Tag

Salarios

Browsing

Este año también es inevitable: llega otro golpe al bolsillo de los asalariados. Y más: será el más duro desde el año 2002. Según estimaciones de economistas, este mes el salario real mostrará una caída de poder de compra cercano al 11%. Un retroceso en la capacidad de compra traerá como consecuencia un derrumbe en el consumo de parte de la gente, uno de los sostenes de la economía, y una recesión casi imparable.

La inflación golpea fuerte en 2018 y en estos 8 meses los salarios reales perdieron cerca del 9,5% de su poder de compra. Sucede que el alza de precios fue hasta junio del 24,3% mientras que los sueldos aumentaron un promedio del 12,5%.

Un estudio del Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET) muestra cómo es la variación salarial real -es decir, el haber nominal contra la inflación-, desde la crisis del 2002 hasta marzo de este mismo año.

Poder de compra del salario

En la salida de la crisis de 2001, el sueldo de los trabajadores cayó violentamente más de 20% en relación a los precios. Luego, en días del kirchnerismo, hubo bajas muy fuertes a principios de 2008 y de 2014, en los dos casos muy cerca del 5%. Y finalmente, tras la primera devaluación importante hecha por la presidencia de Macri, en peligrosa combinación con el aumento de las tarifas, la estampida inflacionaria redujo el salario real en un 9%.

Daniel Schteingart, especialista del IET, dijo que hasta agosto “la caída del salario real ya era de 8%”. Y agregó: “Muy probablemente va a estar cerca del 10 u 11% con la inflación que se espera para septiembre y será la caída interanual más profunda desde 2002”.

Las estimaciones hechas por sectores privados estiman un 6% para este mes de aumento de precios, lo cual implica una inflación interanual de 40%. Asímismo, los sueldos se actualizaron a un 25%, 15 puntos por debajo, algo que significa que la caída del poder de compra sería de 11%.

Schteingart lo pone más claro y cita un caso como ejemplo: “Si tu salario en 2017 era de $100, y el kilo de pan valía $1, con tu salario podías comprar 100 kilos de pan. Si un año después, por paritarias, tu salario es de $125 y el kilo de pan ya cuesta 40% más, es decir $1,40, con tu salario podés comprar 89 kilos de pan, o sea 11% menos”.

Un informe reciente de la firma Ecolatina dice que el impacto de la recesión y la inflación sobre el salario de la gente se dará principalmente durante la segunda mitad del año, y que como la caída en el primer semestre fue menor a la esperada, el número final de caída de salario estaría finalmente cerca del 6%.

“Sin reapertura generalizada de paritarias, el salario real podría perder caer en promedio más de 12% en el segundo semestre. Dado que dicha contracción del poder adquisitivo sería muy nociva para el consumo interno, acrecentaría la conflictividad social y minaría la imagen pública del gobierno. El Ejecutivo tiene incentivos para apoyar la reapertura de las paritarias”, se dijo desde la consultora.

 

Poder de compra del salario (Ecolatina - INDEC)

 

También habló sobre el tema la economista Lucía Cirmi Obón, del Centro Interdisciplinario para el Estudio de Políticas Públicas (Ciepp), quien dijo que se aguarda que el mercado interno se deprima más de lo que ya lo vino haciendo en los últimos meses. Dijo la economista: “Pueden llegar a peligrar los empleos de los sectores que más dependen de ese mercado interno, no solo la industria sino también los asociados a servicios que primero se recortan cuando no llegás a fin de mes”.

Por su lado, también habló el economista jefe de la Consultora Radar, Martín Alfie, e identificó qué sector de los asalariados es el que sentirá más duro el nuevo golpe al bolsillo. “Los trabajadores informales -en general- tienen un comportamiento salarial ‘pro cíclico’, en momentos de auge crecen más y en recesión también caen más”, aseguró.

En este contexto, el Gobierno de Macri dispuso a mitad de 2018 un decreto para convalidar las renegociaciones paritarias con cláusulas de revisión que contemplen subas de hasta 25 por ciento, aunque quedaron rápidamente desfasadas por la evolución del dólar y los precios. Los gremios ya advirtieron que presionarán para obtener una mayor recomposición salarial.

Alfie también advirtió que el año próximo tendrá una dinámica similar. “El 2019 empieza con una dinámica bastante negativa, con una fuerte caída del consumo privado, y vamos a ver una recesión importante por ser este el componente más importante de la demanda”.

 

 

Diario 26

El 20 de septiembre se reabren las paritarias de Salud y en octubre continúan con todos los sectores sindicales restantes. El jueves a la tarde hubo una reunión en Fontana 50 para comenzar a delinear las negociaciones. La inflación ya trepó al 25% y un gran porcentaje de los acuerdos osciló entre el 15 y el 20 por ciento. Se abre un nuevo escenario de puja por el salario.

