Tag

Sangre

Browsing

El Ministerios de Salud de la Nación y el de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación expresan su preocupación ante el acto violento y discriminatorio que impide la donación de sangre a la Comunidad LGTBI+.

A raíz de la denuncia efectuada por la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), se tomó conocimiento que la Asociación Argentina de Hemoterapia, Inmunohemoterapia y Terapia Celular (AAHITC) incluyó como impedimento a “varones que tengan o hayan tenido relaciones entre hombres” y “mujeres que tengan o hayan tenido pareja sexual hombre que tiene también sexo con hombres”.

La Resolución No 1507/15 del Ministerio de Salud de la Nación a través de la cual se establecen los indicadores a incluirse en el “Documento para la Autoexclusión pre- donación” eliminó expresamente como prohibición y/o impedimento para donar sangre la orientación sexual y/o la identidad de género de las personas. De esta forma, se abandonó una concepción discriminatoria, estigmatizante y se adoptaron los estándares científicos que no hacen foco en “grupos de riesgo” sino en las “prácticas de riesgo”.

Considerar la orientación sexual, la identidad y/o expresión de género de la persona como impedimento para la donación de sangre constituye no solo un acto discriminatorio, violento e injustificado, contrario a la legislación vigente, sino además responde a un discurso médico que históricamente ha patologizado a las personas LGBTI+.

En ese sentido, se le solicitó a la Asociación que se remueva del formulario el impedimento de donar sangre en virtud de la orientación sexual, identidad de género y su expresión, y

Además se remarcó la necesidad de incorporar la perspectiva de género para que no vuelva a ocurrir actos de esta gravedad.

Las actividades vinculadas a la donación de sangre son de interés nacional, de orden público, para toda la sociedad. Por eso, los Ministerios de Salud de la Nación y el las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación expresan su profundo rechazo ante estos actos de discriminación y se comprometen públicamente a arbitrar las medidas necesarias para prevenir y erradicar estas situaciones.

Uno de los puntos más turísticos de Londres, Inglaterra, es Trafalgar Square . Lugar que este domingo amaneció con sangre, pero no se trató de un crimen sino de una activación de militantes veganos que tiñeron la emblemática fuente para manifestarse en contra del consumo de animales.

La agrupación Animal Rebellion dedicó esta oportunidad para poner el foco sobre la pandemia que, según ellos, está ligada a la industria ganadera en Londres. Además de generar un impacto visual, los manifestantes veganos se metieron en la fuente y expusieron sus ideas respetando el distanciamiento social. Dos personas fueron arrestadas.

Con carteles como «el gobierno tiene sangre en sus manos», los activistas se refirieron al coronavirus como una alerta que puede servir a cambiar hacia hábitos más sustentables para el medio ambiente y menos crueles: «El gobierno tiene que empezar una transición hacia un sistema de alimentación basado en plantas o arriesgarse a otra pandemia zoonótica de proporciones catastróficas».

Cabe recordar que una de las teorías más fuertes sobre el origen del coronavirus tiene que ver con el consumo de carne de murciélago, que hizo que una infección de los animales pasara a los humanos.

Con la llegada de la pandemia se había registrado una caída del 80 por ciento en la donación de sangre, lo que tuvo «un gran impacto en todo el sistema de hemoterapia», detalló hoy la cartera de Salud.

El Ministerio de Salud de la Nación informó que se logró recuperar el 50 por ciento «el déficit que se venía sufriendo» en la donación de sangre a causa de la pandemia por coronavirus y que llegó a descender 80 por ciento-, al celebrarse hoy el Día Mundial del Donante de Sangre.

En Argentina, se necesita que al menos tres por ciento de la población done sangre para «poder contar con stock suficiente en los bancos de sangre», según explicó hoy Susana Pisarello, de la Dirección de Sangre y Medicina Transfusional, durante el reporte diario sobre la situación Covid-19.

 

Esa baja implicó una caída del 80 por ciento en la donación, a comienzos de la pandemia que tuvo «un gran impacto en todo el sistema de hemoterapia», señaló Pisarello.

