Tag

producir

Browsing

El presidente Alberto Fernández resaltó este lunes que «producir, generar empleo y sacar a la gente de la pobreza» son los ejes de su propuesta para reactivar al país en la pospandemia y aseguró que prefiere «fijar objetivos» porque en la Argentina «todos los planes económicos que se presentaron naufragaron».

«Lo que va a tener continuidad es el apoyo del Estado a los sectores que lo necesiten», aseguró Fernández cuando una joven de Santiago del Estero le preguntó si el Estado seguirá pagando el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) más allá de la pandemia de coronavirus.

El jefe de Estado ratificó también que su gobierno está enfocado en «pensar el desarrollo de los que están mal», como una forma de profundizar la «ética de la solidaridad» y el «ser solidario con el que cayó en el pozo de la pobreza».

«Todos los planes económicos que se presentaron en Argentina naufragaron, prefiero fijarme objetivos: producir, generar empleo y sacar a la gente de la pobreza; ese es mi plan, alcanzar objetivos», declaró Fernández y ratificó que «en pocos días» será anunciado un «conjunto de medidas» para favorecer el desarrollo en el país.

La preocupación del gobierno por la desaparición de Facundo Astudillo Castro fue el primer concepto con el que el Presidente abrió el reportaje y remarcó que «no es posible que, en plena democracia, y en un estado de derecho, la violencia institucional se instale entre nosotros».

La entrevista, de la que participaron con una pregunta cada uno jóvenes de algo más de una decena de provincias, también giró en torno a la negociación de la deuda externa y en ese punto admitió: «Es difícil hacer una oferta mejor (a los bonistas) porque se empieza a poner en riesgo el mañana» y a los «sectores más vulnerables».

Anticipó que en los próximos días dará a conocer una serie de medidas de «producción y desarrollo», con el objetivo de reactivar la economía en la pospandemia, con foco en «los más vulnerables».

 

Las dificultades de los jóvenes para obtener su primer empleo, dijo, «es una gran preocupación» para su gobierno, al igual que aquellos a los que definió como los «ni ni», es decir quienes «no estudian ni trabajan» expesó Fernández.

Desde provincias como Santa Cruz y Misiones llegaron preguntas sobre el turismo, gravemente afectado por el aislamiento obligatorio causado por la pandemia, y Fernández admitió que su gestión intenta determinar cómo se reanuda esa actividad «sin riesgo de contagio».

Asimismo, sostuvo que el Ejecutivo sigue avanzando en un plan de obra pública en todo el territorio nacional.

«Se está avanzando con las represas» hidroeléctricas en la provincia de Santa Cruz, dijo y destacó el «trabajo tremendo de Aníbal» Fernández como interventor de Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT).

Consultado sobre los derechos de los sectores transgénero, el Jefe de Estado remarcó que «una buena sociedad es la que no discrimina» y la que se preocupa «por los derechos de las minorías, no solo los de las mayorías».

«La forma de respetarlas es dándoles derechos», dijo y aseguró que en la implementación del IFE, otorgado a partir de la irrupción del coronavirus, fue detectada «una comunidad trans que estaba afuera de todo» y el Estado se ocupó.

A pocos días de haber anunciado una nueva fase del aislamiento social preventivo y obligatorio, que incluyó ciertas flexibilizaciones en el área AMBA, el Presidente reiteró que «estamos muy lejos de haber superado el problema de la pandemia».

La entrevista, en la que los jóvenes admitieron sus nervios por estar frente al Presidente, la educación y el desarrollo científico y tecnológico también tuvieron un lugar entre las prioridades del gobierno marcadas por Fernández.

«Destinar dinero a la ciencia, a la tecnología y a la educación es la mejor inversión que la Argentina puede hacer; es nuestra mayor riqueza hacia el futuro», expresó y lamentó la «desatención» que esos sectores sufrieron durante la administración de Mauricio Macri.

Por último, consultado sobre cuándo se enviará al Parlamento el anunciado proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo, el mandatario afirmó: «yo espero mandarlo tan pronto se pueda; el proyecto va a ir al Congreso y voy a hacer todo lo posible para que se convierta en ley».

En la entrevista también hubo espacio para recomendaciones de lectura obligada para los jóvenes y, en ese aspecto, propuso los libros «La era del Vacío» y «El imperio de lo efìmero», de Gilles Lipovetsky, entre otros.

Casi sobre el cierre, Fernández recibió el saludo por el día del Amigo de Litto Nebbia, con quien intercambió palabras y recordó su admiración hacia el músico desde su adolescencia.

Científicos del Instituto de Nanobiotecnología (Conicet-UBA) buscarán reproducir en el laboratorio y a gran escala una proteína clave en el mecanismo de infección del coronavirus, lo que podría servir como insumo para el desarrollo de test, tratamientos y vacunas.

