Tag

segunda vuelta

Browsing

De acuerdo a las proyecciones de cuatro consultoras, el Frente Amplio cosechó 38,8% y el Partido Nacional 29,4%.

Resultados preliminares de cuatro consultoras indican que habrá segunda vuelta en Uruguay, ya que ninguno de los candidatos obtuvo el 50% más 1 de los votos.

Según esos números, el candidato del Frente Amplio, Daniel Martínezobtuvo 38,8% y su rival del Partido Nacional, Luis Lacalle Pou, cosechó 29,4%.

En tercer y cuarto lugar quedaron, el Partido Colorado con 12,6% y Cabildo Abierto con 10,2%.

No hay mayoría parlamentaria con estos números.

Estas mismas fuentes sostiene además quela reforma constitucional sobre seguridad no habría sido aprobada.

Uruguay votó presidente y renovó todo el Congresoeste domingo, en unas elecciones en las que estuvieron en juego la continuidad de un modelo que gobierna hace 15 años, y la posibilidad de un cambio hacia la derecha.

Los candidatos que votaron hacia el mediodía, esperaron en familia el cierre de las mesas. Y luego se trasladaron a sus bunkers para recibir los cómputos. Desde temprano los equipos cortaron avenidas y montaron escenarios y pantallas para hablar a los militantes, a pesar de la amenaza de lluvia.

La Avenida 18 de Julio se convirtió en una enorme peatonal al ritmo de vuvuzelas y con los colores de las banderas del Frente. Algo parecido ocurrió en el Bulevar Artigas, con el Partido Nacional.

Las mesas de votación abrieron a las 8  de la mañana. Y los uruguayos salieron en tropel a votar entreonce candidatos.

Los ciudadanos se apuraron para votar antes de la hora del almuerzo, algo extraño en este país donde muchos suelen esperar hasta el final. Las colas se hicieron largas. Y para las 4 de la tarde ya había votado casi todo el padrón.

Daniel Martínez se acercó a votar a las 11 en un colegio de Pocitos, el ORT. Llegó en una van blanca Hyundai, y tras sortear el piquete de periodistas que lo esperaba en la puerta, estuvo más de media hora para poder emitir su voto. Más de uno le cedió el lugar pero él no quiso.

Llegó tomando mate, con el termo en la mano, casual, de camisa desabotonada, y se mostró amigable, pero apurado. «Que la gente decida. La calle es una fiesta», dijo. Y no se equivocó. No hubo incidentes que lamentar. Y la postal del día fue la típica de una elección, en la que cada vez que uno pasaba por un centro de votación se encontraba con gente estacionando y autos en doble fila.

Martínez habló con Alberto Fernández  que lo saludó. Y cuando le preguntaron si llamaría a Sebastián Piñera después de los resultados, esquivó la pregunta al indicar que lo importante no es la relación Martínez- Piñera sino la del pueblo uruguayo con el pueblo chileno.

Su rival más cercano, Luis Lacalle Pou fue el único candidato que no votó en Montevideo. Lo hizo en Canelones, donde vive en un barrio cerrado. Habló de Argentina. Dijo que la situación en nuestro país lo ocupa más que le preocupa.

«Uruguay se tiene que llevar bien sea quien sea el presidente de Argentina. Participamos de un bloque y siempre es importante lo que pasa en otros países», dijo.

Sobre Chile, criticó la violencia de las protestas, pero también admitió que el gobierno de Piñera debió pedir perdón.

«Yo estoy tranquilo, en paz y feliz con el trabajo hecho», resumió Lacalle Pou, la cara joven de esta elección, con 46 años. Y anticipó que la campaña para la segunda vuelta «arranca mañana(por el lunes) después de tomar unos mates».

Clima de elecciones

Los negocios cerraron en parte por ser domingo y en parte por la elección. Abrieron los lugares para ir a comer y los centros comerciales, y la ciudadela se llenó de turistas que caminaban ajenos a la gran cita. Tomaban fotos entre locales con las cortinas bajas.

