Tag

salario mínimo

Browsing

El gobernador del Chubut, Mariano Arcioni, firmó este viernes en su despacho en Casa de Gobierno, el Decreto Nº 661, que establece fijar a partir del 1º de julio y por el término de un año, que las cuotas de amortización de viviendas sociales ejecutadas por el Instituto Provincial de la Vivienda y Desarrollo Urbano (IPVyDU), no superen el monto de un salario mínimo, vital y móvil mensual vigente, el cual hoy es de $16.870.

El decreto establece que dado el carácter social que revisten las viviendas ejecutadas por el IPVyDU y teniendo en cuenta la situación epidemiológica por el COVID-19 se instruye subsidiar las tasas de interés a los saldos de deuda por amortización de viviendas.

Decisión política

Al respecto la gerenta general del IPV, Ivana Papaianni, expresó que “el Gobernador ha tomado la decisión política de ponerle un tope al valor de la cuota de viviendas durante el término de un año, con posibilidad de prorrogarlo si es necesario. Es decir, se aplicará automáticamente el cobro de las mismas y ninguna tendrá un valor superior al del salario mínimo, vital y móvil que hoy asciende a 16.870 de pesos”.

La funcionaria provincial remarcó que “defendemos el cobro de cuotas de las casas para poder seguir haciendo viviendas y llegar a más vecinos de la provincia. Sin embargo en el marco de la inflación y la situación epidemiológica por coronavirus, hemos tomado la decisión que ningún barrio puesto al cobro supere el salario mínimo vital y afecte aún más su economía”.

Papaianni, recordó que “seguimos tomando como garantía que a ningún hogar le afecte más del 25% del ingreso del hogar. Esto se suma ahora a la decisión política del Gobernador de poner un tope. El espíritu de la decisión política del Gobernador es subsidiar las tasas de interés a los saldos de amortización de viviendas”.

Emergencia climática

Al respecto, la Gerenta general del IPV, informó que “en el marco de la emergencia, por decisión política del Gobernador Arcioni, nos instruyó a suspender el cobro de las cuotas de viviendas sociales en la zona rural afectada por la emergencia climática”.

Un Hogar constituido por una pareja de 35 años con dos hijos necesitó, en junio de 2020, de $69.433 para satisfacer sus necesidades.

A 127 días del inicio de la cuarentena, la junta interna de ATE INDEC presentó un nuevo informe realizado en base al ejercicio de Salario Mínimo, actualizado a junio de 2020, que tiene como finalidad establecer una referencia para la reapertura la discusión salarial en la paritaria.

«El valor que proporciona este ejercicio estima los gastos indispensables de una familia, y con eso el requerimiento del salario mínimo que deben percibir un trabajador/a. El primer semestre de este año se caracterizó por la caída de la economía -comparable a la de la crisis del 2001- , del consumo y por la alta inflación», precisaron desde ATE INDEC.

Y señalaron: «Seguimos planteando, como lo hicimos en la publicación anterior, que esta actualización se da en el preciso momento que nuestra Asociación Trabajadores del Estado ha exigido la pronta apertura de las paritarias que tiene como desafíos conseguir: A) que el estado empleador reconozca la pérdida salarial que venimos sufriendo los trabajadorxs del sector, y además, B) se establezca una pauta salarial acorde a la estimación de la inflación planteada por los especialistas coincidentes con las del BCRA a través del REM 3, que proyectan una inflación acumulada del 40,7% con cláusula de revisión de carácter obligatoria».

En el caso de esta canasta, contiene un ingreso requerido en la actualidad para cubrir las necesidades básicas de lxs trabajadorxs y su núcleo familiar, que toma como base el uso de datos oficiales publicados por el INDEC.

Así, establecieron que un Hogar constituido por una pareja de 35 años con dos hijos (de 6 y 9 años) necesitó, en junio de 2020, de $69.433,7.- para satisfacer sus necesidades. Este valor se compone de $22.734 necesarios para adquirir una Canasta Alimentaria Mínima y de $ 46.699,7.- para acceder a otros bienes y servicios básicos.