«Nuestro objetivo es en dos meses tener la proteína S (espícula) que asoma en la superficie del virus dando esta típica forma de corona y a lo que reacciona el organismo generando los anticuerpos», explicó hoy a Télam María Victoria Miranda, investigadora del Conicet en el Instituto de Nanobiotecnología (Nanobiotec) de la Facultad de Farmacia y Bioquímica (FFyB-UBA).

Para «tener» esa proteína, no van a trabajar en el laboratorio con el virus sino que utilizarán métodos biotecnológicos. «Intentaremos producir esta compleja proteína en larvas de insectos, es decir, nos valemos de estos insectos plagas que hay en nuestro país y las utilizamos como ‘biofábricas'», explicó.

El proyecto se denomina «Producción biotecnológica de la proteína S completa de SARS-CoV-2 y péptidos sintéticos para fines diagnósticos y terapéuticos» y fue uno de los primeros 64 en recibir los subsidios otorgados a partir de la convocatoria de la Agencia de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+i).

El equipo de investigación está conformado por cuatro grupos de trabajo de Nanobiotec, al que se suma un equipo del Instituto de Estudios de la Inmunidad Humoral (IDEHU-FFyB) y una investigadora de Virología de la FFyB; en tanto que la empresa AgIdea proveerá los lotes de larvas.

El grupo que coordina Miranda tiene vasta experiencia en la producción biotecnológica de proteínas con larvas de insectos: la más reciente fue la proteína E del virus de dengue para el desarrollo de kits de diagnóstico por ELISA para la identificación de los 4 serotipos circulantes.

En diálogo con Télam, la investigadora explicó la importancia de la producción de estas proteínas y sus potenciales usos.

-¿Qué es la proteína S y por qué es importante producirla?

La proteína S (Spike) o espícula es una proteína que se encuentra en la membrana del virus y le permite unirse a las células (en este caso del ser humano) que va a infectar. Como está en la superficie es un blanco predilecto del sistema inmune y genera anticuerpos en los individuos infectados. Este principio simple, aunque en la práctica es bastante más complejo y no suele ser tan directo, una de las cosas que permite es diagnosticar pacientes que han cursado la infección viral.

Por otro lado, nuestro proyecto apunta a sintetizar (producir) químicamente “péptidos cortos” que son otras proteínas que están en la superficie del SARS-Cov-2 y que pueden servir para desarrollar nuevos métodos diagnósticos.

– Es decir que estas proteínas servirían como insumo para hacer test de anticuerpos.

MVM: Exacto. Nuestra idea es desarrollar un test serológico de tipo ELISA de alta sensibilidad y especificidad. El objetivo es que pueda detectar cualquier isotipo de inmunoglobulinas específicas para SARS-CoV-2 (IgM, IgA e IgG) y que al utilizar la proteína S recreada exactamente igual a la del virus la sensibilidad sea muy alta, a diferencia de otros test que ya están comercializándose.

– ¿Esta proteína puede ser un insumo para tratamientos?

Sí, nuestro proyecto llega hasta el test, pero podríamos producir las proteínas y transferirlas. Dijimos antes que la proteína S es la principal responsable de la unión e infección del virus a las células de los pacientes. En contrapartida, el sistema inmune de una buena parte de los pacientes infectados es capaz de generar anticuerpos capaces de bloquear o neutralizar la unión del virus a nuestras células.

Por lo tanto, si se pudieran sintetizar anticuerpos contra esta proteína y los mismos resultasen neutralizantes, se dispondría de una poderosa herramienta terapéutica contra esta enfermedad. Una estrategia relativamente sencilla y económica sería sintetizar la proteína S e inyectarla en animales grandes (caballos) para que éstos generen anticuerpos.

Esos anticuerpos son extraídos, tratados y purificados y finalmente formulados bajo la forma de un reactivo terapéutico inyectable. Este procedimiento es análogo al seguido para la producción de antivenenos y antitoxinas. Es importante señalar que dentro del equipo de trabajo se encuentra el INPB, un instituto perteneciente a la ANLIS Dr. Carlos G. Malbrán, el cual es el principal productor de antivenenos a nivel nacional.

Por lo tanto, una vez disponible la proteína S, ésta podría incorporarse a la plataforma productiva de antivenenos del INPB, esperando desarrollarse de esta manera un suero terapéutico anti-Covid.

¿Y en relación a las vacunas?

Nuestra proteína S podría utilizarse como antígeno en el diseño de una vacuna. Sin embargo, para que esto sea posible es necesario determinar algunos atributos de calidad de la proteína obtenida. Por ejemplo, si la proteína es estable, si se encuentra en una conformación que permita la obtención de anticuerpos neutralizantes y finalmente si es suficientemente antigénica, solo por nombrar tres aspectos críticos.

