Tag

regalias

Browsing

Provincias nucleadas en la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (Ofephi) relevan un nivel de cumplimiento del decreto de mayo que fijó precio sostén de 45 dólares del Barril criollo.

Nación se reunió con provincias y refinadoras, y monitorea variables. Decreto habilita revisión trimestral del precio de barril. En medio de la dura caída que sufren los ingresos locales producto de la pandemia, gobernadores de provincias petroleras se encuentran en alerta ante la disconformidad con la liquidación de regalías en función de precios de venta inferiores al previsto por el barril criollo de petróleo de 45 dólares, fijado por Nación vía decreto en mayo pasado y que fue celebrado por los mandatarios.

Desde filas provinciales aseguraron este jueves que los 10 distritos nucleados en la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (Ofephi) trabajan en un documento que releva el grado de cumplimiento de ese decreto nacional, para terminar de consensuarlo con Nación y definir luego los pasos a seguir, en un escenario que -dicen- potencialmente podría incluir multas o hasta una eventual judicialización. Los distritos reaccionaron con preocupación al no ver reflejado en la percepción de regalías de mayo y de junio el decreto nacional 488 de mayo, que reinstaló hasta el 31 de diciembre un precio de referencia de la mano de un barril criollo de petróleo a 45 dólares para sostener la producción, blindar los empleos y atraer inversiones.

En el artículo 1 de ese decreto se define que las entregas de petróleo crudo que se efectúen en el mercado local deberán ser facturadas por las empresas productoras y pagadas por las empresas refinadoras y sujetos comercializadores tomando como referencia para el crudo tipo Medanito el precio de 45 dólares por barril. Pero parte de la liquidación final de regalías que recibieron las provincias tras esa iniciativa resultó menor, a partir de que en muchos casos en la venta de crudo de las empresas productoras a las refinadoras no se aplica ese precio sostén sino precios menores, frente a la presión que -afirman- brota desde las empresas del segundo sector.

Y las regalías que recibe cada provincia están atadas al precio de venta del barril. Según lo afirmado desde filas gubernamentales nacionales, este tironeo -que desató señales de preocupación entre los mandatarios por su impacto en las arcas locales- derivó en dos encuentros esta semana, en el marco de la Ofephi, con el subsecretario de Hidrocarburos nacional, Juan José Carbajales. Uno fue con las refinadoras, y el otro con las provincias. Está todo en discusión en el marco del Decreto 488, dijeron, además de recordar que ese decreto habilita una revisión trimestral del precio del barril. El foco está puesto por ahora, sostienen, en el estudio de la evolución de las variables.

En el plano de las provincias, en Neuquén el gobierno de Omar Gutiérrez mensuró días atrás el monto estimado de regalías a reclamar por el menor precio, que es del orden de los $ 280 millones. En el caso de La Pampa, en tanto, el Gobierno del peronista Sergio Ziliotto hizo una presentación el pasado martes -vía la Subsecretaría de Hidrocarburos- ante la empresa Pampetrol (una sociedad anónima con participación estatal mayoritaria) en la cual objetó la liquidación de regalías petroleras por debajo de lo esperado por la vigencia del barril criollo a 45 dólares.

Ahora tenemos 10 días hábiles para fundamentar, en un descargo, por qué razón no vendimos a 45 dólares y pagamos las regalías sobre los 36 dólares que vendimos, dijo el director por la oposición de Pampetrol, Hugo Pérez, en declaraciones a La Arena. En esa línea, anticipó que argumentarán que concretaron las ventas de crudo por debajo de los 45 dólares porque es el precio de mercado. Además sostuvo que las otras dos empresas que operan en La Pampa, Pluspetrol y PCR, están en la misma situación. El Estado nacional debería tomar una decisión: o saca el barril criollo o lo hace cumplir, dijo.

