Tag

smartphone

Browsing

La preocupación por el medioambiente y el cambio climático está más en boga que nunca. ¿Qué podemos hacer para intentar frenarlo? Los expertos coinciden: sus recomendaciones van desde reducir el uso de plásticos hasta comer menos carne, disminuir los viajes en vehículos de combustión, emplear fuentes energéticas renovables… Y desde Fairphone, un fabricante de smartphones holandés, proponen también que nuestra tecnología sea sostenible. No en vano, afirman que la industria de la telefonía móvil contribuye (y mucho) a algunos de los principales problemas relacionados con el medioambiente e, incluso, con transgresiones de los derechos humanos: residuos tecnológicos, emisiones de CO2, condiciones de crueldad en el trabajo…

Modular

Tras varios años trabajando en crear dispositivos que sean respetuosos con el entorno, acaban de poner a la venta su Fairphone 3, un smartphone modular que podría situarse en la gama media debido a su precio (450 euros), aunque sus especificaciones están algo por debajo de la competencia: pantalla de 5,7 pulgadas con resolución Full HD, procesador Qualcomm Snapdragon 632, 4 GB de memoria RAM, 64 de almacenamiento (ampliables por microSD, eso sí)…

Su apuesta por la sostenibilidad se basa en tres puntos. El primero de ellos tiene que ver con los materiales que se han empleado para su fabricación, entre los que se encuentran plástico reciclado, oro de comercio justo, tungsteno libre de conflicto, plástico reciclado… Hasta su caja es reutilizable y respetuosa con el medioambiente. La excepción está en el uso de cobalto, aunque la marca afirma estar trabajando para conseguir una fuente segura.

El segundo aspecto que convierte este Fairphone 3 en un móvil respetuoso con el medioambiente es su proceso de fabricación, dando prioridad a la satisfacción de los empleados mejorando sus condiciones y calidad de vida: pagando primas para reducir el riesgo de accidentes, con medidas para mejorar su salud…

Reemplazo de piezas en un Fairphone
Por último, su objetivo es crear un producto que dure en el tiempo más de lo que estamos acostumbrados, lo que supone ahorro económico pero también menos contaminación. Lo hace gracias a un diseño modular: se compone de siete elementos que se pueden cambiar de forma sencilla en caso de rotura o avería, y que van desde la pantalla hasta la batería, la cámara… De hecho, la reparación puede hacerla uno mismo en minutos sólo con un destornillador. En el paquete incluye el suyo propio.

La distribución de los módulos en el interior del dispositivo hace que nos encontremos con algunas curiosidades, no siempre positivas. Por ejemplo, el altavoz está situado en uno de los laterales, haciendo que sea fácil bloquearlo cuando el móvil se sujeta con la mano; y el lector de huellas se ubica muy arriba en la zona trasera, dificultando mucho su utilización (y eso, pese a que el desempeño es muy positivo).

Exterior clásico

La realidad es que, a simple vista, poco se percibe de estos aspectos. Tiene un diseño algo anticuado para los estándares actuales, en el que predominan unos amplios marcos alrededor de la pantalla y un grosor algo superior a lo habitual. La trasera es muy curiosa, ya que la carcasa es semitransparente, dejando ver dónde está cada uno de sus componentes.

Vista frontal y trasera al descubierto
En cuanto a rendimiento general, la pantalla ofrece una calidad razonable, aunque hemos detectado que no es todo lo rápida que nos gustaría en reaccionar a los toques. Se puede deber a su ajustada configuración, en la que destaca la presencia de un procesador del año pasado que lastra un poco la experiencia general, con ciertos lags a la hora de abrir aplicaciones. Funciona con Android 9 con una capa de personalización que elimina las apps duplicadas o el bloatware; algo bastante positivo. Y la batería supera el día de autonomía con soltura.

La cámara trasera (en singular), por último, tiene un desempeño que podríamos asimilar al de los móviles de gama media-baja: bien durante el día pero con muchos problemas durante la noche o en interiores. Con la frontal se repiten las sensaciones.

Después de que Samsung lanzara el Note 10 en agosto y Apple finalmente pusiera a la venta su nuevo iPhone 11 un mes y medio más tarde, parecía que iba a pasar tiempo hasta que volviéramos a ver grandes novedades en el mercado de los teléfonos inteligentes. Sin embargo, los próximos meses están rellenos de esperados lanzamientos en el sector.

