Tag

Real Madrid

Browsing

Luca, de 22 años, dejará el club luego de 16 años tras no haber acordado la renovación que le propuso el Madrid.

El arquero francés Luca Zidane, hijo del entrenador del Real Madrid Zinedine Zidane, no continuará en el club tras la decisión que adoptó hoy la entidad de no renovarle el contrato.

Luca, de 22 años, dejará el club luego de 16 años tras no haber acordado la renovación que le propuso el Madrid, y además porque en el club que se consagró campeón de la Liga española desean apostar por Andriy Lunin, un arquero ucraniano de 21 años.

El arquero francés carga con el apellido de su padre quien le dio oportunidad en dos partidos oficiales con el primer equipo y por ello recibió una serie de críticas. «No puse a mi hijo, puse a un arquero del Real Madrid», dijo Zinedine tras incluirlo ante el Huesca, consignó el sitio MedioTiempo.

La apuesta del Madrid es Lunin, quien fue cedido a préstamo al Oviedo para que sume experiencia y durante la última temporada demostró sus buenas condiciones en el club asturiano, lo que motivó a los dirigentes a extender su contrato hasta 2024, señaló Télam.

Lionel Messi buscará este domingo un premio consuelo en el cierre de una Liga frustrante para el Barcelona: terminar la temporada como máximo goleador y ser el futbolista con mayor cantidad de trofeos de «Pichichi» ganados en la historia del fútbol español.

El jugador del Barcelona deberá defender la distancia de 23 goles contra 21 que lleva el delantero francés Karim Benzema del flamante campeón Real Madrid, que desde las 16 visitará al Leganés, necesitado de puntos para mantenerse en la máxima categoría del fútbol español.

Lionel Messi fue seis veces el máximo anotador de una temporada de fútbol español, logro que de momento comparte con la leyenda de Athletic Bilbao Telmo Zarra. En cinco oportunidades lo alcanzaron el argentino Alfredo Di Stéfano, Enrique Castro «Quini» y el mexicano Hugo Sánchez.

En la campaña actual lleva 23 tantos en 32 partidos jugados. Tuvo un gran inicio con 12 goles en sus primeros 10 partidos. Pero desde la vuelta de la Liga española tras la suspensión por la pandemia de coronavirus, su presencia en el área no fue la misma y anotó apenas cuatro goles en diez encuentros.

Por otro lado, Benzema es una gran amenaza para el argentino por el alto nivel de juego que mostró en la recta final del campeonato y anotó cuatro goles en las últimas tres jornadas ante Alavés, Granada y Villarreal.

Barcelona ganó por 4 a 1 como visitante y se mantuvo a cuatro unidades del líder, que volvió a imponerse por 1 a 0 a Athletic Bilbao, con un penal dudoso en la parte final. Así le sirvió al conjunto conducido por Messi calmar las aguas turbulentas que habían provocado las últimas flojas actuaciones de los dirigidos por Enrique Setién.

Precisamente con el entrenador en el ojo de la tormenta y Messi frenando en la semana las tratativas para la renovación de su contrato que vence el año próximo, además de la polémica entablada luego que el francés Antoine Griezmann jugara solamente dos minutos ante Atlético Madrid, este domingo todos los planetas parecieron alinearse en favor de los «culés».

Por empezar Luis Suárez marcó un golazo, luego de haber sido fustigado duramente tras el 2-2 con los de Diego Simeone, señalado por prácticamente no haber «tocado» el balón en ese juego.

Después del gol en contra de Pau Torres y el empate conseguido por Gerard Moreno, a los 20 minutos Messi tuvo uno de sus arranques a pura gambeta en velocidad para cederle el balón hacia la izquierda al uruguayo, que abrió el pie izquierdo y clavó el balón en el ángulo superior al arquero Sergio Asenjo.

