Tag

Santa Fe

Browsing

El Ciclón no pudo mantener su invicto y fue superado por el Sabalero, que se impuso 2 a 1. Si Boca gana este domingo será el nuevo puntero.

San Lorenzono había perdido ningún partido en la actual Superliga. El Ciclón, sin embargo, no pudo sostener su invicto en Santa Fe: cayó 2 a 1 con Colón y ahora su liderazgo está en riesgo. Si Boca le gana este domingo a Estudiantes, será el nuevo puntero.

Luis Rodríguez y Wilson Morelo marcaron los goles del local, mientras que Ángel Romero anotó el empate parcial de un partido que tuvo hinchas visitantes.

El arranque del partido fue opaco, gris. No pasaba nada en el partido, hasta que a los 28 Gerónimo Poblete la tocó con la mano dentro del área y el árbitro sancionó penal. El Pulga lo cambió por gol y puso el 1-0.

En el arranque del segundo tiempo, el local pudo haber anotado otro gol, pero Navarro se quedó con la pelota. Segundos más tarde, Ángel Romero marcó el empate tras una buena jugaday una floja respuesta del arquero Burián. San Lorenzo se despertó. El juego se hizo colectivo. Aparecía el líder en Santa Fe.

El duelo se hizo de ida y vuelta. Colón respondía. Había partido. Y era muy entretenido. A los 20, el Ciclóncasi se pone al frente. Víctor Salazar quedó bien parado sobre la derecha, definió, pero no pudo acertar. Poco después hubo una polémica por una mano que pudo haber terminado en otro penal para el Sabalero.

A los 32, Morelo puso el 2 a 1para el local. Una buena jugada preparada desató la confusión de la defensa de San Lorenzo: no sabían si quedarse o salir, y habilitaron a todos. San Lorenzo fue por el empate. En los últimos minutos estuvo cerca: intentó, generó, lastimó. A los 46, de hecho, Colón se salvó de milagro. Pero el resultado no cambió: el líder cayó en Santa Fe.

Colón tenía que ganar. El equipo santafesino tiene un pobre promedio. No obstante, el Sabalero vive un momento «Copero»: jugará el jueves próximo la semifinal de la Copa Sudamericana ante Atlético Mineiro de Brasil y avanzó a cuartos de final en la Copa Argentina luego de vencer por penales a Atlético Tucumán el martes pasado, informó TN.

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, se sumó hoy al reclamo por la emergencia alimentaria que impulsan sectores de la oposición y le pidió al presidente Mauricio Macri que «se haga cargo de la crisis económica y social que ha generado».

El mandatario socialista acompañó el reclamo para que «el gobierno nacional declare la emergencia alimentaria, no como una expresión retórica, sino concreta, real».

«Se necesita que el gobierno nacional se haga cargo de la crisis económica y social que ha generado y que envíe recursos urgente, que no son más que los recursos que está obligado a enviar el gobierno nacional a las provincias y que los viene retaceando en los últimos tiempos», recalcó Lifschitz.

En una conferencia de prensa en la que detalló las medidas que puso en marcha su gestión, el gobernador santafesino expresó: «Estamos atendiendo la situación alimentaria. Creemos que la responsabilidad de la emergencia alimentaria debe ser del gobierno nacional. Las provincias y los gobiernos locales tenemos que colaborar en la implementación porque somos los que estamos cerca del territorio y tenemos la posibilidad de llegar de manera rápida a los distintos lugares e instituciones».

«Pero los recursos tienen que porvenir claramente del gobierno nacional, del Presupuesto nacional, para reforzar las finanzas provinciales y municipales. Nosotros estamos haciendo el máximo esfuerzo posible», agregó.

 

El presidente Mauricio Macri encabezó este mediodía en Santa Fe el acto por el 25° aniversario de la reforma de la Constitución Nacional y dijo: «La posibilidad de seguir transformando a la Argentina está en nuestras manos. Depende de nosotros y nadie más. Confío en que tenemos un gran futuro por delante».

«Hoy se respira libertad y hay transparencia. Sobre la mesa está la verdad incomode a quien incomode. Creo que a mayor poder, debe haber más libertad. Hoy no hay imposiciones de ideas ni castigos para quienes piensan distinto. No hay abuso del poder. Hoy restamos a nuestras instituciones», destacó durante su discurso en el museo del Parque de la Constitución.

