Tag

sueño

Browsing

El día de cada persona, su ritmo y sus variaciones, está controlado por el reloj biológico. Desde el sueño hasta el estado de vigilia, entre un sinfín de aspectos. Pero el aislamiento provocado por el COVID-19 parece haber alterado el “horario” interno de los argentinos. Así lo determinaron los investigadores del CONICET María Juliana Leone, Mariano Sigman y Diego Andrés Golombek, que publicaron su trabajo esta semana en el sitio Current Biology.

Los resultados indicaron que las personas, dentro de los niveles recomendados de sueño, están durmiendo “significativamente más”, y más tarde, durante la cuarentena. Durante la semana, el sueño es más estable y se “exhibieron niveles más bajos de jetlag social”, es decir cuando el descanso del fin de semana, o de los días libres, es muy diferente a los horarios de los días laborales.

Si bien esto podría parecer una mejora general de las condiciones del sueño, el cronotipo -variaciones de los ritmos circadianos-también se retrasó durante estos meses, principalmente por la reducción de la exposición de las personas a la luz solar.

“Este signo de un ciclo de luz-oscuridad más débil debe ser monitoreado con atención, ya que puede causar progresivamente efectos disruptivos en el sueño y los ritmos circadianos, afectando el desempeño y la salud humanos”, aseguran en la publicación de CONICET .

Por su parte, Golombek indicó, en sus redes sociales, que este mayor descanso “es a expensas de un retraso de fase” y que por eso no se puede celebrar. “Hacemos todo más tarde, tanto el despertar como el acostarnos.

Así, nos exponemos menos a la luz del día y más a luces artificiales a la noche, lo que nos mueve cada vez a la vespertinidad“, alerta.Esto no es para nada bueno: “Evolucionamos como bichos diurnos y nuestra fisiología y comportamiento se ordenan de acuerdo con esta temporalidad.

No sabemos las consecuencias de volvernos tan noctámbulos en forma crónica”, asegura el biólogo. Su recomendación ante esta información es: dormir bien y las horas suficientes. Tratar de ser estables en los horarios y de “no comerse” tres temporadas de una serie a la noche. “Para cumplir los sueños, hay que dormir”, concluye.

El estudio

Los especialistas de CONICET  utilizaron la base de datos de 25.000 encuestados del proyecto de investigación sobre sueño llamado Crono Argentina. Compararon la duración, la calidad y el tiempo del sueño, el desfase del horario social y el cronotipo entre las condiciones de control y de encierro de 1.021 personas que completaron cuestionarios antes y durante la pandemia.

Luego, concluyeron que la duración del sueño durante la semana se retrasó y que fue mayor en este contexto. Por otro lado, solo el 37 por ciento de los participantes no alcanzó las siete horas de descanso recomendadas.

El retraso “significativo” del cronotipo “podría estar asociado con cambios y debilidades en el estilo de vida”, como por ejemplo los horarios de trabajo y de escuela, que se volvieron más flexibles, retrasados ​​o incluso ausentes, y una menor exposición a la luz por la mañana. Si bien las personas redujeron “significativamente su deuda de sueño en aproximadamente 40 minutos al día entre semana”, la duración del sueño durante los días libres no se acortó “en absoluto”.

Para llegar a estas conclusiones, tuvieron en cuenta varios aspectos, entre ellos, la edad, y observaron que los más jóvenes experimentaron mayores cambios que los mayores.

Fuente: TN

El científico Diego Golombek conversó con los integrantes del programa El Expreso Periodístico de El Cordillerano Radio sobre los habituales y lamentables siniestros viales que terminan en tragedia.

El investigador fue consultado por un estudio que se hizo público en el año 2012 sobre el descanso y las horas de sueño de los choferes de colectivos de larga distancia.

“En ese momento el Ministerio de Trabajo le pidió a los investigadores del CONICET que ayudaran con la investigación técnica de la jornada laboral de los choferes, decían que era muy extendida y que tenían muy poco descanso, pero en ese momento eran todas intuiciones”, contó.

