Tag

que

Browsing

Además, el trabajo advierte sobre las «notorias»problemáticas regionales en cuando a la «brecha digital», como así también «la poca adaptabilidad de los currículos para afrontar esas inequidades».

Los países de Latinoamerica y el Caribe todavía tienen «poca claridad» sobre la manera en que evaluarán los procesos de aprendizaje de los alumnos y alumnas en el marco del «contexto de incertidumbre» por la pandemia de coronavirus, y su princpal preocupación es «la promoción de curso de los estudiantes», según un estudio de la oficina regional de la Unesco.

Además, el trabajo advierte sobre las «notorias»problemáticas regionales en cuando a la «brecha digital», como así también «la poca adaptabilidad de los currículos para afrontar esas inequidades».

Se trata de un documento elaborado por el Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de la Calidad de la Educación (LLECE) de la Oficina Regional de la Unesco, en base a información recogida en 17 países de la región.

En el relevamiento fue comprendido, además del sistema educativo de la Argentina, los de Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Uruguay.

La Unesco asegura que esa preocupación respecto a como harán los estudiantes para promocionar de curso «no se refleja aún en propuestas concretas respecto a los criterios», aunque destaca que la tendencia es que los alumnos sean evaluados de acuerdo al desempeño que tuvieron este año y con evaluaciones flexibles, o una combinación de ambas.

Para el trabajo de la Unesco, a corto plazo, los países «deberían trabajar en planes de retorno seguro a clases a la vez que perfeccionan estrategias de educación a distancia», mientras que, en el mediano plazo, «se debe diagnosticar las consecuencias de la pandemia y buscar estrategias haciendo foco en los alumnos más marginados».

En tanto, los países aseguran que, en el largo plazo, «deberán repensar los modelos de educación, avanzar hacia currículas más relevantes y tener sistemas educativos incusivos y flexibles».

El documento destaca que en 15 de los 17 países que participaron de la encuesta «sus escuelas peermanecían cerradas» y «sin claridad respecto a la fecha de retorno», a la vez que señala que a la falta de infraestructura «como una de los principales problemas» para implementar la educación a distancia.

El estudio también destaca que «hay una alta proporción de países favoreciendo estrategias flexibles de valoración, tales como aprendizaje basado en proyectos, portafolios o trabajos escolares, por sobre los tradicionales exámenes».

Carlos Henriquez, coordinador general del Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de la Calidad de la Educación (LLECE) de la UNESCO, indicó que «resulta fundamental que la toma de decisiones ponga en el centro a los estudiantes, sus necesidades, problemáticas e intereses, centrándose en su bienestar y en sus aprendizajes, generando mecanismos de acuerdo a cada contexto para asegurar que nadie se quede atrás en su desarrollo integral”.

Trump dijo que las explosiones en Beirut parecen un «terrible ataque».En declaraciones a la prensa en la Casa Blanca, dijo que las dos detonaciones que dejaron más de 70 muertos y de 3.000 heridos en el puerto de la capital libanesa parecían “un terrible ataque”, y expresó el deseo de su país de “ayudar” a la castigada nación asiática.

Trump abrió su encuentro con la prensa con la expresión de sus «más profundas condolencias» para con los libaneses.

«Tenemos una muy buena relación con el pueblo del Líbano y estaremos allí para ayudar. Parece un ataque terrible», señaló el mandatario. Remarcó, además, que sus “plegarias están con todas las víctimas y sus familias”.

A su turno, la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación de España, Arancha González Laya, transmitió el respaldo de Madrid tras las dos potentes explosiones.

«Todo el apoyo y la solidaridad de España con el gobierno y el pueblo del Líbano tras la violenta explosión en Beirut», escribió González Laya en un mensaje publicado en redes sociales, en el que envió su apoyo “a las familias de las víctimas en su dolor».

Colombia, en tanto, manifestó esta tarde su solidaridad con el Líbano con un mensaje de su Cancillería: “solidaridad con la República de Líbano por la explosión registrada en su capital, Beirut. Nuestras condolencias con las familias de las víctimas y heridos», escribió la cartera de Exteriores en Twitter.

Economistas de distintas tendencias coincidieron en que la última propuesta de canje de deuda del Gobierno nacional permitió acercar posiciones, y que con los acreedores más duros aún queda margen y tiempo para continuar con las negociaciones.

El Gobierno presentó el lunes pasado la cuarta propuesta de reestructuración de deuda bajo ley extranjera, que fue bien recibida por el mercado y por una parte importante de los bonistas entre los que se encuentran los fondos Fintech, Gramercy y Greylock.

No obstante, los miembros del grupo Exchange y del comité de acreedores Ad Hoc decidieron no aceptar la propuesta y pidieron seguir negociando.

