Tag

relación

Browsing

Este jueves, en diálogo con Radio 3, el intendente de Puerto Madryn, Gustavo Sastre, expresó que se encuentra “dolido” por la ausencia del Gobierno provincial en el aniversario de la Ciudad del Golfo el pasado 28 de julio.

Reiteró que al momento “no tengo relación” con el gobernador Mariano Arcioni, respondiendo también al intendente de Comodoro Rivadavia declaraciones recientes.

En primer término, reiteró que actualmente “no tengo relación con el Gobernador, guste o no –pero- en esto no voy a ser hipócrita ni obsecuente”, apuntó Sastre, subrayando que “no voy a tergiversar para quedar bien con alguien”.

De esta forma, se refirió a la ausencia del Gobernador o representa es del Gobierno provincial en el aniversario de la Ciudad y reconoció que “eso todavía no se me pasa, no tengo bronca pero sí un dolor inmenso, que se haya ninguneado a Madryn como se lo hizo”.

Incluso “Puerto Madryn tiene hasta ministros y no vino un solo representante del Gobierno provincial”, disparó el Intendente subrayando que “indudablemente hubo una bajada de línea –pero- está en cada uno de ellos”.

“Ningunearon no al Intendente, sino al vecino. Muchos se han sentido defraudados porque muchos acompañaron a este Gobierno para que este donde está –y- que ni siquiera se nos tenga en cuenta, duele”, insistió.

Consultado sobre si este “ninguneo” es personal o institucional, el Mandatario de la localidad pidió “sacar conclusiones” al recordar que a la fecha “estamos esperando, en mayo firmé un convenio de $ 35 millones en cordones cuneta. Estamos ingresando en agosto y estamos esperando”.

En primer término, reiteró que actualmente “no tengo relación con el Gobernador, guste o no –pero- en esto no voy a ser hipócrita ni obsecuente”, apuntó Sastre, subrayando que “no voy a tergiversar para quedar bien con alguien”.

De esta forma, se refirió a la ausencia del Gobernador o representa es del Gobierno provincial en el aniversario de la Ciudad y reconoció que “eso todavía no se me pasa, no tengo bronca pero sí un dolor inmenso, que se haya ninguneado a Madryn como se lo hizo”.

Incluso “Puerto Madryn tiene hasta ministros y no vino un solo representante del Gobierno provincial”, disparó el Intendente subrayando que “indudablemente hubo una bajada de línea –pero- está en cada uno de ellos”.

“Ningunearon no al Intendente, sino al vecino. Muchos se han sentido defraudados porque muchos acompañaron a este Gobierno para que este donde está –y- que ni siquiera se nos tenga en cuenta, duele”, insistió.

Consultado sobre si este “ninguneo” es personal o institucional, el Mandatario de la localidad pidió “sacar conclusiones” al recordar que a la fecha “estamos esperando, en mayo firmé un convenio de $ 35 millones en cordones cuneta. Estamos ingresando en agosto y estamos esperando”.

De esta forma, indicó que “lo mío no es personal sino institucional. Por más que esto siga empeorando la relación, yo lo tengo que decir –porque- no es común que una de las ciudades más importantes del Chubut no sea visitada por funcionarios o el Gobernador desde diciembre del año pasado”.

Agregó que si bien nos encontramos en un contexto de pandemia, “yo los barrios los recorro. Estoy presente. El pueblo nos eligió para eso, no para chicanear”, sentenció.

En este tono, el intendente madrynense se refirió a expresiones de su par de Comodoro Rivadavia, Juan Pablo Luque, quien recordó que Sastre es parte de la alianza de Gobierno y también se refirió a la reafiliación de Sastre al PJ.

Sastre le respondió y sostuvo que “no necesito que me lo refresque el Intendente de Comodoro. No desconozco que fui en la misma boleta que Mariano Arcioni”, apuntando que de la misma manera que Luque “hoy está apoyando varias de las políticas del Gobierno provincial y que yo no comparto”.

“No hace falta que uno este remarcando o no lo que hace un funcionario o intendente. Tengo muy en claro donde estuve parado y donde he actuado, otros quizá no lo tienen y se marean cuando llegan a un cargo”, replicó.

