Tag

Saqueos

Browsing

El cálculo es casi imposible. Sobre todo porque no hay un registro oficial del saqueo. Al tiempo que 17 mil buques chinos navegan con sus redes por todos los océanos, miles de millones de dólares se escapan de las arcas de los países que tienen una porción de mar, la mayoría de ellos sin la fuerza suficiente para expulsar a los pesqueros que mojan redes bien lejos de su tierra, retornándolas repletas de peces.

Miles de buques pesqueros esquivan autorizaciones y reglas internacionales realizando saqueo. A su paso, destruyen economías y biodiversidad, poniendo en riesgo la fauna marina y el sustento de millones.

Es indistinto si las víctimas del saqueo son naciones con cierto grado de estrechez diplomática, ideológica y cultural. O por el contrario, si están en las antípodas. En el Mar de Japón, por ejemplo, se lleva a adelante una de las más graves depredaciones marítimas: lo padecen sus socios de Corea del Norte, dictadura a la cual ni siquiera le paga un canon: Beijing adhirió a las sanciones impuestas por Naciones Unidas por sus pruebas misilísticas y no está en condiciones de ayudar a su famélico vecino.

Entre 2017 y 2018, en esas riquísimas aguas, China pescó la misma cantidad de calamares que Japón y Corea del Sur combinados: 160 mil toneladas, un equivalente a 440 millones de dólares al año, de acuerdo a un análisis detallado y publicado en Science Magazine. En tanto, una investigación realizada por el periodista Ian Urbina para The Outlaw Ocean Project en conjunto con NBC, dejó en evidencia el saqueo y la piratería en esa zona del planeta.

Cuando al régimen de Xi Jinping se le reprocha su inacción, juega al desentendido: señala que su gobierno persigue siempre la ilegalidad de esos pesqueros. Sin embargo, regresan a los poco auditados puertos de China cargados de alimentos congelados que consiguieron muy lejos de allí. La motivación de Beijing por terminar con estas prácticas parece tener un correlato en otra actividad: los laboratorios clandestinos que comercian con el fentanilo y actúan con cierta complicidad estatal.

“Beijing socava el potencial económico de los países y roba su dinero”, explica un analista europeo conocedor del problema de dimensiones oceánicas. “Para peor, no lo usa sólo para su mercado doméstico, sino que además lo revende en el mercado internacional. Es irónico: muchas veces hasta lo vende a aquellos países a los que saqueó”. Peces (dinero) con el dueño equivocado.

Luego de la pandemia por COVID-19 esa práctica del saqueo no cesó. Por el contrario, países latinoamericanos tuvieron actuar de forma casi extrema para repeler a aquellos pesqueros amantes de lo ajeno y de precaria identificación. Hacia fines de abril, la noticia de que buques chinos estaban depredando el fondo marino argentino activó a la prefectura del país para que actuara de inmediato. Fue luego de que se filtraran fotografías que mostraban la desvergüenza: una larga línea de luces en el horizonte infinito del Atlántico Sur. Se calcula que eran alrededor de 300 barcos. Sí, 300. Las autoridades lograron una pesca magra: tan solo tres embarcaciones ilegales. Eran demasiadas: desaparecen unos días y vuelven a cruzar la línea de soberanía, una y otra vez.

Ecuador es otro de los países que padece este saque y atropello acuático. El gobierno de esa nación parece decidido a enfrentar al chino. Mucho más luego de que Beijing denunciara el 10 de julio que los camarones que había exportado de sus aguas estaban contaminados con coronavirus. La acusación, sin base científica que la sostenga, significó un golpe en la economía ecuatoriana, el principal productor mundial de ese crustáceo. Ecuador exportó alrededor de 4.000 millones de dólares de ese bien comestible el año pasado. De ese total, un 55% fueron ventas al mercado chino.

