Tag

Sistema de salud

Browsing

En el mes de marzo, al declararse la pandemia de Coronavirus, el intendente Luque se planteó aportar los fondos del municipio necesarios al sistema de salud pública provincial que tenía una deuda histórica con la ciudad y sus habitantes. Para su cumplimiento, ya se invirtieron más de 12 millones de pesos en la compra de respiradores artificiales para las camas de terapia intensiva del Hospital Regional y Alvear.

En la misma medida, se concretaron obras de infraestructura, tanto en el Hospital Regional como en el Alvear, y se adquirió un equipo PCR para detección de Covid-19, sumado a reactivos, kits de seguridad para el personal de salud y otros elementos esenciales. Para ello, la gestión que encabeza el intendente Juan Pablo Luque lleva invertidos más de 40 millones de pesos en el área de salud, con el objetivo de optimizar la atención en el marco de la emergencia sanitaria.

Cabe recordar que, en su momento, el municipio concretó la compra de 3 respiradores hasta que el Estado Nacional intervino la posibilidad de adquisición, para luego concretar la llegada de 10 más en las últimas semanas. El total invertido en estos elementos supera los 12 millones de pesos.

Asimismo, se destinaron fondos municipales para la ejecución de obras de infraestructura para mejorar la atención sanitaria, como el reacondicionamiento de un sector del Hospital Alvear y la sala de oxígeno en el Regional, además de otras tareas.
Del mismo modo, meses atrás se adquirió el equipo PCR para la detección de Covid-19 y sus reactivos correspondientes, con una capacidad de análisis de entre 90 y 95 muestras diarias; además de cámaras de presión; videolaringoscopios; equipamiento; insumos y elementos de bioseguridad para el personal de salud, como barbijos, cofias, mamelucos, alcohol en gel, guantes, máscaras y termómetros, entre otros.

En ese sentido, el intendente Luque manifestó que “no nos equivocamos cuando decíamos que debíamos invertir fuertemente materia de salud, tanto municipal como reforzar el sistema de salud provincial. Venimos aportando desde el municipio a los hospitales de nuestra ciudad, algo inédito, porque lo primero es la salud de los comodorenses”.

Continuando en ese tenor, expuso que “desde que asumimos, teníamos en claro acerca de la importancia que debíamos brindarle a la Secretaría de Salud, que hoy está cumpliendo un rol estratégico en esta emergencia sanitaria, siendo parte permanente del Comité de Crisis, trabajando en conjunto con el Ministerio de Salud de la Provincia y las distintas áreas”.

La importancia del acompañamiento del sector privado

Por otra parte, desde el Ejecutivo Municipal se efectúan gestiones permanentes con distintas empresas privadas e instituciones para continuar ampliando estas adquisiciones, generando un trabajo coordinado para combatir la pandemia en nuestra ciudad. En ese marco, este lunes, la Cámara Pesquera de Comodoro Rivadavia hizo entrega de un respirador al área de Salud.

Al respecto, Luque destacó que “la Cámara decidió colaborar desde el primer día, apenas los convocamos y hoy están lo cristalizando con esta entrega. Estamos satisfechos de continuar sumando estos elementos fundamentales, con el apoyo de las distintas empresas, tal como lo previmos hace más de 5 meses”.

En esa línea, sostuvo que “Comodoro cuenta con un estado municipal presente y con un área privada pujante y comprometida cuando la ciudad así lo requiere; para nosotros es muy importante esta conjunción que se da por el bien de los comodorenses. Se sumaron muchas empresas comerciales, industriales y petroleras, como así también los sindicatos, todos colaborando para la adquisición de elementos necesarios en estos momentos”.

“Al Covid-19 sólo podemos vencerlo entre todos”

“Es importante la colaboración en cuanto a lo material, pero lo más importante es lo que podemos hacer individualmente para combatir esta pandemia”, dijo el jefe comunal, y agregó que “no nos va a salvar un respirador o un Municipio que coordine acciones, sino las acciones de cada uno de nosotros, porque al Covid-19 sólo podemos vencerlo entre todos”.

