Tag

Salud mental

Browsing

La iniciativa es impulsada por el Ministerio de Salud provincial y está a cargo de especialistas de la Dirección Nacional de Salud Mental y Adicciones. Uno de ellos, Alejandro Brain, destacó que en materia de Salud Mental Comunitaria “Chubut se encuentra muy avanzada, y es referente y ejemplo a nivel nacional”.

Integrantes de establecimientos del Primer Nivel de Atención de la Salud de Chubut, participaron recientemente en Rawson del primer encuentro de una capacitación sobre el “Programa de Acción para Superar las Brechas en Salud Mental” (mhGAP por sus siglas en inglés), que fue organizada por el Ministerio de Salud del Chubut y estuvo a cargo de especialistas de la Dirección Nacional de Salud Mental y Adicciones, dependiente de la Secretaría de Gobierno de Salud de la Nación.

La actividad se desarrolló días atrás en instalaciones del Hotel Deportivo, en la capital provincial, y su apertura fue encabezada por autoridades de la cartera sanitaria provincial, que conduce Adrián Pizzi: la subsecretaria de Planificación y Capacitación, Jimena Marcos; la directora provincial de Salud Mental Comunitaria, Cora Luguercho; y la directora provincial de Prevención y Asistencia de las Adicciones, Nora Soria.

Chubut, referente y ejemplo a nivel nacional 

Consultado al respecto, el referente de la Dirección Nacional de Salud Mental y Adicciones para la región Patagonia, Alejandro Brain, manifestó que “la actividad tiene como objetivo capacitar a capacitadores para que repliquen la herramienta y formen profesionales que sepan atender ciertos problemas de salud mental”.

Además, sostuvo que “la herramienta mhGAP se enmarca en la Ley de Salud Mental y en el ámbito de la Salud Mental Comunitaria, materia en la que Chubut se encuentra muy avanzada, y es referente y ejemplo a nivel nacional”, valoró Brain.

El segundo encuentro de esta capacitación tendrá lugar el 13 de mayo próximo.

Estrategia mhGAP 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) creó el “Programa de Acción para Superar las Brechas en Salud Mental” (mhGAP por sus siglas en inglés), con el objetivo de ampliar la atención para los padecimientos mentales, neurológicos y por consumo de sustancias. El enfoque del mhGAP comprende intervenciones para la prevención y el tratamiento de los trastornos prioritarios, los cuales incluyen depresión, psicosis, lesiones autoinfligidas y suicidio, epilepsia, demencia, trastornos por el consumo de sustancias y un apartado especial para niños, niñas y adolescentes.

La estrategia mhGAP se fundamenta en que los equipos del Primer Nivel de Atención son esencialmente la primera escucha y la puerta de ingreso al sistema de salud para la comunidad, por lo que brindarles herramientas para el abordaje de padecimientos mentales se vuelve prioritario.

Más pacientes manifiestan síntomas de ansiedad y estrés. Preocupa el abandono de tratamientos por el alza de precios de los medicamentos.

