Tag

semifinal

Browsing

El entonces capitán de la Selección repasó el empate entre Argentina y el local Italia, donde finalmente se impondrían los de Bilardo al pasar por penales.

Agradecido con sus compañeros, el ‘Diego’ recordó la semifinal del mundial de 1990 que vio a la Argentina ganándole a Italia por penales, luego de un empate en el tiempo regular.

En un video que resume el partido y la tanda de penales, Maradona destacó que “fue una batalla, no solo a nivel futbolístico”, a 30 años del encuentro.

Con suma emoción, confesó que sigue en contacto con algunos de los protagonistas: “No podía no recordarlo. Un saludo para todos, y espero que recuerden nuestros nombres”.

El «Peque» confirmó en conferencia de prensa que no se presentará a jugar hoy ante Pedro Sousa por una de las semifinales del torneo ATP 250 que se juega en el Buenos Aires Lawn Tennis Club y además, se baja del certamen de Río de Janeiro.

Diego Schwartzman, actual número uno del tenis sudamericano y máximo favorito al título en el Argentina Open, padece una lesión en el músculo aductor mayor de la pierna izquierda y no jugará hoy su semifinal ante el portugués Pedro Sousa, quien pasó de «lucky loser» a finalista en menos de una semana.

La lesión del «Peque», según los estudios médicos a los que fue sometido esta mañana (le practicaron una resonancia magnética) es un «pequeño desgarro» en el músculo aductor mayor de la pierna izquierda y lo incomoda para desplazarse, según reveló a Télam una fuente cercana al tenista.

Schwartzman se lesionó anoche en el final del último set del partido que le ganó en forma increíble al uruguayo Pablo Cuevas (48) por 5-7, 7-6 (13-11) y 7-5, que se extendió por tres horas y 41 minutos, siendo el más largo en los 20 años del torneo que se juega en el Buenos Aires Lawn Tennis Club.

El «Peque» ganó los dos últimos puntos ante Cuevas en una pierna y casi sin moverse, apostando todo a tirar «winners», lo que le valió la ovación del estadio que lo despidió como un héroe en reconocimiento al esfuerzo que había realizado.

El tenista de 27 años y surgido del club Náutico Hacoaj maduró mucho la decisión ya que perderá los puntos que había obtenido el año pasado cuando perdió la final del Argentina Open ante el italiano Marco Cecchinato, y además también lo inquietaba saber como respondería su rival, el lusitano Sousa.

Es que Sousa venció anoche al brasileño Thiago Monteiro por 7-6 (7-5) y 6-4 en el partido que completó los cuartos de final y no terminó bien físicamente, de hecho fue atendido en el primer set por una contractura en el sóleo de la pierna izquierda.

Sousa, de 31 años, concretó la mejor semana de su carrera como profesional, ya que jamás había llegado ni siquiera a los cuartos de final de un ATP, y ahora hasta tiene chances de alzar el título.

El lusitano perdió el domingo pasado en la última ronda de la clasificación ante el argentino Facundo Bagnis (134) pero ingresó el cuadro principal en reemplazo del chileno Cristian Garín, lesionado.

En la ronda inicial le ganó al argentino Facundo Díaz Acosta (471), luego al eslovaco Josef Kovalik (129), más tarde al mencionado Monteiro y ahora accedió a la final, tras aprovechar el primer «walk over» en la carrera de Schwartzman.

De esa acción llegó el segundo gol de Brasil. El árbitro Roddy Zambrano no cobró foul ni revisó la jugada con la tecnología. «Nos faltó el respeto», dijo Messi.

Argentina buscaba el empate. Estaba cerca. Lionel Messi había avisado con un tiro libre y Rodrigo De Paul con un remate desde afuera del área. Las sensaciones eran buenas. Hasta que el árbitro Roddy Zambrano y los jueces del VAR omitieron un claro penal de Dani Alves a Sergio Agüero. De esa jugada llegó el segundo gol de Brasil.