En la histórica catedral de Montevideo, una o dos personas se acercaron a meditar, antes de la misa de las 10. 

Quienes tuvieron que trabajar, dejaron su voto para la tarde. Como Nacho, un joven uruguayo, quien advirtió a Clarínque no sabía a quien votaría. Fue un dato común: gente quese negó a contestar a quien votó. Fue un problema para las consultoras que «arman» las boca de urna. De repente se encontraron con que el 40% de la gente no contestaba. Lo adjudicaron a un voto vergonzosoque pudo haber correspondido tanto al Frente Amplio como al ultraderechista Cabildo Abierto.

Por lo demás, la gente salió a votar con sus hijos. Se vio a adultos mayores acudir con sus bastones, estoicamente esperando su turno.

Mujica y Tabaré votaron temprano

Quien prácticamente abrió la jornada y fue el primero en sufragar, fue el ex presidente José Pepe Mujica, quien en esta elección busca una banca como senadorpor el Frente Amplio.

Llegó antes de que la mesa abriera y aprovechó para hablar con los medios, con ese tono tan pintoresco que lo caracteriza.

Mujica llegó al Liceo 70 en Montevideo, se levantó la botamanga del pantalón para mostrar una lastimadura fruto de hacer campaña («tengo 85 años, pero hago cosas de 20», lamentó) y prometió que después de votar se iría al rancho con su mujer Lucía Topolansky, cocinarían algo, pondría Radio Clarín y escucharía unos tangos. 

También habló sobre Argentina. «Nos conviene como país que a la Argentina le vaya bien. Pero vamos a tener un año complicado. Nos conviene una economía próspera», dijo y aseguró que con Alberto Fernández no habló.

Quien también votó temprano en el Club Progreso fue el presidente Tabaré Vázquez, quien padece un cáncer y su salud ha puesto en vilo a los uruguayos.

«Estoy bien», aseguró. «Me siento bien». Y aprovechó el espacio con los medios para enviar un mensaje:

«Alrededor del tema del cáncer hay una idea, un mito, como si el cáncer fuera el diablo, porque durante siglos fue una enfermedad mortal. Pero la ciencia avanza y conoce más a la enfermedad , y eso permite tratamientos que hacen que hoy en día el cáncer, entre las enfermedades crónicas, se cure», enunció.

«El cáncer –siguió– tiene enormes posibilidades de curarse si el diagnóstico es prematuro».

Agradeció los saludos de toda la gente que le regaló aplausos, evitó opiniones electorales, y se marchó a votar.

En total estuvieron habilitados para votar 2.699.847 ciudadanos, informó El Clarín.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha invitado este viernes a la comunidad internacional y a la oposición en su país a recontar «voto por voto» para que demuestren si hubo fraude electoral en el conteo en elecciones celebradas el pasado domingo en el país.

«Sean gobiernos, sean instituciones, organismos internacionales, ellos tienen la obligación de respetar nuestra Constitución, la voluntad pueblo boliviano», ha advertido el mandatario durante un acto en la región central de Cochabamba.

Evo Morales ha subrayado que «si tienen algunas dudas, bienvenidos, (..) que empiecen la auditoría, el conteo voto por voto».
«Convocamos a organismos, opositores, a partidos, a ir municipio por municipio, voto por voto», recalcó.

Morales ha reiterado su disposición a ir a una segunda vuelta si se demostrara un fraude, en la que confía en ganar por «paliza», pero ha insistido en que «aquí hay un ganador en la primer vuelta».

El mandatario ha llamado a sus seguidores a «la resistencia, la defensa de la democracia, la defensa del triunfo del pueblo». «Ellos buscan muertos para echarnos la culpa», ha denunciado en referencia a movilizaciones convocadas por la oposición, y ha pedido que «respeten los resultados, la Constitución y la democracia».

