Tag

Santiago Maldonado

Browsing

El Gobierno a través del Ministerio de Seguridad de la Nación denunció hoy al ex jefe de Gabinete de Patricia Bullrich, Pablo Nocetti, al ex director de Gendarmería Nacional Gerardo Otero y al ex subdirector de la fuerza Ernesto Robino por supuestos delitos cometidos durante el operativo de despeje de la ruta nacional 40, en la provincia de Chubut, en el que desapareció Santiago Maldonado.

La denuncia por lo ocurrido el 1 de agosto de 2017 cuando Gendarmería reprimió el corte de ruta por parte de una comunidad mapuche quedó a cargo del juez federal Sebastián Casanello y del fiscal Carlos Rivolo, quien ahora deberá decidir si impulsa la investigación, informaron fuentes judiciales.

Según el texto al que accedió Télam, Nocetti, Otero y Robino fueron denunciados por los delitos de «perturbaciones al ejercicio de la función pública, usurpación de autoridad, abuso de autoridad y violación de deberes».

En la denuncia se aludió a lo ocurrido el 1 de agosto de 2017 en el Paraje Leleque, cuando manifestantes de la comunidad mapuche cortaron la ruta.

«Frente a ello, personal de Gendarmería Nacional, obedeciendo las estrictas instrucciones y directivas que habían sido impartidas por el ex jefe de gabinete Pablo Nocetti y la superioridad institucional de la Fuerza, se apersonaron en la carretera para proceder a su despeje», se recordó en la denuncia a la que accedió Télam.

«Deviene ineludible mencionar que su accionar previo y durante la ejecución de los operativos acaecidos el 1 de agosto del 2017, el cual culminó con la desaparición seguida de muerte de Santiago Maldonado, podría configurar una violación a los deberes de funcionario público», sostuvo la denuncia sobre el ex jefe de gabinete Nocetti.

Para el denunciante hubo una «indebida injerencia en el cumplimiento de una orden judicial, en tanto su carácter de autoridad política administrativa» impedía «involucrarse y dar directivas a la Fuerza cuando ésta actúa como órgano auxiliar de la Justicia, estorbando y desvirtuando la orden del magistrado».

«Resulta evidente que el mencionado funcionario no debía impartir orden alguna hacia el personal de la Fuerza», agregó la denuncia.

El operativo desplegado ese día por Gendarmería habría obedecido «a una decisión motivada por la voluntad política habiéndole otorgado las máximas autoridades del Ministerio de aquél entonces, a la Gendarmería Nacional un aval político y jurídico para actuar».

Esta conducta habría excedido «el imperium de la autoridad política invadiendo el accionar de la Justicia, interviniendo y direccionando la actuación de la Gendarmería cuando ésta debía desempenarse como órgano auxiliar de la justicia».

En la denuncia se sostuvo además que esta «voluntad política» fue «plasmada y dada a conocer sin disimulos, en el afán de justificar la actuación de las fuerzas de seguridad en delitos de flagrancia» que contrariaban «los documentos vigentes a la fecha de los sucesos para manifestaciones públicas».

La denuncia fue consecuencia de una investigación que ordenó la actual Ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, para «dirimir la existencia o no de conductas pasibles de reproche disciplinario respecto de las decisiones y el accionar llevados a cabo por los jefes a cargo de los operativos de despeje» del 1 de agosto de 2017, que tuvieron como consecuencia la desaparición de Maldonado.

Según estas actuaciones se determinó que hubo orden judicial de «intimar» a quienes estaban sobre la Ruta Nacional 40 para que cesaran de «impedir, obstruir u obstaculizar la circulación del tránsito vehicular» y debía hacérseles saber que «siempre y cuando no incurran en actos de violencia, podrían manifestarse fuera de la calzada bajo la supervisión a prudente distancia de las fuerzas de seguridad».

El personal de seguridad estaba facultado por la Justicia para detener a quienes intentasen impedir la medida o se negaran a acatar la intimación.

Según declaró un Comandante Mayor de Gendarmería, Diego Balari, el 31 de julio el ex jefe de gabinete Pablo Nocetti se había reunido con los jefes de fuerzas de seguridad federales y provinciales de Río Negro y Chubut y habría ordenado «neutralizar el accionar de lo que él mismo consideraba ‘terrorista’ y denominaba como ‘Resistencia Ancestral Mapuche (RAM)».

