Tag

River Plate

Browsing

River Plate, después de 190 días sin competencia por la pandemia de coronavirus, logró un empate valioso en Brasil con el 2-2 ante San Pablo en el estadio Morumbí, por el grupo D de la Copa Libertadores.

El volante Enzo Pérez y el defensor Fabrizio Angileri, ambos en contra, marcaron para San Pablo, mientras que el colombiano Rafael Santos Borré y el juvenil Julián Alvarez anotaron para River en este encuentro jugado a puertas cerradas.

La previa del partido ofreció incógnitas sobre las posibilidades de River, porque acumulaba solo dos prácticas de fútbol ante un rival con 13 partidos en su liga.

Pero esa diferencia no pesó en el juego y River hasta pudo haber logrado una victoria que se le escapó en los minutos finales.

Sobre un campo rápido, merced a una tenue llovizna que precedió el juego, River se plantó en el Morumbí y se hizo dueño del partido en varios tramos.

El primer gol de San Pablo fue fortuito. Un remate de Hernanes se desvió en Enzo Pérez y descolocó a Franco Armani, quien antes se lució con una tapada ante el mismo volante paulista.

River no se desesperó y aumentó la presión en ofensiva frente a un San Pablo que no manejó la ventaja con inteligencia.

El último subcampeón de América lo empató rápido, en una jugada que empezó con el envío preciso de Angileri (reemplazante de Milton Casco) para Suárez y la continuidad con un desborde eficaz del juvenil Julián Alvarez que dejó a Borré de cara al gol.

San Pablo, sin Dani Alves por lesión, solo inquietó a River con remates de media distancia o con pelota detenida, pero fueron pocas las ocasiones.

El equipo de Marcelo Gallardo impuso condiciones en el mismísimo Morumbí, pero le faltó más incidencia de Ignacio Fernández, uno de los más afectados por el extenso parate.

El uruguayo Nicolás De La Cruz aportó más en el quite como auxilio a Enzo Pérez, el equilibrio de River.

El segundo tiempo fue parejo hasta que River sintió un poco el cansancio. A partir de la media hora San Pablo recuperó la pelota y River procuró no cometer errores propios del desgaste físico.

River Plate salió de ese instante de confusión cuando el ingresado Jorge Carrascal acaparó la pelota. La respuesta se concretó con el gol de Alvarez, la figura, con el rebote que capturó Martínez Quarta en el área.

Cuando parecía que el 1-2 era cosa juzgada, Reinaldo encabezó la jugada que generó la intervención de Armani, pero el rebote que encontró el pie de un Angileri falto de reacción tuvo destino de gol.

Más allá de haber tenido el éxito al alcance de la mano, el empate fue un buen resultado para River Plate porque lo hizo de visitante ante otro grande de Sudamérica, que llegó con más rodaje.

River sumó en Brasil y demostró que está intacto a pesar de los 190 días de inactividad y algunas bajas en el plantel.

El próximo compromiso del club de Núñez será el 22 de septiembre en Lima cuando visite a Binacional, de Perú.

Ahora las posiciones quedaron encabezadas por Liga de Quito con seis puntos, River y San Pablo suman 4 y Binacional 3, al cabo de la tercera y última fecha de la primera rueda de la fase de grupos.

En la noche de ayer River Plate decidió suspender los entrenamientos hasta nuevo aviso por el caso positivo de Covid-19 de su entrenador de arqueros.

Adrián Olivieri, entrenador de arqueros de River, dio positivo de COVID-19. Esta noticia encendio  las alarmas en el Millonario, que decidió suspender los entrenamientos hasta nuevo aviso. Todos los jugadores, cuerpo técnico, médicos y personal que estaban dentro de la burbuja sanitaria (incluidos los empleados del hotel) fueron aislados y en las próximas horas serán sometido a nuevos testeos para determinar si hay más personas contagiadas.

