Tag

SíSePuede

Browsing

El Presidente encabezó otra marcha del “Sí se puede”. Repitió el discurso que dio el sábado pasado en la 9 de Julio.

El presidente Mauricio Macri encabezó este martes otra marcha del «Sí se puede» en la provincia de Santa Fe y pidió no caer «en falsos espejismos» de quienes «tantas veces nos defraudaron«.

«Este es el comienzo de algo maravilloso pero también tenemos que saber que tenemos más desafíos pro delante pero no nos va a ayudar volver a traer a los mismos del pasado. No podemos caer en los falsos espejismos y las promesas de estos que tantas veces nos defraudaron», remarcó.

Macri agregó que «tampoco podemos aceptar que nos digan después de haber destruido la Argentina, ahora con el dedito levantado nos digan que ellos son los que saben».

«Qué alegría estar acá nuevamente. Es la vez número 30 que vengo como Presidente a la cuna de la Bandera, de Messi, a la potencia exportadora de la Argentina», destacó el Jefe de Estado.

En Rosario, Macri recurrió al discurso que pronunció el sábado pasado, al encabezar la denominada «marcha del millón» sobre la avenida 9 de Julio, en la Ciudad de Buenos Aires.

Nuevamente, el candidato a su reelección por el frente Juntos por el Cambio pidió: «Tampoco dejemos que nos hagan dudar de lo que ya logramos».

«Estoy acá, estamos acá, juntos, convencidos de que tenemos que ir hacia adelante, no podemos dudar ni tener miedo, miedo a nada», agregó.

El Presidente insistió en asegurar que durante su gobierno se tuvo «una política social sin clientelismo, devolviéndole la libertad y respetando a la gente»».

Dijo que también se demostró que es posible «gobernar sin la necesidad de meter el miedo y los odios de por medio, sino marcando un rumbo hacia el futuro».

Macri se mostró con su esposa, Juliana Awada, y con su compañero de fórmula, el senador peronista Miguel Pichetto. El acto tuvo lugar en el Parque España, en la ribera del río Paraná, en el centro histórico de la ciudad, informó El Clarín.

El Presidente encabeza en el Obelisco un multitudinario acto, a ocho días de las elecciones generales. Lo acompañan Vidal, Larreta y Pichetto.

A solo ocho días de las elecciones generales, el presidente Mauricio Macri encabeza esta sábado un multitudinario acto en el Obelisco, desde donde volvió a cuestionar con dureza al kirchnerismo.

“Vamos a seguir teniendo desafilas que enfrentar, pero no los vamos a resolver volviendo a los mismos del pasado. No caigamos en espejismos. Son las mismas promesas vaciás de aquellos que tanto nos defraudaron. No aceptemos que aquellos que destruyeron el país ahora nos digan con el dedo en alto que ellos son los que saben”, afirmó desde el escenario montado sobre la 9 de Julio.

“Estamos acá para decir que no nos vamos a quedar callados viendo como nos roban el futuro. No nos vamos a quedar callados por más que pensemos distinto. Ya lo vivimos muchas veces, con deditos, con atril, con canchereadas, con soberbia”, añadió.

Además, remarcó la importante convocatoria a la marcha. “Esta es la rebeldía de las personas de paz, que no queremos violencia, pero que no estamos dispuestos a dejarnos pasar por encima una y otra vez”, señaló.

En ese sentido, pidió transformar “la energía en acción. Y la primera acción es que tenemos que dar vuelta la elección”.

El acto es una continuación de las marchas del «Sí se puede»que inició Mauricio Macri el mes pasado para tratar de «dar vuelta» el resultado que obtuvo en las elecciones primarias, en las que el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, se instaló como favorito.

