Tag

Solá

Browsing

El canciller Felipe Solá celebró hoy el lanzamiento del satélite Saocom1B, al que consideró el «resultado de un Estado que invierte en ciencia y tecnología», y destacó que de esta manera el país «construye soberanía».

«El lanzamiento del satélite SAOCOM1B, totalmente hecho en Argentina, es el resultado de un Estado que invierte en ciencia y tecnología para el desarrollo económico y social de nuestro país. Así construimos soberanía», expresó Solá en Twitter.

 

Por su parte, el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur de la Cancillería, Daniel Filmus, expresó su «orgullo y emoción» por el lanzamiento y felicitó por Twitter a «todos los que hicieron posible este nuevo logro de la ciencia nacional».

El satélite argentino de observación con microonadas Saocom 1B fue lanzado hoy a las 20:19 de nuestro país a bordo de un cohete Falcon 9, de la firma Space-X, desde la base de Cabo Cañaveral en Florida, Estados Unidos.

El Jefe de Gabinete tiene previsto reunirse a las 12 con el canciller Felipe Solá y a las 16 con De Pedro en la Casa de Gobierno.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, se reunirá hoy con los ministros de Relaciones Exteriores, Felipe Solá, y del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro, para avanzar en la confección del proyecto de Presupuesto para el año próximo, que el Gobierno debe enviar al Congreso a mediados de septiembre, informaron fuentes oficiales.

Cafiero tiene previsto reunirse a las 12 con el canciller Felipe Solá y a las 16 con De Pedro en la Casa de Gobierno.

De esa forma, el jefe de ministros va completando las consultas a los ministros del Gabinete nacional en la tarea de diseñar el Presupuesto 2021.

En ese marco, Cafiero se reunió ya con los ministros de Seguridad, Sabina Frederic; de Justicia, Marcela Losardo; de Cultura, Tristán Bauer; de Agricultura, Luis Basterra; de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa; de Defensa, Agustín Rossi; de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; y de Salud, Ginés González García.

También mantuvo encuentros con los ministros de Transporte, Mario Meoni; de Trabajo, Claudio Moroni; de Desarrollo Social, Daniel Arroyo; de Educación, Nicolás Trotta; y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; y la titular de la Anses, Fernanda Raverta.

Cafiero lleva adelante la elaboración del Presupuesto -el primero que enviará como presidente Alberto Fernández- junto con el ministro de Economía, Martín Guzmán; la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca; y el secretario de Hacienda, Raúl Rigo, señaló Radio Chubut.

El canciller Felipe Solá sostuvo hoy que el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea «se firmó a las apuradas y sin estudios de impacto” pero aclaró que lo firmado “tendrá una profunda discusión en el Congreso» y se deberá acatar lo que allí se decida para el futuro de la relación entre los bloques.

En el webinar “Desafíos para crecer” organizado por la Fundación Mediterránea, el canciller se refirió al acuerdo alcanzado hace un año en Bruselas, sobre el cual aseveró: “No estamos conformes con el acuerdo y las condiciones iniciales no nos gustan”, pero si el Congreso lo ratifica “hay que llevarlo adelante con todo”.

En este sentido, se mostró optimista con una parte del tratado que contempla lapsos de espera en la rebaja de aranceles, lo que “da mientras tanto la oportunidad de incorporar tecnología“.

En julio de 2019, el Mercosur anunció en Bruselas el éxito de las negociaciones para la firma de un Acuerdo de Asociación Estratégica con la Unión Europea, tras un proceso de diálogo que se extendió durante más de 20 años.

La asociación implicaría la integración de un mercado de 800 millones de habitantes, casi una cuarta parte del PBI mundial y con más de US$ 100.000 millones de comercio bilateral de bienes y servicios.

Consultado sobre el mundo pospandemia, Solá dijo “oír a los analistas decir que va haber una profundización de las regionalizaciones y ahí también hay una oportunidad”.

Además, vaticinó un fortalecimiento de la Unión Europea, señaló que “China y sus empresas tienen conductas muy diversas que se adaptan a los países donde se dirigen” y, respecto a las próximas elecciones en Estados Unidos, opinó que “el mundo es uno con el país en una posición y es otro si se impone la otra alternativa”.

