Tag

presupuesto 2020

Browsing

El Ministerio de Economía a través de la Dirección General de Rentas estableció en el Presupuesto 2020 de Chubut la nueva base de costos de los principales tributos como Ingresos Brutos, Impuesto a los Sellos, Rifas y Bonos, Productos del Mar y Tasas Retributivas y Servicios. El proyecto toma una inflación del 34 por ciento, de acuerdo al Presupuesto Nacional del año que viene.

Lo dice la estimación de recursos tributarios para el ejercicio fiscal 2020 de la provincia del Chubut. Los impuestos que generan mayores ingresos a las arcas de la provincia tendrán un aumento del 22 por ciento.

El proyecto que será tratado en la sesión extraordinaria del 27 de diciembre en la Legislatura, aclara que la estimación “fue realizada bajo un criterio de prudencia en la imputación de ingresos esperados”, fundamentalmente “por la incertidumbre reinante” actualmente en el escenario económico y financiero, tanto a nivel nacional como provincial.

El incremento en Ingresos Brutos será del 22,51 por ciento y la pauta de estimación fue delineada tomando como parámetros el incremento de la actividad de los rubros y la suba del índice de Precios al Consumidor del 34% para el 2020, señala hoy El Chubut.

Los índices del incremento en el Impuesto a los Sellos es similar y será del 22,33 por ciento. La base tomada para esta suba fue el promedio de la variación correspondiente al período 2017-2019 y la estimación efectuada sin adecuación a lo establecido por el Consenso Fiscal.

El tributo contemplado en la Ley XXIV Nº 17 -valor sobre los recursos que se obtienen de productos de mar- tendrá un alza del 12 por ciento, mientras que el impuesto por Rifas y Bonos será del 10 por ciento. Por último, las tasas retributivas de servicios tendrán una suba del 16,47 por ciento.

El Presupuesto 2020 de la provincia del Chubut será de $ 121.619.049.164, casi el doble del simulado a principios de 2019 por el extitular de la cartera económica, Alejandro Garzonio, cuando proyectó un total de gastos por $ 63.000 millones, aunque por el incremento en las paritarias, que rozó en casi todos los casos en el 40% más cláusula gatillo, finalizó muy por encima de lo calculado.

Uno de los datos más rígidos del presupuesto 2020 que elaboró el área de Economía es el desequilibrio entre ingresos y gastos, que supera los 11.000 millones de pesos, transformándose en el déficit más grande que tuvo Chubut en toda su historia.

El déficit de 2017, cuando Mario Das Neves aún era gobernador, el déficit rondó en los $ 7.000 millones. Este año, si bien el balance aún no cerró, se espera que el rojo se ubique por encima de los $ 9.000 millones.

Cabe aclarar, que este resultado financiero negativo que prevé el Gobierno de Mariano Arcioni para el año que viene es el proyectado, con lo cual el déficit podría ser menor o incluso mayor, como ocurre en el mayor de los casos.

Este desbalance se produce por el nivel de ingresos y gastos que evalúa materializar el Gobierno provincial durante el 2020.

Los ingresos previstos por Antonena para el año que viene ascienden a $ 102.581.894.861, mientras que la «fuga» de fondos fue estimada en $ 113.770.987.467, arrojando un déficit de $ 11.189.092.606.

La sangría más grande se da en la Administración Central de Gobierno, en donde el Gobierno de Chubut contempla ingresos por 100.600 millones de pesos y un gasto de $ 108.100 millones, dejando un rojo de $ 7.500 millones.

En los organismos descentralizados el pasivo trepará a los $ 3.688 millones, producto de ingresos por $ 1.896 millones y egresos por $ 5.584 millones.

La coparticipación al tope de los ingresos

En el rubro ingresos, Arcioni embolsará $ 35.048 millones por Coparticipación Federal de Impuestos, transformándose en el recurso más importante para la caja provincial.

En los ingresos corrientes de origen provincial, Chubut estipula absorber 21.201 millones de pesos, principalmente a través de Ingresos Brutos e Impuesto a los Sellos.

El trinomio de ingresos para la Provincia lo completa el rubro de regalías hidrocarburíferas, que de acuerdo al precio del barril fijado y el valor del dólar para el 2020, fue estimado en $ 25.370 millones.