El Presidente, que busca su reelección a través del frente Juntos por el Cambio, se comprometió a realizar 30 actos, cada uno en una ciudad distinta del país. La antesala de ese formato proselitista fue la movilización de autoconvocados a la Plaza de Mayo, a fines de agosto, para respaldar a Macri frente al duro revés que afrontó en las primarias y el cimbronazo financiero que se produjo luego de esos comicios y que complicó el frente económico.

«Quiero decirles que los escuché, que decidimos cambiar porque podemos ser mejoresy no podemos abandonar, tenemos que seguir juntos, ahora más que nunca, porque tres años es poco para cambiar una historia», manifestó Macri al saludar a sus seguidores desde el balcón de la Casa Rosada.

Semanas después, Macri inició la convocatoria formal para las marchas del «Sí se puede». Y más allá de que recurrió a un discurso similar en cada uno de los lugares que visitó, también aprovechó para reforzar sus críticas contra Alberto Fernández y para ratificar sus chicanas, como la del «dedico acusador», con la que buscó descalificar a su rival en la primera ronda del debate presidencial. 

Esa suerte de caravana electoral arrancó con el acto que Macri encabezó el 28 de septiembre en el barrio porteño de Barrancas de Belgrano. En cada oportunidad, el Jefe de Estado se mostró acompañado por su esposa, Juliana Awada, y por alguno de sus principales socios políticos, como su compañero de fórmula, el peronista Miguel Angel Pichetto; el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal; y la titular de la Coalición Cívica, la diputada Elisa Carrió , entre otros.

Macri trasladó la marcha del «Sí se puede» a Junín (Buenos Aires); Tránsito, Santiago Temple y Río Primero (Córdoba); Esperanza, Humboldt, Nuevo Torino y Rafaela (Santa Fe); Concepción del Uruguay y La Paz (Entre Ríos); Bahía Blanca (Buenos Aires); la capital de Mendoza; la capital de Tucumán; la capital de Salta; Paraná (Entre Ríos); Olavarría (Buenos Aires); Reconquista (Santa Fe);  Saenz Peña (Chaco); y la capital de Corrientes. 

Y luego del acto en la Avenida 9 de Julio, Macri continuará con su recorrida hasta el cierre de la campaña, para el cual regresará al territorio cordobés. El aspirante a su reelección tiene previsto estar el lunes en la capital de Jujuy; el martes en Rosario, Santa Fe; el miércoles, en Mar del Plata y el jueves, antes del inicio de la veda, enPatio Olmos, Córdoba.

Hubo también algunas situaciones extraordinarias con las que el presidente interrumpió su arenga electoral. Algunos de esos episodios fueron el de la jubilada que perdió su calzado, y a la cual Macri le besó los pies llamándola «Cenicienta», y el del nene de 6 años que desconcertó al Presidente con una inesperada respuesta.

En el marco de esos actos, el Jefe de Estado se ocupó de dejar en claro cuál es su postura frente a los reclamos para despenalizar el aborto. «Siempre a favor de las dos vidas«, sentenció Macri y repitió esa voluntad en distintas ciudades

Promesas de campaña

Durante esa caravana proselitista Macri intensificó la presentación de sus propuestas para sumar votos. Algunas de ellas son la creación de espacios para fortalecer el programa de primaria infancia; la extensión de las licencias por nacimiento y adopción; la construcción de más autopistas, metrobuses y rutas doble mano; la mejora de trenes y puertos; financiamiento para las PyMEs; y la baja de impuestos para incentivar la creación de puestos de trabajo, entre otras, informó El Clarín.

Con María Eugenia Vidal a la cabeza, el equipo del gobierno de la provincia de Buenos Aires participará hoy en una nueva edición de la marcha del «Sí, se puede» para mostrar su apoyo al presidente Mauricio Macri.

Desde las 18 horas la gobernadora junto a ministros, secretarios, subsecretarios y otros funcionarios de la provincia se concentrarán en la esquina de Libertad y Viamonte para comenzar desde ahí una caminata hasta cercanías del escenario principal.

