Tag

Rusia

Browsing

El Presidente de Rusia, que debe venir al país con motivo del G20, tendría intenciones de anticipar su vuelo para presenciar la definición de la Copa Libertadores.

“Si quiere venir a ver el partido no hay inconveniente”, comentó el ministro de Seguridad porteño, Martín Ocampo, cuando le consultaron sobre la posibilidad de que Vladimir Putin adelante su viaje a la Argentina -con motivo de participar en el G20- para presenciar el partido de vuelta entre River y Boca que definirá el ganador de la Copa Libertadores

La frase generó un verdadero revuelo internacional y, pese a que en el Gobierno nadie confirmó la información, crecen los rumores de su posible presencia en el estadio. “Escuchamos la versión, pero no tenemos nada confirmado”, respondieron a TN.com.ar desde la embajada de Rusia en la Argentina. En sintonía, una alta fuente del Ministerio de Seguridad también negó la información. Por su parte, en Cancillería, no confirmaron ni rechazaron las versiones ante la consulta de este medio.

La historia comenzó cuando la periodista Romina Manguel le preguntó a Ocampo si el ministro de Seguridad porteño estaba en condiciones de recibir a Putin en el Monumental, y aseguró tener información de las autoridades rusas le habían enviado una solicitud a Cancillería para adelantar su arribo al país.

“Si quiere venir a ver el partido no hay inconveniente. Lógicamente eso supone un operativo de seguridad especial para un mandatario. Me parece que es buenisimo para la Argentina que quieren venir a ver este partido. Le hace bien a la Argentina”, expresó el funcionario porteño en diálogo con Va de Vuelta.

El diario Marca de España se hizo eco de sus palabras, y publicó un artículo que luego fue reproducido por la agencia oficial rusa TASS. Así, en cuestión de días, la noticia comenzó a recorrer el mundo.

Mauricio Macri y Putin comparte la pasión por el fútbol. Incluso, en enero, el presidente argentino le había prometido a su par ruso que estaría presente en el Mundial aunque las complicaciones económicas de la Argentina se interpusieron en sus planes. “Voy a venir con mi hija Antonia, a los dos primeros partidos de la Selección”, le dijo por aquellos días.

 

 

TN

Al menos 17 personas murieron y otras 50 resultaron heridas luego de que un tirador abriera fuego en el Instituto Politécnico de la ciudad de Kerch, en Crimea, donde también hubo una explosión. Desde el Kremlin sospechan que pudo tratarse de un atentado en manos de un exalumno del instituto, que luego de la masacre se suicidó.

“Como consecuencia de una explosión en el instituto politécnico murieron 10 personas y otras 50 quedaron heridas”, fue la primera información que confirmaron las autoridades de Emergencia apenas ocurrida la tragedia. Los testigos, sin embargo, aseguraban que después de la explosión se escucharon también ráfagas de fusil.

Más tarde las autoridades confirmaron que los fallecidos habían muerto a causa de los disparos. “Actualmente hay 17 muertos. La inspección preliminar de los cuerpos muestra que murieron por bala”, precisó en un comunicado el organismo a cargo de la investigación. Las imágenes captadas por las cámaras de seguridad dejan ver a “un joven hombre armado con fusil llegar al establecimiento”.

Fuentes oficiales confirmaron que habrían identificado al autor de la masacre, un exalumno de 22 años, que luego de perpetrar el atentado se suicidó. El cuerpo fue encontrado en la biblioteca de la escuela. “El supuesto asesino se suicidó disparándose. Era un estudiante de cuarto año de este centro educativo”, confirmó el jefe de la República de Crimea (Rusia), Serguéi Aksiónov.

“Quiero expresar mis condolencias a las familias de las víctimas y mi esperanza para que los heridos se recuperen pronto. Los motivos de la tragedia están bajo investigación, a penas las agencias de seguridad lo sepan lo informaremos a la sociedad”, informó el presidente Vladímir Putin en una conferencia de prensa, donde pidió un minuto de silencio por las víctimas.

 

 

Pagina 12

Siria derribó accidentalmente un avión militar de su aliado ruso, matando a sus 15 tripulantes a bordo, al replicar su defensa antiaérea a un ataque de misiles israelíes, según el ejército ruso que culpó el martes del hecho a Israel y amenazó con represalias.

El incidente es el más grave caso de “fuego amigo” entre los dos aliados desde que en septiembre de 2015 Rusia interviniera militarmente para ayudar al régimen sirio a revertir el curso de la guerra.

El avión ruso Ilyushin desapareció de los radares sobre el Mediterráneo poco después de que Turquía y Rusia anunciaran un acuerdo para crear una “zona desmilitarizada” en la región de Idlib, que permitirá evitar una ofensiva del régimen de Damasco contra este último bastión rebelde de Siria.

No hay aún versión del gobierno sirio sobre lo que ocurrió entonces. Pero los acontecimientos coincidieron con un bombardeo israelí contra la región costera de Latakia, al que replicaron las defensas antiaéreas sirias.

