Tag

superficies

Browsing

Científicas de la Universidad Tecnológica de La Plata desarrollaron un producto químico que permite aislar del Covid-19 a distintas superficies y objetos que suelen ser de uso diario en centros de salud.

Científicas bonaerenses desarrollaron un producto químico que se puede rociar en distintos objetos que se tocan con habitualidad y que impide que el coronavirus se adhiera a las superficies, informó hoy el Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica bonaerense.

Se trata de investigadoras de la Universidad Tecnológica de La Plata, quienes retomaron un estudio que la misma casa de estudios había realizado tiempo atrás, adaptándolo y dándole un propósito de cuidado sanitario mediante un producto que permite aislar del coronavirus a distintas superficies y objetos que suelen ser de uso diario en centros de salud.

El proyecto, financiado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación en el marco de la pandemia, se denomina «Recubrimiento biocida para elementos de protección para personal sanitario», e intenta trasladar lo que se hizo en maderas (para evitar su deterioro biológico) a todos los objetos utilizados, fundamentalmente telas y otros elementos de uso cotidiano durante la atención de pacientes.

 

El decano de la institución, Carlos Fantini, explicó que «las doctoras Guadalupe Canosa y Paula Alfieri, junto a un gran equipo perteneciente al Centro de Investigación y Desarrollo en Ciencia y Tecnología de Materiales de la UTN, fueron las encargadas de tamaño descubrimiento que, sin dudas, brindará un avance significativo en evitar la propagación de los contagios por coronavirus».

Por su parte, una de las responsables del hallazgo, la ingeniera química y doctora en ingeniería Guadalupe Canosa, señaló que «esto interpondrá una barrera de protección física entre el virus y el personal sanitario que se expone cotidianamente. Es una fórmula química que desactiva la partícula viral que genera el Covid 19» indicó.

El Concejo Deliberante de Puerto Madryn celebró ayer su quinta sesión ordinaria de este 2020 en la que aprobó un nuevo protocolo para las grandes superficies comerciales, haciendo hincapié en los supermercados.

“Esto surge a raíz que se están dando algunos incumplimientos por parte de algunos ciudadanos y por parte de las gerencias de algunos supermercados. No puedo creer que a tres meses de que se hayan dictado las medidas del aislamiento, todavía siga habiendo gente que va a comprar en familia, gente que no respeta la terminación del DNI, que van a comprar sin el cubreboca y, aún peor, la gerencia de los supermercados que permiten que estas personas ingresen, poniendo en riesgo la salud de los trabajadores y trabajadoras”, señalaron en el Concejo.

En cuanto al proyecto en sí, que fue aprobado por unanimidad, el mismo establece una serie de medidas, varias de las cuales ya estaban en vigencia, pero también se agregan algunos puntos nuevos. Se deberá tomar la temperatura corporal mediante el uso de termómetro infrarrojo de distancia a empleados, proveedores y clientes antes de su ingreso al local y en el caso de que la persona supere los 37,5º se le prohibirá el ingreso. En ese caso se deberá aislar a la persona, tomar sus datos personales (nombre y apellido, teléfono y dirección) y dar aviso al 0800-222-coro (2676) esperando las indicaciones correspondientes.

Si el establecimiento cuenta con dos accesos, deberá habilitar uno de manera exclusiva para el ingreso y otro de manera exclusiva para la salida. En el caso de no ser factible lo anterior, es decir, donde se cuente sólo con un acceso, utilizado para entrada y salida, esta deberá dividirse, indicando y demarcando el sentido de circulación para el ingreso y para la salida. En ambos casos, se debe señalizar claramente el tránsito para el ingreso y salida.

En línea de cajas, instalar mamparas de metacrilato, policarbonato o similar de tamaño amplio y adecuado, de manera que sea factible realizar su limpieza y desinfección, a fin de separar al cliente del trabajador.

Además, hay protocolos especiales para proteger a trabajadores y trabajadoras de los establecimientos mediante el uso de elementos de higiene, al tiempo que los proveedores deberán cumplimentar una serie de medidas. Por último, cada establecimiento debe identificar un encargado para la implementación de las orientaciones establecidas y mantener un registro actualizado de las tareas realizadas.

El Concejo Deliberante de Puerto Madryn celebró ayer su quinta sesión ordinaria de este 2020 en la que aprobó un nuevo protocolo para las grandes superficies comerciales, haciendo hincapié en los supermercados.