Luego del reconocimiento a los convencionales que modificaron la Carta Magna en 1994 -entre los que se encuentran los expresidentes Raúl Alfonsín, Carlos Menem, Fernando de la Rúa, Eduardo Duhalde, Néstror Kirchner y Cristina Fernández-, el presidente señaló: «No hay mejor manera de defender la Constitución que acatarla. No atacarla: acatarla».

«No atacarla es dejar que los periodistas pregunten lo que quieran, respetar la división de poderes en la práctica y sin querer influir en las decisiones de los jueces para tener ciertos beneficios ante la ley», dijo.

La Convención Nacional Constituyente, impulsada durante la presidencia de Carlos Menem, sesionó en el Paraninfo de la Universidad Nacional del Litoral, en la ciudad de Santa Fe, y en el Teatro Municipal Tres de Febrero, en la ciudad de Paraná, entre el 25 de mayo y el 22 de agosto de 1994, mientras que la jura se realizó el 24 de agosto en el Palacio San José, en Entre Ríos.

La reforma constitucional de 1994 estableció la reelección presidencial -que habilitó a Carlos Menem a un nuevo mandato-, la creación de la figura del jefe de Gabinete, el tercer senador, el Consejo de la Magistratura y formas de democracia directa, como la consulta y la iniciativa popular.

Se trató de la séptima modificación de la Constitución, que se sancionó en 1853, y se arribó a ella mediante un acuerdo entre Menem y el expresidente y líder de la UCR Raúl Alfonsín, que se conoció como Pacto de Olivos.

El presidente Mauricio Macri consideró que «en estos días difíciles, de angustia para tantos argentinos, más que nunca tenemos que hablar de nuestra Constitución», así lo reseñó La Nación.

El 25to. aniversario de la reforma de la Constitución Nacional será recordado este sábado, con un acto que encabezará el presidente Mauricio Macri en el museo del Parque de la Constitución, en la ciudad de Santa Fe, en el que serán homenajeados los convencionales que modificaron la Carta Magna en 1994.

Al encuentro, que comenzará a las 11.30, fueron invitados varios de los convencionales constituyentes y serán especialmente homenajeados los ya fallecidos, entre los que se encuentran los ex presidentes Raúl Alfonsín, Néstor Kirchner y Fernando de la Rúa. También se entregarán medallas conmemorativas de los 25 años de la reforma, que les serán entregadas a los convencionales constituyentes en reconocimiento por el trabajo desempeñado.

El homenaje dispuesto por el gobierno nacional constituye “una oportunidad excepcional para promover los valores contenidos en nuestra Carta Magna y revitalizar los ideales que ella nos propone, reconociendo el protagonismo y la robustez que los principios constitucionales deben tener en toda sociedad democrática”, según los considerandos de la medida oficial.

Actividades en el Congreso

En la ciudad de Buenos Aires, el Congreso de la Nación abrirá sus puertas para que el público pueda realizar visitas guiadas y participar de actividades especiales.

Las visitas guiadas se desarrollarán este sábado, en forma gratuita, entre las 11 y las 17, y, según los organizadores, en esta ocasión se podrá recorrer los emblemáticos e históricos salones Delia Parodi y Pasos Perdidos, así como el recinto de la Cámara de Diputados de la Nación, sitios donde comenzó a gestarse la reforma.

La Convención Nacional Constituyente

Sesionó en el Paraninfo de la Universidad Nacional del Litoral, en la ciudad de Santa Fe, y en el Teatro Municipal Tres de Febrero, en la ciudad de Paraná, entre el 25 de mayo y el 22 de agosto de 1994, mientras que la jura se realizó el 24 de agosto en el Palacio San José, en Entre Ríos.

Los ex presidentes Eduardo Duhalde, Cristina Fernández de Kirchner, Ramón Puerta y Adolfo Rodríguez Saá fueron convencionales constituyentes, así como los actuales legisladores Elisa Carrió, Fernando “Pino” Solanas; el ministro de Defensa, Oscar Aguad, y el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, entre muchos otros.

Entre otras personalidades que participaron de la reforma están Juan Carlos Maqueda, Eugenio Zaffaroni, Horacio Rosatti, Héctor Masanatta y Rodolfo Barra, que fueron designados jueces de la Corte Suprema; y el ex vicepresidente Carlos ‘Chacho’ Álvarez.