En ese encuentro habría ordenado intervenir para restaurar la circulación «por estar en presencia de un delito de flagrancia» y «luego del accionar, comunicar lo actuado a la autoridad judicial».

Para los denunciantes este procedimiento fue «improcedente e ilegal». Además el cuadro se agravó por «la desatención de las advertencias de los jefes de escuadrones de la región, quienes le indicaban que para el despeje debía emplearse la unidad móvil especializada para esos operativos y no a personal no entrenado».

El 1 de agosto, día en que Maldonado participaba del corte de ruta, «personal de Gendarmería Nacional, obedeciendo las estrictas instrucciones y directivas que habían sido impartidas por el ex jefe de gabinete Pablo Nocetti y la superioridad institucional de la Fuerza» llegaron al lugar para despejar el lugar.

La directiva de actuar bajo el estándar de delito en flagrancia «motivó la persecución de los manifestantes, incluso cuando ya habían dejado liberada la ruta» en un hecho en el que se «conjugaron presiones, instrucciones y directivas políticas, que fueron un factor generador de negligencias y faltas graves por parte del responsable del operativo»

«Eso no fue gratuito, se cobró víctimas, la vida de Santiago Maldonado entre ellas», concluyó la denuncia.

Maldonado desapareció el 1 de agosto de 2017 cuando huía de los gendarmes y apareció muerto en el río Chubut el 17 de octubre. Según la causa judicial que investiga lo ocurrido, el joven murió ahogado en el río el 1 de agosto.

Sergio Maldonado, hermano de Santiago, confirmó este lunes que presentaron un recurso de queja contra el último fallo de la Cámara de Casación y reafirmó que “hay que investigar la desaparición forzada”. El familiar del joven tatuador y artesano fue lapidario con el desarrollo de la causa judicial: “no hubo una reconstrucción, no se tomaron declaraciones a testigos y la autopsia no dice cuándo ni cómo murió Santiago”.

En diálogo con El Destape Radio,  aseguró que “ni se arrancó la investigación, todo lo que se hizo fue a destiempo y mal”. Asimismo advirtió que “el juez (Gustavo) Lleral dijo que Santiago se ahogó solo” y puntualizó que el recurso presentado se debe a que “la misma Cámara que revocó el fallo de Lleral dice que hay que seguir investigando y se la da a Lleral”. “Es ridículo que le ordenen al juez Lleral que haga la investigación”, indicó Sergio, quien además agregó: “Yo no puedo confiar en el juez Lleral”.

Días atrás, el hermano mayor de Santiago ya había condenado la decisión de la Cámara de Casación, que ordenó continuar con el caso pero descartando el delito de desaparición forzada. “Hay dos jueces que dicen que no dicen nada sobre investigar la desaparición forzada de Santiago, son cobardes y cagones”, había dicho en referencia a Mariano Borinsky y Javier Carbajo. En cambio, el tercer integrante de ese tribunal, Gustavo Hornos, había considerado que la justicia sí debía trabajar en el sentido señalado tanto por los abogados de la familia como por la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), «en la medida en que esta descartó arbitrariamente la hipótesis de que Santiago Maldonado había sido víctima de una desaparición forzada, junto con toda consideración de un posible accionar irregular por parte de la Gendarmería Nacional».

Por último, y con respecto del libro de la ex ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, en el que defiende su gestión y en particular su accionar en el caso, Sergio  Maldonado preguntó quién lo financió y apuntó contra la ex funcionaria: “Bullrich sigue con la provocación. En el libro recorta y pega lo que dijo el juez Lleral, que a Santiago lo estaba esperando las aguas del río”, completó y concluyó que “Bullrich miente todo el tiempo. Habla como si hubiera tenido una gestión exitosa”.

Fuente: El Destape

Será el 5 de diciembre en Comodoro Py. En tanto, el magistrado Gustavo Lleral decidió apartarse del caso y derivó el expediente a su par de Rawson, Hugo Sastre.

La causa que investiga la desaparición y muerte de Santiago Maldonado​ cambia de juzgado. El juez federal a cargo, Gustavo Lleral, decidió apartarse del caso y envió el expediente a su par de Rawson, Hugo Sastre. En tanto, la Cámara Federal de Casación Penal convocó a una audiencia para definir el futuro de la causa.