“Esto surge a raíz que se están dando algunos incumplimientos por parte de algunos ciudadanos y por parte de las gerencias de algunos supermercados. No puedo creer que a tres meses de que se hayan dictado las medidas del aislamiento, todavía siga habiendo gente que va a comprar en familia, gente que no respeta la terminación del DNI, que van a comprar sin el cubreboca y, aún peor, la gerencia de los supermercados que permiten que estas personas ingresen, poniendo en riesgo la salud de los trabajadores y trabajadoras”, señaló la concejala Andrea Moyano al respecto.

En cuanto al proyecto en sí, que fue aprobado por unanimidad, el mismo establece una serie de medidas, varias de las cuales ya estaban en vigencia, pero también se agregan algunos puntos nuevos. Se deberá tomar la temperatura corporal mediante el uso de termómetro infrarrojo de distancia a empleados, proveedores y clientes antes de su ingreso al local y en el caso de que la persona supere los 37,5º se le prohibirá el ingreso.

En ese caso se deberá aislar a la persona, tomar sus datos personales (nombre y apellido, teléfono y dirección) y dar aviso al 0800-222-coro (2676) esperando las indicaciones correspondientes.

Si el establecimiento cuenta con dos accesos, deberá habilitar uno de manera exclusiva para el ingreso y otro de manera exclusiva para la salida. En el caso de no ser factible lo anterior, es decir, donde se cuente sólo con un acceso, utilizado para entrada y salida, esta deberá dividirse, indicando y demarcando el sentido de circulación para el ingreso y para la salida. En ambos casos, se debe señalizar claramente el tránsito para el ingreso y salida.

En línea de cajas, instalar mamparas de metacrilato, policarbonato o similar de tamaño amplio y adecuado, de manera que sea factible realizar su limpieza y desinfección, a fin de separar al cliente del trabajador.

Además, hay protocolos especiales para proteger a trabajadores y trabajadoras de los establecimientos mediante el uso de elementos de higiene, al tiempo que los proveedores deberán cumplimentar una serie de medidas. Por último, cada establecimiento debe identificar un encargado para la implementación de las orientaciones establecidas y mantener un registro actualizado de las tareas realizadas.

Fue para verificar el cumplimiento de todas las normas sanitarias. Abarcó a sucursales de la zona sur y mayoristas. Los controles continuarán durante el resto de la semana.

La Dirección de Inspecciones Generales de la Municipalidad de Trelew realizó, este miércoles, controles en los comercios de grandes superficies de la zona sur de la ciudad, para verificar el cumplimiento de todas las normas sanitarias vigentes, en el marco la cuarentena por la pandemia de COVID -19.

También se verificó el cierre de locales comerciales que funcionan en el interior de algunos de los supermercados que, de acuerdo a lo dispuesto por el Gobierno Provincial, por el momento deben estar cerrados al público y realizar ventas sólo por delivery.

El Coordinador de Inspecciones Generales, Héctor López, indicó que la recorrida sirvió para verificar que “la gente entre con tapa boca, que el ingreso a los locales sea medido en cantidad de personas y que el personal del lugar tome las precauciones necesarias para cuidarse”. “Verificamos todo lo relacionado a la higiene, a los baños, el depósito y línea de cajas”, precisó el funcionario.

Los controles de este miércoles abarcaron sucursales de la zona sur delos supermercados La Anónima, Carrefour y también comercios mayoristas.

“Hemos hablado también con los delegados del Sindicato de Comercio para tener la mirada de los trabajadores y puntualizar sobre algún problema que puedan tener en los distintos locales y también con los gerentes que han entendido las consignas del Municipio en cuanto a la forma de trabajo, a la higiene y las demás normas”, explicó López. “La intención es que las reglas sean justas y claras para todos y lo cierto es que vienen cumpliendo”, finalizó.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) todavía no ha encontrado pruebas concluyentes de que el coronavirus pueda contagiarse a través de un contacto con una superficie artificial como pomos de puerta o teclados, según un último informe de la agencia médica de la ONU. Sin embargo, la organización mantiene su recomendación a favor de la desinfección de superficies y objetos, siempre que sea posible y para tranquilidad de la población.

El estudio hace referencia a otro informe en el que se precisaba que el virus podría sobrevivir hasta siete días sobre una superficie pero recuerda que estas pruebas fueron realizadas en un laboratorio, lejos de las condiciones del mundo real. “La enfermedad Covid-19 se transmite principalmente a través de un contacto físico cercano y por residuos respiratorios”, según el documento. “En el momento de la publicación de este informe no se ha relacionado de manera concluyente el contagio con una superficie medioambiental contaminada, según los estudios disponibles”, de acuerdo con el documento.