Si una mayoría de los bonos se logra canjear, entonces el canje habrá sido exitoso”

MARTÍN KALOS, DIRECTOR DE EPYCA CONSULTORES

Consultada por Télam, Mariela Díaz Romero, economista senior de Econviews, dijo que el Gobierno con la última propuesta buscó generar atractivo para los tenedores de bonos con mayor protección legal -indenture 2005-, un umbral mínimo de participación y un reconocimiento de intereses corridos

«La nueva propuesta permite conservar las cláusulas de acción colectiva pautadas en un 85%, algo que era requerido por los bonistas del canje 2005. Sin embargo, algunos grupos de acreedores pedían ir más allá, y querían obtener esa misma protección legal para todos los que ingresaran al canje, algo que no se concedió en la nueva propuesta», describió.

Para la economista, los grupos de acreedores más duros -Ad Hoc y Exchange- poseerían alrededor de un tercio de los bonos Globales y otro tercio de los bonos de los canjes de 2005 y 2010, con lo cual su voluntad de participar es decisiva a la hora de determinar la suerte de la propuesta actual.

«Si bien se ha acercado, la propuesta actual valuada a US$ 53 asumiendo una exit yield (tasa de salida) de 10% todavía está algo lejos de las presentadas por estos grupos más duros, que piden alrededor de US$ 60» por cada US$ 100 de valor nominal, precisó.

En este sentido, señaló que si bien la oferta del Gobierno achicó diferencias con los bonistas en materia legal y financiera, «todavía no está claro que la oferta actual sea la última y definitiva».

Por su parte, Martín Kalos, economista y director de EPyCA Consultores, dijo que la cuestión pasa por entender si el Gobierno argentino necesita que todos los fondos entren.

«No se trata de darle algo que haga que entren todos, sino que una mayoría de los bonos sean canjeados. Acá el Gobierno de entrada supo que no todos los bonos iban a ser canjeados, ya que iba a ver fondos con posiciones más alejadas a su oferta y esto, en algún bono, iba a significar que no se llegara a la mayoría. Pero si una mayoría de los bonos se logra canjear, entonces el canje habrá sido exitoso», indicó Kalos.

Al describir el momento que atraviesa la negociación, Kalos dijo que el Gobierno está enfocado en determinar cuántos fondos aceptarían la oferta, y si es necesario hacer algo más para poder sumarlos.

Sería un desperdicio ir a un esquema de arreglo parcial, considerando el esfuerzo hecho”

DIEGO MARTÍNEZ BURZACO, ECONOMISTA

A su turno, Matías Rajnerman, economista Jefe de Ecolatina, aseguró que la negociación es muy dinámica y que la cuestión pasará por saber si el Gobierno cuenta con el porcentaje mayoritario necesario para dar por cerrada la oferta.

«Al momento lo que pareciera es que hay un acuerdo con una porción de los tenedores mayoritario de los bonos, concretamente Fintech, que es un fondo encabezado por David Martínez. Y hay una posición parecida con Gramercy», explicó.

No obstante, el economista señaló que con el grupo Ad Hoc y el grupo de Exchange «que son fondos financieros, no buitres, todavía no hay acuerdo».

«De todas formas, esto es muy dinámico y hasta el día anterior al acuerdo, sea cual fuere el resultado, creo que las dos partes (los grupos duros y el Gobierno) van a seguir mostrándose inflexibles», indicó el economista Jefe de Ecolatina.

Por su parte, Santiago López Alfaro, economista y socio de Delphos Investment, sostuvo que la negociación cierra el 4 de agosto y que no cree que el Gobierno ofrezca ningún incentivo extra a la oferta ya presentada.

«De a poco se van a ir sumando algunos y sobre el final veremos si los grupos más duros se terminan separando, porque la oferta para el grupo de los bonistas del canje 2005 es muy buena y parecida a lo que pedían. Lo que sucede es que por alguna razón que no conocemos están unidos», explicó.

López Alfaro aclaró que la apuesta del Gobierno pasa por estimar que los grupos más duros no son actores que en general litiguen porque son fondos grandes, y «casualmente los fondos que si litigan, ya le dieron el aval a la oferta argentina».

A su turno, el economista Diego Martínez Burzaco puntualizó que pese a que Blackrock encabezó un rechazo a la oferta presentada por el Gobierno, este grupo acreedor «continúa en la mesa de negociación».

«El Gobierno es inteligente en este sentido, y está tratando de llegar a un acuerdo para que Blackrock esté dentro del canje. Primero, porque el contexto internacional en términos de tasa de interés es propicio para llegar a un acuerdo y, en segundo lugar, porque ninguna de las dos partes tiene ningún rédito en el corto plazo si no se llega a un acuerdo», estimó.

