Tag

Sobrepeso

Browsing

En el marco del trabajo conjunto que se realiza entre los Ministerios de Salud, Desarrollo Social, Familia, Mujer y Juventud, y Educación, días pasados se efectuó una reunión virtual entre integrantes de la Mesa Provincial e Intersectorial para la Prevención del Sobrepeso y la Obesidad Infantil, y el Rotary.

El encuentro se efectuó con el propósito de comunicar los alcances de la Mesa, principales lineamientos sobre los que se trabaja, y los avances que desde cada área se han logrado desde su conformación.

La coordinación estuvo a cargo de la jefa del Departamento Provincial de Nutrición del Ministerio de Salud, licenciada Karen Bender, y participaron además otros profesionales del organismo, al igual que del Ministerio de Educación, y la subsecretaria de Políticas Sociales, del Ministerio de Desarrollo Social, Familia, Mujer y Juventud, Fernanda Gigena.

Al hacer uso de la palabra, durante la reunión virtual, la funcionaria de la cartera social mencionó la articulación que se lleva adelante para concretar acciones conjuntas entre los Ministerios.

Asimismo, confirmó que en los próximos días se firmará un acta acuerdo de cooperación, y destacó el trabajo que se está realizando en la provincia para impulsar y/o fortalecer emprendimientos relacionados a la producción de alimentos.

Teniendo en cuenta que, el Rotary, como agente de la Mesa Intersectorial, posee un marcado interés por sumar aportes al abordaje de la temática, destacando la importancia de las gestiones público – privadas.

Mesa Intersectorial

Se conformó en el mes de septiembre del año pasado, y participan de la misma funcionarios provinciales de diversos organismos, referentes de instituciones, y del Poder Legislativo.

Se trabaja en la prevención del sobrepeso y la obesidad infantil, haciendo especial hincapié en el desarrollo de programas y distintas acciones conjuntas.

Se trata de la campaña «Más que glucosa» que concientizar sobre los riesgos asociados a esta enfermedad, ante el aumento de casos de sobrepeso y la disminución de las consultas y controles por temor al coronavirus.

Una campaña para prevenir la diabetes con mensajes de concientización sobre el peligro que representa esta enfermedad, padecida por unos tres millones de argentinos, fue lanzada por diversas sociedades médicas ante el aumento de casos de sobrepeso y obesidad y la disminución de las consultas y controles por temor al coronavirus.

La campaña «Más que glucosa» para concientizar sobre los riesgos asociados a esta enfermedad fue lanzada en conjunto por la Sociedad Argentina de Diabetes, la Sociedad Argentina de Cardiología, Federación Argentina de Cardiología, la Sociedad Argentina de Medicina, la Sociedad Argentina de Nefrología y el laboratorio AstraZeneca.

Clara Musso, endocrinóloga especializada en diabetes y coordinadora del área en la Fundación Favaloro, dijo a Télam que como resultado del encierro provocado por la cuarentena «el 57% de los argentinos aumentó de peso, un 80% aumentó entre 1 y 3 kilos y 3,5% aumento más de cinco kilos».

En este aspecto, comentó que el sobrepeso y la obesidad es una de las causas de la diabetes «por lo que puede ser que haya personas que estén con la enfermedad y no lo sepan».

Musso advirtió además que disminuyó un 53% las consultas de las personas con diabetes en esta cuarentena por lo que «no sabemos como estarán cuando todo esto termine».

«Tampoco asistieron para hacerse análisis, por lo que prevemos que cuando se liberen todas las actividades nos vamos a encontrar con muchos casos de diabetes», dijo la especialista.

Según los últimos datos en la Argentina, el 12,7% de la población padece de algún tipo de diabetes, es decir unos tres millones de personas, aunque se estima que uno de cada dos personas no sabe que tiene la enfermedad.

La diabetes, además de ser una enfermedad que genera otro tipo de complicaciones como enfermedades cardiovaculares o rernales, es una de las principales comorbilidades asociadas al agravamiento de casos de coronavirus.

