Tag

silla de ruedas

Browsing

Durante la última semana, en oportunidad de colaborar con un comedor del barrio INTA, la concejal Marcela Roberts se anotició de la difícil situación que atravesaba un vecino. Y con ayuda de Eduardo Davies, un policía próximo al retiro, que padece una discapacidad, ambos integrantes de una agrupación denominada “La 14”, se gestionó la ayuda necesitada.

“Me llena de alegría el resultado del trabajo realizado con un compañero, Eduardo Davies, para poder conseguir una silla de ruedas nueva, para entregarle a un vecino que está sólo atravesando una difícil enfermedad, y a quien ante el diagnóstico médico, los profesionales le sugirieron que salga, que disfrute del sol, el cielo, y cada día de vida”, explicó la concejal Marcela Roberts, quien gestionó ante Marcelo Ortega, titular de la Dirección Provincial de Atención Integral de la Discapacidad, para poder cubrir esta necesidad, en un accionar de colaboración inmediata, junto al personal administrativo, que no dudó en ponerse a disposición.

Víctor Ariel Santos tiene 53 años, vive en barrio INTA, y enfrenta una grave enfermedad. No tiene subsidios no cuenta con obra social, ni pensión. No tiene familia en Trelew. Sus hijos viven en Pico Truncado pero hace dos años que ya no sabe de ellos. Por eso es que su amigo Eduardo se vino de Catamarca para acompañarlo a sobrellevar la situación. Y al dar casualmente con la concejal pudieron gestionar esta necesidad urgente.

“Fue una situación que nos encontramos en el barrio, al llevar el fin de semana pasado lo recaudado en la feria solidaria. Con poquito, desde el sábado a hoy, con un trabajo en red con la Dirección Provincial de Discapacidad, logramos esto”, destacó Marcela Roberts, quien aseguró: “Esto es parte de las cosas que uno ha tratado de hacer desde el rol de concejal, cuyo ciclo termina el próximo 10 de diciembre, y que me llenan de orgullo. Y quiero agradecer especialmente la colaboración y predispocisión del licenciado Ortega y todo su equipo, quienes respondieron de inmediato”.

Los científicos de la Universidad Nacional de Investigaciones Nucleares (MEPhI) de Rusia desarrollaron una interfaz cerebro-ordenador que debe ayudar a los usuarios en sillas de ruedas robóticas. Los resultados de la investigación están publicados en la revista Biologically Inspired Cognitive Architectures Meeting.

El uso de una silla de ruedas robótica con varios canales de mando como la que han logrado diseñar es muy importante para las personas con movilidad considerablemente reducida. Con frecuencia los pacientes solo pueden hacer varios gestos con las manos, dar comandos de voz y tener imágenes de objetos o fenómenos.

Los canales de mando tradicionales tienen sus deficiencias porque están formados por una palanca de mando tradicional que puede convertirse en un inconveniente para las personas con la habilidad motriz gravemente reducida. Por eso los canales de mando que funcionan por voz y con gestos y un canal basado en la BCI (interfaz cerebro-ordenador) gozan de buena demanda. Todos estos canales en conjunto se llaman la BCI ampliada.

«Los canales de mando pueden usarse simultáneamente y dar comandos contradictorios: por ejemplo, el canal de mando con la voz reconoce el comando a la derecha, y el canal de mando con gestos determina que se ha dado el comando a la izquierda. Por eso se plantea la tarea de elegir el comando correcto si surge un conflicto», explica uno de los coautores y docente del Instituto de Sistemas Cibernéticos Inteligentes de la MEPhI Konstantín Kudriávtsev.

Para arreglar tales conflictos los científicos del Instituto de Sistemas Cibernéticos Inteligentes de la MEPhI desarrollaron un método de descomposición del sistema de mando.

Este método consiste en una valoración estática de la calidad de cada canal de mando a partir del factor de calidad especialmente elegido y asignación de unos u otros comandos a los canales determinados. En caso de que surja un conflicto, se elige el comando del canal prioritario.

Los científicos consideran que las tareas más acuciantes son hoy probar la silla de ruedas robótica, mejorar el método de valoración de la calidad de los canales y minimizar los errores en el proceso de determinación de comandos.