En ese contexto, recalcó que “las acciones que debemos cumplir son simples, mantener el distanciamiento social, el lavado de manos, utilizar el tapaboca, no compartir el mate. Necesitamos esa colaboración por parte de todos para no colapsar el sistema de salud y lamentar muchas víctimas fatales, como sucedió en otros países”.

“Nos genera gran preocupación este aumento en la cantidad de contagios y que esto derive en la ocupación de las camas disponibles y en una saturación del servicio sanitario. Esto nos quita el sueño y estamos trabajando fuertemente para impedir esa situación”, concluyó Luque.

En las últimas horas, las autoridades del Área Programática Sur manifestaron su preocupación por la ocupación de las camas intensiva del Hospital Regional, que cuenta con 10 camas habilitadas, siete para pacientes no Covid y tres Covid.  “Sumando las cuatro terapias de la ciudad (hospitales y clínicas), estamos en un porcentaje que ronda el 70% de ocupación, y esto nos obliga ver qué otras zonas de los hospitales reacondicionar para transformar en terapia intermedia”, había manifestado ayer Myriám Monasterolo. 

La situación del sistema de salud está siendo monitoreada de manera permanente por las autoridades, atento al aumento de casos de coronavirus que se registran en Comodoro Rivadavia y Rada Tilly, donde en los últimos dos días se sumaron 119 casos positivos. 

El intendente Juan Pablo Luque, destacó que “ya venimos hace varias semanas con casos positivos y como sucede en casi todas las ciudades donde la pandemia y el virus ha impactado, los casos van aumentando permanentemente si no se toman medidas muy drásticas”, dijo.Y aclaró que “hay un montón de situaciones con la población que hacen difícil volver al primer momento de la pandemia donde teníamos el país paralizado”. 

Respecto del aumento de casos positivos en la ciudad, señaló que “siempre estamos monitoreando que el sistema de salud este apto para responder a la demanda”, y reconoció que “estamos en una situación límite, prácticamente alarmante por diferentes parámetros de cantidad de casos y por la época del año” por otras enfermedades como neumonía, “estamos en un momento muy complejo”, agregó. 

Luque recordó que casi el 70% de camas de terapia intensiva en general están ocupadas, una sola por coronavirus. Mientras deslizó la posibilidad de que el Ministerio de Salud pueda desafectar camas, en la medida de lo posible, con posible suspensión de cirugías programadas (como ya se hizo) y tenerlas a disposición de esta situación “durante el tiempo que dure el brote que estamos viviendo”. 

“Comodoro, entre el sector público y privado comparten 50% de cantidad de camas, tenemos recursos pero estamos con problemas importantes del recurso humano, hay que ir monitoreando que el sistema de salud no colapse”, indicó ADN SUR.

No conviene tentar a la suerte. En los primeros tres días desde que se confirmó el foco de Covid-19 en el buque “Santorini”, los contagios se multiplicaron de modo alarmante.

“Por ahora estamos lejos de esa posibilidad”, tranquiliza una fuente del ámbito sanitario, que conoce el día a día de lo que se vive en la ciudad en el marco de la pandemia, al trasladarle directamente la pregunta que abre esta columna. Sin embargo, hay factores que deben analizarse. No para infundir temor, sino para asumir que el problema está tan vigente como el primer día. Desde el viernes 12 de junio, con los 8 casos positivos del buque pesquero que operaba desde el puerto de  Comodoro la curva de contagios se aceleró fuertemente en la urbe petrolera.

En los siguientes tres días prácticamente se multiplicó por 4, superando la temida tasa estadística de duplicación de casos cada 3 días, contra la que tanto batallaron durante semanas, o meses, los países más desarrollados del planeta. Hasta la tarde del lunes 15, los casos confirmados nuevos habían saltado a 30, si no se cuentan los 5 previos de Rada Tilly y los 2 previamente recuperados, registrados en el mes de abril.

Ese alivio estadístico no permite saber aun si la curva de contagios está totalmente desacelerada. Es que a mediados de semana hubo un cambio en la marca de reactivos, lo que por razones técnicas lentificó el análisis y lectura de resultados. Incluso se dio el insólito caso en que Jorge Avila confirmó el caso positivo de un trabajador petrolero, casi 10 horas antes de que se conociera el resultado del test.

