Tag

San Pablo

Browsing

River fue local en el estadio Libertadores de América debido a que en el Monumental se están realizando obras de remodelación. El Millo le ganó 2 a 1 a San Pablo. Con gol a los 10 minutos de Julián Álvarez los argentinos abrieron el marcador, pero la alegría le duró 15 minutos, porque Diego Costa, igualó el partido. Sin embargo, en una contra, el pibe del equipo de Núñez volvió a decir presente, para poner a los argentinos al frente.

Fue un golazo el del equipo de Marcelo Gallardo. El cambio de ritmo lo marcó Nicolás De La Cruz, que se apoyó de Santos Borré con una pared y luego abrió hacia la derecha para Álvarez, que remató fuerte para abrir el marcador. Pero a los 25, los brasileros igualaron el partido, tras un tiro de esquina desde la izquierda, que Costa conectó de cabeza.

El Millo volvió a insistir y a pesar que el partido era más parejo, pudo salir de contra. La jugada inició en los pies de Álvarez para Matías Suárez, que encaró al arco rival por izquierda y en el área, con la marca encima, enganchó hacia adentro, el juvenil del Millo apareció con el arco de frente para rematar y poner el 2 a 1.

En el complemento, San Pablo volvió mejor al campo de juego y es más que el equipo local. A los 24 minutos, Gallardo decidió sacar del campo de juego a Álvarez y en su lugar ingresó el defensor chileno Paulo Díaz, para sumar alternativas en el fondo.

La visita tuvo varias chances para igualar el juego, pero por falta de puntería o por la intervención de Franco Armani, pasan los minutos, no hay cambios en el marcador y River hace negocio. A 10 minutos del final, Lucas Pratto ingresó por Santos Borré, quien pidió el cambio. A esta altura del cotejo, los jugadores del Millo sentían el desgaste físico, pero lo supo aguantar y ya se metió en los octavos de final.

El plantel de River Plate se someterá mañana a una nueva serie de testeos de detección de coronavirus, antes de la práctica que llevará a cabo a puertas cerradas en Ezeiza de cara al choque del miércoles con San Pablo, en la cancha de Independiente, por la quinta fecha del Grupo D de la Copa Libertadores.

Los hisopados, una exigencia de la Conmebol para cada plantel antes de los partidos, se realizarán antes del entrenamiento, que comenzará a las 10 de la mañana en el River Camp.

En lo futbolístico, mientras tanto, el DT Marcelo Gallardo comenzará a definir el equipo que recibirá el miércoles el equipo brasileño y en el que la mayor duda pasa por la presencia del lateral Milton Casco, quien se recuperó del coronavirus y el viernes volvió a participar de los ejercicios con pelota.

Si Casco no puede estar, en su lugar seguirá Fabricio Angileri, quien lo reemplazó en los partidos ante el propio San Pablo (2-2 en Brasil) y Binacional (goleada 6-0 en Lima, Perú).

La posible formación para el partido, que se jugará en el estadio de Independiente por las obras que se realizan en el Monumental, será: Franco Armani, Gonzalo Montiel, Lucas Martínez Quarta, Javier Pinola y Angileri o Casco; Ignacio Fernández, Enzo Pérez y Nicolás de la Cruz: Julián Álvarez, Rafael Borré y Matías Suárez.

En los ensayos realizados hoy en Ezeiza, Gallardo ordenó una serie de ejercicios tácticos de definición y jugadas mano a mano.

River podría conseguir el pase a octavos de final de la Copa a falta de una fecha del cierre del grupo si consigue el triunfo, que a su vez eliminaría a San Pablo, y solamente le restaría definir el primer lugar en la última fecha contra la Liga de Quito.

En tanto, un empate también significará el virtual pase de fase, ya que mantiene los tres puntos de diferencia con San Pablo con una diferencia de 11 goles a favor.

River Plate, después de 190 días sin competencia por la pandemia de coronavirus, logró un empate valioso en Brasil con el 2-2 ante San Pablo en el estadio Morumbí, por el grupo D de la Copa Libertadores.