Agentes de la Policía Antinarcóticos de Colombia notaron algo extraño en la estructura de la silla de ruedas de Irene Mesa de Marulanda, de 81 años, que el pasado domingo se disponía a volar a Madrid desde el aeropuerto internacional José María Córdova en Rionegro, cerca de Medellín (Antioquia). El vehículo presentaba una capa de pintura fresca, tenía un peso anormal de 17 kilos y constaba de accesorios que parecían desentonar con la funcionalidad de la silla.

En el marco de una inspección más exhaustiva, los agentes taladraron un orificio en uno de los tubos negros y descubrieron que el interior estaba lleno de polvo blanco, que resultó ser cocaína. Al percatarse de que el medio de transporte personal de la anciana servía de camuflaje para unos tres kilos de droga, los agentes detuvieron a la sospechosa y la dejaron a disposición de las autoridades.

El comandante de Policía de Antioquia, el coronel Giovanny Buitrago Beltrán, señaló en declaraciones recogidas por El Tiempo que, con toda probabilidad, la anciana iba a emprender en solitario aquel viaje a Europa, donde tenía pensado reunirse con sus familiares. Según el coronel, a juzgar por del minucioso trabajo realizado para ocultar la droga en la silla de ruedas, debe de tratarse de «una red criminal muy bien estructurada».

Por su parte, la anciana, oriunda de Risaralda, negó tener conocimiento de la presencia de la droga en su silla de ruedas, declaró a AP el teniente coronel Carlos Rodríguez. Los investigadores tratan de determinar ahora si el responsable del intento de contrabando está asociado de alguna forma con la detenida.

Rodríguez aclaró que se trata del cuarto caso de tráfico de drogas que involucra a ancianos en lo que va del año. Buitrago indica que los narcotraficantes ven como «presas fáciles» a las personas de la tercera edad, a las que convencen «sobre la base de que la ley tiene algunas prorrogativas por tratarse de personas mayores».

El primer modelo de automóviles adaptado especialmente para personas en silla de ruedas saldrá antes de fin de año, impulsado por una persona con discapacidad motriz quien inició en 2016 una demanda como «ciudadano interesado» a raíz de los constantes problemas que tenía para trasladarse en la ciudad de Buenos Aires.

«Buscamos solucionar una vieja desigualdad que es el desarrollo en el país de vehículos adaptados. Estos autos van a permitir que viajemos con la seguridad y dignidad que nos merecemos tener», dijo a Télam Diego Alejandro Sadras, de 43 años, impulsor de la iniciativa.

El primer Prototipo de la Citroën Berlingo TPMR (para Traslado Personas con Movilidad Reducida) desarrollado por el INTI y empresas automovilísticas, se presentó en el marco de la Cumbre Global de Discapacidad realizada en Tecnópolis.

«Es muy complicado moverte en la Ciudad. No hay taxis adaptados, en los subtes los ascensores no andan y solo hay algunas alternativas con los colectivos, que no son seguros», aseveró Sadrás y agregó: «terminas cayendo en los servicios de camioneta que son caros, el otro día me costó 1.500 pesos ir con mi hijo a la Bombonera».

El modelo también fue presentado en la 15ª edición del concurso nacional INNOVAR 2019, donde recibió una distinción en la categoría Empresas y Tercer Sector.

«En nuestra división de ‘Vehículos Transformados’, ofrecemos una gama de vehículos comerciales desarrollados que se adaptan perfectamente a las necesidades de nuestros clientes», explicó Thomas Burguete, gerente de Marketing Estratégico de Citroen Argentina.

Fuente: Télam

Comodoro Rivadavia (ADNSUR) .- Un hombre mayor de edad falleció este martes cerca de las 6 de la mañana en un incendio que se desató en una vivienda sobre calle Cayelli al 1.700, casi Lisandro de la Torre.

Según confirmó el bombero José Allamilla en Radio del Mar, «el fuego se desató cerca de las 6 de la mañana en la habitación de una vivienda. Una persona mayor de edad, que se encontraba en su habitación, falleció por inhalación de humo y quemaduras».

