Tag

retención de servicio

Browsing

El Secretario General de ATECh, Santiago Goodman aseguró este miércoles  por la mañana a Radio Chubut que el gremio firmó el paro por 48 hs y «fuimos muy claros en que el martes convocábamos a Consejo Directivo», así lo ratificó pese a estar comenzando la semana número 14 de paro, dejando a los niños sin derecho a la educación. 

De igual forma, Goodman indicó que 5 de las 6 regionales ratificaron la medida de paro para lo que resta de la semana, «se pone a consideración de los trabajadores qué pasará la semana que viene», aseveró. 

Durante sus palabras agregó además que la continuidad de la medida sigue vigente, a lo que agregó que la modalidad de retención de servicio es otra alternativa que realizan algunos trabajadores «Hay otros que hacen paro tres días de la semana y otros dos trabajan, así como hay otras escuelas que no tiene clases hace 14 semanas». 

El Sindicato de Salud Pública (SiSaP) que conduce Carlos «Caíto» Sepúlveda, dio a conocer a EL CHUBUT que por resolución de su gremio, se han iniciado medidas de fuerza. Se declararon en estado de «alerta y movilización permanente» con retención de servicio de dos horas.

Hoy miércoles y mañana jueves se llevará a cabo un paro provincial de 24 horas en todos los hospitales de la provincia del Chubut.

Al respecto, el dirigente gremial dijo que estas medidas de acción directa obedecen al atraso en el pago de sueldos «y ante la falta de certeza del pago de las recomposiciones salariales acordadas en paritarias».

Sepúlveda señaló que por mandato de su gremio, el paro incluye «el reclamo a la falta de abordaje concreto a la precarización laboral y la falta de celeridad a los expedientes de pase a planta del personal de Prosate, y por la difícil situación que atraviesa nuestra obra social Seros y por ende nuestra caja jubilatoria».

BANDERAZO EN SEROS

Por otra parte, se hace saber que hoy a partir de las 10.30 se concentrarán frente al Hospital Zonal, y media hora más tarde se realizará un banderazo frente a la sede regional de Seros, como medida de reclamo ante la problemática de prestaciones de salud de la obra social, según se informó.

El Chubut

El Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Esquel y Zona Oeste cumplió hoy su segundo día de retención de servicios en el Municipio de Esquel en rechazo a la oferta del 5% por la cláusula gatillo. El gremio pide un 16% para alcanzar el índice de inflación que en la región patagónica fue del 50,6%. Por unanimidad los trabajadores decidieron en asamblea continuar con la medida de fuerza por tiempo indeterminado y realizaron una importante movilización por las calles de la ciudad.

Por su parte el Secretario General del SOEME y ZO, Antonio Osorio, manifestó que hasta el momento el Ejecutivo Municipal no se comunicó con el gremio para retomar el diálogo y buscar una solución al conflicto. “Salen a hablar a los medios porque buscan confundir y mentir pero con los trabajadores no hablan. Quedó en claro la mala fe con la que actuó el contador Matías Taccetta, que hace los cálculos que mejor le conviene, pero sabe que nos está perjudicando y que nos ha estafado”, declaró.

Asimismo el dirigente sindical sostuvo que “nosotros durante estos años hemos tenido que resignar muchas pretensiones, entendiendo el contexto en que se llevaban adelante las negociaciones pero lo que no nos gusta es la mala fe”.

Seguidamente señaló que si el secretario de Hacienda va a comparar las masas salariales del 2017 con 2018, tiene que restar los 25 pases a planta, las asignaciones familiares, los nacimientos y los casamientos porque si no nos hacen pagar a nosotros esa diferencia”. Mientras que recordó que “el aumento que nos dio, como mucho, es del 34 por ciento en 2018 y esa ha sido la evolución del salario real, entonces él como contador sabe cómo sacar las cuentas”, y agregó que “comparar costo contra costo no tiene nada que ver con la cláusula gatillo, así que él está usando su profesión de una manera equivocada”.

Osorio expresó en este sentido que “habíamos confiado en que iba a actuar de buena fe pero no lo está haciendo y la picardía es para los que le gusta jugar al truco, no para las personas de bien. No se puede actuar de mala fe y poner en cuestionamiento a la dirigencia que ha firmado el acta de buena fe”.

Por último, planteó que “si se va a poner en cuestionamiento la cláusula gatillo, queremos que a partir del 1° de enero se dé el aumento correspondiente al primer semestre y ahí tendremos en cuenta la evolución real de nuestro salario”.

Por tiempo indeterminado

Por unanimidad los trabajadores municipales decidieron en asamblea continuar con la retención de servicios por tiempo indeterminado a la espera de una respuesta del municipio. La medida de fuerza cumplió hoy su segundo día. Por su parte el Ejecutivo Municipal sigue sin comunicarse con el gremio para retomar el diálogo.
En tanto, los municipales realizaron alrededor del mediodía una multitudinaria marcha por las calles de la ciudad para hacer escuchar su reclamo.

Con una alta adhesión, el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Esquel y Zona Oeste inició esta mañana una retención de servicios por 48 horas con asamblea permanente en el Municipio de Esquel. La medida es en rechazo a la oferta del 5% propuesta por el Ejecutivo Municipal en el marco de la negociación por la cláusula gatillo acordada en la última paritaria del 2018.

