Tag

protestas en chile

Browsing

El estallido social en Chile tiene ya 40 días y parece lejos de llegar a su final. Ni la represión ni las propuestas del Ejecutivo de cambios profundos hacen que los manifestantes abandonen las calles. Lo que empezó como un simple reclamo ante la suba del subte terminó por obligar al presidente Sebastían Piñera a proponer un cambio de Constitución, lo que hasta hace poco parecía inviable.

Las imágenes de lo que sucede en el vecino país no dejan de sorprender al mundo, sobre todo porque hace poco era considerado uno de los más estables de la región: huelgas, manifestantes heridos, edificios en llamas, miles de personas en plazas y avenidas.

Mientras el Ejecutivo y el Legislativo analizan la situación, llegan a acuerdos y hacen anuncios, las manifestaciones no se detienen. Las cifras e imágenes de las protestas y la represión.

Este jornada continúan las manifestaciones en Chile con un conjunto de actividades llamadas ‘Súper lunes’, que contempla concentraciones, marchas y cacerolazos en contra de las políticas neoliberales del presidente Sebastián Piñera.

La Mesa de Unidad Social, que agrupa a más de cien organizaciones y movimientos sociales y sindicales, ha convocado a tres acciones este día: una concentración en la Plaza de Tribunales, en Santiago, a las 12:00 del mediodía; una marcha en Plaza Italia, a las 5:00 de la tarde y un cacerolazo, como se realiza habitualmente al concluir las actividades, a las 8:00 de la noche.

Entre las propuestas de la mesa de la Unidad Social se encuentra el rechazo a las medidas adoptadas por el Ejecutivo para paliar la situación.

El pasado domingo se realizó el primer simulacro de Asamblea Constituyente en el país sureño en el Parque San Borja, en la capital, que fue convocado por la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile.

Necesidad de una nueva Constitución
En este encuentro, los ciudadanos conversaron sobre sus inquietudes acerca de la Carta Magna de ese país, heredada de la dictadura de Augusto Pinochet, y los derechos que debiera garantizar un nuevo texto fundamental.

Entre las peticiones está la necesidad de que en la Constitución se consagren los derechos a la salud, al medioambiente o a la educación.

En la jornada anterior, también se llevó a cabo la reunión entre la líder indígena guatemalteca Rigoberta Menchú y el Consejo del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), donde la premio Nobel de la Paz manifestó su preocupación por las acciones de los Carabineros durante las manifestaciones y les pidió que no actuaran como si tuvieran «pistolas de agua».

«Interpelamos el sistema legal, esperamos que el Ministerio Público hagan su trabajo en investigar, encontrar los responsables y castigarlos debidamente y dejar un precedente para que esto no vuelva a ocurrir», expresó Menchú.

Hasta ahora hay 23 muertos y unos 1.300 heridos. El INDH ha abierto cinco querellas por homicidios, 132 por tortura y 18 por violencia sexual.

Sin embargo, la Cruz Roja ha dicho que esa cifra se quedó corta debido a que estima que hay 2.500 heridos y reclamó mayor dotación de insumos para atender a quienes ingresan a sus instalaciones.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció este viernes que los grandes empresarios ya no serán favorecidos con un proyecto de ley para rebajar los impuestos a los más ricos del país. La medida fue anunciada en medio de una nueva marcha masiva en Santiago para exigir mejoras sociales en el país.

Se trata de una controversial reforma tributaria que establecía que las empresas que pagaran sus impuestos liberaban de hacerlo a sus dueños y socios. Sin embargo, esta decisión significaba una pérdida en las recaudaciones valorada en 800 millones de dólares.

La medida fue anticipada por el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, tras mantener un encuentro con representantes empresariales. El funcionario confirmó que la llamada reintegración tributaria «se desecha en los términos que fue originalmente planteada por el Gobierno».

Además, Briones reconoció que la reforma «era una piedra de tope en la discusión» y precisó que las autoridades revisarán la integración tributaria «cuidando siempre dos cosas fundamentales», la inversión y la responsabilidad fiscal.

El COP25 se celebrará en Madrid entre el 2 y el 3 de diciembre. Así lo ha anunciado la secretaria general de acción contra el clima de la ONU, Patricia Espinosa. «Nos complace anunciar que la Mesa de la COP ha acordado que la #COP25 tendrá lugar del 2 al 13 de diciembre en Madrid, España», ha asegurado en Twitter.

De este modo, Madrid recoge el testigo de Chile, que descartó esta semana organizar el evento por el clima de protestas que vive el país contra su presidente, Sebastián Piñera. Se esperaba que la decisión se oficializara en una reunión la próxima semana.

Lo ha confirmado a través de la red social la propia ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera.

La cumbre del clima (COP25) tenía ya un trabajo hecho con agendas casi cerradas, pero ahora, con la renuncia de Chile, el gran reto es preparar la logística de un evento que puede reunir hasta 25.000 personas y que necesita dos sedes cercanas, más seguridad, transporte público y plazas hoteleras.