Desde la semana próxima se contará con el nuevo equipo de PCR, adquirido por el municipio, que permitirá realizar hasta 96 análisis simultáneos. El equipo actual, que fue cedido en comodato por el fabricante hasta que llegara el nuevo sistema, posibilitaba sólo la mitad, pero incluso ese rango se vio reducido en los últimos días, según se reconoció desde el ámbito hospitalario.

De este modo, se podrá determinar fehacientemente si el foco de contagio, circunscripto a los contactos estrechos de los marineros, ha quedado totalmente encapsulado.

Los límites del sistema sanitario

Un punto a favor es que la mayoría de los contagios registrados en la primera semana son leves o moderados y no requirieron asistencia respiratoria. Por Covid se mantenían internados 5 pacientes, mientras el resto pudo continuar el tratamiento prácticamente sin sintomatología.

Desde que se iniciaron los preparativos para afrontar la pandemia, en Comodoro Rivadavia se ha podido incrementar el número de camas de terapia intensiva en alrededor de un 30 por ciento, contando en la actualidad con 84 camas de terapia intensiva, con sus respectivos equipos de respiración. Además, hay un total de 327 camas comunes, contando los sistemas público y privado, aunque en la actualidad el 60 por ciento de esa capacidad está ocupada por la demanda común del sistema sanitario.

Si el foco de contagios continuara ocupándose, habría que adoptar decisiones y definir prioridades, aunque por ahora las autoridades sanitarias entienden que el sistema está en condiciones de absorber un crecimiento normal de la curva. Dependerá mucho de las pautas de conducta de la mayor parte de la ciudad, teniendo en cuenta que si la población potencialmente demandante se ubica en el orden de las 300.000 personas (hay quienes hablan de 400.000, si se considera que la ciudad es cabecera de una región mucho más amplia), la proporción entre camas de Terapia y respirador es de 1 cada 3.500 personas, o incluso más.  Con sólo 80 casos severos, que requieran asistencia respiratoria, el sistema quedaría cerca de su saturación absoluta.

Salvando las distancias, ésta es la principal preocupación que atraviesan otras grandes ciudades del país, ya que hay un punto en que la demanda puede quebrar la capacidad de respuesta del sistema y es entonces cuando se colapsa el sistema. ¿Hasta dónde puede resistir?

“Seguimos dependiendo de la responsabilidad de cada persona y de la sociedad en su conjunto –reiteran desde los ámbitos de salud-. Si analizamos cómo se dieron estos contagios a partir del grupo de marineros, la mayoría fue porque se compartió el mate, o porque tomaron de una misma botella, o no mantuvieron la distancia necesaria y se relajaron los cuidados. Se dejó de usar el tapabocas, o las reuniones se hicieron entre más de 10 personas”

Lo que reflejó también esta experiencia es que por más que se apliquen protocolos en lo formal, en las prácticas se relajan. Esto cabe tanto para lo ocurrido con los marineros en el puerto, como también en otros ámbitos laborales. “Cuando nos dicen que se aíslan equipos completos de petróleo, nosotros preguntamos por qué, si se supone que aplican protocolos y no debería haber riesgo para todos los trabajadores de un equipo –contó un agente que trabaja en el seguimiento de casos-. Sin embargo, la misma gente nos cuenta que cuando no se los controla, la costumbre los lleva a compartir el mate o hasta a fumar del mismo cigarrillo y no respetar las distancias. Es uno de los grandes desafíos que tenemos ,que la gente entienda que debe cambiar hábitos muy arraigados”.

En muchos sectores coinciden en que al avanzar en fases de mayor flexibilización, tras superar las restricciones más fuertes del aislamiento, en muchas personas se activó la ilusión de que el problema se había terminado.

Los consejos del miedo

En ese marco, fue doloroso lo ocurrido con la Escuela 517, cuando era preparado como centro de atención extra hospitalaria. La reacción promovida por el miedo de vecinos, que derivó en actos vandálicos y en la decision de no avanzar con esa iniciativa, dejó entrever que el temor puede actuar como un arma en contra de las mismas personas. Ese ámbito estaba pensado para gente de la zona sur que eventualmente pudiera requerir condiciones de aislamiento.