En Santa Cruz, por su parte, el Gobierno de Alicia Kirchner elevó un planteo a operadoras locales. Hemos observado las declaraciones juradas de mayo y junio, dijo en las últimas horas el titular del Instituto de Energía, Matías Kalmus.

Desde Chubut, en tanto, el ministro de Hidrocarburos de Mariano Arcioni, Martín Cerdá, aseguró el jueves que una operadora ha liquidado a 45 dólares y otras un poquito menos. Tenemos que esperar unos días más por presentaciones de anexos y terminar de evaluar, sostuvo, en diálogo con Gen Radio Rada Tilly.

Según la Secretaría de Energía de la Nación, la recaudación de regalías de mayo, liquidada el 15 de junio último, sería de unos 13 millones de dólares, pudo cruzar ese dato con otras fuentes oficiales, que al hacer el ajuste final determinan un monto de 15 millones de dólares.

El 15 de julio próximo se realizará la liquidación correspondiente a la actividad de junio, que tendría una mejora en relación al mes anterior, que en algunos ámbitos se estima en el orden del 20 por ciento.

Dicha mejora tendría que ver con la combinación entre precios más altos, a partir de una incidencia todavía no comprobada del decreto de barril criollo, en sintonía con una mejora de los precios internacionales, que se ha mantenido en la banda de los 40 dólares, durante las últimas semanas.

De este modo, la proyección se ubicaría en torno a los 18 millones de dólares a ingresar, en concepto de regalías petroleras, el próximo 15 de julio.

Esa cifra, de confirmarse, se ubica apenas por encima del vencimiento de deuda para cancelar títulos públicos previsto para este mes, que se ubica en 16.760.417 dólares (dieciséis millones, setecientos sesenta mil cuatrocientos diecisiete dólares). En cuentas sencillas, hoy la proyección indica que apenas podría quedar un millón de dólares por encima de los vencimientos que, como en todos los casos anteriores, se descuentan automáticamente, antes de que los fondos ingresen en las cuentas provinciales.

Fondeo previo y 3 meses casi en “cero regalías”

Desde el punto de vista estrictamente técnico, los vencimientos trimestrales se van fondeando durante los dos meses previos, es decir que no se descuenta todo el monto a pagar en un solo mes, sino que se van reuniendo fondos en el bimestre anterior.

Sin embargo, en términos prácticos no hay mucha diferencia. Los fondos que se guardaron en los meses previos se suman a los vencimientos mensuales que, aun en menor medida, también se van descontando. Por ejemplo, en junio se pagaron 5,8 millones de dólares y en mayo, otros 3 millones de dólares.

Esto es lo que explica por qué la provincia, que a su vez redujo sus ingresos por otras vías, aumenta el déficit cada mes.

Mientras esto ocurre, la sesión del jueves en Legislatura, que duró apenas 40 minutos, no logró ni siquiera dar ingreso formal al proyecto de autorización de renegociación de deuda, para intentar una prórroga de vencimientos hasta el año 2023.

Los tiempos se agotan. En octubre, el vencimiento previsto alcanza los 39,7 millones de dólares, lo que significa la necesidad de fondear 13 millones en agosto y una cifra similar en septiembre. Si se considera que además en esos períodos hay vencimientos de 3 y 5,7 millones, respectivamente, puede entenderse que en los próximos tres meses la provincia no contará prácticamente con ingresos por regalías, salvo que hubiera un milagro petrolero que eleven el precio del barril nuevamente por encima de los 55 dólares, algo que hoy parece tan lejano como la cura para el coronavirus.

El Gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, enfatizó este mediodía en conferencia de prensa desde la Casa de Gobierno en Rawson que la baja del barril de crudo tiene un impacto negativo que está dentro de lo que se viene anunciando desde el Ejecutivo provincial. Mañana habrá un encuentro personal con los actores del sector.

“En cada oportunidad que me lo preguntan, aclaramos la situación económica y financiera de la provincia: que esto impacta negativamente, y ya por regalías petroleras estamos recaudando alrededor de 45% de lo que veníamos recaudando”, sostuvo.