La reforma constitucional de 1994 estableció la reelección presidencial -que habilitó a Carlos Menem a un nuevo mandato-, la creación de la figura del jefe de Gabinete, el tercer senador, el Consejo de la Magistratura y formas de democracia directa, como la consulta y la iniciativa populares.

Se trató de la séptima modificación de la Constitución, que se sancionó en 1853, y se arribó a ella mediante un acuerdo entre Menem y el ex presidente y líder de la UCR Raúl Alfonsín, que se conoció como Pacto de Olivos.

Tras la victoria electoral que el Partido Justicialista obtuvo en las elecciones legislativas de 1993, Menem lanzó una ofensiva política en pos de conseguir una modificación constitucional que le habilitara un segundo mandato presidencial.

Luego de tres meses de deliberaciones, la Constitución se promulgó finalmente con la firma del presidente Menem el 22 de agosto de 1994, en Olivos, así lo reseña Télam.

Amalia Granata fue electa diputada provincial en Santa Fe y este lunes por la noche en TN Central anticipó lo que será su gestión como legisladora. Además, aseguró que a nivel nacional «no hay ningún espacio» que la represente. «Miguel Ángel Pichetto es recontra pañuelo verde, le falta salir a desnudarse por el aborto en el Obelisco. Sé que Mauricio Macri es provida, lo hablé con gente cercana a él», analizó la legisladora, que está en contra de la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo (IVE).

«Pichetto y Lousteau me alejan», sostuvo en relación a la postura que tienen a favor de la despenalización del aborto. Y profundizó esa idea: «Me produce mucho temor que un legislador esté a favor de matar a su propio hijo».

La periodista y modelo compitió por el partido Unite por la Familia y La Vida y se ubicó tercera con el 15,6% de los votos. Ese porcentaje permitirá que su espacio sume seis legisladores a la Cámara con la posibilidad de que sean siete una vez que se confirme el escrutinio definitivo la semana que viene. «Recibimos 289.000 votos y creemos que en el conteo final ese número va a aumentar un poco más», dijo.

«En Santa Fe la gente está cansada del político tradicional, eran todas las mismas opciones que vienen a prometer la salvación cuando hace 15 años que están gobernando. La gente se hartó y le dio la posibilidad a este espacio, no somos políticos pero estamos dispuestos a trabajar en serio», reflexionó acerca de la gran elección que protagonizó, en la que recibió más votos que Cambiemos.

De la disputa que hubo por quedarse con la gobernación, fue tajante: «Por suerte no ganó el socialismo.Durante su mandato el narcotráfico se instaló en la provincia, hicieron mucho daño. Ojalá Perotti le dé un aire nuevo. Fue un Gobierno donde se incrementó el empleo público, a veces es insostenible que tanta gente viva del Estado».

Sobre el electo mandatario peronista, consideró que deberían «compartir un café». «Me gusta la política, me apasiona y me parece que hay mucho por hacer. Soy joven y tengo muchas ganas, espero que no se me vayan nunca. Me voy a preparar para cada debate, no soy una idónea en todos los temas, pero tenemos un buen equipo». E incluso, mirando hacia el futuro, proyectó: «Me gustaría ser gobernadora».

Granata dijo que fue víctima de una campaña sucia pero prefirió tomarlo con humor: «Cuando no tienen cómo rebatir los fundamentos o propuestas, me atacan con las tapas de Playboy. Es tan misógino ese ataque que demuestran quiénes son ellos y no yo. Que haya sido tapa de Playboy no quiere decir que no tenga capacidad o inteligencia como para estar en la legislatura». «Las tapas de Playboy las hice porque me pagaron y muy bien», cerró, entre risas.

«De confirmarse la tendencia, felicitamos a quien ha sido el ganador de las elecciones», dijo Antonio Bonfatti, candidato socialista, cerca de las 22. El candidato de Cambiemos, José Corral, queda en el tercer lugar.

El peronismo se encamina al triunfo en Santa Fe y, de confirmarse la tendencia, volverá a gobernar la provincia después de 12 años de gestión socialista. Omar Perotti se impone frente a Antonio Bonfatti por una diferencia de cuatro puntos y queda a un paso de lograr el triunfo.

Atrás, en un tercer lugar lejano, se ubica José Corral, el candidato de Cambiemos que recibió el respaldo de las principales figuras del gobierno nacional. Incluso del presidente de la Nación, Mauricio Macri.