 

El sistema de Salud Pública de Chubut cuenta con una base 54 camas de terapia intensiva y en conjunto con las clínicas y sanatorios privados se llega a las 98. Y dentro del sector público se trazó un primer objetivo para incrementar en un 20% la disponibilidad, pero se persigue llegar al doble. A todo ello se le suman los consultorios externos y las camas que fueron adquiridas.

Son alrededor de 1.100 los médicos con los que se cuenta, más los voluntarios que se han ido sumando. Monitores, bombas de infusión, test para detectar el coronavirus y fundamentalmente respiradores artificiales (son más de 134 en Chubut) es parte de la infraestructura con la que cuenta la provincia para hacer frente a la llegada del virus, que hasta el momento registra dos casos positivos, ambos en Comodoro Rivadavia.

A esto se suma la remodelación y adaptación de los hospitales de toda la provincia e incluso la posibilidad de abrir una de las alas del nuevo Hospital de Alta Complejidad de Trelew.

Las autoridades sanitarias proyectaban el 10 de marzo, cuando todo comenzó, un escenario de colapso total. Así por ejemplo, dentro del Hospital de Trelew se manejaba en ese entonces que habría 90 mil personas para internar en el momento, menos leves. Eran 20 mil camas de intermedia y 3.000 personas en respirador las que se precisarían.

Actualmente, con la cuarentena que lleva más de 30 días y el achatamiento en la curva, se maneja otro escenario. Se calcula que para Trelew serán 200 camas para convalecientes, 50 camas de intermedia y 15 camas de terapia intensiva sólo para Covid 19. Eso en el transcurso de lo que dure la epidemia. Esta proyección es considerada como “un número manejable”, sin que tenga que colapsar el sistema.

Otro dato no menor son los adultos mayores, principal grupo de riesgo. En Chubut hay entre cuatro y cinco geriátricos provinciales, además de los municipales y privados. En ellos se albergan alrededor de 650 personas. Desde el ministerio de Salud ya se hizo una actualización del protocolo previsto en las instituciones. Para un mejor manejo, se hace un control riguroso de las visitas. Que vaya una sola persona de la familia, siempre la misma. Lógicamente que se mantenga la distancia y las premisas básicas de higiene. El personal por su parte (que es otro de los focos por donde puede entrar el virus) se ha capacitado para el manejo de estas situaciones.

Camas por provincia

Un informe de Ieral basado en datos oficiales del Ministerio de Salud de la Nación, también permite tener un parámetro por provincia de cómo está preparado cada uno de los distritos para la contigencia.

En Argentina se contabilizan 26.985 establecimientos asistenciales de salud incluyendo los de gestión pública, de la seguridad social y del sector privado. Son 21.651 establecimientos sin internación y 5.334 establecimientos con internación, de los cuales 941 corresponden a unidades de alto riesgo con terapia intensiva. En base a la información reportada por el Ministerio de Salud nacional, Argentina contaba en 2017 con 220.910 camas disponibles.

Así, el número de camas normalizada por habitantes representa un dato primordial de los recursos disponibles para la atención de pacientes en centros hospitalarios. La Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda la existencia de 8 a 10 camas cada mil habitantes.

En América Latina, Argentina (con 4,4) es el país con mayor cantidad de camas disponibles en esta métrica y equiparable al valor alcanzado por China antes de ser desafiada por el Covid-19. Sin embargo, esta cifra está por debajo del promedio de la OCDE (4,7) y de la recomendación de la OMS.

Sólo tres países (Japón, Corea del Sur y Alemania) superan la razón recomendada por el organismo internacional. Y, por ejemplo, Japón triplica la cantidad de camas normalizado por habitantes que tiene Argentina.

Hacia el interior de nuestro país, 3 provincias alcanzan el promedio de la OCDE (Entre Ríos, Jujuy y Santa Fe) y sólo 2 de las 24 jurisdicciones cumplen el estándar recomendado por OMS (CABA y Córdoba).

