Tag

reclaman

Browsing

Este viernes, se realizó en Trelew una marcha de antorchas convocada por un sector de ATECh.

La misma se realizaba en conmemoración del Día del Maestro y en reclamo por la situación que atraviesan los docentes de Chubut ante el atraso en el pago de los salarios.

En primera instancia se concretó un acto en la plaza independencia y posteriormente se marchó por las calles céntricas de la ciudad portando antorchas y pancartas en defensa de la educación pública.

 

El intendente de la ciudad, Adrián Maderna, recibió este jueves a integrantes de 12 familias de empleados policiales y civiles, que reclaman judicialmente al Círculo Policial por la entrega de sus terrenos.

Se trata de un grupo de vecinos que reclaman por sus terrenos de un plan de viviendas del Círculo Policial que venían abonando regularmente y nunca se concretaron. Fueron recibidos este jueves por el intendente Adrián Maderna, quien escuchó sus inquietudes y se comprometió a acompañarlos en busca del diálogo necesario para lograr resolver la situación.

“Hemos sido víctimas de una estafa por parte del Círculo Policial y hoy se está llevando adelante una causa judicial al respecto, en la que nosotros quedamos en medio”, expresó Leandro Torres uno de los integrantes de las 12 familias que reclaman por sus viviendas. Incluso una de las familias tiene un hijo con discapacidad. Algunos habían abonado la totalidad del terreno, otros el 50%.

Los terrenos se encuentran ubicados sobre la calle López y Planes entre Pellegrini y Portugal, que oportunamente habían sido cedidos por el ISSyS (Instituto de Seguridad Social y Seguros) al Círculo Policial. Los directivos de Seros reclaman actualmente los terrenos, dado que oportunamente los habían cedido, a través de un pacto de retroventa, al Círculo Policial, que contaba con un plazo determinado para construir allí las viviendas, y hoy ya se encuentra vencido.

Vecinos de Fracción 14 reclaman el arreglo de calles. El problema está la vista, especialmente en días de lluvia y los habitantes del lugar hicieron sentir su voz este fin de semana, molestos por la falta de soluciones desde distintos ámbitos.

“Esto es un desastre. La gente no puede caminar, no tenemos vereda ni alumbrado. Los colectivos pasan cada dos horas. El reclamo es constante esto viene ya desde hace años, no es de ahora”, dijo Eli, una de las vecinas del barrio, y agregó que aguardan una respuesta positiva “porque también estamos esperando por las cloacas, el agua, y no hay puestas de nada de ni de nadie, de ningún político ni vecinalistas”.

Otra mujer aseguró que quieren saber “quién nos va a ayudar con este tema de la parte baja de la Fracción 14, porque arriba está sequito y abajo estamos en un chiquero. Esa es nuestra preocupación: quién se va a poner al frente para hacer algo por nosotros”.

“Esto realmente está feo, pero si te metes más adentro del barrio está peor todavía del barro que hay. Esperemos que esto se solucione cuanto antes porque no se puede andar, si salís con zapatillas, si vas al quiosco de la esquina, ya en un ratito tenés los pies mojados”, dijo otro vecino.Los pobladores del lugar indicaron que la situación es inevitable. “Esperemos que alguien nos escuche y tenga un poco de consideración de poner una vereda, porque nuestros hijos salen afuera, el otro día un vecino comentó que una familia con dos niños de 6 y 8 años, se cayeron en una laguna en la entrada al barrio y se mojaron hasta la cabeza”, relataron.

En ese marco, los vecinos puntualizaron que “tenemos que reclamar por nuestros derechos, necesitamos una vereda para que la gente pueda circular, hay personas que tienen que trabajar y tienen que caminar hasta la entrada al barrio que son unas diez cuadras y en los días de barro si tienes que hacer trámites, pasan una vergüenza bárbara porque están todos embarrados. Queremos una solución porque acá pagamos impuestos y buscamos una solución por lo menos para que enripien y hagan algo que nos brinde las condiciones que estamos necesitando”.

Así lo expresó en la Hora de Preferencias de la sesión del Concejo Deliberante la concejala del Partido Municipal Por Trelew, Mariela Flores Torres. La concejala repasó los inconvenientes que generaron la lluvia y el frío en las familias ubicadas en los barrios Moreira y La Costanera en el sector oeste de Trelew.

