Tag

Río Gallegos

Browsing

Un particular robo conmocionó en las últimas horas a la ciudad de Río Gallegos. El protagonista es un joven de 24 años que citó el domingo a la noche en una cabaña a una adolescente de entre 13 y 14 que había conocido a través de las redes sociales. La chica fue al encuentro, pero no lo hizo sola: la acompañaron dos hombres que le desvalijaron la casa.

El caso que causó sorpresa en Río Gallegos incluso en el interior del Juzgado del Menor y la Comisaría Cuarta de Policía tuvo su primer capítulo unos meses atrás cuando el hombre que terminó siendo víctima de un asalto contactó por primera vez a la nena en Facebook. El intercambio de mensajes se extendió durante un tiempo, pero en las últimas horas él quiso avanzar un paso más y le propuso conocerse en persona.

Ella aceptó la propuesta y, de acuerdo a la reconstrucción que logró hacer el portal local La Opinión Austral, se reunió con él en la madrugada del lunes en el complejo ubicado frente a la sucursal de una conocida cadena de supermercados.

Subieron solos a la planta alta de la cabaña pero un instante después dos hombres encapuchados y armados ingresaron detrás de ellos y redujeron al joven. Tras atarlo con precintos boca abajo contra el piso, le sacaron unos 12 mil pesos que guardaba en los bolsillos, el celular y la llave de su departamento.

Para cuando pudo desatarse ya no había rastros ni de los delincuentes ni de la adolescente. Recién entonces, pasado el shock inicial, el joven advirtió que también le habían robado el celular y decidió volver a su departamento.

Cuando llegó lo esperaba otra sorpresa desagradable. Después de fugarse de la cabaña, los delincuentes le desvalijaron su casa. Según confirmó una fuente policial cercana a la causa, esta vez desaparecieron llevándose los tres mil pesos que tenía guardados, cámaras fotográficas y otros elementos de valor.

“Tenemos algunos sospechosos, pero queremos ser cautos, hasta que no tengamos a todos individualizados, no vamos a solicitar allanamientos”, indicaron desde la comisaría, poco después de recibir la denuncia y los datos de la menor en Facebook que pudo aportar el hombre asaltado.

En tanto, efectivos del Gabinete de Criminalística trabajaron en la cabaña y el departamento del denunciante en busca de evidencias y según trascendió a los medios locales secuestraron, entre otros elementos, los precintos con los que lo habían reducido. Como se trata de una zona comercial, los investigadores analizaban además las imágenes captadas por las cámaras de seguridad para tratar de identificar a los sospechosos del ataque.

La Fiscalía Federal de Río Gallegos rescató a un mujer oriunda de Rosario, Santa Fe que había sido engañada por su «novio virtual» y terminó siendo víctima de explotación en la ciudad patagónica. La justicia facilitó el traslado de la damnificada de regreso a su ciudad natal.

El aberrante hecho comenzó en el 2019 cuando la mujer conoció por la red social Facebook a un hombre residente de Río Gallegos. Luego de semanas de mantener conversaciones, comenzaron un noviazgo virtual y en enero de este 2020 el hombre la fue a buscar a Rosario con la promesa de conformar una familia juntos en la patagonia. “Sin embargo, una vez allí, el sujeto comenzó a golpear a la mujer y a tener otros comportamientos violentos”, detallaron desde la página fiscales.gob.ar.

El hombre le quitó su documento nacional de identidad y le prohibió las salidas. Lejos de cumplir la promesa de amor que le había hecho, el hombre se mostró cada día más violento e incluso le sustrajo «dos anillos de oro que poseía la víctima, diciéndole que era para pagar el viaje que habían realizado”. No contento, el sujeto «comenzó a amenazarla con que la iba a explotar sexualmente para conseguir dinero”. También la amenazó de muerte «ante la idea de la mujer de volver a su ciudad”.

La situación llegó a la justicia mediante la madre de la víctima. La mujer denunció el 7 de agosto pasado ante el Centro Territorial de Denuncias de Rosario que su hija le contaba por mensajes que su pareja la maltrataba, la golpeaba e incluso quería que se «prostituya». Afortunadamente el horror de la víctima finalizó el mismo día que su madre realizó la denuncia.