Por la venta de bienes y servicios de la Administración Pública, Chubut aspirará fondos por $ 322,8 millones, en tanto que por regalías hídricas, el gobernador inyectará a las arcas $ 144,8 millones.

En el ítem «Derechos», el Ministerio de Economía prevé ingresos por $ 5.402 millones y por el cobro de Tasas $ 1.406 millones.

Tres días después de las elecciones presidenciales que determinaron un cambio en la conducción del Poder Ejecutivo desde diciembre, el Congreso volverá a la actividad con discusiones en comisiones sobre distintos proyectos postergados, mientras aguarda por su tratamiento la ley de Presupuesto 2020, que será discutida en sesiones extraordinarias con la nueva conformación parlamentaria.

Este miércoles el puntapié inicial poseleccionario lo dará la Comisión Bicameral Permanente de Defensoría del Pueblo, que se reunirá al mediodía para realizar su elección de autoridades antes del recambio legislativo. Hay expectativa por la posibilidad de que se tire sobre la mesa el nombre de un candidato para ese cargo, que está vacante hace diez años.

La convocatoria fue hecha por el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, y el motivo oficial es la designación de autoridades, pero la incógnita que sobrevuela el Congreso por estas horas es por qué avanzar con ese trámite cuando falta poco para que cambie la integración de ambas Cámaras del Congreso.

Incluso trascendió en los últimos días que el propio Monzó podría ser candidato a ocupar ese cargo que está vacante desde 2009, cuando renunció Eduardo Mondino. Sin embargo, el tiempo para cumplir con los requisitos para nombrar a alguien en ese puesto es insuficiente hasta el 10 de diciembre y tampoco hay a la vista un acuerdo de los dos tercios de los legisladores de cada Cámara, mayoría necesaria para designar al defensor del pueblo.

No obstante, la Bicameral se reunirá este miércoles para elegir autoridades y conformarla con siete senadores y siete diputados nacionales, como establece su reglamento.

La próxima semana, por otra parte, volverá a discutirse en comisiones la ley de alquileres, tras el fracaso de hace dos semanas, cuando ni siquiera pudieron juntarse 12 legisladores para iniciar la sesión. «Estamos muy cerca del consenso. La semana que viene vamos a intentar nuevamente dictaminar. Es una ley difícil», dijo el diputado oficialista Daniel Lipovetzky, impulsor de la iniciativa, en declaraciones a Radio con Vos.

La ley de alquileres tuvo un sinfín de idas y vueltas pero en las últimas semanas se alcanzó, según distintas fuentes, una base mínima de consensos. Esos acuerdos incluían un plazo de contrato mínimo de alquiler de tres años, eliminar el artículo que obligue a que solo los propietarios paguen las comisiones inmobiliarias -y reemplazarlo por una disposición para que cada provincia lo legisle- y regular la actualización de los precios de las cuotas mensuales.

Otros puntos en que se había avanzado considerablemente en el debate entre las partes fue la regulación de precios a través de un ajuste que promedie inflación y salarios sin tope, tres años de plazo mínimo, y cláusulas sobre expensas, arreglos, registro de los contratos en AFIP y eliminar un artículo de honorarios a cargo del propietario, sino que se defina a nivel provincial. Las cámaras inmobiliarias, no obstante, aún expresan reparos a alguno de esos ítems.

Desde el Gobierno de Chubut ya trabajan en la elaboración del Presupuesto 2020 y «vamos a seguir apostando a la cultura, al deporte y a la educación, como lo hemos hecho siempre», sostuvo ayer el gobernador Mariano Arcioni. Y adelantó que en esas tres áreas «son los únicos presupuestos que se van a aumentar».

Por otra parte, insistió en que se sigue analizando una reforma a la Ley de Ministerios, aunque no brindó mayores precisiones. Sostuvo Arcioni que si no llegan a enviar el proyecto a Legislatura antes del 10 de diciembre, es probable que se pida una sesión especial ya con la nueva conformación legislativa, así lo indicó el chubut.

La intención con la reforma de la Ley de Ministerios, es «optimizar todos los recursos en lo que hace a los funcionarios públicos», concluyó el Gobernador.