Martínez Burzaco resaltó el esfuerzo de la propuesta argentina respecto de la iniciativa inicial y la presentada el lunes pasado, donde la primera tuvo un valor presente neto de US$40 y la última dentro de un rango de entre US$ 53 y US$ 59, según cálculos del mercado.

«La verdad que sería un desperdicio ir a un esquema de arreglo parcial, considerando el esfuerzo hecho. Hay una diferencia de US$2 o US$2,50. Me parece que hay margen para ponerse de acuerdo», finalizó Martínez Burzaco.

La directora ejecutiva de la Anses remarcó el alcance y la relevancia del Ingreso Familiar de Emergencia dispuesto por el Gobierno para enfrentar la pandemia y confirmó que habrá una tercera entrega en agosto.

La directora Ejecutiva de la Anses, Fernanda Raverta, destacó hoy el impacto social y económico que tuvo el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) desde su implementación, que permitió que 3 millones de personas no cayeran en la pobreza en medio de la crisis sanitaria.

“La decisión del presidente Alberto Fernández de implementar el IFE para ayudar a las familias argentinas en el marco de la pandemia de coronavirus alcanzó un universo de casi 9 millones de personas y logró que alrededor de 3 millones no caigan en la pobreza”, afirmó la funcionaria.

El jefe de Estado confirmó ayer que el IFE tendrá en agosto un tercer pago de alcance nacional de 10.000 pesos.

El IFE es una herramienta fundamental para las familias argentinas y para los negocios de proximidad.”

FERNANDA RAVERTA

En declaraciones difundidas mediante un comunicado, Raverta agregó que el Presidente «firmará un nuevo decreto que instrumentará esta política de ingresos para las familias argentinas que la están pasando mal en términos económicos», para otorgar el beneficio por tercera oportunidad.

«Es la manera de mostrar que no solo el presidente Fernández y el Gobierno cuidan a los argentinos y a las argentinas en materia de salud, sino que también los acompañan en un momento tan complejo en términos económicos», aseguró la titular de la Anses.

Este Ingreso Familiar de Emergencia que asiste a casi 9 millones de argentinos tiene una erogación presupuestaria de 270 mil millones de pesos y para Reverta fue «una herramienta fundamental para las familias argentinas y para los negocios de proximidad”.

También recordó que está transcurriendo el segundo pago del IFE y que en los próximos días se va a anunciar a los beneficiarios el calendario de pago de este nuevo ingreso familiar.

El beneficio va a alcanzar «al mismo universo de personas y con la modalidad del depósito en cuentas bancarias para evitar posibles estafas y cuidar, a la vez, la salud de todas y todos los argentinos”.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, ratificó este miércoles que el Gobierno no hará mejoras a la propuesta de reestructuración de deuda emitida bao legislación extranjera que se presentó este lunes ante la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés).

De hecho, según cálculos de mercado, la Argentina ya le otorgó a los tenedores de los bonos a reestructurar cerca de US$ 13.000 millones más que los que le había ofrecido en su propuesta inicial, presentada a finales de abril.

“Claramente no”, dijo Guzmán esta tarde al responder una pregunta sobre si el acuerdo podría verse modificado de alguna manera, señaló un despacho de la agencia Bloomberg.

“Se realizaron negociaciones hasta el momento en que lanzamos la oferta. Ahora hay una oferta, y los acreedores decidirán sobre esa oferta», afirmó el ministro.

Asimismo, dijo que el Gobierno evaluará un intercambio parcial de los bonos luego de ver el nivel de participación de los acreedores.

“A partir de hoy, todas las alternativas son posibles dentro de las limitaciones que hemos definido, pero la decisión final se tomará una vez que tengamos más claridad sobre el proceso, sobre la aceptación de los acreedores”, dijo Guzmán al ser consultado sobre un intercambio parcial.

Esta noche, al participar en la reunión que el presidente Alberto Fernández mantuvo con los gobernadores por teleconferencia, Guzmán agradeció el apoyo explicitado por los mandatarios al proceso de reestructuración de deuda y planteó que el comunicado de rechazo de Blackrok «es consistente con lo mismo que plantearon en las negociaciones», señalaron a Télam fuentes oficiales que participaron del encuentro.

«Hicimos una oferta que muestra la gran voluntad del gobierno para llegar a un acuerdo; es el máximo esfuerzo que puede hacer Argentina y cumplirlo, hemos ido hasta el limite», agregó el titular del Palacio de Hacienda, según consignaron las fuentes.

«No vamos a poner a Argentina de rodillas, es clave entender que ir mas allá nos dificultaría enormemente salir de la pandemia», agregó Guzmán.

Por otra parte, los países miembros del G20 y el Club de París expresaron un fuerte respaldo a la oferta presentada a los acreedores de la deuda pública externa, a quienes instaron a considerarla de “manera positiva” para llegar a un pronto acuerdo, informó esta tarde el Ministerio de Economía.