Lleral había ratificado que Maldonado murió «sin intervención de un tercero» y había dispuesto el archivo de la causa y el sobreseimiento del gendarme Emmanuel Echazú. Pero en las últimas horas se apartó de la investigación.

«En la muerte de Santiago Andrés Maldonado no se verificó la participación responsable penalmente relevante de persona alguna», había señalado Lleral en su descargo. Y añadió: «En mi resolución concretamente se dictó el sobreseimiento a Echazú, que era el único imputado en el proceso, y está en las partes consentirlo, en cuyo caso quedará firme, o impugnarlo, en cuyo caso deberá resolver la Cámara de Casación Penal».

Así, la Sala 4 de la Cámara Federal de Casación Penal convocó a una audiencia, a realizarse el 5 de diciembre en los tribunales de Comodoro Py, para resolver si sostiene la resolución de Lleral archivando la causa, si avala el fallo de la Cámara de Apelaciones de Comodoro Rivadavia -que ordena seguir investigando pero descartando la desaparición forzada-, o si inicia una investigación más amplia que incluya esa figura, como piden los familiares de Maldonado.

Maldonado desapareció el 1° de agosto de 2017 durante un operativo de la Gendarmería en la localidad de Leleque (sur) contra una protesta de indígenas mapuches que exigían la liberación de un líder detenido. Su cuerpo finalmente apareció más de dos meses después en el río Chubut, atrapado en un ramaje, cerca del lugar donde se lo vio con vida por última vez, informó Clarín.

Los informes forenses en los que se basó Lleral coincidían en que el joven murió ahogado y que no había signos de violencia en el cadáver. La familia, en cambio, cree que murió en el marco de una represión y que gendarmes o mapuches se deshicieron de su cuerpo en el río para encubrir la muerte.

Sobre el final de los alegatos el médico legista de la Policía Federal sorprendió a todos cuando pidió la palabra y aseguró que Santiago Maldonado falleció de alguna otra forma a la que sostiene la versión oficial.

Aguiar incluso dijo tener pruebas para semejante afirmación, y que sus jefes de la fuerza de seguridad estaban al tanto.
Las declaraciones llegaron minutos antes de conocerse la sentencia, y después de varios días de testimonios donde incluso él había dado su versión de los hechos.

“Quiero referirme al público que ha venido a observarme, quiero hacer público el apoyo de toda la comunidad de Esquel que me ha mandado un sinnúmero de mensajes apoyándome en esta causa que a puras luces que trasciende lo judicial”, arrancó diciendo ante la atenta mirada de todos los presentes en la sala de audiencias.

“Como policía federal no puedo dar ningún tipo de declaración porque mi interés es seguir siendo policía federal, y mi interés fue explicar que entre todas las personas que participaron en la pericia yo era el único que manifestó abiertamente que Santiago Maldonado no había muerto de la forma en que dicen que había muerto”, manifestó el médico, y fue más lejos al afirmar, “tengo pruebas para aportar y lo dije en Policía Federal, se lo dije a mis jefes, les mostré mi teléfono. Mi interés era ir hacia la causa para mostrar la verdad sobre el modo de fallecimiento de Santiago Maldonado”.

Agregó que “acá no se ha querido investigar la verdad: lo único que se ha hecho es implicarme en un caso en el que soy absolutamente inocente”, así lo indicó el chubut.

La juez Eva Parcio de Seleme lo intimó para que se refiriera exclusivamente al caso que se estaba juzgado y a partir de ahí Aguiar se declaró inocente. “Me declaro absolutamente inocente, yo no divulgué las fotos de la pericia. Las fotos de la pericia fueron guardadas y transmitidas a mis superiores, porque al acompañar mis fotografías estaba también mi opinión con respecto a este caso. Y fui dejado de lado con alevosía y premeditación. No se me pidió que entregara ninguna memoria, no se me pidió ningún informe, ni se me pedió el teléfono al otro día. Después me enteré que han tenido una conducta diferente con toda la gran cantidad de personas que sacaron fotografías. También yo saqué fotografías”.

El debate oral y público contra Werther Aguiar comenzó con un gran operativo de seguridad y algunos incidentes cuando llegó un grupo de una comunidad originaria y la policía no lo dejó entrar a la sala. Sergio, el hermano de Santiago, es querellante en la causa.