Musso destacó que esto es así porque «provoca un deterioro inmunológico y hay una reacción del sistema inmune que esta alterada frente a la agresión del virus, reacciona diferente y las personas con diabetes están más expuestas».

Esta situación se repite con las personas obesas quienes «tienen una hipoventilación, es decir una entrada de aire con más dificultad a nivel de sus pulmones».

Y agregó que «no importa la edad, en las personas con un alto nivel de masa corporal el impacto de la Covid-19 será mayor».

Por su parte, Augusto Lavalle Cobo. cardiólogo y coordinador del servicio de Cardiología Clínica en el Sanatorio Finochietto, dijo a Telam que hay una relación directa entre las enfermedades cardiovasculares y la diabetes. La persona con altos niveles de glucemia tiene tres veces más riesgo de contraer infarto de miocaradio o un ACV».

Lavalle Cobo aseguró que a raíz de la disminución de las consultas, el sedentarismo y el sobrepeso «seguramente la curva de personas con diabetes aumentará una vez que pase la pandemia».

«El problema es que la diabetes no da síntomas y las personas la descubren cuando se hacen algún tipo de control y ya está instalada. Hoy tenemos estrategias para prevenirla, pero hay que empezar con controles tempranos y concientizar a la población sobre esta problemática», dijo el especialista.

Bajo la premisa “Hay órganos que sufren y no se ven”, la campaña cuenta con una plataforma de información www.masqueglucosa.com.ar la cual brindará de manera continua material de fácil comprensión para que cualquier persona conozca más a fondo las causas.

También ofrece recomendaciones médicas, datos de alimentación y ejercicio físico, consejos para bajar el índice glucémico, e información sobre las posibles enfermedades y complicaciones asociadas a la diabetes.

Algunos datos de la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo pueden encender algunas alarmas en Chubut: un 18,2% de la población de la provincia refirió que su salud era mala o regular, un 1,2% por encima de lo registrado en la ENFR del año 2013.

Pucho

De acuerdo al reporte, la prevalencia de consumo de tabaco disminuyó con respecto a la última encuesta realizada, en 2013, continuando la tendencia decreciente que experimentao el consumo de cigarrillos desde el primer relevamiento en 2005. En la provincia, según el informe de la Dirección General de Censos y Estadísticas del Chubut basado en los datos de la Encuesta anual, un 23,4% de la población consume tabaco, de los cuales, un 50,7% pensó en dejar de fumar en el último año. A nivel país, la población fumadora representa un 22,2% y un 50,0% pensó en dejar el consumo de tabaco.

La exposición al humo de tabaco ajeno presenta una tendencia descendente, tanto en bares/ restaurantes como en el trabajo y en el hogar. En Chubut la mayor cantidad de fumadores pasivos se da en el trabajo (23,1%). El 76,8% de los chubutenses está de acuerdo con el aumento del impuesto al tabaco y un 58,1% de la población fumadora se manifestó a favor.

La prevalencia de exceso de peso (obesidad y sobrepeso) por autorreporte en la 4° Edición de la ENFR fue en la provincia de 64,8%, superando la media nacional (61,6%). En Chubut y en el país, se observa un ascenso de la población con obesidad y sobrepeso. La prevalencia de sobrepeso por autoreporte fue de 38,1%. Mientras que la prevalencia de obesidad por autoreporte fue de 26,7%, con una tendencia claramente creciente, superando, en ambos casos, la media nacional.

Según la Organización Mundial de la Salud es recomendable el consumo de 5 o más porciones de frutas y verduras al día. En la provincia, de acuerdo a la encuesta, el consumo promedio de frutas y verduras es de 1,9 al día, valores muy similares a los presentados para el nivel país. Sólo un 3,8% de la población consume las cantidades recomendadas de frutas y verduras y este indicador presentó un descenso significativo con respecto a 2013.

A nivel país, se observa que el promedio de la población que consume las cantidades recomendadas de frutas y verduras se ubica por encima de los valores provinciales, y presenta una tendencia en aumento.