El pronunciamiento se produjo en el marco de reunión ministerial de alto nivel del G20 y del foro de países acreedores bajo el título “Enfrentando a la crisis del Covid-19”, en la que participó Guzmán.

En su exposición, el ministro de Economía dijo que “si hay un país que conoce lo nocivo que son los descalces de moneda es Argentina».

«Estamos haciendo nuestros máximos esfuerzos para reestructurar la deuda en moneda extranjera luego de un sendero de endeudamiento a partir de 2016 que terminó mal”, agregó.

Por último, sobre los efectos de la pandemia, señaló que “es fundamental evitar aumentos de la pobreza y de la indigencia y la destrucción de capacidades de las personas y de las empresas. Y las medidas que hemos implementado tienen que ver con esos objetivos”.

Del encuentro también tomó parte la titular del FMI, Kristalina Georgieva, entre otros directivos de organismos multilarerales.

El ministro de Transporte, Mario Meoni, aseguró hoy que el gobierno nacional continúa “trabajando” para encontrar una solución al problema planteado por la decisión de Latam Argentina de cesar sus operaciones de cabotaje en el país y que, en ese sentido, hoy tuvo “una muy buena reunión» con la CEO de la compañía, Rosario Altgelt.

«Nos hemos reunido para analizar la situación derivada de la decisión de solicitar el cese de las operaciones de la empresa y ver de qué manera se puede enfrentar la situación, procurando el menor perjuicio para los más de 1.700 trabajadores que tiene la firma”,explicó Meoni en diálogo con Télam.

El ministro reconoció que «no es una situación sencilla», ya que «la empresa perdió más de 300 millones de dólares en tres años y el parate provocado por la pandemia de coronavirus hizo que, al no tener ingresos, se hiciese muy dificultoso poder mantenerse”.

«Desde el ministerio estamos atentos a la situación de los trabajadores de Latam, de la misma manera que lo estamos con los trabajadores de otras empresas, porque la situación derivada del coronavirus, es complicada para todos y seguiremos trabajando para buscar soluciones que atenúen al máximo posible el impacto de esta situación”, agregó el funcionario.

Por otro lado, fuentes de la cartera de Transporte indicaron que “por el momento” Latam solicitó un cese de operaciones que les permite dejar de volar, pero mantener las rutas por 180 días, hasta diciembre, cuando se espera que la situación general haya cambiado.

No obstante, durante el encuentro Altgelt aclaró que la decisión de abandonar los vuelos de cabotaje es “irreversible”, dado que a la empresa le resulta imposible afrontar el pago del total de los salarios y demás costos, en un contexto sin operaciones, sobre todo después de que la casa matriz solicitara el concurso preventivo en Estados Unidos y con ello dejara de asistir a la filial local.

Reunión con gremios

Las posibles definiciones se trasladarán la próxima semana al Ministerio de Trabajo, donde su titular, Caludio Moroni, citó a los representantes los gremios aeronáuticos involucrados para analizar la situación derivada del pedido de Latam del Procedimiento Preventivo de Crisis.

Anoche, el secretario general de la Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA), Juan Pablo Brey, se reunió con Moroni, a quien le pidió «una fuerte presencia y una activa participación» de ese ministerio para garantizar la continuidad de las operaciones en el país de Latam.

«El ministro propuso mantener abierto el canal de diálogo constante para seguir las instancias que se sucedan entre las partes en los próximos días», admitió Brey, quien también denunció que Latam «se aprovecha de forma inescrupulosa de la actual situación y en el peor contexto posible».

Al respecto, en la reunión de hoy con Meoni, se aclaró que la decisión de la empresa no estuvo vinculada a ninguna medida en particular adoptada por el gobierno nacional y que se venían manteniendo conversaciones sobre la situación desde hace tiempo, por lo que, si bien en Transporte estaban al tanto de la difícil situación, sorprendió la forma en que se concretó, según explicaron las fuentes.

El encuentro duró más de una hora y media con un “diálogo abierto”, centrado en las condiciones en las que quedará el personal y en lo que sucederá en los próximos meses teniendo en cuenta la decisión tomada por la empresa.

Las fuentes indicaron que, si bien todo parece indicar que la medida de no volver a operar es por momentos definitiva, hay cierta expectativa de que esto pueda revertirse.

En ese sentido, destacaron la importancia de Latam en el esquema de la conectividad en el país por los destinos a los que volaba, y aunque en estos momentos no haya operaciones, en el mediano plazo está previsto comenzar a reactivarlas progresivamente, para luego llegar a una reactivación total.

Situación de le aerolínea

Según los informes financieros emitidos por Latam Argentina, la empresa perdió en 2016, 29,572 millones de dólares; en 2017 la pérdida fue de 41.636 millones; de 132.538 millones en el 2018 y de 133,408 millones en el 2019.