Con el 87,12% de las mesas escrutadas, Perotti se impone 40,57% de los votos frente a Bonfatti, que llega al 36,32%. En el tercer escalón se ubica José Corral 18,88%.

El candidato socialista Antonio Bonfatti (Télam)

«De confirmarse la tendencia, felicitamos a quien ha sido el ganador de las elecciones», dijo Bonfatti unos minutos antes de las 22. El reconocimiento de la derrota fue claro más allá de la especulación sobre el resultado final. El socialismo asume que perdió la provincia.

El candidato socialista dijo que son «respetuosos de la voluntad popular» y dijo que estará «a disposición para trabajar por los santafecinos». Además, resaltó la importancia de haber obtenido intendencias importantes como la de la ciudad capital.

El socialismo gestionó la provincia de Santa Fe desde hace 12 años. Hermes Binner (2007-2011), Antonio Bonfatti (2011-2015) y Miguel Lifschitz (2015-2019) gobernaron bajo el paraguas del Frente Progresista, espacio en el que el socialismo se fusionó con la Coalición Civica y un sector del radicalismo. En esta oportunidad se jugaba el capital político obtenido frente a un peronismo unido. Una batalla que, hasta el momento, no puede ganar.

La candidata natural del socialismo era la actual intendenta de Rosario, Mónica Fein, pero desistió de afrontar el desafío y este domingo compitió por un lugar en el Senado de la provincia. Su lugar lo ocupó el ex gobernador Bonfatti, que durante su gestión enfrentó la peor etapa de la inseguridad generada por la pelea entre grupos criminales y bandas narcos. Un problema que atormentó al socialismo en los últimos años.

Bonfatti enfrentó a Omar Perotti, quien venció en las PASO a María Eugenia Bielsa y luego logró su respaldo para afrontar las elecciones generales. El ex intendente de Rafaela y actual senador nacional compitió con el apoyo de todo el peronismo, luego de acordar con los representantes del kirchnerismo y el Frente Renvador en la provincia. La unidad está dando sus frutos en otra provincia.

El peronismo da un golpe en un distrito electoral clave como es Santa Fe y volvería a gobernar de la mano de Perotti y su compañera de fórmula, la ex jueza Alejandra Rodenas. El último gobierno del PJ fue entre el 2003 y el 2007, y lo llevó adelante la dupla integrada por Jorge Obeid y María Eugenia Bielsa.

José Corral, el candidato de Camebiemos en Santa Fe (Carolina Niklison)

Por otra parte, el candidato del gobierno nacional quedó atrapado en la polarización. José Corral salió tercero en las PASO y volverá a ocupar el mismo lugar. La derrota es una nueva cacheta a la gestión de Mauricio Macri, que desde que comenzó el año solo ganó en Jujuy con el actual gobernador Gerardo Morales.

El peronismo santafecino llegó a la jornada electoral con la convicción de que pueden ganar la provincia y hacer una elección muy buena en Rosario, donde Roberto Sukerman compite por la intendencia contra el radical Pablo Javkin, el favorito para ocupar el municipio de la ciudad más importante de la provincia.

En el entorno de Sukerman están convencidos de que pueden ganar la ciudad y de que el triunfo peronista, entrada la madrugada, puede darse en los dos frentes: Rosario y la provincia de Santa Fe. El dirigente peronista espera marcar la diferencia en los barrios rosarinos mientras Javkin apuesta a hacerse fuerte en el centro de la ciudad.

La elección santafecina impactará de lleno en el escenario nacional, donde el peronismo podría cosechar un nuevo triunfo a nivel nacional y la vía del medio, representada por Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey, recibiría un golpe indirecto por la derrota del socialismo, principal socio en la coalición.

En cambio, si el socialismo logra imponerse al final de la jornada respirará aliviado después de un enfrentamiento desgastante y mantendrá su poderío en Santa Fe. Ese posible resultado sería un alivio para el gobierno nacional, que desde el inicio del año ve como el peronismo se fortalace en base a la unidad de los principales sectores del movimiento nacional.

La periodista es parte del bloque Unite por la Familia y la Vida y con casi 100.000 votos se ubicó tercera detrás de Miguel Lifschitz y Leandro Busatto.

Amalia Granata hizo historia en la provincia de Santa Fe y consiguió un lugar como diputada, donde representará al bloque Unite por la Familia y la Vida.