“Yo tengo muy en clara mi conciencia, el resto no sé si lo puede decir. Yo sé de qué manera camino y por donde camino”, sentenció.

Finalmente, sobre la reafiliación al PJ, el Intendente Gustavo Sastre cuestionó que “hay gente que opina tan libremente. Que a uno le pongan el peronómetro es poco serio. Soy afiliado al PJ desde los 18 años –y- más allá de cualquier ficha, lo que se tiene que medir es cómo se actúa y como se lleva adelante su carrera política”.

“Siempre me he visto muy reflejado en el movimiento. El resto pasa por chicanas y cuestiones de preocupación de algunas personas”, sostuvo sobre expresiones del Justicialismo que se manifestaron en rechazo a las reafiliaciones.

Lo destacó la concejal oficialista de Trelew, Lorená Alcalá, en relación a la impronta de la gestión municipal del Intendente en medio de la pandemia del coronavirus. «El trabajo en el terreno es fundamental, es la predica permanente de Maderna», sostuvo. Rechazó que la entrega de viandas diarias sea una práctica de clientelismo político: «hay familias que nunca habían golpeado una puerta para pedir ayuda, es doloroso, aunque también es un buen momento para reinventarnos como sociedad».

«Desde el Concejo Deliberante hemos acompañado diferentes medidas, incluso hemos aprobado la ordenanza de la Emergencia Económica y Social, lo que nos permite gestionar otro tipo de ayuda del gobierno nacional, del que ya hemos recibido algo», destacó Alcalá en diálogo con Radio 3.

«Algo que siempre reconocemos de Maderna es la capacidad de gestión y la decisión política de sentarse con todos los sectores y buscar soluciones con todas las partes», ponderó.

«Será un año para el olvido, pero debemos aprender, porque incluso con la Mesa de Emergencia, vemos que el intendente se puso al frente de la crisis y se sentó con todos», señaló.

«Es un momento de ser solidarios, no hay otra forma. El intendente defendió no sólo al comercio, sino a los cuenta propistas, en un momento tuvo que poner la cara para que puedan volver a trabajar, siempre apelando a la responsabilidad ciudadana», remarcó.

«Hay que agradecer a los empleados de Salud Pública, a los trabajadores municipales, a la Policía más allá de alguna actuación que esté investigando la Justicia», valoró además.

Respecto de la exposición días pasados del ministro de Seguridad de la provincia, Federico Massoni, analizó que «en algún momento pareció una interpelación cuando nosotros necesitábamos saber otras cosas, hay datos muy importantes y sensibles que tiene el ministro y que tampoco se pueden dar a conocer públicamente porque son parte de diferentes investigaciones».

«Hay gente que solicita presencia policial y otra que denuncia el abuso, sobre todo en el sector oeste de la ciudad», dijo respecto sobre los cuestionamientos a Massoni.

«Tenemos que reconocer que además recibimos al ministro de Salud, Fabián Puratich, y los funcionarios municipales tampoco tienen problemas en visitar el Concejo cada vez que se los convoca», admitió.

«Aprobamos dos proyectos de declaración, el de Elaboración de Alimentos ya fue abordado, de hecho hace poco se entregaron tierras, y el de Peso y Talla será presentado próximamente por el intendente y responsables de diferentes áreas», indicó sobre las últimas iniciativas legislativas.

«En algún momento se tomó con ironía y la verdad que el proyecto tiene todo un trabajo en el territorio, con trabajadores sociales y con índices reales, porque que veamos un niño rellenito, ni quiere decir que estén bien alimentado», dijo sobre la ordenanza que busca generar un plan alimentario saludable para los más chicos.

«Creemos que en la diferencia se construye, tenemos una gran relación con los movimientos sociales en el trabajo diario, en el territorio y de estar siempre a disposición de los vecinos», aseguró Alcalá.

«Nos ha predicado el trabajo permanente en el terreno como algo fundamental», insistió sobre la impronta de la gestión Maderna.

«Los trabajadores tienen el respaldo del Concejo, defendemos a la clase trabajadora, sobre todo en este momento de crisis, consideramos que en estos casos es necesario unificar criterios», aseveró además.

