Tag

puñaladas

Browsing

El hecho fue descubierto por el hijastro del hombre cuando fue a buscarlo pasado el mediodía de este lunes en un domicilio ubicado en la calle Ameghino Norte 460, entre Fuerte San José y Pietrobelli del barrio Oeste Trelew.

Así lo confirmó el comisario Jorge Vistoso, jefe de la Seccional Segunda de Policía, quien precisó que la policía fue alertada por un hombre que indicó que fue a buscar a su padrastro a la vivienda para llevarlo al hospital y que luego de golpear la puerta sin ser atendido, observó por una ventana que el hombre estaba tirado en el suelo.

La policía tuvo que violentar la puerta para entrar y una vez allí se encontraron con el cuerpo del hombre mayor de edad sin signos vitales.

De igual forma se convocó a una ambulancia del Hospital Zonal con una médica que certificó que el hombre se encontraba ya sin vida.

Vistoso precisó que al ingresar el personal policial observó un gran desorden en el interior de la vivienda y una gran cantidad de manchas hemáticas.

Una vez que se da intervención a la Justicia se realizaron las diligencias correspondientes con personal de las Divisiones de Criminalística e Investigaciones que determinaron que el hombre presentaba varias lesiones punzocortantes en el cuello, tórax y un golpe en la cabeza.

Es por ello que el comisario Vistoso indicó que se trata de un homicidio, cuya investigación está a cargo del Fiscal Fabián Moyano, quien determinó los pasos a seguir.

Vistoso confirmó que el hombre convivía con su esposa, la cual actualmente está internada en el Hospital Zonal y aseguró que el hombre, según sus familiares, se encontraba deprimido.

Vistoso precisó que bajo el cuerpo de la víctima se encontró un machete de grandes dimensiones, el cual pudo haber sido utilizado en el homicidio.

Pero aclaró que según las lesiones del cuerpo faltaría un arma blanca más, un cuchillo que aún no fue hallado.

Finalmente Vistoso confirmó que la víctima fue identificado como Benito Limonao de 73 años de edad, cuya vivienda estaba cerrada por dentro con llave, lo cual llamó la atención de los investigadores.

El homicidio ocurrió después de medianoche, ya en los primeros minutos de este lunes y la víctima, según la policía, se llamaba Jonathan Trecañir. Tenía 34 años y en el hospital –en donde se produjo su deceso— le contaron al menos diez puñaladas: todas, llamativamente, en la zona baja del cuerpo.

La policía lo encontró tirado sobre un charco de sangre en la esquina de Santa Fé y 25 de Mayo. Una mujer que momentos antes había pasado en el coche por ese lugar creyó en principio que se trataba de un ebrio, pero era la victima que trastabillando, cayéndose y arrastrándose buscaba que alguien lo ayudara.

El hecho ocurrió al comienzo de la madrugada de este lunes, antes de las doce y media, y se presumía que podrían haber sido al menos dos las personas que atacaron a la víctima, a unos 50 metros de donde fue encontrado, en la calle Santa Fe entre avenida Rawson y 25 de Mayo, en un sector con poca iluminación.

El jefe Regional de Trelew, el comisario Román Macías estuvo en el lugar y después hizo declaraciones en vivo y directo por Radio 3 AM 780. Aquí un tramo de ese reportaje.

 

La víctima fue herida de varias puñaladas en esa ocasión y actualmente se encuentra en grave estado. Hay un cómplice del agresor que está prófugo.

Para este individuo del que los investigadores conocen todos sus datos ya hay un pedido de captura; una orden para que sea detenido en donde lo vean. Afirman las autoridades que «tiene antecedentes».

En el procedimiento que se hizo ayer en la calle Pablo Neruda -en la zona noreste de Trelew- también secuestraron un auto; el que usó aparentemente el acusado el día del hecho, la ropa, dinero en efectivo y un cuchillo de medianas dimensiones que podría ser el arma con el que hirieron a Roberto Campuzano la madrugada del 7 de marzo, en las inmediaciones de A.P. Bell y avenida Colombia. Al detenido se lo llevaron preso después de allanarle la vivienda porque ya había una orden de aprehensión para él y ahora la policía busca a quien presuntamente lo acompañaba al momento en que atacó a puñaladas a la víctima, en un caso del que no ha trascendido su móvil, las motivaciones por las que Campuzano recibió al menos dos puntazos en el estómago que le dañaron el intestino grueso, el páncreas y el bazo.