Pero el síntoma más notorio de la buena noche que tenía el «Barsa» se produjo a los 45 minutos de esa etapa inicial con otra acción individual y posterior habilitación con pisada hacia atrás de Messi a Griezmann, para que el francés la «pinchara» como hizo en la temporada pasada y en un resultado similar también como visitante el rosarino ante Betis, para superar al levemente adelantado Asenjo con roce del balón en el travesaño incluido.

Griezmann, que volvió a ser titular y jugar bien, fue reemplazado sobre el final del partido por el guineano Ansu Fati, autor de la cuarta conquista «blaugrana».

Previamente a Messi le anularon un gol a instancias del VAR que provocó los gestos irónicos de Gerard Piqué, en un capítulo más de su mediática pelea con Real Madrid, al que, asegura, lo quieren llevar a ganar LaLiga.

Y también se sumó hoy el presidente Josep María Bartomeu, quien dijo que ese sistema arbitral «no está a la altura».

El próximo miércoles Barcelona recibirá en un nuevamente desierto Campo Nou a su clásico rival de la ciudad y, por designios del destino, podrá ser el verdugo que termine enviando a los «Periquitos» al descenso.

Por su parte Real Madrid venció como visitante por 1 a 0 al Athletic Bilbao y afianzó su liderazgo en La Liga de España, al tomar una distancia de siete puntos respecto del escolta Barcelona, por esta 34° fecha.

Con un gol de penal de Sergio Ramos a 17 minutos del final, luego de la consulta al sistema del VAR, el equipo de Zinedine Zidane volvió a ganar por la mínima diferencia y amplió una ventaja que lo perfila como gran candidato al título cuando restan otras cuatro fechas.

En un partido muy parejo, que recién en la segunda parte pudo volcar a su favor, Real Madrid encadenó su séptima victoria consecutiva y sigue con puntaje ideal desde que se retomó la temporada luego del receso por la pandemia de coronavirus.

En tanto el defensor argentino Jonathan Silva marcó el gol de la victoria por 1 a 0 de Leganés, como visitante, sobre el mencionado Espanyol, que tuvo la expulsión del delantero Jonathan Calleri y quedó a un paso del descenso a la segunda división del fútbol español.

En el duelo entre los dos peores equipos de La Liga, Leganés se impuso por el gol de Jonathan Silva, ex Estudiantes de La Plata y Boca Juniors, a los 8 minutos del segundo tiempo, y dejó a Espanyol al borde del descenso.

Matías Vargas y Jonathan Calleri fueron suplentes en el equipo catalán, pero la nota negativa la dio el exdelantero de All Boys y Boca al ser expulsado a dos minutos del final por protestas al árbitro.

Espanyol está hundido en la última posición con 24 puntos, a 11 de Eibar y Celta, los primeros equipos afuera de la zona de descenso, cuando restan doce en juego y podría retroceder a la Segunda División en la próxima jornada.

A pesar del triunfo, Leganés tiene apenas cuatro puntos más (28) que su rival pero recortó la distancia con Mallorca (29), que el viernes abrió la fecha con derrota ante Atlético de Madrid (3-0).

Este fue el primer gol en la campeonato para el platense Silva, quien a los 26 años atraviesa su segunda temporada en Leganés. En el banco de suplentes del ganador estuvo el argentino Alexander Szymanowski.

Por su parte Osasuna, con Facundo Roncaglia como titular, no pudo con Getafe, que tuvo al arquero Leandro Chichizola como suplente, y el empate sin goles no favoreció a ninguno de los dos, ya que el local sigue sin perspectivas en la undécima posición y el visitante no pudo rebasar a Villarreal en la qujnta posición y así aprovechar su caída frente a Barcelona para meterse en la clasificación a Europa League, ya que permaneció en el sexto lugar y se quedó en ubicación de repechaje a ese certamen.

RESUMEN DE LA FECHA
Viernes: Atlético de Madrid 3-Mallorca 0.

Sábado: Celta de Vigo 1-Betis 1, Valladolid 1-Alavés 0 y Granada 2-Valencia 2.