«Cada concejal ha manifestado su posición en torno a la megaminería, creo que hay que dar la discusión más allá de los prejuicios, con un buen plan de comunicación. No hay que decir que no porque no y Sí porque sí, hay que analizar todas las aristas, pasa con otras cuestiones, como la del aborto», respondió la edil respecto de su posición sobre la megaminería.

«Mañana se inaugurará una planta de procesamiento de langostino, en medio de una crisis, hay una posición pública de seguir generando, construyendo y creciendo como ciudad», enfatizó.

«Hay que reconocer la gestión de Héctor Castillo como secretario de Desarrollo Social, es un hombre full time, aunque está respaldo por todo el gabinete y los empleados municipales. Con la Guardia Urbana también hay que sacarse el sombrero», valoró.

«Estamos hablando de familias que nunca golpearon una puerta para pedir ayuda, sobre todo en una sociedad todavía conservadora, donde el hombre está acostumbrado a salir a trabajar para sostener a su entorno familiar», lamentó Alcalá sobre la situación actual.

El Gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, se refirió a la relación que mantiene con Adrián Maderna y su vice Ricardo Sastre. “Nosotros estamos abiertos al diálogo, hemos conversado con todos los diputados”, sostuvo.

En este sentido, señaló que “la relación con el Intendente Adrián Maderna y el vicegobernador Ricardo Sastre nunca estuvo rota de mi parte”.

“Nosotros estamos abiertos al diálogo, hemos conversado con todos los diputados”, dijo.

Asimismo, aclaró que “me reuniré con Ricardo Sastre no solo por lo institucional, sino por la próxima apertura de las sesiones ordinarias”.

Finalmente, Arcioni concluyó que “el diputado Menna y Torres hacen más cuestiones mediáticas que trabajo parlamentario”.

Pese a que el Gobierno transita apenas las primeras semanas no parece osado decir que la relación que está empezando a construir Alberto Fernández con el Papa Francisco implica un giro de 180 grados respecto de su antecesor, Mauricio Macri. Pero también contrasta con el vínculo que tenía Cristina Kirchner. A partir de su evidente deseo de tener un óptimo lazo con el pontífice, que llegue incluso a la cooperación en lo que sea posible, edifica el puente personal -por ahora telefónico- con la ventaja de tener en cuenta cómo fue la relación con los dos gobiernos anteriores para no repetir lo que, en la visión del Papa, fueron equivocaciones, cuando no malas pasadas.

Veamos. En una sorprendente voltereta ante la elección papal del argentino -que los Kirchner consideraban el jefe espiritual de la oposición-, Cristina buscó un acercamiento. Bien asesorada, optó precisamente por un vínculo personal y descontracturado con el pontífice. Llegó a decirle en un primer encuentro que tenía “una idea equivocada” sobre él. Francisco, a su vez, buscó apuntalarla en los momentos más difíciles de su segundo mandato, lo que le acarreó severas críticas de quienes no simpatizaban con ella. Pero a los ojos de Francisco Cristina terminó haciendo una explotación política abusiva del vínculo, que lo perjudicó.

Macri a través de su entonces canciller, Susana Malcorra, dijo que quería dejar atrás aquel modo de relacionamiento y optar por un vínculo “institucional” en vez de personal. Por eso, en lugar de ir a verlo a la residencia de Santa Marta como hacía Cristina, prefirió pedirle una visita oficial con todo el protocolo. En rigor, Francisco lo leyó como que el Gobierno lo quería bien lejos. Dicen que en aquella famosa visita de principios de marzo de 2016 –cuando pasó a la historia la foto con el gesto adusto del Papa junto a Macri- Francisco lo recibió con una frase sugestiva: “Bienvenido señor presidente de la República Argentina”.

Más aún: con el paso del tiempo El Vaticano consideró que algunos colaboradores de Macri –encabezados por su jefe de Gabinete, Marcos Peña- le estaban haciendo una campaña en contra. De hecho, el presidente fue notificado de ello, a tal punto que intentó infructuosamente un acercamiento de Peña con el pontífice, una oferta que fue considerada improcedente en las cercanías del Papa. A su vez, el macrismo decía que el Papa tenía muy poca empatía con el Gobierno en general y con Macri en particular. Muchos en el oficialismo atribuían esa escasa sintonía de Francisco a su supuesta condición de “peronista” y a que Macri había permitido el matrimonio igualitario en la Ciudad cuando era jefe de Gobierno y Bergoglio Arzobispo de Buenos Aires.