El médico forense Werther Aguiar, acusado de filtrar las fotos del cuerpo sin vida de Santiago Maldonado, fue sometido a juicio oral y público esta mañana en la ciudad de Esquel. Minutos previos al inicio del evento, hubo incidentes con un grupo de una comunidad originaria que no pudo acceder a la sala donde se lleva a cabo dicho suceso.

Sergio Maldonado, hermano de Santiago, está presente como querellante.

Se inicia el debate oral y público contra el forense Werther Aguiar, quien divulgó las fotos del cuerpo del artesano tras ser encontrado en el Río Chubut, el 17 de octubre de 2017. Se prevé la declaración de unos 40 testigos. Restringirán totalmente el tránsito 200 metros alrededor del Casino de Oficiales de Esquel.

Este martes arranca en Esquel el debate oral y público contra Werther Aguiar, el médico forense que divulgó a través de redes sociales las fotos del cuerpo sin vida de Santiago Maldonado, sacadas por el mismo profesional en la morgue de esa ciudad durante un examen preliminar del cadáver.

A Aguiar se lo imputa por los delitos de violación de secreto profesional e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Este lunes, el jefe de la Unidad Regional de Esquel, comisario Rodolfo Hess, reveló que “antes de las 7 de la mañana del martes esta Policía del Chubut hará un operativo cerrojo en el Casino de Oficiales que ha sido dispuesto por la jueza federal de Comodoro, Eva Parcio de Seleme, que será subrogante de este juicio”, informó Radio3.

“La actuación directa correrá por cuenta de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, ya se ha comisionado un buen número de efectivos de esa fuerza en razón de que se trata de un juicio oral federal”, aclaró Hess.

Sin embargo, sostuvo que “nosotros somos un brazo armado que vamos a prestar apoyo secundario y facilitaremos las instalaciones que tengamos a disposición para tratar de que el desarrollo del juicio sea dentro de lo más normal posible”.

“En base a lo requerido por las autoridades del Juzgado Federal se cortarán las arterias Rivadavia y Mitre, se restringirá el tránsito 200 metros alrededor del Casino de Oficiales, y durante el juicio, martes y miércoles, directamente se prohibirá el tránsito durante las 24 horas y se restringirá también el tránsito peatonal”, explicó Hess.

En la causa se presentó el hermano de la víctima, Sergio Maldonado, patrocinado por el doctor Alejandro Fernández Vecino, para ser tenido por parte querellante, así lo informó ADN Sur.

El impacto que tuvo en la sociedad la divulgación de las fotos que se le atribuye al doctor Aguiar causó gran indignación por la enorme lesión que se produjo a la intimidad de la familia, además de la exaltación del morboso propósito de exponer innecesariamente esas imágenes.

Con posterioridad a los hechos se comprobó que el Aguiar escondió su teléfono celular y entregó como propio el móvil de un hijo menor haciéndolo pasar como propio. El médico legista está imputado por los delitos presuntamente cometidos, que tienen pena de prisión e inhabilitación para el ejercicio de la profesión (artículo 157 del Código Penal).

Durante el juicio se prevé la declaración de unos 40 testigos.

El Juez Federal que investigó la desaparición de Santiago Maldonado salió al cruce de versiones sobre que habría recibido presiones durante la investigación. También indicó que el fallo de la Cámara Federal de Comodoro que pide revisar el caso aún no está firme.

«Nunca tuve una presión absolutamente de nadie, ni de las personas que ocupaban del predio, ni de la familia Maldonado, ni de las fuerzas de seguridad, ni del gobierno, nadie me indicó que tenía que hacer, nada de eso existió” dijo esta mañana en declaraciones a Cadena Tiempo el Juez Gustavo Lleral, titular del Juzgado Federal Nº 2 de Rawson.

El magistrado, quien intervino en la investigación por la desaparición de Santiago Maldonado a mediados del 2017, y que sustituyó en su labor al Juez Guido Otranto, quien había dado inicio al expediente, salió a responder versiones que circularon en las últimas horas sobre supuestas presiones. “Lo tuve que salir a aclarar, lamentablemente. Yo no puedo ser dueño de todas las palabras de todo el mundo, ni manejar los intereses con los que se maneja cada uno, pero absolutamente nadie me puso presión para tomar una decisión, de todas y cada una de las decisiones que tomé. Mi equipo de trabajo se jugó el pellejo para buscar la verdad, que es lo que finalmente a mi juicio se logró”.