La periodista consiguió casi 100.000 votos y con el 15,26% de los sufragios se ubicó tercera, detrás de Leandro Busatto, que quedó segundo con el 16,88% por la agrupación Junto. En tanto, primero se encuentra Miguel Lifschitz, del Frente Progresista Cívico y Social, con el 40,49% de los sufragios.

Granata votó este domingo en Rosario, dentro de la Facultad de Ciencias Médicas, y lo realizó fuera de un horario habitual por lo que no se encontró con periodistas. Sin embargo, el momento fue registrado por un usuario que lo viralizó en las redes.

“Mi primer proyecto tendrá que ver con la adopción”, adelantó el sábado dentro de Polino Auténtico, y agregó: “Quiero que se termine esa burocracia eterna de que los chicos se pasan años entre instituciones o entre familia y familia y nunca van a una definitiva”.

Granata fue una de las principales figuras que se mostró en contra de la legalización del aborto y se mostró siempre del lado “Pro Vida”, por lo que se la puede ver luciendo un pañuelo celeste en apoyo a esta idea.

“Tengo un grupo de personas que no vienen de la política y que se involucraron por defender la vida y hasta la muerte natural. De las 18 comisiones que hay en la legislatura de Santa Fe, ninguna es de mujer y niños”, relató.

Granata asumirá su cargo el próximo 10 de diciembre, pero se mostró decidida a encarar esta nueva etapa y hasta comentó que ya se encuentra trabajando en varios proyectos.

Radio Mitre

Con cerca del 40 por ciento de los votos escrutados y basado en un sondeo propio de mesas testigo, el peronismo se adelantó cerca de las 21 a considerar que está ganando las elecciones provinciales de Santa Fe. Roberto Mirabella, vocero del candidato a gobernador, Omar Perotti, consideró que hay una «tendencia irreversible». En el socialismo, en tanto, mantienen en reserva sus propios computos.

El propio Perotti admitió anoche que los números de sus fiscales «son muy positivos» en la elección a gobernador. «Los datos son recibidos con mucho entusiasmo», sostuvo el actual senador nacional desde un hotel de Rafaela, antes de viajar hasta esta capital.

Con respecto al seguimiento de las elecciones y las mesas testigos el rafaelino dijo que «se trabajó mucho en eso y los resultados son muy buenos y alentadores». Perotti fue el primer candidato a la gobernación en hablar con la prensa y expresar su optimismo sobre el resultado de la elección.

Si Perotti consigue la gobernación romperá la tendencia de este año en elecciones provinciales en la Argentina, donde en todos los casos triunfaron los candidatos de los partidos gobernantes. Además, recuperará para el PJ la gobernación de Santa fe que su partido perdió en 2007 en manos del socialista Hermes Binner. Desde la recuperación de la democracia, el PJ gobernó Santa Fe durante 24 años (José María Vernet, Víctor Reviglio, Carlos Reutemann (2 veces) y Jorge Obeid (también 2 veces).

El socialismo se juega en estas elecciones la permanencia en el poder, tanto en la provincia, donde gobierna desde hace 12 años, como en Rosario, bastión de esa fuerza que ocupa la intendencia desde 1989. El Frente Progresista se atribuía la ventaja en Rosario y reconocían como «pareja» la pelea provincial.

Mientras tanto, en el búnker de Cambiemos se volvieron a vivir situaciones de tensión, como en la PASO del 28 de abril, luego de que se repitiera una amenaza de bomba. Sin embargo, el hotel Río Grande no fue desalojado y tras un control de la policía continuaron con la dinámica electoral.

Voto a voto

Media hora después del cierre de los comicios en Santa Fe ocurrió algo atípico. Se rompió el silencio que la mayoría de las veces reina hasta que existe una tendencia en el escrutinio. A las 18.30 el diputado Rubén Galassi, mano derecha del candidato del Frente Progresista Antonio Bonfatti, salió a advertir que el escrutinio se realiza «con normalidad», luego de «las dificultades de las primeras horas» de la elección con el apagón que afectó a todo el país. Galassi aprovechó el contacto con los medios de prensa para felicitar a las autoridades de mesa «que son ciudadanos comunes, sin cargos públicos o políticos».