Aseguró que en esos sectores existen viviendas con falta de energía y gas y otros con conexiones que rozan la peligrosidad, lo cual se agravó con la lluvia en el caso de energía con cortes de hasta dos días.

Flores Torres reconoció el trabajo que pudo realizar en conjunto con los secretarios de Planificación y de Desarrollo Humano de la Municipalidad de Trelew con quienes se logró dar soluciones a dichos reclamos.

Sin embargo advirtió que dichas soluciones fueron “sobre lo urgente” pero instó a realizar una planificación “integral y sostenida” para lograr que los servicios lleguen de la manera correcta a toda la ciudad.

Por otra parte Flores Torres reconoció el trabajo de Guardia Urbana, Policía Comunitaria y la secretaría de Desarrollo Humano y Familia para trabajar de manera integral en una política sostenida en los sectores de la ciudad donde existen “variadas formas de violencias”.

Choferes del transporte urbano de pasajeros, ayer temprano fueron al Municipio con los colectivos que hacen las prestaciones, a plantear su situación salarial, en virtud de la paralización de las mismas, por la pandemia del coronavirus.

Si bien no estaba prevista una audiencia, fueron recibidos por el secretario de Gobierno, Julio Ruiz, a quien lo impusieron de la preocupación, ya que tienen dos meses de los sueldos atrasados, y las empresas al no tener actividad, no disponen de la plata para abonarlos.

Los trabajadores no tuvieron una respuesta alentadora en la reunión, y lamentaron que como está la situación, no ven una pronta salida de la problemática. Las empresas –Sargento Cabral y Acevedo-, dependen en gran parte a los fondos que reciben de los subsidios nacional y provincial, que están demorados, y el Municipio no dispone de recursos para auxiliar.

Con un envío que hubo del subsidio del gobierno nacional, les saldaron un porcentaje de los salarios de abril a los choferes, cuando está por finalizar junio y es mes de pago del medio aguinaldo.

Por otro lado está la paralización de los servicios del transporte urbano, desde el comienzo de la cuarentena por el Covid-19, el 20 de marzo pasado, y en este contexto los empresarios argumentan que si no hay prestaciones, no hay recaudación, y por ende no se puede cumplir con el pago de haberes. Otra alternativa es que el Municipio afecte algún dinero para paliar la situación, tema que necesitaría una decisión del Departamento Ejecutivo, y un tratamiento formal en el Concejo Deliberante.

El concejal del Frente Patriótico-PJ, Juan Devetak, presentó un proyecto que tiene como objetivo restablecer el transporte urbano de pasajeros en la ciudad. Además, la iniciativa tiene incorporado un protocolo para la reactivación, contemplando la pandemia del coronavirus, y la fase 5 de distanciamiento social en la que está Esquel.

Puntualmente sobre el protocolo, Devetak mencionó el uso de tapaboca, tanto por los choferes como por los pasajeros; disponibilidad de alcohol en gel en las unidades; trapos de piso embebidos en lavandina para el ascenso y descenso; y la ocupación de todos los asientos, sin personas paradas.

Luego el edil dijo que lo más complejo es la cuestión salarial de los choferes de los micros. Recordó que días atrás se reunieron con los empresarios y con los trabajadores, y el punto es que al no llegar los subsidios de nivel provincial y nacional en tiempo y forma, la deuda salarial es de más de dos meses.

Juan Devetak consideró como posibilidad para atenuar el tema salarial, que la Municipalidad temporariamente salga al rescate con el aporte de fondos, para restablecer el servicio de transporte, porque “la que más sufre la falta de las prestaciones, es la gente de menos recursos”, esto porque lo necesita para trasladarse a trabajar. El concejal del PJ tiene expectativas que su proyecto sea aprobado, para que quede planteado el asunto, ya que si bien apunta al restablecimiento del transporte urbano, dependerá también del pago de los sueldos, y la aprobación del protocolo en el Centro de Operaciones de Emergencias Municipal (COEM).

La Confederación General Empresaria de la República Argentina (CGERA) advirtió ayer que las pymes no podrán hacerle frente al pago del medio aguinaldo y reclamaron que el sector bancario otorgue préstamos a tasas negativas para financiar los montos.