Unas horas después del partido surgieron nuevas tomas y ángulos de la polémica. El lateral brasileño, de gran partido, se llevó puesto al Kun en la puerta del área grande. No hay lugar a la discusión: el juez no vio la acción y el VAR no participó para corregir la omisión. No pasó ni una cosa ni la otra.

Agüero se mostró muy molesto tras la derrota por 2 a 0: «El VAR funcionó muy bien hasta hoy. Es increíble. El árbitro me habló y me dijo ‘me avisan que no hubo nada’, y puede que no lo haya visto, pero es raro que no lo haya visto ninguno de los jueces del VAR. Yo siento el toque de Dani Alves y caigo. Ni lo revisaron. Después llega la contra y Brasil mete el segundo gol».

Lionel Messi explotó en la zona mixta y en diálogo con los periodistas fue contundente: «Se cansaron de cobrar boludeces en esta Copa América y nunca fueron al VAR esta noche. Te da bronca porque hicimos un esfuerzo muy grande. Todas fueron para ellos y a nosotros siempre tarjeta. Estas jugadas te sacan de partido, te van desquiciando. El árbitro nos faltó el respeto».

¿Y Zambrano? El árbitro se fue del estadio Mineirao sin emitir declaraciones.

La otra polémica

Al partido le quedaban 10 minutos y Argentina perdía 2 a 0 cuando el mediocampista Arthur bajó en el área a Nicolás Otamendi con un codazo. Ni penal ni VAR.

Todo Noticias

Con goles de Gabriel Jesús y Roberto Firmino, Brasil derrotó a la Argentina y se clasificó a la final de la Copa América. Los de Lionel Scaloni realizaron un buen partido pero el conjunto local aprovechó las situaciones claras que tuvo.

La Selección Argentina realizó un buen partido este martes pero no pudo ante el combinado local. Brasil aprovechó las ocasiones más claras y selló el partido por 2 a 0. Los goles fueron convertidos por Gabriel Jesús a los 19 minutos del primer tiempo y Roberto Firmino selló la historia a los 71 minutos.

Brasil disputará la final de la Copa América y espera ganador entre Chile y Perú que jugarán este miércoles.

ADNsur

La Selección Argentina protagonizará una nueva edición del clásico sudamericano frente a su par de Brasil, anfitrión de la Copa América, en busca de la clasificación a una nueva final del torneo.

Esta histórica semifinal se disputará desde las 21.30 en el estadio Mineirao de Belo Horizonte, con arbitraje del ecuatoriano Roddy Zambrano, y será transmitida por los canales TV Pública, TyC Sports y Directv Sports.

El ganador se asegurará un lugar en la definición que se disputará el domingo 7 de julio en el Maracaná de Río de Janeiro ante Chile o Perú, que jugarán el miércoles en Porto Alegre.

En caso de empate en el tiempo reglamentario, habrá dos tiempos de quince minutos y de persistir la igualdad se definirá el ganador con tiros desde el punto penal.

Esta será la primera vez en la historia que Argentina y Brasil se enfrentarán en una semifinal de Copa América, el trofeo que la “albiceleste” pretende conquistar por 15ta vez, luego de 26 años.

El pentacampeón mundial, por su parte, lo levantó en ocho oportunidades y las últimas dos fueron de manera consecutiva, en Perú 2004 y Venezuela 2007, tras derrotar en la final a Argentina (3-0)

El equipo de Lionel Scaloni alcanzó esta semifinal tras dejar en el camino a Venezuela en los cuartos de final, a partir de un triunfo 2-0 en Río de Janeiro. Previamente había debutado con una preocupante derrota ante Colombia (0-2), luego rescató un empate frente a Paraguay (1-1) y en la última fecha se aseguró la clasificación en el segundo puesto del grupo B tras la victoria (2-0) sobre Qatar.

El camino de Brasil tampoco fue apabullante: se presentó con un triunfo (3-0) sobre Bolivia pero con reprobaciones de su público, luego empató (0-0) con Venezuela y recién en la última jornada tuvo una contundente goleada (5-0) contra Perú que lo dejó como líder del grupo A.

