Tag

robado

Browsing

El hecho sucedió en el barrio Nueva Esperanza, en la Capital Neuquina; con un enfermero que trabaja en la clínica ADOS de la localidad y que en junio pasado contrajo Coronavirus (en el centro de salud de produjo una ola de casos). Desde entonces comenzó a ser hostigado por los vecinos.

Al hombre, Daniel Porro, le dieron el resultado positivo del hisopado el 19 de junio, pero antes se encontraba aislado en su casa. Luego del diagnóstico, fue a hacer el aislamiento a la vivienda de un familiar.

El enfermero transitó la enfermedad con síntomas de tos y dolor en el pecho, y tras varios días, al someterse a otro hisopado, el resultado fue negativo, por lo que fue considerado como un paciente recuperado. Fue así que volvió a su casa y se reincorporó a trabajar ya sin el virus.

Sin embargo, continuaba siendo hostigado por los vecinos del barrio Nueva Esperanza. Desde la vereda lo insultaban y el pasado jueves la situación se volvió sumamente violenta.

Un vecino lo insultó y comenzó a llamarlo desde la vereda. El enfermero salió a ver quién era y esto desembocó en insultos y una pelea. Varias personas lo golpearon y lo patearon hasta dejarlo casi inconsciente.

El hombre fue trasladado al hospital y durante la tarde, tras la agresión, algunos integrantes de la familia que lo habían golpeado horas antes le prendieron fuego la casa, una vivienda modesta que se encuentra en construcción.

Además, mientras esto sucedía, al trabajador le robaron su auto, Fiat Palio, que la Policía pudo recuperar a las pocas horas.

Tras la sucesión de hechos violentos, el hombre hizo la denuncia correspondiente y tomó intervención el Ministerio Público Fiscal neuquino. Sin embargo, el enfermero se mostró atemorizado por lo que produce el desconocimiento en los vecinos de la zona.

“Me decían que me vaya del barrio porque tenía Coronavirus. No sólo no tengo porque cumplí con el aislamiento, sino que me quemaron la casa y me robaron el auto”, contó el enfermero a LMNeuquén, medio de la Capital neuquina.

El hombre contó que mientras era agredido los vecinos le decían “andate porque sos caso positivo y te vamos a quemar la casa, no queremos gente como vos acá en el barrio”, amenaza que unas horas después se cumplió.

“Me golpearon por todos lados entre varias personas, y todavía no me recupero. Perdí el conocimiento y quedé en el hospital. Me llevaron el auto, directamente me lo robaron y una vez que estaba en el hospital me prendieron fuego adentro de mi casa”, lamentó.

El hombre lamentó el “desconocimiento, porque no he tenido problemas con este vecino. La Policía le explicó bien cómo era el tema de los contactos, del aislamiento, pero esta persona nunca lo entendió, hasta hace tres noches, que me pasa todo esto”, informó.

“No tengo a donde vivir”, agregó el enfermero agredido.

Fuente: lmneuquen.com

En inmediaciones al barrio Inta, la Policía halló las vísceras y la cabeza de un equino de salto que fue hurtado de su corral este jueves por la madrugada.

Avanzada la mañana de hoy autores desconocidos ingresaron en una propiedad de la zona rural de Trelew. Cortaron el alambrado y robaron un caballo que fue encontrado sin vida horas más tarde en el barrio Inta.

Según indicaron fuentes policiales luego de cortar el alambre que delimita el ingreso al predio rural y violar el acceso a uno de los corrales, delincuentes sustrajeron un equino de pelaje color tostado, antiguamente utilizado para competir.

Asimismo, ingresaron al interior de un galpón y sustrajeron una escopeta calibre 20, aparentemente en desuso, y una motosierra marca Stihl tamaño pequeño.

Las primeras hipótesis indican que los ladrones habrían caminado desde la estancia hasta la calle López y Planes (lugar donde se pierden los rastros de las pisadas). Una vez allí, se presume que el animal fue cargado arriba de un carro, y luego de desaparecer por varias horas, apareció sin vida y seccionado a las 09:30 horas, en cercanías a un asentamiento de casas del barrio Inta.