Luego de Galassi hizo su aparición en el búnker del socialismo en Rosario la intendenta de esa ciudad Mónica Fein, quien es candidata a senadora provincial. A esa hora aún no se había cargado un solo dato en la página del tribunal electoral. A las 20.12, con el 13,70 por ciento de los votos, Omar Perotti, candidato del frente Juntos, iba adelante con el 38,65%, seguido por Bonfatti con el 37,93 por ciento. Tercero estaba el postulante de Cambiemos José Corral, con 18,37 por ciento.

La jefa comunal se mostró optimista con el resultado en el que se ponen en juego el sucesor de Miguel Lifschitz y de ella. Está previsto que el candidato a gobernador del Frente Progresista se quede en Rosario hasta que exista una tendencia en el escrutinio. Cerca de las 22 viajaría a la ciudad de Santa Fe, donde el socialismo tenía previsto hacer un acto en el club de Regatas.

Las urnas cerraron en horario, a las 18, como estaba previsto, a pesar del apagón masivo que afectó a todo el país. Más temprano, la Secretaría Electoral había informado: «No se modifica el horario para ir a las urnas, pese al apagón masivo de luz que afectó a la Argentina y países limítrofes».

Mediante un comunicado, la Secretaría Electoral santafesina informó que «ante la interrupción nacional del suministro de energía eléctrica por parte de la empresa encargada del Sistema Argentino de Interconexión que afecta a gran parte del país y países limítrofes, el acto electoral se desarrollará hasta las 18 horas, en que operara el cierre del establecimiento».

 

La Nación

Cerraron las urnas de las elecciones a gobernador que se celebraron hoy en cuatro provincias, tras una jornada electoral atípica por el apagón que afectó a la mayor parte del país durante la mañana. Se votó en Santa Fe, San Luis, Formosa y Tierra del Fuego -la única que no fue afectada por la falla eléctrica- y ahora se esperan los primeros resultados.

San Luis. El actual gobernador, Alberto Rodríguez Saá -uno de los más opositores a Mauricio Macri-, busca su reelección y se enfrenta a su hermano, el senador Adolfo, y al senador Claudio Poggi, candidato de Cambiemos, ahora denominado Todos por el Cambio. Varias mediciones difundidas en los últimos días ubicaban a Alberto primero, seguido muy de cerca por Claudio Poggi y, en tercer lugar, Adolfo. En el padrón figuran 377.673 votantes. Más información.

Santa Fe: los principales competidores son el peronista Omar Perotti (Juntos), el exgobernador Antonio Bonfatti (Frente Progresista) o el radical José Corral (Cambiemos). El socialismo se juega en estas elecciones la permanencia en el poder tanto en la provincia, donde gobierna desde hace 12 años, como en Rosario, bastión de esa fuerza que ocupa la intendencia desde 1989. Perotti lidera el frente Juntos, donde confluyeron todos los sectores del PJ en Santa Fe, y el resultado de los comicios presidenciales va a condicionar su gestión si logra un triunfo hoy, sobre todo por la convivencia con el sector del kirchnerismo, que tiene peso en ese frente. Más información.

Tierra del Fuego. Los principales candidatos que aspiran a la gobernación se identifican con el kirchnerismo. Se trata de la gobernadora, Rosana Bertone, que busca la reelección; y el intendente de Río Grande, el radical K Gustavo Melella. Gane quien gane, los dos candidatos ya se pronunciaron a favor de la fórmula de Alberto Fernández-Cristina Kirchner. A un lejano tercer puesto quedó relegado el candidato de Cambiemos, Juan Rodríguez, con Ser Fueguinos. A su vez, por las intendencias de las ciudades de Ushuaia y Río Grande compiten otros dos referentes kirchneristas: Walter Vuoto y Martín Pérez. Más información.

Formosa. El gobernador Gildo Insfrán busca su octavo triunfo en las elecciones para gobernador (gobierna desde 1995). Lleva como vice a su ahijado, Eber Solís -de 36 años-, diputado provincial. Lo enfrenta otro peronista, Adrián Bogado, el candidato del Nuevo Frente (UCR, Pro, MID, independientes y miembros disidentes del PJ). De 44 años, fue acompañado en la fórmula por el radical Iván Kaluk, el titular del PAMI Formosa. Más información.

 

La nación

Este domingo habrá elecciones primarias en Mendoza, y generales en Jujuy, Chubut, Tucumán y Entre Ríos, donde ayer cerraron sus campañas con diversos actos y reuniones.