Acompañarán a Vidal miembros de su gabinete como Federico Salvai, Fabian Perechodnik, Gustavo Ferrari, Cristian Ritondo, Andrés Scarsi, Alex Campbell, Mariano Mohadeb, Gabriel Sanchez Zinny y Roberto Gigante, entre otros.

Por su parte, Macri hoy repasó su discurso en la quinta de Olivos. Desde allí tenía previsto trasladarse por tierra al acto, donde lo espera un cordón humano de voluntarios que le marcará el sendero hasta el escenario.

Fuentes oficiales señalaron a LA NACIÓN que Macri intervino sobre el discurso que habitualmente prepara la subsecretaria de Discurso oficial, Julieta Herrero y la jefatura de Gabinete. Se prevé una alocución más extensa de lo habitual, que comenzará cerca de las 18.30. «Le hizo correcciones al discurso. Tiene mucha impronta personal», aseguraron, informó La Nación.

Comenzó el acto que el presidente Mauricio Macri encabezará hoy en la denominada «marcha del millón» en el Obelisco porteño. Con esto el frente Juntos por el Cambio apuesta a desplegar una demostración de fuerza en el último tramo de la campaña electoral rumbo a la general del 27 de octubre.

La convocatoria fue realizada por el propio jefe del Estado desde sus redes sociales y busca ser la de mayor masividad de las 30 marchas del «Si, se puede» que el frente oficialista lleva adelante en todo el país para revertir la derrota de las PASO.

«Hay que transformar en acción toda la energía», reza el llamado a Macri a sus seguidores para este sábado.

El acto comenzó a las 17 desde un palco en el avenida 9 de Julio con unas pocas palabras del jefe de Gabinete, Marcos Peña que agradeció a los presentes. Junto a él estaban Hernán Lombardi, Titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos de la República Argentina, y Fernando de Andreis, secretario general de la Presidencia.

«Dicen que hay problemas con el subte, dicen que hubo problemas con el tren, ¡Pero acá estamos y la vamos a dar vuelta!.», exclamó Peña, que ofició de «telonero». Al jefe de Gabinete se lo vio expresivo como pocas veces antes. «Disfrutemos en paz», pidió.

Se adelantó que el presidente Macri estará escoltado por su compañero de fórmula, Miguel Pichetto; la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal; el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y la confundadora de Cambiemos, la diputada Elisa Carrió.

Alrededor de las 15.30, sin embargo, ya había una gran concentración de gente en el Obelisco.

La idea es que el Presidente sea el único orador, aunque no se descarta que a último momento se incorporen palabras de otros líderes del frente oficialista.

Los pilares centrales del escenario desde el cual hablará Macri comenzaron a ser montados hoy sobre la avenida 9 de Julio, en el Obelisco, con la mira puesta hacia el bajo porteño.

Habrá además pantallas gigantes a lo largo de la avenida para que todos los asistentes puedan seguir las palabras del jefe del Estado, agregaron los voceros.

Juliana Awada en las Marchas del «Sí, se puede»

Macri estará nuevamente acompañado por su esposa, Juliana Awada, que se incorporó a la campaña electoral tras la derrota en las PASO y viajó a cada una de las ciudades en las que se concretaron las marchas del «Sí, se puede».

«Acá está el verdadero poder de la Argentina», es el lema que impulsan los organizadores de las movilizaciones y que apuestan a sumar seguidores del macrismo de todo el país, aunque la marcha también se replicará en las principales ciudades del interior.

También hubo movilizaciones en ciudades del exterior del país donde residan simpatizantes de Cambiemos, como Adelaide, en Australia; o Toronto, en Canadá, además de Madrid, París, Roma, Río de Janeiro, Montevideo y Miami.

La información sobre lugares y horarios fuera del país fue volcada en la web votemosenelexterior.com, que coordina el grupo de Juntos por el Cambio Exterior, de la militancia oficialista.