El volante Enzo Pérez y el defensor Fabrizio Angileri, ambos en contra, marcaron para San Pablo, mientras que el colombiano Rafael Santos Borré y el juvenil Julián Alvarez anotaron para River en este encuentro jugado a puertas cerradas.

La previa del partido ofreció incógnitas sobre las posibilidades de River, porque acumulaba solo dos prácticas de fútbol ante un rival con 13 partidos en su liga.

Pero esa diferencia no pesó en el juego y River hasta pudo haber logrado una victoria que se le escapó en los minutos finales.

Sobre un campo rápido, merced a una tenue llovizna que precedió el juego, River se plantó en el Morumbí y se hizo dueño del partido en varios tramos.

El primer gol de San Pablo fue fortuito. Un remate de Hernanes se desvió en Enzo Pérez y descolocó a Franco Armani, quien antes se lució con una tapada ante el mismo volante paulista.

River no se desesperó y aumentó la presión en ofensiva frente a un San Pablo que no manejó la ventaja con inteligencia.

El último subcampeón de América lo empató rápido, en una jugada que empezó con el envío preciso de Angileri (reemplazante de Milton Casco) para Suárez y la continuidad con un desborde eficaz del juvenil Julián Alvarez que dejó a Borré de cara al gol.

San Pablo, sin Dani Alves por lesión, solo inquietó a River con remates de media distancia o con pelota detenida, pero fueron pocas las ocasiones.

El equipo de Marcelo Gallardo impuso condiciones en el mismísimo Morumbí, pero le faltó más incidencia de Ignacio Fernández, uno de los más afectados por el extenso parate.

El uruguayo Nicolás De La Cruz aportó más en el quite como auxilio a Enzo Pérez, el equilibrio de River.

El segundo tiempo fue parejo hasta que River sintió un poco el cansancio. A partir de la media hora San Pablo recuperó la pelota y River procuró no cometer errores propios del desgaste físico.

River Plate salió de ese instante de confusión cuando el ingresado Jorge Carrascal acaparó la pelota. La respuesta se concretó con el gol de Alvarez, la figura, con el rebote que capturó Martínez Quarta en el área.

Cuando parecía que el 1-2 era cosa juzgada, Reinaldo encabezó la jugada que generó la intervención de Armani, pero el rebote que encontró el pie de un Angileri falto de reacción tuvo destino de gol.

Más allá de haber tenido el éxito al alcance de la mano, el empate fue un buen resultado para River Plate porque lo hizo de visitante ante otro grande de Sudamérica, que llegó con más rodaje.

River sumó en Brasil y demostró que está intacto a pesar de los 190 días de inactividad y algunas bajas en el plantel.

El próximo compromiso del club de Núñez será el 22 de septiembre en Lima cuando visite a Binacional, de Perú.

Ahora las posiciones quedaron encabezadas por Liga de Quito con seis puntos, River y San Pablo suman 4 y Binacional 3, al cabo de la tercera y última fecha de la primera rueda de la fase de grupos.

El plantel de River Plate viajará esta tarde rumbo a Brasil con una duda en el equipo titular, entre el juvenil Julián Alvarez y el paraguayo Robert Rojas, con un sistema táctico diferente para enfrentar a San Pablo mañana en el estadio Morumbi.

De este modo, el probable equipo para jugar ante San Pablo sería con: Franco Armani; Gonzalo Montiel, Lucas Martínez Quarta, Javier Pinola y Fabricio Angileri: Rojas o Alvarez, Enzo Pérez, Ignacio Fernández y Nicolás de la Cruz; Rafael Borré y Matías Suárez.

En caso de jugar el paraguayo Rojas de líbero, el DT Marcelo Gallardo usaría un sistema táctico 3-4-3 con Montiel y Angileri en la zona media, mientras que si se inclina por Alvarez de volante por la derecha la formación pasará a ser con una línea de cuatro defensores.