La comunidad internacional pide una segunda vuelta
La Organización de Estados Americanos, la Unión Europea y gobiernos como los de Argentina, Brasil, Colombia y Estados Unidos han pedido una segunda vuelta para eliminar las dudas sobre las elecciones celebradas el pasado domingo.

El recuento publicado este pasado jueves da a Morales, que lleva trece años en el poder y es candidato a la reelección por el gubernamental Movimiento al Socialismo (MAS), el 47,07% de los votos, frente al 36,51% del opositor Carlos Mesa, de la alianza Comunidad Ciudadana, que no reconoce el recuento al considerarlo fraudulento y pide una segunda vuelta.

El Tribunal Supremo Electoral se limitó a publicar los datos en su web, sin emitir un pronunciamiento sobre su proclamación oficial.

La forma en que se transmitieron unos resultados parciales entre el domingo y el lunes es en gran media el origen de las sospechas, porque primero auguraban una segunda vuelta entre Morales y Mesa, quedaron horas paralizados y después dieron el triunfo en primera al presidente.

La Organización de Estados Americanos (OEA) exhortó el miércoles a las autoridades bolivianas a celebrar una segunda vuelta electoral sin importar la diferencia entre los dos candidatos presidenciales más votados.

Debido al contexto y las problemáticas evidenciadas en este proceso electoral, continuaría siendo una mejor opción convocar a una segunda vuelta”, dijo el director del departamento para la observación electoral de la OEA, Gerardo de Icaza.

Tres días después de la elección, Bolivia sigue en vilo sobre si habrá o no una segunda vuelta, pero todo parece indicar que el mandatario Evo Morales deberá jugarse su futuro político en un balotaje entre protestas por un supuesto fraude.

Al comparecer durante una sesión extraordinaria del Consejo Permanente solicitada por Brasil, Canadá, Colombia, Estados Unidos y Venezuela, de Icaza señaló que toda elección debe regirse por los principios de certeza, legalidad, transparencia, equidad, independencia e imparcialidad pero advirtió que en el proceso electoral boliviano “varios de estos principios han sido vulnerados”.

De Icaza expresó que su equipo tiene “dudas serias sobre si en este proceso existen las garantías para poder recurrir resultados por parte de la autoridad electoral”.

El funcionario anunció que el secretario general de la OEA, Luis Almagro, accedió a una solicitud del gobierno boliviano para realizar un análisis de integridad electoral que comprenda la verificación de cómputos, aspectos estadísticos, verificación del proceso y cadena de custodia, cuyas conclusiones tendrán carácter vinculante para ambas partes.

Las sospechas de supuesto fraude se vieron alimentadas por la interrupción durante 24 horas de la transmisión del conteo preliminar que daba ganador a Morales y en segundo lugar al expresidente y candidato Carlos Mesa y proyectaban una segunda vuelta. Pero el lunes, cuando se reanudó la transmisión, los resultados parciales proyectaban que Morales ganaba en primera vuelta.

Al fracasar su pedido para suspender la sesión del miércoles, Bolivia enviará a su canciller Diego Pary a otra sesión de la OEA ya agendada para la tarde del jueves.

El embajador boliviano José Gonzáles no ejerció el derecho de palabra el miércoles.

La nicaragüense Ruth Tapia rechazó que la sesión haya tenido lugar pese a la objeción de Bolivia y lo atribuyó al interés de un grupo pequeño de países de inmiscuirse en los asuntos internos de sus vecinos.

Por su parte, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, un organismo adscrito a la OEA, expresó el miércoles su preocupación ante la violencia generada en el marco del proceso electoral boliviano.

Los resultados del conteo rápido oficial de los comicios del pasado domingo en Bolivia indican que Evo Morales ganaría las elecciones en primera vuelta. Con el 95,63 % de las actas verificadas, el actual presidente alcanza el 46,85 % de los votos, mientras que su principal oponente, Carlos Mesa, obtiene el 36,74 % de los sufragios.