A un hombre le robaron el auto del frente de su casa y unas horas después apareció volcado e incendiándose en un sector cercano a las chacras, en la zona sudoeste de Trelew.

Se enteró recién cuando se levantó, en las primeras horas de la mañana, que se lo habían sustraído y al presentarse en una Comisaría a radicar la denuncia le informaron acerca del estado en el que la policía lo había encontrado.

El coche fue hallado por una patrulla de la Comisaría Cuarta después de las tres de la madrugada en las inmediaciones de las calles Murga y Oris de Roa.

Desde ese sector llamó presuntamente al 101 un circunstancial transeúnte que lo vio incendiándose y cuando la policía llegó al lugar constató que el vehículo había sido abandonado.

El coche «estaba sobre una de las márgenes del canal que bordea la calle Capitán Murga», detalló el comisario Jorge Calderero, jefe de la Seccional que intervino en el hecho, quien además confirmó que en el curso de la mañana se presentó en otra Comisaría el propietario, a radicar la denuncia de sustracción sin saber que su auto había sido devorado por las llamas de un voraz incendio.

«Momentos antes de recibir la denuncia del coche que se estaba incendiando una recorrida lo había visto circulando por la zona sur con una pareja, así que ahora se va a corroborar si efectivamente se trató del mismo rodado», dijo Calderero.

La policía presume dos cosas que no suenan como descabelladas: una, que los ladrones se hayan accidentado y al ver que el automóvil se empezó a incendiar lo abandonaron. Y la otra que deliberadamente lo hayan lanzado por ese terraplén -con la finalidad de que cayera a un profundo canal de riego- y que en esa maniobra volcó y se prendió fuego.

El vehículo, un Fiat Palio que habría sido de color rojo, quedó totalmente quemado, destruido por un incendio del que no se sabe si empezó en el motor o en la cabina.

O bien, si lo quemaron arrojándole algún acelerante. Ahora, la policía revisa las cámaras de seguridad de distintos sectores de Trelew para ver si en alguna aparece filmado el rodado y sus captores.

En el operativo intervino la División de Sustracción de Automotores de Comodoro y el Ministerio Público Fiscal.

Un Citroen C3 (dominio NHG – 677) fue secuestrado este lunes por la mañana sobre Aristóbulo del Valle al 1420, zona conocida como «La Loma».

Según pudo saber ADNSUR, el vehículo había sido robado y estaba estacionado sobre dicha calle. Quedó secuestrado en la sede de la División Automotores por el delito de retención indebida, así lo informó ADN Sur.

En el operativo intervino la División de Sustracción de Automotores de Comodoro y el Ministerio Público Fiscal.

Este viernes cerca de las 10 horas, personal de Sustracción de Automotores secuestró sobre la calle Viamonte al 271 un Fiat Uno (dominio VEQ 333).

El auto contaba con la patente de otro Fiat Uno y el motor de un Fiat Spazio con pedido de secuestro, así lo informó ADN Sur.

El vehículo había sido robado en Bariloche y tenía pedido de secuestro desde el 06 de abril de 2010. Tras el operativo, quedó secuestrado.

 

Ladrones ingresaron este viernes a una casa de Aristóbulo del Valle al 1800 y se llevaron hasta los ahorros del propietario.

Fuentes oficiales confirmaron que el hecho fue descubierto alrededor de las 21:15, cuando M.U llegó a su casa y se encontró con que habían ingresado a robar, así lo dio a conocer ADNSUR.

Los ladrones rompieron la puerta de la vivienda y se llevaron un SmarTv LG de 42 pulgadas, dos celulares Cat Pila 540 y Motorola, dos relojes Casio y Okug digital y dinero, entre $9.000 a 12.000$.

El caso es investigado por personal policial de la Seccional Segunda.