Además de los jugadores mencionados, la lista de los 23 jugadores que serán parte de la delegación la completan: Germán Lux, Jorge Moreira, Paulo Díaz, Jorge Carrascal, Bruno Zucculini, Santiago Sosa, Leo Ponzio, Crístian Ferreyra, Federico Girotti y Lucas Beltrán.

El plantel «millonario» se entrenó esta mañana en el predio de Ezeiza con trabajos técnicos, tácticos y físicos. Luego almorzó en el hotel Holiday Inn, y después de algunas horas de descanso saldrá hacia el aeropuerto de Ezeiza.

River enfrentará mañana a las 19 en el estadio Morumbí al San Pablo y viajará hoy a las 17:30 horas en un vuelo charter desde Ezeiza y regresará de inmediato tras jugar el partido, tal como indican los protocolos.

El equipo, a su regreso, seguirá con los entrenamientos en el River Camp de Ezeiza, sin concentración ya que el lunes próximo debe viajar a Lima para jugar ante Binacional de Perú el martes 22 a las 19.

Para estos dos encuentros, en principio, el «Muñeco» Gallardo no podrá contar con Milton Casco porque dio positivo de coronavirus la semana pasada, ni con el delantero Lucas Pratto, quien sufrió una distensión muscular en el isquiotibial izquierdo.

Al programa de “Viandas solidarias” implementado por el municipio de Rawson desde hace más de un mes para hacer frente a las necesidades sociales generadas por la pandemia del CoViD-19, se sumó esta semana, como punto de distribución, el barrio San Pablo.

La habilitación de este sector, con el cual ya suman 12, fue un requerimiento de los vecinos. Desde que comenzó también se vio incrementada la necesidad del volumen diario de raciones y el aporte del voluntariado que, con gran esfuerzo, lleva adelante el programa.

La secretaria de Desarrollo Social y Familia, Silvana Cendra, especificó que este miércoles “recorrimos varios puntos de distribución, como por ejemplo 490 Viviendas, la zona del puerto, y el barrio San Pablo”.

La funcionaria señaló que en este último sector habilitado “ya estamos entregando más de 65 porciones por día”.

Protocolo de seguridad

Por su parte, el coordinador de las Asociaciones vecinales de Rawson, Martín Chavero, indicó que: “Estamos trabajando desde este lunes en el centro comunitario del barrio San Pablo”.

El funcionario señaló que el lugar, al igual que los restantes sectores, fue totalmente desinfectado, y que “todo se hace con las mismas medidas de precaución, como el uso de guantes, barbijos, cofias, y delantal. Hay personas que están trabajando para que tanto quienes entregan las viandas, como los vecinos y cada elemento que se distribuye, estén seguros”.

Chavero rescató que “si bien es una situación delicada y que no hubiéramos querido atravesar”, desde el municipio “estamos dando respuestas a la demanda social que se generó”.

Choferes y cobradores que se oponen a la reducción de la flota de ómnibus determinada por la Alcaldía dejaron de trabajar hoy, luego de realizar un paro relámpago en la tarde de ayer.

La protesta es parcial, hay zonas donde la circulación es fluida, pero largas filas de pasajeros se observaban esta mañana en la mayoría de las 30 terminales de la ciudad de 10 millones de habitantes que cada día recibe, además, millones de personas de su área metropolitana.

Entre tres y cuatro millones de personas se vieron afectadas y para disminuir el impacto la red de Metro aumentó su frecuencia de viajes mientras fue suspendida la restricción a la circulación de automóviles particulares, citaron medios locales y la agencia de noticias ANSA.

El alcalde local, Bruno Covas, interpuso una acción cautelar ante la Justicia que obligó al sindicato a garantizar la circulación del 70 por ciento de las unidades en las horas pico.

Decenas de colectivos fueron estacionados en señal de protesta frente al Palacio Municipal en el Viaduto do Cha, ubicado en el centro paulista, así lo reseña Diario Jornada.