Por eso, desde el Ministerio «se generaron nuevos lineamientos para los bancos de sangre con el cuidado especifico para garantizar la salud del sistema y de los donantes y se reforzaron los equipos de colectas externas para salir a buscar el donante fuera del ámbito hospitalario», incluso en algunas provincias se implementó la extracción hospitalaria, explicó la funcionaria.

«La Argentina busca el 100 por ciento de donación voluntaria y habitual», dijo Pisarello, y agregó que donar sangre dos veces al año «nos asegura que el donante este libre de enfermedades de transmisión por transfusión».

Ayer, el Ministerio lanzó la campaña «Es amor lo que sangra», con el apoyo de los integrantes de «Soda Stereo», Charly Alberti y Zeta Bosio, ya que la frase pertenece a la canción de la banda «Lo que sangra».

Entre las medidas que se tomaron para aumentar la recolección de sangre están la distribución de turnos para evitar aglomeramientos, los permisos especiales de circulación para los donantes, y el «estricto cumplimiento de las normas de bioseguridad».

El Día Mundial del Donante de Sangre se celebra cada 14 de junio en homenaje al día del nacimiento de Karl Landsteiner, descubridor de los grupos sanguíneos y fue fijado por la Organización Mundial de la Salud para concientizar sobre la importancia de la donación.

En la Argentina, a causa de la escasez de donantes, en 2002 se creó el Plan Nacional de Sangre ya que sólo el tres por ciento de la donación era voluntaria y la mayor parte era de carácter familiar o de reposición. Sin embargo, en 2019, esa cifra llegó al 40 por ciento, lo que permitió asegurar «cantidad, calidad y oportunidad», según los datos informados hoy por el ministerio de Salud. En el país se registran anualmente 1.400.000 donaciones.

En cuanto al Banco de Sangre del Hospital, manifestó que “estamos funcionando muy bien, los donantes vienen asiduamente al servicio, separados por los turnos que nosotros les damos pero la verdad es que tenemos donantes diariamente; tenemos más donantes que el año pasado para esta altura del año.

Los donantes interesados nos están mandando un mail a hemoterapiaisola@gmail.com
Nosotros allí le damos el turno para venir y una autorización para circular y vienen en el momento que les corresponde y donan para el paciente que quieran o de forma voluntaria.

También pueden llamar al 4451240 ó 4453030 que son los números del conmutador y allí pueden solicitar con el servicio de Hemoterapia o marcar el 1138 que es nuestro interno”.

En cuanto a los requisitos para donar sangre, la médica mencionó que “es importante que vengan desayunados, que no vengan en ayunas, con un desayuno liviano, una infusión, una fruta, unas tostadas con dulce, que eviten los lácteos en lo posible. Que sean mayores de 18 años. Que no hayan tenido ninguna cirugía ni endoscopia en los últimos seis meses.

Que no tengan tatuajes dentro de este último año ni piercing nuevos, y el resto de las cosas se evalúan en la entrevista.

La doctora Fleischer destacó que “la gente ha tomado conciencia de esta importancia y nunca ha dejado de venir por eso quiero hacer hincapié que nosotros en ningún momento tuvimos dificultades con los donantes; al contrario los donantes que henos llamado ante circunstancias de urgencia nosotros llamamos a donantes voluntarios y los donantes voluntarios han venido respondiendo a las urgencias que han surgido a lo largo de estos meses; así que no tenemos dificultades con los donantes, la gente es solidaria y ha venido correctamente; ahora con esta modalidad de turno para que ellos estén más seguros y separados”.

La denuncia por redes sociales de un joven gay que no pudo donar sangre por pertenecer a un grupo con «alta prevalencia de transmisión de VIH» sacó a la luz que, a pesar de una resolución de 2015, la discusión sobre cómo lograr un equilibrio entre un cuestionario eficiente para obtener sangre segura y no caer en la discriminación, no está saldada.

«El viernes 27 de diciembre fui al Hospital Garrahan con la voluntad de donar sangre pero me encontré con la triste realidad de que hoy, a horas de meter un pie en 2020, un hombre homosexual no puede donar porque es considerado factor de riesgo», escribió Fernando Suárez, de 21 años, en su cuenta de Instagram.

«Por motivos que no vienen al caso -continuaba el posteo- sé perfectamente que soy una persona apta para donar y, aún así, en la entrevista me descartaron completamente la chance de hacerlo: porque si sos varón y tuviste relaciones sexuales en los últimos 12 meses con otro varón, no podes donar».