Con un video de un minuto e imágenes de las marchas que protagonizó en el interior del país, Macri pidió «salir a decir con el corazón» a amigos y familiares que se puede «dar vuelta la historia» la elección de agosto en las que el oficialismo perdió por 16 puntos ante el kirchnerismo.

«Este octubre es un octubre especial, porque saben que se está decidiendo mucho, mucho más que una elección», destacó al Presidente.

Los organizadores apuestan a que la movilización funcione «como una inyección de optimismo» que imite la marcha del 24 de agosto en la Plaza de Mayor en la que el jefe del Estado salió a saludar al balcón de la Casa Rosada, aunque aclaran que no será el cierre de la campaña.

El broche final será el jueves 24, tres días antes de la elección presidencial, nuevamente en la provincia de Córdoba, donde el Presidente dirigirá el último discurso para pedir el voto antes de la elección final, informó La Nación.

Cientos de argentino se reunieron en varios países de Europa, Latinoamérica y Oceanía para bancar la reelección del Presidente.

La marcha del millón a favor de la reelección de Mauricio Macri ya comenzó en diferentes partes del planeta. En Alemania, México, Francia y Estados Unidos diferentes grupos de argentinos que apoyan al Presidente le manifestaron su apoyó a través de pequeñas movilizaciones que tuvieron su eco en Twitter bajo el hashtag #19OTheWorldForArgentina y #19OLaMarchaDelMillon.

La más numerosa de las convocatorias en el exterior se dio en Madrid, donde cientos de argentinos se congregaron en la Puerta del Sol al grito del «Sí, se puede»y «¡Argentina, Argentina…!». Otra consigna que se escuchó fue «¡No vuelven más!». Los participantes afirmaron que el domingo 27 votarán  masivamente «por la República, la democracia y la transparencia».

De esa marcha también participó el actor Luis Brandoni, uno de los principales promotores de las marchas que surgieron tras la derrota del Presidente en las PASO a mano de Alberto Fernández. El «Beto», que grabó varios videos convocando a movilizaciones, estuvo junto a los argentinos.

Otro escenario icónico mundial donde hubo militantes de Macri cantando con banderas argentinas fue en París. Frente a la Torre Eiffel, varios argentinos dijeron presente a pesar de la lluvia en la capital francesa. «Se da vuelta, Mauricio lo da vuelta», repitieron. También hubo marchas en Suiza y Alemania.

Las primeras convocatorias, por cuestiones de husos horarios, tuvieron lugar en Oceanía. Argentinos en Sidney y Melbourne, dos ciudades australianas, quisieron enviar su apoyo a los candidatos de Juntos por el Cambio a miles de kilómetros de distancia.

También en Londres, donde este sábado se movilizaron cerca de un millón de ingleses para manifestarse por el brexit, un grupo de argentinos hizo lo propio para expresar su apoyo a Macri al grito de «Sí se puede» en la plaza del Parlamento, frente a la estatua de Winston Churchill.

Por su parte, en Ciudad de México, optaron por entonar algunas estrofas del himno nacional y agitar sus banderas blancas y celestes.

Algo similar ocurrió en Barcelona, que un grupo de ciudadanos se pusieron en ronda, se tomaron de las manos y cantaron un fragmento del himno, algunos de ellos con la camiseta de la selección de fútbol, otros con banderitas.

«Sí se puede», gritaron también desde Israel y lo compartieron en las redes bajo el hashtag #19OTheWorldForArgentina.

Desde la ciudad de Nueva York, en Estados Unidos, un Batman con tonada porteña convocó a la marcha en apoyo al Presidente: «¿Como andan chicos? Los saluda Batman desde Times Square, New York City. Hoy es 19 de octubre, es la marcha del millón en el Obelisco en la Ciudad de Buenos Aires. Venite con banderas y con mucha energía para apoyar al Presidente Mauricio Macri porque la República Argentina tiene que continuar en Democracia y no queremos más a los K en el poder, y ustedes lo saben», dice el superhéroe en el video que compartió en su Twitter, informó El Clarín.

