Tag

Senadores

Browsing

Los tres senadores por Chubut, Nancy González (FpV), Juan Mario Pais (FpV) y Alfredo Luenzo (Chubut Somos Todos) votaron a favor de la despenalización del aborto, que finalmente fue rechazada esta madrugada en la Cámara alta.

El senador Alfredo Luenzo manifestó en su discurso en el Senado que “la provincia del Chubut es pionera en la consagración de derechos sexuales y reproductivos tanto en el área legislativa como en la jurisprudencia, que marcó tendencia nacional en materia de Interrupción Legal del Embarazo (ILE)” y remarcó: “Nuestra provincia tiene una historia asociada a esta temática, un reconocimiento nacional en su abordaje y tratamiento, pero también una historia asociada al profundo respeto por los derechos. Y la salud es un derecho humano básico, sustentado por diversos principios y valores. El aborto es un problema de Salud Pública porque produce muertes y enfermedades, evitables en una población joven y sana. Es un problema de equidad de género porque sólo afecta a las mujeres, adultas y adolescentes”.

Agregó que “la mayor tasa de complicación la padecen las mujeres pobres que acceden a la práctica en lugares inseguros. La evidencia internacional es muy sólida respecto a que la despenalización del aborto reduce la mortalidad materna, las complicaciones graves y el número de abortos totales. El Derecho a la Salud es reconocido por tratados internacionales que nuestro país ha firmado, ratificado e ingresado a la legislación nacional con jerarquía constitucional. Los mismos son fundamentales a la hora de interpretar la prestación del servicio de Salud Pública. El Estado debe tener una postura inclusiva y de equidad ante esta realidad, y actuar en consecuencia, derribando las barreras económicas y sociales que hoy limitan el acceso a una práctica segura a la gran mayoría de las mujeres que soliciten una ILE”.

“La interrupción legal del embarazo va más allá de ser una cuestión médica e involucra muchos aspectos de la vida de la persona, tales como la intimidad, la autodeterminación y un complejo de derechos ya reconocidos en diversas normativas nacionales, tales como las Leyes Nº 25.673, de Salud Sexual y Procreación Responsable, y la Nº 26.529, de Derechos del Paciente en su relación con los Profesionales e Instituciones de Salud”, sumó entre otras definiciones.

Por su parte, la senadora Nancy González dijo que “tengo que agradecer a los que me agredieron, a los que me pidieron que mate a mis hijas y a mis nietos porque me fortalecieron. Soy católica pero cuando me votaron, me votaron que legisle para todos los ciudadanos argentinos”.

“Esta ola verde no la puede parar. No seamos conservadores, ¿qué estamos esperando? ¿Que venga otra generación a votar esto?Maternar es político, no puede quedar en un mandato biológico. Las mujeres deben elegir, no lo podemos imponer”, agregó la senadora del FpV.

Consideró en su discurso: “todos podemos hacer historia. Con este debate y esta votación podemos hacer una sociedad más igualitaria” y remarcó que “con este proyecto de ley estamos ampliando la democracia”.

En tanto, Juan Mario Pais  expresó: “Estoy a favor de esta ley. Entiendo que es necesaria, urgente y que -de ser sancionada- nos dará una sociedad un poco más justa, un poco más igualitaria, un poco más digna para las mujeres”, remarcó en su discurso en el recinto del Senado.

“Estoy seguro de que la sociedad avanzó y que, si no es hoy, esto pronto será ley. La sociedad se merece esta ley y que no actuemos con hipocresía. Este es un tema de derechos humanos y de salud pública”, fundamentó.

“A las mujeres muchas veces se las reivindica desde el discurso, pero se las sigue discriminando desde la sociedad, el derecho y el Estado”, añadió Pais.

La media sanción que la ley de despenalización del aborto obtuvo en Diputados finalmente fue rechazada en el Senado tras una sesión histórica y maratónica. La votación se concretó pasadas las 2:30 de la madrugada y culminó con 38 votos en contra, 31 a favor y dos abstenciones.

ADN Sur

El Senado tratará hoy el proyecto de legalización del aborto en el marco de una sesión especial que se anticipa histórica y con fuerte expectativa en torno a la votación. Luego de tres semanas de debate en las comisiones de Salud, de Justicia y de Asuntos Constitucionales por las que pasaron más de cien expositores a favor y en contra de la legalización, el Senado tratará a partir de las 9.30 el proyecto que fue aprobado por la Cámara de Diputados el 14 de junio pasado.