“Hicimos una investigación muy larga, con mucha colaboración de los choferes, la ayuda de la CNRT y la colaboración de las cámaras empresariales también. Llegamos a conclusiones bastantes obvias, con respecto a las horas de descanso y los riesgos de trabajo sedentario”, agregó.

Luego puntualizó que “los corredores en los que se recorre medio país, realmente traen trastornos de sueño y las consecuencias hoy son mucho más obvias que hace 20 años. La falta de sueño hace que tu salud no esté bien y tus reflejos y cuestión cognitiva tampoco”.

Días atrás, en la terminal de Bariloche, pasajeros de un micro pretendían salir de viaje, a pesar que la CNRT había constatado que los choferes no habían cumplido con las horas de descanso necesarias. “Es la falta de consciencia de la importancia del sueño”, comentó sobre esto.

Aparte destacó que es de suma importancia que “la gente sepa que estar mal dormido o con pocas horas de sueño, equivale a tener una cantidad de alcohol en sangre, es como estar borracho en la ruta o cualquier otra calle”.

Las horas necesarias

Sobre el sueño nocturno explicó que “los adultos necesitamos un mínimo de siete horas. La verdad es que el promedio es bastante más bajo. Por supuesto que la siesta, si está bien pensada y si es corta, ayuda a estar un poco más despabilado”.

“A todos nos agarra el sueño postprandial, lo curioso es que no tiene que ver con comer. Aunque no se haya ingerido nada, el cuerpo necesita una renovación del alerta a eso de las dos de la tarde. Ahí conviene parar un poco la jornada y si se puede, dormir unos 20 minutos o media hora, no más de una hora”. con información del portal de noticias el Cordillerano.

Esas fueron las palabras del intendente Juan Pablo Luque, este martes, tras recibir a destacados referentes del deporte local. “Vamos a acompañarlos para que cumplan con sus metas, ya que son un espejo para que los niños y jóvenes de nuestra ciudad se involucren y practiquen distintas disciplinas”, indicó.

El intendente Juan Pablo Luque recibió en su despacho municipal a cuatro deportistas de élite: el atleta David Rodríguez, reciente vencedor de la Corrida Internacional Diario Crónica; el integrante de la Selección Argentina de handball, Valentín Schankula; y los judocas Oritia González y Héctor Campos, quien participó de los Juegos Olímpicos de Londres y arribó a nuestra ciudad para formar parte del Gabinete Metodológico de Alto Rendimiento.

Del encuentro participó, además, el presidente del Ente Autárquico Comodoro Deportes, Hernán Martínez.
Al respecto, Luque sostuvo que “se trata de deportistas que representan de gran forma a nuestra ciudad y en esta ocasión nos manifestaron cuáles son sus desafíos para este año. Pertenecen al alto rendimiento, son de Comodoro o viven en nuestra ciudad y tienen objetivos muy importantes, por lo que vamos a acompañarlos para que logren cumplirlos”.

“Estamos convencidos de que son un espejo para que los niños y jóvenes se involucren y practiquen deportes. Por ello, es muy importante la labor que desarrolla González en judo; Rodríguez, que viene de ganar “Crónica” y está buscando la marca para competir en los Juegos de Tokio 2020; Schankula, que se destaca en el handball nacional; y Campos, que participó en Juegos Olímpicos y Panamericanos y hoy está en nuestra ciudad para trabajar en la formación de deportistas”, destacó.

En ese sentido, el intendente afirmó que “nuestro sueño es que atletas comodorenses compitan en Juegos Olímpicos, que es lo más alto a lo que puede aspirar un deportista, y para lograrlo debemos continuar apoyando al deporte, potenciándolo a través de recursos humanos y económicos, y, de esta manera, mejoraremos sustancialmente el nivel en Comodoro. Estamos en ese camino, con un Gabinete de Alto Rendimiento que continúa creciendo”.