Un dato alentador es la cantidad de sal en la mesa. El uso de sal después de la cocción o al sentarse a la mesa presenta una tendencia decreciente en los últimos años, tanto en el nivel nacional como provincial. No obstante, en Chubut, el descenso de este hábito ha sido más significativo, un 29,8% vs 13,4%, comparando las ENFR 2005 y 2018.

Del total de la población general, el 71,8% se realizó al menos una medición de glucemia alguna vez, valor por debajo del promedio nacional (79,1%). La prevalencia de glucemia elevada/diabetes por autoreporte presenta una tendencia creciente.

En Chubut, un 12,4% de la población refirió tener glucemia elevada, lo cual registró un incremento significativo con respecto a la ENFR 2013, presentando valores superiores en el nivel nacional (12,7%).

Por otra parte, de la población que tiene glucemia elevada/ diabetes, un 38,3% de la misma realizó algún tipo de tratamiento en las últimas dos semanas anteriores al relevamiento; este indicador presenta una variabilidad muy alta a nivel provincial (IC al 95%:25,4-51,3). Es decir, que los valores poblacionales rondan entre un 25,5% y 51,3%), por lo que el intervalo del dato es bastante amplio comparado con el mismo a nivel nacional (52,6% con un IC:50,0%-55,3%).

Un 81,3% entre los varones mayores de 35 años y las mujeres de 45 años y más en Chubut se realizó mediciones de colesterol por lo menos una vez en la vida, valores que se ubican por debajo de la media nacional (82,1%).

A lo largo de las diferentes encuestas se observa una tendencia creciente tanto en el nivel nacional como provincial, lo que registró una variación significativa con respecto a la ENFR 2013.

La prevalencia de colesterol elevado en la población de 18 años y más fue de 21,2% en la provincia, presentando valores inferiores a los totales del país. En ambos casos se observa un descenso con respecto a la ENFR 2013, siendo aún más significativo en la provincia.

A nivel provincial, el 65,4% de 50 a 70 años se realizó una mamografía en los últimos dos años, lo que significó un descenso con respecto a la ENFR 2013. Mientras que a nivel nacional se observa un incremento poco significativo (65,6% vs. 66,0%).

Con respecto a la realización de algún estudio de rastreo de cáncer de colon en la población de 50 a 75 años, la prevalencia en Chubut fue de un 27,6%, presentando valores superiores en el nivel nacional (31,6%). En ambos casos se observa un aumento de este tipo de prácticas.

La prevalencia del consumo de alcohol regular de riesgo en Chubut es de 8,7% según la ENFR 2018, la cual había presentado una baja significativa entre 2005 y 2009. No obstante, a partir del 2013 presenta una tendencia ascendente. La prevalencia del consumo episódico excesivo de alcohol en los últimos 30 días fue de un 10,9%, la cual presenta un descenso poco significativo, cotejado con la ENFR 2013 , el cual fue de 11,6% en el año 2013. El promedio nacional presenta un crecimiento sostenido desde el 2013.

La prevalencia de actividad física baja presenta una tendencia decreciente tanto a nivel país y como en nuestra provincia.

Del total de la población chubutense, un 34,3% realiza actividad física baja (Sin actividad reportada o por debajo de los niveles medios).

Según los datos de la ENFR 2018 esto significó un descenso significativo comparado con los resultados de la ENFR 2013. En la provincia se evidencia una mejora de este indicador más abrupta que en el nivel nacional. Con excepción de la ENFR 2009, los valores provinciales se encuentran por debajo de la media nacional (44,2%).

La iniciativa tiene como objetivo delinear e implementar estrategias tendientes a detener la epidemia del sobrepeso y la obesidad en niños, niñas y adolescentes.

Organizada por el Ministerio de Salud del Chubut, a través de la Dirección Provincial de Promoción y Prevención de la Salud, se realizó recientemente en Rawson una reunión de la que participaron referentes de distintos organismos provinciales e instituciones privadas de la zona, en el marco de la cual quedo conformada la “Mesa Provincial Intersectorial para la Prevención del Sobrepeso y la Obesidad Infantil”.