La junta interna añadió: «Este es un ejercicio de estimación, para el que se recurre a información pública y se emplean metodologías útiles para proveer las mejores aproximaciones posibles y sea una referencia válida para la discusión salarial de nuestro gremio y central, como también de otros sectores. Que sirva además para la efectiva concreción de un salario universal que alcance a todos los sectores de la economía informal o desocupados».

Y precisaron que las canastas utilizadas para este ejercicio son las llamadas «Canastas de Consumos Mínimos» y surgieron como propuesta metodológica innovadora en el INDEC, aunque todavía no se han aplicado en las mediciones oficiales. No son las habitualmente utilizadas para la medición de la pobreza, que en la última actualización es de $ 43.811 para una familia tipo, sino que establece un piso para que cada trabajador esté en condiciones de cubrir las necesidades básicas de su núcleo familiar, y de esa manera no ser susceptible de caer en la pobreza.

«Por tanto, ningún trabajador debería ganar -de bolsillo- menos que el valor calculado en este ejercicio», concluyen.

Un hogar constituido por una pareja de 35 años con dos hijos (de 6 y 9 años) en diciembre de 2019 necesitó de $61.882 para satisfacer sus necesidades, cifra que se compone de $19.910 necesarios para adquirir una canasta alimentaria mínima y de $ 41.971 para acceder a otros bienes y servicios básicos, detalló el gremio en un comunicado.

Los trabajadores del INDEC afiliados a ATE llevan a cabo informes periódicos sobre la situación salarial del país y en ese marco presentan un documento que establece de cuánto debería ser el salario mínimo.

El informe, indicó ATE, «tiene como fin dar un argumento sólido que pueda ser utilizado» tanto en las negociaciones paritarias propias y de otros gremios «para exigir una urgente recomposición salarial».

«Una vez difundido el dato del IPC (Índice de Precios al Consumidor) de diciembre se conoció el acumulado de 2019, que fue del 53,8% (de inflación). Ante esta realidad hay analistas que ya estiman que la inflación para este año rondará el 40%. Pero este sería el piso en el mejor de los escenarios, ya que suponen el dólar oficial manteniéndose en el rango de los $64», alertó el informe.

Al respecto, el gremio que conduce Hugo «Cachorro» Godoy, agregó: «Ante esta realidad, realizamos un ejercicio de estimación que nos permita acercar lo que serían los valores requeridos en la actualidad para cubrir las necesidades básicas de los trabajadores y su núcleo familiar, para llevar adelante una vida digna, sin dejar de aclarar que esta cifra se hace en base a datos oficiales publicados por el INDEC».

ATE explicó que las canastas utilizadas para su informe «son las llamadas de Consumos Mínimos y surgieron como propuesta metodológica innovadora en el INDEC, aunque todavía no se han aplicado en las mediciones oficiales».

«No son las habitualmente utilizadas para la medición de la pobreza, pero no por ello ambas canastas deben verse como contrapuestas, dado que se trata de metodologías diferentes pero compatibles entre sí», señaló.

A fines de 2015 el ingreso vital y móvil rondaba los u$s 607 mensuales, pero hoy no supera los u$s 274. Si se lo compara con los valores de los últimos años, el salario mínimo en dólares retrocedió 12 años a los montos de agosto de 2007. En el ranking regional, la Argentina ocupa el puesto N°9 de un total de 20 países.

Parafraseando a Steven Spielberg esta película podría titularse “Volver al pasado”. El Salario, Mínimo, Vital y Móvil (SMVyM) de junio de 2019 medido en dólares retrocedió 12 años y se mantienen en valores cercanos a agosto de 2007.

En ese momento, cuando el presidente era Néstor Kirchner, el sueldo elemental apenas superaba los u$s 284 mensuales, unos $ 760 a u$s 3,09 del tipo vendedor del Banco Nación. Según los calculas de ámbito.com, hoy el SMVyM cotiza u$s 273,52, unos $ 12.500 a $ 45,70.

