Tag

Sandra Méndez

Browsing

El marinero que alcoholizado provocó un accidente con el saldo fatal de una mujer muerta en el acceso a Rawson por ruta 7, fue condenado a cumplir una pena de cuatro años y 8 meses de prisión por el delito de homicidio culposo doblemente agravado por el consumo de alcohol y conducta temeraria.

Así lo decidieron este martes los jueces Ivana González, Fabio Monti y María Tolomei como corolario del juicio oral y público realizada en las últimas semanas en la Oficina Judicial de Rawson.

Además López quedó inhabilitado para conducir vehículos por el plazo de 10 años.  Según el Código Penal de la Argentina, el homicidio culposo agravado tiene una expectativa de pena que va de los 3 a los 6 años de prisión. En estos parámetros debieron manejarse los jueces para definir la pena.

El accidente se produjo el pasado 19 de marzo del año pasado a unos 400 metros antes de la rotonda de ingreso al casco urbano de Rawson por la ruta provincial 7.

López regresaba alcoholizado en su camioneta desde Trelew con destino final al Puerto de Rawson donde era capitán de un barco langostinero.

La enfermera Sandra Méndez se había despedido hacía pocos minutos de su pequeña hija y de su esposo y se conducía a trabajar en una clínica privada de Trelew al volante de su WW Gol.

El choque fue de frente y el intento de la mujer por evitar la colisión fue en vano. Murió minutos después mientras los médicos de guardia del Hospital Santa Teresita hacían intentos por resucitarla. Tenía 46 años de edad.

López inmediatamente quedó detenido y en esa situación siguió todo el proceso judicial hasta el juicio oral y público que lo halló culpable y lo condenó.

Para su abogado defensor Matías Cimadevilla, López fue encandilado por el sol. Pero los jueces atribuyeron su maniobra imprudente como consecuencia del elevado consumo de alcohol.

Para el fiscal general Osvaldo Heiber y el querellante Romano Cominetti, se trató de un homicidio simple con dolo eventual que prevé penas más duras. Pero esta calificación fue rechazada por el Tribunal.

En el juicio desfilaron una treintena de testigos, en general que vieron las maniobras imprudentes del marinero en los minutos previos al accidente.

También declararon compañeros de trabajo y amigos de la víctima. El esposo de ésta, Carlos Thomas, estuvo en todas las audiencias, acompañado por profesionales del Servicio de Asistencia a la Víctima del Delito del Ministerio Público Fiscal del Chubut.

Un corte de electricidad que afectó a parte de Trelew fue el motivo por el cual los jueces encargados de resolver la pena que deberá cumplir Gabriel López no confirmaran el fallo.

Ayer se debía conocer la sentencia para Gabriel López por el homicidio de Sandra Méndez, la enfermera que se trasladaba en su vehículo desde Rawson y que fue impactada de frente por el marinero al manejar en estado de ebriedad.

La semana pasada el tribunal integrado por Ivana González, María Tolomei y Fabio Monti encontró culpable de homicidio culposo doblemente agravado por consumo de alcohol a López con una expectativa de pena que va de los 3 a 6 años de prisión.

El choque ocurrió la mañana del 19 de marzo de 2018 cuando López, quien conducía su camioneta desde Trelew hacia Playa Unión en estado de ebriedad, al llegar al ingreso de Rawson por la ruta 7, se cruza de carril e impacta de frente contra el Volkswagen Gol que conducía la enfermera con destino a Trelew. A causa de las heridas sufridas en el impacto, Sandra Méndez fallece a los pocos minutos.

El pasado 6 de mayo los jueces resolvieron que ayer se conocería la sentencia para López. Pero emitieron un comunicado explicando que, debido a un corte de energía que afectaba al edifico de tribunales en Trelew, el tribunal “afronta la imposibilidad material insuperable de culminar, imprimir y remitir la sentencia integral en el día de la fecha, debiendo prorrogarlo para el momento en que se levante dicha imposibilidad material”.

Cabe destacar que el mismo fue emitido a la hora 12.50, pasado el mediodía y después de toda una mañana con actividad normal en el edificio judicial de Trelew, lugar donde trabajan los magistrados aunque el juicio, por su jurisdicción, se desarrolló en la ciudad de Rawson.