“Tener deportistas de élite motiva a nuestros jóvenes”

Continuando en ese tenor, el titular de Comodoro Deportes, Hernán Martínez, señaló que “acompañamos el trabajo de nuestros deportistas de élite para que se sientan respaldados a la hora de encarar sus desafíos. Su tarea es motivación para cualquier chico que está practicando deportes”.

Del mismo modo, Martínez explicó que “tanto Oritia González como Héctor Campos están desarrollando un gran trabajo por el judo comodorense; Schankula estuvo recorriendo las escuelas municipales de handball contando su experiencia en el primer nivel; y Rodríguez está buscando la marca de 42 kilómetros para clasificar a los Juegos Olímpicos”.

“El apoyo del Municipio nos facilita enormemente la tarea”

En tanto, la judoca Oritia González manifestó su agradecimiento por el acompañamiento del Municipio al afirmar que “nos facilita enormemente la tarea, tanto en lo personal para alcanzar los objetivos, como en la tarea conjunta de formación, fundamental para el crecimiento de nuestro deporte”.

“Durante este verano trabajamos en un campus de entrenamiento y observamos a los chicos de la ciudad. Además, nos estamos preparando para el primer torneo del año, una copa del Mundo que se realizará el 6 de marzo, en Bariloche”, informó.

En esa misma línea, Héctor Campos sostuvo que “en los últimos meses me radiqué en Comodoro Rivadavia y comencé a trabajar en el Gabinete Metodológico de la ciudad, tras participar en los Juegos de Londres 2012 y los Panamericanos de Lima 2019. Observamos un gran potencial, con mucha gente con ganas y un intendente como Luque que apoya al deporte, lo que es muy importante”.

Por su parte, el jugador de Ferrocarril Oeste e integrante del seleccionado argentino de balonmano, Valentín Schankula, indicó que “estuvimos visitando las escuelas de handball de Comodoro y vimos mucha motivación en los chicos que participan. Ver que el deporte continúe creciendo es muy lindo para nosotros”.

“Vengo de jugar un torneo panamericano y un mundial con la selección sub 21, entre otros certámenes. En los próximos días comenzaré la pretemporada en Ferro, con vistas a un panamericano de clubes, e iniciaré los entrenamientos con la selección mayor, proyectando para los próximos torneos”, concluyó Schankula.

Gisel tiene 17 años, estudia en el Colegio Santo Domingo Savio y en el instituto Acricana, y este martes viajará a Estados Unidos para conocer la NASA. La adolescente dialogó con ADNSUR y contó cómo vive esta experiencia que la acercará al espacio. “Me siento muy emocionada, muy feliz, sé que es una experiencia increíble y que la voy a aprovechar”, contó.

Un viaje al espacio, el contacto más cercano con las estrellas y todo lo que rodea al mundo exterior. Gisel Dinamarca este martes emprenderá viaje hacia Estados Unidos para conocer la NASA, un privilegio que tienen unos pocos y muchos menos a tan corta edad.

La joven junto a Thiago Tótaro, otro comodorense de 16 años, integrará una delegación 50 estudiantes de escuelas secundarias que desde el 22 al 28 de este mes estarán en el Centro Espacial de Huntsville, Alabama, en el marco de una beca lanzada por la Embajada de los Estados Unidos en Argentina. Allí se entrenará como astronauta, conocerá de cerca ese espacio casi desconocido por la mayoría de los habitantes del mundo y todo gracias a una beca en la que se animó a participar. La tenacidad tiene recompensa.

Este lunes, la joven que estudia en el Colegio Santo Domingo Savio y en el instituto de inglés Acricana, por intermedio del cual accedió a la beca, dialogó con ADNSUR y contó cómo vive esta experiencia que significará su primer viaje al exterior.