Luego de una serie de investigacones, la División de Prevención y Lucha Contra la Trata de Personas de la Policía de Santa Cruz pudo corroborar que la joven se encontraba en el domicilio del agresor en contra de su voluntad. El hombre fue detenido.

Tras ser rescatada, la víctima tuvo que ser alisada algunos días, puesto que había dado positivo de coronavirus. Finalmente fue trasladada a Rosario por personal de la Delegación Río Gallegos de la Policía Federal Argentina y de la Delegación Santa Rosa.

El condominio de Máximo y Florencia Kirchner tiene 26 propiedades en Río Gallegos, pero una de ellas fue el centro de reclamos judiciales luego de una usurpación, destrozos y robos que afectaron la vivienda.

El inmueble se encuentra intervenido judicialmente por una causa de lavado de dinero y está a cargo de la interventora Raquel Moyano. El problema surgió cuando el jefe del bloque de diputados del Frente de Todos quería entregarle la casa a su expareja e hijos, pero se encontró con una vivienda completamente deteriorada a causa del anterior locatario y le pidió a la Justicia que se haga cargo del arreglo, según informó la periodista Lucía Salinas en el diario Clarín.

La casa en cuestión está ubicada sobre la calle 25 de mayo en la capital de la provincia de Santa Cruz y forma parte de las 26 propiedades que conforman el Condominio Máximo y Florencia Kirchner que se formó tras el fallecimiento de Néstor Kirchner y luego de que la actual vicepresidenta, Cristina Kirchner, le cedió todos su bienes a sus dos hijos. Pero debido a las causas judiciales, en junio de 2017 se designó como interventora a Raquel Moyano para el manejo de las propiedades.

Antes de la pandemia, el abogado Carlos Beraldi presentó un escrito en nombre de Máximo Kirchner para pedirle a la Justicia poder recuperar esa propiedad para que la utilicen su pareja e hijos. En abril de este año, el Tribunal Oral Federal 5 (TOF 5) le permitió al diputado nacional el uso de la casa.

Pero al recuperar su posesión, notaron que la vivienda estaba muy deteriorada por el último inquilino, aunque en realidad la propiedad tenía usurpación ya que no se pagaba el alquiler. Finalmente, al ex locatario logran desalojarlo mediante una orden judicial.

La propia interventora informó que la casa muestra un «estado deplorable, producto de las actitudes propias de incivilidad del ex locatario, rayanas con lo delictual». Debido a esto, se ordenó realizar las reparaciones necesaria, «con el objeto de poner el aludido inmueble en condiciones». Pero debido a la cuarentena, las tareas de refacción se demoraron más de lo esperado.

Además, pese a que la vivienda está tapiada, en los últimos días se registró un ingreso forzoso que produjo aún más daños en la casa y denunciaron en la comisaría de la capital santacruceña.

Por todo esto, la defensa de Máximo Kirchner se negó a aceptar la vivienda en las actuales condiciones: «No resulta posible aceptar la devolución del inmueble sito en la calle 25 de mayo en el estado ruinoso en que se encuentra».

El inmueble mencionado tenía usurpación, no se cobraron alquileres por su uso y fue destrozado por su/s ocupante/s», expresó Beraldi para defender al diputado y apuntó contra la interventora debido a que algunos inmuebles nunca más lograron alquilarse y hay hoteles que aún se mantienen cerrados. Incluso la Casa Patagónica Los Sauces sufrió un marcado deterioro y la Justicia autorizó a la familia a realizar las reparaciones correspondientes para que su valor no decrezca, informó Clarín.

También pidieron que se «refaccione el inmueble para luego ser restituido a sus legítimos propietarios en el estado que corresponde». «Los graves perjuicios irrogados, desde ya hacemos expresa reserva de iniciar las acciones legales pertinentes».

La interventora ya fue intimada por el tribunal para que «proceda -con carácter de muy urgente- a acondicionar la vivienda sita en la calle 25 de mayo de la ciudad de Río Gallegos, a efectos de proceder a su pronta restitución».