En este sentido, el presidente de CGERA, Marcelo Fernández, explicó que «el 70% de las empresas ingresó al Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) para poder pagar los salarios de los meses anteriores».

«Por eso, según lo relevado en las cámaras que integran CGERA, estos mismos sectores productivos seguirían necesitando asistencia para afrontar el pago del aguinaldo», añadió.

«El Estado nos ha acompañado durante el proceso de la cuarentena y seguramente nos ayudará con el ATP de junio, pero sería bueno que el sector financiero, ausente en estos tiempos, también colabore», señaló Fernández.

Al tiempo que recordó que «debido a que no hemos tenido respuesta por parte de este sector que se ha beneficiado tanto durante los últimos años en relación a la problemática de los cheques rechazados, sería bueno que los bancos financien a las empresas que calificaban antes del 24 de marzo».

Asimismo, el presidente de CGERA destacó que «todos los sectores que quedaron inactivos por el aislamiento social, preventivo y obligatorio tendrán problemas para abonar el medio aguinaldo».

«Por este motivo, cada sector productivo está analizando negociar con los sindicatos para realizar el pago del aguinaldo en cuotas, en caso de que no se pueda contar con la asistencia del Estado ni de los bancos», concluyó. CGERA representa a miles de pymes agrupadas en más de 90 cámaras y federaciones de todo el país.

Estamos esperando, van tres meses sin trabajar, creemos que están dadas las condiciones en Esquel para abrir», manifestó ayer Javier Comparada, presidente de la Asociación de Comerciantes y afines tras reunirse con colegas dueños de restaurantes, pizzerías y locales gastronómicos.

“Los negocios no pueden aguantar tanto tiempo cerrados. Pedimos que se pongan las “pilas” nuestros representantes y digan que estamos autorizados para abrir, no lo pedimos, lo reclamamos, elaboramos protocolos con todas las normas sanitarias a cumplir, en otras ciudades del país sin coronavirus ya han abierto y acá nada, sin explicar por qué nos niegan abrir”.

Sobre las medidas sanitarias a implementar, Comparada dijo que “los restaurantes y pizzerías nos comprometimos a abrir mesa de por medio: una mesa sí, otra mesa no. Con todos los cuidados sanitarios a la entrada, en la barra, cocina, sanitarios y hasta inclusive, con un registro de los comensales, de manera tal que si llega a existir algún caso se pueda hacer un seguimiento”, apuntó.

Planteó el empresario que “no tenemos circulación del virus en Esquel y nos hacen perder tanto tiempo de trabajo que significan recursos. Por eso estamos un poco cansados, desanimados, angustiados y algunos pensando en cerrar definitivamente para dedicarse a otra cosa. Nos va a costar mucho repuntar esto, porque una vez que abramos los locales no será una afluencia masiva, pero necesitamos empezar de una vez. Nadie toma una decisión de las autoridades, no hay acompañamiento para nuestro sector ni del Municipio ni la Provincia”, afirmó.

A su vez, opinó que “el Gobierno provincial está especulando con la cuarentena, creemos que le interesa más que la gente no salga a la calle, sin importar lo que pase con nuestro negocio y con la fuente de trabajo de nuestros empleados. Nosotros no somos empleados del Estado, y a fin de mes si no generamos no podemos pagar sueldos, impuestos, servicios, en definitiva, no vivimos”.

“Los municipios de Esquel y Trevelin deberían tener una posición unificada. Nuestra zona está en condiciones de tener un ritmo de vida absolutamente normal mientras se controle la portada de acceso como corresponde, por eso los intendentes deben ponerse firmemente al frente de este reclamo para que se abran rápidamente nuestros locales si no será el final para muchos”, terminó diciendo Comparada.

Representantes de 32 familias que están asentadas a la vera del arroyo Esquel, en el barrio Badén I, se acercaron al Concejo Deliberante para solicitar a los concejales las gestiones necesarias para que se concrete una extensión de la red de gas que les permita acercar el servicio hasta sus domicilios.

«Vinimos para reclamar un proyecto que presentamos hace más de un año, que nos habían dicho que estaba aprobado por Camuzzi y que estaba la plata», dijo uno de los vecinos que hizo de vocero.

«Es para 32 viviendas que no tienen red de gas ubicadas sobre la costanera del arroyo y estamos tratando que agilicen los trámites, porque nos dicen que usaron los fondos pasa otras cosas de la pandemia, y que hay otra plata para conexiones de red, conexiones de cloaca y agua. Que van a cambiar la ordenanza para que después no falte la plata».