Domingo: Athletic de Bilbao 0-Real Madrid 1, Espanyol 0 – Leganés 1, Osasuna 0 – Getafe 0 y Villarreal 1 -Barcelona 4.

Lunes: Levante-Real Sociedad (14.30, 19.30 de España) y Sevilla-Eibar (17, 22).

Principales posiciones: Real Madrid 77; Barcelona 73; Atlético de Madrid 62; Sevilla 57; Villarreal 54; Getafe 53; Real Sociedad 50; Athletic de Bilbao 48; Valencia y Granada 47.

Desde temprano, el domingo nos ofrece muy buen fútbol y es por eso que desde Toda Pasión te armamos una agenda con los 13 partidos del día. Entre los más destacados se encuentra la visita del Real Madrid al Espanyol de Barcelona, en la que intentará llevarse la victoria para quedar en la cima de la liga.

En Italia, el Inter de Lautaro Martínez visitará al Parma en la última chance que tendrá para seguir peleando por el cDomingo, partidosampeonato. De no conseguir una victoria, quedará muy lejos de conseguir el scudetto que hoy tiene la Juventus como líder absoluto.

La agenda del día

LaLiga

9.00 / Liga de España / Levante – Betis / ESPN

12.00 / Liga de España / Villareal – Valenciaa / DirecTV

14.30 / Liga de España / Granada – Eibar / DirecTV

17.00 / Liga de España / Espanyol – Real Madrid / ESPN

Serie A

12.15 / Serie A / Milan – Roma / ESPN

14.30 / Serie A / Napoli – Spal / Fox Sports

14.30 / Serie A / Sampdoria – Bologna / Fox Sports

14.30 / Serie A / Udinese – Atalanta / ESPN

16.45 / Serie A /Parma – Inter / ESPN

Premier League

12.30 / Premier League / Watford – Southampton / Fox

FA Cup

9.00 / Sheffield United – Arsenal / ESPN

12.00 / Leicester – Chelsea / ESPN

12.00 / Newcastle – Manchester City / ESPN

El coronavirus afectará al mundo del futbol, por lo que varios clubes ya comienzan a tomar medidas, la primera de ellas la reducción de sueldos en sus jugadores. El equipo de la  Juventus no está exento de esto y ya ha fijado un precio para su figura Cristiano Ronaldo para una posible venta.

El próximo mercado de fichajes será distinto a los anteriores, pues varios equipos tendrán que vender a varios de sus jugadores para ‘amortiguar’ la crisis económica que se avecina. La Juventus ya tomó cartas en el asunto y está analizando las posibilidades para absorber las pérdidas que puedan tener.

Una de ellas es la posible venta del lusitano para ahorrarse un salario anual de 35 millones de euros, siendo uno de los jugadores que más cobra en la actualidad. Por esa razón, el conjunto italiano ha tasado a Cristiano  Ronaldo en 65 millones de euros.

De acuerdo al diario Corrierre dello Sport, las posibilidades que tiene Ronaldo es un eventual regreso al Real Madrid o al Manchester United para terminar su carrera. Hay que recordar que el portugués siempre ha declarado que le gustaría retirarse con el cuadro inglés, equipo que lo catapultó.

El galés estaría en la mira del Tottenham Hotspur, club que lo transfirió al Merengue, en tanto que por la ficha del volante colombiano no habría interesados y habría que encontrarle una salida.

El colombiano James Rodríguez y el galés Gareth Bale dejarán el Real Madrid en la próxima temporada ya que no serán tenidos en cuenta por el entrenador Zinedine Zidane, algo que le permitirá al club ahorrarse cerca de 50 millones de euros por año.

En ese contexto, según lo reveló hoy el portal español «El Confidencial», el presidente del Madrid, Florentino Pérez, encontró «la excusa perfecta» para sacarse de encima dos contratos muy altos, en medio de una situación económica complicada a raíz de la pandemia de coronavirus que mantiene paralizado al fútbol y al deporte en general a nivel mundial.