En otro tramo de su intervención, Solá dijo que el objetivo de su gestión en relación al comercio exterior “es aumentar las exportaciones incorporando todos los mercados que se puedan abrir, sin perjuicio alguno”.

En este marco, señaló las potencialidades que presentan regiones como el sudeste asiático, el mundo árabe o el África central y subsahariana.

Para finalizar, hizo un repaso de su gestión hasta el momento y destacó las creaciones del Consejo Federal sobre comercio exterior articulado con los Gobiernos provinciales y el Consejo de Comercio Exterior intra gobierno donde participan todos los ministerios que intervienen en el intercambio comercial.

Asimismo, ponderó la reciente institucionalización del Consejo Público Privado para la promoción de exportaciones; resaltó las 262 oportunidades de venta generadas por las embajadas en el último mes y destacó la propuesta de aumento del 30% en dos años de las exportaciones, acercada por la cadena agroindustrial.

“Nos pone muy contentos esa muestra de unidad de toda la cadena que no habíamos visto nunca y le trasladamos la propuesta al presidente Alberto Fernández”, concluyó el canciller, que estuvo acompañado por el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Jorge Neme.

Durante dos días, el canciller argentino mantendrá reuniones con su par brasileño, Ernesto Araújo. El intercambio comercial y el acuerdo de Asociación del Mercosur con la Unión Europea son los principales puntos de su agenda.

El canciller Felipe Solá iniciará este miércoles una visita oficial a Brasil, que incluye una reunión bilateral con su colega de Brasil, Ernesto Araújo y la posibilidad de un encuentro de máximo nivel con el presidente Jair Bolsonaro, en un esfuerzo de la Casa Rosada por recomponer la histórica relación estratégica de Argentina con el gigante sudamericano.

Solá partió anoche rumbo a Brasilia acompañado por una comitiva integrada por el embajador designado en ese país, Daniel Scioli; el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; el secretario de Comercio Exterior, Jorge Neme; y la subsecretaria del Mercosur, Marilita Squeff. Solá estará acompañado también por el vicecanciller Pablo Tettamanti; y su jefe de Gabinete, Guillermo Cháves.

La visita de dos días de Solá a la capital de Brasil tendrá como punto central la reunión bilateral que mantendrá este miércoles, a las 11, con Araújo, en el Palacio Itamaraty, tras las cual, ofrecerán un mensaje ante la prensa.

El presidente Fernández aseguró este lunes que «el vínculo con Brasil es uno que la Argentina no puede soslayar», insistió con que ambos países «no pueden llevarse mal» y garantizó la predisposición a dialogar con la administración de Bolsonaro.

La construcción de un «paraguas político» que permita «potenciar» el comercio con Brasil, es el objetivo central del primer viaje de Solá a Brasil, principal socio comercial del país argentino y cofundador del Mercosur, señalaron a Télam fuentes del Palacio San Martín.

Dos días intensos

La agenda de Solá incluye un encuentro de trabajo entre los equipos de las cancillerías y un posterior almuerzo, A su vez, Beliz tiene prevista una reunión de carácter «geopolítico» con el jefe de gabinete de Seguridad Institucional, el general retirado Augusto Heleno.

Daniel Scioli, en su reciente visita a Brasil

Scioli, por su parte, ya comenzó a estrechar puentes para profundizar la relación bilateral e incrementar el intercambio comercial, y para eso almorzó la semana pasada con los poderosos empresarios de la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo (Fiesp) en busca de nuevas inversiones y de incrementar el flujo de comercio.

Solá viaja a Brasilia con una agenda principalmente económica, que tendrá como centro de la discusión la iniciativa brasileña de reducir el Arancel Externo Común (AEC) del Mercosur para permitir una apertura económica y también el comercio bilateral, sobre todo porque la recesión argentina de 2019 provocó parte del derrumbe de las exportaciones de bienes industrializados de Brasil, como vehículos.

El acuerdo de Asociación del Mercosur con la Unión Europea (UE) será otro de los puntos de debate: mientras Bolsonaro y su ministro de Economía, Paulo Guedes, impulsan un proceso de liberalización del bloque sudamericano, el gobierno argentino busca «rediscutir» la letra chica del acuerdo e introducir un piso de protección para la industria local.