Y agregó que “esto obviamente se traslada a todos los municipios porque esos ingresos de regalías se coparticipan, más todas las afectaciones que estamos teniendo obviamente por la falta de consumo que hay a nivel local y nacional, que es la coparticipación de impuestos nacionales y federales”.

Arcioni remarcó que “la situación es muy delicada, por eso mismo nosotros hemos comenzado con el Comité de Crisis Económico Social, -porque tenemos dos si sumamos el de Salud- y el día de mañana vamos a tener una primera reunión en forma personal (no en teleconferencia como se venía manteniendo) con los diferentes sectores, con todos los protocolos y medidas de seguridad que nos recomendó el ministro de Salud, para seguir avanzando y seguir proponiendo y estudiando cuáles van a ser las medidas a tomar luego de la pandemia”.

El ministro de Hidrocarburos de la provincia, Martín Cerdá, gestiona a contra reloj con otras provincias la fijación de un precio sostén del barril. Están haciendo simulaciones junto a Economía para medir el impacto de los ingresos por regalías petroleras. Por el momento no hay baja de equipos y las empresas se están amoldando a nuevas modalidades de trabajo.

La propagación del Coronavirus derrumbó las principales bolsas del mundo y generó un desplome en el precio internacional del barril de petróleo. En un contexto de contracción económica y de ingresos que no alcanzan ni siquiera para pagar sueldos, la provincia del Chubut encendió las alarmas y activó todos los mecanismos para medir las pérdidas que registrará en aproximadamente 40 días si el precio del barril WTI que perforó la barrera de los 30 dólares, ubicándose al cierre de esta edición en u$s 28,70.

Una de las mayores complejidades es el cambio permanente de la movilidad del precio del barril del petróleo y el ministro de Hidrocarburos, Martín Cerdá, lo explica claramente: “Habíamos empezado a hacer cálculos con un barril a 35 dólares y hoy está por debajo de los u$s 30. Esto es muy cambiante y día a día hay que modificar sobre la marcha”.

El monitoreo desde la cartera de Hidrocarburos y de Economía que conduce Oscar Antonena es estricto y celoso, particularmente porque repercutirá fuertemente en los ingresos de la Provincia.

“Vamos a tener un impacto grande y perjudicará a todos, no solo a la Provincia, sino también a los privados”, precisó Cerdá en diálogo con El Chubut. El ministro que está en cuarentena obligatoria por su viaje a Canadá, fue más específico y subrayó que “en 40 días se va observar el impacto de los ingresos por la baja de barril de petróleo”.

“Estamos mirando no solo regalías, sino también las pérdidas por Ingresos Brutos”, reconoció Cerdá en el marco del monitoreo permanente que llevan a cabo en Chubut en conjunto con todas las provincias productoras de hidrocarburos.

En cuanto al cimbronazo por la caída abrupta del precio del barril por los efectos de la pandemia, Cerdá dijo que “por ahora no hay baja de equipos y la actividad sigue normal”, pero aclaró que “hay que esperar unos días más la evolución del precio internacional del barril”.

Quieren un precio de sostén del barril

Chubut junto a Santa Cruz, Neuquén y Mendoza -entre otras provincias- están delineando un dossier para presentarle al Gobierno Nacional con la finalidad de atenuar el impacto de las pérdidas por regalías petroleras en cada una de las jurisdicciones y para sostener la actividad y las inversiones en cada una de las cuencas. Para eso, están trazando simulaciones con un precio sostén del barril del petróleo.

Sobre este tema ya hubo avances la semana pasada, cuando las provincias productoras de hidrocarburos fueron recibidas por los funcionarios de la Secretaría de Energía de Nación, quien les hizo un guiño para avanzar en la fijación de un precio sostén, pero aclarando que el Gobierno que preside Alberto Fernández también atraviesa turbulencias económicas.