Una de las 26 propiedades que integran el Condominio de Máximo y Florencia Kirchner fue colocada a disposición del hijo de la vicepresidenta, después de un pedido específico de su defensa, en abril de este año. Pero el inmueble, que se encuentra bajo intervención judicial en una causa por lavado de dinero, se convirtió en objeto de una inesperada disputa con la interventora Raquel Moyano. ¿Cuál es la polémica? La casa había sido usurpada, luego fue robada y el jefe del bloque de diputados K pide que la Justicia se haga cargo de ese deterioro.

En lo formal, el Tribunal Oral Federal 5 (TOF 5) no le entregó el manejo de la casa a los Kirchner, sino sólo el permiso para su uso con algunas exigencias. A raíz del marcado deterioro que dejó el último inquilino, el TOF 5 había ordenado a la interventora que se realicen las reparaciones necesarias. La pandemia impidió los trabajos y en las últimas semanas, “se registró un ingreso forzoso a la propiedad”.  La defensa de Máximo denunció a la interventora por no haber cuidado la casa.

La propiedad se encuentra en Río Gallegos, capital santacruceña, sobre la calle 25 de mayo. Y se encuentra dentro de las 26 propiedades que conformaron en su momento la sucesión del ex presidente. Cuando ese proceso concluyó, se creó el Condominio Máximo y Florencia Kirchner. Para entonces, la actual vicepresidenta de la Nación había cedido en partes iguales todos sus bienes a sus hijos.

En el marco de las causas judiciales, en junio de 2017 se designó como interventora a Raquel Moyano. Su manejo de las propiedades de los Kirchner derivó en sendos reclamos por parte de la defensa de la familia. Algunos inmuebles nunca más lograron alquilarse -como el departamento que usaba Cristóbal López en Puerto Madero y unidades en Río Gallegos-, y hay hoteles que aún se mantienen cerrados. Incluso la Casa Patagónica Los Sauces sufrió un marcado deterioro y la Justicia autorizó a la familia a realizar las reparacionescorrespondientes para que su valor no decrezca.

Previo al inicio de la cuarentena por la pandemia del COVID19, el abogado Carlos Beraldi presentó un escrito en nombre del diputado nacional, donde pedía recuperar el manejo de una de las propiedades para su ex pareja e hijos. Se trata de un inmueble que se encontraba en alquiler, pero al recuperar su posesión también detectaron que estaba muy deteriorado.

La interventora informó que la casa muestra un “estado deplorable, producto de las actitudes propias de incivilidad del ex locatario, rayanas con lo delictual”. Un total de 31 fotos expusieron el daño que el inquilino realizó sobre aquella propiedad.

Sucedió que esa propiedad en lo formal contaba con un inquilino, pero en la realidad había quedado prácticamente “usurpada”. No se pagaba el alquiler y después de un reclamo judicial se consiguió la orden de desalojo. 

Luego, la intervención ordenó realizar las reparaciones necesaria, “con el objeto de poner el aludido inmueble en condiciones”, pero informó que la situación que vive Santa Cruz con la cuarentena complicó todas las tareas de refacción. 

En Río Gallegos nuevamente se encuentran en la Fase 1 del aislamiento obligatorio, con fuertes restricciones debido al último rebrote. En un escrito, la interventora informó que contrató una nueva empresa, que ya había hecho tareas en algunos inmuebles de los Kirchner en El Calafate, pero la cuarentena generó nuevas dificultades: “Nos informaron que al arribar a Río Gallegos, debían cumplir un período de aislamiento obligatorio de 14 días; razón por la cual, de momento la suscripta resolvió suspender dichos trabajos”.

Se sumó otro problema: pese a estar tapiada la vivienda, hubo un ingreso forzoso que se denunció en la comisaría de la capital santacruceña y devino en otra causa judicial. Esto produjo aún más daños en la casa. 

Así, la defensa de Máximo se opuso a aceptar el inmueble sin las refacciones correspondientes. En el escrito presentado se indicó, que “no resulta posible aceptar la devolución del inmueble sito en la calle 25 de mayo en el estado ruinoso en que se encuentra”.