«Deberían hacer hincapié en conductas de riesgo porque cualquier persona, hombre o mujer, puede tener una enfermedad de transmisión sexual. Lamento haber pasado por ese momento incómodo y triste, y que todavía sigan existiendo instituciones que nos excluyan violentamente», dijo Suárez en diálogo con Télam

Hasta 2015, la resolución 865/2006 de la ley Nacional de Sangre (Nº 22.990) contenía un cuestionario que permitía excluir, entre otras variables, a donantes que hubiesen tenido relaciones homosexuales.

En 2015 se modificó esa resolución y se quitaron del cuestionario las preguntas referidas a la orientación sexual. Pero, a la vez, una nota en el artículo 2 advierte que «dada la complejidad del proceso de calificación de donantes de sangre de bajo riesgo es necesario tener en consideración datos epidemiológicos y la evidencia científica disponible, en el país y/o la jurisdicción».

Sobre este punto, Silvina Kuperman, titular del Servicio Centro Regional de Hemoterapia del Garrahan, explicó que se basan en el criterio del «Boletín de Sida de 2019 que advierte que mientras en toda la población la prevalencia de HIV es de 0,4%, su distribución en poblaciones más vulnerables es la siguiente: trabajadores/as sexuales y/o en situación de prostitución: 2 a 5 por ciento; contexto de encierro: 2,7; usuarios de drogas inyectables: 4 a 7; hombres que tienen sexo con hombres: 12 a 15% y mujeres transexuales: 34%».

«La nuestra no es una visión arbitraria ni basada en prejuicios -señaló-. Seleccionamos a los donantes basados en datos epidemiológicos locales y desafortunadamente la evidencia científica actualmente disponible es inadecuada».

Al respecto, desde el Garrahan, Kuperman destacó que «la mayoría de las investigaciones se centraron en hombres que tienen sexo con hombres con conductas que los ponen en alto riesgo y hay pocos datos disponibles para aquellos con bajo riesgo, como aquellos en relaciones monógamas a largo plazo».

Por su parte, Pedro Paradiso Sottile, coordinador del área jurídica de la CHA, remarcó que si él quisiera donar sangre «para su esposo o sus hijes», con la posición del Garrahan «no podría hacerlo».

«Que la prevalencia se da en personas gay y trans es cierto, pero donar sangre de forma voluntaria, segura y solidaria no tiene que ver con la orientación sexual, sino seguimos hablando de «grupos de riesgo» en vez de conductas o prácticas de riesgo que puede llevar cualquier persona más allá de su orientación sexual o identidad de género», agregó.

«El tema es la ambigüedad de la resolución de 2015 que nos deja a los bancos de sangre muy desprotegidos», apuntó Kuperman y que en en términos prácticos permite que cada centro tenga su propio cuestionario.

En la misma línea, desde la Sociedad de Hematología Argentina, su titular Oscar Torres, dijo que «el Estado, que está ausente, no hace investigación epidemiológica de cuál es, por ejemplo, la real situación de hombres que tienen sexo con hombres y pareja estable».

Al respecto, Ignacio Maglio, coordinador del área Promoción de Derechos de Fundación Huésped, consideró que si la resolución vigente «da lugar a interpretaciones es momento de que la autoridad, en este caso el Ministerio de Salud, contemple los nuevos datos que hubieron sobre el tema, y haga nuevos estudios para actualizar esto».

«Por ejemplo- continuó- hoy sabemos que una persona que se encuentra en tratamiento con su carga viral indetectable no transmite el virus».

Pero además, concluyó, «es un tema de salud pública y deberían existir uniformidad de criterios para los bancos de sangre».

 

Esta mañana personal policial de Madryn detuvo a un sujeto de 21 años

El conductor de un VW Bora trato de eludir un control policial y en su huida colisiono con tres vehículos, uno de ellos era un móvil policial, al efectuarse el control de alcoholemia registro un 1,43 de alcohol en Sangre.

El individuo fue detenido y se lo acuso de Desobediencia a la autoridad y Daños agravados, intervino la Dra. Hernández, informó El Chubut.

Un equipo internacional de biólogos señaló que una dieta baja en azúcar podría mantener a raya algunos cánceres.