“Me siento muy emocionada, muy feliz, sé que es una experiencia increíble y que la voy a aprovechar”, contó.

“Para mi es increíble, cuando me entere no lo podía creer. Yo lo hice más que nada para experimentar porque nunca aspire a una beca, pero es una oportunidad increíble ya que no solo vamos a ver los diferentes simulacros de los entrenamientos de los astronautas sino que también vamos a aprender ruso, vamos a conocernos entre nosotros y también a otras personas del exterior”, agregó.

EL COMIENZO DE UN SUEÑO

Gisel vive en el barrio Standart, todos sus estudios los cursó en el colegio salesiano y hace 10 años estudia inglés en Acricana. Allí un día cualquiera de abril una profesora entró al aula y contó la posibilidad que tenían los alumnos de aspirar a una beca para conocer la NASA.

Les dijo a los alumnos que era una experiencia única y que por su nivel de inglés estaban preparados para aspirar a ella.

Gisel escuchó y cuando tuvo más información de la propuesta comenzó a escribir los tres ensayos que debía responder. En el primero debía responder por qué debían elegirla para la beca y cómo contribuiría en el futuro; en el segundo qué atributos tendría en caso de que tuvieran la posibilidad de viajar a  Marte en 2032; y en el tercero contar los métodos científicos de un experimento que hayan realizado en un colegio.

Jeannette, su mamá, cuenta que la joven dudó hasta último momento para enviar la postulación a la beca. “No sabía si mandarla. Yo le dije ‘el no ya lo tenés, aposta por el sí”. Gisel entendió el mensaje y dio el click, aunque en el fondo no veía una posibilidad concreta de ser elegida.

La estudiante cuenta que estaban en clase de inglés cuando miss Soledad, una profesora del instituto, entró al aula para darle una noticia al curso, algo que recuerda cómo si fuese hoy.

“Nos contó que tenía una noticia para darnos, no nos dijo que era, empezó a hablar de otro examen pero sabíamos más o menos de qué se trataba. Luego nos contó que tenía los resultados de los ganadores y que uno era de la clase”.

Luego de los redobles de tambores, Gisel escuchó su nombre y quedó en shock. “No esperaba que saliera mi nombre. Se habían postulado unas amigas mías que son muy capaces entonces cuando lo dijeron no lo podía creer. Enseguida la escribí a unos amigos, luego le dije a mi mamá cuando subí a la camioneta pero ella ya sabía”.

LAS RESPUESTAS

Jeannette asegura que fue instinto maternal, una corazonada de madre y lo resume como un premio a “su constancia”. Es que según dice Gisel es perseverante, independiente, y responsable.

La pregunta que surge es ¿qué respondió Gisel para ser elegida?

En la primera pregunta sobre por qué deberían elegirla para la beca y cómo contribuiría en el futuro, respondió. “Me quise enfocar en ser sincera y escribí un poco de mí. Escribí que en realidad a mi lo que me apasiona es la literatura pero que también me atrae la ciencia para poder estudiar medicina y enfocarme en psiquiatría, que es una rama que me encanta y que siento como una misión para crear una fundación y ayudar a los chicos, ya que en la educación pública y aquellas personas que no tienen mayores recursos no pueden acceder a una salud mental. Entonces me quise a enfocar en mi amor hacia eso y que este campamento me ayude a encontrar más amor hacia la ciencia, hacia la química… una manera diferente de ver a la ciencia para poder estudiar medicina el próximo año”.

En la segunda pregunta sobre qué atributos tendría en caso de que tuvieran la posibilidad de viajar a  Marte en 2032, la joven mencionó su experiencia en natación, disciplina que practicó desde los 4 años y también aspectos de su personalidad, ya que uno era uno de los requisitos de la pregunta. “Yo dije que era muy constante, que me esfuerzo mucho y que mentalmente me siento estable y que soy muy perseverante, que no dejaría que mis emociones influyan en los nervios o la ansiedad”.