Entre los senadores hubo un acuerdo respecto al tiempo para hablar en el recinto: los presidentes de las tres comisiones que intervinieron tendrán 15 minutos, los jefes de bloque 30 y el resto de los oradores 10 minutos cada uno.

Los legisladores a favor con el justicialista Miguel Pichetto a la cabeza acordaron con la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal una serie de cambios al proyecto aprobado por Diputados, a los efectos de sumar voluntades.

El proyecto 

La iniciativa aprobada por la Cámara de Diputados establece que la interrupción voluntaria del embarazo a simple solicitud podrá realizarse en hospitales públicos y clínicas privadas de manera gratuita hasta la semana 14 de gestación. Se establece además un plazo de cinco días desde el momento de la solicitud para que el profesional de la salud o la institución médica lleve adelante el aborto y se impone una pena de entre tres meses y un año de prisión y el doble de inhabilitación para el médico que obstaculice o dilate injustificadamente la práctica.

El proyecto fija la creación de un registro estadístico para llevar un control sobre la cantidad de abortos que se realizan por año, también la creación de un registro para médicos que se declaren objetores de conciencia frente a esta práctica pero prohíbe la objeción institucional. Sólo se autoriza la interrupción del embarazo después de la semana 14 cuando existan causales graves como el embarazo producto de una violación, la inviabilidad de vida extrauterina para el feto y el riesgo de salud de la mujer.
Si el proyecto fuera aprobado en general se pasará a la votación artículo por artículo, donde se discutirán los cambios acordados.

Amnistía

En tanto, la organización Amnistía Internacional publicó ayer un aviso de una página en la contratapa del diario estadounidense The New York Times donde reclamó la aprobación del proyecto de ley de despenalización del aborto en la Argentina.

“Queremos enviar un mensaje a los senadores de Argentina: el mundo los está mirando”, señaló el aviso de color verde en la contratapa matutino estadounidense, con imágenes de los pañuelos utilizados por el sector que impulsa la aprobación de la ley.

“(La organización) está observando para ver si votarán en favor de las mujeres y para poner fin al grave sufrimiento causado por la criminalización del aborto”, señaló Erika Guevara-Rosas, directora de Amnistía Internacional para las Américas. “Los millones de mujeres que tan apasionadamente luchan por sus derechos deben saber que gente de todo el mundo se solidariza con ellas. Es hora de que los senadores demuestren que no les darán la espalda”, indicó Mariela Belski, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina.

En su sitio web oficial, la organización sostuvo que “el acceso a un aborto sin riesgos es un derecho humano”. “Pero en Argentina el acceso al aborto sigue siendo ilegal y está limitado sólo a los casos en los que hay riesgo para la vida o la salud de la persona embarazada o cuando el embarazo es consecuencia de una violación”, manifestó.

Seguridad

Tras una serie de reuniones entre funcionarios del Gobierno de la Ciudad, la Defensoría del Pueblo y representantes de los organismos a favor y en contra del proyecto sobre aborto legal finalmente se diseñó un amplio operativo de seguridad. “Se acordaron las zonas que tendrán ambas partes teniendo en cuenta un reparto equitativo, además de la ubicación de los espacios para la prensa, las pantallas de proyección y los puestos de Defensa Civil y del SAME. También las zonas donde cada uno de los grupos tendrá para acceder al entorno del Congreso y en donde colocarán sus escenarios y carpas temáticas”, se informó oficialmente.

En tanto, la Defensoría del Pueblo porteña observará el desarrollo de las movilizaciones convocadas frente al Senado, en cumplimiento de la misión que la ONU le encomendó como mediadora de conflictos en la vía pública. El organismo dispondrá de un operativo que estará integrado por un equipo de observadores que recorrerá la zona, su objetivo será verificar el dispositivo de seguridad desplegado por el Gobierno porteño y supervisar el desarrollo de las marchas sobre la base de las Directrices para la Observación de Manifestaciones y Protestas Sociales elaboradas por la Oficina Regional para América del Sur del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, en conjunto con las Instituciones Nacionales de Derechos Humanos y Defensorías del Pueblo de la región, se informó.

 

 

La Arena