La empresa comenzó sus operaciones regulares en el país el 8 de junio de 2005, con la realización del vuelo inaugural Buenos Aires-Mendoza, para luego extenderse al mercado regional e internacional.

Hasta marzo de este año, volaba desde y hacia 12 destinos domésticos (Buenos Aires, Iguazú, Bariloche, Salta, Tucumán, Mendoza, Córdoba, Neuquén, Comodoro Rivadavia, Río Gallegos, Calafate y Ushuaia), 3 regionales (San Pablo, Santiago de Chile y Lima) y uno internacional (Miami), rutas otorgadas, oportunamente, por las autoridades nacionales.

Esta semana, la Universidad de Oxford (Reino Unido) aseguró mediante una nota de prensa que la dexametasona reduce el riesgo de muerte en pacientes de COVID-19 con complicaciones respiratorias. Aunque todavía no se ha publicado estudio alguno, el anuncio despertó expectación por formar parte del ensayo RECOVERY, cuyo objetivo es evaluar la eficacia de diferentes fármacos contra el coronavirus.

La dexametasona pertenece a la familia de los corticoides (o corticosteroides), que tienen propiedades antiinflamatorias, inmunosupresoras y antialérgicas. Estos fármacos son esenciales en el manejo de patologías como el asma, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), el distrés respiratorio agudo, las alergias broncopulmonares, nasales, cutáneas y oculares.

También se usan para los choques anafilácticos, la artritis reumatoide, la esclerosis múltiple, el edema cerebral e incluso reducir los efectos secundarios de la quimioterapia, entre otros trastornos.

La historia de los corticoides se remonta al año 1843, cuando el médico inglés Thomas Addison describió por primera vez algunos casos de insuficiencia suprarrenal en pacientes que presentaban «un estado general de languidez y debilidad, desfallecimiento en la acción del corazón, irritabilidad en el estómago y un cambio peculiar en la piel».

Posteriormente, en 1935, Edward Calvin Kendall y sus colaboradores de la Cínica Mayo (EE.UU.) aislaron, a partir de glándulas suprarrenales de buey, seis sustancias desconocidas.

Una de ellas fue denominada como «compuesto E»: para no confundirla con la vitamina E, cambiaron su nombre por «cortisona». Este fue el primer corticoide de origen natural.

El descubrimiento les valió el Premio Nobel de Fisiología o Medicina en 1950. Durante los años siguientes se obtuvieron otros compuestos sintéticos, derivados de la cortisona, mediante cambios en su estructura química. Así se mejoraron sus propiedades farmacocinéticas y, sobre todo, su potencia.

¿Qué propiedades aporta la dexametasona?

Uno de estos corticoides sintéticos es la dexametasona. Esta tiene una gran potencia, pero sin muchos de los efectos adversos de corticoides naturales como la cortisona.

Es muy liposoluble, lo que aumenta su absorción en el tubo digestivo y su penetración en los tejidos, lo que mejora su eficacia terapéutica. Por todo ello, supuso una novedad en su momento.

La dexametasona actúa como un potente antiinflamatorio e inmunosupresor: disminuye o elimina la respuesta de los tejidos a la inflamación. Sin embargo, aunque reduce los síntomas asociados a este proceso, no trata la causa que lo genera.

En otras palabras, este fármaco impide la acumulación de células inflamatorias como macrófagos y leucocitos, la fagocitosis, la liberación de enzimas lisosomales y de mediadores de la inflamación.

El tiempo de acción es prolongado y su efecto es 7,5 veces superior al de otros corticoides como la prednisona y la prednisolona, y 30 veces mayor que el de la hidrocortisona.

COVID-19: la tormenta perfecta

La inflamación es un mecanismo que se desencadena ante una amenaza, infecciosa o no, y cuya finalidad es mantener la homeostasis de nuestro cuerpo. Sin embargo, es necesario que esta respuesta sea regulada de forma precisa, tanto en intensidad como en duración, para que sea beneficiosa.

En caso contrario puede surgir el «síndrome de liberación de citoquinas». Esta «tormenta de citoquinas» es causada por una respuesta inflamatoria sistémica aguda, mediada por unas sustancias naturales proinflamatorias que fabrica nuestro organismo; las citoquinas.

Puede desencadenarse por una amplia variedad de factores, como infecciones y reacciones a algunos medicamentos.

En pacientes afectados por la COVID-19, cuando la repuesta del sistema inmune no es capaz de controlar eficazmente al coronavirus, como puede suceder en personas mayores, el virus se propaga de forma más agresiva.

Esto produce daño en los tejidos pulmonares, lo que activa a los macrófagos y granulocitos y conduce a la liberación masiva de citoquinas proinflamatorias.