Ahora, 340 buques chinos sin permiso permanecen agazapados en las cercanías de las Islas Galápagos. Saben que la vigilancia de la Armada no durará por siempre: implica gastos extraordinarios para cubrir un área de unos 197.300 kilómetros cuadrados en la zona marítima exclusiva continental, mientras que en la del archipiélago son unos 419.700 kilómetros cuadrados. La flota de Xi Jinping cuenta con una ventaja genética: tiene una paciencia que puede ser eterna.

Galápagos -Patrimonio de la Humanidad, de acuerdo a las Naciones Unidas- cuenta con uno de los ecosistemas más ricos en biodiversidad del planeta, está en peligro. Este viernes, Quito, Guayaquil y Galápagos fueron protagonistas de protestas de ambientalistas que exigen que esos depredadores abandonen las aguas pacíficas. “Mientras vamos en los cruceros hemos visto que en la playas de lugares remotos existen bastante botellas chinas”, remarcó Natali Constante, una guía de la isla. También contó a medios locales que incluso los tiburones -muchos de los cuales son monitoreados por GPS- “se están yendo cada vez más lejos”.

Para peor, esa voracidad y saqueo pesquero atenta contra los pobladores locales de aquellas islas. Contra su economía y contra su plato diario. La pesca comercial está permitida en algunas áreas de la exclusiva reserva. La langosta, por caso, es una importante fuente de ingresos para la población del lugar. Además, los pescadores de Ecuador viajan regularmente a la zona en busca de dorado, tiburón y atún. Hoy, si levantan la vista, podrían divisar un confín de barcos chinos.

“China actúa como un poder imperial que ilegalmente explota los recursos naturales a cambio de vender mercadería barata”, se queja un empresario europeo con sede en América Latina que conoce cómo actúan estos grupos ilegales. Teme dar su nombre y hasta el país en el que opera: sabe que su licencia podría verse perjudicada ante la llamada furiosa de un diplomático del Partido Comunista Chino (PCC) a cualquier gobierno.

Liberia, otra nación poco desarrollada, también sufre las consecuencias de la captura descontrolada. A sus costas arribaron “super jabegueros”, unas embarcaciones que arrastran sus redes para cazar en aguas profundas. Su tamaño y capacidad son de una escala previamente desconocida en aquella nación africana. En esas aguas, los marineros de Xi Jinping no tienen competencia: los pescadores autóctonos cuentan con precarios botes de madera, canoas. Eso sí, dependen de ellas para sobrevivir. Allí, el régimen chino consiguió una licencia. El saqueo lleva un sello oficial. Al fin.

El IUU Fishing Index -índice que mide la pesca ilegal y la actividad no denunciada y no regulada- es elaborado cada año desde 2013 por Global Initiative, una ONG compuesta por 500 líderes en derechos humanos. Del informe también participó Poseidon Aquatic Resource Management, una firma consultora de pesca y acuicultura. El ranking ayuda a conocer cómo loas naciones se comportan en esta industria y los esfuerzos que hacen para mantenerla bajo regulación internacional. En 2019, Bélgica fue el país mejor calificado; China, el peor.

“Luego de haber agotado las poblaciones de peces en aguas nacionales y alentadas por los subsidios, las flotas pesqueras de aguas distantes de China han estado viajando cada vez más lejos, y sus empresas han estado construyendo más y más embarcaciones para satisfacer la creciente demanda de productos del mar”, dijo a Voice of America Miren Gutiérrez, investigadora asociada del Overseas Development Institute (ODI), con sede en Londres. Ese instituto contabilizó unos 17 mil buques chinos pescando alrededor del mundo.

Entre las conclusiones que expuso Urbina en su investigación, figura un concepto terminante que no puede esquivarse ante los ojos onmipresentes del aparato estatal chino: el que se refiere a “una armada invisible”. Es la otra flota de Xi Jinping. “China está enviando una armada invisible de barcos industriales para pescar ilegalmente en aguas de Corea del Norte, desplazando violentamente a los barcos más pequeños y encabezando una disminución de más del 70 por ciento en las poblaciones de calamar, que alguna vez fueron abundantes”.