“Hay preocupación de todo el sector y de todas las provincias petroleras. Buscamos alternativas en conjunto para sentarnos con el gobierno nacional y ver cómo atravesamos esta crisis”, confió Cerdá a El Chubut.

En síntesis, el ministro explicó que “buscamos algún precio sostén del barril para mantenerlo por un tiempo, porque hay que ver si el barril sigue bajando o recupera el precio”.

Cerdá ratificó que con ese precio sostén, “se abre una posibilidad para que las provincias no pierdan ingresos por regalías y que las operadoras puedan seguir con sus planes de inversión”.

“Todavía no hay un valor establecido que vamos a pedir sobre el precio sostén del barril. Se buscará en un consenso integral ese precio de barril de referencia y Nación deberá analizar la viabilidad”, indicó Cerdá, en clara alusión a las posibilidades económicas que tiene el Gobierno Nacional.

Para sortear esta situación delicada, el ministro fue pragmático: “Todos los sectores tienen que poner un poquito para resguardar la actividad”.

Cambios en la modalidad por el Coronavirus

Las sugerencias y recomendaciones anunciadas por el Gobierno Nacional y la provincia del Chubut para evitar la propagación del Coronavirus ya generaron una reestructuración en las modalidades de operación en los yacimientos petroleros.

“El virus hace que haya que cambiar la modalidad de trabajo y las operadoras ya están instrumentando nuevas metodologías”, aseguró el ministro de Hidrocarburos.

Las empresas y los sindicatos están evaluando que las operaciones se hagan con rotación de personal para respetar las medidas que lanzó el Gobierno Nacional. En este marco, ya hay protocolos para reducir la circulación en lugares comunes como comedores y áreas de gran concentración de personal.

La solicitud partió desde la Ofephi al secretario de Energía de la Nación, Sergio Lanziani. Exigen una reunión para discutir la actualización del canon de exploración y explotación que pagan las empresas petroleras a las provincias por los yacimientos que ocupan. El objetivo es que el desembolso se ajuste al valor del barril de crudo. Chubut percibe actualmente 30 millones de pesos y en caso de que haya luz verde la recaudación por este concepto se extendería a $ 200 millones.

La Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (Ofephi), que integra Chubut como parte de las 10 provincias productoras de petróleo, le envió una nota al flamante secretario de Energía de la Nación, Sergio Lanziani, solicitando la actualización del canon de exploración y explotación.

El viernes pasado se realizó en el Hotel Sheraton de Buenos Aires un almuerzo por el Día del Petróleo y el Gas, en el que participaron más de 1.000 empresarios de la industria hidrocarburífera.

Uno de los temas de conversación de los empresarios en los diferentes rincones del Salón Libertador del Sheraton fue la solicitud de la Ofephi a Lanziani para actualizar un canon que no sufre modificaciones desde 2012.

El pedido en bloque que hizo la Ofephi formalmente a Nación va en dirección contraria al reclamo del sector petrolero y gasífero de Argentina, que pidió reglas de juego claras, pero principalmente una reducción y un freno a la carga impositiva para garantizar las inversiones en cada cuenca del país.

En caso de concretarse, y de que Lanziani abra el juego a las provincias que integran este organismo, las empresas deberán abonar una suma mucho más elevada por la utilización de las áreas petroleras en cada jurisdicción.

Fuentes del Gobierno de Chubut aseguraron a EL CHUBUT que en caso de que el canon a la exploración y explotación se actualice, la gestión del gobernador Mariano Arcioni pasaría de recaudar 30 millones de pesos mensuales a $ 195 millones, es decir, un 650 por ciento más.

«Es importante el canon porque tiene la finalidad de evitar que las empresas tengan un bloque ocupado sólo como un acto inmobiliario. Queremos que las empresas inviertan concretamente en exploración y explotación en las áreas que ocupan», indicó el subsecretario de Fiscalización y Control del Ministerio de Hidrocarburos de Chubut, Carlos Lambré.