Esos ensayos más el trabajo sobre ciencia fueron suficientes. Gisel obtuvo la beca y ahora tendrá la posibilidad de vivir una experiencia única, un acercamiento al espacio que le cambiará la vida, informó ADN SUR.

Por miles de años, hombres y mujeres durmieron durante dos etapas, con una interrupción en el medio de un par de horas en el medio de la noche ¿Cómo fue que dejamos el sueño bifásico?

La ciencia y la medicina nos dicen que dormir 8 horas diarias es lo que necesita nuestro cuerpo para poder funcionar de manera óptima. No es difícil de comprobar: cualquiera que haya sufrido de insomnio puede notar los efectos negativos de no dormir lo suficiente.

Pero es un mito que los humanos necesitamos dormir 8 horas seguidas. De hecho, por miles de años, los humanos dormíamos en dos etapas, con un intervalo entre ellas. Generalmente, apenas empezaba a caer la noche, la gente se acostaba y dormía por unas tres o cuatro horas (el primer sueño), se despertaba cerca de la medianoche por un par de horas y se volvía a dormir hasta la madrugada (el segundo sueño).

El historiador A. Roger Ekirch ha explicado que antes de la Revolución Industrial el sueño interrumpido era dominante en la civilización occidental. Extrae pruebas de documentos del mundo antiguo, medieval y moderno.

Ekirch pasó años revisando las primeras publicaciones, registros judiciales, diarios y registros médicos para averiguar cómo dormíamos. Encontró más de 500 referencias al primer y segundo sueño que se remontan a la Odisea de Homero.

«No es solo la cantidad de referencias, es la forma en que se refieren a ella como si fuera un conocimiento común«, dijo Ekirch en una entrevista a la BBC.

Sueño bifásico: la norma por miles de años

Esta claro que los humanos dormíamos en dos etapas durante el día pero entonces, ¿qué hacía la gente durante las horas entre el primer y el segundo sueño?

Ekirch cuenta que las personas se dedicaban a actividades más humanas comosocializare, rezar, leer y, en muchos casos, a tener sexo. Los médicos medievales creían que las mujeres eran más fértiles durante las horas entre el primer y segundo sueño, y recomendaban intentar concebir durante ese periodo del día. Y esto era parte de la cultura popular de la época. En Los Cuentos de Canterbury, la obra medieval de George Chaucer, un personaje explica que la verdadera razón por la cual las clases bajas tenían más hijos era por qué intentaban concebir durante estas horas, ya que tenían que trabajar durante el día.

Una vez que comenzó la revolución industrial, las horas de trabajo se volvieron más largas. La productividad empezó a ser más valorada, y los humanos empezamos a perder horas de sueño para despertarnos temprano y acostarnos más tarde.

Además, a medida que la electricidad nos permitió tener luz dentro de nuestros hogares, los humanos empezamos a cambiar nuestro ritmo de sueño, conocido como el ritmo circadiano. Este es una parte de nuestra biología, como también de todos los animales, plantas y seres vivos en el planeta, que crea oscilaciones en nuestro organismo (como la tasa metabólica, producción de calor, floración en las plantas, etc.) de acuerdo con factores ambientales, como la hora del día o la presencia de la luz solar.

Nuestro ritmo circadiano determina internamente cuando nos «da sueño» y es comúnmente referido como nuestro «reloj interno». Para las personas que se despiertan y se acuestan a la misma hora todos los días, este reloj biológico funciona como una varita mágica, naturalmente despertando el cuerpo a la hora a la que uno acostumbra levantarse y adormeciendo el cerebro a la hora de dormir. Esta es la razón del por qué muchos se despiertan temprano sin ninguna alarma o reloj despertador, los fines de semana por ejemplo, sin realmente importar a qué hora uno se acostó a dormir o se quiso despertar.