Olivieri, entrenador de arqueros que reemplazó a Alberto Montes durante esta etapa de trabajo, tuvo algunas líneas de fiebre en horas de la mañana y fue desafectado de la concentración. Por la noche tuvieron el resultado del test, que confirmó que tiene COVID-19.

Por precaución, algunos de los colaboradores que compartieron la cena en la noche anterior habían sido aislados en sus habitaciones desde temprano. Por la noche, y ante la noticia del caso positivo, la medida se amplió a todo el plantel. Nadie puede salir de sus habitaciones del hotel en el que se encuentran.

“El entrenador de arqueros Adrián Olivieri, que había sido aislado por la mañana por síntomas sospechosos, ha dado positivo de COVID 19. Por ese motivo, el plantel permanecerá dentro de la burbuja sin llevar a cabo ninguna actividad hasta no tener nuevos testeos”, indicó RTN.

River Plate anunció que cambiará todo el campo de juego del estadio «Monumental» para colocar un sistema híbrido, y como hará modificaciones estructurales, eliminará la pista de atletismo y no volverá a usar su cancha hasta el 2021.

Por ese motivo, los partidos que se disputen en el torneo local -como no tendrán público- River los quiere jugar en su campo de entrenamiento en Ezeiza, mientras que los cotejos por la Copa Libertadores podría hacerlo en algún otro estadio, incluso del interior del país.

Mediante un comunicado oficial, el club «millonario» explicó que «aprovechando los meses por delante en los que jugará sin público los partidos de local, el Club Atlético River Plate comienza una obra sin precedentes en el fútbol argentino: cambiará todo el suelo del campo de juego para convertirlo en un sistema híbrido de última generación que terminará definitivamente con muchos de los problemas que tienen los campos de juego en el país».

En ese sentido, desde la entidad de Núñez explicaron que esta modificación está dentro de «los estándares sugeridos por FIFA y CONMEBOL para las competencias internacionales».

River comentó que este sistema del campo de juego también lo utilizan Barcelona, Real Madrid y Manchester United, y en ese sentido sostuvo que hará que el césped sea «sostenible durante todo el año evitando los problemas que generan las transiciones de especies que se hacían hasta el momento».

«Con estas mejoras, el suelo se volverá más seguro y estable para el desarrollo de los partidos, lo cual se traducirá en mayor comodidad para los jugadores profesionales de fútbol», agregó el club.

Entre las obras estructurales, River indicó que «se bajará el campo de juego hasta alcanzar el nivel óptimo definido por el estudio geotécnico realizado durante las últimas semanas».

«Además, en términos de infraestructura, se realizarán dos cambios adicionales muy significativos en el Estadio: se eliminará la pista de atletismo y se construirá un nuevo túnel único por donde saldrán al campo de juego tanto el equipo local como el visitante. Estas transformaciones permitirán en el futuro avanzar con tribunas más cercanas al campo de juego», se añadió.

Las obras finalizarán a comienzos de 2021 y el costo que demandarán «será cancelado durante el transcurso de los próximos doce meses».

Los defensores de River, Gonzalo Montiel y Lucas Martínez Quarta, son los jugadores con más proyección de venta y por quienes hubo sondeos del fútbol europeo para el próximo mercado de pases, según trascendió hoy, aunque tomará fuerza cuando se reanude la actividad.

Martínez Quarta, uno de los zagueros centrales titulares del equipo dirigido por Marelo Gallardo, viene de recibir ofertas ya el año pasado del Betis y del fútbol alemán aparece hoy en medios europeos en la lista de jugadores observados de cerca por el Real Madrid.

En las últimas horas, el sitio El Mundo Deportivo incluyó al Chino en una lista de jugadores argentinos con buena cotización en relación a la edad, la proyección y la experiencia adquirida desde su debut en 2016 y por la continuidad entre 2018 y la actualidad.

Montiel, con el mismo recorrido en primera durante la era de Gallardo, tenía chances de ir a jugar a Inglaterra, pero el receso del fútbol le quitó posibilidades de mostrarse más, y también necesita una citación al seleccionado argentino, uno de los requisitos que se exige para ingresar a la Premier League.