Consciente de todo ello, Alberto F. consideró que debía tejer un vínculo personal, pero sin sobreactuar. Además, ser muy claro en los mensajes porque en Roma se analizaron como muy contradictorias algunas actitudes de Macri. Por caso, que se declaraba contrario al aborto, pero -pese a su declamada prescindencia- hombres de su entorno fogoneaban la aprobación de su legalización. Cuenta, además, con un jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, cercano a la Iglesia. Y con otros dos colaboradores que conocen bien el ámbito eclesial: los secretarios de Culto y de Asuntos Estratégicos, Guillermo Oliveri y Gustavo Béliz.

El vínculo Alberto F.-Francisco conlleva, por lo pronto, una feliz coincidencia para el presidente. Su ministro de Economía. Martín Guzmán fue en la Universidad de Columbia pupilo del premio Nobel de Economía Joseph Stigliz. Ambos se reunieron con el pontífice en mayo en la residencia de Santa Marta de la mano de la fundación pontificia Scholas Ocurrentes que lideran dos argentinos con el fin de aportar ideas para una formación económica en las universidades católicas de los cinco continentes “con rostro humano”.

Con todo, la cuestión más delicada es el aborto. Alberto F. comenzó su Gobierno reponiendo el protocolo sobre abortos no punibles, que provocó el primer roce con la Iglesia. Y ahora confirmó que enviará en el inicio del año del Congreso un proyecto para legalizar el aborto. “Tenemos que garantizarle a todos, todo: a la mujer que quiera abortar, que pueda hacerlo y a la mujer que quiera tenerlo, que pueda tenerlo. Todos saben que estoy decidido a que ese tema que trate y lo voy a impulsar”, dijo en el último día del 2019. Y agregó: “No podemos tratarlo con la lógica del Boca – River».

A su lado agregan que -también marcando un contraste con Macri- su posición respecto del aborto es clara. Que cree que “hay un problema de salud pública que el Estado debe solucionar”. Y que así se lo dijo a la cúpula del Episcopado cuando la recibió hace diez días y a los evangélicos, el viernes pasado. Claro que la Iglesia y la mayoría de los cultos evangélicos le atribuyen a la legalización del aborto una gravedad no equiparable a una ley de divorcio, ni al matrimonio igualitario.

Habrá que ver llegado el momento como impacta esto en la relación. Pero Alberto F. quiere tenerlo al Papa cerca ante los grandes desafíos que afronta. Por lo pronto, su mensaje antigrieta –como quedó a la vista en la misa por la unidad que convocaron los obispos en Luján- sintoniza perfectamente con el sentir de la Iglesia y de Francisco, destacó El Clarín.

Diversas fuentes -citadas por el sitio de espectáculos Page Six- revelaron que Lohan, de 33 años, y Bin Salman se habían visto y se estaban enviando mensajes de texto con cierta regularidad. Inclusive, indicaron que el gobernante saudita llevaba a la actriz en sus aviones y “la inundaba con regalos”, incluido uno envuelto con tarjetas de crédito.

“Es sorprendente que los lazos más cercanos de Estados Unidos con Bin Salman sean a través de Lindsay Lohan y Jared Kushner”, reveló un alta fuente de la Casa Blanca. Sin embargo, el padre de la actriz, Michael Lohan, quien admitió que su hija si conoce al príncipe, negó el vinculo amoroso.

“Su relación es inusualmente platónica y respetuosa”, dijo el padre de la novia. “Son solo amigos, Lindsay tiene muchos amigos poderosos en Medio Oriente, porque ella es enorme por ahí”, expresó Michael. “Lindsay conoció a MBS por el trabajo que ha estado haciendo en Medio Oriente”. Según el padre, su hija “está trabajando para ayudar a las personas en la región, particularmente a los refugiados”.