Todo este proceso inflamatorio puede complicarse, lo que da lugar a la «tormenta de citoquinas» observada de forma frecuente en pacientes graves de COVID-19.

También aumentan los neutrófilos y se ve reducido el número de linfocitos totales. Otros marcadores inflamatorios también han sido detectados en sangre a niveles elevados en pacientes de COVID-19.

¿Por qué los corticoides?

Dada su potencia antiinflamatoria, los corticoides son muy utilizados para el tratamiento de la COVID-19 en sus estadios más graves. Pero no hay que olvidar que suprimen el funcionamiento del sistema inmunológico, por lo que no se pueden emplear en las etapas iniciales de la enfermedad: solo son útiles en la etapa inflamatoria.

Así, la desametaxona se usa en estos pacientes para detener parte del daño producido cuando el sistema inmunológico se sobreactiva en esta tormenta de citoquinas, mientras el organismo intenta luchar contra el coronavirus.

El uso de corticoides en pacientes COVID-19 positivos ya se ha planteado en protocolos de diferentes países, incluida España, sobre todo en pacientes adultos graves ingresados en UCI (Unidad de Cuidados Intensivos).

Sin embargo, aún no se ha estandarizado una dosis ni una pauta terapéutica concreta. De forma habitual se utiliza en dosis bajas y durante cortos periodos de tiempo, con el objetivo de minimizar el riesgo de efectos adversos.

Aunque la evidencia científica es escasa, los primeros datos aportados por la Universidad de Oxford son muy alentadores.

Parecen confirmar que la dexametasona, en dosis de 6 mg una vez al día durante diez días, reduce la mortalidad en un tercio de los pacientes que necesitaron ventilación artificial y en un quinto de los pacientes que recibieron oxígeno.

Sin embargo, no se han apreciado beneficios entre aquellos pacientes que no requirieron asistencia respiratoria. Según estos resultados, la dexametasona podría evitar una muerte de cada ocho pacientes tratados que requieran ventilación, y una muerte de cada 25 entre aquellos que reciben oxígeno.

Aunque se trata de datos preliminares, los investigadores trabajan en la obtención de los datos definitivos de este ensayo en el menor tiempo posible.

España también investiga los corticoides

Los datos aportados, aunque provisionales y sin publicar, son muy prometedores, tal como han comunicado recientemente responsables de la Organización Mundial de la Salud. Parecen confirmar una notable reducción de la mortalidad y de las complicaciones asociadas a la infección.

También en España se investiga el uso de corticoides en ensayos clínicos ya autorizados y en fase de reclutamiento de pacientes en estadios avanzados.

La dexametasona puede convertirse en el estándar de atención en este grupo concreto de pacientes de COVID-19 pues, además, es muy económica, su disponibilidad es absoluta y se puede usar de inmediato para salvar vidas en todo el mundo.

Pero no se debe confundir el hecho de que este fármaco pueda ser prometedor para pacientes concretos con su uso generalizado en todos ellos, ni para tratar o prevenir esta enfermedad.

El empleo de corticoides sin control médico es sumamente peligroso, debido al desarrollo de efectos adversos graves, como la inmunosupresión y la insuficiencia adrenal aguda por la supresión brusca del tratamiento.

*Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation y reproducido aquí bajo la licencia Creative Commons. Haz clic aquí para leer la versión original. Francisco López-Muñoz es profesor titular de farmacología y vicerrector de investigación y ciencia, Universidad Camilo José Cela, España. José Antonio Guerra Guirao es profesor de farmacología y toxicología de la Facultad de Farmacia, Universidad Complutense de Madrid, España.

América seguía este martes revaluando medidas para resistir ante el avance incierto de la pandemia del coronavirus, que deja ya cerca de 4 millones de contagiados y 205.000 muertos en el continente, en medio de crecientes alertas sobre una crisis histórica de hambre y pobreza.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó hoy que los casos globales de COVID-19 confirmados ascienden a 7,94 millones, mientras que la cifra de fallecidos es de 434.796.

El continente americano, con 3,84 millones, es la zona con más contagios, seguida del Europa con 2,43 millones, pero la cifra de casos por jornada en América se sitúa desde principios de mes en torno a 70.000 infecciones, y la de Europa en alrededor de 20.000.

AMÉRICA SE ACERCA A 4 MILLONES DE CASOS Y SIGUE ACELERANDO

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) alertó este martes que América se acerca «rápidamente» a los 4 millones de casos de COVID-19.

Estados Unidos, el país más afectado del mundo, reporta 2,13 millones de esos casos y más de 116.000 muertes, una cifra en ascenso y que superó hoy el balance de soldados estadounidenses muertos durante la Primera Guerra Mundial.