Las partes en septiembre del año pasado habían quedado en volverse a juntar a mediados de 2019 con el fin de acordar un reajuste en base al índice de inflación que arrojara el INDEC. El mismo fue del 50,6% en la región patagónica. Sin embargo los trabajadores durante el 2018 percibieron un aumento del 34%, quedando por debajo de esa cifra. Por lo tanto el gremio pide un 16% para que los trabajadores municipales recuperen el poder adquisitivo que perdieron.

El Secretario General del SOEME y ZO, Antonio Osorio, destacó la importante adhesión de los trabajadores municipales a la medida de fuerza y señaló que “esto demuestra que hay una preocupación de los trabajadores por la situación en la que estamos”.

Asimismo explicó que se decidió iniciar una retención de servicios por 48 horas en el marco de una asamblea con afiliados y no afiliados que se llevó a cabo el viernes pasado. “Nos llamó la atención que después de tres reuniones con el Ejecutivo Municipal no se haya mejorado la primera oferta cuando nosotros en la paritaria de 2018 acordamos un aumento del 14% en el primer semestre y un 20% en el segundo en dos cuotas más la cláusula gatillo y hay mucha diferencia con el índice de inflación”, planteó.

Sin embargo Osorio aseguró que se encuentra abierto al diálogo si el municipio lo requiere. “Todo es negociable, nosotros estamos dispuestos a escuchar cuál es su propuesta, inclusive hasta hemos hablado de la posibilidad de adelantar la paritaria del primer semestre”, indicó.

“Perdimos poder adquisitivo”

El dirigente sindical se mostró muy preocupado por la actual situación económica. “El sector privado está muy debilitado, la producción también está mal, entonces en el sector público no se pueden hacer milagros tampoco. Claramente esto pone de manifiesto que nos está yendo mal a todos”, lamentó.

De esta manera pidió dejar de lado algunas cuestiones y sentarse a hablar para buscar una solución a este conflicto y a la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores. “El año pasado hemos perdido poder adquisitivo y si la idea de ellos es que esto no suceda como lo han dicho, tenemos que mantenerlo así”, apuntó.

En este sentido expuso que desde el municipio “nos están pidiendo que nos resignemos cuando los que menos ganan no llegan a fin de mes, no pueden pagar el alquiler y las tarifas siguen subiendo”.

Por su parte el Ejecutivo Municipal aún no se comunicó con el gremio para retomar el dialogo y arribar a una solución. Por el momento la medida de fuerza continuará este martes, tal lo estipulado, y luego en asamblea se resolverá cómo seguir.

Con un salón colmado, el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Esquel y Zona realizó esta tarde una asamblea con trabajadores municipales donde se decidió por unanimidad iniciar el próximo lunes una retención de servicios por 48 horas. Es en rechazo a la oferta del 5% del Municipio de Esquel correspondiente a la cláusula gatillo acordada en la paritaria 2018.

Esta mañana el gremio mantuvo una tercera reunión con el secretario de Hacienda, Matías Taccetta, para continuar con las negociaciones por la cláusula gatillo, pero al no haber habido una nueva oferta y sostener la propuesta del 5%, se decidió realizar una asamblea con los trabajadores para evaluar los pasos a seguir.

La misma se llevó a cabo esta tarde en el salón del SOEME y ZO donde los municipales se manifestaron muy disconformes con la actitud del municipio por no haber cumplido con su palabra y resolvieron por unanimidad comenzar una medida de fuerza.

Por su parte, el Secretario General del SOEME y ZO, Antonio Osorio, contó que “los compañeros en asamblea decidieron comenzar una medida de fuerza el mismo día lunes, será una retención de servicios por 48 horas y se lo estaremos comunicando tanto al Ejecutivo Municipal como a la Secretaría de Trabajo».

Asimismo explicó que se llegó a esta instancia ante la oferta insuficiente del Municipio de Esquel. “El ejecutivo dice que no hay recursos para sostener este aumento en el tiempo e inclusive nos generó dudas de lo que vaya a pasar en marzo”, agregó. Al tiempo que señaló que “nosotros hemos sido tolerantes, pensamos que iban a mejorar la oferta para seguir negociando pero hoy se plantaron en eso y no sabemos si corresponde a algún tipo de estrategia del ejecutivo o no”.

De todos modos se mostró esperanzado en que el municipio recapacite y mejore su propuesta. “Estaremos a la espera de un nuevo llamado y una nueva oferta, nosotros tratamos de evitar esta situación pero están muy lejos de la pretensión del gremio (16%). Por eso la asamblea, que es soberana, ha decidido comenzar una retención por 48 horas desde el día lunes”, explicó.

Histórica asamblea

Osorio destacó también la masiva concurrencia de trabajadores a la asamblea. “Vino muchísima gente, ha sido una de las más grandes que hemos tenido y claramente contamos con el apoyo de los trabajadores y las trabajadoras”, resaltó.

Por último, el dirigente sindical remarcó que “hay un malestar en los compañeros porque más allá de los aumentos que hemos podido conseguir, siempre han sido insuficientes y estamos en una situación donde no podemos resignar más”, y concluyó que “ojalá que el ejecutivo recapacite y mejore su oferta”.