El ritmo circadiano se va adaptando a los horarios del cuerpo cada aproximadamente 48 horas, pero este reloj biológico también impone sus propias medidas. Interesantemente, justo cuando las referencias al primer y segundo sueño desaparecen de los textos, empiezan a aparecen referencias al insomnio.

Insomnio y el sueño en la era moderna

El psicólogo Gregg Jacobs, de la Escuela de Medicina de Harvard, explica que el insomnio puede ser una respuesta biológica a intentar dormir de un solo tirón de ocho horas. «Durante la mayor parte de la evolución dormimos de cierta manera. Despertarse durante la noche es parte de la fisiología humana normal», explicó Jacobs en una nota para la BBC. Jacobs se especializa en estudiar el insomnio, desde qué lo causa hasta cómo tratarlo. Él dice que la idea de que debemos dormir en un bloque consolidado podría ser perjudicial, si hace que la gente que se despierta por la noche se sienta ansiosa, ya que esta ansiedad puede prohibir el sueño y así filtrarse a la vida diurna.

La falta de sueño y la «epidemia» de insomnio  son notables características de las sociedades modernas. Una encuesta realizada en 12 paises el año pasado concluyó que solo el 62% de los participantes duerme bien. En Argentina, un 64% de las personas reportan sufrir de algún trastorno de sueño como el insomnio, apnea o ronquidos. 

Mucha de las personas que practican hoy el sueño bifásico dicen que han aumentado la cantidad de horas que pueden dormir, mejorando su calidad de vida en general. Estudios en países del Mediterráneo y Sudamérica cuentan que la «siesta» que se practica en estos lugares tiene efectos positivos para la calidad de vida de las personas. El sueño de la siesta, concebido durante la media tarde por una o dos horas, puede cambiar la manera de funcionar y producir de una sociedad. Estos estudios dicen que el sueño bifásico puede mejorar la memoria y capacidad de aprendizaje, generar mayor alerta y un mejor estado de ánimo durante el día.

Sin embargo, la gran mayoría de los médicos asegura que no está mal dormir ocho horas seguidas. El especialista en estudios de sueño Timothy A. Connolly explicó en una entrevista par la revista Everyday Health que lo más importante es conseguir las 7 u 8 horas mínimas todos los días. «Los estudios muestran que los adultos que duermen constantemente de 7 a 8 horas cada noche viven más tiempo», dice. Es cierto que algunas personas requieren solo 6 horas y otras pueden necesitar 10, pero el doctor aclara que todos necesitamos tener sueño de buena calidad y eso significa permanecer dormido por una cantidad determinada de horas seguidas. Por eso, concluye que «no vale la pena cambiar tu estilo de vida si ya duermes unas 7 o 8 horas durante la noche.»

Fuente: Infobae

La funcionaria en Lotería y esposa del intendente de Trelew Adrián Maderna, Lorena Alcalá, integrará por primera vez una lista e irá segunda dentro de la nómina de concejales, detrás de Juan Aguilar.

n diálogo con FM Tiempo Trelew (91.5), habló de los proyectos y el trabajo que puede aportar desde lo social, en conjunto con las iglesias y con el sector de la mujer. Además anticipó que el acto de lanzamiento y presentación de candidatos de Maderna se realizará este viernes a las 17:30 en el Club Independiente.

Por la reelección

Además Alcalá se refirió al escenario político que enfrentará Maderna en la búsqueda por la reelección. Al ser consultada por la candidatura de Florencia Papaiani y la posibilidad de una polarización, prefirió centrarse en la propuesta propia: “No es algo que nos quite el sueño. Me parece bien que la hayan propuesto como candidata”.

“A lo mejor ahora sí es su momento, antes había dicho que no, ahora parece que sí. Son diferentes perfiles y estamos muy conformes en el sector que estamos, las listas que hemos conformado y donde nos encontramos ubicados”, lanzó a modo de chicana contra la elegida de Gustavo Mac Karthy para la Intendencia. Y dio a entender que la verdadera apuesta del PJ era el propio Maderna y tras la negativa, hubo que salir a buscar otro candidato de apuro.