A medida que los teléfonos celulares alcanzan un punto cada vez más alto en términos de logros tecnológicos, surge una duda que va desde California a Corea del Sur: ¿Qué vendrá después? Mientras algunas compañías apuestan por los teléfonos plegables, otras buscan meter el mayor número de cámaras posible en un único dispositivo. A continuación, encontrarás una selección de los teléfonos inteligentes más interesantes que se lanzarán entre finales de 2019 y los primeros meses del 2020.

Google Pixel 4

Fecha de lanzamiento: 15 de octubre de 2019

Pese a que quedan pocos días para el lanzamiento del Google Pixel 4, todavía no se sabe mucho sobre el dispositivo. Sin embargo, lo que se sabe ya es suficiente para impresionar.

Google busca facilitar el día a día de sus usuarios a través de Soli, una tecnología para la detección de movimientos que permitirá que el Pixel 4 ‘sienta’ la presencia de su dueño con enorme precisión. Esto significa que el asistente de voz estará preparado antes incluso de que se levante el teléfono y que las alarmas se podrán posponer con un simple movimiento de la mano.

El Pixel 4 contará también con una nueva cámara trasera triple y una cámara doble para selfis, además de una pantalla AMOLED de 90Hz y —probablemente— los más potentes procesadores.

Motorola Razr 2019

Fecha de lanzamiento (estimada): finales de 2019

Uno de los teléfonos más exitosos de Motorola, el Razr, ganará una nueva versión en breve. La versión de 2019, sin embargo, cuenta con una característica muy novedosa: una pantalla táctil plegable. Hasta el momento, Motorola no ha dado grandes detalles acerca del teléfono, pero se rumorea entre los expertos del área que el teléfono se lanzará todavía este año.

Así como las imágenes que surgieron en las redes, las características del nuevo móvil de Motorola no han sido confirmadas por su fabricante. Se rumorea que el nuevo Razr tendrá una pantalla de 6,2 pulgadas, con una curiosa relación dimensional de 22:9. El móvil probablemente tendrá una entrada USB-C, algo considerado relativamente obvio en la industria en los días actuales.

Samsung Galaxy S11

Fecha de lanzamiento (estimada): febrero de 2020

La línea insignia de Samsung suele lanzar sus nuevos productos a principio de cada año, se rumorea que el S11 saldrá a la luz el 18 de febrero, pero la compañía surcoreana todavía no ha confirmado esta fecha.

En realidad, se baraja entre los expertos la posibilidad de que Samsung desista del todo de la línea Galaxy y, en su lugar, lance una combinación entre ella y los aclamados Note. El nuevo híbrido, según rumores, se llamaría Galaxy One.

Sea como sea, el nuevo teléfono del gigante surcoreano debe contar con una cámara trasera de 108 megapíxeles con un nuevo sensor de vanguardia y capacidades de zoom óptico de 10 veces. Todo esto sumado a un nuevo procesador Exynos.

OnePlus 8

Fecha de lanzamiento (estimada): mediados de 2020

OnePlus lanza cuatro teléfonos cada año, así que no es una tarea difícil de predecir cuándo se lanzará el OnePlus 8. Se estima que el nuevo dispositivo de la compañía china verá la luz en mayo de 2020.

El móvil contará con una pantalla Quad HD+ de 90Hz que se extiende sobre los bordes del teléfono. El OnePlus 8 usará, sin duda, un procesador Snapdragon 855+. Se rumorea que podrá cargarse de manera ultrarrápida y tendrá una capacidad de fotografía ‘macro’, no se sabe si a través de una lente a parte o de configuraciones de las cámaras.

Microsoft Surface Duo

Fecha de lanzamiento: finales de 2020

Sí, Microsoft volverá a lanzar teléfonos móviles inteligentes y, así como Motorola, apostará en la tecnología de los teléfonos plegables. En este caso, sin embargo, no se tratará de una única pantalla que se pliega, sino de dos displays distintos, unidos por un par de bisagras. Muchos expertos consideran que el Surface Duo tiene potencial para posicionarse entre los mejores teléfonos de 2020.

Pese a que ya compartió imágenes oficiales del dispositivo, Microsoft mantiene gran secreto acerca de muchas de sus características técnicas. Se sabe que cada una de sus pantallas será de 5,6 pulgadas de diagonal y que la bisagra que las une permitirá un giro completo de 360 grados. El móvil contará con un procesador Snapdragon 855 y será compatible con la Surface Pen.

El gigante tecnológico Motorola presentó al público su modelo de ‘smartphone’ más novedoso hasta la fecha, el Motorola One Macro. Su característica estrella es una avanzada cámara trasera.