De todos modos, Montiel podría recibir un permiso especial de la liga inglesa tal como sucedió con Ramiro Funes Mori, tras la aprobación de un consejo de entrenadores que certifican que son reales las posibilidades que jueguen más de 20 partidos con el seleccionado argentino.

Montiel y Martínez Quarta, ambos de 23 años y con 101 partidos, tienen contrato vigente hasta el 2023 y una cláusula de salida que superan los 20 millones de euros.

De concretarse la salida de alguno de los dos antes de fin de año, en la zaga central Gallardo tiene la chance de jugar con Robert Rojas y Javier Pinola, pero en el caso del lateral derecho deberían salir a buscar reemplazo porque sólo está el juvenil Elías López.

Fuente: Todo Noticias

El «Millo» se clasificó para la definición del certamen al vencer a Estudiantes de Buenos Aires 2-0 en el último compromiso del equipo de Marcelo Gallardo antes de definir la Copa Libertadores ante Flamengo, en el que abrió el marcador Javier Pinola en el primer tiempo y anotó Exequiel Palacios el segundo gol durante la etapa final. La final la jugará ante Central Córdoba de Santiago del Estero que en la otra «semi» eliminó a Lanús al ganarle por 1-0.

River Plate venció la noche del jueves a Estudiantes de Buenos Aires, 2 a 0, en encuentro disputado en el estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba, y se clasificó finalista de la Copa Argentina, instancia en la que se medirá ante Central Córdoba de Santiago del Estero, que más temprano eliminó a Lanús.

Los tantos del elenco de barrio Núñez fueron anotados por el defensor Javier Pinola a los 45 minutos del primer tiempo y por Exequiel Palacios (45m. ST).

Ahora los dirigidos por Marcelo Gallardo se meterán de lleno en la preparación para la final de la Copa Libertadores ante Flamengo de Brasil el sábado 23 en Lima, por lo que los más de 40.000 hinchas que llegaron al mundialista cordobés despidieron al equipo cantando “esta copa tenemos que ganar”.

El «Millonario» tuvo su premio sobre el final de la primera mitad con el tanto de Pinola, que capitalizó una pelota que había bajado el otro central, Lucas Martínez Quarta, tras un centro enviado desde la derecha por el uruguayo Nicolás De la Cruz.

Antes había estado impreciso el conjunto de Gallardo, con un Estudiantes que se había cerrado bien en el fondo y generó alguna ocasión que le podría haber dado una ventaja.

Una de esas chances la tuvo en los pies de Lautaro Montoya con un remate de larga distancia que salió cerca del palo izquierdo de Franco Armani, y en otra Enzo Pérez cerró con lo justo en el área chica cuando Francisco González Mentilli y Lucas Campana estaban listos para definir.

River había generado poco, aunque tuvo una oportunidad con un remate de Ignacio Fernández que sacó bien Facundo Altamirano, una de Lucas Pratto que quedó mano a mano pero lo incomodaron justo antes de definir y la tiró por arriba, y un muy buen disparo de De la Cruz, que el arquero envió sobre el travesaño para el córner que derivó en el gol de Pinola.

Los de Diego Martínez, que arrastran cuatro derrotas seguidas en la Primera Nacional y que cayeron a la tercera posición tras un gran arranque en la zona A, tuvieron que salir a buscar la igualdad en el complemento, por lo que el «Millonario» comenzó a encontrar más espacios.

Pero a los de la banda roja carecían de precisión en el último pase, porque la defensa de Estudiantes se mantuvo firme con Hugo Silva y Paolo Impini para cortar esos pases al vacío que podían dejar a los delanteros de cara al gol.

Los ingresos de Ignacio Scocco por Pratto y de Juan Fernando Quintero por «Nacho» Fernández no le dieron esa explosión que buscaba Gallardo para liquidar el partido, y el juego se hizo de ida y vuelta en el medio, aunque sin chances claras cerca de los arcos.