Tres semanas atrás atendí a una paciente cardíaca que debe tomar muchos medicamentos: para la presión, para el colesterol, para que no se le coagule la sangre… En el momento en que le voy hacer las recetas, me dice: ‘Doctor, si me receta todo eso y además tengo que comer sano, no puedo pagar el alquiler ni el ABL, así que tengo que optar’.” La anécdota del médico cardiólogo Jorge Tartaglione, presidente de la Fundación Cardiológica Argentina, grafica la situación dramática que viven muchos argentinos que se ven forzados a interrumpir sus tratamientos –con el riesgo que esto acarrea para sus vidas– debido a la alza de precios de los medicamentos.
En el último año, el costo promedio de los 50 fármacos principales para adultos mayores se incrementó un 53,24%, según el Centro de Economía Política Argentina (CEPA). Desde la Confederación Farmacéutica Argentina advirtieron que a lo largo de 2018 se vendieron 100 mil unidades menos de medicamentos por día en relación con 2017. Desde restricción de gastos destinados a salud hasta pacientes que refieren síntomas como ansiedad, estrés y angustia; médicos y psicólogos afirman que la actual crisis económico-financiera se coló en la consulta.
“Uno como terapeuta observa que la gente habla mucho más de esto. La crisis entra al consultorio, la mayoría de los pacientes lo expresan como parte del motivo de consulta o se habla al inicio de las sesiones, lo que llamamos la parte social, la primera parte de la entrevista. Obviamente la crisis está en la cabeza de las personas y muchas veces afecta lo que les está pasando”, explicó Fernando Torrente, director del Departamento de Psicoterapia Cognitiva de Ineco. Existen muchos estudios que muestran que las situaciones de crisis económicas, como la de 2001 en Argentina o 2008 a nivel mundial, tienen efectos en la salud física y mental de las personas. “Los escenarios de alta incertidumbre a todas las personas nos afecta provocando ansiedad. Es un fenómeno normal, una emoción que está ligada básicamente a los procesos evaluativos y de anticipación. La ansiedad tiene un correlato físico, que tiene que ver con la tensión y un correlato mental que es la preocupación. En algunas personas la preocupación es tan persistente que no pueden ‘apagar la cabeza’”, sostuvo Daniel Bogiaizian, director del Area Psicoterapéutica de la Asociación Ayuda.
Vivir en una situación de constante crisis económica desencadena el estrés, una respuesta adaptativa del organismo frente a circunstancias de amenaza generales. Pero cuando se vuelve crónico va teniendo con el tiempo efectos psicológicos y fisiológicos. Amenaza. Dentro de los efectos psicológicos, la mente empieza a estar más favorecida a funcionar en ciertos estados de alarma y preocupación constante. “En algunos casos esto puede derivar, cuando existe una vulnerabilidad previa, en un trastorno de ansiedad generalizada; que esta cuestión de estar preocupado permanentemente, con dolores físicos, no poder concentrarse suficientemente en el trabajo y vivir con angustia permanente”, sostuvo Torrente. Otro efecto en la salud mental es la depresión. “Cuando la situación económica se asocia al desempleo o la imposibilidad de cubrir necesidades básicas, esto lleva a situaciones más graves, donde aparece otra de las continuaciones del estrés crónico que es la depresión”. Entre los efectos físicos, el principal es el riesgo de infarto y accidente cerebrovascular. “En cada crisis económica se incrementa la probabilidad de que las personas sufran eventos cardíacos. Entre 2001 y 2002 vimos que aumentaron un 30% las tasas de infarto en los hospitales argentinos”, señaló Tartaglione.
Estudios científicos realizados en Argentina, Grecia e Irlanda del Norte comprobaron el impacto que tienen las crisis económicas sobre la salud. “Estos trabajos han permitido establecer un vínculo entre el estrés psicosocial –es decir, el que se genera a partir de la interacción social de las personas– y un mayor riesgo de enfermar. En particular, las investigaciones constataron un aumento de la morbimortalidad por causas cardiovasculares en períodos de incertidumbre financiera.” Un contexto marcado por inflación, suba del dólar, incertidumbre electoral y disminución de los niveles de satisfacción de vida, sumados a menores presupuestos en áreas de atención sanitaria y bienestar social, puede causar serias consecuencias en términos de salud de una población. Por eso especialistas afirman que es necesario reforzar los servicios de atención sanitaria destinados a paliar el estrés psicosocial.

¿Cómo mitigar el impacto de la crisis económica en la salud mental y física?

“Un consejo es entender que estas emociones de ansiedad y preocupación son normales y necesarias cuando el contexto lo amerita. Hay que diferenciar cuando nuestra ansiedad es lógica en el contexto y cuando se excede y empieza a afectarnos de una manera que no deja que nuestra vida continúe de la misma manera”, sostuvo Torrente. “Si la persona empieza a experimentar síntomas más importantes: no puede dormir por las preocupaciones, no se puede concentrar en su trabajo, empieza una dolencia física sostenida que no cede por si sola, los síntomas de angustia lo llevan a aislarse; estos serían signos de alerta para realizar una consulta”, añadió.
Para Bogiaizian, no hay que exponerse todo el tiempo a información negativa. “Para protegernos hay cosas que podemos hacer como focalizar la atención en otros temas, diversificar actividades, realizar deporte, porque eso colabora para bajar los niveles de tensión, y revincularse con seres queridos”. De la misma forma opina Tartaglione: “No estar todo el tiempo viendo noticieros o exponiéndose a información negativa. Tratar de distraerse, de hacer alguna actividad que nos guste”.
En el caso de las personas que tienen colesterol alto, presión alta o dibetes deben consultar al médico ante cualquier síntoma. “El consejo es que más que nunca no se abandonen, que consulten al médico ante cualquier síntoma y que no dejen la medicación que están tomando. El gran problema son los que dejan la medicación porque no la pueden comprar. Tenemos que tener mucho cuidado.”

 

Fuente: Perfil

El evento se realizó en la ciudad de Buenos Aires y sirvió para trabajar en una estrategia de formación para los trabajadores de salud del Primer Nivel de Atención, que no están especializados en el abordaje de problemáticas de Salud Mental.

El Ministerio de Salud del Chubut, a través de la Dirección Provincial de Salud Mental Comunitaria, participó en la ciudad de Buenos Aires del “1° Encuentro Nacional de Coordinadores de Formación en la Estrategia mhGAP”, un evento que fue organizado por la Dirección Nacional de Salud Mental y Adicciones, dependiente de la Secretaría de Gobierno de Salud de la Nación, y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

En representación de la cartera sanitaria chubutense que conduce Adrián Pizzi, asistió la directora provincial de Salud Mental Comunitaria, Cora Luguercho. A su vez, concurrieron representantes y referentes de áreas de Salud Mental de las distintas jurisdicciones del país.

Formación en el primer nivel de atención

La capacitación se enmarcó en la estrategia de formación de los trabajadores de salud del Primer Nivel de Atención que implementa la Dirección Nacional de Salud Mental y Adicciones, que tiene por objetivo brindar herramientas a los recursos humanos no especializados para el abordaje de problemáticas de salud mental.