No obstante, y aunque no se tiene constancia por el momento de este tipo de casos, la OMS no descarta que estas superficies puedan alojar otro tipo de virus, de ahí que se insista en su desinfección habitual.

Hoy, además, la organización advirtió que rociar las calles con desinfectante es peligroso y poco eficaz en la lucha contra el coronavirus. En el documento sobre la limpieza y la desinfección de superficies en el marco de la respuesta al nuevo coronavirus, la OMS explicó que “no se recomienda el rociado o la fumigación de espacios exteriores, como calles o mercados, para matar al virus causante de la COVID-19 u otros patógenos, pues la acción del desinfectante se ve anulada por la suciedad”.

“Ni siquiera en ausencia de materias orgánicas, es poco probable que el rociado químico cubra correctamente todas las superficies durante el tiempo de contacto necesario para desactivar a los agentes patógenos”, agrega la OMS. “Además, las calles y las veredas no están consideradas reservorios de infección de la COVID-19”, añade, y señala que “rociar desinfectante, incluso en el exterior, puede ser peligroso para la salud humana”.

La OMS subraya que «en ningún caso se recomienda rociar a personas con desinfectante», puesto que esto «podría ser física y psicológicamente peligroso y no reduciría la capacidad de una persona infectada de propagar el virus a través de gotículas o por contacto».

Pulverizar cloro u otros productos químicos tóxicos en personas puede causar, recuerda la OMS, irritación en los ojos y en la piel, broncoespasmos y tener efectos gastrointestinales. La OMS tampoco recomienda el rociado sistemático de desinfectante en espacios cerrados para eliminar al nuevo coronavirus.

Según la organización, un estudio muestra que el rociado dentro de los edificios es ineficaz si no se hace directamente. “Si se aplican desinfectantes, conviene hacerlo con un trapo o una toallita con desinfectante”, recomienda la organización.

El virus SRAS-CoV-2, que originó la pandemia que ha causado más de 300.000 muertos en todo el mundo desde que apareció a finales de diciembre en China, puede posarse en superficies y objetos, pero de momento no hay ninguna información precisa sobre cuánto tiempo continúa siendo infeccioso el virus en las diferentes superficies. Algunos estudios indicaron que el virus puede permanecer varios días en distintos tipos de superficie, pero la OMS resaltó que los datos sobre la duración no dejan de ser teóricos, pues se registraron en condiciones experimentales.

Fuente: INFOBAE

Con la declaración de pandemia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) el miércoles último, el COVID-19 propagó sus efectos a todos los espacios sociales, culturales y hasta laborales donde el contacto con casos de riesgo se torna una posibilidad. Pero también obligó hasta a los más escépticos a reforzar las medidas de prevención e higiene en el ámbito privado, allí donde se comparte con la familia y el círculo íntimo, y en donde el coronavirus​ puede combatirse con sencillos hábitos de limpieza.

Es que más allá del alcance de esta emergencia mundial, y sin minimizar los efectos que desató en todas las esferas a nivel global, contenerlo, atrincherarlo y vencerlo al menos de las puertas de casa para adentro, es algo posible. ¿Cómo? Además de las recomendaciones generales de lavarse las manos con jabón regularmente, estornudar sobre el pliegue del codo, no llevarse las manos a los ojos ni a la nariz, ventilar los ambientes y desinfectar los objetos que se usan con mayor frecuencia, la higiene de las superficies es una acción que debe tomarse como obligatoria.

Para ello, entender de qué está hecho el coronavirus se esgrime como el primer paso para no entrar en pánico y actuar sobre seguro.

Los cuidados esenciales para evitar el contagio de coronavirus.

«El coronavirus es un virus envuelto, lo que significa que está constituido por material genético, que a su vez está cubierto por una estructura de tipo proteínica. Esa cápside tiene además una envoltura que es una parte de nuestra membrana plasmática. Cuando nos invaden y se van de nuestra célula se llevan una parte de esa membrana, que ellos modifican con algunas espículas (esas proyecciones que se ven en los dibujitos). Esa estructura formada por lípidos es sensible al alcohol, que la desorganiza y que impide que el virus encuentre un receptor en nuestras células, las invada y así nos infecte», detalla María Claudia Degrossi, doctora en Química y una de las autoras del libro Cazabacterias en la cocina.