Esos botes pequeños y precarios se pierden entre ondas infinitas hasta llegar, como fantasmas, a las costas de Japón donde la marea los baña durante días, hasta ser descubiertos por oficiales locales. Por años arribaron a las playas niponas con un cargamento macabro: los cuerpos de sus marineros que debieron huir de los buques de mayor calado y que perecieron de sed y hambre durante días de naufragio. El misterio perduró durante años en las autoridades japonesas. La crónica de Urbina develó la verdad.

El régimen de Beijing parece no fijarse en qué aguas pesca: ni se apiada de sus aliados más próximos ni de los más distantes, por más necesitados que estén sus habitantes de algo tan básico como es capturar un pez.

Varias protestas y saqueos se registraron este miércoles en la población de Cumanacoa, estado Sucre, ubicado en el oriente de Venezuela, según denunció Milagro Paz, diputada de esa entidad en la Asamblea Nacional por el partido opositor Primero Justicia.

La legisladora afirma que el alza en los precios de los alimentos y las dificultades para acceder a combustible generaron molestia en los habitantes de la zona, quienes dicen estar pasando hambre.

Los actos vandálicos se registraron cerca de las 11 A.M. en los alrededores de la Plaza Bolívar, la principal del lugar, y dejaron al menos siete personas heridas —tres hombres, dos mujeres y dos adolescentes, uno con herida de bala— de acuerdo con el parlamentario Robert Alcalá, del también partido opositor Acción Democrática.

Sucre es uno de los estados más pobres de Venezuela y está gobernado desde 2017 por Edwin Rojas, del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela.

Hasta el momento Rojas no se ha referido a las denuncias en su cuenta de Twitter.CNN se comunicó con las autoridades para obtener mayores detalles; sin embargo, hasta ahora no hemos obtenido respuesta.

Fuente: CNN en español

La lucha contra el coronavirus en América va más allá de aspecto sanitario. Pese a los más de 33.000 fallecidos por la pandemia, la actualidad ha estado marcada por el despido del ministro que se enfrentó en Brasil con el presidente Jair Bolsonaro, por el anuncio de Ecuador de que hay un desfase de casi 6.000 muertes en su región más afectada, por saqueos en Colombia y por protestas en EE.UU contra el confinamiento.

Las tensiones políticas de los últimos días por culpa de la pandemia vivieron hoy uno de sus momentos más álgidos cuando Bolsonaro destituyó a su ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, promotor de las cuarentenas frente al COVID-19, que el mandatario ha llegado a tildar de «gripecita».

Una decisión anunciada en momentos en que el coronavirus se acelera en el país, con casi 2.000 muertos y unos 30.000 casos y a la espera de que el pico de la enfermedad llegue en mayo, por lo que la salida del mayor defensor de aplicar las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que contaba con un 76 % de aprobación fue recibida con sonoros cacelorazos contra el gobernante ultraderechista.

Para reemplazar a Mandetta, que el fin de semana afirmó en una entrevista con el canal de televisión Globo que Bolsonaro «confunde» al país y pidió un «discurso único» frente al COVID-19, el mandatario brasileño nombró como nuevo ministro de Salud al oncólogo Nelson Teich, con una reconocida carrera en la medicina privada pero ninguna experiencia en la administración pública o la política.

CHOQUE DE PODERES EN EL SALVADOR

Esta, sin embargo, no fue la única situación con tensión en la vida política que se vivió esta jornada por culpa del coronavirus en América, un continente que registra por lo menos 743.607 contagios y 33.028 fallecimientos, según las cifras más recientes de la OMS.

El Salvador amaneció ante una crisis institucional tras el anunció del presidente Nayib Bukele de ignorar una sentencia de la Corte Suprema que ordena frenar las detenciones y confinamientos «forzosos» de quienes violen la cuarentena decretada ante la pandemia.

«No entiendo el deseo mórbido que tienen de que nuestra gente muera, pero juré que cumpliría y haría cumplir la Constitución. Así como no acataría una resolución que me ordene matar salvadoreños, tampoco puedo acatar una resolución que me ordena dejarlos morir», publicó Bukele en sus redes sociales.