Al hombre debieron operarlo de urgencia, dicen los médicos que está inestable, en coma farmacológico y asistido con un respirador artificial. Que ya hablaron con sus familiares acerca del riesgo que corre su vida.

Es integrante de una familia propietaria de un polirubro de esa barriada capìtalina. Las dos víctimas habían ingresado y habrían agredido al menor y a otra persona. Uno de los heridos quedó en grave estado y este martes falleció.

Un menor de 14 años se defendió del ataque de dos hombres que ingresaron al local de su familia, en el que estaba atendiendo en compañía de otra persona, y los apuñaló a ambos. Uno de los heridos recibió una puntada en el cuello y otro en la zona abdominal. Este último quedó en grave estado, informó la Policía del Chubut, y este martes por la mañana falleció.

El grave incidente ocurrió alrededor de las 19:40 en un local ubicado en la esquina de Santos Calvo y Benito Fernández, del Área 16 de Rawson, en donde funciona un kiosco polirubro. Según el reporte policial, dos personas ingresaron al lugar y tras mantener un altercado con dos personas que estaban atendiendo, el menor tomó un cuchillo para defenderse y los apuñaló a ambos.

Según los primeros datos no oficiales, el menor reaccionó cuando los dos atacantes lo golpearon. Hasta el momento no se tiene datos de los heridos, que están siendo atendidos por personal médico en el Hospital de la capital provincial. Sí se sabe que uno de ellos tiene una herida que lo pone en riesgo de vida.

En el lugar del hecho intervino el área de Criminalística, el fiscal de turno y personal de la Brigada de Investigaciones, publicó Diario Jornada.

Ocurrió en la localidad bonaerense de General Belgrano; el asesino, al ser rodeado por la policía, intentó ahorcarse pero finalmente depuso su actitud y fue atrapado por los agentes

Un joven de 21 años fue asesinado a puñaladas tras una discusión con su hermano, al que le había recriminado que había vendido la consola PlayStation que era de ambos, en la localidad bonaerense de General Belgrano, informaron este jueves fuentes judiciales.

El hecho ocurrió el miércoles, pasado el mediodía, en una casa situada en calle 117 de la mencionada localidad ubicada a unos 160 kilómetros de Capital Federal.

Fuentes judiciales informaron a la agencia de noticias Télam que la víctima, identificada como Brian Sautu, vivía con sus abuelos y su hermano Matías (28) residía en otra vivienda junto a su pareja y su bebé.

En ese marco, el menor de los jóvenes lo increpó porque le había vendido su consola de videojuegos, tras lo cual comenzó una discusión.

Según las fuentes, la pelea continuó hasta que Matías tomó un cuchillo y le dio varias puñaladas, una de las cuales ingresó a la altura de una tetilla.

El joven fue trasladado de urgencia al hospital local, donde estuvo internado algunas horas hasta que falleció como consecuencia de las lesiones sufridas.

Efectivos de la comisaría de General Belgrano fueron alertados por el crimen y arribaron a la casa donde ocurrió la pelea.

Al ingresar, los policías vieron que el acusado estaba con un lazo en el cuello e intentaba ahorcarse en un árbol.

Sin embargo, el personal convenció al joven para que depusiera su actitud y quedó aprehendido a disposición de la fiscal de la causa Daniela Bertoletti Tramuja.

La funcionaria judicial, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 9 de Chascomús, caratuló la causa como homicidio simple, añadieron las fuentes.

Además, la fiscal dispuso que se realice la autopsia correspondiente cuyo resultado estableció que la puñalada mortal le fracturó una costilla y le perforó el pulmón y el corazón.

 

diariopopular.com