En cuartos de final, el seleccionado dirigido por Tite no pudo superar a Paraguay, su verdugo en las ediciones de 2011 y 2015, en el tiempo reglamentario y, luego del empate sin goles, avanzó de ronda tras ganar 4-3 en los penales.

ADNsur

Doony van de Beek marcó el 1-0 para los holandeses. El equipo inglés, con varias bajas de peso y con flojos resultados en la Premier League, cayó en el White Hart Lane y está obligado a ganar en el duelo de revancha.

El balón volvió a rodar en la UEFA Champions League. El Tottenham de Mauricio Pochettino, sin la presencia de Harry Kane y Heung-Min Son, no pudo con el sorprendente Ajax y cayó como local por 1 a 0 en la primera semifinal por el gol de Doony van de Beek.

El elenco visitante salió desde el primer minuto decidido a levarse el triunfo. No lo intimidó el Santiago Bernabéu, menos el Juventus Stadium y tampoco el nuevo White Hart Lane, en donde hoy impuso nuevamente una presión alta y ahogó las salidas y el juego del rival. De esa manera, llegó rápidamente el primer tanto.

El conjunto holandés se puso en ventaja a los 14 minutos. David Neres apareció con espacios por izquierda, pero en lugar de encarar hacia el área retrocedió y se asoció en el medio Lasse Schöne, quien rápidamente buscó a Hakim Ziyech. El volante, con el arco en frente y todo el panorama para pensar y decidir, filtró el balón ante una defensa local en línea, y asistió a Doony van de Beek. El número 6 dominó sólo en el área, se acomodó y definió ante la salida presurosa del arquero Hugo Lloris para gritar el 1 a 0.

El Tottenham se sintió incómodo la mayor parte de partido y la única situación de peligro que generó en la primera mitad fue a los 48 minutos a través de una pelota parada que conectó de cabeza Toby Alderweireld, pero que cayó en el techo del arco defendido por el camerunés André Onana.

En el complemento, el Tottenham salió con otra actitud. Se apoderó rápidamente de la posesión del balón y generó dos situaciones claras de gol. La primera, con una volea en un rebote de Dele Alli que terminó en las manos de Onana, y la segunda nuevamente por medio del inglés, que conectó de cabeza un centro al segundo palo, pero la pelota se fue desviada.

Pero la más clara fue para el Ajax. A los 77 minutos un contragolpe de derecha a izquierda, terminó en los pies de David Neres, quien definió cruzado y su remate se estrelló en el segundo palo, ante la atenta mirada de Lloris.

Los de Mauricio Pochettino extrañaron a Harry Kane, lesionado, y pecaron de excesos de centro. Casi todos sus intentos por igualar las acciones culminaron con un balón al área que, ante la ausencia del goleador, fueron despejados por los zagueros del cuadro holandés o retenidos por el arquero.

De esta manera, el cotejo se cerró con el 1 a 0 que deja a los londinenses obligados a ganar en la revancha que se disputará el miércoles 8 de mayo en el Johan Cruyff Arena. Cualquier otro resultado clasificará a Ajax a la final. Del otro lado, el Barcelona recibirá mañana al Liverpool en el Camp Nou, para abrir su llave.

Ante la ausencia de Kane, lesionado en un tobillo, Pochettino experimentó Fernando Llorente, como la opción más clara para liderar el ataque del elenco londinense, junto con Lucas Moura., quien ocupó esta vez el rol de surcoreano Heung-Min Son, quien fue baja por sanción. Así llegaron los Spurs a sus segundas semifinales en la máxima competición europea para el Tottenham tras las que disputó en la temporada 1961-1962, cuando cayeron a manos del Benfica, posteriormente ganador del título.

Por su parte, el Ajax llegó más descansado porque la Federación Holandesa de Fútbol pospuso todos los partidos del pasado fin de semana para evitar que su representante europeo jugase el domingo, por lo que saltó al césped con cuatro días más de descanso que el conjunto inglés.

 

Infobae