Por unos segundos y por primera vez, Juliana Awada dejó de lado su rol de acompañante de Mauricio Macri, tomó el micrófono y agradeció a los miles de correntinos que llegaron hasta la capital provincial para sumarse a la marcha del «¡Sí, se puede!».

Cuando el mandatario llevaba hablando unos 20 minutos, los presentes comenzaron a vitorear el nombre de la primera dama, que estaba arriba del escenario y en una segunda fila, junto a funcionarios y candidatos locales. «¡Juliana! ¡Juliana! ¡Juliana!», fue el cántico que se escuchó.

Macri dejó de hablar y le pidió a Awada que se acercara a él. Entonces, el Presidente la abrazó, ella tiró un beso a los presentes y se filtró por el micrófono un «gracias», que salió de la boca de la primera dama.

En ese momento, el mandatario le acercó el micrófono, ella lo tomó y dijo unas pocas palabras: «Muchas gracias a todos por tanto cariño».

Tras el saludo de la primera dama, los presentes comenzaron a cantar: «Te queremos Juliana, te queremos», informó La Nación.

El presidente Mauricio Macri encabezará mañana la denominada » marcha del millón» en el Obelisco porteño, con la que el frente Juntos por el Cambio apuesta a desplegar una demostración de fuerza en el último tramo de la campaña electoral rumbo a la general del 27 de octubre.

La convocatoria fue realizada por el propio jefe del Estado desde sus redes sociales y busca ser la de mayor masividad de las 30 marchas del «Si, se puede» que el frente oficialista lleva adelante en todo el país para revertir la derrota de las PASO.

«Hay que transformar en acción toda la energía», reza el llamado a Macri a sus seguidores para este sábado.

Cortes de tránsito por la marcha del millón

La marcha comenzará a las 17 horas desde un palco en la avenida 9 de Julio y el presidente Macri estará escoltado por su compañero de fórmula, Miguel Pichetto; la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal; el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y la confundadora de Cambiemos, la diputada Elisa Carrió.

La idea es que el Presidente sea el único orador, aunque no se descarta que a último momento se incorporen palabras de otros líderes del frente oficialista, dijeron a Télam los organizadores de la concentración.

Los pilares centrales del escenario desde el cual hablará Macri comenzaron a ser montados hoy sobre la avenida 9 de Julio, en el Obelisco, con la mira puesta hacia el Bajo porteño.

Habrá además pantallas gigantes a lo largo de la avenida para que todos los asistentes puedan seguir las palabras del jefe del Estado, agregaron los voceros.

Juliana Awada en las Marchas del Sí se puede

Macri estará nuevamente acompañado por su esposa, Juliana Awada, que se incorporó a la campaña electoral tras la derrota en las PASO y viajó a cada una de las ciudades en las que se concretaron las marchas del «Sí, se puede».

«Acá está el verdadero poder de la Argentina», es el lema que impulsan los organizadores de las movilizaciones y que apuestan a sumar seguidores del macrismo de todo el país, aunque la marcha también se replicará en las principales ciudades del interior.

También habrá movilizaciones en ciudades del exterior del país donde residan simpatizantes de Cambiemos, como Adelaide, en Australia; o Toronto, en Canadá, además de Madrid, París, Roma, Río de Janeiro, Montevideo y Miami.

La información sobre lugares y horarios fuera del país fue volcada en la web votemosenelexterior.com, que coordina el grupo de Juntos por el Cambio Exterior, de la militancia oficialista.

Con un video de un minuto e imágenes de las marchas que protagonizó en el interior del país, Macri pidió «salir a decir con el corazón» a amigos y familiares que se puede «dar vuelta la historia» la elección de agosto en las que el oficialismo perdió por 16 puntos ante el kirchnerismo.