La presidenta del Concejo Deliberante, Xenia Gabella, informó que ya fue presentado el Presupuesto General de Gastos y Recursos, respetando así los plazos estipulados por la Carta Orgánica Municipal.

El monto alcanzado es de 76.408.228,62 pesos. “Es un presupuesto austero y que ha respondido a todas las necesidades del Cuerpo, por ejemplo, al mantenimiento del edificio y la planificación, por etapas, de la construcción del nuevo Concejo”, expresó. Si bien tiene un 40 por ciento de incremento respecto al presupuesto actual, esto se debe principalmente al impacto inflacionario que se vive a nivel nacional el cual repercute en el aumento en todas las partidas.

PROGRAMAS SOCIALES

Un rasgo que caracterizó al Concejo Deliberante actual, encabezado por Xenia Gabella fue promover la participación de la ciudadanía, generar distintos eventos que apuntaron a la concientización, la difusión de derechos y el acceso a la cultura. “Este año hemos apoyado, todo el año, con la Beca del Estudiante y aspiramos que el año que viene haya un nuevo becado para facilitar, en este momento de crisis, que se pueda acceder a los estudios superiores, ya sea acá o en otra ciudad”, informó la funcionaria.

CONCEJO NUEVO

A su vez, la presidenta remarcó que se continuará con la construcción del nuevo Concejo Deliberante, ubicado en Domecq García, Mosconi y Furnillo. “Esto se dará a través de etapas, pues un edificio de tamaña envergadura es imposible encararlo de una sola vez. Por eso, para el año que viene se prevé la Sala de Sesiones que podría funcionar de manera independiente, sin el pabellón central”, expresó la viceintendenta.

NUEVAS PUBLICACIONES

En estos últimos años el Concejo Deliberante realizó dos publicaciones propuestas por la Comisión Nomencladora: “Todas las calles tienen su nombre” y “Todos los nombres hacen historia”. Así, para el 2020 está prevista la edición de un nuevo libro con el objetivo de dar a conocer, además, las nuevas arterias que van surgiendo en Madryn.

PREVISION Y ACUERDOS

Tal como lo establece la Carta Orgánica el Concejo Deliberante debe presentar y aprobar el Presupuesto para ser elevado al Departamento Ejecutivo. “Es un presupuesto que trabajamos con la viceintendenta electa Noelia Corvalán, porque nos parece importante tener en cuenta cuál es la idea que se plantea a futuro”, finalizó Gabella.

El diputado nacional y jefe de la bancada del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, destacó hoy que el Poder Ejecutivo presentó el Presupuesto para el 2020 «en tiempo», y lo consideró como un hecho favorable «en medio de tanta incertidumbre», aunque dejó claro que no puede aprobarse «hasta diciembre», cuando asuma el nuevo Presidente.

«Hay que reconocer que presentaron el Presupuesto en tiempo. Está bien en medio de tanta incertidumbre», consideró el legislador en El Destape Radio respecto a la Ley de Presupuesto presentada ayer en el Congreso por el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza.

Agregó que «en el marco de un país que está en una crisis política, social e institucional, que se presente según los tiempos me parece que está bien, pero claramente está destinado a ser debatido después del 27 de octubre, ya con el Presidente electo».

«Es imposible que la hoja de ruta de lo que va a ser el próximo gobierno sea aprobado sin el visto bueno de quien va a ser el futuro Presidente», definió el diputado.

Agregó que “el presupuesto se va a sancionar en diciembre con la nueva conformación de las cámaras”.

En el mismo sentido, Rossi agregó que «Lacunza no hizo ninguna referencia sobre la idea que tenían de mandar al Congreso el reperfilamiento de la deuda bajo ley nacional» y advirtió que no cree que haya mucha “actividad parlamentaria de acá al 27 de octubre” en cuanto a la sanción de leyes, así lo reseña Diario Jornada.

El Gobierno presentó en el Congreso el proyecto de ley de Presupuesto 2020, que será tratado después de las elecciones presidenciales de octubre.