Ante esta reacción del mandatario, el Instituto Iberoamericano de Derechos Constitucional (IIDC)-Sección El Salvador llamó a Bukele a que «ejerza su obligación de velar por la salud pública en el marco de la constitución y la leyes», mientras que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) recordó al Estado de El Salvador «su obligación de garantizar que las medidas que se adopten ante el COVID-19 tengan enfoque de derechos humanos».

CRECE LA TENSIÓN SOCIAL

Habitantes de las barriadas de las principales ciudades de Colombia protagonizaron en las últimas horas intentos de saqueos y protestas por falta de ayudas alimentarias y económicas durante la cuarentena para combatir el coronavirus, que comenzó el pasado 25 de marzo y culminará, en principio, el próximo 27 de abril.

En Medellín, ciudadanos han bloqueado carreteras y trataron de saquear camiones con ayudas humanitarias antes de que fueran repartidas, mientras que en Bogotá y Cali, con cacerola en mano, salieron a protestar porque dicen que les han prometido ayudas que aún no han recibido, pese a que la cuarentena comenzó hace 23 días.

Casos que no son aislados en el continente, como se puede ver en EE.UU., donde las protestas se están multiplicando en distintas partes del país que se convirtió en el epicentro mundial de la pandemia (640.000 contagios y más de 30.000 muertes), para presionar al presidente Donald Trump y a los gobernadores estatales para que levanten las medidas de confinamiento, que están causando estragos en la economía.

Este jueves el turno fue para Richmond, la capital del estado de Virginia, gobernada por el demócrata Ralph Northam, que ayer decretó una extensión por dos semanas, hasta el próximo 8 de mayo, del cese de las actividades económicas no esenciales, mientras que el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo hoy que extenderá hasta el 15 de mayo la paralización de las actividades no esenciales

DESFASE DE 5.700 MUERTOS

En Ecuador, uno de los países más afectados del continente, las autoridades confirmaron que hay un desfase de 5.700 fallecimientos durante la primera quincena de abril en la provincia de Guayas, el epicentro de la pandemia en el país con 5.754 enfermos (70 %) y 187 muertes (46 %), una diferencia en las cifras que puede deberse al «COVID, presunto COVID y muertes naturales».

El subregistro de datos, tanto de contagiados como de fallecidos, era una de la posibilidades barajadas por el Gobierno, que hace dos semanas llegó a hablar de entre 2.500 y 3.500 muertos solo en la ciudad de Guayaquil, capital del Guayas.

Pero la notificación de un desfase cercano a los 6.000 fallecidos, solo en dos semanas y en una sola provincia, ha sorprendido por el alcance, además que de confirmarse supondría un fuerte repunte del impacto de la enfermedad.

MEDIDAS EN TIEMPO LÍMITE

México anunció que extenderá las medidas de distanciamiento social hasta el 30 de mayo para evitar que se dispare la pandemia en el país y ante el reto, cada vez más patente, de evitar que colapse el sistema de salud.

La llamada Jornada de Sana Distancia contempla la paralización de actividades no esenciales y exhorta a la gente a quedarse en casa, si bien la cuarentena no es obligatoria para no afectar a los millones de empleados en el trabajo informal, en un país que suma más de 5.800 casos y 449 muertos.

Chile, a su vez, comenzará a repartir el próximo lunes el llamado «carné COVID», que permitirá identificar a las personas que hayan superado el virus y que “también no son capaces de transmitir esta enfermedad a otros», según dijo el ministro de Salud, Jaime Mañalich.

PREOCUPACIONES DE FMI Y FITCH

Los efectos sobre la economía siguen siendo uno de los principales focos de la pandemia, que podría generar «otra década perdida (…) entre 2015 y 2025” en Latinoamérica, según advirtió este jueves el director del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Alejandro Werner.

La economía de América Latina y el Caribe se reducirá un 5,2 % este año por el impacto de la actual crisis sanitaria, un descenso más profundo que el de la economía mundial, que caerá un 3 %, según las previsiones presentadas esta semana por el FMI.