El gobernador Mariano Arcioni recibió el jueves a la tarde a los ministros Marcial Paz (jefe de Gabinete) y Alejandro Garzonio (Economía), al subsecretario de Coordinación Financiera, Luis Tarrío, al presidente del bloque Chubut Somos Todos, Jerónimo García, y al subsecretario de Salud, Fabián Puratich.

Los ejes de la reunión fueron varios, pero uno de los principales fue la apertura de paritarias que iniciará el 20 de septiembre con todos los trabajadores del sector de Salud.

El calendario paritario continuará en octubre para el resto de los gremios, entre los que se encuentran los docentes, que representan la porción más grande del Estado y que han exhibido firmeza en sus planteos.

El Gobierno afrontará un nuevo proceso de tensión con los gremios, que durante los primeros seis meses del año mostraron una postura dura y rígida en torno a sus reclamos.

La inflación en los primeros ocho meses del año ya licuó el incremento otorgado por la gestión de Arcioni, y los gremios volverán a la mesa para discutir subas salariales que ronden ente el 35 y el 40 por ciento anual, en sintonía con la inflación estimada.

Los números de Chubut han mejorado gracias al incremento de la producción petrolera y las compensaciones que recibió Chubut del Gobierno nacional, producto del Consenso Fiscal firmado en noviembre del año pasado.

Otro punto clave fue la refinanciación de deudas, que le permitió oxigenar las cuentas. Bajo este contexto, comenzará una dura puja entre el Gobierno y los sindicatos.

 

 

El Chubut

La infrenable suba del dólar devaluó fuertemente el ingreso de los argentinos que, sumado a una fuerte inflación, cada vez tienen menos poder de compra a la hora de adquirir bienes, servicios o darse algún gusto. El viernes el dólar cerró en la histórica marca de $31,40, un 322% más alto que cuando Mauricio Macri asumió la presidencia, cuando el dólar cotizó a $9,75. En estos casi tres años, el salario y jubilación mínimos perdieron casi la mitad de su valor en dólares.

El salario mínimo vital y móvil a diciembre de 2015 era de $6060, unos 621,54 dólares. Actualmente, este ingreso es de $10.000 pero, con un dólar a $31,47 según las cifras del Banco Nación, el más barato de todas las entidades bancarias, el salario mínimo equivale a 318,47 dólares. De este modo, en menos de tres años el SMVyM perdió 303,70 dólares por la devaluación durante el Gobierno de Cambiemos.

Pero la jubilación también sufrió este duro golpe al poder adquisitivo. Al 10 de diciembre de 2015, cuando asumió Macri, la jubilación mínima era de $4299 con un dólar a $9,75. De este modo, cada jubilado cobraba 440,92 dólares. Actualmente, este haber se encuentra en los $8096, unos 257,83 dólares. Así, en casi tres años, el ingreso básico de un jubilado perdió 183.09 dólares.

 

Política Argentina

Lo marca un informe del Observatorio del Derecho Social. Fuerte retroceso del ingreso mínimo desde la llegada de Macri a la Rosada. “Al finalizar el año la caída interanual habrá sido la más importante desde el año 2002”, explican

Los tres años de gestión Cambiemos se caracterizaron por un fuerte deterioro de los salarios. Fundamentalmente eso se sintió entre los trabajadores no registrados, los empelados públicos y en el ingreso mínimo.

Un informe reciente del  Observatorio del Derecho Social de la CTA Autónoma, confirmó que “El Salario Mínimo, Vital y Móvil en su nivel más bajo de los últimos 14 años”.

Ello se produjo por una constante actualización de ese valor, regido por el Consejo del Salario, por debajo de los índices inflacionarios. De hecho, en los últimos dos años se fijó a través de un laudo del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, sin consenso gremial.

La situación, entonces, retrotrae más de una década de recuperación y sostenimiento salarial, aún con idas y vueltas, y lleva el Salario Mínimo cerca de su piso histórico allá por la crisis de 2001.

“Como puede observarse en el siguiente gráfico, al finalizar el año en curso la caída interanual habrá sido la más importante desde el año 2002”, señalaron desde el Observatorio que dirige Luis Campos.

Hace unos días Triaca actualizó el mínimo un 25% en cuatro tramos, monto que queda varios puntos por debajo de la inflación proyectada y que llevará a mayor retroceso de ese ingreso en 2019.