Sobre el final, ya con los de Caseros jugados en ataque Borré tuvo un par de oportunidades, pero en una quedó fuera de juego y en otra tapó muy bien Altamirano, por eso Estudiantes mantuvo las esperanzas hasta el último minuto.

La única que tuvo para emparejar el marcador el equipo de la Primera Nacional fue en una de las últimas cuando Armani dio un rebote largo que pudo empujar a la red el ingresado Carlo Latanzzio, pero le cometió falta al arquero y todo quedó anulado por Mauro Vigliano.

Ya con el tiempo cumplido un córner para Estudiantes que fue a buscar hasta el arquero Altamirano lo dejó expuesto en el fondo, rechazó la defensa riverplatense, ‘Juanfer’ Quintero encabezó la contra con un pase largo para Palacios, quien escaló por izquierda y desde afuera del área definió para por el 2-0 final cuando estaba el arco vacío.

Síntesis

River 2 / Estudiantes (BA) 0

River Plate: Franco Armani; Gonzalo Montiel, Lucas Martínez Quarta, Javier Pinola y Milton Casco; Ignacio Fernández, Enzo Pérez, Exequiel Palacios y Nicolás De la Cruz; Matías Suárez y Lucas Pratto. DT: Marcelo Gallardo.

Estudiantes de Buenos Aires: Facundo Altamirano; Leonardo Zaragoza, Hugo Silva, Paolo Impini, Gonzalo Goñi y Lautaro Montoya; Martín Garay, Matías Villarreal y Leonel González; Francisco González Metilli y Lucas Campana. DT: Diego Martínez.

Gol PT: 45m. Pinola (RP).

Gol ST: 45m. Palacios (RP).

Cambios ST: 15m. Ignacio Scocco por Pratto (RP); 22m. Juan Fernando Quintero por Fernández (RP) y Diego Figueroa por Zaragoza (E); 32m. Lautaro Díaz por Campana (E); 36m. Jorge Carrascal por De la Cruz (RP) y 40m. Carlos Latanzzio por González (E).

Amonestados: Impini, Latanzzio (E).

Cancha: Estadio Mario Alberto Kempes.

Arbitro: Mauro Vigliano.

River Plate, mientras espera el desquite por la semifinal de la Copa Libertadores que lo enfrentará a Boca el 22 de octubre en la Ribera, jugará ante Almagro, en un partido por los cuartos de final de la Copa Argentina.

El encuentro se disputará desde las 20.30 en el estadio Malvinas Argentinas, en Mendoza, con el arbitraje de Ariel Penel y televisado por TyC Sports.

En caso de igualdad al término de los 90 minutos la definición llegará mediante tiros desde el punto penal. El vencedor de este partido en semifinales jugará ante el vencedor de Colón de Santa Fe-Estudiantes de Buenos Aires.

La mente de todo el «Mundo River» está en la apasionante definición de la semifinal ante Boca por la Libertadores, tras el 2-0 en Nuñez y con el mesurado optimismo que le da ese resultado al equipo, vigente campeón de América, de Marcelo Gallardo.

Coordinado por el Club Independiente Deportivo, hoy a la tarde en el Estadio Municipal de Esquel, captadores del club River Plate estarán evaluando a distintos jugadores de 7 a 14 años (categorías 2005 hasta la 2012) de nuestra ciudad y de la región.

Recordemos que en marzo de este año, estos captadores de River entre los que se encontraba el ex lateral Alejandro Montenegro, se habían acercado a Esquel donde marcaron con resaltador las virtudes de cuatro jugadores, quienes precisamente fueron convocados para este lunes para mantener el seguimiento.

Los jugadores interesados de todos los clubes de la Liga Local, de la liga independiente o quienes no participan en ningún club podrán acercarse minutos antes de las 14 horas por el Estadio Municipal para tomarles los datos y entregarle una pechera con número.

Ahí se armarán los partidos en distintas categorías y son los captadores de River quienes observarán cada uno de estos juegos con la posibilidad de que distingan a uno que tengan condiciones y, a partir de allí, hacerle un seguimiento con los entrenadores de Esquel, así lo informó el chubut.