«Este octubre es un octubre especial, porque saben que se está decidiendo mucho, mucho más que una elección», destacó al Presidente.

Los organizadores apuestan a que la movilización funcione «como una inyección de optimismo» que imite la marcha del 24 de agosto en la Plaza de Mayor en la que el jefe del Estado salió a saludar al balcón de la Casa Rosada, aunque aclaran que no será el cierre de la campaña.

El broche final será el jueves 24, tres días antes de la elección presidencial, nuevamente en la provincia de Córdoba, donde el Presidente dirigirá el último discurso para pedir el voto antes de la elección final, informó Télam.

El presidente habló desde la ciudad chaqueña de Saenz Peña, en la marcha del Sí se puede.

Mientras terminaba el acto de Cristina Fernández de Kichner y Alberto Fernández en La Pampa, Mauricio Macri comenzaba el suyo en Saez Peña, ciudad de Chaco, en su segunda marcha del día del «Sí se puede».

Con la misma estética y el mismo contenido de los discursos de todas estas semanas, Macri enfatizó: «Tiene que ser la votación con mayor asistencia desde 1983, la más importante de la historia».

El presidente afirmó en el comienzo de su discurso: «Maravillosa locura de querer cuidar la democracia. De querer vivir en paz, en libertad».

Macri insistió contra el «dedito disciplinador»de Alberto Fernández (en referencia a los ademanes de Fernández en el primer debate presidencial) como así también con la inflación que se arrastra «hace 80 años». «No se puede vivir con este nivel de inflaciónque nos mata a todos», aseguró. 

El mandatario bromeó con su apodo de «el gato» («me ponían los apodos que tenían que ver con hijo de italiano, pero lo del gato es nuevo». En otro tramo, al vitorear al público, se confundió de provincia y dijo estar en Corrientes.

Más temprano, Macri volvió a acusar al kirchnerismo de promover la persecución a periodistas durante el acto en la ciudad santafesina de Reconquista, al asegurar que «no cambian más» y que «lamentablemente, son así».

En el interín entre marchas, subió a sus redes sociales que si tiene un nuevo mandato habrá «más autopistas, metrobuses, trenes y aviones»y sostuvo que su Gobierno ya probó que «es posible sin corrupción».

Minutos antes del discurso de Macri en chaco, Alberto Fernández reiteró  que el presidente«se ha cansado de decir mentiras, llegó mintiendo y sigue mintiendo» y lo trató de «desvergonzado», al tiempo que acusó al gobierno de «destruir todo lo construido», informó El Clarín.

El presidente Mauricio Macri encabezó la segunda marcha Sí se puede, luego de la primera manifestación, que se celebró el sábado en la Ciudad de Buenos Aires con la mira en las elecciones generales del 27 de octubre. Esta vez, el primer mandatario estuvo en Junín junto a la gobernadora María Eugenia Vidal.

El primer mandatario inauguró junto a Vidal la obra vial de la ruta Nacional 7 y cuestionó al gobierno anterior por el «abandono». Allí, reconoció el impacto de la crisis económica y aseguró: «Después de la elección vamos a volver a crecer».

Poco después, el Presidente y la Gobernadora se desplazaron hacia la plaza de Junín, donde brindaron sendos discursos de aliento para la campaña. «Ustedes no están solos, queridos bonaerenses, más que nunca estoy con ustedes para dar la batalla por ese país que soñamos hace mucho tiempo», dijo Macri entre gritos de los presentes que repetían: «La damos vuelta».

«Esta marcha es hombro-hombro entre todos los que no nos resignamos. Estamos acá juntos para dar esta batalla por nuestro futuro», dijo. «Me metí en política porque son muchas las cosas que compartimos y nos unen y que queremos ratificar. Nos une querer cuidar la democracia y querer vivir en paz», sostuvo.