Desmembrando el detalle científico, la experta resume: «Como esa estructura se desorganiza por acción de los desinfectantes, lo que da como resultado es que no puede infectarnos». Entonces, para la misión desinfección es tan importante el producto como el método, puesto que no utilizado como se debe su acción no será tan efectiva contra virus y bacterias como necesitamos que sea.

«El virus es sensible a la mayor parte de los desinfectantes porque se le daña la membrana. Desde ese lugar es más efectivo, y esto vale siempre y para todo tipo de infecciones, el alcohol al 60% o 70%. Eso no quiere decir que el alcohol común no tenga una cierta efectividad, se puede usar, pero tiene mayor penetrabilidad esta mezcla», explica Degrossi. ¿Más diluido, más efectivo? En las concentraciones indicadas, la respuesta es afirmativa.

La concentración en el preparado de limpieza es clave para que resulte efectivo contra el COVID-19, y el resto de virus y bacterias.

«El alcohol que compramos en la farmacia tiene una concentración de casi el 100%, sin embargo, para estos casos es mayor el potencial de penetración del alcohol al 70%. Esto es porque los alcoholes tienen la propiedad de que el agua los ayuda a una mayor penetrabilidad, y es por eso que en las concentraciones indicadas tienen mayor efectividad contra el agente», puntualiza, y apunta que en el caso de la lavandina, otro de los productos útiles contra el COVID-19, la aplicación es similar.

«Las que más se ven en el mercado tienen una concentración de 25 gramos por litro. Esto diluido alcanza una solución que está entre 200 y 400 partes por millón, y que es la concentración que recomienda la FDA (la agencia de control de Estados Unidos) para desinfectar superficies», cuenta Degrossi.

¿Sirve la versión en gel de la lavandina? «Va a tener sentido para algunas superficies como los pisos. Para lo que son superficies de contacto donde luego apoyo cosas como alimentos, o lo tocamos todo el tiempo me parece más efectivo contar con lavandina común, que además es más económica. En tanto, si se pretende preparar una solución con lavandina en gel siempre hay que chequear antes el principio activo, que debe ser el hipocloroso de sodio, y la concentración de este principio en la fórmula», indica.

Por la composición que se informa en sus envases, este desinfectante que también tiene sus versiones perfumadas tiene la misma concentración de cloro por litro que la opción tradicional, por lo que las proporciones necesarias para preparar un concentrado anti coronavirus (y otros agentes de contagio), es idéntica. En lo que habrá que ser más preciso es en cómo medir las cantidades.

El alcohol diluido en agua al 60-70% es la fórmula más eficaz para desactivar el virus.

¿Y las toallitas desinfectantes? Las que contienen cloruro de benzalconio en su composición sí, porque según explica Degrossi «es inhibidor de la actividad viral». «El agua oxigenada al 3% también puede ser útil para destruir el virus que (bien vale repetirlo) no es nada resistente a ningún agente de limpieza», suma la doctora, y recomienda mantener una rutina de aseo diaria en casas y oficinas donde no hay amenaza de contacto directo. En cambio, en espacios u hogares donde uno o más miembros de la familia estuvo en contacto con potenciales portadores del virus, las medidas deben ser más intensas.

«Es igual de importante respetar los tiempos de contacto, porque nada es instantáneo. El alcohol en gel hay que dejarlo secar en las manos, y si me paso una toallita son requeridos unos minutos de contacto antes de, por ejemplo, empezar a utilizar el teclado”, especifica Degrossi.

Fórmulas contra el COVID-19

En su sitio de Facebook Cazabacterias, De Grossi y sus dos colegas, Mariana Koppmann y Roxana Furman, detallan cómo y con qué desinfectar superficies de uso común:

«En primer lugar siempre la superficie debe estar limpia y esto se realiza con trapo o esponja, y detergente o limpiador, para luego pasar a la desinfección o saneamiento», encabeza el posteo. Lo que sigue son dos «recetas» de fórmulas de limpieza anti coronavirus:

Lavandina comercial ( común ): Colocar un pocillo de café (100 ml) en un balde con 10 litros de agua. O colocar una cuchara sopera (10 ml) de lavandina en 1 litro de agua

Alcohol líquido: Colocar 7 partes de alcohol y 3 partes de agua en un recipiente limpio o en un rociador. Tener en cuenta que es inflamable y tiene que estar alejado del fuego, por lo que en espacios como la cocina se desaconseja su uso. Al contrario, esta solución desinfectante puede, e idealmente debe mantenerse sobre mesas de trabajo, escritorios, salas de espera y en todos los ambientes de la casa donde los integrantes compartan tiempo y espacio, señaló El Clarín.