Adicionalmente, la agencia de calificación Fitch reveló que puso a siete países de la región en perspectiva negativa por primera vez a raíz del impacto del COVID-19: Chile, Colombia, Uruguay, Panamá, Aruba, Costa Rica y Bolivia.

«Esta crisis es de una escala sin precedentes, así que no nos sorprendería acabar viendo más rebajas en las calificaciones», advirtió la directora de Calificaciones de Deuda para Latinoamérica de Fitch, Shelly Shetty.

Según el proyecto aprobado en el Senado, un acusado por saqueos puede ir preso por cinco años

Fue uno de los ejes centrales de su agenda en el punto más álgido del estallido social, y uno de sus postulados más enérgicos en los últimos meses. Por esa razón, y en medio de una disminución de las manifestaciones, el presidente Sebastián Piñera celebró como una victoria la aprobación de una ley antidisturbios.

El Senado chileno aprobó el decreto que modifica las sanciones establecidas en el Código Penal y aumentará las penas de diversas acciones tras incorporar artículos contra las barricadas, los encapuchados y los saqueos. Entre los actos tipificados están la interrupción del tránsito con violencia; el robo y destrucción de locales comerciales y el lanzamiento de objetos contundentes a personas o vehículos.

«Valoro el acuerdo que permitió aprobación de necesaria Ley antisaqueos, encapuchados y barricadas hoy en el Senado. Recuperar la seguridad de las familias y la paz social requiere una fuerte voluntad de nuestros parlamentarios y un compromiso con la paz que debe convocarnos a todos», escribió el Presidente en su cuenta en Twitter.

Con la oposición dividida, y luego de modificar varios puntos del primer texto que se aprobó, el proyecto de ley se aprobó en todos sus artículos y volverá a la Cámara de Diputados para validar los cambios producidos en el Senado.

Entre las penas, se determinó que quienes corten el tránsito a través barricadas «mediante violencia o intimidación en las personas», podrían ser condenados desde 61 a 541 días de cárcel. Este punto generó debate porque también incluiría la conducta de «el que baila pasa», que es cuando un piquete bloquea a un automovilista y le libera el paso sólo si éste accede a bailar.

En el caso de los saqueos, la normativa, además, establece penas que van desde 541 días a cinco años de cárcel para quienes sean declarados culpables de ese delito. Para dicha conducta las penas podrían aumentar en caso que el contexto sea de «calamidad pública» o una catástrofe natural.

Para el lanzamiento de objetos contundentes, las penas podrían alcanzar los 3 años de cárcel. El texto especifica como «instrumentos, utensilios u objetos cortantes, punzantes o contundentes potencialmente aptos para causar la muerte o producir lesiones corporales».

Críticas

Las reacciones se sucedieron desde la oposición y uno de los más críticos fue el excandidato presidencial y actual senador, Alejandro Guillier.

«La propaganda del Gobierno dice que esta es una ley antisaqueo pero, la verdad, es que no es así. Ante un estallido profundo la respuesta del Gobierno será cárcel, y lo que se busca no es hacer frente al saqueo, lo que se quiere es llegar a marzo teniendo mecanismos de represión más violentos y meter a la cárcel a quienes salgan a protestar o a manifestarse, suponiendo, además, que va a haber un escenario impredecible del cual ya están asustando a la gente», acusó el parlamentario.

En tanto, el Ministro del Interior, Gonzalo Blummel, valoró la aprobación de la ley e insistió que el proyecto busca «aislar a las minorías violentistas» y «proteger a las mayorías pacíficas que necesitan tranquilidad y resguardo del orden público para poder expresarse», según publicó La Nación.

Daniel Ramírez -hermano de Ismael, nene de 13 años asesinado en un saqueo en Sáenz Peña, Chaco- publicó una emotiva carta, donde desmiente que su hermano sea el menor de edad que los trolls de Cambiemos muestran para justificar el homicidio.