Otro de los puntos que propondrá discutir la comitiva encabezada por Solá será la participación de privados en las conversaciones por acuerdos de libre comercio, atento a que los poderosos sectores industriales nucleados en San Pablo, no ven con malos ojos las medidas proteccionistas y el desarrollo del Mercosur.

Por ultimo, buscarán coincidir con sus pares brasileños en que los acuerdos de libre comercio se extiendan más allá del alcanzado con la UE (todavía en etapa de estudio y traducción) e incluyan también a países asiáticos como Corea y Japón, señaló Télam.

El canciller le pidió a los integrantes del Servicio Diplomático «compartir una mirada ética sobre la realidad argentina», y destacó «la capacidad profesional» de su equipo de trabajo.

El canciller Felipe Solá le pidió a los integrantes del Servicio Diplomático «compartir una mirada ética sobre la realidad argentina», y destacó «la capacidad profesional» de su equipo de trabajo, al compartir en el Palacio San Martín un brindis de fin de año con la Asociación Profesional del Servicio Exterior de la Nación (Apsen).

«Hay que estar a la altura de lo que se vive en la Argentina. Nosotros no vamos a convivir con semejantes niveles de pobreza, y haremos todo lo que haya que hacer para salir de esto. Antes que nada porque es un deber ético, porque no podemos ir a dormir tranquilos cuando en el zaguán de nuestras casas o en el cajero de la cuadra hay alguien durmiendo», señaló Solá según un comunicado oficial.

En ese sentido, el jefe de la diplomacia argentina enfatizó que «por eso debemos hacer crecer el país y mover la economía», constituye «un deber moral» para el gobierno del presidente Alberto Fernández.

«Pensamos que hay una íntima relación, para el crecimiento de la Argentina, entre el país del mercado interno y el país exportador. Nunca estuvieron divorciados, eso fue invento de alguien. Hay algunas zonas que son como enclaves, no miran el entorno y se despegan de la realidad promedio de su país; a ellos debemos dirigirnos para mantener la unidad nacional», remarcó.

Por último, el canciller afirmó que Argentina «debe renacer económicamente» y que su gestión al frente del Ministerio de Relaciones Exteriores «es parte de ese cometido», según Télam.

El probable canciller del próximo gobierno celebró la decisión judicial. “La mentira tiene patas cortas”, dijo.

La afinidad de Alberto Fernández y de lo que será su futuro equipo de Gobierno con Lula Da Silva no es nueva. Por eso, la primera reacción tras conocerse que el ex presidente de Brasil quedará libre no se hizo esperar. El diputado Felipe Solá, el hombre con más chances de convertirse en el próximo canciller, celebró la noticia y dijo que «millones» de argentinos están felicespor la decisión judicial. 

«La mentira tiene patas cortas y la verdad puede esconderse un tiempo.El corazón de Lula es más fuerte que toda la infamia. Brasil ha recuperado un estadista formidable y el mundo hoy es un poco más justo», sostuvo Solá en un contacto telefónico con Clarín.

Luego del fallo de la Corte Suprema de Brasil que abrió la puerta para la liberación de Lula da Silva, Alberto Fernández salió a celebrar la resolución y lo vinculó directamente con su reclamo judicial en Argentina.

«El Supremo Tribunal Federal de Brasil ha decidido que las condenas a prisión solo son ejecutables una vez que hayan quedado firmes. Es lo mismo que venimos reclamando en Argentina desde hace años. ¡Valió la pena la demanda de tantos!», tuiteó Fernández junto al hashtag ¡#LulaLivreAmanhã! (Lula Libre Mañana).

Fernández viene reclamando sistemáticamente la libertad de Lula, en medio de una fuerte tensión con Jair Bolsonaro. Desde México, en efecto, dijo que «tal vez Lula esté preso porque consiguió lo que nadie consiguió en Brasil: la mitad de los brasileños eran parte de la clase media y ya no tiene ese mérito Brasil».

Y añadió: «Correa en Ecuador, Lula en Brasil y Cristina, en Argentina, todas víctimas de un sistema judicial que articularon para perseguir a los líderes populares. Correa terminó exiliado, Lula preso y Cristina amenazada sistemáticamente», informó Clarín.