En la actualidad, las operadoras del Golfo San Jorge desembolsan aproximadamente 3.400 pesos por kilómetro cuadrado que ocupan en los yacimientos.

Actualización de regalías

La nota al secretario de Energía de la Nación también hace blanco en un tema medular que atraviesa a las 10 provincias productoras de hidrocarburos: la liquidación de las regalías petroleras que están seriamente afectadas por la retención a las exportaciones.

En este caso puntual, Chubut y el resto de las provincias esgrimen que el congelamiento del precio de los combustibles y del barril de petróleo perjudicó severamente a los distritos y generó una disminución de ingresos por regalías petroleras.

Según destaca el medio Econo Journal, la propuesta de la organización «es que las provincias perciban un pago de regalías de las empresas por el valor del precio de venta de los hidrocarburos y no sobre el precio liquidado mediante las retenciones, que al final de la cadena es un monto menor para las provincias».

El debate central es que las empresas abonan actualmente a las provincias en concepto de regalías un valor donde ya están descontadas las retenciones a las exportaciones del Gobierno nacional.

«Las empresas están pagando a las provincias por regalías un valor calculado sobre el precio liquidado y no sobre el precio de venta de los hidrocarburos. Es bastante esa diferencia», explicó Lambré.

Si se cotejan los datos que maneja el Ministerio de Hidrocarburos de Chubut para comparar los ingresos por regalías entre enero y julio de este año, contra igual lapso del 2018, surge que la provincia percibió 22,6 millones de dólares menos: 219,7 millones de dólares contra 242,3 recaudados el año pasado. ¿Por qué se dio este retroceso? (*)

La explicación en este caso no está dada por el lado de la producción, ya que en el mismo período la extracción de petróleo creció en la provincia.Mientras entre enero y julio de 2018 se produjeron unos 31,2 millones de barriles (MB), en el mismo período de este año se contabilizan 31,9 MB, es decir 700.000 barriles más.

La suba productiva, superior al 2%, no alcanza para traducirse en mayores ingresos para las arcas provinciales.La diferencia negativa, sin embargo, está en los precios aplicados al crudo Escalante, según surge de la información oficial, consignada por la Secretaría de Energía de la Nación.

PRECIO INTERNACIONAL VERSUS INTERNO

Mientras el año pasado los precios promediaron 404,8 dólares por metro cúbico, es decir alrededor de 64,4 dólares por barril, entre enero y julio de 2019 el precio promedio fue de 360,94 dólares por metro cúbico, equivalente a unos 57,38 dólares por barril. La caída en el precio del crudo Escalante es de un 10,8%. ¿Refleja esto lo que pasó en el mercado internacional?

La respuesta a la pregunta anterior es no. Porque si bien el crudo tipo Brent, que se toma como referencia en nuestro país, tuvo también un retroceso durante este año, la proporción es menor. En efecto, el precio internacional promedió entre enero y julio del año pasado los 71,16 dólares, mientras que en el mismo período de 2019 la cotización se ubicó en 65,74 como promedio mensual.La merma, en este caso, es del 7,6%.

En definitiva, el crudo Escalante fue liquidado a un precio mucho más bajo que lo que había caído la referencia internacional, provocando el impacto negativo sobre las regalías ingresadas este año en la provincia de Chubut, en forma más pronunciada que lo que hubiera implicado el único impacto de la cotización internacional.

EFECTO RETENCIONES

La explicación para entender el motivo de la baja pronunciada en los precios –y como consecuencia, en los ingresos de la provincia- hay que prestar atención, una vez más, al sistema de retenciones a la exportación de petróleo, aplicadas por el gobierno nacional desde septiembre del año pasado.Como esta provincia exporta entre un 30 y 40% de su producción, la quita de 4 pesos por cada dólar exportado terminó influyendo sobre los precios de liquidación, algo que fue reclamado desde la provincia ante el gobierno nacional, pero que no encontró una respuesta efectiva para resolver ese efecto.