Al fundamentar esta medida, Beraldi cargó contra la interventora y dijo que hace ya más de tres años, “Máximo y Florencia Kirchner fueron despojados de todas las propiedades de las que resultan titulares” -entre ellas, el inmueble aludido- y que “el inmueble mencionado fue intrusado, no se cobraron alquileres por su uso y fue destrozado por su/s ocupante/s“.

Finalmente, se requirió en el mismo escrito que a la mayor brevedad se “refaccione el inmueble para luego ser restituido a sus legítimos propietarios en el estado que corresponde”, y Beraldi indicó que ante “los graves perjuicios irrogados, desde ya hacemos expresa reserva de iniciar las acciones legales pertinentes”. No será la primera vez que denuncien a Moyano, quien ya fue intimada por el tribunal para que “proceda -con carácter de muy urgente- a acondicionar la vivienda sita en la calle 25 de mayo de la ciudad de Río Gallegos, a efectos de proceder a su pronta restitución”, señaló El Comodorense.

Una familia de Río Gallegos que tuvo coronavirus y ya se encuentra recuperada todavía sufre las consecuencias de la enfermedad. Es que son los únicos vecinos del barrio a los que no les recogen la basura. Según contaron, identificaron los deshechos con un moño rojo, pero “fue peor”.

Con el brote de casos de coronavirus en Río Gallegos, considerada ya con transmisión comunitaria, son muchas familias completas que actualmente están contagiadas.

Quienes no transitan la enfermedad con síntomas, pueden realizar la cuarentena en sus domicilios y, para poder deshacerse de la basura domiciliaria de forma segura, surgió una iniciativa para el tratamiento de los residuos, según informa La Opinión Austral.

Los recolectores sugirieron a las personas contagiadas con coronavirus que colocaran una identificación en las bolsas, como un moño o lazo, de color rojo, lo que permite reconocer fácilmente la bolsa y, así, los trabajadores municipales pueden manipularla correctamente y con mayor seguridad.

Sin embargo, pese a que son medidas en pos de la responsabilidad social y colectivas, una familia expuso la situación que le toca vivir por estas horas. Es el caso de Perla, vecina del barrio Fátima, que atravesó el virus del coronavirus junto a su marido y sus tres hijos en el domicilio. Según detalló a La Opinión Austral, no les levantaron la basura, pese a que ya están recuperados, identificaron los residuos y tomaron todas las medidas preventivas.

Acorde a su relato, la mujer explicó: “Por un lado, la Municipalidad tuvo toda la cortesía durante el seguimiento, se acercaban a mi domicilio y verificaban que estuviéramos cumpliendo la cuarentena. Además, nos ofrecieron ayudarnos si necesitábamos comprar mercadería o medicamentos”.

El mal momento que atraviesan se dio cuando tuvieron que tirar la basura y, pese a tomar los recaudos, notaron que los recolectores nunca se la llevaron.

“Por otro lado, por una cuestión de responsabilidad, pedían a quienes tuvieron COVID que sacaran la basura con un lienzo rojo que identificara los residuos, hicimos eso como estaban diciendo”, explicó.

A partir de ese momento, continuó, “nunca más levantaron la basura de mi casa, que encima es un canasto grande, pasaron dos días que quedó ahí todo desparramado, después los perros hicieron un desastre”.

Pese al reclamo que hicieron, los días continuaron pasando y la basura nunca se levantó, al punto tal que continúa en su lugar.

“El problema no es que no pasaban los recolectores, venían y se llevaban la basura de los vecinos de enfrente, los del costado y la mía no. Entonces en un momento justo mi marido los ve, les golpea la ventana y no le dieron bolilla”, agregó.

En ese mismo instante, explicó la vecina, un recolector se acerca al canasto y el chofer del camión toca la bocina para que se detenga. “El tipo retrocedió y ni se acercó a la basura”, contó, molesta por el hecho.

“Tuvimos el alta, nos recuperamos y un día levantamos todo y lo volvimos a dejar en el canasto, ya sin el moño rojo, porque pensamos que si ese era el problema, lo sacábamos y listo”, contó.