«Tengo mucha bronca, mucha tristeza. No se imaginan lo que se siente haberlo visto morir y encimaescuchar tantas mentiras sobre él en los medios, en las redes; que aparezcan fotos de otra persona con un arma, que inventen cualquier cosa para denigrarlo, que omitan su nombe ¡Ismael Ramírez se llamaba!», escribió Daniel en una publicación en La Garganta Poderosa.

«Era tranquilo, querido por todo el pueblo, no molestaba a nadie. Un pibe bien educado, que de la escuela volvía al barrio e iba a jugar a la pelota con sus amigos, o a las bolitas con los más chiquitos. Antes de hablar de Ismael, tendrían que haberlo conocido», sostuvo.

Daniel contó que Ismael vivió varios años en Santa Fe, donde forjó una pasión por el club Rosario Central. «Lo voy a extrañar cada segundo de mi vida. ¿Con quién voy a salir ahora a caminar? ¿Quién me va hacer reír a carcajadas? ¿Quién me va a molestar todas las mañanas? Les juro que va a ser insoportable no tenerlo nunca más a mi lado», dijo.

El joven contó que su hermano estaba de casualidad frente al supermercado saqueado y que no quiso participar del robo en banda. «El lunes por la noche fuimos a buscar a mi mamá que había ido a visitar a unos conocidos. De casualidad pasábamos frente al supermercado cuando de repente escuché un tiro. Miré al costado y mi hermano ya estaba tirado. Le hablé y le hablé, pero no me respondía. Los vecinos llamaron a la ambulancia en vano porque la Policía no dejó que pasara. Al llegar al hospital no lo pudieron salvar», afirmó.

El joven contó que es difícil vivir en Saénz Peña «porque casi a diario aumenta el precio de la mercadería. Parte de la sociedad, que quizá nunca pasó necesidades, piensa que la gente reclama por gusto. ¡No es así, todo lo contrario! La gente va porque la está pasando muy mal, porque necesita, porque tiene hambre».

«Con mi familia exigimos justicia por Ismael y que metan preso a quien gatilló, para calmar un poco este dolor», afirmó.

 

El Destape Web

Un episodio trágico se registró este lunes en el norte de nuestro país, cuando un grupo de aproximadamente 50 personas intentó saquear un supermercado ubicado en la ciudad de Sáenz Peña, en la provincia de Chaco, y terminó con la muerte de un menor de edad.

“Vinieron unos 50 aborígenes y atacaron. Estábamos con la puerta cerrada porque ya nos venían comunicando que esto podía ocurrir. Cuando vi la gente que venía llamé a la comisaría“, comentó el dueño del supermercado, Orlando Proselek.

El propietario del comercio alertó a la Policía, que intervino en el conflicto e intentó dispersarlo con balas de gomas. Sin embargo, los manifestantes respondieron arrojando objetos contundentes y algunos vecinos habrían efectuado disparos para ahuyentar a los saqueadores.

En medio de este episodio se produjo un desenlace trágico, ya que una bala alcanzó a un menor de 13 años que murió al recibir un disparo.

“Ordené una profunda investigación sobre el hecho lamentable de la pérdida de una vida, cooperando con la Justicia para determinar la autoría del hecho“, dijo el gobernador de Chaco, Domingo Peppo, que confirmó el fallecimiento del joven.

El menor que finalmente perdió la vida ingresó en la guardia del Hospital “4 de Junio” con “un impacto de arma de fuego en el tórax”, según confirmó el director de la entidad, Rolando Gauna, quien agregó que la víctima falleció mientras intentaban reanimarlo.

Desde el fin de semana circulaban por grupos de WhatsApp y por las redes sociales supuestas convocatorias para saquear comercios de la provincia.