Las 19 provincias restantes presentan severos inconvenientes en este indicador sanitario. Tierra del Fuego, Neuquén, Misiones y Rio Negro poseen una relación de camas cada 1.000 habitantes inferior a 3,2.

Chubut figura con 4,4 camas cada 1.000 habitantes, lo que la ubica en el mismo promedio que se registra a nivel país. Por encima aparecen siete distritos: Buenos Aires (4,6), Catamarca (4,6), Santa Fe (4,7), Jujuy (4,8), Entre Ríos (6,8), Córdoba (7,6) y Ciudad de Buenos Aires (10,5).

“En suma, uno de los grandes desafíos que plantea esta pandemia está dado por la necesidad de brindar una respuesta adecuada a un elevado número de casos de manera simultánea. No existen estadísticas actualizadas de Unidades de Cuidados Intensivos y disponibilidad de respiradores por provincias. No obstante, si nos basamos en la cantidad de Camas disponibles por habitante previo a la pandemia, las estadísticas muestran que Argentina no está mal ubicada en el concierto latinoamericano”, destaca Ieral.

Fuente: Diario Jornada

«Los pacientes con enfermedades cardíacas agudas no están yendo a realizarse controles ni van a una guardia si se sienten mal con el consiguiente aumento de la mortalidad cardíaca», dijo a Télam José Luis Navarro Estrada, presidente de la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC).

Y continuó: «Esta situación hace que en los hospitales haya una reducción de hasta el 50% de las admisiones en guardias de Infarto Agudo de Miocardio; lo que ha llevado en todo el mundo a un aumento de hasta cinco veces la mortalidad por infarto, según publicaciones científicas».

«El origen de este problema es multicausal; por un lado, los pacientes aún sintiéndose mal no consultan porque tienen miedo de ir a un hospital y contagiarse con el virus; y por otro lado, ante el temor a la pandemia, se pospusieron o reprogramaron estudios y cirugías que en pacientes de riesgo aunque no sean urgentes», sostuvo.

Y continuó: «También hay dificultades en la movilidad por lo que muchas personas tienen miedo a tener problemas si quieren trasladarse».

En este contexto, desde la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC) elaboraron un documento con propuestas para el sistema de atención de la salud, la realización de estudios y procedimientos y la comunicación a la población.

«Lo primero es evitar la autolimitación de la consulta, hay algunas que se pueden hacer por telemedicina, pero otras requieren la asistencia presencial», destacó el cardiólogo.

El documento de la SAC recordó que los síntomas que requieren consulta presencial son dolor de pecho/opresión en el pecho/brazo izquierdo, dolores súbitos persistentes por varios minutos nuevos en dorso o abdomen, falta de aire, síncope, pérdida de conocimiento y edemas nuevos (piernas hinchadas).

También hay que consultar en caso de palpitaciones nuevas, dolor súbito con cambio de color o temperatura en los miembros inferiores, pérdida de fuerza o sensibilidad en alguna parte del cuerpo.

«Es importante que la gente sepa que la atención está segmentada, es decir, que los casos sospechosos de Covid-19 tienen, en la mayoría de los centros de salud, un circuito separado del resto, por lo que ir a un hospital no es sinónimo de contagiarse el virus», destacó.

En referencia a la atención del sistema de salud, el documento establece las normas de seguridad que están siguiendo la mayoría de las instituciones (como circuitos diferenciales entre pacientes sospechosos de Covid-19 y no) pero le agrega el tratamiento de todos los pacientes con normas de seguridad como si fueran sospechosos y la necesidad de realizar testeos de coronavirus a pacientes con cuadros de insuficiencia cardiaca aunque no presenten síntomas.

También sugieren no aplazar ni estudios ni cirugías, en la medida en que la actual circunstancia se mantenga, con las unidades de cuidados intensivos cardiovasculares semi-ocupadas».

Ayer, el ICBA, Instituto Cardiovascular, Fleni, Fleming y la Fundación Favaloro emitieron un comunicado en el que recordaron a la población no suspender ningún tratamiento y realizar la consulta cuando están frente a una emergencia.

