Tag

PYME

Browsing

Los datos surgen de la Encuesta Mensual Industrial de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa entre 300 industrias pymes de todo el país.

La producción de las Pymes Industriales cayó 10,8% interanual en agosto último, aunque por la mayor flexibilización de la cuarentena, un leve repunte del consumo y los mayores controles a las importaciones comenzó a acelerarse el proceso de recuperación del sector manufacturero, indicó este domingo la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

En su último informe, la CAME precisó que el uso de la capacidad instalada de la industria pyme subió en agosto a 62,6%, frente al 58,3% de julio y el 52,9% de junio, alcanzando en agosto el mayor nivel desde que se instaló la cuarentena.

Según CAME, en los primeros ocho meses del año la industria pyme acumula una baja anual de 20,8%.

Como dato positivo del mes, se registró un crecimiento en los productos de caucho y plástico, que en agosto subieron 3,3%, reiterando la tendencia en alza de esa actividad del mes previo.

Por su parte, los productos de metal, maquinarias y equipos cayeron 19% interanual, «lo que se explica claramente por las menores inversiones en bienes de capital de todos los sectores industriales y también porque las pocas industrias exportadoras vieron frenados sus envíos al mundo por la menor demanda mundial».

En alimentos y bebidas, la baja interanual fue de 8,9% con mucha disparidad entre empresas, ya que «la rentabilidad todavía se encuentra muy afectada, incluso para las empresas que están creciendo».

El sector Indumentaria y Textil, desaceleró su tasa de caída en agosto, con una baja de 22,5% interanual frente al 34,5% del mes previo, «aunque la caída continuará en tanto no se recupera el consumo interno ya que está muy ligado a esa demanda».

En tanto que el rubro con mayor caída interanual fue calzado y marroquinería, que registró un 38,1%, «mostrando las dificultades que viene teniendo este sector para competir en el mercado local y el consumo postergado».

Finalmente, respecto de las expectativas a futuro, resulta del informe que «solo 10% de las empresas espera que la producción continúe bajando en los próximos meses, mientras que 24% espera aumentos, y el resto no sabe o cree que se mantendrá estable».

A raíz de una denuncia, los allanamientos del «PyMe» se realizaron este miércoles por la mañana, a cargo de la Comisaría 4° pero con el apoyo logístico de Bomberos Voluntarios, por el riesgo de incendio, Infantería, Dirección de Inspecciones, Habilitaciones de la Municipalidad, y también el personal de Ecología y Medio Ambiente.

Un grupo de personas habían «formado» una «PyMe» donde almacenaban y vendían combustible para vehículos en un depósito de una vivienda, situada en la calle Leloir. Cabe aclarar que esta tampoco tenía las medidas de seguridad pertinentes y si hubiese ocurrido un incendio hubiese sido terrible.

Se encontraron tachos de 200 litros con combustible, algo que esta penado por la Codigo Penal bajo el Art. 189 bis, donde establece penas de 3 a 6 años por la tenencia de materiales explosivos, inflamables, asfixiantes y tóxicos.

Sólo una de cada cuatro pymes obtuvo el crédito con tasa al 24% de los bancos para pagar los salarios durante la cuarentena por el coronavirus, en tanto dos de cada cinco aseguran que no podrán pagar más del 60% de los sueldos ni con la ayuda el Gobierno, informa EL CRONISTA.

Los datos se desprenden de un relevamiento realizado hasta este jueves por la Fundación Observatorio Pyme (FOP), que resaltó que “la ayuda directa del Gobierno y complemento del crédito bancario dejan de todos modos irresolutas muchas situaciones financieras y de potencial insolvencia, que amenazan el empleo en el seno de las empresas menores”.

A un mes de que el Banco Central (BCRA) liberara encajes y stock de Letras de Liquidez (Leliq) para créditos y a 15 días que se ampliará el Fondo de Garantía para favorecer el acceso de pymes a préstamos, apenas el 24% de las pymes encuestadas obtuvo el crédito a tasa preferencial del 24%, en tanto otro 25% reveló que su solicitud “está siendo analizada”.

Por otro lado, un 10% pidió el préstamo pero no obtuvo la garantía, un 7% lo solicitó pero la entidad bancaria no dispone de cupo crediticio y un 6% se interesó pero no tuvo tiempo para entregar los balances. El 29% restante no lo considera útil para su empresa.

La encuesta, realizada entre el 16 y el 20 de abril a 1516 pymes, refleja también las complicaciones financieras del segmento al arrojar como resultado que sólo el 35% de las empresas están en condiciones de pagar más del 90% del salario incluso con la ayuda del Gobierno.

En tanto, el 29% sólo puede afrontar entre el 60% y el 90% ; el 27%, entre el 30% y el 60%, y el 10% menos del 30%.

Sin tener en cuenta el subsidio estatal, previsto para cubrir el 50% de cada sueldo por un monto de entre $ 16.875 y $ 33.750, ni la postergación o reducción de las cargas patronales, el panorama es grave.

El 47% de los encuestados no puede pagar más del 30% de las remuneraciones, el 31% sólo puede hacerse cargo de entre el 30% y el 60%, un 14% puede afrontar entre el 60% y el 90%, mientras que apenas el 9% podría abonar más del 90%.

Sólo las empresas que desarrollen alguna de las casi 500 actividades consideradas “críticas” por la Jefatura de Gabinete, que no hayan registrado un incremento nominal interanual de su facturación entre el 12 de marzo y el 12 de abril, podrán acceder al beneficio, por lo que la caída real sufrida debe oscilar entre un 30% y un 35% para poder obtener la cobertura.