El estudio, publicado hoy en la revista Cell Reports, señala que restringir los niveles de glucosa en sangre en ratones con un cierto tipo de cáncer pulmonar evitó que los tumores avanzaran.

El equipo encabezado por científicos de la Universidad de Texas en Dallas (UT Dallas) alimentó a los ratones con una dieta cetogénica, muy baja en azúcar, y les administró un medicamento para la diabetes que evita que la glucosa en la sangre sea reabsorbida por los riñones.

Los investigadores encontraron que se inhibió el crecimiento de los tumores de carcinoma de células escamosas en los ratones con cáncer pulmonar, aunque no se redujeron.

«El hallazgo clave de nuestro nuevo estudio con ratones es que la dieta cetogénica por sí sola sí tiene cierto efecto inhibidor del crecimiento del tumor en el cáncer de células escamosas», dijo Jung-Whan Kim, autor del documento y profesor asistente de ciencias biológicas de UT Dallas.

Los investigadores también encontraron una fuerte correlación entre una concentración más alta de glucosa en sangre y un peor nivel de supervivencia entre los pacientes con carcinoma de células escamosas.

Pero la restricción de la glucosa no tuvo efecto alguno sobre los cánceres no escamosos, se indicó en la investigación preclínica.

«Nuestros resultados indican que este enfoque es específico para ciertos tipos de cánceres, No podemos generalizar para todos los tipos», dijo Kim.

Aunque se sospecha que muchos tipos de células cancerosas dependen mucho del azúcar como su fuente de energía, el equipo de Kim encontró que el carcinoma de células escamosas es notablemente más dependiente que otros tipos de cánceres, señala el estudio.

Un equipo internacional de biólogos señaló que una dieta baja en azúcar podría mantener a raya algunos cánceres.

El estudio, publicado hoy en la revista Cell Reports, señala que restringir los niveles de glucosa en sangre en ratones con un cierto tipo de cáncer pulmonar evitó que los tumores avanzaran.

El equipo encabezado por científicos de la Universidad de Texas en Dallas (UT Dallas) alimentó a los ratones con una dieta cetogénica, muy baja en azúcar, y les administró un medicamento para la diabetes que evita que la glucosa en la sangre sea reabsorbida por los riñones.

Los investigadores encontraron que se inhibió el crecimiento de los tumores de carcinoma de células escamosas en los ratones con cáncer pulmonar, aunque no se redujeron.

«El hallazgo clave de nuestro nuevo estudio con ratones es que la dieta cetogénica por sí sola sí tiene cierto efecto inhibidor del crecimiento del tumor en el cáncer de células escamosas», dijo Jung-Whan Kim, autor del documento y profesor asistente de ciencias biológicas de UT Dallas.

Los investigadores también encontraron una fuerte correlación entre una concentración más alta de glucosa en sangre y un peor nivel de supervivencia entre los pacientes con carcinoma de células escamosas.

Pero la restricción de la glucosa no tuvo efecto alguno sobre los cánceres no escamosos, se indicó en la investigación preclínica.

«Nuestros resultados indican que este enfoque es específico para ciertos tipos de cánceres, No podemos generalizar para todos los tipos», dijo Kim.

Aunque se sospecha que muchos tipos de células cancerosas dependen mucho del azúcar como su fuente de energía, el equipo de Kim encontró que el carcinoma de células escamosas es notablemente más dependiente que otros tipos de cánceres, señala el estudio.

Se trata de la tercera convocatoria del año que busca facilitar la accesibilidad de la comunidad a la donación voluntaria. Se desarrollará el próximo 5 de junio.

El Ministerio de Salud que conduce Adrián Pizzi, convoca a la población, a través del Servicio de Hemoterapia del Hospital Zonal de Esquel junto con el Hospital Rural de Corcovado a participar de una nueva colecta de sangreque se desarrollará el próximo 5 de junio en la localidad cordillerana.

La actividad tendrá lugar en el Centro Cultural de Corcovado, en el horario de 9.00 a 14.00 hs.