El avión ruso Il-20 “fue abatido por un sistema de misiles S-200” del ejército sirio, causando la muerte de los 15 miembros de la tripulación que se hallaban a bordo, anunció el ministerio ruso de Defensa, que acusó a Israel de bombardeos “hostiles” contra Siria y amenazó con represalias.

Según el Observatorio sirio de derechos humanos (OSDH) los misiles israelíes golpearon un depósito de municiones en el Instituto de industrias técnicas. Dos personas murieron y 10 resultaron heridas en el bombardeo, según el presidente del OSDH, Rami Abdel Rahman.

Israel, que aún no ha hecho comentarios sobre los bombardeos del lunes, ha llevado a cabo en los últimos meses frecuentes ataques contra infraestructuras militares sirias, incluyendo contra bases que albergarían a combatientes iraníes aliados del régimen de Bashar Al Assad.

A principios de septiembre, Israel admitió haber llevado a cabo 200 bombardeos en Siria en los últimos 18 meses.

El portavoz del ejército ruso Igor Konashenkov acusó a Israel de ser responsable del incidente de la víspera. “Consideramos hostiles estas provocaciones de parte de Israel” y “nos reservamos el derecho de responder de manera adecuada” advirtió.

Según Konashenkov, el mando militar israelí “no previno” que llevaría a cabo esta operación y la anunció a Moscú menos de un minuto antes del ataque, lo que “no permitió llevar al avión Il-20 hacia una zona segura”.

Además acusó a los pilotos de los F-16 israelíes de haber puesto deliberadamente en peligro al avión ruso al camuflarse en su señal de radar colocándolo así “bajo el fuego de la defensa antiaérea siria”.

“Los aviones israelíes crearon deliberadamente una situación peligrosa para los barcos y los aviones que se hallaban en la zona. El bombardeo se produjo cerca del lugar donde se hallaba la fragata francesa Auvergne y a proximidad inmediata del Il-20”, prosiguió.

Por su lado, el ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú, también advirtió a su homólogo israelí Avigdor Lieberman que Moscú se reserva “el derecho de responder” tras el derribo del avión. A su vez el ministerio de Exteriores ruso convocó al embajador de Israel por el caso del avión derribado.

Este incidente se produjo poco después de que los presidente ruso Vladimir Putin y turco Recep Tayyip Erdogan acordaron crear una “zona desmilitarizada”de 15-20 kilómetros de largo, bajo control ruso-turco, en Idlib, provincia siria limítrofe con Turquía.

Ese acuerdo puede evitar una ofensiva poner fin a una ofensiva de Siria y su aliado ruso contra Idlib, última provincia en manos insurgentes. La región de Idlib, controlada en un 60% por el grupo yihadista Hayat Tahrir al Sham (HTS), compuesto en su mayoría por la exrama de Al Qaeda en Siria. Aunque apoye a otros grupos rebeldes, Ankara considera “terrorista” al HTS.

Este martes, el régimen sirio expresó su satisfacción por este acuerdo ruso-turco. Siria “se congratula por el acuerdo sobre la provincia de Idlib”. “Siempre ha acogido favorablemente cualquier iniciativa que permita evitar el derramamiento de sangre de sirios y ayude a restablecer la seguridad” según una fuente del ministerio de Relaciones Exteriores. El acuerdo fue igualmente saludado por Irán, aliado del régimen sirio, que elogió una “diplomacia responsable”.

 

 

 

Ambito

Elena Basykina había desaparecido en 1987 junto con otros seis montañistas con los que había compartido una expedición al Monte Elbrús, en el Cáucaso ruso. Un grupo de turistas encontró ahora su cadáver.

Tenía 36 años y las montañas eran “el gran amor de su vida”, según la recuerdan sus compañeros en el instituto científico de Moscú en el que trabajaba. Elena Basykina partió el 10 de abril de 1987 junto con una amiga desde la capital rusa hacia la ciudad de Mineralnye Vody, donde pasaría sus últimas vacaciones haciendo lo que más le gustaba, montañismo.

El objetivo era escalar el Monte Elbrús, que tiene una altitud de 5.642 metros. Las dos mujeres emprendieron la expedición junto con un grupo de cinco amigos que conocieron en el hotel en el que se hospedaban. Nunca regresaron.

Una avalancha los enterró y no dejó rastros de ellos. Un equipo de rescatistas salió a buscarlos al día siguiente, pero nunca pudo encontrarlos.

Días atrás, un grupo de montañistas que recorría la zona encontró un bulto llamativo en la nieve. Tras escarbar un poco se dieron cuenta de que era el cuerpo momificado de una persona.

Era Elena Basykina. Junto al cadáver había un pasaporte de la Unión Soviética con su nombre y estaba el boleto de avión que había tomado antes.

“Estuvimos esperando a Elena todos estos años”, dijo su primo Evgeny, entrevistado por el Komsomolskaya Pravda. “Tratábamos de descifrar qué es lo que podía haberle pasado. Hasta temíamos que la hubieran secuestrado, porque es una región muy peligrosa”.

Un equipo de rescate fue a buscarla y trajo los restos de la mujer, que fue la única miembro de la expedición encontrada. Su familia realiza gestiones para trasladar el cuerpo a Moscú.

 

 

misionesonline