Tag

rios

Browsing

La Secretaría de Pesca del Chubut, que conduce Adrián Awstin, mantiene el trabajo de fiscalización y control en diferentes ambientes acuáticos de la provincia con el objetivo de resguardar el recurso ictícola y evitar la práctica furtiva.

Al respecto, el director de Pesca Continental, José Luis Pérez, explicó que “inspectores de recursos naturales siguen abocados a la estrategia de control y fiscalización en los espejos de agua para supervisar el cumplimiento de la normativa vigente”.

En este sentido, señaló que “el organismo provincial cuida los desoves que se aproximan puntualmente para la especie de trucha arcoíris en la zona de Lago Rosario, Corcovado, Río Pico y Lago Vinter. Son los lugares a los cuales sube la trucha para el desove correspondiente”.

“Este tipo de trabajos en terreno, a cargo del equipo de guardapescas, apunta fundamentalmente al cuidado y protección del recurso ictícola, uno de los objetivos principales de la Dirección con sede central en Esquel”, sostuvo el funcionario provincial.

Además, Pérez puso en valor el compromiso y predisposición del personal que “hace su tarea en campo y en esta época del año bajo condiciones climáticas desfavorables. Cuentan con camionetas 4 X 4, motocicletas, cuatriciclos y embarcaciones”.

Precisó luego que fuera de la temporada los únicos ambientes habilitados para la práctica de la pesca deportiva en Chubut son Lago Rosario, Laguna Terraplén, Laguna La Zeta, Mosquito, Musters y Dique Ameghino.

Ayuda a Cushamen

Por otro lado, destacó que recientemente la Secretaría de Pesca de la Provincia realizó un aporte de leña a los pobladores de Cushamen y parajes cercanos quienes se vieran afectados por el temporal de nieve registrado durante este invierno.

Agregó, por último, que días atrás la Dirección llegó con metros de leña a la Comuna Rural para que sean distribuidos entre las familias que así lo requieran, sumándose de esta manera a la asistencia que brinda el Gobierno de la Provincia.

El intendente de Lago Puelo, Augusto Sánchez, puso en marcha un protocolo para anticipar posibles inundaciones en la localidad ante el alerta por fuertes lluvias en la región para toda esta semana.

Defensa Civil se ocupará de monitorear las zonas con riesgo de inundación poniendo especial atención a los ríos Azul y Quemquemtreu. Además se mantendrá el contacto con los vecinos y vecinas de la zona para poner en marcha autoevacuaciones si es necesario.

En ese sentido, se recomienda a quienes vivan en esas zonas tener preparado un bolso con ropa, abrigo, elementos de higiene necesarios y artículos personales.

En las redes oficiales se brindarán partes diarios de subida de ríos y habrá distintos centros de evacuación preparados en caso de ser necesarios, siempre respetando las normas de Distanciamiento Social.

Defensa civil municipal recomienda:

-Limpiar los cursos de agua o drenajes para evitar el taponamiento

-Asegurar los elementos que puedan ser arrastrados por la corriente

-Resguardar la documentación importante

-Evitar cruzar cauces o corrientes de agua

-Salir de casa sólo en caso de ser necesario

Ante cualquier inquietud comunicarse al 2944305541

Números de emergencia: 100 bomberos, 101 policía, 107 hospital o Defensa Civil Municipal.

Se realizaron inspecciones en zonas cercanas a localidades tales como Corcovado, Trevelin, Carrenleufú y Río Pico.

Inspectores de recursos naturales, dependientes de la Dirección de Pesca Continental, continúan realizando controles en ambientes acuáticos con el objetivo principal de asegurar el cumplimiento de la disposición que prohíbe la pesca deportiva hasta el 13 de abril.

A lo largo de los últimos días, personal del organismo con sede central en la ciudad de Esquel recorre diferentes puntos de la provincia, principalmente de la región cordillerana, y lleva adelante operativos para garantizar el respeto a las resoluciones vigentes.

En virtud de las medidas preventivas implementadas por el Gobierno Provincial para evitar la propagación del coronavirus, la Dirección a cargo de José Luis Pérez suspendió el ejercicio de la pesca deportiva en todos los cursos de agua del territorio chubutense.