El proceso de obtención de una vacuna es complejo y comienza con el diseño y la obtención del antígeno, pero no se limita solamente a estas actividades.

Existen unas cuantas cervezas raras, tales como la cerveza de testículos de toro, la cerveza de agua tratada, la cerveza de sake y hasta cerveza secreta de George Washington. Pero esta es una de las mejores, ya que esta está hecha con chocolate de Hershey’s.

En conjunto con la fábrica de cerveza D.G. Yuengling & Son Inc. se lanzará una cerveza con un sabor único. Esta se venderá solamente en 14 estados en Estados Unidos y será solamente por el mes de Octubre. Aunque aún no se confirma la fecha de salida ni la fecha de final de producción. Aunque seguramente ya no tardan en sacarla a la venta.

Esta primera colaboración para Yuengling combina el clásico sabor de la Porter de Yuengling con el inconfundible sabor de del chocolate de Hershey’s.

De acuerdo con la misma fábrica, el sabor de estos chocolates le da un acabado muy rico a su clásica bebida. Claro, lo dice quien la vende, tendríamos que probarla para saber si no nos mienten.

A pesar de que tampoco se ha confirmado el precio de este producto, ya se confirmaron los estados en los que se venderá. Los cuales son los siguientes.

Luego del cierre de la empresa que fabricaba las “Mielcita” y los juguitos “Naranjú”, en julio pasado; más de 80 trabajadores conformaron una cooperativa y buscan poner en marcha la planta, ubicada La Matanza.

La empresa de golosinas Suchen, fabricante de “Mielcita” y los juguitos “Naranjú”, entre otros productos, se apresta a volver a producir tras haber sido cerrada en julio pasado.

Un total de 88 trabajadores despedidos decidieron conformar una cooperativa y planean poner en marcha la planta, ubicada en Rafael Castillo, partido de La Matanza, provincia de Buenos Aires.

Los ex empleados formaron la cooperativa y esperan ahora obtener el número de CUIT por parte de la AFIP tras el trámite iniciado, para poder comercializar los productos.

Esto también les permitirá negociar con el propietario del inmueble a quien le pretenden solicitar unos “meses de gracia” en el pago del alquiler, hasta que comiencen a obtener ingresos y puedan ponerse al día con el pago.

Al respecto de la acción, Silvia Ayala, delegada y empleada de la empresa, explicó que tras el cierre, “veíamos que se estaba haciendo un vaciamiento de la empresa y no podíamos producir. Tampoco fue un problema de que el país esté mal, fue una mala gestión”, manifestó.

“La empresa sobrevivió a miles de crisis, como la de 2001. Es un producto barato”, declaró la trabajadora a Radio La Patriada.

Luego de denunciar por falta de pago de los salarios a los propietarios de la firma, los trabajadores tuvieron tres audiencias en el Ministerio de Trabajo bonaerense, pero no obtuvieron respuestas.

Desde entonces, los empleados permanecen en la planta para “cuidar la fuente de trabajo”. Para sostenerse durante estos meses realizaron festivales y parrilladas e incluso recibieron donaciones de distintas agrupaciones sociales.

“Hace un mes decidimos hacer los trámites para formar la cooperativa. Justo viene la temporada de Naranjú (jugos congelados) y teníamos un poco de materia prima para arrancar y armar stock, lo que no estamos pudiendo hacer es salir a la venta porque no tenemos el permiso y el CUIT”, destacó Ayala.

Los trabajadores se reunieron en la Municipalidad de San Justo con el dueño del inmueble para solicitar entre dos o tres meses de plazo para abonar el alquiler del predio donde funciona la planta.

Por otra parte, los trabajadores también remarcaron que en estos meses sin actividad no dejaron de abonar los servicios como electricidad y agua.

En estos últimos días informaron que compraron los primeros insumos para empezar a trabajar: semillas de girasol, que se pelan, tuestan y empaquetan en el lugar.

“Compramos insumos pero todavía no podemos producir y salir a la venta, porque no tenemos los papeles que nos avalen como cooperativa. La idea es pronto ponernos a producir para tener un stock y, cuando tengamos que salir a vender, podamos hacerlo correctamente”, añadió Ayala.

La trabajadora explicó que desde que decidieron conformaron la cooperativa, reciben el apoyo del Movimiento Nacional de Empresas Recuperadas, organización que pasaron a integrar junto a otras fábricas gestionadas por sus trabajadores, informó Radio3 Cadena Patagonia.

“Nosotros estamos en un proceso de cooperativa, estamos entregando los papeles. Falta que nos del ‘okey’ la AFIP -para tener un número de CUIT- y que avancen los papeles están en el INAES (Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social) para que quede conformada”, concluyó Silvia Ayala.