En cuanto a la decisión de reabrir el caso por parte de la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia, explicó que la resolución “aún no se encuentra firme con sus efectos jurídicos perfectos, con lo cual implicaría que debería cumplirse con lo que ordena, porque existe la posibilidad de las partes en el proceso de recurrir la sentencia que dictó la cámara ante instancias superiores”.

“Dado que lo que ha resultado de esta decisión es revocar el fallo que ponía fin a un proceso y esos fallos que ponen fin a los procesos pueden ser analizados por instancias superiores” explico Lleral y afirmó que “en este caso cualquiera de las partes podría interponer un recurso frente a esa decisión”.

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, rechazó ayer las críticas de Sergio Maldonado respecto a la muerte de su hermano Santiago y consideró que «ha hecho de esto una bandera, quiere que la realidad encaje con su versión».

«Todo esto ha sido muy difícil, porque antes de que se supiese nada, cuando el Gobierno le ofreció ayuda a Sergio Maldonado, él ya tenía una decisión tomada de lo que había pasado con su hermano», sostuvo la funcionaria nacional, así lo detallo El Chubut.

La integrante del Gabinete afirmó que por esa razón «nunca pudo haber un diálogo racional» con la familia del joven artesano que, tras participar de una protesta desalojada por la Gendarmería el 1 de agosto de 2017 en Cushamen, estuvo desaparecido durante 77 días hasta que su cuerpo fue hallado en el río Chubut a escasos metros de donde había sido visto por última vez.

«Eramos los más interesados en saber qué había pasado. Ha hecho de esto una bandera, que quiere que la realidad encaje con su versión y esto no es así. No va a encajar con la realidad a menos que alguien quiera manipularla», remarcó la dirigente oficialista respecto a la visión de la familia Maldonado acerca de que la muerte del joven artesano se produjo luego de una desaparición forzada ejecutada por los uniformados. Y añadió: «La Argentina necesita legalidad, Estado de derecho. Los miembros de las fuerzas de seguridad también tienen derechos humanos. No pueden ser acusados per se, sólo por ser miembros de una fuerza de seguridad. No se puede tener una mirada per se siempre culpando a las fuerzas de seguridad».

En ese sentido, Patricia Bullrich aseguró que el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) «partieron de un preconcepto» al considerar que se trataba de un caso de desaparición forzada y reclamó que se analicen los hechos «sin prejuicio, sin estigmatizaciones para que en todos los casos se pueda trabajar con la verdad».

Posible abandono de persona 

A la vez, la ministra de Seguridad también se expresó respecto a la decisión de la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia de ordenar reabrir la investigación por la muerte del joven artesano de 28 años para determinar si hubo abandono de persona cuando el tatuador se introdujo en el río durante el operativo de desalojo de la protesta mapuche concretado por la Gendarmería Nacional.

«Lo que sucedió fue muy claro: hubo una protesta que cortaba la única ruta, Gendarmería despejó el día anterior, volvieron a cortar la ruta y Gendarmería volvió a actuar e intentó detener en flagrancia, pero no tuvo ningún contacto físico con ninguno de los miembros del grupo. Si lo hubieran detenido o visto, lo hubieran ayudado», manifestó.

Y añadió: «Abandono de persona es si lo hubieran visto y no lo ayudaron. Eso está más dirigido a aquellos compañeros de Maldonado que no hicieron nada».

Lo decidió el tribunal federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia sobre la causa que había archivado el juez Gustavo Lleral. Dejó abierta la posibilidad de que uno o más gendarmes hayan abandonado a Maldonado en las aguas del río Chubut.

El tribunal federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia resolvió reabrir la causa sobre la muerte de Santiago Maldonado que había archivado el juez Gustavo Lleral. La Justicia va por la hipótesis de «abandono de persona» y apunta contra la Gendamería. Por otra parte, descartó que haya existido el delito de desaparición forzada de persona.

«Consideramos que se investigó una única hipótesis delictiva –aquí definitivamente descartada- sin que haya sido objeto de valoración y pronunciamiento algún posible nexo causal entre cualquier omisión de personal de Gendarmería o de quienes se introdujeron en el río con Maldonado», afirma un fallo de 15 páginas al que accedió Infobae.