El encuentro tuvo lugar en la sede central de la cartera sanitaria, donde estuvieron presentes el subsecretario de Programas de Salud, Mariano Cabrera; la directora provincial de Promoción y Prevención de la Salud, Maite Stemberg; y la jefa del Departamento Provincial de Nutrición, Karen Bender.

Además, participaron referentes e integrantes de los Ministerios de Educación y de la Familia y Promoción Social, Chubut Deportes, el INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria), la Asociación de Nutricionistas del Chubut, la Fundación ALCO (Asociación de Lucha Contra la Obesidad), el Rotary Club y el Servicio de Atención Pediátrica Privada (SAPP) de Trelew.

Objetivo

La constitución de esta mesa de trabajo responde a la adhesión de Chubut al Plan ASÍ, el “Plan Nacional de Alimentación Saludable en la Infancia y Adolescencia para la Prevención del Sobrepeso y la Obesidad en Niños, Niñas y Adolescentes 2019-2023”, y en tal sentido tiene como objetivo delinear e implementar estrategias tendientes a detener la epidemia del sobrepeso y la obesidad en esos grupos etarios.

Durante la reunión se firmó el acta de constitución de la mesa intersectorial, se analizó la problemática de la obesidad infantil y se presentaron los lineamientos del Plan ASÍ. También se discutieron articulaciones e intervenciones posibles de realizar de manera conjunta para abordar la problemática.

La Organización Mundial de la Salud ha publicado, por primera vez, recomendaciones sobre el tiempo que los niños pequeños pueden pasar viendo la televisión o jugando con un celular, cuánto ejercicio físico deben hacer y cuántas horas deben dormir. Los niños menores de dos años no deben ver la televisión, ni jugar con pantallas, según las primeras pautas para niños menores de cinco años publicadas por la Organización Mundial de la Salud. La OMS recomienda que entre los dos y los cinco años los niños usen esos dispositivos como mucho una hora al día. “Si es menos, mejor”, señalan.
Para elaborar las recomendaciones, la OMS ha estudiado 277 artículos médicos y 10 estudios en cinco países con casi 7500 participantes. La guía ofrece recomendaciones sobre el tiempo de juego y de sueño y para reducir el sedentarismo.
“Los comportamientos sedentarios, ya sea usar un transporte motorizado en lugar de andar o ir en bicicleta, estar sentado en el pupitre en la escuela, ver la televisión o jugar con pantallas son cada vez más predominantes y están asociados con la mala salud”, se lee en la guía. “El sueño también influye en el bienestar físico y dormir pocas horas está relacionado con el sobrepeso y la obesidad en la infancia y adolescencia y con problemas mentales entre los adolescentes”.

Los datos disponibles indican que 40 millones de niños menores de cinco años (un 5,9% del total) en el mundo tienen sobrepeso. En los últimos 40 años, la obesidad se ha multiplicado por 10 entre niños y jóvenes de 5 a 19 años.
“Lo que de verdad tenemos que hacer es que los niños vuelvan a jugar”, explica la doctora Juana Willumsen, responsable de obesidad infantil y actividad física para niños.  Se trata de reemplazar el tiempo que los niños pasan pasivamente frente a una pantalla por juegos más activos y de asegurarse de que duermen suficientes horas. La OMS no considera como actividades “pasivas” si el niño está, por ejemplo, imitando los movimientos de baile de un video o hablando con una familiar en otro país por el celular, pues existe una “interacción”.

Las recomendaciones, dirigidas a legisladores y profesionales en el ámbito de la salud y la educación, se dividen por edades y cubren las 24 horas del día. Son aplicables a cualquier niño saludable, con independencia del lugar donde vive o su nivel socioeconómico.

Bebés menores de un año
-Al menos 30 minutos boca abajo a lo largo del día.
-No pasar más de una hora sujetos (en cochecitos, sillas o portabebés).
-No se deben usar pantallas.
-Los bebés de 0 a 3 meses deben dormir entre 14 y 17 horas al día. Los de 4 a 11 meses deben dormir de 12 a 16 horas al día.