A su vez, el Estado nacional mantuvo una cuenta positiva sobre las ventas externas de la provincia, ya que si se suma el petróleo y todos los productos primarios exportados desde esta jurisdicción, sólo en el primer semestre de este año se pueden estimar alrededor de 4.000 millones de pesos de recaudación generada por las exportaciones chubutenseshacia el Estado nacional. 

Para la provincia, la merma de ingresos es importante. Los 22,6 millones de dólares menos que ingresaron en el período bajo análisis para este informe representa un 9,3%,mientras que una cuenta rápida permite estimar que si se toma un tipo de cambio promedio de 40 pesos, como osciló en la primera parte de este año, a la provincia llegaron en ese período alrededor de 900 millones de pesos menos que el año pasado.

Por eso cuesta entender cómo y de qué manera, cuando estos datos a consecuencia de decisiones políticas nacionales y de circunstancias internacionales ya eran conocidos (proyectables, de mínima, desde fines del año pasado), el gobierno provincial asumió compromisos paritarios para los que hoy no cuenta con recursos suficientes, cayendo en un incumplimiento que amenaza con quitar un año completo al sistema educativo provincial.

(*) Si bien en algunos análisis los números pueden mostrar una tendencia contraria, es decir de incremento de los ingresos durante este año, esta columna se basa en la corrección de datos efectuada por el organismo provincial sobre lo que publica la Secretaría de Energía de la Nación, donde hay una marcada inconsistencia de datos publicados para el período febrero 2018, informó AND SUR.

La provincia reclama contra  la aplicación del sistema que recorta sus ingresos, que este año puede superar los 300 millones de pesos.

Uno de los puntos que se abordó en la anterior reunión de la mesa petrolera Chubut –que se reunirá nuevamente este jueves en Comodoro Rivadavia- se vincula al sistema de retenciones a la exportación de petróleo, que se puso en vigencia desde septiembre del año pasado y que, según pudo establecer ADNSUR a través de fuentes del gobierno provincial, está provocando un recorte en los ingresos por regalías de la provincia. Entre septiembre y diciembre último, por ejemplo, el Estado nacional recaudó alrededor de 35 millones de dólares por este  concepto, mientras que 4,2 millones de dólares dejaron de ingresar a las arcas provinciales. Es decir, alrededor de 160 millones de pesos.

Las retenciones a la exportación de crudo están recortando los ingresos por regalías de Chubut. Esto es consecuencia de que la percepción de 4 pesos por cada dólar exportado (lo que termina impactando en alrededor de un 10% del monto resultante) termina reduciendo el precio de cada barril en boca de pozo, por lo que la regalía se liquida sobre un valor menor.

El problema fue planteado por el Estado provincial cuando se puso en vigencia el sistema, a partir del decreto 793/18, que incluso fue cuestionado judicialmente y habría motivado un pronunciamiento que lo considera inconstitucional. Sin embargo, como el régimen de exportaciones fue incluido en la ley de presupuesto 2019, aquel pronunciamiento judicial daría marco a un reclamo por el período que llegó hasta finalizar el 2018, pero en la actualidad no puede tener alcance.

“Estamos dialogando con Nación y las petroleras –reconoció uno de los funcionarios que trabaja en el tema-. Si bien tenemos el paraguas legal de un fallo de la Cámara de Comodoro Rivadavia, al incluirse en una ley nacional este año el sistema es legal, pero igualmente estamos tratando de negociar para que no nos afecte”.

Si bien durante el gobierno kirchnerista también hubo un régimen de retenciones a la exportación de crudo, en ese lapso no se afectaban los ingresos de la provincia, ya que las regalías correspondientes al petróleo exportado se liquidaban al precio del crudo internacional, en épocas en que incluso el barril superó los 100 dólares por barril.