La pantalla del dispositivo es de 6,2 pulgadas y estará disponible a un precio de tan solo 140 dólares. Y eso que cuenta con tres cámaras.

El elemento más impresionante del nuevo celular una lente denominada macro, con un sensor principal de 13 megapíxeles y dos sensores adicionales de 2 megapíxeles cada uno con una apertura de diafragma de f/2.2.

Gracias a los sensores y a un sistema de enfoque láser, la cámara trasera del Motorola One Macro es capaz de enfocar a una distancia de tan solo 2 centímetros del objeto. En cuanto a la cámara frontal del Motorola One Macro, cuenta con un sensor de 8 megapíxeles y una apertura de diafragma f/2.0.

El nuevo smartphone de Motorola tiene un procesador Media Tek Helio P70, 4 GB de memoria RAM y 64 GB de almacenamiento interno, expandible a hasta 512 GB. Asimismo, cuenta con una batería de 4.000 mAh con carga rápida de 10W.

Ver imagen en Twitter

La ONG estadounidense Consumer Reports, que prueba diversos productos de consumo, ha actualizado su clasificación sobre los mejores teléfonos inteligentes que existen en el mercado para colocar en primera posición el iPhone 11 de Apple.

Sus ‘compañeros’, el iPhone 11 Pro y el iPhone 11 Pro Max, ocupan el segundo y tercer lugar, respectivamente, así que estos tres modelos encabezan la lista menos de un mes después de su presentación, que tuvo lugar el pasado 10 de septiembre.

De hecho, los dispositivos de Apple ocupan los ocho primeros puestos del ‘top 10’ de 48 modelos de diferentes fabricantes: el noveno es el canadiense BlackBerry (Key2) y el décimo es el Google Pixel 3.

Consumer Reports valora los celulares en función de 10 criterios, que van desde la calidad de las fotos o videos que registran hasta la duración de la batería o el rendimiento de la pantalla, entre otros.

Esta organización señaló que los tres teléfonos con los que Apple remplazó a los iPhone XR, XS y XS Max que lanzó en 2018 no ofrecen grandes cambios, pero poseen algunas mejoras clave en la batería, la cámara y el precio, que resulta más accesible.

Una nueva batería preparada para dispositivos electrónicos flexibles-que puede doblarse, estirarse y retorcerse— fue desarrollada por investigadores suizos.

La industria electrónica de hoy se centra cada vez más en computadoras o teléfonos inteligentes con pantallas que se pueden plegar o enrollar. Las prendas de vestir inteligentes hacen uso de dispositivos o sensores portátiles para controlar las funciones corporales, por ejemplo.

Sin embargo, todos estos dispositivos necesitan una fuente de energía, que generalmente es una batería de iones de litio. Desafortunadamente, las baterías comerciales suelen ser pesadas y rígidas, lo que las hace fundamentalmente inadecuadas para aplicaciones en productos electrónicos o textiles flexibles.

Siguiendo el diseño de baterías comerciales, este nuevo tipo de batería está construido en capas como un sándwich. Sin embargo, es la primera vez que los investigadores utilizan componentes para mantener la batería flexible y elástica

Markus Niederberger, profesor de materiales multifuncionales en ETH Zurich, y su equipo están creando un remedio para este problema. Los investigadores han desarrollado un prototipo para una batería flexible de película delgada que puede doblarse, estirarse e incluso retorcerse sin interrumpir el suministro de energía.

Lo que hace que esta nueva batería sea especial es su electrolito, esa parte de la batería a través de la cual se mueven los iones de litio cuando la batería se carga o descarga. Este electrolito fue descubierto por el estudiante de doctorado ETH Xi Chen, autor principal del estudio que apareció recientemente en la revista científica Advanced Materials.

Siguiendo el diseño de baterías comerciales, este nuevo tipo de batería está construido en capas como un sándwich. Sin embargo, es la primera vez que los investigadores utilizan componentes flexibles para mantener la batería flexible y elástica. «Hasta la fecha, nadie ha empleado componentes exclusivamente flexibles tan sistemáticamente como nosotros en la creación de una batería de iones de litio», dice Niederberger.