Los captadores de River, entre los que se encuentra Máximo Gallardo el papá de Marcelo, estarán en nuestra ciudad en la jornada de hoy, mañana estarán en la localidad de El Bolsón, para luego viajar a Bariloche y probar allí a los jugadores de esa ciudad, los días miércoles 9 y jueves 10 de octubre.

En pleno Superclásico, el 1 del Xeneize rompió una marca que venía del año 1969.

El domingo, en pleno Superclásico en el estadio Monumental, Esteban Andrada consiguió un récord el arco de Boca en el minuto 3 de juego: superó la racha invicta más larga de la historia del club.

El exarquero de Lanús y Arsenal llegó al Superclásico empatando los 781 minutos que había logrado Antonio Roma sin recibir ningún gol en contra en el año 1969. Reseñó el portal Todo Noticias.

La última vez que le convirtieron a Andrada fue el 2 de junio pasado, cuando Lucas Janson le marcó para Tigre el tanto que le permitió al Matador coronarse como campeón de la Copa de la Superliga. Desde entonces se mantuvo invicto para alcanzar esta nueva marca.

Desde el gol que sufrió ante Tigre, Andrada cerró su arco ante Athletico Paranaense (ida de octavos de final de la Copa Libertadores. Boca ganó 1-0), Huracán (Superliga Argentina, Fecha 1. Fue empate 0 a 0), Athletico Paranaense (vuelta de octavos de final de la Copa Libertadores. Boca ganó 2-0), Patronato (Superliga Argentina, Fecha 2. Boca ganó 2-0), Aldosivi (Superliga Argentina, Fecha 3. Boca ganó 2-0), Liga de Quito (ida de cuartos de final de la Copa Libertadores. Boca ganó 3-0), Banfield (Superliga Argentina, Fecha 4. Boca ganó 1-0) y Liga de Quito (vuelta de cuartos de final de la Copa Libertadores. Fue empate 0 a 0).

En lo que va del actual semestre, Boca recibió un solo gol, ante Almagro, por la Copa Argentina, pero en ese partido el arco fue defendido por Marcos Díaz. De esta forma, Andrada está muy cerca de establecer un récord impresionante y batir una marca que acumula ya 50 años.

El Millonario, campeón vigente, igualó ante el Ciclón en Paraguay, 1-1, y con la ventaja del 2-0 en la ida en el Monumental avanzó a las semifinales de la Copa Libertadores, donde se medirá ante Boca, reeditando la final del año pasado.

River Plate paseó su jerarquía de campeón también por Asunción y logró esta noche la clasificación a las semifinales de la Copa Libertadores de América, instancia en la que se cruzará con Boca Juniors, tras empatar 1 a 1 con Cerro Porteño, con un gol del ayer detenido por un episodio policial Nicolás De la Cruz. Publicó Diario Jornada.

La pasó mal River ayer, cuando llegó al hotel Bourbón y se llevaron detenido al uruguayo De la Cruz por un episodio policial ocurrido cuando estuvo en Paraguay en 2016 con el equipo sub 20 de su club de entonces, Liverpool de Montevideo.

La pasó mal River ayer por la tarde, cuando estaba entrenando frente a su lugar de hospedaje y dos hinchas se filtraron al lugar de entrenamiento y se contactaron con los futbolistas, aunque rápidamente fueron apartados por la seguridad privada del club de Núñez.

La pasó mal River ayer al atardecer, cuando el presidente Rodolfo D’Onofrio advirtió de un «clima pesado» que rodeaba a este partido luego del 2-0 conseguido en la ida en el Monumental.

La pasó mal River esta madrugada, cuando sonaron algunas bombas de estruendo en las cercanías del hotel con el objetivo de interrumpir el sueño copero de los futbolistas dirigidos por Marcelo Gallardo.