Sobre el reparto del peronismo dentro de la oferta electoral, opinó: “Si bien considero que tal vez no fue positivo tantas divisiones, creo que estamos en democracia y el vecino podrá elegir. Apostamos a que Adrián tenga un muy buen resultado en su elección porque se hizo mucho en Trelew, porque la situación económica a nivel país, provincia y municipios no ha sido la mejor, sorteamos diferentes situaciones y se cumplieron muchas de las propuestas que tenía previo a asumir en diciembre 2015”.

Alcalá dejó sus sensaciones sobre cómo responderán las urnas al proyecto reeleccionista: “Será mucho más que positivo el resultado de los comicios. Hemos trabajado desde hace tiempo, con los fiscales, la movilidad y no diría que estamos confiados, pero si con mucha certeza que nos va a ir bien por todo el acompañamiento de los vecinos”. Y redobló la apuesta respecto a lo sucedido en 2015: “Apostamos a más”.

Para una potencial segunda etapa del gobierno de Maderna consideró que la prioridad estará focalizada “en la planificación, tenemos equipos técnicos trabajando en objetivos, obras que se ejecutan, pero con la actualización de precios se demoraron. Trabajar con el Loteo Belgrano. Este tema nos llevó mucho tiempo, porque sucedieron cosas. No nos gusta especular con la necesidad de la gente. Hay muchos proyectos, inversiones que se irán generando y que en su momento las anunciará el intendente”.

 

Diario Jornada

El análisis de 4.000 trabajadores del Banco Santander muestra los efectos del sueño de mala calidad

Las personas que duermen menos de seis horas al día tienen una probabilidad de sufrir aterosclerosis un 27% mayor que las que descansan entre siete y ocho horas, según un nuevo estudio del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), en Madrid. Si el sueño es, además, de mala calidad, el aumento del riesgo alcanza el 34%. La aterosclerosis, producida por la acumulación de grasa y colesterol en las paredes de las arterias, está detrás de las anginas de pecho y los infartos agudos de miocardio.

El cardiólogo Valentín Fuster, director general del CNIC, recuerda los siete factores habituales de riesgo cardiovascular: obesidad, presión arterial alta, colesterol elevado, glucosa incrementada, tabaquismo, falta de ejercicio y una mala alimentación, como un consumo excesivo de sal o de bebidas azucaradas. “Empezamos a añadir un octavo factor de riesgo. Vemos que la falta de sueño da lugar al comienzo de la enfermedad”, explica.

“Dormir entre siete y ocho horas, con buena calidad del sueño, es lo ideal”, subraya el cardiólogo. Estudios previos ya habían mostrado una asociación entre la falta de sueño y la aterosclerosis, pero se basaban en encuestas de baja fiabilidad. La fortaleza del nuevo trabajo es su precisión. El equipo de Fuster ha analizado a casi 4.000 trabajadores del Banco Santander en Madrid. Los voluntarios, con una edad media de 46 años y hombres en el 63% de los casos, han llevado en sus muñecas durante una semana un actígrafo, un dispositivo que mide los movimientos para evaluar las características del sueño. Además, los investigadores obtuvieron imágenes tridimensionales de sus arterias femorales y carótidas, mediante ultrasonidos, y una tomografía computarizada de su corazón.

“Dormir entre siete y ocho horas, con buena calidad del sueño, es lo ideal”, subraya el cardiólogo Valentín Fuster

La falta de sueño es una preocupación creciente para los expertos en salud pública. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística, hay casi tres millones de personas en España que aseguran dormir menos de seis horas al día. Esta carencia de descanso se asocia a un mayor riesgo de enfermedades graves, como la diabetes y el cáncer. La Sociedad Española del Sueño recomienda adoptar hábitos saludables, como evitar la cafeína, hacer deporte, mantener un horario regular de sueño y eliminar el ruido del ambiente para dormir.