Dicha estrategia se fundamenta en que estos equipos son esencialmente la primera escucha y la puerta de ingreso al sistema de salud para la comunidad, por lo que brindarles herramientas para el abordaje de padecimientos mentales se vuelve prioritario, más aún en un contexto caracterizado por la alta incidencia que estos padecimientos tienen en la salud pública en el mundo y en la región.

Enfoque

La Organización Mundial de la Salud (OMS) creó el “Programa de Acción para Superar las Brechas en Salud Mental” (mhGAP por sus siglas en inglés) con el objetivo de ampliar la atención para los padecimientos mentales, neurológicos y por consumo de sustancias.

El enfoque del mhGAP comprende intervenciones para la prevención y el tratamiento de los trastornos prioritarios, los cuales incluyen depresión, psicosis, lesiones autoinfligidas y suicidio, epilepsia, demencia, trastornos por el consumo de sustancias y un apartado especial para niños, niñas y adolescentes.

Se trata de la dependencia ubicada en Comodoro Rivadavia, donde sus empleados además denuncian que se viola la Ley Nacional de Salud Mental y hay persecución al personal que reclama por sus derechos.

Mientras el Gobernador Mariano Arcioni escoge Comodoro Rivadavia para jugar el fin de semana al rugby con sus amigos al estilo Mauricio Macri que juega con sus amigos al golf, Cholila Online te va a mostrar lo que pasa en la vida real, fuera de las gacetillas de prensa de Daniel Taito y del twitter y el instagram del primer mandatario.


Por Iván Marín para Cholila Online

“Además del ajuste, también hay una intención de desarmar el dispositivo porque estamos luchando, peleando, porque levantamos la voz, no nos hemos callado y porque hemos enfrentado una política de vaciamiento”, estas duras afirmaciones fueron esgrimidas a Cholila Online por Federico Marín, delegado gremial por ATE, y operador de apoyo y tallerista en el Centro de Día de Saludo Mental de Comodoro Rivadavia.

Según el entrevistado, las dificultades en el Centro de Día no son de ahora, sino que llevan un buen tiempo. Manifiesta que desde el 2016, cuando se inauguró, no contaba con una sede propia, por lo cual sufrió abruptas mudanzas, que ocasionaba inconvenientes para el tratamiento de sus usuarios. Esta situación derivó en que el personal comenzara acciones de reclamo, entre ellas las retenciones de servicios. Fue así que lograron obtener la actual sede de la dependencia, pero a partir de entonces cambió el trato de la coordinación para con sus trabajadores, destaca Marín.

“El centro de día es un dispositivo de rehabilitación psicosocial de los usuarios del servicio de salud mental”, explica, y describe que atiende a aproximadamente 27 personas. Aunque, remarca que “desde su creación en 2016 a la actualidad perdió más de 10 trabajadores, entre profesionales y operadores”. Agrega que el actual equipo está conformado por 8 personas, pero que solamente 2 son operadores cuando antes llegaron a tener 8. Resalta que “solamente 2 operadores de apoyo para el dispositivo es una locura, es imposible”.

“Una de las cuestiones que se hacen en este espacio es la rehabilitación psicosocial de los usuarios que concurren al Centro de Día. Entonces, por ejemplo, tenemos talleres de radios, de gimnasia recreativa, por citar algunos. Estos diferentes talleres tienen una lógica de recuperación y rehabilitación. No es para divertirse solamente. Entonces, el personal ese de las operadoras se ha formado en el centro de día, se ha capacitado a través de diferentes cursos y discrecionalmente llegó un cambio de coordinación a nuestro dispositivo y se le ocurrió que ese personal ya no hacía falta y les dieron el pase. En esto cuentan con la complicidad de la dirección del hospital (Miriam Monasterolo) y con la jefatura del departamento de salud mental (Gustavo Gonzáles) que han permitido estos pases, pero que más allá de los pases de los operadores y de los profesionales, es claramente un atentado contra nuestro dispositivo. Y por eso decimos que es el vaciamiento del Centro de Día de Salud Mental”, señala el delegado gremial.

Marín considera junto a sus compañeros de trabajo que “quieren cerrar el Centro de Día”. Pero, además, advierte, que esta orientación de los directivos de salud es en reprimenda a la organización de los trabajadores en defensa de sus derechos. De ahí “la constante amenaza del corrimiento del personal. Ves como que vienen insistiendo que van analizar y evaluar qué personal es el apto para el Centro de Día”. En sentido, denuncia en una nota escrita dirigida, entre otros, al ministro de salud Adrián Pizzi, que sufrieron la “sanción disciplinaria improcedente sobre una compañera operadora, incurriendo en el mal trato laboral, situación que ha sido denunciada ante la secretaría de Trabajo”, y que también se produjeron “corrimientos de funciones de los operadores talleristas, habilitando ingresos en condiciones de precariedad laboral”. En el escrito también se denuncia “intervenciones y abordajes que son claramente violatorios de la Ley Nacional de Salud Mental, exponiendo a las y los usuarios en una situación de mayor vulnerabilidad, por parte de la coordinación del dispositivo”.