En análisis no se detiene allí. Desde la asunción de Mauricio Macri el Salario Mínimo aumentó 124% en pesos y perdió 55% en dólares. Si se habla en términos de notafilia, una rama de la numismática, los trabajadores argentinos ganan $ 6.912 más, pero tiene u$s 333,53 menos por mes.

En comparación al año pasado, el SMVyM aumentó 25% y perdió 17% en dólares. Unos $ 2.500 más, pero u$s 56,51 menos.

En el ranking regional, el salario mínimo argentino ocupa el puesto N° 9 de 20 países, debajo de Perú (u$s 277) y por encima de Panamá (u$s 265). En lo más alto se ubican los costarricenses con u$s 523 mensuales, mientas que en lo más bajo de la tabla están los venezolanos, con apenas u$s 6.

Al Consejo del Salario

Tras el contundente paro del 29M y a la espera de una nueva convocatoria al Consejo del Salario, los gremios y trabajadores pusieron la mira en el mínimo, vital y móvil. En la última reunión del Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil del 8 de agosto del año pasado, el Poder Ejecutivo, los empleadores y los sindicalistas no llegaron a un acuerdo con relación al monto de los haberes mínimos. Los dirigentes gremiales exigieron casi un año atrás un salario mínimo de $ 19.600, pero el sector patronal no lo aceptó.

Agencia Noticias Argentinas

Ante la falta de acuerdo, el Gobierno estableció un cronograma de aumentos en cuotas y tramos, que implicó llevarlo a $ 10.700 en septiembre de 2018; a $ 11.300 en diciembre de 2018; a $ 11.300 en marzo de 2019; a $ 11.900 en mayo y a $ 12.500 a partir de junio. Sin embargo, tras la corrida cambiaria de principios de año y para frenar los reclamos, Mauricio Macri adelantó por decreto el monto de junio a marzo.

Ahora, se espera que los cegetistas de buen diálogo con el oficialismo, los cegetistas enfrentados a Cambiemos y los sindicatos más combativos encabezados por los Moyano se presenten a la inminente mesa del salario convocada por el ministro Dante Sica con una cifra superior a los $ 30.000, en línea con la canasta básica de alimentos, que define la línea de pobreza.

Un reciente informe sobre el mercado laboral elaborado por Proyecto Económico, el grupo de expertos que coordina la diputada K Fernanda Vallejos, reveló que los salarios acumulan una pérdida de poder adquisitivo de 19,7% en tres años y medio de gestión de Macri. “Los tarifazos y devaluaciones con tarifas dolarizadas redundaron en una inflación muy superior a cualquier incremento salarial, reduciendo el poder de compra de los trabajadores”, indicaron.

Proyecto Económico

Pero según Proyecto Económico una de las más graves consecuencias de la devaluación fue la brecha que se abrió entre los salarios y el precio de los alimentos. “En los últimos 12 meses esta alcanzó al 21,8%. Este fenómeno es la principal explicación del avance de la pobreza en 2018 que, al cuarto trimestre de ese año, alcanzó una tasa de incidencia del 35,9% y, observando la evolución de estos primeros cuatro meses, es esperable que continúe en aumento”, remarcaron.

 

Ambito

El Ministerio de Trabajo dispuso aumento del 25% para el salario mínimo, luego de que la CGT y de las dos CTA no llegaran a un acuerdo con referentes del sector empresario en el marco de la reunión del Consejo del Salario.

La suba que llevará el salario mínimo de los actuales 10.000 a 12.500 pesos se abonará de la siguiente forma: 7% en septiembre; 6% en diciembre; 6% en marzo del próximo año y 6% en junio, informó la cartera laboral en un comunicado.

“Las CTA´s y la CGT exigimos $19.600 (valor de la canasta básica que mide el INDEC). Los empresarios ofrecieron 20% en cuotas para llevarlo a $12.000 en julio de 2019. Las Centrales no aceptamos ese salario por debajo de la línea de pobreza del INDEC”, informó el titular de la CTA Autónoma, Pablo Micheli a través de su cuenta de Facebook.

 

 

NA