Hay que aclarar también que en la ciudad capital se trabajó normalmente porque allí no hubo ningún corte de luz.

 

 

Diario Jornada

En la etapa final del juicio oral y público contra el marinero que el año pasado alcoholizado ocasionó la muerte de una enfermera en Rawson, las partes se expresaron sobre sus expectativas de pena respecto del delito que cometió, el homicidio culposo agravado por la ingesta de alcohol. Este tipo de conducta tiene una expectativa de pena que va de los 3 a los 6 años de prisión.

El fiscal general Osvaldo Heiber pidió que se le aplique una pena de 5 años de prisión más 10 años de inhabilitación para conducir vehículos, el querellante Romano Cominetti pidió la pena de 5 años y 6 meses de prisión más 11 años de inhabilitación y el defensor Matías Cimadevilla solicitó tres años de prisión en suspenso y 8 de inhabilitación para manejar vehículos.

En la audiencia y mediante el sistema de video conferencia una hermana, un cuñado y las dos mujeres con las que Gabriel López tuvo un total de 8 hijos, hablaron sobre las condiciones personales del imputado destacando su responsabilidad y dedicación al trabajo, además de la difícil situación que están atravesando sus hijos por la falta de trabajo del imputado, desde que se encuentra detenido, hace ya catorce meses.

El tribunal que integran los jueces María Tolomei, Ivana González y Fabio Monti, resolverán antes del próximo día lunes la pena que finalmente cumplirá López por haber producido la muerte de la enfermera Sandra Méndez, el 19 de marzo del año pasado en el acceso a Rawson por la ruta provincial 7.

En la continuidad del juicio oral y público por la muerte de la enfermera Sandra Méndez en el que se encuentra imputado el marinero Gabriel López por haber provocado el accidente fatal tras haber consumido alcohol y cocaína, declararon peritos bioquímicos y especialistas en accidentología vial además de allegados a la víctima que refirieron acerca de sus condiciones personales y profesionales. Se cree que este viernes podría concluirse con la ronda de los testigos y que el próximo lunes las partes realizarían sus respectivos alegatos.

Coincidieron en que el accidente fue producido por el marinero al cruzarse de carril. Además la posibilidad de que el sol hubiese encandilado al conductor de la camioneta fue tema de preguntas y repreguntas por parte de las partes.

El juicio se desarrolla en la Oficina Judicial de la ciudad de Rawson y es presidido por la jueza Ivana González acompañada por los jueces Fabio Monti y María Tolomei. Al marinero se le imputa el delito de homicidio simple con dolo eventual con penas que van desde los 8 a los 25 años de prisión.  Subsidiariamente la fiscalía y la querella pedirán la imputación de homicidio culposo doblemente agravado por la ingesta de alcohol y cocaína, que también prevé penas de cumplimiento efectivo.

El fiscal general Osvaldo Heiber fue quien coordinó y manejó el interrogatorio a los testigos vinculados con el objetivo de probar la conducta de López. Por su parte el querellante Romano Cominetti que representa a la familia de la enfermera fallecida, fue quien interrogó a  compañeros de trabajo y amigos de la víctima.

La colisión fatal ocurrió a las 7.25 del 19 de marzo del año pasado a la altura del barrio La Isla en el ingreso a Rawson por la ruta provincial 7. López se conducía desde Trelew hacia Rawson en su camioneta Dodge Surrey de color rojo. La víctima lo hacía en sentido contrario y se conducía hacia su trabajo en una clínica privada de la ciudad de Trelew. Pericias realizadas al marinero momentos después del accidente permitieron determinar que había consumido bebidas alcohólicas en abundancia, además de cocaína. En la primera jornada del juicio varios automovilistas dieron cuenta de las maniobras imprudentes realizadas en la ruta, en los minutos previos a la colisión fatal.

La cocaína que consumió el marinero López

Este jueves declararon una decena de testigos en el juicio oral y público en el que se encuentra imputado el marinero Gabriel López por haber producido la colisión que le costó la vida a la enfermera Sandra Méndez.