El nuevo estudio se ha publicado este lunes en el Journal of American College of Cardiology, la revista del Colegio de Cardiología de EE UU de la que Fuster es el editor jefe. En el trabajo han participado otros investigadores del CNIC, como Fernando Domínguez y José María Ordovás.

“Las enfermedades cardiovasculares son un gran problema mundial. Actualmente estamos previniendo y tratando a las personas afectadas con diferentes métodos: fármacos, actividad física y dieta. Sin embargo, los resultados de este nuevo estudio enfatizan que debemos incluir al sueño como una herramienta más para combatirlas”, asegura en un comunicado Ordovás, también director del Laboratorio de Nutrición y Genómica de la Universidad de Tufts, en EE UU. “Este es el primer estudio que muestra que el sueño medido objetivamente está asociado de manera independiente con la aterosclerosis en todo el organismo, no solo en el corazón”, añade.

El proyecto, denominado PESA CNIC-Santander, estudia desde 2010 a unos 4.000 trabajadores sanos del banco para intentar identificar factores de riesgo cardiovascular antes de que aparezcan los síntomas. En España, las enfermedades del sistema circulatorio fueron la primera causa de muerte en 2017, siendo responsables de más de 122.000 fallecimientos, casi el 29% del total.

El País

¿Pasas más de cuatro horas a diario navegando por Internet? por lo tanto es muy probablemente que tengas obstáculos para pacificar el sueño. Una investigación a dado a conocer que los adolescentes que son adictos a la tecnología son más inclinados a dormir menos de cinco horas en la noche.

Las nuevas tecnologías sí tienen un lado positivo, y es que pueden ser un instrumento excepcional de aprendizaje para los niños, ya que podemos disponer de un elevado nivel de información en tiempo real.

Cada vez son mucho más los adolescente que pasan virtuoso tiempo del día navegando en Internet. Las plataformas sociales, la libertad de mensajería que ofrecen las distintas páginas web y los vídeos virales se han transformado en un origen interminable de entretenimiento que puede proporcionar serias dificultades en nuestra condición del sueño.

Los adolescentes evaluados fueron interrogados sobre sus patrones de sueño, el tiempo que pasaron navegando en la web desde sus dispositivos móviles fuera del horario escolar, y la clase de dispositivo que utilizaron. Estos fueron los resultados que se obtuvieron:

LA SOLUCIÓN

A luz de la consecuencia, los expertos recomiendan un uso sano y encargados de los ámbitos administrados simultáneamente entre padres y adolescentes.

TIEMPO PERDIDO

En delimitado, los adolescentes que emplean un ordenador o teléfono inteligente en la última hora antes de acostarse fueron 52% y 48% más dispuestos a pacificar el sueño en la primera hora concretamente un 53% y 35% desperdicia dos o más horas para dormir.

DIFICULTADES PARA CONCILIAR EL SUEÑO

Si apreció también que un 49% solicita más de 60 minutos para pacificar el sueño, mientras que los adultos lo hacen en 30 minutos.

La formación también ratificó que navegar desde un dispositivo electrónico minutos presentes al dormir perjudica el inicio y la duración del sueño.

DORMIR MENOS DE CINCO HORAS

Los encuestados informaron que era necesario entre ocho a nueve horas en igualar para hallarse descansado. Quienes se encontraron más de cuatro horas por día eran tres veces más inclinados a dormir menos de cinco horas en la noche.

PROBLEMAS DE SALUD

Por otro lado, la luz brillante de los dispositivos impide con el ritmo circadiano, es decir la cambiable biológicas de nuestro cuerpo que dicen cuando es necesario dormir a nuestro cerebro y también cuando debemos despertar. Así mismo se presentaron sucesos con dolores musculares tensión o dolores de cabeza.

libertad y pensamiento