Ese resultado significa que Morales evitaría enfrentar a Mesa en una segunda vuelta electoral. La ley establece que, para definir una victoria sin balotaje, el candidato puntero debe tener más del 50 % de los votos, o al menos el 40 % con una diferencia de 10 % sobre el rival más cercano.

Sin embargo, a las 10:31 (hora local) de este martes, el cómputo definitivo oficial, con 78,03 % de las actas escrutadas, ofrece un resultado más ajustado: 40,71 % de los votos a favor de Mesa, de Comunidad Ciudadana, y 43,37 % de los votos al candidato del Movimiento al Socialismo-Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP).

Denuncias de «fraude» e incidentes

Previamente, con el 95,23 % de las mesas escrutadas, el Tribunal Supremo Electoral de Bolivia (TSE) dio a conocer la victoria de Morales. Tras publicarse estos resultados preliminares, Mesa tildó de «un fraude escandaloso» y una «vergüenza» el papel de este organismo durante el conteo y la difusión del escrutinio rápido.

«Confiamos en que la ciudadanía no va a aceptar esta votación, no va aceptar este resultado, que está totalmente tergiversado y amañado», declaró Mesa.

En la mañana de este lunes, el Tribunal Supremo Electoral suspendió la transmisión de los Resultados Electorales Preliminares, cuando el conteo había alcanzado un 83,7 % del total. Tras reanudarse en horas de la tarde, se difundió el resultado preliminar que dio como ganador a Morales en primera vuelta.

Ante este panorama, el candidato opositor llamó a desconocer la victoria del actual mandatario, y llamó a una «movilización democrática» a los simpatizantes de su espacio político.

En horas de la noche, tras haberse difundido el resultado provisorio, manifestantes opositores denunciaron «fraude», y protagonizaron protestas en las calles de La Paz, donde se registraron serios incidentes y choques con la Policía.

Por su parte, el Ministro de Gobierno boliviano, Carlos Romero, recordó que quien llame a la violencia ante los resultados, deberá afrontar consecuencias jurídicas y políticas.

«No corresponde convocar a la violencia y a la confrontación, esa no es una actitud democrática. Y reitero, en mi condición de Ministro de Gobierno: no voy a ser [en tanto que] la autoridad a cargo de la seguridad, [quien] se haga cargo de las consecuencias de la violencia si alguien la genera», declaró.

Por su parte, el sociólogo y analista Fernando Rodríguez aseguró en entrevista con RT que el montaje acerca de un posible fraude en las elecciones se venía orquestando desde hace meses, precisamente para afrontar la posibilidad de que Morales fuese reelecto.

«Lo que estamos viendo en los hechos no es nada más que la ratificación de aquello que se vino preparando durante meses, y que hoy día expresa el triunfo de Evo Morales por un lado y el descontento de la oposición», dijo el analista.

OEA llama a respetar la voluntad ciudadana
Tras las denuncias de supuesto «fraude», la Misión de Observación Electoral de la Organización de los Estados Americanos (OEA) pidió respetar «la voluntad de la ciudadanía».

A través de un comunicado de prensa, la Misión de la OEA manifestó su «profunda preocupación y sorpresa» por el «cambio drástico» de los resultados preliminares, conocidos tras el cierre de las urnas.

«Instamos a la autoridad electoral a que defienda decididamente la voluntad de la ciudadanía boliviana con estricto apego a la Constitución y sus leyes complementarias de manera ágil y transparente», pidió el organismo.

El Presidente necesita una diferencia de 10 puntos sobre su rival para evitar el balotaje el 15 de diciembre.

Con el 45% de los votos, el presidente de Bolivia, Evo Morales, se imponía en la noche del domingo en las elecciones presidenciales, pero no lograba una diferencia de diez puntos sobre su principal rival, Carlos Mesa, por lo que los dos pasarían al balotaje.

Según la Ley Electoral de Bolivia, en caso de que ninguno de los candidatos alcance la mitad más uno de los votos o logre el 40% de los sufragios válidos con una ventaja de 10 puntos sobre el segundo, los dos primeros más votados deberán ir a un balotaje el 15 de diciembre.