Desde el ICBA, el director médico, Alberto Alves de Lima informó que «la atención en guardia disminuyó un 30% en marzo y un 50% en lo que va de abril», mientras que en el Fleni, en el centro de agudos hubo una caída del 90% y del 60% en el área de Emergencias.

También pasó en el Hospital Universitario Fundación Favaloro donde «desde el inicio de la pandemia las consultas y procedimientos necesarios por cuadros cardiovasculares han descendido un 40 al 80%, inclusive en cuadros agudos como el infarto» en tanto en el Instituto Alexander Fleming la atención en guardia cayó un 50%

El equipo de PCR servirá para detectar el virus de influenza y COVID-19. Así lo explicó el intendente Juan Pablo Luque, quien señaló además que «estamos esperando a una especialista del Malbrán, que vendrá a certificar que las instalaciones del mismo sean acordes al funcionamiento del equipo».

Asimismo y para optimizar la prevención del coronavirus así como también contar con el stock necesario para realizar los testeos, el estado municipal, invirtió un monto total de 4 millones de pesos para tener a disposición los reactivos para las muestras y más cien envases de 5 litros de alcohol en gel; trece mil barbijos tricapa y tres mil barbijos N°95; dos mil camisolines; tres mil mamelucos descartables; mil cofias y mil cubrebotas. Con lo cual, la inversión municipal superó los 7 millones de pesos.

El Secretario de Salud municipal Carlos Catalá indicó que el equipo le pertenece al Municipio y va a estar en comodato, dentro del Laboratorio del Hospital Regional y será operado por técnicos del nosocomio local. “Ahora estamos esperando un profesional del Malbrán para que cerciore que toda la estructura, inclusive edilicia, esté en condiciones de ser habilitada».

En ese sentido, añadió que «desde Nación iban a enviar a Provincia y ellos al Municipio, los reactivos para que este equipo funcione. De todas maneras, el Ejecutivo local compró los reactivos y llegará a la ciudad, la semana que viene».

«Seguimos colaborando con la salud pública para la tranquilidad de todos los comodorenses»

Del mismo modo, Catalá hizo hincapié en que «si bien el Municipio no es el responsable directo de dar respuesta en este sentido, el intendente determinó poner todos los recursos necesarios para colaborar con la emergencia sanitaria colaborar con el Ministerio de Salud provincial».

Por esa razón, reconoció que toda la inversión que se realiza en materia sanitaria, será destinada a cubrir las necesidades de todos los centros de salud municipal así como también, a colaborar con los nosocomios locales.

El Gobierno nacional anunció un fondo de $ 1.700 millones para fortalecer el equipamiento de los laboratorios y hospitales ante la evolución de los casos por coronavirus, informó la secretaria de Acceso a la Salud de la Nación, Carla Vizzotti. Lo hizo en una conferencia de prensa tras una reunión multiministerial que encabezó el presidente, Alberto Fernández.

Vizzotti aseguró que el país «trabaja en una fase de contención y observando lo que sucede en Europa», al término de la reunión del Gabinete de Emergencia que el presidente Alberto Fernández encabezó en la Casa Rosada.

Además de Vizzotti, también participaron de la conferencia de prensa Mirta Roses, embajadora especial de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre Coronavirus para Latinoamérica y el Caribe, y el médico infectólogo Pedro Cahn, de la Fundación Huésped.

Por su parte, Cahn afirmó que no está «comprobada» la «circulación local» del coronavirus y advirtió que se está en presencia de una «epidemia dinámica», lo que implica que «lo que es cierto hoy puede ya no ser cierto en algunas semanas o días».

«Hay una diferencia en términos de riesgo entre la población general y la de más edad», indicó Cahn, en referencia a que «no hay casos en niños, y los de menores de 30 son muy leves, que no afectan más que en un episodio respiratorio».

Vizzotti recomendó también el «aislamiento social» para mayores de 65 años y «minimizar las actividades con público», así como «evitar el contacto con personas que hayan llegado de áreas de circulación del virus, aunque estén asintomáticas».

Además, la funcionaria de la cartera que conduce Ginés González García resaltó la necesidad de asistir al «sistema de salud» ante «síntomas» de coronavirus como «fiebre, tos, dolor de garganta y dificultad respiratoria», además del «antecedente de haber estado en lugar de transmisión».