El primero en declarar por video conferencia desde Comodoro Rivadavia fue el bioquímico Ignacio Álvarez, perito en toxicología del Laboratorio Médico Forense del Ministerio Público Fiscal con sede en esa ciudad. Fue quien realizó el análisis de la orina del marinero López donde se encontraron restos de cocaína que según el testigo “había sido consumida en un tiempo cercano” al accidente.

También declaró Pamela Cid, una agente de la Agencia de Seguridad Vial. Fue quien le tomó al marinero la muestra de alcoholemia que dio el resultado de positivo, 1,20 de alcohol en sangre.

La sargento de la policía del Chubut Ema Flores trabaja en la División Criminalística de Rawson. La mujer realizó el croquis sobre cómo quedaron los dos vehículos luego de la fuerte colisión. Se trata de la Dodge Surrey que manejaba el marinero Gabriel López tras haber consumido alcohol y cocaína y el WW Gol en el que se conducía hacia su trabajo la víctima fatal, la enfermera Sandra Méndez. El accidente fue a unos 400 metros de la rotonda de ingreso a Rawson por la ruta provincial 7.

El bombero Gonzalo Landero dio cuenta de los esfuerzos realizados para extraer a la mujer desde el interior del auto donde se hallaba agonizando, además de las tareas de los médicos por estabilizar su estado de salud.

En el juicio oral y público contra el pescador que alcoholizado y luego de consumir cocaína produjo un accidente automovilístico con el saldo de la muerte de una enfermera, se escuchará a testigos que lo vieron conducir de manera imprudente y de otros que observaron la colisión, en el ingreso a la capital por la ruta provincial 7. El debate se iniciará este miércoles en la Oficina Judicial de Rawson y se espera que desfilen ante el Tribunal unos 30 testigos entre los dispuestos por la Fiscalía, la querella y la defensa.

El imputado es Gabriel López, de 53 años de edad, un marinero con rango de patrón de barco oriundo de Mar del Plata. La víctima, Sandra Méndez, tenía 46 años de edad y al momento de ser colisionado su vehículo, se dirigía a trabajar a un instituto médico privado de Trelew. El accidente ocurrió el 19 de marzo del año pasado, en el acceso a Rawson por la ruta provincial 7, pasadas las 7 de la mañana. La mujer se conducía en sentido hacia la ciudad de Trelew y el marinero en sentido contrario.

Los acusadores lograron el testimonio de automovilistas que vieron maniobras imprudentes del marinero al punto tal de casi colisionar con un camión, a la altura del predio del Sindicato de Empleados de Comercio de Trelew. Otros que vieron maniobras zigzagueantes similares a mitad de camino entre Rawson y Trelew y otros que predijeron una posible colisión desde atrás de la camioneta del marinero, hasta que finalmente se produjo el choque fatal, a pesar de los esfuerzos de la enfermera fallecida por evitar ser chocada. También se escuchará a testigos que lo vieron consumir alcohol en un  local nocturno de Trelew, en las horas previas a la colisión.

Los jueces son Sergio Piñeda, Ivana González y Fabio Monti. Ese será el tribunal que deberá fallar y resolver acerca de la inocencia o la culpabilidad de López al que se le endilga el delito de “homicidio simple con dolo eventual o subsidiariamente, homicidio culposo agravado por la ingesta de alcohol y el consumo de cocaína”. En cualquiera de los casos, de ser hallado culpable, cumplirá pena tras las rejas.

La acusación en representación del Ministerio Público Fiscal, estará a cargo del fiscal general Osvaldo Heiber, la querella por el abogado Romano Cominetti, y el imputado será defendido por Matías Cimadevilla.

El 19 de marzo del año pasado,  tras haber consumido cocaína  y con 1,20 gramos de alcohol en sangre (el permitido para conducir es 0,50), López ingresaba a Rawson por ruta 7 conduciendo su camioneta Dodge Journey, se cruzó de carril y colisionó frontalmente a el WW Gol que manejaba la enfermera profesional que viajaba a Trelew a cumplir con sus obligaciones laborales.