En ese orden, en cuanto a las opciones de ajuste ante la imposibilidad de afrontar los costos, el 48% de las pymes busca acordar con sus empleados una reducción de la jornada laboral, un 47% analiza una contracción de los salarios, un 34% evalúa suspender personal, un 25% está considerando en despedir empleados y un 23% pretende ofrecer vacaciones anticipadas.

En línea con la flexibilización de la cuarentena, reglamentada e informal de hecho, se observa una proporción significativamente mayor de empresas en estado de total (13% vs. 10%) y parcial de operatividad (47% vs. 36%) con respecto al relevamiento anterior de FOP del 7 de abril. Así, estiman que la cantidad de empresas total o parcialmente operativas pasó de 275.000 a 336.000.

La producción de las Pyme Industriales cayó 2,8% en octubre, en relación a igual mes del 2018; y en el año acumula una baja promedio de 7%, si se la compara con la producción realizada entre enero y octubre del año pasado, según un informe difundido por la CAME.

Sin embargo, y si bien la actividad sigue en baja, es la menor caída en 17 meses y en el cuadro comparativo mensual la industria pyme creció 9,1%, sin desestacionalizar, porque octubre tiene un día más y estacionalmente siempre es más fuerte que septiembre porque arranca la producción para la venta de fin de año, precisó el estudio.

Un panorama alentador registraron las industrias exportadoras que tuvieron un aumento anual de 1,1% en la producción; mientras que las empresas con más de 50 empleados crecieron 1,2%, las que tienen menos de 50 cayeron, en promedio, 3,4%.

Según CAME, no todos los sectores contabilizaron pérdidas, ya que por ejemplo: productos químicos finalizó el mes con un aumento anual de 4,4%, y alcanzó su tercer mes consecutivo de crecimiento. Alimentos y bebidas tuvo un alza de 0,4% anual y Papel, cartón, edición e impresión, se mantuvo sin variación.

En cambio, continuaron cayendo fuerte en la comparación anual: Calzado y marroquinería (-11,8%), Productos Electrónicos e Informática (-9,3%), Minerales no metálicos (-7,9%), Productos de caucho y plástico (-6,6%) y Productos textiles y prendas de vestir (-4,8%).

Las perspectivas para los próximos seis meses mejoraron solo muy levemente: el 29% de las empresas cree que la producción aumentará (27,5% en septiembre), aunque un porcentaje todavía muy bajo.

El pedido surge de la cantidad de pequeñas y medianas empresas que se encuentran en crisis en las localidades de Comodoro Rivadavia y Rada Tilly.

 En los últimos días, se realizó una reunión que mantuvo el Consejo Directivo de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) donde  se pidió el compromiso de todos los sectores políticos para los próximos meses para la asistencia financiera y el mantenimiento y creación de empleo. Asimismo, se hizo especial énfasis en declarar la emergencia pymedebido a la cantidad de empresas en crisis.

Hay que destacar que en medio de un difícil contexto de incertidumbre política y económica se incorporaron en la entidad 30 nuevos consejeros titulares, reforzando así la estructura federal que permitió un debate de fondo. «La supervivencia de las pequeñas y medianas empresas depende de las medidas que se tomen en el plano tributario, financiero, energético, laboral y de consumo interno», sostuvieron los directivos de CAME.

En torno a los siguientes pedidos hasta el 31 de diciembre de 2019 para pymes y potenciales hasta tramo I se solicitó:tasas diferenciales, líneas de crédito productivas con tasas del 21%, repro Pyme Express para empresas en crisis para sostener el empleo y un mínimo no imponible sobre contribuciones patronales:adelanto del cronograma de la aplicación plena prevista en la Ley 27.430 y cargas sociales diferenciadas por zona para compensar al interior profundo.

También, se incluye suspender el impuesto al cheque, suspensión del pago de anticipos de Ganancias y eximir del cobro de IVA e Ingresos Brutos en las boletas de luz, agua y gas. Cabe destacar que las micro, pequeñas y medianas empresas son grandes protagonistas de la actividad económica ya que representan el 44% del PBI nacional, informó ADN SUR.

La industria pyme bajó por octavo mes consecutivo y cerró el año con un descenso de 2,5%. El uso de la capacidad instalada subió levemente a 58,7%, pero sigue muy bajo. Además, se redujo la proporción de industrias en crecimiento a 39,3%, y sólo el 34% de los empresarios trabajó con rentabilidad positiva en el mes.

Para fines de 2019 las empresas ven un dólar en $ 49,6 y el 74% de los industriales cree que Argentina debe implementar una gran reforma tributaria. Como dato alentador, el 2019 se inicia con 4 de cada 10 industriales con planes de inversión previstos o en evaluación.

Según informa la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), la producción de las Pymes Industriales cayó 5,9% en diciembre último frente a igual mes del año 2017. De esta manera, cerró 2018 con un descenso de 2,5%. La industria creció 1,2% anual en el primer semestre y cayó 6,1% en el segundo. Frente a noviembre se registró un aumento de apenas 1,2% en la medición con estacionalidad.

Los datos surgen de la Encuesta Mensual Industrial de CAME entre 300 industrias pymes del país. El Índice de Producción Industrial Pyme (IPIP) registró un valor de 82 puntos en diciembre.

Las bajas más acentuadas en la comparación anual se dieron en “Calzado y marroquinería” (-20%), “Productos de madera y muebles”(-3,7%), “Productos químicos” (-0,4%), “Productos minerales no metálicos” (-10,1%), “Material de transporte” (-8,3%), “Productos eléctrico-mecánicos, informática y manufacturas” (-6,1%), “Productos textiles y prendas de vestir” (-6,1%), “Productos de caucho y plástico” (-5,4%), “Alimentos y bebidas” (-3,9%), “Productos de metal, maquinaria y equipo” (-2,8%), y “Papel, cartón, edición e impresión” (-3,6%).

El Comodorense