Conferencia de prensa tras la reunión con el Presidente por el coronavirus.
Conferencia de prensa tras la reunión con el Presidente por el coronavirus.

Por otro lado, Vizzotti aseguró que el Gobierno tiene prevista la adquisición extra de vacunas antigripales ya que sostuvo que «disminuye la mortalidad» en personas infectadas.

Asimismo, reiteró que el «foco» del Gobierno es dar a conocer y difundir «información en forma transparente y basada en evidencia sobre recomendaciones» para que la población sepa cómo actuar.

La funcionaria agregó que la «recomendación es no viajar a Europa, Estados Unidos, Irán, Japón, China y Corea del Sur», donde hay mayores casos de esta pandemia.

Por su parte, Roses aseguró que el objetivo es la «reducción de la mortalidad» y alertó sobre la «vulnerabilidad del país» debido a la «demografía con alta expectativa de vida», es decir personas mayores de 65 años.

En tanto, el referente de la Fundación Huésped apeló a la «responsabilidad social» de los ciudadanos y pidió que la gente que regrese de países de circulación de esa enfermedad «evite asistir» a lugares de concentración y «mantenga 14 días de distanciamiento social».

El Presidente encabezó una reunión interministerial para evaluar el seguimiento de la situación del país en relación al coronavirus, en un encuentro del que participaron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro de Salud, Ginés González García, otros ministros, funcionarios de diversas áreas, epidemiólogos y representantes de entidades médicas.

 

Se trata del sistema GISALUD, una moderna plataforma tecnológica que el Ministerio de Salud provincial desarrolló para informatizar y hacer más eficientes diversos procesos sanitarios en los establecimientos asistenciales de salud.

El Ministerio de Salud del Chubut, que conduce Fabián Puratich, puso en funcionamiento esta semana en los Hospitales Rurales de Rada Tilly y Dolavon el sistema GISALUD (Gestión Integral de Salud), una moderna plataforma tecnológica que se desarrolló para informatizar y hacer más eficientes diversos procesos sanitarios, agilizando a su vez los trámites para los pacientes, entre ellos el poder sacar turnos de manera online.

En el caso del nosocomio de Rada Tilly el sistema informático se hizo operativo este viernes 1° de noviembre, mientras que en el caso del establecimiento asistencial de Dolavon comenzó a funcionar el lunes 28 de octubre.

Vale recordar que, a partir del año 2017, el GISALUD se fue instalando de manera paulatina en los Hospitales y Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS) de Puerto Madryn, Comodoro Rivadavia y Trelew; en los Hospitales de Rawson y Esquel (localidades éstas donde aún falta que se implemente en los CAPS); y recientemente también en el Hospital de Gaiman, el primer establecimiento asistencial de tipo rural en el que comenzó a funcionar.

Implementación

Para su implementación en los Hospitales de Rada Tilly y Dolavon, la empresa Conexia, que desarrolló el sistema, capacitó previamente al personal administrativo del nosocomio, para que pueda dar, cargar y actualizar localmente los turnos para las diversas especialidades disponibles.

En ese sentido, es importante destacar que también continúan vigentes las maneras tradicionales de obtener un turno, ya sea personal o telefónicamente.

Turnos

Asimismo, se informó que para poder sacar sus turnos los pacientes deben ingresar a la página web: www.gisalud.chubut.gov.ar, a través de una computadora o de un teléfono móvil (en el cual también se puede descargar una aplicación específica), y registrarse con un e-mail, ya que de lo contrario no van a poder sacar turnos.

Las personas que necesiten sacar turnos para su grupo familiar tienen que concurrir al hospital, donde lo podrán incorporar de manera tal de poder sacarle turnos a sus parientes.

Cabe destacar que es importante que los pacientes cuenten con una historia clínica dentro de los establecimientos, para su posterior atención. En tal sentido, quienes no tengan historia clínica en el hospital deberán acercarse a la mesa de entradas, con DNI en mano, para que se les realice la apertura de la misma.