«Cuando llegamos ya estaba la policía en el lugar», aseguró y dijo que «se logró rescatar a una señora que se encontraba en la parte alta de la casa».  El fallecido era un señor mayor que se encontraba en silla de ruedas.

La Policía de la Seccional Quinta se quedó en el lugar realizando el peritaje.

Fue entregada esta mañana por el presidente de la Asociación Civil, Cristian Roberts y otros integrantes de la entidad. La recibió el Director de Discapacidad, José Behotats.

La Asociación Motociclistas de la ciudad donó este miércoles una silla de ruedas a la Dirección de Discapacidad de la Municipalidad de Trelew, tras ser cedida por familiares de un integrante de la entidad.

La donación fue recibida por el titular del área de Discapacidad Municipal, José Behotats, de manos del titular de la Asociación Motociclistas de Trelew, Cristian Roberts; y Mario Ballester, Gustavo Porqueras, Ariel Sandoval, Carlos Agüero y Sergio Elgorriaga, integrantes de la organización. Estuvieron presentes además los candidatos Lorena Alcalá y Sebastián de la Vallina, que ayudaron a gestionar la entrega.

Elgorriaga contó que “uno de los integrantes de la Asociación de Motociclistas de Trelew tenía un familiar que utilizaba la silla de ruedas, falleció hace un tiempo y entonces decidieron donarla. Y mediante la intervención de Lorena Alcalá nos pusimos en contacto con el área de discapacidad, y previo reacondicionamiento, la entregamos hoy”.

“Nos pareció una muy buena idea porque la Dirección de Discapacidad está trabajando en el territorio, con las personas que puedan tener la necesidad y por eso coordinamos la donación por allí, ya que tienen bastante demanda y son muy costosas”, agregó.

Elgorriaga contó que la Asociación de Motociclistas de Trelew es una entidad civil sin fines de lucro conformada desde hace cuatro años que busca contribuir solidariamente con la sociedad, a través de diversas actividades como la colecta mensual de alimentos, que luego son donados a merenderos y comedores de la ciudad.

«Ponete en mi lugar, no en mi espacio» se denomina la campaña que busca concientizar sobre la importancia del respeto de rampas y accesos para personas con discapacidad.

Una convocatoria comenzó a circular en las últimas horas en las redes sociales con el objetivo de concientizar sobre la necesidad de respetar las rampas de acceso para personas sillas de ruedas. La misma invita a manifestarse en la plaza de la Escuela 83 bajo la consigna «Ponete en mi lugar, no en mi espacio».

La actividad se realizará el próximo sábado 30 a partir de las 15:00 horas y apunta a fomentar el respeto entre las personas y ponerse en el lugar del otro. «Hoy por mi, mañana puede ser por vos», dice el afiche que envió un usuario a ADNSUR.

Se debe recordar que en Comodoro Rivadavia es habitual ver rampas de acceso obstaculizadas por vehículos y tamibíen veredas dañadas que impiden la buena circulación de personas que conviven con alguna discapacidad motriz.

ADNSUR

La silla anterior se había roto y Gastón y Felisa colocaron una mesa y una pizarra en el barrio Pueyrredón para recaudar fondos para comprar otra. Finalmente, se las brindó Desarrollo Humano.

Felisa y Gastón se instalaron días atrás en la plaza “Manuel Carlo” del barrio Pueyrredón con una mesa y una pizarra y empezaron a vender pan dulce y budines para poder cambiar la silla de ruedas del joven ya que tenía las ruedas rotas. Este jueves por la tarde, Gastón contó que Desarrollo Humano le donó otra silla.

La historia de Felisa y Gastón se conoció por Radio Del Mar el miércoles. Ambos estaban instalados en la esquina de Juan Díaz de Solís y Francisco de Asís, a metros de la Escuela 711, en donde vendían pan dulce y budines para poder cambiar la silla que necesita el joven.

“Ya tengo la silla en mis manos, gracias. Me la dio Desarrollo Humano y Familia”, relató Gastón este jueves por la tarde en diálogo con la radio.

ADN Sur