Es así que recogieron todo, volvieron a colocar los deshechos en bolsas nuevas, pero la basura siguió allí. “Está el canasto lleno, tengo que entender que tienen marcada mi casa, si ya la bolsa no tiene el lienzo rojo, que era lo que les preocupaba, ¿cómo van a dejar la basura sin llevarla?”, se preguntó Perla.

La vecina, cansada de no tener una respuesta, indicó: “Llegás a la conclusión donde decís ¿qué pasa? Tendría que haber hecho las cosas mal, no tendríamos que haber identificado la bolsa. No podemos tener esta mentalidad. No podemos hacernos los solidarios por un lado y por el otro, discriminar”. Para finalizar, hizo hincapié en que el virus “no debería ser un tema tabú”

El Ministerio de Salud y Ambiente confirmó el fallecimiento por coronavirus de una mujer de 60 años, diagnosticada el pasado 26 de julio en la localidad de Río Gallegos.

Se trata de la tercera muerte por coronavirus en Santa Cruz desde que comenzó la pandemia y la segunda que se registra en una semana en la capital santacruceña.

La cartera sanitaria informó que la paciente presentaba comorbilidad y estaba con asistencia mecánica respiratoria.

 

Santa Cruz registró este martes su segunda víctima fatal por coronavirus. Se trata de un hombre de 35 años oriundo de Río Gallegos, que se encontraba internado en el Hospital Regional de la capital santacruceña.

El Ministerio de Salud y Ambiente provincial informó que el paciente estaba produciendo una evolución favorable del cuadro del virus, lo que había originado la extubación de la asistencia respiratoria mecánica.

Sin embargo, posteriormente presentó una complicación de tipo aguda, lo que derivó en su fallecimiento, indicaron desde la cartera sanitaria.

La primera muerte en la capital santacruceña se había confirmado hace cuatro días, el pasado 24 de julio. Se trataba de una persona adulta de 79 años, con enfermedades preexistentes crónicas muy severas, indicaron desde La Opinión Austral.

Río Gallegos retrocedió de fase en el aislamiento obligatorio por coronavirus debido a la cantidad de contagios registrados en las últimas horas. La capital santacruceña se encuentra en situación de brote por conglomerado.

Según informó el Ministerio de Salud y Ambiente, la provincia de Santa Cruz registra un total de 376 casos positivos a coronavirus, de los cuales 57 negativizaron al virus, 318 se encuentran activos en la provincia, un fallecido en Río Gallegos. Seis nuevos casos positivos se registraron en la localidad de Río Gallegos desde el informe del domingo 26 a las 19 horas.

El número de casos descartados a la fecha es de 2868 en todo el territorio santacruceño, mientras que en las últimas horas se procesaron 17 muestras en laboratorios de la provincia siendo los resultados: seis positivos Río Gallegos, 11 negativos (10 Río Gallegos, un El Calafate).

Actualmente tres localidades registran casos activos a COVID-19:325 Río Gallegos (ocho altas definitivas, 316 casos activos, un fallecido), 39 El Calafate (38 altas definitivas, un caso activo) y tres Puerto San Julián (dos altas definitivas, un caso activo).

Según se detalló en el parte de este lunes, la provincia de Santa Cruz, se encuentra en fase de contención de la pandemia; actualmente presenta casos activos en tres localidades y Río Gallegos está en situación de brote por conglomerado; mientras que otras dos localidades tienen casos importados y el esto de la provincia no presenta casos actuales.

El brote de Río Gallegos presenta una curva de duplicación de casos que se encuentra en ocho días; por lo cual se retrocedió de la fase de DISPO, por un lapso de 14 días, a partir del 20 de julio, para implementar medidas de control a fin de cortar o minimizar la cadena de transmisión.

En la provincia, la media de edad de los infectados con coronavirus es de 36 años. En relación con la distribución por sexo, 45% son mujeres, y 55% son hombres.

El porcentaje de ocupación de camas de todos los servicios es del 35,48 % en todos los establecimientos de la provincia. En Río Gallegos alcanza un 43,45%.