Estrategia consolidada

Sobre la propuesta, la Jefa del Servicio de Hemoterapia y referente del Banco de Sangre del Hospital Zonal Esquel, Laura Jones recordó que “con la presente convocatoria externa se consolida una estrategia de trabajo que refleja tanto el fortalecimiento del equipo de trabajo del Banco de Sangre, como la intención de la comunidad cordillerana a través de sus instituciones de participar y comprometerse con la donación voluntaria de sangre”.

“Necesitamos acercarnos a toda la población cordillerana, más allá de quienes viven en Esquel, involucrando a referentes e instituciones y lo estamos logrando con muy buenos resultados en cada colecta”, agregó.

En esta oportunidad, la referente destacó que se articuló la organización y promoción con nuevos actores sociales “garantizando espacios adecuados y listas de pre-inscriptos, que facilitan el trabajo técnico y sanitario de la extracción”.

Además del equipo sanitario del Hospital Rural Corcovado, participan el Grupo de Trasplantados y Pacientes en Lista de Espera del Área Programática de Salud Esquel, la cooperadora del Hospital Zonal Esquel, la Municipalidad, la secretaria de Cultura de Trevelin con su proyecto R, y la brigada de incendios de Corcovado.

Requisitos para donar

Desde el Banco de Sangre, se recuerda que previo a la extracción, se realizará un cuestionario a cada persona, para garantizar la seguridad transfusional de los donantes y los futuros receptores de la sangre. Finalmente, luego de la donación, se brindará un espacio y tiempo de desayuno.

Además, los requisitos y las condiciones básicas para donar sangre son: tener entre 18 y 65 años, gozar de buena salud y pesar más de 50 kilos.Para donar, no hace falta estar en ayuno, solo se debe evitar el consumo de grasas y lácteos, ingerir antes de la donación abundante cantidad de líquidos y no haber donado sangre en los últimos dos meses.

Asimismo, se recuerda que las mujeres embarazadas no pueden donar, pero en el período menstrual pueden hacerlo sin inconvenientes. Por otro lado, la persona no debe haberse realizado tatuajes o perforaciones en los últimos seis meses; no haber usado drogas endovenosas; no haber tenido relaciones sexuales con parejas ocasionales; no haber sido operado ni trasfundido en el último año; y no padecer enfermedades que sean trasmitidas por sangre.

En la ocasión 45 donantes se hicieron presentes en la representación provincial en Buenos Aires, una cifra que refleja la solidaridad de la gente.

Se llevó a cabo en Buenos Aires la 4º Campaña de Donación Voluntaria de Sangre organizada en conjunto por la Casa del Chubut, la Asociación Civil Dale Vida y diversas Casas oficiales. De esta manera, la Provincia, a través de Casa del Chubut, puso a disposición recursos humanos y espacios físicos para llevar adelante la misma, así como también el trabajo de difusión y promoción de la campaña, dando continuidad a una iniciativa solidaria que se realiza año a año.

Al respecto el director de Gestión Operativa de la Casa del Chubut, Gastón Pino, hizo un balance «más que positivo, ya que 45 donantes se hicieron presentes en la representación provincial, una cifra más que exitosa que refleja la solidaridad de la gente», y agradeció el trabajo de las demás Casas provinciales.

En tanto que la presidente de la Asociación Dale Vida, Silvia Arreghini, señaló que «estamos muy contentos con la colaboración de la gente que se sigue sumando».

«La sangre es una necesidad en los hospitales, así que agradecemos profundamente esta posibilidad. Casa del Chubut, a través de su director Germán Sahagún, nos abrió las puertas una vez más y el resto de las Casas también sumaron su aporte, su apoyo y la difusión», destacó y cerró: «Es un trabajo entre todos y para todos».

?????????????????????

Dale Vida

Dale Vida es una asociación independiente sin fines de lucro con 14 años de trayectoria, que tiene como misión informar y alentar a las personas para incrementar el número de donantes voluntarios, altruistas y repetitivos.

Parte de sus esfuerzos, involucran el apoyo y acompañamiento a los niños internados en el Hospital de Niños Dr. Ricardo Gutiérrez y a sus familias.

Trabajan a la par con el Servicio de Hemoterapia logrando juntos, estar a la altura de los nuevos desafíos que plantea la promoción de la donación voluntaria, altruista y repetida de sangre con acciones concretas como, por ejemplo, aumentando las jornadas de donación externa en empresas e instituciones.