En la actualidad no rige el mismo sistema, de allí que la retención termina restándose del valor de cada barril.

“Entre septiembre y diciembre del año pasado la Nación recaudó 35 millones de dólares. De ese total, alrededor de 4,2 millones de dólares le hubieran correspondido cobrar a la provincia, pero no los percibió porque se liquidó a un precio más bajo”, explicó uno de los técnicos que conoce el tema, ante la consulta de esta agencia.

Sólo en los 4 meses finales del año pasado, se puede estimar que el monto que dejó de percibir la provincia es de unos 160 millones de pesos, valor que se duplica si se tienen en cuenta los 4 primeros meses del año en curso, más aun considerando que el crudo cotiza a valores más altos y también el dólar cotiza por encima del promedio del año pasado.

Discusión con Sica en Comodoro

En febrero, el tema fue abordado en la mesa petrolera que reunión a funcionarios, sindicalistas y empresarios que operan en Chubut. La propuesta abordada en ese momento tuvo en cuenta que las retenciones repercuten “directamente en la determinación del valor de boca de pozo, disminuyendo los ingresos de regalías a la provincia”.

La propuesta presentada por el Ministerio de Hidrocarburos de Chubut en esa oportunidad consistió en modificar el texto del decreto, para establecer que “en ningún caso el derecho a la exportación de hidrocarburos podrá disminuir el valor boca de pozo, para el cálculo y pago de regalías a las provincias productoras”.

También se apuntó a establecer un valor piso, para que en caso de una baja considerable en la cotización internacional del petróleo, las retenciones dejasen de ser aplicables.

“Es posible que el tema sea tratado este jueves en la reunión de Comodoro –confió uno de los hombres de la mesa chica del gobierno provincial-, pero no creemos que el ministro Dante Sica nos pueda dar una respuesta definitiva, porque en este caso la decisión no depende de su área, sino de Economía. Sin embargo, trataremos de seguir dialogando y de encontrar una solución”.

 

ADNSur

El senador analiza cómo financiar el proyecto, que presentará en el Congreso. Busca acompañar el crecimiento generado en los últimos años.

En consonancia con el pedido del gobernador Omar Gutiérrez, el senador nacional y secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Guillermo Pereyra, volvió a insistir con un proyecto de ley para que la Nación le otorgue a Neuquén un fondo de reparación histórica que acompañe el crecimiento generado por Vaca Muerta en los últimos años.

«El crecimiento exponencial en la actividad de Vaca Muerta requiere tomar medidas y satisfacer demandas. Hay que atender el tema de la educación, de la salud. Se radican 23 familias en promedio por día en la provincia», indicó en diálogo con LU5.

“Es cierto que Neuquén recibe regalías, pero eso no alcanza. Hay que hacer muchas obras de infraestructura. Hay mucha gente que está llegando a Añelo, Plaza Huincul, Cutral Co, Centenario y otras localidades y tenemos que hacer obras porque si no van a ser más los problemas que los beneficios”, dijo. Y agregó: “Tenemos que prepararnos, porque está situación no nos puede sorprender de la noche a la mañana”.

Pereyra reconoció la función de los ingresos por regalías, pero aseguró que no “alcanza” porque tiene otro destino. “Hay que hacer la reconversión productiva y no la estamos haciendo por este problema, porque hay que tapar agujeros todos los días. Si lo dejamos así, en dos años vamos a tener serios problemas si no conseguimos la asistencia extraordinaria”, dijo.

Elecciones

Sobre el panorama electoral con vistas a las elecciones para gobernador, indicó que el partido provincial está “muy bien” y con “todos los sectores trabajando”.

“Lógicamente hay problemas porque somos una familia grande y siempre hay inconvenientes. Pero nos volvemos a juntar, nos volvemos a reunir y nos encaminamos para participar en las generales”, indicó.

LMNeuquén