Dentro del continente, siguen Brasil con unos 923.000 contagios y más de 45.000 decesos; Perú (unos 232.000 infectados y 6.800 fallecimientos); Chile (184.400 casos y 3.383 muertos); y México (150.000 contagiados y 17.500 fallecidos).

En el caso de Chile, desde el miércoles se sumarán 31.412 contagios que no se habían contabilizado debido a demoras en los procesos de notificación y actualización del sistema. Con ello, el número de positivos se situará en unos 216.000.

La OPS atribuye el rápido avance de la pandemia al mosaico de escenarios que presentan los países de la región, como EE.UU., del que proceden el 54 % de las infecciones registradas en el continente y donde las muertes y casos siguen ascendiendo en estados como Texas y Florida.

La situación en esa nación, de la que solo hay previsiones de un empeoramiento en las siguientes semanas, ha llevado incluso a que los estadounidenses reportaran los niveles de infelicidad y soledad más altos de los últimos 50 años.

EPIDEMIA PUEDE DURAR MÁS QUE EN EUROPA

A diferencia de los países europeos, que registran un número menor de muertes a cada día, la curva pandémica se mantiene en ascenso en países como Brasil y todavía lejos del pico.

Por ello, el director del Departamento de Enfermedades Transmisibles de la OPS, Marcos Espinal, advirtió hoy que, si no se siguen aplicando las medidas de contención, la epidemia «puede durar mucho más tiempo que en Europa».

Espinal explicó que los modelos de predicción de la OPS indican que una importante ola de casos de COVID-19 afectará a América Latina en junio y julio, por lo que las naciones que han decidido realizar una reapertura temprana deberán ser «innovadoras».

Gran parte de los países flexibilizaron hace varias semanas, en mayor o menor medida, las restricciones, aunque varios tuvieron que echarse para atrás ante un repunte de casos.

Por ejemplo, Ecuador, que reporta más de 3.900 muertos y casi 48.000 contagiados, se encuentra en una transición del aislamiento masivo al distanciamiento social, con el levantamiento coordinado de las restricciones que entraron en vigor con el estado de excepción el 16 de marzo y que el Gobierno extendió ahora hasta mediados de agosto.

También los territorios del Caribe van retomando lentamente la normalidad mientras se reducen los casos de COVID-19.

Hasta el momento, los países de la Comunidad del Caribe (Caricom) han reportado más de 6.000 casos positivos del virus, con Haití (4.441) y Jamaica (621) entre las naciones con el mayor número de contagios.

Pese a la reducción de casos, la cumbre anual de julio de los líderes de Caricom se pospuso hoy para septiembre de este año, mientras la región lucha por sacar adelante sus economías, al borde del colapso por el coronavirus.

CRISIS DE HAMBRE Y RIESGO EN FRONTERAS

La OPS expresó hoy también preocupación por el alza de casos en las regiones fronterizas, como los límites entre Costa Rica y Nicaragua, o República Dominicana y Haití, así como las fronteras amazónicas, y llamó a fortalecer los sistemas de salud de esas comunidades.

Coincidiendo con esa advertencia, México anunció este mismo martes un acuerdo con EE.UU. para extender 30 días, hasta el 21 de julio, las restricciones a los viajes terrestres no esenciales en su frontera común para combatir la propagación del coronavirus.

Estados Unidos también acordó hoy mantener su frontera cerrada con Canadá por la pandemia hasta al menos el próximo 21 de julio.

En Canadá (con unos 101.000 casos y 8.200 decesos) el ritmo de transmisión de la enfermedad ha disminuido de forma significativa, por lo que las autoridades han expresado su temor de que la reapertura de la frontera y el tráfico de turistas provoque un aumento de contagios.

A las alarmas se sumó además la de la ONU, que advirtió que la población en condiciones de pobreza extrema en Latinoamérica podría llegar a 83,4 millones de personas en 2020, producto de la crisis provocada por la pandemia, lo que implicaría un alza significativa en los niveles de hambre.

Esto lo confirmaron datos divulgados este martes por el Programa Mundial de Alimentos (PMA), que apuntan a que en once países de Latinoamérica y el Caribe el hambre amenaza actualmente a 14 millones de personas que sufren de «inseguridad alimentaria severa» debido a las consecuencias de la pandemia.

LAS PROTESTAS SIGUEN

Aunque la pandemia no se detiene, varios países siguen reportando manifestaciones masivas, lo que ha incrementado la preocupación de las autoridades.

En México, los ciudadanos siguen avanzando a una «nueva normalidad» en medio de una serie de protestas contra el abuso policial y la gestión de la crisis económica y sanitaria de la COVID-19.

Mientras en Colombia -que reporta casi 55.000 casos y unas 1.800 muertes-, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, condenó las protestas que ayer terminaron en actos violentos en algunos sectores de la ciudad, al considerar que estas manifestaciones contribuyen a propagar el coronavirus.