Los puntos centrales de la ley de leyes que defendió Hernán Lacunza incluyen una política fiscal que buscará el superávit, una baja de la inflación, un dólar a $67 en promedio a lo largo del año y una recuperación de la actividad económica, entre otros aspectos.

*El Presupuesto 2020 incluye una camino que llevaría a las cuentas del Estado a contar con un superávit equivalente al 1% del Producto Bruto. Esto significa que deberá ajustar distintos rubros del gasto para poder mejorar el resultado fiscal desde el 0,5% de déficit que, estima el Gobierno, quedaría a fin de 2019.

Hacienda detalló que los recortes estarán repartidas en cinco áreas. La principal es la de subsidios económicos, tanto a las tarifas de energía como al transporte púbico.

Otros ítems que tendrán una poda serán gastos de capital (vivienda, agua potable, educación), una menor cantidad de transferencias directas a las provincias, erogaciones operativas del Estado y algunos programas sociales, como las Becas Progresar y Argentina Trabaja.

*El proyecto de ley prevé que el año próximo la actividad comenzará un sendero de recuperación. Este año finalizaría, según los cálculos de Hacienda, con una contracción del PBI de 2,6%, mientras que 2020 vería un repunte de 1%.

«Prevemos un escenario macroeconómico donde, una vez superada la incertidumbre electoral y despejadas las dudas sobre la sustentabilidad de la deuda, se podrá retomar el sendero de crecimiento moderado a partir del primer trimestre de 2020», comentó Lacunza durante su presentación.

*La estimación que hace el Presupuesto 2020 es que la inflación terminará este año en 52,8% anual y que el año próximo la desaceleración sea inferior a los veinte puntos porcentuales, por lo que terminaría en torno de 34%.

De acuerdo a la proyección oficial, la inflación de septiembre será más alta que la de agosto, que fue de 4%. Desde ese momento y hasta fin de año, el Ministerio de Hacienda espera una caída paulatina en el ritmo inflacionario que lo lleve incluso a un porcentaje mensual inferior al 3%.

*El Presupuesto establece un dólar a 67 pesos como valor promedio de los doce meses de 2020. Hacia fines del año próximo la expectativa es de una divisa más cercana a los $75. Lacunza consideró que la estabilidad cambiaria es posible el año que viene: «No hay espacio ni necesidad para tener un tipo de cambio más alto, una vez superada la incertidumbre electoral, si también resolvemos el problema de liquidez de la deuda».

*Hacienda considera que las exportaciones serán el fundamento del repunte económico del año próximo. Según el Presupuesto, las ventas al exterior avanzarían a ritmo de 8,4% si se mide por cantidades.

El jefe del Palacio de Hacienda afirmó que las expectativas de crecimiento en 2020 están explicadas «con las exportaciones como motor más dinámico de la demanda agregada, con las cantidades exportadas orillando su máximo histórico, con previsiones de una buena siembra cosecha, la maduración de algunas inversiones, como Vaca Muerta, y la tracción de Brasil como destino principal de nuestras manufacturas industriales».

*El reperfilamiento de los pasivos del Estado puso en el centro de la escena la sostenibilidad de la deuda pública. Hacienda decidió extender unilateralmente los plazos de pago de los bonos y letras de corto plazo en pesos y en dólares. Y actualmente sostiene negociaciones para realizar lo mismo con los bonos en dólares emitidos bajo ley extranjera, algo que conversa con bancos internacionales. Además, prevé enviar al Congreso un proyecto para sumar a la reestructuración a los títulos regidos con la legislación argentina.

*El Poder Ejecutivo cuenta con un factor que ayudará a alcanzar el superávit primario en 2020. Además de los recortes de distintas áreas del gasto público, Hacienda proyecta un aumento en términos reales de la recaudación de impuestos.

En ese sentido, el mensaje que acompañó al Presupuesto presentado por el Gobierno estimó que una mayor actividad agropecuaria (que se reflejará además en las exportaciones) tendrá como consecuencia mayores ingresos al fisco.

*La demanda privada retrocederá este año un 5%, estima el Gobierno. Y si bien en 2020 se espera un repunte, sería de apenas un 1,4%, por lo que no llegaría a compensar la caída de 2019. Lacunza consideró que el consumo mejorará «parsimoniosamente desde niveles muy deprimidos».