 

 

Infogremiales

Los trabajadores de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) llevan adelante hoy un paro nacional de actividades, en rechazo del “ajuste ilegal sobre los salarios” que les habrían practicado. La medida fue resuelta por unos 3.500 delegados en una asamblea general encabezada por la Asociación de Empleados Fiscales e Ingresos Públicos (AEFIP) en la sede central del organismo recaudador, a metros de Casa Rosada.

El gremio que representa a los 16.000 empleados del ente recaudador rechazó “el ajuste ilegal sobre los salarios que hizo Leandro Cuccioli mediante la Disposición 204/2018 y la propuesta salarial a la baja”. El secretario general de AEFIP CGT, Guillermo Imbrogno, aseguró que “bajo ningún punto de vista” los trabajadores convalidarán “una violación” al Convenio Colectivo de Trabajo y criticó con dureza a Cuccioli.

“Es un administrador que al día de hoy no generó un plan de gestión para que la AFIP consiga más recursos para el Estado, sobre todo en estos momentos en que debemos atacar el déficit fiscal con recursos genuinos”, dijo Imbrogno. El sindicato mantuvo reuniones en el Ministerio de Trabajo entre el viernes de la semana pasada, pero no hubo avances en las negociaciones para que se revea la medida que puede significar un “recorte salarial” para los trabajadores del sector.

De esta manera, determinaron mantener el estado de asamblea permanente, con cortes sorpresivos de atención a los contribuyentes y quite de colaboración, confirmando la realización del paro nacional de 24 horas sin concurrencia a los lugares de trabajo para el 16 de agosto.

A su vez, AEFIP anunció que los trabajadores impositivos llevarán a la justicia el reclamo contra la Disposición 204/2018, que rebaja los ingresos de los trabajadores derivados del fondo de jerarquización.

 

 

El Instransigente

El gobierno nacional sigue buscando donde meter la tijera para llegar a la reducción del gasto público exigido por el Fondo Monetario Internacional. Como suele suceder con administraciones insensibles a los padecimientos de los sectores menos favorecidos; el macrismo ya acordó con los emisarios del FMI una serie de recortes que incluyen items como jubilaciones, PAMI, medicamentos, vacunas y el Fondo de Incentivo Docente, entre otros. Además, habla directamente de “congelar la AUH”. Así lo reveló el periodista Alejandro Bercovich en el programa Brotes Verdes.

Es decir, el ajuste nada tiene que ver con la mentira que se esgrime para el público cautivo de los grandes medios, donde se había adelantado que se priorizarían recortes en gastos de choferes y pasajes aéreos de los funcionarios.

La propuesta oficial tiene un componente de ajuste del propio gobierno nacional, a la vez que propone que los gobernadores implementen iniciativas similares en sus provincias. Precisamente son los gobernadores quienes están recibiendo este planteo de la administración nacional, que busca su complicidad.

 

Portal de Noticias

Los números de este 2018 dan muestras de una crisis económica y social que comienza a profundizarse en el territorio argentino. Mientras tanto, el presidente Mauricio Macri se refiere a la situación como una “tormenta” que ya pasó. Sin embargo, en lo que va de este año ya se registraron más de 32 mil despidos y suspensiones, un 30% mayor a los sucedidos en 2017. Con las alarmas encendidas, el empleo no repunta y la pobreza aumenta a un ritmo preocupante.

En una semana clave para la economía del país donde una misión del FMI llega al país para evaluar las metas que debe cumplir el gobierno y con un dólar que se disparó a pocas horas de un nuevo vencimiento de las Lebacs, el Centro de Economía Política Argentina elaboró un nuevo informe sobre despidos y suspensiones.

En ese aspecto, solamente en julio se dieron 6.588 casos, el doble que el mes anterior y los sectores más perjudicados fueron los de servicios y la industria, que representó el 77%. De este modo, en los primeros siete meses ascienden a 32.794, los mismos corresponden a 12.532 en el empleo público y 20.262 en empleo privado. Así, se observa un promedio mensual de 4.684.

Si se compara con el periodo de 2017, los números superan en 7.296 casos y representa un incremento de casi 30%. En los primeros dos meses de 2018, los despidos del sector público resultan más significativos pero luego aumentaron los registros en el sector privado.

Desde CEPA indicaron que “la industria protagoniza el proceso de despidos y suspensiones también en 2018. Se observa la continuidad en el proceso de expulsión laboral a lo largo de los primeros siete meses del año, promediando 2.138 casos mensuales”.

“Particularmente en el mes de julio de 2018 los despidos y suspensiones del sector industrial fueron quienes motorizaron el fenómeno, representando el 77% de los casos totales del mes”, añadieron.

 

Infocielo