Además, pese a que la pandemia se acelera en toda Colombia, principalmente en la capital y en el departamento caribeño del Atlántico, los comercios no esenciales de Bogotá comenzaron este martes su reapertura después de casi tres meses cerrados por la cuarentena.

«El consumo viene desacelerando su crecimiento no sólo por el stockeo inicial de las familias tras decretarse el aislamiento, sino también por una restricción del ingreso y pérdida del poder adquisitivo del consumidor», analizaron desde una consultora.

El consumo de productos masivos durante los primeros días de junio ratifica la marcada desaceleración de su crecimiento en relación con las primeras semanas del aislamiento obligatorio por la pandemia de coronavirus, por factores vinculados a un stockeo ya logrado de las familias y a menores ingresos del consumidor, que llevan a una racionalización del gasto.

Así se desprende de un informe elaborado por la consultora Focus Market vía Scanntech -lector de código en 640 puntos de ventas en todo el país -sobre el comportamiento de la microeconomía a 80 días de cuarentena.

Damián Di Pace, director de Focus Market, analizó que «el consumo viene desacelerando su crecimiento no sólo por el stockeo inicial de las familias tras decretarse el aislamiento, sino también por una restricción del ingreso y pérdida del poder adquisitivo del consumidor».

«El efecto por ingreso refleja las dificultades de un sector amplio integrada por autónomos, monotributistas, pequeños minoristas y a la vez el recorte salarial de los empleados bajo dependencia», afirmó a Télam.

Según Di Pace, «otro factor que incide en la caída del consumo es la racionalización del gasto importante, con selectividad en distintas categorías por parte del consumidor».

Finalmente, el especialista resaltó que «por acto de compra cae el ticket promedio, es decir que cada vez que los argentinos van al supermercado se está comprando un poco menos, lo que presenta otra fotografía en el consumo de la racionalización del gasto con una retracción desde el inicio del aislamiento a las semanas posteriores».

En el trabajo se destaca que en la primera semana de junio se mantiene la tendencia de las ultimas tres semanas, persistiendo la cantidad de transacciones semanales promedio entorno a los 800.000 tickets.

También se mantiene estable el valor del ticket y cantidad de unidades, en la ultima semana; con un valor promedio de $474 incluyendo 6,4 unidades; pero comparado contra la semana pico donde comenzó a regir la cuarentena esto implica una retracción del -18% en valor y -23% en unidades.

Alimentos es el rubro cuyo valor de ticket mas se incrementó a partir del aislamiento, capturando un +63% frente a semanas anteriores e incluyendo 3 unidades adicionales.

Desde el inicio del aislamiento  es mayor la caída en las últimas semanas, ya que todos los segmentos desaceleran el valor del ticket desde la primera semana de confinamiento, excepto Bebidas y Cuidado Personal que mantienen estable el valor del ticket llevando menos unidades.

El efecto Covid-19 cambió la relevancia de lo facturado en el canal de consumo masivo, siendo bebidas la más afectada con 3,3% menos de importancia en la variación interanual (recuperando contra abril 20 pero sólo en manos de las alcohólicas) y distribuyéndose esta merma a favor de alimentos (Canasta Básica) y limpieza.

A la vez el informe indica que parecería cambiar el rumbo de las categorías de limpieza en la variación de mayo a abril pasados, ya que comienzan a perder relevancia.

La canasta de mayo cerró con un crecimiento de 2,8% en consumo versus el mismo periodo del año anterior, pero con una marcada desaceleración quedando lejos de las variaciones a doble digito de marzo, mientras que junio no arranca muy bien, y se convierte en la primera semana con datos negativos en consumo.

La Municipalidad de Puerto Madryn anunció que operarios de ANSES se presentarán en el Comedor del Ruca Hue.

A través de su cuenta oficial en la red social Twitter, la Municipalidad de Puerto Madryn informó que ANSES estará llegando a la ciudad para dar consultas en los barrios. Esta acción por parte de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) forma parte del programa ANSES por los barrios.

Esta visita del organismo presidido por Fernanda Raverta estará en Puerto Madryn los días jueves 11 y viernes 12 de junio, en el Comedor del Ruca Hue.

«Será para que los vecinos con domicilio en el barrio puedan realizar consultas sobre distintos tramites, funcionará de 9 a 13 horas y podrán acercarse según la terminación del DNI», informó la administración en el comunicado.

Hoy jueves estará orientado a todos aquellos cuyo DNI termine en número impar, mientras que el viernes será para los que tengan el DNI con último número par.

A su vez, se podrán hacer consultas acerca de los distintos beneficios que otorga el Estado Nacional, tales como Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), Asignación Universal por Hijo (AUH), asignaciones familiares, plan progresar y obras sociales.