El Real Madrid buscará un mercado para James Rodríguez y Bale (pretendido por el Tottenham Hotspur) a un valor bastante menor al que tenían antes del receso por el coronavirus, que alteró los valores de los futbolistas «hasta en un 40% menos», según publicó el periódico catalán Sport.

La crisis económica que atraviesan los clubes de Europa a partir de la emergencia sanitaria que obligó a suspender el fútbol en casi todo el mundo, será el argumento que el Real Madrid utilizará para desprenderse de ambos jugadores, en una situación similar a la que viven otros grandes clubes europeos como la Juventus de Italia, que analiza la salida de su máxima figura, el portugués Cristiano Ronaldo, señaló Télam.

El Real Madrid completó un pésimo encuentro en el Benito Villamarín, sucumbió ante el Betis (2-1) víctima de sus errores y del acierto en dos disparos del brasileño Sidnei y de Cristian Tello, con lo que devolvió el liderato al Barcelona una semana después de haber salido triunfante del clásico.

Por cuarta jornada consecutiva hay cambio en la cabeza entre los dos grandes acorazados del fútbol español. El Barcelona, que el sábado venció de penalti a la Real Sociedad (1-0), vuelve a dominar con dos puntos de ventaja, como antes de su derrota en el Santiago Bernabéu.

El conjunto del francés Zinedine Zidane distó mucho del que brilló en la segunda mitad ante el Barcelona y volvió a mostrar las carencias que tantos puntos le han costado esta campaña en LaLiga Santander, principalmente ante rivales de mitad baja de la tabla.

El Betis, en una posición más que incómoda y a las puertas del derbi de la próxima jornada ante el Sevilla, agradeció la puesta en escena de los madridistas y aprovechó las facilidades para llevarse un triunfo que rearma su confianza en estos momentos tan importantes de la campaña.

El Real Madrid, con goles de Vinicius Júnior y Mariano en la segunda parte, ganó al Barcelona por 2-0 y recuperó el liderato de la Liga.

El primer gol llegó a los 71 minutos por medio del brasileño Vinicius Júnior, que protagonizó una jugada individual por la banda izquierda de su ataque que terminó con un disparo que tocó en Piqué antes de alojarse en el fondo de las mallas.

El segundo gol fue en el tiempo añadido, obra de Mariano Díaz, que en su primer partido de Liga esta temporada marcó tras irse en velocidad de Umtiti y cruzar su disparo ante la salida de Ter Stegen.

Con la victoria el Real Madrid recupera el liderato de la Liga con 56 puntos, uno más que el Barcelona.

El Real Madrid no ganaba a su eterno rival en Liga ante su afición desde octubre de 2014 y esta vez le alcanzó el tanto del brasileño.

La anotación de Vinicius fue al minuto 70 con un disparo pegado al palo de Ter Stegen y que rozó la pierna de Gerard Piqué. Sobre el cierre de juego apareció Mariano para vencer a Stegen con un disparo portente y vecerlo otra vez sobre su poste.

Las mejores ocasiones de la primera parte las tuvo el Barcelona, que contabilizó tres disparos a puerta, dos del argentino Leo Messi y uno del brasileño Arthur Melo, y las tres ocasiones las terminó despejando el guardameta belga Thibaut Courtois.

En la primera mitad vieron cartulinas amarilla Dani Carvajal y Vinicius por parte del Real Madrid y Jordi Alba del Barcelona.

El estadio Santiago Bernabéu, donde el Real Madrid había perdido su autoridad para dejar escapar títulos ante su afición, quiere recuperar su magia en un clásico decisivo, con los de Zinedine Zidane obligados a cambiar su mala dinámica ante un Barcelona que pese a no encontrar el brillo en su fútbol, tiene la opción de dar un golpe de autoridad a la Liga.