Niños de 1 y 2 años
-Al menos tres horas de actividad física a lo largo del día.
-No pasar más de una hora sujetos (en cochecitos, sillas o portabebés).
-No se deben usar pantallas hasta los dos años y después, durante una hora al día como máximo
-Dormir de 11 a 14 horas al día, incluyendo siestas.

Niños de 3 y 4 años
-Al menos tres horas de actividad física, de las que una hora debe ser de intensidad moderada a vigorosa
-No pasar más de una hora sujetos o estar sentados durante mucho tiempo.
-No más de una hora de pantallas al día.
-Dormir de 10 a 13 horas.

La falta de actividad física es un factor de riesgo que contribuye al sobrepeso. Se sabe que un 23% de los adultos y un 80% de los adolescentes obesos no se mueven lo suficiente, pero no hay datos comparables para niños pequeños. Sin embargo, se sabe que la primera infancia es un periodo “de rápido desarrollo físico y cognitivo”, en el que se adquieren hábitos y rutinas.

«Mejorar la actividad física, reducir el tiempo de sedentarismo y asegurar al niño un sueño de calidad mejoran su salud física y mental, así como su bienestar en general, previenen la obesidad y otras enfermedades más adelante en la vida», explicó una de las responsables de la guía, Fiona Bull.

Según los estudios disponibles, los beneficios de pasar menos tiempo viendo la televisión o jugando videojuegos incluyen la “reducción de adiposidad (grasa), mejor desarrollo motor y cognitivo y salud psicosocial”.

La actividad física debe comenzar en los primeros meses de vida. Pasar 30 minutos al día boca abajo ayuda a los bebés a fortalecer el cuello y la espalda, mejorando sus movimientos y reduciendo las posibilidades de deformaciones en el cráneo. Además, si los bebés pasan al menos cinco horas al día moviéndose libremente, se reduce el tejido adiposo.

Además, la OMS distingue entre el tiempo que el niño pasa solo, frente a una pantalla, y el tiempo que pasa haciendo alguna actividad tranquila, pero acompañado de una persona adulta, lo que llaman “tiempo de calidad”.  Leer a un niño, contarle cuentos, cantarle o hacer puzles ayuda con su desarrollo intelectual.

“El tiempo sedentario tiene que convertirse en tiempo de calidad. Leer un libro con su hijo, por ejemplo, les puede ayudar a desarrollar sus habilidades de lenguaje”, explica Willumsen. “Un niño al que se le da una tableta para que esté quieto mientras está sentado en el cochecito no está recibiendo lo mismo”, explica.

 

 

 

(Fuente: ONU / OMS)

Las comisarías podrán enviar hasta tres de sus oficiales más gordos al Centro de Capacitación de la Policía Central, en Pak Chog, para someterse a una estricta dieta e intensos ejercicios durante dos semanas.

Los policías tailandeses con sobrepeso tendrán que ir a un campamento de «destrucción de barriga» luego de que el programa piloto resultara todo un éxito.

«Hay muchos problemas si eres un policía con sobrepeso. Trabajas despacio y te mueves despacio. Eso es inaceptable si eres un oficial encargado de arrestar criminales, ya que tienes que ser hábil y rápido», dijo al medio khaosodenglish el Sargento Mayor, Maj. Sornpetch Chantarak, ejecutor de la dieta en el nuevo programa.

Las comisarías podrán enviar hasta tres de sus oficiales más gordos al Centro de Capacitación de la Policía Central, en Pak Chog, para someterse a una estricta dieta e intensos ejercicios durante dos semanas. «Incluso tienen tarjetas de identificación que registran su peso antes y después», aseguró Sornpetch.

Aunque el campamento comenzó hace un mes, la policía tailandesa ya ha publicado imágenes de los oficiales en el campamento por redes sociales, causando gran sensación.

Telefé Noticias