El vecino indicó que «hay que hacer una prolongación de alrededor de 250 metros de la red de gas, el municipio tendría que financiarla y después cada vecino pagaría lo que le corresponda.

No pedimos que nos regalen nada, pedimos que hagan la obra y un plan de pagos. Es un reclamo por el cual ya nos reunimos en varias oportunidades, incluso en la gestión anterior el intendente dijo que en enero iba a estar empezando la obra. Pasó marzo, llegó la pandemia, y ahora los vecinos estamos pasando frío. A esto hay que agregar que muchos están sin trabajo».

Ante la imposibilidad de contar con gas de red explicó, «nos calentamos con leña o garrafa pero casi no queda leña y no hay plata. Dicen que entre 10 y 15 días van a tardar en modificar la ordenanza, para después contratar una empresa que haga la obra.

Y si se hace después hay que hacer las conexiones domiciliarias, por lo cual no sería para este invierno, tendríamos que aguantar otro invierno más».

Los armadores marplatenses han cuestionado una medida dictada localmente para preservar la situación sanitaria de los muelles Alte Storni y Comandante Luis Piedrabuena y sus trabajadores efectuado mediante la Resolución 34/20 de la Administración Portuaria de Puerto Madryn; sobre todo, pensando en la próxima temporada de langostino en aguas nacionales.

Han manifestado los armadores marplatenses que “No otorgarles giro a los barcos de Mar del Plata durante la próxima temporada de langostino constituiría un impedimento excesivo”.

Lo que ha sucedido es que en el marco de la pandemia la norma planteó severas restricciones de acceso a los muelles “Al-mirante Storni” y “Comandante Luis Piedra Buena”, habituales receptores del marisco durante la zafra.
Las autoridades locales decidieron que sólo le darán giro a los barcos de Chubut, a los que abastezcan a las plantas de esta provincia o a los que hayan cumplido con una cuarentena de aislamiento preventivo en altamar de catorce días.

Esta decisión fue cuestionada en Mar del Plata, que ven allí un obstáculo más para integrarse a la pesca de langostino dentro de la Zona de Veda Permanente de Merluza. Un documento de Caipa y Cepa emitido ayer reafirma esa inquietud.

“La imposición de medidas unilaterales, como la insinuada por la provincia de Chubut, podría constituir un impedimento excesivo en un contexto en el cual se requiere de un comportamiento responsable de todos los actores sociales, económicos y políticos de la Argentina y de una actuación coordinada, razonable y adecuada de las autoridades”, manifestaron las cámaras mediante una nota de prensa.

La postura también sería compartida por la Cámara Argentina de Armadores de Buques Pesqueros de Altura que preside Diego García Luchetti. Entienden que la medida restrictiva imposibilitará que la industria sostenga una actividad que fue considerada como “esencial e impostergable” por la normativa nacional, a propósito de la emergencia que desató la irrupción del Covid-19.

Protocolo sanitario

“Las empresas ya han implementado un protocolo consensuado con los sindicatos marítimos para garantizar un embarque seguro de las tripulaciones”, subraya el texto de Caipa y Cepa. El argumento invalida la pretensión de recortar el trabajo de los buques “foráneos”.

“Las embarcaciones no alineadas con los sugestivos criterios de admisión de la provincia de Chubut no podrán sumarse la próxima zafra de langostino e impedirán que otros barcos sigan desarrollando su operatoria ligada a la explotación de otras especies”, analizaron desde Caipa y Cepa.

Integrantes de la «Multisectorial No a la Base Yanki» de Neuquén reclamaron ayer al gobernador, Omar Gutiérrez, que en un plazo de 15 días brinde la información completa relacionada con la construcción de una base en la provincia por parte del Departamento de Defensa de Estados Unidos.

Mediante una nota firmada por representantes de organizaciones de Derechos Humanos, gremios, partidos políticos y sectores sociales dirigida al gobernador neuquino, advierten que desde el primer pedido de audiencia hace un año «el gobierno ha mantenido silencio» acerca del proyecto para construir una base destinada a Defensa Civil de la provincia financiada por el Comando Sur del Ejército de EEUU, así lo informó el chubut.