«La reducción de la incertidumbre financiera y cambiaria, así como la recomposición de la masa salarial de la mano del empleo y la reapertura de paritarias serían los principales motores del consumo privado», así lo reseña Diario26.

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, defendió este lunes en comisión ante diputados de la oposición el proyecto de ley del Presupuesto 2020, que contempla un dólar promedio de $67, inflación del 34% y crecimiento del 1% sobre el PBI.

En ese marco y al evaluar el Gobierno de Mauricio Macri, sostuvo que el «gradualismo» en el ajuste «debió ser financiado con emisión de deuda».

«Para trazar una reflexión sobre estos cuatro años, en primer lugar, si medimos por las variables convencionales empleo e inflación, los resultados han sido inferiores a los esperados», admitió el funcionario en su exposición.

«No voy a entrar en juicio de valor sobre la herencia, pero sí mencionar que en los anteriores cuatro años había alta inflación, pero no generación de empleo. También un agudo desequilibro fiscal y desequilibrio comercial latente con restricciones», añadió.

«Empezamos con un ‘triángulo de las bermudas’: atraso cambiario, tarifas rezagadas y alta inflación. En el primer año fue muy difícil subir las tarifas y el tipo de cambio y a la vez crecer. El gradualismo quizás no haya sido una elección sino una imposición de la realidad. El gradualismo fue financiado con deuda en el mercado externo».

«La deuda es la suma de los déficits a lo largo de los años. La deuda subió 12% por el reconocimiento de los holdouts. Primero emitimos deuda para financiar el déficit y ahora emitimos para renovar deuda. El corte del crédito voluntario nos llevó a acordar con el FMI un préstamo del tipo stand-by», describió el ministro sobre el espiral de crecimiento de la deuda de la Argentina, así lo informó Diario 26.

«La deuda actual es del 85% sobre el PBI, pero el 35% está en manos del sector público. No tenemos un problema de solvencia sino de liquidez motivado por la incertidumbre electoral», precisó.

«Estimamos un tipo de cambio de $67 promedio y de $75 en diciembre del próximo año. No hay espacio ni necesidad para tener un tipo de cambio más alto, una vez superada la incertidumbre electoral, si también resolvemos el problema de liquidez de la deuda», sentenció.

El ministro de Hacienda presentará su plan en el Congreso para obtener la aprobación de ambas cámaras. Se prevé una caída del 2,6% del PBI para este año. Hernán Lacunza, presentará un proyecto de Ley de Presupuesto para 2020 en el se contemplará un crecimiento del 1% y una inflación que rondará el 34% en promedio.

Desde el Palacio de Hacienda informaron que el año 2019 terminará con una caída en torno a 2,6% del Producto Bruto Interno (PBI), lo que dejará «un efecto de arrastre negativo» de 1% para el año próximo. El proyecto de Lacunza será presentado en el Congreso, donde ambas cámaras deberán dar su aprobación antes de poder implementarlo.

Lacunza no incluyó en el texto la reprogramación de la deuda con el Fondo Monetario. Desde el Palacio de Hacienda informaron que el año 2019 terminará con una caída en torno a 2,6% del Producto Bruto Interno (PBI), lo que dejará «un efecto de arrastre negativo» de 1% para el año próximo.

El proyecto de Lacunza será presentado en el Congreso, donde ambas cámaras deberán dar su aprobación antes de poder implementarlo, Telefe Noticias.

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, presentará el próximo lunes, al mediodía, el proyecto de Ley de Presupuesto para 2020, que contempla un crecimiento del PBI de 1% y una inflación en torno a 34% en promedio, sin la reprogramación de la deuda que requiere también la aprobación del Congreso, informaron hoy fuentes del Palacio de Hacienda.

Por otro lado informaron que el Proyecto de Ley de Presupuesto ingresará por la Cámara de Diputados, y que ese mismo día será presentado por Lacunza.

Agregaron que se prevé que este año termine con una inflación cercana al 53% y una caída en torno a 2,6% del Producto Bruto Interno (PBI), lo que dejará “un efecto de arrastre negativo” de 1% para el año próximo, así lo reseña Télam.