En el marco de la contingencia epidemiológica actual es que el equipo de guardapescas viene haciendo diversos controles especiales y supervisando los ecosistemas acuáticos en terreno, en un trabajo coordinado además con agentes de fuerzas de seguridad.

El director de Pesca Continental precisó que durante estos días el grupo de inspectores de recursos naturales recorrió zonas cercanas a localidades tales como Corcovado, Trevelin, Carrenleufú y Río Pico, entre otros lugares.

Señaló que pudo constatarse la presencia de pescadores y resaltó, asimismo, que advertida la infracción el personal procedió al decomiso del material, al tiempo que también se avisó a la Policía Federal para que inicie la actuación de rigor.

El funcionario recordó que hasta el 13 de abril queda prohibida la práctica de la pesca deportiva continental en los espejos de agua de la provincia y ponderó que es una medida en sintonía con los lineamientos del Gobierno para evitar la diseminación del COVID-19.

Jorge Ríos es reconocido en la provincia del Chubut por haber arriesgado su vida en medio de un robo y tiroteo en Laprida. Los últimos denunció que atravesaba una importante obstrucción intestinal que exigía el traslado inmediato a Buenos Aires después de semanas de dilaciones, tras su reaparición pública le concedieron la derivación.

Debido a la complejidad de las cirugías a la que ha sido sometido durante todo este tiempo de su recuperación tras ser baleado en julio de 2013, en el barrio Laprida cuando arriesgó su vida en un episodio de robo, el sargento permanece con graves problemas en su salud y ahora necesita, con urgencia, ser derivado a Buenos Aires.

En abril del 2015 había sido sometido a 8 operaciones y 20 intervenciones quirúrgicas, su estómago es más pequeño que lo normal, lleva consigo una malla en el abdomen, le quitaron un metro de intestino, y perdió el 80 por ciento del páncreas. En el primer tramo de su tratamiento estuvo 10 meses internado, cuatro de ellos en terapia intensiva y perdió 50 kilos, según describía este medio en ese momento.

El viernes, el médico cirujano pidió su derivación urgente a Buenos Aires. Una vez que eso suceda, según manifestó: “se tienen que seguir haciendo estudios y se evaluará cómo seguir con el tratamiento”. Sin embargo, la ART no respondió con celeridad a su pedido. El caso se hizo público y hoy llegó la buena noticia.

“Por fin conseguí el traslado al Hospital Italiano por parte de la ART, parece que uno tiene que salir por los medios diarios, radios, portales de Internet mostrando y exhibiendo que no es de capricho que necesita ser trasladado de urgencia”, expresó el expolicía.

Asimismo, agradeció el acompañamiento de familiares y la comunidad en general: “Gracias a todos los medios periodísticos, familiares por sus mensajes y llamados, compañeros de trabajo por sus mensajes y llamados y a la gente que no conozco y que se solidarizó conmigo en este momento”.

El día que a Ríos le cambió la vida 

El tiroteo tuvo lugar a las 6:45 del lunes 29 de julio del año 2013, cuando Daniel Almonacid, declarado culpable en la causa y dos cómplices más ingresaron por la fuerza a un domicilio particular ubicado en calle Jamaica al 300 del barrio Laprida.

En esa vivienda se encontraba un matrimonio y fue la mujer quien llamó a la policía al escuchar ruidos extraños. Al tiempo que los efectivos llegaban al lugar a verificar, los ladrones se alzaban con un magro botín que entre sus cosas más valiosas tenía una consola de video juegos.

Al arribar los efectivos de la subcomisaria Laprida, dos de los delincuentes huyeron y tras sus pasos salieron algunos policías, mientras que el tercer delincuente, Daniel Almonacid, todavía permanecía en el interior de la casa y al encontrarse con el policía Jorge Ríos lo baleó provocándole heridas que pusieron en riesgo su vida y que hoy lo mantienen en un proceso de lenta y delicada recuperación, señaló El Patagónico.

Reducir al máximo la práctica furtiva es uno de los objetivos primordiales que se llevan adelante en diferentes espejos de agua en la Cordillera, Meseta Central y Zona Sur.

La Dirección de Pesca Continental, dependiente de la Secretaría de Pesca del Chubut, se encuentra abocada a las tareas de control y fiscalización de diversos ambientes del territorio provincial, procedimientos en los cuales el personal del organismo concretó en las últimas semanas el decomiso de elementos tales como latas y redes, utilizados para la pesca furtiva, labrando las correspondientes actas de infracción a la ley vigente en la materia.