 

 

Radio Mitre

Los detenidos por el saqueo del supermercado en Comodoro Rivadavia estarán un mes en preventiva, ante esto la sociedad indignada porque si bien repudian los saqueos observan como esta en libertad Patricio Musante empresario de SUDELCO, el cual reconoció ser parte de la matriz de corrupción del «Dasnevismo» que según la justicia se robaron como mínimo 800 millones de pesos a través de las coimas, de los retornos en la obra pública. En realidad la matriz de corrupción de Das Neves se robó más de 50 mil millones de pesos de 2003 a 2018.

Ladrones de guante blanco en libertad, ladrones de paquetes de fideos presos

Un mes deberán pasar en prisión preventiva los cinco detenidos por el intento de saqueo que se produjo el viernes en el supermercado que Carrefour tiene en Polonia y Lisandro de la Torre.

La decisión la tomó el juez Alejandro Soñis en la audiencia de control de detención y formalización de la investigación que se llevó a cabo hoy a la mañana en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia. El acto fue presidido por el magistrado. Mientras que el Ministerio Público Fiscal fue representado por la fiscal Andrea Rubio, y la defensa de los detenidos ejercida por los abogados Ariel Quiroga y Andrea Mac Garva, como asesora de los dos menores detenidos que son imputables.

De está manera mucho jóvenes están pensando en hacer política porque los que roban en ese ambiente jamás van presos y reciben más beneficios que un pobre ladrón de gallinas, o un padre sin trabajo que desesperado quiere darle de comer a su familia.

Luego del intento de saqueo a un supermercado de Polonia y Lisandro de la Torre hubo otro intento de este tipo en una carnicería de la avenida Chile, informaron fuentes policiales.

El hecho ocurrió alrededor de las 2.30 de este sábado, cuando personal de la Seccional Tercera patrullaba la zona. En la recorrida, los agentes vieron cuando un grupo de personas intentaba abrir la persiana del local comercial, y al ver al personal policial los mismos huyeron rápidamente.

Según informaron fuentes oficiales, agente de la comisaría Quinta realizaron patrullajes en la zona comercial de avenida Chile y supermercados de las avenidas Patricios y Kennedy.

 

 

ADN Sur

Este viernes comenzaron a circular por whatsapp invitaciones a grupos promoviendo saqueos a distintos supermercados de la zona norte y sur de la ciudad. Sobre las 15:15 un grupo alrededor de 100 de estos “vecinos autoconvocados” intentó llevarse mercadería y electrodomésticos de un supermercado de la zona sur, y fueron detenidos por la Policía del Chubut, que reforzó la seguridad en las distintas sucursales de las principales cadenas supermercadistas.

Durante la mañana del viernes algunos usuarios de whatsapp recibieron invitaciones a unirse a grupos dentro de esa plataforma de mensajería móvil, en los cuales se promovían saqueos a distintos supermercados de Comodoro. Así, algunos vecinos comenzaron a organizarse para llevar adelante este accionar.

grupos de whatsapp convocando saqueos comodoroEn este contexto, se produjo un intento de saqueo en la sucursal de Carrefour ubicado en Lisandro de La Torre y Polonia. Ante el alerta, acudieron de inmediato móviles policiales y del grupo GEOP.

Según indican fuentes policiales, personal policial con un patrullero que se encontraba lugar constató  el arribo al lugar de alrededor 100 personas, que ingresan estacionamiento. Inmediatamente se pone en marcha el dispositivo seguridad, bloqueando los accesos, tanto internos como externos.

Unas 20 personas ingresan al supermercado, y cuando el exterior es despajado por la Policía, 9 personas, la mayoría de ellos menores de edad, resultan detenidas. Algunas de ellas contarían con antecedentes policiales, adelantaron desde la fuerza.

Todos fueron trasladados a dependencias policiales, y si bien los menores serán restituidos a sus padres, los mayores quedarán detenidos a espera de la audiencia de control de detención, ya que se trata de un delito contemplado por el Código Penal.

saqueo en supermercado de comodoro

El grupo, en su mayoría menores de edad, pretendía llevarse alimentos, frazadas y electrodomésticos. Tras la intervención policial se detuvo a nueve personas.

saqueo en supermercado de comodoro

 

 

ADN Sur