España se ofreció este jueves a acoger entre el 2 y el 13 de diciembre la COP25 tras la renuncia de Chile por su situación interna, y la decisión oficial sobre la nueva sede se esperaba a principio de la próxima semana. Normalmente las cumbres se preparan durante dos años, de hecho ya se sabe la ciudad que acogerá la COP26, Glasgow, y Chile asumió la presidencia de la actual -que la sigue manteniendo- y su organización después de la renuncia de Brasil con la llegada del Gobierno de Jair Bolsonaro; para su preparación ha contado con aproximadamente un año.

Una multitudinaria marcha de protesta contra las políticas del gobierno del presidente de Chile, Sebastián Piñera, recorrió este mediodía las calles de Santiago y llegó por primera vez hasta el Palacio La Moneda.

La protesta y concentración coincidió con la presentación en La Moneda de Felipe Guevara como intendente metropolitano.

Como viene ocurriendo desde hace 13 días, miles de chilenos se volcaron a las calles para manifestar su rechazo a los aumentos y a las desigualdades sociales, que se manifiestan especialmente en la educación y salud.

Las manifestaciones comenzaron el 18 de octubre y fueron en un crescendo hasta llegar a su pico máximo el viernes 25, cuando Piñera anunció medidas de reparación social y el sábado, luego de anunciar cambios en su gabinete, el mandatario decretó el fin del Estado de Emergencia.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció la cancelación de la próxima cumbre del foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) y de la 25 Conferencia de las Partes (COP 25) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático debido al tenso clima social y político que vive el país.

«Nuestro gobierno y con profundo dolor, porque este es un dolor para Chile, ha resuelto no realizar la cumbre de APEC y tampoco la cumbre de la COP», indicó Piñera en un punto de prensa en La Moneda, acompañado por los ministros de Relaciones Exteriores, Teodoro Ribera, y de Medio Ambiente, Carolina Schmidt.

«Sentimos y lamentamos profundamente los problemas e inconvenientes que los problemas de esta decisión significará tanto para la APEC como para la COP, pero como presidente de todos los chilenos tengo siempre que poner los problemas y los intereses de los chilenos, sus necesidades y sus esperanzas por delante», añadió.

«Esta ha sido una decisión muy difícil que nos causa mucho dolor, porque entendemos la importancia de APEC y la COP para Chile y el mundo, la decisión se centró en el sentido común y poner por delante a sus compatriotas», concluyó el presidente chileno.

Su decisión fue anunciada luego de que el Gobierno de Rusia informó que el presidente de ese país, Vladímir Putin, no asistiría al encuentro, y de que otras actividades también fueran suspendidas, como la Cumbre de la Mujer de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), programada para noviembre en Santiago.

APEC es un foro de cooperación económica y técnica que opera sobre la base de compromisos no vinculantes y diálogo abierto, cuyo objeto es promover la cooperación, el crecimiento, la facilitación y liberalización del comercio y las inversiones en la región del Asia Pacífico.
Este foro cuenta con 21 miembros, entre ellos Rusia, China, Estados Unidos y Chile, que en su conjunto representan un 40% de la población mundial, el 60% del Producto Interno Bruto global y el 50% del intercambio comercial total, y se esperaba que su cumbre fuera en noviembre de este año.

La COP es un encuentro mundial de las Naciones Unidas sobre cambio climático que reúne a más de 190 países y cuya edición de este año estaba prevista en Chile entre los días 2 y 13 de diciembre.

Las movilizaciones comenzaron el lunes 14 de octubre debido a un alza de 30 pesos (menos de un dólar) en el precio del pasaje del Metro de Santiago, que días más tarde fue anulada por Piñera.

Sin embargo, las protestas no amainaron, y abarcando reclamos sociales mucho más profundos y estructurales tomaron un cariz mucho más intenso, que incluyó incendios y destrucción de varias estaciones del Metro, y decenas de manifestaciones en diversos lugares del Chile con marchas y «cacerolazos».

Para imponer el orden, Piñera decretó toques de queda y el estado de emergencia, lo que permitió desplegar al Ejército y a las Fuerzas Armadas en las calles; el mandatario levantó ambas medidas el 26 y el 28 de octubre, respectivamente.
El Instituto Nacional de Derechos Humanos de Chile recibió denuncias de torturas, abusos de poder, golpes y detenciones de militares a civiles.

Hasta el momento la lista oficial de fallecidos del Gobierno es de 20 muertos, cinco de los cuáles perdieron la vida a manos de efectivos de las Fuerzas Armadas y Carabineros.

Fue convocada para esta tarde, en apoyo a las manifestaciones que atraviesan al país vecino.

Neuquén se sumará a las muestras de apoyo a las protestas de Chile con una marcha al consulado que el vecino país tiene en la capital provincial. La convocatoria es para hoy, a las 17.30, desde el monumento a San Martín.

Las consignas que acompañan a la convocatorias de las organizaciones de izquierda son: «¡Fuera el FMI y los militares!», «Abajo el toque de queda de Piñeira» y «Chile resiste».

En el país trasandino se han registrado al menos ocho muertes durante los disturbios que comenzaron por un aumento del boleto del subte, del que finalmente el presidente Sebastián Piñeira tuvo que dar marcha atrás.

Las protestas masivas ya llevan más de una semana, con registros de violentas represiones y saqueos, situación ante la que el Gobierno chileno estableció un toque de queda, por el que miles de pasajeros habrían quedados varados en el aeropuerto.