujer está en el tercer mes de embarazo, ingresa al sistema; y cuando su hijo o hija cumple siete años, sale del sistema de manera automática. ANSES dará aviso por teléfono o mensaje de texto al número que está registrado en su base de datos.

Entrega de las tarjetas

Las tarjetas serán entregadas de manera directa por el Banco Chubut S.A. No habrá intermediarios ni gestores.

Frecuencia de Recarga

El tercer viernes de cada mes la tarjeta se recargará de manera automática. No permitirá extraer dinero en efectivo.

Tras fuertes gestiones ante el gobierno de la Nación, el intendente Juan Pablo Luque confirmó la adhesión del Municipio al programa de la lucha contra el hambre para atender la demanda social de los sectores más carenciados. El mismo será lanzado oficialmente el 23 de febrero con la presencia del ministro Daniel Arroyo en la ciudad, mediante la entrega de tarjetas sociales para la compra exclusiva de alimentos. “Será una inversión cercana a los 30 millones de pesos mensuales”, indicó y aseguró que “vamos a mejorarle significativamente la calidad de vida a miles de familias”.

Con una marcada política de estado que apunta a la contención y bienestar social, el mandatario comunal anunció la próxima implementación del plan argentino de lucha contra el hambre y que corresponde a las reuniones que mantuvo con distintos ministerios del gobierno nacional, entre ellos, con el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo.

En primera instancia, el intendente destacó el trabajo realizado en las últimas 48 horas con el gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner para atender las necesidades de la ciudad en materia social, deportiva, cultural y de infraestructura. “Gracias a la predisposición del comodorense y vicejefe de asesores de la presidencia de la Nación, Julián Leunda, quien nos fue guiando para poder gestionar en cada uno de los ministerios distintos proyectos, dejamos un diálogo abierto para seguir trabajando a futuro en lo que Comodoro necesita”, expresó.

“Hemos tenido una buena receptividad del ministro Daniel Arroyo que ya confirmó que vendrá a Comodoro Rivadavia el próximo 23 de febrero, donde haremos el lanzamiento oficial del Plan Argentino contra el hambre”, indicó y aseguró que “con este programa miles de familias podrán obtener una tarjeta social para la compra exclusiva de alimentos”.

En cuanto a la implementación, el intendente explicó que “a partir de hoy-jueves-, vamos a comenzar con el relevamiento para la entrega de tarjetas que será la semana previa al aniversario de la ciudad. Seguramente pondremos a disposición uno de los Gimnasios Municipales por la gran concurrencia y, además, brindaremos a través de Salud y Deportes, capacitaciones a la población sobre alimentación saludable”.

Gran movimiento comercial

Por otra parte, Juan Pablo Luque consideró que la iniciativa dará un impulso al sector comercial, manifestando que “Comodoro se ha convertido en los últimos años en un centro comercial emblemático de la Patagonia Sur y con esta iniciativa, además de tener un ingreso, los empresarios, Pymes y comerciantes podrán ofrecer sus productos”.

Asimismo, subrayó que a través de la Oficina de Defensa del Consumidor, “seremos exigentes en cuanto a los precios de mercados y supermercados que tendrán la obligación de tener el post-net para el uso de la tarjeta social”.

Infraestructura deportiva y recreación cultural

Otros de los temas que surgieron en los encuentros con el gabinete nacional, giraron en torno a las políticas que viene impulsando el nuevo equipo de gobierno de Juan Pablo Luque para impulsar al deporte y la cultura como herramientas para la contención social y educación.

“Estuvimos trabajando con la secretaria de Deportes, Inés Arrondo, presentándole el ambicioso plan de infraestructura deportiva que se viene ejecutando en la ciudad y aquellas que pretendemos reactivar como la pileta olímpica que se encuentra en el puerto local y que sería para la zona norte”, describió.

En tanto, sobre el diálogo con el ministro de Cultura, Tristán Bauer, expresó que “él conoce muy bien lo que venimos haciendo en materia cultural y el impulso que ha tenido la Feria del Libro considerada una de las mejores a nivel país. Pudimos hablar sobre el aniversario, una de las fechas más esperadas por los comodorenses por los shows artísticos que disfrutan las familias y estamos terminando de cerrar qué espectáculo podemos traer a la ciudad”.

De esa manera, el intendente concluyó que “los resultados de la agenda de trabajo en Buenos Aires fueron positivos. Creo que este diálogo abierto nos permitirá avanzar con otros proyectos y tener el acompañamiento de un gobierno nacional que tanto necesita la ciudad tras la postergación de estos últimos cuatro años”.