Así, la Cámara resolvió revocar la resolución del juez federal de Rawson, Gustavo Lleral, y le ordenó avanzar con una serie de medidas de prueba tendientes a determinar con precisión las circunstancias en que se produjo la muerte de Maldonado.

otra novedad destacada es que por eso mismo, revocó el sobreseimiento del gendarme Emmanuel Echazú. La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, siempre realizó una férrea defensa de los efectivos de Gendarmería que participaron del procedimiento en el Pu Lof de Cushamen y de la fuerza en general.

«El magistrado interviniente entendió que el objeto procesal de esta causa quedó ceñido a la desaparición forzada de Santiago Maldonado, así fue que habiendo despejado tal circunstancia dispuso el sobreseimiento de Emmanuel Echazu, quien había comparecido voluntariamente a proceso y rechazó las pruebas ofrecidas por las partes procediendo de ese modo a una suerte de archivo de las actuaciones por inexistencia de delito», explicaron los camaristas.

Agregaron en el fallo: «Sin perjuicio de tales conclusiones, lo cierto es que nos encontramos ante una muerte traumática con ribetes que podrían ser tildados de dudosos, por haber acontecido en un contexto de intervención estatal en cuyo desarrollo se hizo uso de las herramientas dotadas a los agentes estatales para la prevención y represión de los delitos. De allí que corresponda ampliarse la investigación a efectos de verificar o descartar la existencia de alguna otra hipótesis delictiva».

Y cierra: «Así, atendiendo también a las particularidades de corte jurídico internacional y a la existencia de un cauce de investigación que no se encuentra agotado, corresponda profundizar la misma a efectos de reconstruir con la mayor exactitud y prontitud las circunstancias que rodearon al suceso».

La convocatoria estuvo a cargo de los hermanos del tatuador, quienes pidieron el esclarecimiento del caso, ya que para ellos hasta ahora no tuvieron respuestas y todavía no se sabe qué fue lo que verdaderamente pasó el momento que la víctima murió, ni tampoco cómo ocurrieron los hechos.

Acompañado de cientos de personas, y sobre un escenario con la cara de Maldonado en grande, Sergio aclaró que hoy no se «cumplen dos años de la muerte de Santiago sino de la desaparición forzada», al mismo tiempo que explicó que hasta ahora no se ha podido precisar con exactitud la fecha del fallecimiento de su hermano, por lo que pidió que la causa no se cierre para poder seguir con la investigación, así lo dijo Big Bang News.

Los primeros en llegar a Plaza de Mayo arribaron cerca de las 17, y una hora después comenzó el acto donde los familiares y las organizaciones de derechos humanos recordaron al joven fallecido.

«El principal responsable de la desaparición forzada seguida de muerte de Santiago es Mauricio Macri. Con su silencio e indiferencia legitima la violencia que imparte a través de su ministra de Seguridad», aseguró Sergio Maldonado, quien además explicó que la ministra de Seguridad Patricia Bullrich «incumplió en su deber de prevenir para que no sucediera la represión que terminó con la desaparición de Santiago».

En la marcha que se hizo en 2018 por Santiago Maldonado hubo varios detenidos y corridas en las inmediaciones de Plaza de Mayo, por lo que para esta movilización el hermano del joven fallecido pidió que las cosas se desarrollen con tranquilidad. Aunque no hubo forcejeos en esta oportunidad, al terminar el acto un grupo de encapuchados pintó las paredes del Cabildo con inscripciones en contra del Gobierno Nacional y las fuerzas de seguridad.

En diálogo con el canal C5N, Sergio agregó que lo que más quiere es que «mañana se empiece a investigar», mientras que además le agradeció a todos los presentes por el apoyo y la compañía. «Toda la gente que vino no permite la impunidad, lo de Santiago es una deuda que tienen. Es un mensaje para el Gobierno de que lo de Santiago no fue un invento de los organismos, realmente fue un desaparecido durante 78 días y el Estado es el responsable de su muerte», sostuvo.

Según informó el juez federal Gustavo Lleral tras la autopsia realizada en el cuerpo del artesano, la muerte se produjo el 1° de agosto de 2017 por «asfixia por sumersión ayudada por hipotermia».

El joven participó ese día del piquete de los mapuches en la Ruta Nacional 40 para reclamar la liberación de su líder Facundo Jones Huala, y Gendarmería los reprimió, los corrió hacia el Pu Lof Cushamen y los arrinconó en el río Chubut, donde después de 78 días apareció el cuerpo de Santiago Maldonado.