GISALUD

El GISALUD es una moderna plataforma tecnológica que el Ministerio de Salud provincial desarrolló para informatizar y hacer más eficientes diversos procesos sanitarios. En tal sentido, brinda la posibilidad de obtener datos epidemiológicos en tiempo real, para gestionar mejor los recursos; de optimizar el recupero del arancelamiento en los hospitales; y de agilizar la realización de trámites para los pacientes, entre ellos el poder sacar turnos de manera online.

El titular de la cartera sanitaria, Fabián Puratich, se refirió a la iniciativa que fue conformada recientemente por el Ministerio de Salud y la próxima semana podría ser tratada en la Legislatura del Chubut para ser refrendada por una ley provincial.

El ministro de Salud, Fabián Puratich, destacó que el Consejo Provincial de Obras Sociales y Prepagas, que fue conformado recientemente mediante la Resolución N° 176/19 – MS y que la próxima semana podría ser tratado en la Legislatura del Chubut para ser refrendado por una ley provincial, “va a ser una fuente de equidad para el sistema de salud”.

En esta línea, Puratich indicó también que el consejo “va a traer beneficios para todos los afiliados de las obras sociales y prepagas provinciales, va a fortalecer el poder de rectoría del Ministerio de Salud sobre todo el sistema de salud provincial, y va a contribuir a garantizar la cobertura y la accesibilidad al sistema”.

Asimismo, el titular de la cartera sanitaria puso en valor que “el proyecto que busca refrendar con una ley la creación de este consejo, es impulsado por actores legislativos, el Ministerio de Salud y el conjunto de las obras sociales de la provincia”.

Vale recordar que el Consejo Provincial de Obras Sociales y Prepagas de Chubut está integrado por distintas obras sociales, como la obra social provincial SEROS, otras obras sociales sindicales, el PAMI, OSDE, OSPE, Generar Salud y DASU, entre otras.

Los trabajadores del Hospital Andrés Ísola y de los Centros de Atención Primaria de la Salud (Caps) realizaron ayer a la mañana una asamblea y luego una rueda de prensa en la que advirtieron sobre la posibilidad de un colapso del sistema de salud de Puerto Madryn y del resto de la provincia.

“Queremos visibilizar la problemática de la Guardia del Hospital que, si bien no hay una mayor demanda en número, sí hay una mayor demanda en casos que no deberían ser atendidos por la Guardia, como también hay casos que se complican por no ser atendidos en tiempo y forma en los estamentos que corresponden”, indicó Nora Díaz, médica nefróloga del Hospital Andrés Ísola.

TSUNAMI

La preocupación de los trabajadores sanitarios no pasa solo por la cuestión salarial, sino que también hay otros problemas en salud pública “que no tienen que ver con los trabajadores, sino que hay problemas edilicios, de insumos, de vacunación.
Además, las obras sociales también están con inconvenientes como Ados, Seros y UP, entre otras, entonces en algún momento el sistema va a colapsar. Cuando llegue el tsunami no lo vamos a poder detener”, alertó la profesional.

PROBLEMAS A FUTURO

Nora Díaz aseguró que todos los servicios de la salud están de paro, que la mayoría de los médicos del primer y segundo nivel no está yendo a atender, por lo que “toda esa demanda no satisfecha termina en la Guardia, que no debería estar dedicándose a eso”, ya que solo es para urgencias y emergencias.

La médica explicó que “una ola muy grande de inconvenientes puede llegar a aparecer por lo que no estamos resolviendo ahora. Si yo no vacuno como corresponde, las complicaciones graves de las enfermedades bacteriales y virales van a ocurrir, entonces después el sistema se va a ver colapsado”.

PRESENCIA DE VECINOS 

Además, Nora Díaz opinó que los vecinos madrynenses deberían plegarse a las asambleas y manifestaciones debido a que “el problema no es solo nuestro, es de toda la población porque ninguno será asistido si seguimos así, así lo informó El Chubut.

Me parece que este problema no es de los trabajadores del Hospital solamente, es de la población de Puerto Madryn que no está teniendo la presencia que debería en cada movilización que se está haciendo. No se debe aceptar que hay un paro y nada más, se debe brindar un servicio esencial y obligatorio como dice la Constitución”.