Luego, el 16 se definirán los comicios en Santa Fe, San Luis, Tierra del Fuego y Formosa. Y entre ambos domingos quedará marcada la línea de largada para el posicionamiento de los gobernadores de cara a la pelea nacional.

Entre este domingo 9 y el próximo 16 de junio, se conocerán las últimas definiciones antes de la presentación de los candidatos nacionales y cuatro días después de la oficialización de los frentes y alianzas.

Votarán, en este calendario electoral desdoblado que hasta ahora validó victorias de los oficialismos, en Mendoza (donde habrá PASO), en Tucumán, Chubut, Entre Ríos y Jujuy para elegir gobernador.

Una semana después, las batallas se darán en Santa Fe, Tierra del Fuego, San Luis y Formosa.

En las primarias de Mendoza y en las generales de Jujuy se pone a prueba la legitimación del esquema de Cambiemos ampliado, en línea con los reclamos de la UCR orgánica en función de la fórmula a Presidente.

Las internas cuyanas definirán los candidatos, tanto del peronismo como de Cambia Mendoza, para pelear el 29 de septiembre por la sucesión del actual mandatario Alfredo Cornejo, que no puede ser reelecto. Eso sí, ya mostró su apoyo a Rodolfo Suárez, intendente de la capital, que se medirá en la interna contra el intendente de Luján de Cuyo, Omar de Marchi.

Por el lado del peronismo, habrá internas entre la senadora kirchnerista, Anabel Fernández Sagasti, y el intendente de Maipú, Alejandro Bermejo.

En tierras jujeñas es donde el oficialismo nacional tiene más chances de celebrar. Allí el radical Gerardo Morales, como punta de lanza del Frente Cambia Jujuy, buscará su reelección tras el triunfo histórico con el que le arrebató en 2015 al peronismo el poder que ostentaba desde 1983.

Se espera que los triunfos oficialistas de estas dos contiendas den una nueva cuota de respiro a la Casa Rosada, tras la victoria en las legislativas de Corrientes, el último domingo, que se produjo, en efecto, el primer resultado favorable para Cambiemos en las doce elecciones realizadas en lo que va del año.

En Tucumán, otro gobernador peronista, Juan Manzur, confía en la continuidad de su gestión por otros cuatro años. Pero para ello tendrá que vencer a otro justicialista, que también fue gobernador y con quien no logró un acuerdo, José Alperovich, y por eso van por separado; a la senadora nacional de Cambiemos, Silvia Elías de Pérez, quien recibió la visita y el apoyo de la ministra de Seguridad Patricia Bullrich pero que no tiene demasiadas chances ante el peronismo; y a Ricardo Bussi de Fuerza Republicana.

De esta manera, en la Rosada no habrá nada que celebrar en estas tierras donde Manzur, si bien había tomado cierta distancia del kirchnerismo, visitó esta semana al candidato K, Alberto Fernández y respaldó la fórmula que integra con Cristina Fernández de Kirchner.

En Entre Ríos, donde no se esperan sorpresas, el actual mandatario Gustavo Bordet (Frente Justicialista Creer) va por la reelección en busca también de revalidar el resultado de las PASO del 14 de abril, en las que superó al candidato de Cambiemos, el diputado nacional Atilio Benedetti (UCR), por 24 puntos de diferencia.

El mandatario también mostró su apoyo a la dupla Fernández a nivel nacional, mientras que Benedetti recibió la visita del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y también de Bullrich, quien lanzó una fuerte crítica a Bordet al manifestar que si bien bajaron un 23% los homicidios a nivel nacional, en la provincia entrerriana subieron un 56% y cuestionó la estrategia de las administraciones provincial y municipal que “apuntan a mantener a la gente en la pobreza para conservar el poder político.”

En Chubut se presenta el panorama más incierto, donde luego de la muerte de Mario Das Neves se encara un proceso de renovación y legitimación que tiene a su sucesor, Mariano Arcioni, como protagonista central de un duelo contra un peronismo abroquelado y alineado con el kircherismo austral detrás del candidato Carlos Linares. Arcioni obtuvo un 32% de los votos en las PASO, siendo el más alto, y Linares si bien sacó un 16%, el bloque justicialista al que pertenece sumó un 34% con los otros dos precandidatos que perdieron.

El candidato de oficialismo nacional, el radical Gustavo Menna, en cambio, no tiene prácticamente chanches después de obtener apenas el 14% de los votos primarios.