Al respecto, el director de Pesca Continental, José Luis Pérez, explicó que el cuerpo de inspectores de Recursos Naturales está abocado a las tareas de control y fiscalización en diversos ambientes del territorio chubutense, en diferentes espejos de agua en la Cordillera, Meseta Central y Zona Sur, y destacó, asimismo, que el equipo de Guardapescas -dependiente de la Dirección, con oficinas centrales en la ciudad de Esquel- supervisa los cursos de agua durante todo el año.

Más adelante, el funcionario provincial puntualizó que la finalidad es proteger los ecosistemas acuáticos, fundamentalmente “el rico recurso ictícola que posee la provincia”. A su vez, se pretende evitar la práctica ilegal en lugares no habilitados y con material no permitido.

Asimismo, Pérez realzó el trabajo de los inspectores de recursos naturales y del Área Técnica que salen a terreno para controlar y fiscalizar tanto ríos como lagos, labor que suele intensificarse en temporada de noviembre a mayo, cuando se registra un mayor porcentaje de pescadores.

Finalmente, informó luego que el Área Técnica se encuentra efectuando la campaña de obtención y desove de las truchas marrón y arcoíris, indicando que ya se hizo la de “fontinalis”. “Estamos hablando de un trabajo intenso debido al caudal de los ríos”, completó Pérez.

La localidad propone varias alternativas para alojarse (hay unas 350 camas habilitadas) en cabañas, y hosterías. Se suman los campings, restaurantes y servicios en general para una estadía confortable.

El seudónimo que tenía Cassidy en Estados Unidos era ‘Butch’ (carnicero), por eso hay que pronunciarlo así y no darle otra fonética en inglés”, corrige el director de Turismo de Cholila, Darío Calfunao, en el ingreso de la cabaña que la célebre banda de pistoleros norteamericanos ocupó a principios del siglo XX, a orillas del río Blanco.

Un grupo de motoqueros acaba de hacer el recorrido. “Fue impactante ver la cabaña que alojó a la gavilla que asaltó bancos y trenes e imaginar por un rato que yo mismo soy parte de un western con rifle, caballo y sombrero del oeste”, grafica Carlos Matamala, un chileno fascinado por “esta tierra de leyendas, campesina e inolvidable”.

A pocos metros, los visitantes piden café, empanadas de cordero patagónico y cervezas artesanales en el bar y museo “La Legal”, donde sus propietarias les muestran fotos y cuentan buena parte de la historia de los famosos bandoleros. Además, recorren las estanterías repletas de elementos de época, recreando lo que fue el viejo almacén de ramos generales de la familia Daher.

Pero las sorpresas no terminan allí. De pronto, afuera del centenario boliche, dos mujeres con sombrero hacen su aparición montadas en un sulky tirado por un overo granizado que despierta la curiosidad de los turistas. Una de las damas muestra un “revólver” y amenaza con llevarse “las pertenencias de los parroquianos”… todos terminan riéndose de la ocurrencia y las fotos se repiten.

“Restauramos el antiguo sulky que usaba Chichín Bonansea y lo ofrecemos para hacer paseos por los caminitos rurales de El Blanco y pasamos por la cabaña de Butch Cassidy y La Legal. También vamos hasta el lago Lezana y hasta El Rincón por las viejas sendas de los arrieros. Nosotros nos divertimos tanto como los turistas y quedan anécdotas inolvidables”, detalla Rossana Bernardi, quien junto a sus hijos también ofrece cabalgatas por los campos donde las vacas pastan mansamente y el tiempo parece detenido.

“Al bajar a estos valles, es increíble el marco natural de las montañas y los lagos, es como meterse en aquellas series de Bonanza y perderse en el tiempo, pero les aseguro que esto es mucho más lindo. Donde te parás, es una postal”, asevera Calfunao, “nacido, criado y enamorado” de su pueblo.

“La historia de los pioneros formó la identidad e idiosincrasia de nuestra gente y es uno de los iconos que valoran quienes nos visitan”, agrega en referencia a que Cholila se transformó luego de la “Conquista del desierto” en el destino de inmigrantes chilenos, italianos, norteamericanos, españoles, suizos y sirio libaneses, familias dedicadas a la cría del ganado vacuno que le ha dado el prestigio de ofrecer “la mejor carne del mundo”.