«Los escuché y entendí, tomé nota, pero ahora viene el alivio a fin de mes y en el bolsillo. Y esto pasa porque el esfuerzo que hicieron todo este tiempo no fue en vano. Todos nosotros, los que nos jugamos por el cambio decidimos dejar de ser parte del problema para ser parte de la solución», expresó.

La inauguración de la RN7

El discurso de Macri en la ruta nacional 7 tuvo un tinte similar: «Qué lindo estar acá con todos ustedes. Cuídenme la espalda», dijo Macri en tono jocoso esta tarde a los militantes reunidos alrededor de una tarima. «Todos saben por qué estamos acá, este es un corredor muy importante para Junín y las localidades que lo rodean, pero para toda la Argentina. Esto conecta Chile con nuestros puertos. Y hace que todo lo que hacemos circule», sostuvo.

«Pero lamentablemente el abandono y el descuido por años de parte de la mala política se llevaron muchas vidas de seres queridos, que están acá. Y esto pasó en todo el país», dijo Macri.

«Hoy, la urgencia pasa por lo económico. Sé que ustedes, la clase media del país, hizo un esfuerzo muy duro. Pasada la elección vamos a volver a crecer, a volver a salir adelante», agregó Macri. «Va a crecer el empleo y va a mejorar el salario, gracias al esfuerzo que han hecho, porque no ha sido en vano, porque hemos empezado a resolver problemas que teníamos hace décadas. Ahora aprendimos a exigir la verdad», añadió.

«Esta batalla vale la pena, este es nuestro país, en donde queremos igualdad de oportunidades para todos, gracias, porque se puede, y a seguir creyendo en que podemos. La vamos a dar vuelta, claro que se puede», sostuvo.

Poco antes había hablado Vidal: «Qué lindo es estar acá con ustedes y con Mauricio». «Por la lucha y el no rendirse es que valió la pena este esfuerzo», dijo, en referencia a la ruta. «Quiero agradecer a Mauricio, porque esta ruta no sería hoy una realidad. Él vino y cumplió en 2015 y nos demostró por qué tenemos que seguir trabajando juntos. No nos vamos a dar por vencidos en nada que tengamos que enfrentar juntos», sostuvo, informó La Nación.

El oficialismo busca revertir la dura derrota de las PASO con una nueva estrategia y empieza con un acto en Barrancas de Belgrano. Macri llega a las 18.

Empeñado en dar vuelta la dura derrota electoral de las PASO, el presidente Mauricio Macri lanza esta tarde en el barrio porteño de Belgrano sus marchas del «Sí, se puede» con la que comenzará una campaña que lo llevará por 30 ciudades en un mes.

Dispuesto a recorrer el país para dejar de lado la campaña virtual y retomar el contacto con la población tras haber abandonado los clásicos timbreos, el jefe de Estado confía en que este tipo de movilizaciones lo ayudará a alcanzar el balotaje del 24 de noviembre para definir mano a mano la presidencia contra el postulante del Frente de Todos, Alberto Fernández.

Pese a que a lo largo de su gestión casi nunca se anticipaban con varios días los lugares que visitaría, la búsqueda de la reelección lo llevó a comunicar en las redes sociales su raid.

Con la mirada puesta en la participación de los vecinos de los diferentes lugares, Macri arranca la larga marcha del «Sí, se puede» en Barrancas de Belgrano a las 17.

La segunda parada será el distrito bonaerense de Junín, al que arribará el próximo lunes. En tanto, al otro día estará en Córdoba visitando Tránsito, Santiago Temple y Río Primero.

Esperanza, Humboldt y Nuevo Torino (Santa Fe) recibirán al líder del PRO el próximo miércoles, así como el jueves estará en las ciudades entrerrianas de Concepción del Uruguay y La Paz.

Con el anuncio de esas convocatorias en las redes, Macri intenta instalar el hashtag «#YoVoy», al tiempo que utiliza un tono coloquial y no repite los textos de las invitaciones para no estandarizarlas, informó TN.

Attachment.png