Y la pasó mal River durante el primer tiempo del partido de hoy en el hirviente estadio La Nueva Olla, cuando ya a los 8 minutos Cerro Porteño logró ponerse en ventaja tras un centro del argentino Joaquín Larrivey que conectó de «palomita» el experimentado Nelson Haedo Valdez para dejar a su equipo a un tanto de llegar a la definición por penales, con «una vida» por delante.

Es que en el resto de la etapa River no encontró los espacios para sacar la contra y por contrapartida su rival, dirigido por Miguel Ángel Russo, le metió presión y merodeó el área de Franco Armani con real peligro, obligando a un par de intervenciones exigidas del arquero.

Pero con el pitazo del final del primer tiempo del árbitro chileno Julio Bascuñán se terminaron los sufrimientos para River, ya que bastó una «lavada de cabeza» del «Muñeco» Gallardo en el vestuario para que todo volviera a la «normalidad» para River, que es lo mismo que decir su buen juego y su paleta multicolor de recursos.

Y como para hacer más épica su épica de estos tiempos «gallardianos», a los 8 minutos de esa etapa final llegó Matías Suárez, uno de los grandes aciertos del técnico a la hora de decidir contrataciones, en un mano a mano con el ex arquero de River Juan Pablo Carrizo, que ganó en primera instancia, pero del rebote apareció De la Cruz, justo a él le cayó la pelota, para que con un derechazo alto transformara el sufrimiento en alegría.

Y aunque quedaba mucho por delante, el mazazo fue letal para Cerro Porteño, que ya debía llegar a cuatro goles para atrapar la clasificación a semifinales. Demasiado para este River que por entonces era pura solidez y amenazaba con llevarse más que ese empate «a priori» más que suficiente.

Así, cuando el final estuvo resuelto y el partido pasó a ser otro hito más en la frondosa historia contemporánea de este River de Gallardo, ni siquiera hubo efusividad en el festejo. Apenas saludos de satisfacción entre jugadores y cuerpo técnico.

Y a pensar en Boca, pero en el superclásico del próximo domingo, por la Superliga, ya que para el otro, que como éste también se jugará por la ida en el Monumental, hay tiempo hasta el 2 de octubre.

– Síntesis –

Cerro Porteño: Juan Pablo Carrizo; Alberto Espínola, Juan Patiño, Juan Camilo Saiz y Santiago Arzamendia; Óscar Ruiz, Juan Aguilar, Mathías Villasanti y Federico Carrizo; Joaquín Larrivey y Nelson Haedo Valdez. DT: Miguel Angel Russo.

River Plate: Franco Armani; Gonzalo Montiel, Robert Rojas, Lucas Martínez Quarta, Milton Casco; Nicolás De La Cruz, Exequiel Palacios, Bruno Zuculini, Ignacio Fernández; Matías Suárez y Rafael Santos Borré. DT: Marcelo Gallardo.

Gol en el primer tiempo: 8m. Haedo Valdéz (CP).

Gol en el segundo tiempo: 8m. De la Cruz (RP).

Cambios en el segundo tiempo: 10m. Cristian Ferreira por Fernández (RP), 20m. Luis Fariña por Federico Carrizo (CP), 22m. Lucas Pratto por Santos Borré (RP), 28m. Ignacio Scocco por Suárez (RP), 30m. Diego Churín por Larrivey (CP) y 34m. Sergio Díaz por Ruiz (CP).

Amonestados: Haedo Valdez, Patiño, Villasanti, Espínola y Larrivey (CP). Suárez y Zuculini (RP).

Cancha: Estadio «La Nueva Olla» (Cerro Porteño, Asunción).

Árbitro: Julio Bascuñán (Chile).

El plantel llegó a Asunción para disputar los cuartos de final de vuelta de la Copa Libertadores, en una jornada donde la dirigencia anunció que amplió en casi cuatro mil espectadores la capacidad del Monumental, que pasará a tener un aforo de poco más de 70.000.