Michel manifestó su enojo con los medios porque ninguna «escribe sobre el buen trabajo que hace Lindsay en Siria, solo quieren escuchar las cosas malas». «Ella tiene una relación platónica y respetuosa con MBS, nada más», continuó.

Al ser consultado sobre si le preocupaba que Lindsay pasara tiempo con alguien acusado de encarcelar a miembros de su propia familia y de ordenar el asesinato del destacado periodista del Washington Post Jamal Khashoggi, Michael se defendió afirmando que “nada de eso ha demostrado ser cierto”.

El periodista Jamal Khashoggi fue asesinado en el consulado saudita de Estambul en 2018 e investigan cuál fue la responsabilidad del príncipe heredero en el homicidio (REUTERS)

«Lindsay dice que es una buena persona. Se siente segura, tiene buenas personas a su alrededor y sabe cómo comportarse», dijo.Varias fuentes le dijeron a Page Six que la actriz de “The Parent Trap” ha estado muy cerca de Dubai en los últimos años, y “no es inusual que sea cortejada por dignatarios de Medio Oriente”.

 162

En enero de 2017, la actriz sorprendió al borrar todas sus fotografías de Instagram y publicar un mensaje en árabe: “Alaikum salam”, que traducido significa que ‘la paz esté contigo’, lo que generó dudas sobre una posible conversión al Islam. Además se le había visto paseando por Nueva York con el Corán en la mano, pero su representante negó que la actriz hubiera cambiado de religión.

La relación del presidente Mauricio Macri y su padre Franco tuvo numerosos altibajos. El desembarco de Mauricio en la política, primero la de Boca, luego la de la Ciudad de Buenos Aires y por último la nacional, gestaron tensiones y competencias internas que Franco intentó dejar a un lado recién en 2016, cuando su hijo ya era presidente del país.

Desde que Mauricio Nación, Franco Macri ya tenía planeado el futuro de su hijo: heredar el conjunto de firmas del grupo SOCMA, una empresa con una facturación anual de 500 millones de dólares. Pero las exigencias y presiones del padre lograron que el hijo eligiera otro camino para su futuro: en primer lugar sería una carrera al mando de Boca, para luego dejar espacio a una amplia carrera política.

En plena campaña presidencial, a unos meses del balotaje que lo llevó a la Casa Rosada, Macri dio algunos detalles sobre la relación con su madre. En la entrevista, el entonces jefe de Gobierno de la Ciudad contó que el lazo con Franco fue siempre muy tenso. Franco había declarado semanas atrás que el próximo presidente debería ser de La Cámpora y que Mauricio no estaba preparado para el cargo, en tanto que respaldó la candidatura de Daniel Scioli.

El nivel de exigencia al que sometía a su hijo fue reconocido por el mismo Franco en una carta pública que le envió en 2016. “Tal vez le puse una vara demasiado alta con mis expectativas y con las cosas que yo había hecho, tal vez, como él mismo dice, competí con él cuando se fue convirtiendo en hombre. Pero a la vez, siempre quise darle todas las oportunidades, traté de enseñarle que lo importante es el “hacer” y no el acumular dinero, prestigio, honores porque todo eso suele se efímero”, aseguró.

“Tardé años en perdonarle que se hubiese ido de las empresas que con tan duro trabajo había creado. Hoy a la distancia de los hechos creo que no las dejó por la relación buena o mala que tuvo conmigo. Las dejó, porque Dios o el destino lo hicieron tropezar con la finitud de la vida y algo cambió para siempre en 1991 cuando fue secuestrado”, sostuvo.

En otro reportaje, concedido al diario La Nación, en enero de 2017, afirmó, consultado sobre qué puntaje le ponía al primer año de gestión de su hijo: “El primer año más no se podía hacer. No ha podido empezar construyendo, sino arreglando lo hecho por gobiernos terribles, desde Menem a los K. Con esa salvedad, le pongo un 5. Pero sé que ha querido ir por más”.

En esa misma nota, el padre del Presidente afirmó que la gente “ve el futuro y se da cuenta de que primero se tiene que dejar atrás un pasado desastroso. Los peronistas tienen sus virtudes y sus terribles defectos. Ni hablemos de la señora esa, destructora del país”.