El pasado de los colonos quedó impregnado en los almacenes de ramos generales; el molino harinero de la familia Cea; la Escuela 17 del maestro Calderón; la vieja cervecería Anzó; la población de los alemanes en el lago Mosquito y la cabaña de los legendarios Butch Cassidy, Sundance Kid y Etta Place, quienes al llegar denominaron al lugar con el romántico nombre de “Flores amarillas”.

No obstante, la zona fue la residencia habitual de la tribu de los chulilasken (de parentesco tehuelche –“Chuwach A kuna”–), como lo testimonian las pinturas rupestres del cerro Pintado, con una antigüedad superior a los 3.500 años.

Cerros, lagos y ríos

El cerro Dos Picos (2.600 m), “es el más alto de la provincia del Chubut”, recuerda Calfunao, al tiempo que remarca “la belleza y singularidad del cerro Tres Picos (2.500 m), hasta donde hay excursiones de trekking de uno o varios días”, ofrecidas por guías locales.

“Haciendo base en Cholila, los visitantes pueden disfrutar tranquilamente durante cuatro o cinco días de nuestros atractivos y jamás se van a aburrir. Nos estamos posicionando como un destino del turismo aventura, tenemos mucho potencial para ofrecer”, valora Javier Hawkes, quien además fabrica la cerveza artesanal Hawk Beer, en sus variedades Irish Red, IPA, Porter, ALT, Stout, Trigo y Belgian (premium).

Cholila es la puerta norte del Parque Nacional Los Alerces y aquí también se puede hacer mountain bike, cabalgatas, remo o stand up paddle. De igual modo, “tenemos un collar espectacular de espejos lacustres y ríos, que permiten todo tipo de actividades náuticas”, en referencia a los lagos Rivadavia, Mosquito, Lezana y Cholila, ideales para la pesca o para un día de esparcimiento veraniego.

Según los expertos, el río Carrileufu es “el más hermoso, con todas las alternativas para los amantes de la pesca deportiva”. Nace en el lago Cholila y pronto se junta con el arroyo Pedregoso, siguiendo su recorrido hasta desembocar en el lago Rivadavia. Sus aguas cristalinas ofrecen múltiples oportunidades para fly fishing.

En la Villa Lago Rivadavia impacta el color turquesa del río Carrileufu, mezclado con los tonos canela de los primeros arrayanes, con profundidades increíbles por donde deambulan tranquilas las truchas arco iris, marrones y fontinalis. “Esto es el paraíso de la pesca con mosca”, destaca una pareja de australianos, caña en mano, en una flotada contratada a un guía local. En el paraje hay varios lodges que garantizan “buen nivel, tranquilidad y pique asegurado”.

Aguas arriba, el lago Cholila destaca por la alternativa “de ser un ambiente privilegiado hasta donde migraron los codiciados salmones encerrados”, principalmente en la desembocadura del río Tigre.

Butch Cassidy, vecino de Cholila

En el paraje El Blanco todavía está en pie la cabaña construida en 1901 por los famosos pistoleros norteamericanos Butch Cassidy y Sundance Kid, miembros de la renombrada Wild Bunch (banda salvaje) que asaltó trenes, bancos y comercios en Estados Unidos.

“Al trío seguramente les resultó atractiva la similitud del Lejano Oeste norteamericano con el Lejano Sur argentino, un territorio de pioneros, donde el brazo de la ley aún no había llegado. Tomaron el ferrocarril del Sud hasta Cipolletti y desde allí siguieron camino a caballo. Al llegar a Cholila los sorprendió la hermosura de este valle cordillerano, con pasturas que llegaban hasta las rodillas y excelente agua fresca proveniente de los lagos y ríos que nacen en las montañas cercanas”, reconstruyó el historiador local Raúl Cea.

Aquí se convirtieron en honrados ganaderos y buenos vecinos… hasta su precipitada huida en 1905, cuando los principales diarios de Buenos Aires publicaron su foto en policiales, como posibles autores del asalto al Banco Nación de Villa Mercedes, San Luis.

Diario Jornada