Desde Salud, se recordó a la población que si presenta síntomas como fiebre (37.5°c o más), tos, dolor de garganta, dificultad respiratoria, pérdida del olfato o distorsión del gusto de reciente aparición debe comunicarse telefónicamente al 107.

Según el geólogo Jorge Rabassa toda la costa atlántica está en riesgo y particularmente la capital santacruceña «tiene un litoral marítimo muy extenso, donde podrían llegar a producirse tsunamis». Frente a los incrédulos el profesor pone como ejemplo las ciudades de Chile preparadas con indicaciones y planes de contingencia ante esta posibilidad.

El geomorfólogo, geólogo, profesor en la Universidad Nacional de Tierra del Fuego y director del CONICET, Dr. Jorge Rabassa se refirió a la posibilidad de un tsunami en la zona de Punta Loyola y cómo podría afectar a Río Gallegos.

Sobre la ciudad capital santacruceña, dijo que “tienen un litoral marítimo muy extenso, donde podrían llegar a producirse tsunamis. En Puerto Loyola están los tanques que almacenan el petróleo líquido y hay un puerto donde se cargan los buques tanques. Eso está en la zona que potencialmente podría ser afectada por un tsunami”, precisó en una entrevista concedida a P23.

“Toda la costa atlántica de Tierra del Fuego, y eso incluye la ciudad de Río Grande, está sometida al riesgo de un tsunami que podría generarse en la zona de las Islas Sandwich del Sur, que es una de las regiones más activas del planeta. De hecho el CADIC años atrás estudió los depósitos costeros de la región entre Río Grande y Bahía San Sebastián, y hallaron evidencia de que en los últimos milenios había habido al menos tres tsunamis de gran magnitud en la costa atlántica de Tierra del Fuego. Ocurrieron hace miles de años, pero las condiciones son exactamente las mismas ahora”, explicó el geólogo del CONICET.

“Este trabajo comenzó hace dos años y yo les he hecho algunos comentarios. Personalmente creo que toda la comunidad está preocupada y ansiosa de saber cómo comportarse ante la emergencia. En Porvenir, en el sector chileno de la isla, todo el pueblo está rotulado con indicadores de hacia dónde dirigirse y dónde ubicarse, o qué hacer en caso de un sismo importante, o en caso de un tsunami generado en el Estrecho de Magallanes. Esto demuestra un nivel de conciencia entre los colegas chilenos superior al que nosotros tenemos, teniendo en cuenta que Chile es un país de altísima peligrosidad sísmica. Acá no se ha alcanzado un nivel de compromiso con un mosaico de instituciones, como sucede en Río Gallegos, donde hay un esfuerzo muy grande del municipio para impulsar este tipo de actividades”, concluyó.

Facundo tenía 27 años y era docente en un jardín, su cuerpo fue hallado sin vida este sábado y el lunes sus compañeros de trabajo marcharon por las calles de Río Gallegos. Como parte de una emotiva despedida en la que pidieron no olvidarlo, su amigos le hicieron un original homenaje.

Facundo Díaz tenía 27 años, era profesor de música en un Jardín de Infantes de Río Gallegos, y este sábado su cuerpo fue encontrado sin vida.

Días atrás, Facundo había sido denunciado por abuso sexual simple en el Jardín 44 donde trabajaba. “Era muy sano, no tenía maldad, lo acusaron de algo que no pasó y no lo pudo sobrellevar”, dijo un amigo.

La comunidad riogalleguense se conmovió por el fallecimiento del joven, incluso este lunes una colega le escribió una emotiva carta que se viralizó; y ayer sus compañeros docentes, marcharon por las calles de la ciudad.

Como parte de una emotiva despedida en la que pidieron no olvidarlo, concretaron un dibujo en la esquina de Juan E. Riquez y Arturo Illia, en Río Gallegos.

Los amigos de Facundo decidieron despedirlo con un enorme dibujo en una tradicional esquina de la ciudad, con el siguiente mensaje: «Por siempre en nuestro corazones amigo mío. Volá bien alto y brilla mucho. Prohibido olvidar Facundo Díaz”.