Zinedine Zidane, entrenador del Real Mdrid, apostó por Marcelo en el lateral izquierdo y mantuvo a Vinicius Junior en ataque en un once al que regresó Toni Kroos para medirse en el clásico al Barcelona, con Quique Setién recuperando de inicio a Jordi Alba y reforzando su centro del campo con la entrada de Arthur.

La historia reciente del clásico deja conquistas del Bernabéu por un Barcelona siempre liderado por Leo Messi. El Real Madrid no gana a su eterno rival en Liga ante su afición desde octubre de 2014, y ha sufrido derrotas en los tres últimos precedentes, dos ligueros y uno que costó la eliminación en la pasada Copa del Rey en un momento calcado al actual.

Hace un año los dos clásicos perdidos en la misma semana enterraron, junto al varapalo europeo del Ajax, todas las esperanzas de título madridistas. El presente, tras caer en Copa del Rey ante la Real Sociedad y ser vencido en casa por el Manchester City, en la ida de octavos de final de la Liga de Campeones, deja a Zinedine Zidane en la misma situación que Santi Solari hace un año. Necesita un resultado positivo que cambie la tendencia negativa..

El Clásico Español entre Real Madrid y Barcelona es uno de los eventos más esperados por el mundo futbolístico; el 1 de marzo está marcado en el calendario de los aficionados, pero, ¿cuánto cuesta presenciarlo en el mismísimo Estadio Santiago Bernabéu?

Las entradas para el cotejo oscilan entre los 120 euros ($2,500 pesos aproximadamente) en la localidad más barata hasta los 1,600 euros ($34, 600 pesos) en la zona VIP.

El Barcelona llega como líder de LaLiga con apenas dos puntos de ventaja sobre un Real Madrid que en un par de semanas se complicó la vida en la competición doméstica con una igualada ante el Celta y una caída con el Levante.

Por su parte, el Barça llega con una tendencia ascendente en liga, aunque en Champions League sigue dejando dudas, tras apenas empatar con el Napoli en San Paolo.​

En una noche atípica en el Santiago Bernabéu, el equipo dirigido por Zinedine Zidane cayó 3-4 ante la Real Sociedad y quedó eliminado de la Copa del Rey en los cuartos de final.

Atípica porque no muchos equipos le marcan cuatro goles al Real Madrid en su estadio. El marcador lo abrió Martin Odegaard a—quien justamente juega en la Real Sociedad cedido por el cuadro merengue— los 22 minutos y así terminó la primera mitad.

En el segundo tiempo, el colombiano James Rodríguez fue sustituido por Luka Modric, pero solo para ver cómo se imponía la superioridad del equipo rival: Alexander Isak marcó dos goles en dos minutos (al 54 y 56).

El silencio se respiraba en la casa blanca que no salía de su asombro ante tamaña realidad. El encuentro, que hasta ese momento iba 0-3, vio la reacción del Madrid con un gol de Marcelo al minuto 59.

Diez minutos más tarde la Real Sociedad enmudecía el Bernabéu con un cuarto gol ejecutado por Mikel Merino.

Zidane movió el banco. Vinicius marca al minuto 78 pero fue anulado y se ahogaba la esperanza de una remontada. El recién ingresado Rodrygo sí concreta gol al minuto 81 y el 2-4 se dibujó en el tablero.

Llegó el reloj a los 90 minutos y añadieron 6 más. Nacho Fernández hace gol en el 93, el Real Madrid está a un paso de otra hazaña. El marcador: 3-4.

Minuto 95, expulsan a Gorosabel, doble amarilla tras una falta a Vinicius. La Real se queda con 10 hombres en la cancha y defiende su resultado como puede. El Madrid empuja, pero el tiempo acaba.

Debacle madridista en la Copa del Rey. Los dirigidos por Imanol Alguacil sorprendieron al merengue casi desde el comienzo con un fútbol directo, un libreto bien aprendido y la lucidez de pegar en los momentos claves.

Real Sociedad avanza a semifinales cortando una racha, y una sensación de imbatibilidad, de 21 partidos que ya comenzaba a fortalecer al Real Madrid.