El electrolito líquido en las baterías de hoy es inflamable y tóxico. Pero el electrolito en gel facilita el flujo de iones de litio entre el cátodo y el ánodo mientras la batería se está cargando o descargando

Los dos colectores de corriente para el ánodo y el cátodo consisten en un compuesto de polímero flexible que contiene carbono eléctricamente conductor y que también sirve como la cubierta externa. En la superficie interior del compuesto, los investigadores aplicaron una capa delgada de escamas de plata micronizadas. Debido a la forma en que se superponen como tejas, no pierden contacto entre sí cuando se estira el elastómero. Esto garantiza la conductividad del colector actual, incluso si está sometido a extensos estiramientos. Y en el caso de que las escamas de plata pierdan contacto entre sí, la corriente eléctrica aún puede fluir a través del compuesto que contiene carbono, aunque de manera más débil.

Así fue la presentación del Galaxy Fold

Con la ayuda de una máscara, los investigadores rociaron el ánodo y el polvo del cátodo en un área definida con precisión de la capa de plata. El cátodo está compuesto de óxido de litio manganeso y el ánodo es un óxido de vanadio.

En el paso final, los científicos apilaron los dos colectores de corriente con los electrodos aplicados uno encima del otro, separados por una capa de barrera similar a un marco de imagen, mientras que el espacio en el marco se llenó con el gel de electrolito.

Niederberger enfatiza que este gel es más amigable con el medio ambiente que los electrolitos comerciales: «El electrolito líquido en las baterías de hoy es inflamable y tóxico». En contraste, el electrolito en gel que desarrolló su estudiante de doctorado Chen contiene agua con una alta concentración de una sal de litio, que no solo facilita el flujo de iones de litio entre el cátodo y el ánodo mientras la batería se está cargando o descargando, sino que también evita que el agua se descomponga electroquímicamente, informó La Nación.

La firma surcoreana mostró en sociedad a sus nuevos equipos y la estrella del evento fue el dispositivo que contará con tres capturadoras traseras y dos delanteras

Samsung presentó este miércoles en San Francisco los nuevos miembros de la familia Galaxy en su décimo aniversario: Galaxy S10, Galaxy S10+ y Galaxy S10e y el primer teléfono inteligente con pantalla plegable del mercado, bautizado como «Galaxy Fold», que se dobla como si de una cartera se tratara.

La firma reveló como es habitual alternativas de distintos tamaños de su equipo más moderno, el S10 y el S10 Plus, y ambos incluyen las tres cámaras traseras (un súper gran angular, un gran angular y un teleobjetivo), mientras que sólo el S10 Plus tiene las dos delanteras (el S10 tiene una).

Los nuevos dispositivos de Samsung también incluyen por primera vez un lector de huellas ultrasónico en la pantalla, que crea un «molde» tridimensional de la yema del dedo mediante ondas sonoras para identificar al usuario y permitir así su desbloqueo.

Además, la multinacional surcoreana presentó su primer smartphone plegable. «No sólo hemos cambiado la forma del teléfono. Hemos cambiado la forma del mañana», indicó la compañía tecnológica durante la presentación del dispositivo, que tiene una pantalla de 4,6 pulgadas cuando el aparato está plegado y de 7,3 cuando está completamente abierto.

El móvil dispone de seis cámaras en total: tres en la parte trasera, dos en el interior (operativas cuando se despliega) y una en la parte delantera, y estará disponible en negro, plata, verde y azul.

«La pantalla está diseñada para que pueda desplegarse cientos de miles de veces», indicó el vicepresidente de Samsung para marketing de producto, Justin Denison, quien aseguró que cuando la pantalla está completamente desplegada, «es tan grande que permite una experiencia jamás antes experimentada en un teléfono» y agregó que «es un teléfono, una tableta y una cámara todo en uno que cabe en tu bolsillo».

Samsung ha decidido ubicar el auricular y la cámara frontal en la esquina superior derecha del teléfono, lo que reduce parcialmente el espacio de pantalla, mientras que el lector táctil para desbloquear el dispositivo se halla en un lateral.

El «Galaxy Fold» permite trabajar con tres aplicaciones distintas a la vez, tiene un procesador de 7 nm, 12 GB de memoria RAM, capacidad de almacenamiento de 512 GB e incluye Universal Flash Storage 3.0 (eUFS).

El teléfono saldrá al mercado el 26 de abril por un precio de 1.980 dólares y con dos versiones distintas: una para la red LTE y otra para la nueva red 5G, en función de cada mercado regional.

El «Galaxy Fold» fue la primera de las novedades reveladas por Samsung en su acto de hoy en San Francisco, en el que también se espera que presente su último modelo de la serie Galaxy S, el S10, así como nuevos auriculares.

 

diariopopular,com