Mesa había dicho antes del cierre de la votación: «No confío en la transparencia del proceso: el Tribunal Supremo Electoral nos ha demostrado que es un brazo operativo del Gobierno».

En 13 años en el poder, Morales acumuló resultados sociales y económicos, pero también escándalos de corrupción y acusaciones de tomar una deriva autoritaria.

Tras votar en su reducto cocalero del Chapare, el mandatario expresó su «confianza» y optimismo y llamó a los bolivianos a «participar en esta fiesta democrática». La decisión de Morales de postularse para un cuarto mandato es fuertemente criticada por la oposición, que cree que el país podría caer en la autocracia.

En febrero de 2016, los bolivianos le dijeron «no» a una nueva reelección de Morales en un referéndum para cambiar la Constitución, que solo permite dos mandatos. Sin embargo, un año después esa decisión fue anulada por una polémica sentencia de la Corte Constitucional.

El candidato a vicepresidente del frente Juntos por el Cambio, Miguel Ángel Pichetto, afirmó hoy que le «preocupa» la «orientación internacional» del postulante del Frente de Todos Alberto Fernández, y consideró que «volver al esquema bolivariano de Latinoamérica» condena al país «al fracaso».

El senador nacional visitó este jueves el partido bonaerense de Moreno, donde propuso «construir un país que pueda ser vivible, y no un país que se caiga del mundo y que no tenga ningún destino».

«Nosotros vemos con preocupación la orientación internacional del candidato del Frente de Todos, queremos un país inserto en el mundo, que es el país que construyó el presidente (Mauricio) Macri, un país ligado con la Unión Europea, con Estados Unidos, con una relación pragmática con China», afirmó Pichetto.

A su entender, «volver al esquema bolivariano de Latinoamérica, condena al país al fracaso y a la marginación, e incluso al aislamiento, que es muy peligroso».

Pichetto, que estuvo acompañado por el candidato a intendente de Moreno, Aníbal Asseff, y por el candidato a diputado Alberto Asseff, consideró que «la elección de octubre es clave para la historia argentina».

«Estoy convencido de que vamos a hacer una gran elección y en la Argentina va a haber balotaje», remarcó el senador por Río Negro.

El compañero de fórmula de Macri se expresó así en la misma jornada en que Fernández encaró un viaje a Bolivia, donde se reunió con Evo Morales, uno de los aliados regionales de la ex mandataria Cristina Kirchner cuando estaba al frente del Poder Ejecutivo, así lo reseña Elonce.

El candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio, Miguel Pichetto, relativizó esta noche los resultados de las PASO y dijo que ve «un escenario de segunda vuelta», al tiempo que consideró que Cristina Fernández de Kirchner tiene «el verdadero poder de la fórmula» peronista que encabeza Alberto Fernández.

Además, Pichetto cuestionó al postulante a presidente del Frente de Todos, de quien dijo que «no está ayudando» porque tiene «declaraciones que son complicadas».

«Y si además expresa la voluntad de la señora, también es complicado», añadió, en referencia a la posible influencia de Fernández de Kirchner, como compañera de fórmula, sobre el postulante presidencial.

En declaraciones al canal La Nación +, el senador peronista sostuvo al respecto que en el Frente de Todos «ocultaron el verdadero poder de la fórmula», en alusión a la ex mandataria, y «la construcción legislativa», porque, dijo, «los diputados y senadores que Integran las listas del Frente de Todos han sido decididos por La Cámpora y por ella».

Por otro lado, Pichetto señaló que el presidente Mauricio Macri «está con una muy buena actitud» porque «ha analizado el resultado electoral» de las PASO, en las que Juntos por el Cambio quedó a 15 puntos del Frente de Todos, y «ha tomado medidas que van en la línea de pensar en la gente».

Por eso, reafirmó que el resultado del 11 de agosto no es «nada que no se pueda revertir. Hay un escenario posible de segunda vuelta en Argentina», concluyó.