El entrenador Marcelo Gallardo, que el lunes trabajó con los nueve jugadores que no fueron titulares el domingo ante Talleres (0-1 por la Superliga) más Franco Armani, debe resolver si el reemplazante de Enzo Pérez es Bruno Zuculini o si ingresa algún defensor, por caso el chileno Paulo Díaz, para conformar un 5-3-2.

La posibilidad de que aparezcan en el equipo titular Paulo Díaz o hasta eventualmente Javier Pinola haría que el equipo juegue con una línea de cinco defensores, pero con Lucas Martínez Quarta cerca de la zona de volantes, tal como sucedió en la Bombonera durante la primera final de la Libertadores 2018.

En el primero de los casos, el ingreso de Zuculini mantendría el sistema actual de un 4-4-2 con los habituales volantes ofensivos trabajando sobre la línea central, los zagueros centrales y los laterales.

El probable equipo sería entonces con Franco Armani; Gonzalo Montiel, Martínez Quarta, Robert Rojas y Milton Casco; Zuculini o Pinola o Paulo Díaz; Ignacio Fernández, Exequiel Palacios y Nicolás de la Cruz; Matías Suárez y Rafael Santos Borré (fue convocado al seleccionado de Colombia).

El plantel se entrenó por la mañana en el Monumental a puertas cerradas, quedó concentrado y por la tarde partió desde Aeroparque, en vuelo chárter, la delegación que incluye a 20 jugadores y llegó a Asunción a las 21.15 (hora argentina, 20.15 de Paraguay), trasladándose inmediatamente hacia el hotel Bourbon, en cuyas canchas realizará este miércoles el entrenamiento que determinará la formación para el jueves.

Además de los jugadores mencionados como posibles titulares, el «Muñeco» convocó para estar en el banco de suplentes a Germán Lux, Fabricio Angileri, Jorge Carrascal, Cristian Ferreyra, Lucas Pratto, Ignacio Scocco y Julián Alvarez.

«El partido del jueves será duro y friccionado. Pero nosotros no vamos a entrar pensando en el VAR, y tampoco creo que nos haya favorecido en el partido de ida», confió a su arribo a Asunción el volante uruguayo Nicolás De la Cruz, uno de los titulares para la revancha ante el «Ciclón» azulgrana que dirige el argentino Miguel Ángel Russo.

River llega a la revancha en el estadio La Nueva Olla con una ventaja de 2-0 en el partido de ida y en caso de anotar un gol en el encuentro que comenzará este jueves a las 19.15 de Argentina no sólo evitará la posibilidad de penales, sino que además obligará al conjunto paraguayo a convertir al menos cuatro tantos para poder eliminarlo.

Asimismo, el capitán Leonardo Ponzio sigue trabajando de manera diferenciada por su lesión muscular y su regreso será luego del receso por fecha FIFA, en la reanudación de la Superliga, a mediados del mes de setiembre.

En otro orden, luego de una serie de obras y remodelaciones a través del Departamento de Infraestructura del Club, se anunció el aumento de la capacidad del estadio Monumental a 70.074 espectadores para el Superclásico con Boca del domingo, por la quinta jornada de la Superliga.

Podría ser el primero de tres enfrentamientos ante el rival de siempre, si ambos clasifican para las semifinales de la Libertadores (Boca se mide mañana con Liga de Quito).

Por último, el equipo volvió a concentrar en su estadio luego de las remodelaciones en todos los espacios de la concentración, el vestuario y la sala médica que había solicitado el «Muñeco» luego del receso de invierno.

«Es un partido importantísimo para nosotros, muy duro. Estamos con muchas ganas y con tranquilidad». Con estas palabras, palpitó Matías Suárez, que tuvo mucho protagonismo en el encuentro de ida.

El cordobés, agregó: «Va a ser un partido durísimo, tenemos que estar confiados y hacer nuestro juego. Tienen una virtud de jugar por arriba, así que tenemos que saber cómo jugarlo».

«Hoy me siento con mucha confianza, con muchas ganas de seguir mostrando y agradecerle al entrenador», manifestó Suárez.